40.000 millones de euros y de unicornios de ahorro reformando la Administración

El Consejo de Ministros del pasado viernes anunció la buena nueva: un plan de reforma de las Administraciones Públicas que nos va a permitir ahorrar nada menos que 37.700 millones de euros de aquí a 2015 a base de racionalizar y hacer lo mismo que hasta ahora, por lo visto, pero mejor. ¡Mucho mejor en realidad, porque 37.700 millones de euros no se logran así como así todos los días!

Como las modernas comunicaciones permiten lo que permiten, y ni siquiera el Gobierno del Reino de España puede permitirse anunciar una reforma de tal calado supuesto sin avanzar un papel o un mínimo cálculo al respecto, pues tenemos en Internet a golpe de click el resumen del informe (no es el Informe entero porque esto son doscientas paginillas de nada y el Gobierno ha fardado de que el informe completo tiene más de 2.000, en plan estudiante de esos que confía en ser evaluado a peso, aunque para ello tenga que copiar y pegar todo lo que se le ponga por delante e ir metiéndolo todo junto, en plan batiburrillo, en un dossier que esté bien encuadernado para que quede mono). Cualquier persona que se detenga mínimamente en analizar estas páginas colgadas verá que no hay un solo cálculo económico digno de ese nombre que justifique o explique esos supuestos ahorros.

Al menos, eso sí, podemos contar con los cálculos de la Vicepresidenta del Gobierno, que en este vídeo (bastante bochornoso) intenta, balbuceante ella, resultar creíble. La cosa resulta bastante poco creíble, por mucho que la Vicepresidenta afirmara en la rueda de prensa (lo vi en TVE, pero no he logrado encontrar vídeo del momentazo) que esos números venían de «los técnicos del Ministerio… y los técnicos del Ministerio no se equivocan casi nunca» con una medio sonrisilla de superioridad mal contenida. O bueno, a lo mejor era una sonrisa de vergüenza ajena recordando lo que esos técnicos que no se equivocan casi nunca han estado contando a los ciudadanos sobre el mercado inmobiliario que era sano y robusto o la mejor banca y el sistema financiero más sólido del mundo.

La verdad es que con esta presentación (ni un solo número y una rueda de prensa donde preguntada por este tema la responsable del engendro balbucea una justificación sobre la corrección de la cifra que en última instancia acaba anclando en el argumento de autoridad y poco más, respaldada por los técnicos de un Ministerio que «no se equivocan casi nunca») no sé si tiene mucha justificación que uno se ponga a analizar mínimamente la reforma. Pero como esto es España y si te pones tiquismiquis en ese plan probablemente nunca te mirarías nada, pues haces de tripas corazón y te pones a ello.

La segunda sorpresa es que no se sabe quién ha hecho el informe. No sé si por modestia o por no querer pasar a la historia como colaboradores en semejante bodrio, los funcionarios y expertos consultados (porque el Gobierno sí ha explicado que esto lo han hecho con expertos internos y externos de todo pelaje, incluyendo ciertas explicaciones abstractas sobre su procedencia, aunque sin dar nombres, cosa sorprendente) no aparecen identificados. De hecho, así ha venido siendo en la propia web de la Comisión encargada de la cosa, donde tampoco se decía quién formaba parte de la Comisión. Todo muy edificante. Ni siquiera buscando en el BOE los hipotéticos nombramientos, no sea que hayan sido publicados, llega uno a encontrar nada. A lo mejor es que yo no sé a qué se debe esta opacidad. Quizás es que yo no he sabido buscar bien. Pero es llamativo que ni siquiera el informe en cuestión venga firmado y con sus diferentes colaboradores debidamente identificados.

Así pues, tenemos un proyecto de reforma de la Administración que da cifras de ahorro económico que, la verdad, parecen inventadas y sin aportar un cálculo medio decente que las explique y, además, un proyecto aparentemente realizado por técnicos expertos que «no se equivocan casi nunca» pero que no tienen demasiadas ganas de ser identificados. Vamos bien.

Si uno se mete a mirar el contenido, además, la cosa es ya para echarse las manos a la cabeza. El supuesto plan ambiciosísimo de reforma administrativa en España consiste, básicamente, en:

– Fardar de la reducción de empleo público ya acometida y de las normas que van a seguir impidiendo la reposición de funcionarios públicos (esto tiene de «reforma administrativa» ambiciosa y de paradigma de «nueva administración» lo que un empresario español de la CEOE de compromiso social con los más humildes y además está inventado hace mucho tiempo, meter la tijera con el personal no es ni novedoso ni moderno ni imaginativo… aunque eso sí, es la única medida que se aproxima a suponer algo de ahorro a las arcas públicas, a la vista de lo que vendrá después).

– Indicar la lista de normas aprobadas por el legislador en la última década en materia de Administraciones públicas, ya sea la ley de administración electrónica, ya la de contratos, ya la introducción de la directiva de servicios… y considerar que todas esas reformas ya realizadas son el reflejo de ese plan de reformas y de cambio estructural avanzado la semana pasada, para además decir que todas esas medidas, no sólo son un producto avant la lettre del mega plan de la Vicepresidenta sino que además están produciendo un ahorro económico tremendo ¡y más que van a producir en adelante! (el sonrojo en este momento es máximo, además de que a uno se le queda la impresión de que el Gobierno actual es muy maleducado… ¡debería haber dejado a ZP participar en la rueda de prensa para presentar todas estas mejoras de futuro que son en gran parte medidas adoptadas en el pasado por el anterior Gobierno!).

– Contener un repaso por materias y por órganos de la Administración central del Estado para explicar lo bien y eficientemente que hacen las cosas y significarnos a todos la conveniencia, más o menos con buenas maneras, de que las Comunidades Autónomas vayan cerrando chiringuitos para que los Estatales pueda sobrevivir, justificar sus actuales dimensiones y, si es el caso, aumentarlas. A estas alturas de la película que alguien plantee que el vetusto Consejo de Estado (que probablemente estaría mejor camino de su eliminación, puestos a ahorrar) no ya deba sino que pueda asumir la carga de trabajo burocrático de los más modestos consejos consultivos autonómicos ya no despierta ninguna sensación de pavor ante la amenaza de la recentralización sino que, simplemente, mueve al cachondeo. O eso de eliminar los Ombusdmen autonómicos para que lo haga todo el Defensor del Pueblo… con sus nuevos delegados territoriales. Y así todo el informe. Bueno, todo no. Tiene joyas como explicar que el servicio exterior de España es muy eficiente y barato y que lo fastidian las agencias comerciales de las CC.AA., que están abiertas por ahí sólo por ganas de fastidiar, por lo visto. O cosas deliciosas como que cuando analizan el INAP y su potencialidad metan ahí los supuestos problemas que generan las autoridades autonómicas de certificación electrónica (yo esto creo que es directamente una errata copiando y pegando párrafos, porque no me imagino qué puede tener que ver el INAP con eso, o a lo mejor es que quien ha hecho el informe no sabe exactamente qué es eso de la certificación electrónica y piensa que es algo relacionado con el trámite de legajos u otros documentos entre Administraciones públicas… a saber).

– Para rematar la faena, una parte muy importante del informe (o bueno, del resumen del informe) se dedica a explicar que se van a cambiar órganos, a integrar en otros, a dotarles de nueva forma jurídica y esas cosas… lo que por lo visto es esencial y también va a generar mucho ahorro. Que vamos, que la supresión del organismo autónomo «Cría Caballar de las Fuerzas Armadas» seguro que supone un gran ahorro… si dejan de criar caballos, pero por el hecho de integrar esta función y los medios que se emplean para acometerla en otra estructura el ahorro de los 37.700 millones de euros a mí no me salen. Máxime cuando ni siquiera un informe como este dice que haya de desaparecer una cosa llamada «Obra Pía de los Santos Lugares» que yo no he tenido los santos cojones de atreverme a buscar en Google para saber que es porque, directamente, que algo así sea financiado por todos nosotros me da miedo (y que el Informe lo vea normal y sólo propugne un cambio de forma jurídica a ese engendro, sea el que sea, me permite establecer de qué va la cosa con mucha facilidad).

En definitiva, que a mí esto me parece que no merece mucho análisis más, al menos global. A estas alturas parece ciertamente complicado que nadie se trague la supuesta reforma revolucionaria como algo real y tangible. Tampoco es posible tomarse en serio los números, más allá de constatar que sí, que si reducimos el número de funcionarios y otro personal al servicio de la Administración pública pues algo ahorraremos. De momento, nada más. Habrá que esperar a que un día, si eso, el Gobierno decida presentar algo que parezca una reforma mínimamente creíble con cara y ojos. Mientras tanto todo estos papelajos presentados, en un bonito formato, y hablando de organismos a veces absurdos, a mí me recuerda a esto:



17 comentarios en 40.000 millones de euros y de unicornios de ahorro reformando la Administración
  1. 1

    Ah, si dedicaras más tiempo a leer mierda totxa de la que hay en la red sabrías quién es el responsable de todo ésto:

    http://blogs.elconfidencial.com/economia/valor-anadido/2013/06/24/un-solo-hombre-es-quien-reforma-espana-en-secreto-8592

    ¡Jaime Pérez Renovales! Un tipo de confianza, coincide en misa con el autor del artículo.

    Saludines

    Comentario escrito por Teodoredo — 24 de junio de 2013 a las 6:45 pm

  2. 2

    Teodoredo, muchas gracias por ese enlace, que es caviar puro. Que si la misa del domingo en Aravaca, que si eso de los funcionarios transcribiendo a máquina y copiando con multicopista las medidas de ajuste que les bajaban el sueldo pero haciéndolo por amor a la Patria y, sobre todo, eso de que este hombre quiere dirigir al país entre misa, comunión y generosas retribuciones de la empresa privada por sus contactos en la Asministración hacia una reforma que lo haga mejor y todo eso…

    Pero lo mejor de todo, más allá de lo ridículo que es que el tipo pueda estar orgulloso de lo que ha presentado, es que se ponga a reformar y renovar la Asministración española un señor de apellido Renovales. ¡Si parece un apodo!

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 24 de junio de 2013 a las 8:19 pm

  3. 3

    […] 40.000 millones de euros y de unicornios de ahorro de aquí a 2015 reformando la Administración […]

    Pingback escrito por 40.000 millones de euros y de unicornios de ahorro de aquí a 2015 reformando la Administración — 24 de junio de 2013 a las 8:10 pm

  4. 4

    El apellido está mu currao, sí.

    Comentario escrito por Teodoredo — 24 de junio de 2013 a las 9:11 pm

  5. 5

    No es más que la versión de todo por el pueblo, para el pueblo pero sin el pueblo – salvo para poner la pasta- actualizada al siglo XX.
    Que un único fulano se plantee salvar y racionalizar toda – pero toda- la Administración de un Estado que gobierna a 45 millones de personas, organizadas en diecisiete entes distintos con varios climas y culturas diferentes y lo ¿racionalice? en 2000 páginas es de traca. Que otro – analista financiero de élite, se supone- se lo crea y escriba un articulo laudatorio sobre ello solo demuestra que la desconexión de la vida real, de como funcionan las relaciones humanas, en resumén,de vive la sociedad real y todo el voluntarismo mágico en el que se mueven.
    Pero eso voluntarismo, cuando viene respaldado por el BOE, se manifiesta en medidas muy reales, y como todos los despotismos que ha habido y habrá, se mantendrán contra viento y marea. No importa el resultado para los de abajo, ellos seguiran arriba, esperando el momento de volver a usar su poder

    Comentario escrito por galaico67 — 24 de junio de 2013 a las 9:28 pm

  6. 6

    … de Jerusalén

    http://es.wikipedia.org/wiki/Obra_P%C3%ADa_de_los_Santos_Lugares_de_Jerusal%C3%A9n

    Comentario escrito por Gabriel Doménech — 24 de junio de 2013 a las 9:36 pm

  7. 7

    No, si está claro que no había que buscarlo en Google, que luego pasan estas cosas, te medio enteras de lo que hay ahí y se confirman las peores sospechas que uno pueda albergar.

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 25 de junio de 2013 a las 5:27 am

  8. 8

    Un franciscano versado en asuntos de Tierra Santa

    Comentario escrito por Julio — 25 de junio de 2013 a las 8:03 am

  9. 9

    Esto… ¿donde esta la supuesta reforma? Digo, creo haber entendido que el plan consiste en dos partes:

    – Tomar a toro pasado los ahorros ya hechos y decir con son parte de este plan. Cojonudo. Se han (ha?) ahorrado el tener que pensarlos

    – Tomar lo que existe, cambiarle el nombre y ponerlo como parte del gobierno central. Asi, porque yo lo valgo.

    La segunda es una reforma ultraimportantísma. En el sentido de que como si no faltasen razones para la gresca ahora buscamos otra. La primera es … marca España en estado puro.

    Comentario escrito por Latro — 25 de junio de 2013 a las 2:29 pm

  10. 10

    #3
    Y la joya de la corona:
    «el español protesta pero cuando se le da oportunidad de participar en la tramitación normativa directamente, pasa. Es verdad que ni un servidor era consciente de la apertura de un buzón de sugerencias sobre esta reforma en las distintas webs ministeriales –de nuevo la comunicación de una idea buena brillando por su ausencia-, pero el hecho de que en una materia de esta transcendencia apenas se hayan recibido 2.000 sugerencias, 900 de trabas burocráticas y 1.350 de duplicidades, en tres meses dice muy poco de la corresponsabilidad ciudadana[…]»
    Hay que joderse. Es que tampoco arrimamos el hombro para ayudar a racionalizar la administración. Hemos ignorado las webs ministeriales por encima de nuestras posibilidades y ahora tenemos que pagar por ello.
    Y Renovales debería ser el personaje de Forges que encarnara a un subsecretario ministerial.
    ¡Qué país (/estado/nación… que el pp tache lo que no proceda, que no quiero que Maluenda suelte más espumarajos)!
    (Aunque lo de ver cómo recolocan al venerable ombudsman valenciano, el señor Cholbi -alias mitja-màniga en su pueblo de origen-, por los servicios prestados -a sí mismo- me haría gracia).

    Comentario escrito por ieau — 25 de junio de 2013 a las 3:14 pm

  11. 11

    Lo del penúltimo párrafo: «Un trabajador incansable que se lleva, tras muchos meses de sufrimiento innecesario, una primera dosis de efímera satisfacción.» ¿Significa que el señor este lleva cilicio o que para ese viaje no hacen falta alforjas?

    Comentario escrito por gus — 25 de junio de 2013 a las 4:34 pm

  12. 12

    -¿Quienes?
    – Nuestros expertos

    – Who?
    – Top men

    http://www.youtube.com/watch?v=lSJLGAtFyL4

    Comentario escrito por Garganta Profunda — 26 de junio de 2013 a las 5:46 am

  13. 13

    Pero lo mejor es el truco final; para que salga la cifra magica de los 40 mil millones, los tios van y suman el ahorro de los proximos x años, es decir, realmente el ahorro anual son esos 40 mil millones divididos entre esa x, que ahora mismo no se cual es. O sea que intentan aparentar un recorte de 40 mil millones en los presupuestos del año que viene, como si ese recorte fuese a afectar todo el al deficit del proximo año, cuando no es verdad.

    Comentario escrito por PETER — 26 de junio de 2013 a las 9:44 pm

  14. 14

    No sé de qué os sorprendéis e indignáis. Miles de Administraciones Públicas en España utilizan desde el origen de los tiempos la misma inventiva atrevida a la hora de hacer Presupuestos, Planes económico-financieros… etc, etc.

    Comentario escrito por josé luis — 27 de junio de 2013 a las 7:24 am

  15. 15

    ¡Enhorabuena!. Alguien tenía que decirlo. Empiezo a estar cansado de arbitristas que pretenden salvar España mientras ven una corrida de toros o firman un dictamen sobre algun proyecto de ley al que acompañara una buena minuta.
    En efecto, la «super» reforma de la Administración es un bluff. López Rodo debe estar revolviendose en su tumba pensando en que a cualquier cosa lo llaman reforma.
    Para empezar mientras descargan las siete plagas de Egipto sobre los órganos autonómicos, ellos de momento han creado una oficina para la reforma con rango de subsecretaria.
    La realidad es más de lo mismo.El «poco» dinero que haya es para «los de siempre», ya saben ciertos apellidos o ciertos cuerpos estatales que no tienen ningun apuro en calificarse de lobbistas. De ahí el que quieran suprimir organos autonómicos y que los estatales asuman (previo pago de su coste) la función. Lo que es el tradicional refran: «P… y pagar la cama».
    Naturalmente, con la función va el control, cualquiera que este un poco en la «realidad administrativa» más alla de ficciones válidas para los alumnos de grado, sabe que los tribunales económico administrativos, por ejemplo, tienen una vara de medir en los tributos estatales y otra para los cedidos. Eso es lo que más apetece: «CONTROLAR», el supuesto ahorro es una mera cobertura.
    He dicho dos veces función porque hay gente que repite el karma «una competencia una administración» pero luego confunde función y competencia.
    No creo que el error sea casual sino que es plenamente intencionado.
    El artículo 2 de la Constitucion recoge la autonomia de las nacionalidades y regiones. Si se implanta manu presupuesti esta reforma estaremos ante una mutación constitucional tal que Artur Mas sera en realidad un defensor de «la Espanya gran».
    Saludos, Andres!.

    Comentario escrito por Macanaz — 04 de julio de 2013 a las 6:40 pm

  16. 16

    […] además, juzga muy negativamente (en lo que es una idea que el Gobierno actual ha asumido y que aparece por ejemplo en la peculiar propuesta de reforma administrativa que tiene que ahorrar 40.000 m… que se presentó no hace mucho), a los órganos autonómico como los equivalentes de defensores del […]

    Pingback escrito por Centralismo vs. federalismo en la España de las autonomías (I): Tomás-Ramón Fernández y los 17 "estaditos" | Blog jurídico | No se trata de hacer leer — 08 de julio de 2013 a las 8:26 pm

  17. 17

    […] vienen a ser más de lo mismo se ve obligada a hacer fuegos de artificio verbales, como lo de los famosos 40.000 millones de euros del otro día, para tratar de tapar la triste realidad de la pobre acción reformadora del […]

    Pingback escrito por Sectores regulados en España: hoy, la reforma eléctrica | Blog jurídico | No se trata de hacer leer — 14 de julio de 2013 a las 12:22 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.

No se trata de hacer leer | RSS 2.0 | Atom | Gestionado con WordPress | Generado en 0,835 segundos
En La Red desde septiembre de 2006