Financiación y cupos, esbozo de una propuesta

Comienza, de nuevo, la negociación entre la Administración del Estado y la vasca a cuenta de la cuantía del cupo. Ayer daba cuenta en ABC del problema Mikel Buesa (en un artículo que, según acabo de comprobar, no está disponible en la versión on-line del diario) y, con unas cifras que no explicaba de dónde provenían, abundaba en la sospecha, generalizada, de que el sistema del que disfrutan País Vasco (y, recordemos, también Navarra) supone que estas regiones aportan menos a la caja común de lo que tocaría. No es ya que, dado que son dos de las regiones más ricas de España, no contribuyan al desarrollo de las menos favorecidas por medio de transferencias de recursos. Es que, sencillamente, ni siquiera llegan a realizar el mismo esfuerzo que hacen el resto de regiones españolas. Ni siquiera lo estarían haciendo si de lo que se tratara fuera de contribuir “a tanto por uno”, olvidando cualquier cuestión relativa a la cohesión territorial. Ésa es la sospecha tradicional, que pone sobre la mesa la grave cuestión de cómo (de mal) tenemos montado en España el asunto de la distribución de los dineros.

Continúa leyendo Financiación y cupos, esbozo de una propuesta…



Perder el tiempo

Una de las cosas más desagradables que le pueden caer a uno en suerte es que le obliguen a perder miserablemente el tiempo. Todos lo perdemos en esta vida, a veces. Unos más, otros menos. Es siempre molesto tener la sensación de que uno lo está haciendo. Pero, sobre todo, es horrible cuando te obligan a hacerlo. En mi trabajo, en la Universitat de València, me pasa a menudo. Con el fin de justificar el inmobilismo, la impresentabilidad de algunos y las pocas ganas de afectar a ciertos señoríos consolidados en beneficio de los señores feudales de turno y sus amiguetes, toda una estructura burocrática está destinada cubrir con reuniones, comités y hojarasca vacía parte de la realidad. A veces te obligan a fomar parte de estas cosas, lo cual es francamente molesto, porque te enfadas con todo el mundo a poco que tengas un mínimo de sentido de la responsabilidad y de la ética pública, no sirve de nada y todo se reduce, como decía, a perder miserablemente el tiempo.

Continúa leyendo Perder el tiempo…



No se trata de hacer leer | RSS 2.0 | Atom | Gestionado con WordPress | Generado en 1,344 segundos
En La Red desde septiembre de 2006