Què tenim?

El Lunes se celebró la gala anual del cine catalán. Descripción: una reproducción a escala 1:1 de los saraos que montan Sinde y los análogos del Reino de España. Baste decir que hace dos años se llevó el premio gordo un cuento norkoreano sobre el papel del Borbón el 23-F que, en fin, no llegará nunca a salir en Der Spiegel.

Durante el transcurso de la interminable gala, los únicos momentos que merecieron la pena fueron las críticas de varios premiados a las instituciones presentes, además de una canción que incluía llenapistas como Millet, Urdangarin o Alavedra.

Cultura comprometida (versión subjetiva)

La cosa, snif, no le gustó “nada, nada, nada” al Conseller del ramo, el exmilitante del PSC Ferran Mascarell, que viene a ser al reparto de prebendas a engendros sin el menor atisbo de calidad (perdón, a la gestión cultural tal y como se entiende dicho término en la Cultura de la Transición, o CT) lo que Messi al balompié. Literalmente, el buen señor se quejó porque a) en la gala no tuvo derecho de réplica, b) hablar de la corrupción e incompetencia de nuestras elites políticas y económicas “no es bueno para la autoestima del país” y c) es injusto que se hable de los corruptos en lugar de hablar de los honrados . Y, ya lanzado en plan cacique, d) advirtió a los del ramo de que, glups, no se podían quejar porque en otros sitios ha habido más recortes.

En resumen, que muy mal. Fatal. No sé que pasará en el futuro, pero si yo estuviera en el pellejo del sector sería sensible a las críticas, perdón, a los ejercicio de libertad de expresión del caudillo de la Conselleria, y echaría un vistazo a la realidad del arte norkoreano. Allí también tendrán buenas y provechosas ideas sobre la conveniencia de que la cultura se ocupe de loar a los cargos públicos del estado, infundir autoestima a la población -no serrrrr prrrrrrrrropaganda- y ser obedientes con los que reparten las propinillas a las vanguardias intelectuales del pueblo.

Bonus Track: Sin generalizar, por supuesto, del mismo autor que hace más de un año avisó del desmantelamiento de la televisión pública catalana para darle gloria al Conde de Godó.

8 Comentarios en “Què tenim?”

  1. Hombre, las críticas al chaquetero de Mascarell, persona que moralmente está a la altura de un Millet, quedarían algo más creíbles en otro contexto. Digo yo que la gala casposa esa difícilmente podría celebrarse sin los fondos que aporta la consellería, y buena parte del entramado “creativo” catalán subsiste gracias a las subevenciones de diversa índole.

    No sé, eso de morder a la mano que te da de comer, no queda demasiado bien.

  2. Lluís,

    Pues eso no lo sabía yo, creía que esa gala, exactamente igual que el sueldo del conseller, la pagamos los contribuyentes, pero si dices que es el Conseller el que generosamente da de comer al ramo de su propio bolsillo desde luego tiene todo el derecho a exigir que hagan propaganda barata y se abstengan de criticar el prodigioso país que tenemos…

  3. No, Popota, ya sé que el dinero lo ponemos nosotros, pero es el Conseller el que decide si les da de comer a ellos o a otro.

    Lo digo porque es de bien nacido ser agradecido. No pido que se callen o hagan de bufones de la corte, eso la mayoría ya lo hacen.

    No te equivoques, esa gente de la “cultura” y el “arte” lo único que critican es que no les den lo suyo. No pierdo demasiado tiempo con ellos, no lo merecen, y su “arte” creo que tampoco.

    Además, si mal no recuerdo, el departamento de cultura no sufre un tijeretazo demasiado gordo este año (porcentualmente), y según decía el chaquetero, van a ahorrar en infraestructura interna e incluso van a incrementar un pelín las aportaciones al sector, o sea, a los paniaguados. Claro que los que hacen ruído igual son los que tienen carnet del Tripartit, los que lo tienen de CiU, en cambio, están ocupados mirando folletos de agencias de viaje.

  4. Lluís,

    Se llama democracia, tienes derecho a defender tus derechos y tu puesto de trabajo. Evidentemente, el ramo del cine defiende sus intereses, exactamente igual que el Conseller, y ambos lo hacen con nuestro dinero.
    Por eso, cuando les pides a los del cine que cierren el pico ante el Conseller por agradecimiento, les pides a todos los partidos endeudados que sean agradecidos con los bancos que les fían. Yo a eso lo llamo corrupción.

    Saludos,

  5. A tomar por culo todas las subvenciones en este pais. Préstamos blandos como mucho y a correr. ¿Que es eso de subvencionarlo todo? El dinero debería estar para cosas mas serias, y no para subvencionar películas (e.g.) que no va a ver ni dios, de lo malas que son.

  6. Lupo, un préstamo blando es una subvención de los intereses a pagar y de las condiciones de concesión… si se las dan a unos, pues también me apunto yo para financiar mi kiosko de pipas…

  7. Popota,

    Si, se llama democracia, pero yo, básicamente, estaba hablando de “decencia” o “credibilidad”, conceptos que están peor en este país que la democracia, y mira que es decir…

    Lo digo porque yo, si estoy comiendo de lo que me da “dedocráticamente” el Conseller de turno, tendría la decencia de estar callado, porque creíble, no lo es demasiado.

  8. Lluís,

    Lo que tú llamas “decencia” se llama “servilismo. Vamos, que es como si yo, que pongo a disposición este espacio con la ayuda de los jefes elepederos, dijera que lo decente es que el personal me dé la razón porque el scattergories es mío.
    La realidad: lo que vale es el contenido, lo que incluye las críticas.
    Saludos,