La Paella RusaTota empastrà

Economía

Sanitat Valensiana (VII): F.A.D.S.P. … ¡en toda la boca!

Nuestro tradicional axioma será un sentido homenaje (en forma de cita) al recientemente fallecido Dr. Adolfo Benages, jefe del servicio de Medicina Digestiva del Hospital Clínico de Valencia, excelente profesional de nuestra Sistema Nacional de Salud y encima una gran persona. Puede que no tenga mucho o nada que ver con el asunto que trataremos posteriormente, pero dado el actual clima de recortes, repagos, privatizaciones y demás experimentos económicos pergeñados por la Consellería de Sanitat que, aún saltándose a la torera las leyes vigentes, buscan implantarse desesperadamente, siempre es de agradecer saber que todavía hay profesionales sanitarios capaces de admitir y reconocer “dónde” está uno de los problemas más importantes a solucionar.

“El gasto en Sanidad está en el bolígrafo del médico, pero nadie pone coto.”
Adolfo Benages. Diario Levante – EMV (26 Agosto 2012).

Al turrón. Durante este mes de septiembre hemos asistido a la ya tradicional publicación del “Informe sobre los Servicios Sanitarios de las CCAA” que difunde anualmente la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública (FADSP) y donde como pueden ir haciéndose a la idea, la Comunitat Valensiana no sale muy bien parada que digamos. De hecho somos los últimos. En realidad, hemos sido los últimos en cada informe desde 2004 (si exceptuamos el premio compartido en 2006 con la comunidad de Murcia). Y curiosamente llevan haciendo informes desde 2004. Vamos, o que lo hacemos rematadamente mal o es que nos tienen ojeriza. Señor Conseller, si me está leyendo, haga el favor de llevarse a los del FADSP e invitarlos a un arrocito en El Palmar a ver si así el año que viene salimos del pozo.

Por lo pronto les dejo con el ranking general y luego les pormenorizo acerca del informe de marras y su confección. Así a bote pronto se harán una idea porque las autoridades sanitarias de Valencia y Madrid rápidamente desacreditaron en los medios la validez del mismo tildándolo de inexacto, irreal y “precocinado” poco menos.

RANKING GENERAL 2012 INFORME FADSP (entre paréntesis puntos obtenidos)
1. Navarra (38)
2. País Vasco (37)
3. Asturias (36)
4. Aragón (35)
5. Castilla-León (33)
6. Extremadura (31)
7. La Rioja (27)
8. Andalucía (26)
9. Cantabria (26)
10. Castilla-LM (25)
11. Cataluña (24)
12. Galicia (24)
13. Canarias (24)
14. Baleares (23)
15. Murcia (22)
16. Madrid (21)
17. Valencia (19) a por ellos, oeee…!

En origen la idea del FADSP de realizar un informe comparativo acerca de los diferentes Servicios Sanitarios dentro del estado español es muy buena, por no decir recomendable y poco menos que necesaria. Como ellos mismos apuntan, puesto que hace 11 años que finalizaron las transferencias sanitarias a las CC.AA. con un modelo de financiación establecido (reformado en 2009, by the way) mediante el cual son las propias CC.AA. las que deciden el presupuesto que destinan a Sanidad de entre el total que reciben para el conjunto de las transferencias recibidas y dado que el desarrollo legislativo así como las tendencias políticas imperantes en cada comunidad ha sido variadito, que menos que conocer en qué grado todas estas diferencias se han traducido en diferencias en el funcionamiento de los servicios sanitarios y su repercusión tanto en prestaciones asistenciales como en los niveles de salud de la población.

Ya sé lo que se están preguntando. ¿Y esto por qué cojones no lo hace el propio Ministerio de Sanidad, que es el que a priori tiene más y mejor acceso a la información y lo tiene que hacer un cúmulo de asociaciones de diferente pelaje? ¡Coño, porque eso es trabajo! Recopilar datos, elaborar informes comparativos, leerlos y analizarlos concienzudamente y tomar decisiones importantes al respecto para revertir posibles desigualdades, asimetrías o inoperatividades en los Sistemas de Salud de las distintas CC.AA., es poco menos que GESTIONAR. Y eso, como les he dicho en otras ocasiones… ¡¡es un rollo!! Nuestros Ministros de Sanidad están aquí para otros menesteres. Para empezar los dos últimos que hemos sufrido, de gestión sanitaria, ni jota (la gran Hypatia de Benidorm y Ana “mi-marido-tiene-un-coche-nuevo-en-el-garaje-que-no-se-muy-bien-de-donde-ha-salido” Mato). Personalmente no las veo capacitadas ni para dirigir un Ambulatorio.

Un Ministerio enterito sin competencia alguna de gestión y que ni siquiera se preocupa de armonizar o estudiar cómo funcionan las cosas… ¡Y todo por culpa del derroche de las Comunidades Autónomas que nos ha dejado sin funciones pero no sin personal ni altos cargos!

Sigamos con el informe. La FADSP admite que obtener datos homogéneos para todas las CCAA es algo difícil ya que tras finalizar las transferencias la información disponible se ha limitado bastante. Ojo, en 2008 más o menos el Ministerio aprobó 110 indicadores para evaluar el SNS que raramente están accesibles en su totalidad a nivel público amén de que en muchos de ellos no existe la posibilidad de obtenerlos separados por Comunidades (esto es de traca).

Otro punto relevante en el informe que han elaborado este año ha sido el sospechoso “secuestro” de los datos del Barómetro Sanitario de 2011 por parte de las autoridades sanitarias estatales. Este Barómetro no deja de ser en líneas generales una encuesta realizada por el Ministerio sobre la percepción que la ciudadanía tiene acerca de su Sistema Sanitario, desglosado por Comunidades. Aunque tiene una importante carga de subjetividad y algunas de las preguntas formuladas en este Barómetro carecen del rigor implícito que un estudio de estas características debería de tener, mejor tener esto que no tener nada. (Ejemplo: ¿Considera que las listas de espera han mejorado en su Comunidad? ¡Leñe, no se lo pregunte a la tendera de la esquina y compruebe objetivamente si las listas han mejorado o no de un año a otro!). Pues bien, aunque la recogida de datos para el Barómetro Sanitario finalizó en Noviembre de 2011 (y con el antecedente de que el Barómetro de 2010 se publicó en Abril de 2011), a primeros de Septiembre de 2012 en la página web del Ministerio el documento estaba “in progress…” (nota: lo han colgado apenas unos días después de la aparición del informe FADSP). Hagan sus propias cábalas al respecto… ni que decir tiene que la FADSP tenía en cuenta ciertos indicadores de este Barómetro a la hora de calificar a las diferentes CC.AA., por lo que el informe de 2012 ya ha salido algo “cojito” con respecto a los anteriores, pero no por ello es menos válido (al fin y al cabo si exceptuamos los datos de “Listas de Espera”, lo que se ha eliminado de la ecuación es una serie de variables, insisto, con una alto grado de subjetividad).

Seguimos. ¿Qué criterios han analizado y cómo lo han hecho los tipos estos de FADSP para elaborar el informe de 2012? Pues han recogido en tres grandes grupos 13 indicadores en total “altamente sospechosos” por inexactos e irreales (estoy siendo irónico).

1. Financiación, recursos y funcionamiento. 8 indicadores, a destacar: Gasto por Capita (GPC) en 2012 (este es el güeno, güeno… es la pela), Camas por 1.000 habitantes, Médicos generales y especialistas por 1.000 habitantes, Enfermeria de primaria y especializada por 1.000 habitantes… entre otros.
2. Política Farmacéutica. 3 indicadores: Gasto farmacéutico, % de crecimiento del gasto farmacéutico y % de uso de genéricos.
3. Privatización sanitaria. 2 indicadores: Presencia de fórmulas de gestión privada y Existencia de dedicación exclusiva de los profesionales.

Modo de puntuar: Se cogen los datos para cada comunidad en cada indicador y se dividen en cuartiles o en cuatro grupos según el resultado. Según el cuartil al que perteneces (1,2,3 o 4) te sueltan de 1 a 4 puntos. Ejemplo: Navarra pertenece al cuarto cuartil de las comunidades en el caso de Gasto por Capita (es de las que más se gasta), mientras que Madrid pertenece al primer cuartil (de las que menos). Ergo, 4 puntos para Navarra y 1 punto para Madrid. Como Eurovisión. La Comunidad que al final tiene más puntos gana. En la tabla anterior les he puesto entre paréntesis los puntos de cada una. Como algunos de ustedes ya habrán pensado, la puntuación para las variables “Gasto farmacéutico” y “% de crecimiento del mismo” puntúan al revés. Esto es, la que más gasta y menos ahorra se lleva menos puntos. De igual manera, en el aspecto de la “Privatización sanitaria” la puntuación es diferente. Aquellas comunidades sin formulas de gestión privada y con dedicación exclusiva se llevan un punto, el resto cero. Por lo tanto, el hecho de que una comunidad opte por un modelo de gestión mixta (como la nuestra) apenas penaliza en el cómputo global (un misérrimo punto de 46 posibles). De ahí que las críticas de Madrid y Valencia al informe FADSP en este aspecto no tengan fundamento alguno. Es algo así como “el profe me tiene manía”…

Por supuesto que hay indicadores que podríamos echar de menos (el de Listas de Espera por ejemplo). Se me ocurren algunos más maliciosos: “Tiempo de demora medio en pago a proveedores”. Dice mucho de lo bien que gestiona una administración sus recursos. O por ejemplo “Tiempo de demora medio en pago a farmacias”. En este indicador nuestra Comunidad está “on fire“… Señor Conseller Rosado, simple curiosidad ¿cuántos meses adeudamos ya a nuestros farmacéuticos?

Una última conclusión (a mi juicio interesante) del informe de este año es la correlación positiva estadísticamente significativa (esto es, no debida al azar) entre el Gasto per Capita (GPC) y un chorro de indicadores como Número de médicos de atención especializada y primaria, Personal de enfermería de atención especializada y de primaria, Personal sanitario auxiliar y Camas por cada 1.000 habitantes. Aunque tener más pasta no es sinónimo de tener un mejor sistema sanitario (miren el caso de Estados Unidos), parece que en este caso disponer de más pasta a nivel de Comunidad Autónoma no está tan mal después de todo.

Compleja gestión sanitaria de recursos escasos realizada por las diligentes autoridades de las Comunidades Autónomas con concierto económico para compensar sus menores niveles de desarrollo y bienestar

Vamos a centrarnos entonces en los resultados a nivel de GPC y en su evolución histórica desde 2007. Les adjunto una tabla explicativa. Les recuerdo que han sido calculados a partir de los Presupuestos aprobados por las CC.AA. para cada año, divididos por el número de habitantes (censo de población). No se tiene en cuenta, por tanto, población flotante. Para cada año he marcado en negrilla las tres comunidades con mayor gasto y en rojo las tres de menos. Así mismo en la última columna tienen un ranking histórico teniendo en cuenta estos últimos 6 años.

 

Nada nuevo bajo el sol. País Vasco, Navarra y Extremadura en la terna de los que más recursos destinan. Por el otro lado, Baleares, Madrid y el “Levante Feliz” comandando el ranking inverso.

Es lógico pensar que en tiempos de crisis el GPC tiene que bajar de un año a otro, ya que hay menos recursos disponibles. Aunque vemos que CC.AA. como Aragón, Andalucía, Asturias, Baleares, Canarias, CyL y Madrid no reducen su gasto y además lo incrementan ligeramente. Por lo pronto el dogma de fe ya no se cumple en 7 CC.AA…

¡Numeritos a mosatros! Pues ándate con ojo que como te pongas chulo te enviamos al Conseller Rosado y al President Fabra con sus súper-poderes haciendo reglas de tres para garantizar ahorros en Sanidad!

Pero fíjense, por favor, en la última fila de la tabla. Es la diferencia entre el GPC de ese año en la Comunidad Valenciana y la mediana para todas las CCAA de ese mismo año. En 2007 nuestra comunidad ya destinaba 165,5 € menos que la mediana de las CC.AA. En 2012 esa cantidad ha aumentado a los 255,6 €. Es decir, en lugar de ir progresivamente acercándonos a la mediana, ¡nos hemos alejado!

No sólo en la serie histórica somos los últimos. No sólo hemos estado cada año entre las tres CCAA que menos dinero ha destinado a sanidad por habitante. No sólo hemos bajado de la frontera “psicológica” de los 1.000 €/habitante para 2012 sino que para más inri nos hemos ido alejando sin remedio de la mediana estatal en casi 100 € por habitante y año en apenas 6 años… ¡y todos tan panchos! Eso si, Valencia la han dejado muy bonita, además de ponerla en el mapa, porque antes tu mirabas en un atlas y se leía algo así como “Terra Incognita”.

Quitemos al País Vasco y a Navarra de la ecuación (dada su condición “especial” que todos conocemos). La siguiente en la lista es Asturias, con un GPC de 1.531 €. Es decir, destina un 57% más que nosotros (556 €). Telita. Vale, Asturias es pequeña y ahí solo viven cuatro vacas. Escojamos Cataluña. Aun con la mierda que les ha caído (les famoses retallades), destinan casi un 16% más que nosotros. Por cierto, hablando de retallades… ¿se han percatado del hachazo en Castilla – La Mancha 2012 vs. 2011? Casi 300 € de recorte de un año para otro. ¡Esta Cospedal es única!

Un indicador que siempre está bien analizar es el de “Número de camas/1.000 habitantes”. Aunque en anteriores entregas ya hemos comentado sus limitaciones, creo importante recordarlas: Tener muchas camas de hecho no es un sinónimo “exacto” de tener un buen sistema. Los procesos quirúrgicos y postoperatorios son mucho más cortos que antes y ya no precisan del ingreso de un paciente durante más de una semana tras su salida del quirófano. Además las intervenciones de cirugía menor han pasado a no requerir un ingreso, siendo realizadas en el mismo día. Por lo tanto, más que el “número de camas”, el mejor indicador de eficiencia sería el “recambio de pacientes por número de camas en un período de tiempo determinado” o la cantidad de veces que puedes usar tu cama en un período de tiempo asignado en relación a las camas que tienes. Aun con esas, es un indicador a tener en cuenta. Les refresco números: 5,7 camas/1.000 habitantes es la media entre los 27 países de la UE más Turquía, Islandia, Noruega y Suiza. ¿Lo tienen claro? Vale. Pues ahí va otra tabla…

 

Si se fijan atentamente en la tabla constatarán otra de esas realidad inmarcesibles que son verdades evidentes de la política valenciana: nosotros lo hacemos todo bien pero los números y las matemáticas, desde Euclides, tienen un marcado sesgo antivalenciano. ¡Van contra Valencia!

En el Top 3, Aragón, Asturias y Cataluña (se contabilizan camas en Centros Privados y ahí Cataluña es imbatible). En el top “cagats per la moscarda”, La Rioja, Andalucía y “La Tierra de las flores, de la luz y del amoooor”.

Una buena noticia. La diferencia entre las Camas/1.000 habitantes de la Comunidad y la mediana de cada año no ha aumentado apenas en 6 años (1 cama menos cada 1000 habitantes que la media del estado español). ¿Es esto un logro? Más bien pienso que lo que pasa es que no podemos cerrar más. De converger con los valores medios ya ni hablamos…

A este respecto nuestras autoridades tienen el morro (no se puede decir de otra manera) de argumentar que esta tasa tan baja se debe además a que nuestros pacientes realmente están hospitalizados… ¡¡pero en sus domicilios!! Y por eso no hace falta tanta cama. Esto es cierto en parte. En cada departamento existen Unidades de Hospitalización a Domicilio (o UHDs) encargadas de visitar y cuidar a aquellos pacientes que no necesitan ser ingresados (normalmente enfermos crónicos ancianos) para tratar su patología. Pero de ahí a decir que la causa de que tengamos una cama menos que la media española o menos de la mitad de camas que la media europea (que se dice pronto) por cada 1.000 habitantes se debe a nuestra cobertura de UHDs… es sencillamente tener la cara de cemento armado, más si cabe cuando nuestra cifra de médicos y enfermeros por cada 1.000 habitantes está también por debajo de la media estatal (y ya no lo comparo con la media europea).

¡Será por camas! ¡Visca València!

Posiblemente hubiéramos revertido parte de estos malos resultados de haber abierto todos los Hospitales proyectados (actualmente paralizados): Gandia y Lliria (finalizados pero sin financiación para su arranque) o Torrent y Vall d´Uxó (no construidos pero con un cartel bien hermoso – y caro – anunciando su próxima apertura). Lo que está más que claro es que la Comunitat Valensiana tiene un déficit de camas que sólo puede calificarse de galopante.

Conclusión: Yo acepto que se puede hacer más con menos, que podemos ser muy eficientes y efectivos y eficaces con pocos recursos, pero todo tiene un límite. Y en la Comunidad Valenciana ya hace tiempo que cruzamos el Rubicón con una fueraborda a toda castaña. Si seguimos destinando esas miserias al mantenimiento de un Sistema Sanitario de nuestras características nos arriesgamos a que la calidad asistencial caiga a niveles de Rwanda o Burundi (es una hipérbole, lo se).

Nota: Tengan en cuenta además que la mayoría de los datos corresponden mayoritariamente a 2011 y por lo tanto el impacto de los recortes todavía no es del todo palpable.

Soluciones: Por lo pronto, hay que saber por qué se destina (históricamente) menos dinero por habitante que el resto de las comunidades y por qué en lugar de habernos acercado a las cifras medias de GPC estatales nos hemos ido alejando. Una vez identificado el origen del problema, hay que aplicar el algoritmo “Visentin”… ya lo conocen sobradamente):

a. ¿Te has comprado una Sanidad que no puedes pagar? Shame on you. A explicárselo a la ciudadanía y a apechugar con ello. Intenta comprar más barato la próxima vez pactando precios o si no… ¡vuelta a las cataplasmas y a las sanguijuelas!

b. ¿Te has dilapidado el dinerito de la Sanidad en otros menesteres? Shame on you. De nuevo explicaciones a la ciudadanía y a revertir la situación cuanto antes poniendo pasta a chorro. Si es que te queda en la caja, claro. Y si no… ¡vuelta a las cataplasmas y a las sanguijuelas!

c. ¿Tu modelo de financiación es insuficiente, lo sabías y no has hecho nada durante 17 años para cambiarlo? Shame on you, again. En ese caso el ciudadano Alberto ha de ir a Madrid a pedir más y si le dicen que no (que visto lo visto será la respuesta más probable)… ¡vuelta a las cataplasmas y a las sanguijuelas!.

d. ¿De todo un poco? ¿Has comprado caro, te has gastado el dinero en otras partidas y además tu modelo de financiación deja mucho que desear? Menudo marrón. Tal vez esto de la gestión sanitaria no sea lo tuyo ¿no? ¿Has pensado en dedicarte a otra cosa?

En fin. El informe FADSP no cuenta nada que no sepamos, sencillamente lo certifica año tras año. Las autonomías que no salen bien paradas suelen poner el grito en el cielo y lo intentan descalificar, pero saben en su fuero interno que los datos que ofrece no se los inventa nadie. Están ahí. A uno, como profesional que trabaja para “La Agencia” (Valenciana de Salud), se le queda un regusto amargo sobre todo al comprobar que todo este rebaño de asesores, gerentes, directores, secretarios y subsecretarios no son (salvo honrosísimas excepciones) sino unos “comisarios políticos” sin la más repajolera idea de dirigir y gestionar el cotarro cuyos único objetivo es la autoperpetuación. Para lo cual cuentan como único mérito el tener el correspondiente carné del partido.

Lo mejor de todo es que hasta el propio Conseller reconoce que está rodeado de incompetentes. ¿Solución? Como un pajarito me ha dicho que la empresa privada es “masmejor” y puesto que no puedo tirar a la rúe a toda esta panda de estatutarios que saco la plaza hace milenios voy a montar dos direcciones en cada departamento. Vamos a contratar a “expertos” gestores externos (que no dejan de ser comisarios económicos privados) para ayudar y aconsejar a los que ya están. ¿Quiénes? Se preguntarán. Pues eso… nuestros “expertos” (véase aquí).

¡Más faena para nuestros amigotes y sus empresitas montadas ad hoc y a seguir proliferando los equipos directivos como esclatasangs! Al final necesitaremos tres pisos del Hospital para alojar solo a la Gerencia. Tiempo al tiempo. Demencial.

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Consulte las anteriores entregas de nuestro Especial Sanitat Valensiana

Etiquetas , , , , , ,

Compartir

Artículos relacionados

13 thoughts on “Sanitat Valensiana (VII): F.A.D.S.P. … ¡en toda la boca!

  1. Senyor Garrofó

    En el fondo, y no deja de ser triste, parece bastante claro que el problema de pasta que tenemos en el País Valenciano es tremendo. Lo increíble es que llevemos 17 años tragando y que, todavía, a día de hoy, el partido que está en el poder en Madrid ordene a sus chicos de Valencia que defienda lo indefendible y éstos obedezcan. Y los sigamos votando. De locos.

    Espectacular el texto y la disección. Un lujazo.

    Contestar
  2. arensivias

    El informe FADSP, un clásico. Las conclusiones, impecables. Poco que añadir, salvo parafrasear a aquel: “que gestionen ellos”. Lo acabarán privatizando todo, ya veréis. Algunos venimos diciendo hace ya muchos años que hay bastantes cosas que hacer desee la gestión pública (algunas complicadas), pero eso es muy “cansado” para estos tipos y no dejan pasta para sus coleguis.
    Lo que echo de menos aquí es que no hayamos formado aún un colectivo con potencia de tiro para, por lo menos, dejar en evidencia a esra gente desmontando sus falacias. Somos muchos pero vamos por libre. Ahí queda eso.
    Joé, menos mal que tenía poco que añadir…
    Saludos.

    Contestar
  3. SinanPacha

    Imprescindibles estas entradas. Pero algunas tablas no se ven…¿Se podría hacer algo al respecto, amable blogueador? :)

    Contestar
  4. desempleado

    Ni el autor ni el ciudadano alberto nos decepcionan. Ambos en su línea (excelente el primero, en modo “capitán del titanic” ON el segundo)

    Contestar
  5. discrepancia

    Estoy de acuerdo en gran parte de lo que dices. Especialmente en que parece que gestionar no sea cosa del Ministerio y, ni siquiera de las Comunidades Autónomas.
    Sin embargo, discrepo en otros aspectos. El informe al que haces referencia, supongo que por la dificultad de obtener datos homogéneos de las diferentes CCAA (por experiencia te diré que es complicado hasta dentro de una CA), únicamente hace referencia al volumen de recursos dedicados a la sanidad, estando algunos de ellos absolutamente obsoletos para la gestión sanitaria, como el número de camas por habitante.
    Se echan de menos indicadores de calidad (resultados en salud), accesibilidad (LE, LEQ, etc.), de gestión (estancia media ajustada a casuística, rotación de pacientes/cama, tasa de reintervenciones, etc.) e, incluso, de satisfacción de los pacientes.
    España se encuentra ante el problema de que su SNS no es sostenible. Pues bien, el objetivo no debería ser premiar al que más recursos destina si no al que obtiene más con menos.
    De hecho, el gasto en sanidad de la Comunidad Valenciana, con una buena gestión, podría reducirse muchísimo manteniendo la calidad actual o, lo que es lo mismo, podría mejorarse muchísimo la calidad y accesibilidad con estos mismos recursos. Lo que hace falta es ponerse a trabajar en identificar aquellos gastos innecesarios en los que se está incurriendo. A ver si con la entrada de agentes externos al asesoramiento a la conselleria y los diferentes departamentos se logra algo en este sentido.
    Por tanto, coincido en muchos aspectos, valoro que algún agente se decida a emitir informes comparativos a nivel nacional, pero opino que tiene muchas limitaciones en sus conclusiones.

    Contestar
    • Arrop i Tallaetes

      Paso a contestarle, pero le aviso que estamos más de acuerdo que en desacuerdo.

      1) Por supuesto que el informe FASDP es incompleto y adolece de inexactitud. Pero la intención es buena (aunque no es lo cuenta). Lo realmente vergonzoso es que el Ministerio no sea el que elabore, publique y tome las decisiones oportunas a la luz de un informe ponderado eficaz basado en indicadores de “outcome” (como usted bien apunta): tasa de reintervenciones, reingresos, indicadores de calidad en primaria (manejo de pacientes diabéticos), etc, etc.

      Admito que estos indicadores son “jodidos” de medir. Pero mejor medirlos no muy bien, que no medirlos. Al Ministerio en este aspecto, ni está ni se le espera.

      2) Estoy con usted en que el sistema que más gasta no tiene porque ser el mejor. En tal caso, los EEUU tendrían el mejor sistema del mundo. Y no lo tienen. Pero creo conveniente resaltar las diferencias económicas entre las autonomias. El País Vasco o Navarra destinan casi 600 euros más al año por habitante que la Comunidad Valenciana. Muy bien lo tenemos que hacer/gestionar para obtener los mismos resultados que ellos. ¿No cree? Lo que denuncia la FADSP (y servidor de usted) es que tras haber transferido la Sanidad a las autonomías, las diferencias (al menos en lo que a pasta se a refiere) se han disparado a lo bruto. Y puede que por ahora no notemos mucho las diferencias a nivel de prestaciones, pero le aseguro que lo acabaremos notando. O el Ministerio pone orden o no se quien cojones lo tiene que hacer.

      3) Sobre la sostenibilidad del Sistema: Nada es intrinsecamente insostenible. Todo depende de hasta donde queremos “sacrificarnos”. Usted mañana puede pedir un prestamo a la mafia rusa y comprarse un Bugatti Veyron. Tal vez las condiciones que le impongan sean humillantes, o no pueda permitirse cambiar ni una bujia o que tenga que dedicar su tiempo a vender su cuerpo o algo peor…Pero no hay nada insostenible y menos la Sanidad. Mire, si la media europea dedica 100 Euros por habitante y año en Sanidad, España solo destina 70 Euros. Y nuestra renta per capita está más o menos en la media. Es decir, nuestro Estado de Bienestar es más bien de “Medioestar”. Y si se ha mantenido con buenos resultados es más producto de que somos un país con un modo de vida “health friendly” y tenemos (salvo deshonrosas excepciones) un personal sanitario de Categoría. Le recomiendo excelentes trabajos al respecto del Dr. Vicenç Navarro (www.vnavarro.org)

      4) La formula de “gestion compartida” de Rosado es aceptar que como gestor no tienes ni zorra. Un poco menos que “soy tonto”. Sigo sin entender porque esos “agentes externos” al venir de la Empresa Privada son “en esencia” buenos/eficientes/superchupiguays” y van a mejorar si o si el sistema. Es más, si tienen que venir “agentes externos” los que sobran son los “comisarios políticos”. Es decir, las actuales Gerencias ¿no está de acuerdo? ¿Para que demonios estoy hipertrofiando los cuadros directivos?

      5) Siento disentir en su afirmación “el gasto en sanidad de la Comunidad Valenciana, con una buena gestión, podría reducirse muchísimo manteniendo la calidad actual”. Sencillamente NI FLOWERS, camarada. A lo sumo podemos “honrosamente” mantener la misma gestión o incluso algo mejor con la misma pasta…pero ¿bajar de los 970 Euros y mejora muchísimo la calidad? Hombre, si en lugar de cobrar nos pagan a latigazos tal vez…

      En fin, eso es todo. Un abrazo.

      Contestar
  6. Javier Ruiz

    Una pregunta para el autor del “articulo”: ¿Como se computan en el estudio la cantidad de personas que disfrutan de la sanidad madrileña y que no se encuentran empadronados en la comunidad?.

    Contestar
    • Arrop i Tallaetes

      Copio y pego del artículo…

      “Les recuerdo que han sido calculados a partir de los Presupuestos aprobados por las CC.AA. para cada año, divididos por el número de habitantes (censo de población). No se tiene en cuenta, por tanto, población flotante.”

      El Informe FADSP no tiene en cuenta la población flotante o estacional…Y por Dios, no diga “disfrutar de la sanidad”, que en un Hospital salvo a ver nacer chiquillos, alegrías pocas.

      Contestar
  7. Pingback: La pasta dels valencians | La Paella Rusa

  8. pepelupi

    En cuanto a la gestión privada no es la que va a solucionar los problemas de gestión, de hecho la va a empeorar. Sólo comentar una circunstacia que se produce en el modelo alzira y que me parece escalofriante:
    Dejando de lado la calidad asistencial, ya que usted ciudadano no lo va a notar, cuando un centro de gestión privada, que recibe un dinero por habitante (en torno a 600-700 euros por habitantes), se ve obligado a derivar a un enfermo a un centro de referencia público, este debe pagar al centro de referencia el gasto que supone la atención del paciente. Por poner un ejemplo, si el centro de gestión privada en España tiene un paciente candidato a trasplante cardiaco y se decide derivar dicho paciente a un hospital público que realiza el procedimiento la factura puede ascender a 300.000 euros. Conceptualmente parece aberrante que si el centro de gestión privada no deriva al paciente para trasplante se ahorra 300.000 euros mientras que si el paciente fallece pierde 600-700 euros. Con esto no estoy insinuando que este pasando pero simplemente pongo énfasis en esta lamentable circunstancia, que por no pasar no pasa ni en la sanidad americana en donde los centros cobran directamente de las aseguradoras por lo que cuantos más procedimientos más facturación para los centros sanitarios, mientras que en España con este modelo es todo lo contrario cuantos menos procedimientos más beneficio para el hospital y sobre todo para sus accionistas. Negocio redondo para los pacientes y ciudadanos??

    Contestar
  9. Mar

    Sin desperdicio: entrevista al consejero de sanidad madrileño:
    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/11/30/actualidad/1354312343_771860.html
    como el consejero valenciano, prefieren acudir a externalizaciones previo pago que no hacer uso de la autoridad que como consejeros tienen. señores, que son los máximos jefes, que tiene capacidad de dar instrucciones, exigir y toda una batería de medidas.
    ¿Es necesario que ponga inspectores externos a controlar lo que hacen sus médicos en vez de hacer uso de circulares y de instrucciones, uso de nuevas tecnologías, cruce de base de datos, explotación y análisis de datos, negociación con los sindicatos, uso del reglamento disciplinario, explicaciones a la ciudadanía?
    ¿No nos dicen que no hay dinero? ¿Por qué se van gastar un dinero inexistente en objetivos (léase, aumentar la eficacia/eficiencia de los médicos, controlar las recetas que ellos dispensan. Y etc…) que ya se pueden conseguir con los intrumentos con que los gobiernos tienen: REPETIMOS: hacer uso de reglamentos, circulares e instrucciones, uso de nuevas tecnologías, cruce de base de datos, explotación y análisis de datos, negociación con los sindicatos, aplicación del reglamento disciplinario, explicaciones a la ciudadanía?

    Despréndanse de sus asesores, los MBAs en que se formaron son muy malos

    Interesante todos estos tejemanejes, http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/12/01/actualidad/1354393366_194247.html, salvo que detrás están desmantelando una de las instituciones que ayuda a proporcionar una convivencia pacífica!

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: