La Paella RusaTota empastrà

Corrupción

Calatrava, un arquitecto mediocre que sabe vender

Un día cualquiera en la piscina de Santiago Calatrava. Por supuesto hay derecho de admisión

Corría el año 1951 y en Benimamet ocurrió uno de los acontecimientos más trascendentales de la historia de la humanidad, el nacimiento de Santiago Calatrava Valls, el arquitecto más importante desde que se inventó el ladrillo y el hormigón.

¿Pero tan buen arquitecto es Calatrava? Vayamos por partes. Para el PP valenciano y su cohorte de medios afines y señoras cardadas que se embuten a canapés en las inauguraciones y saraos varios, sí, Calatrava es lo más mejor del mundo mundial y además es valenciano, y quien le critica no tiene ni idea. Extraña valencianía la de este señor que vive a caballo entre Zurich y París (vamos, al salir de Ruzafa a mano derecha…), que paga (si es que paga) sus impuestos fuera de España y que sólo se pasea por su amada Valencia cuando tiene que cobrar lo que no está escrito.

Si resulta que tienes algo de idea de arquitectura y empiezas a rascar la superficie calatraviana, no ha mucho tardar descubres que en realidad es un gran bluf, mucho ruido y pocas nueces. Un arquitecto que se sabe vender muy bien.

Al PPCV le ha venido muy bien Calatrava, con él han construído edificios cuyo único propósito era el de epatar a los visitantes, sin tener claro el modelo y la utilidad que se quería para los edificios. Está claro que el modelo de gestión del PP es el de gastar hasta que se acabe, y si va mal, echarle la culpa a los socialistas, a la oposición o a los catalanes.

Por si fuera poco, el mismo Calatrava se vende como arquitecto, ingeniero de caminos, puentes y puertos, escultor y artista. Un hombre del Renacimiento en toda regla, Leonardo da Vinci a su lado era un mindundi. Pero en ese afán por acaparar, por querer ser más que nadie por acumulación (algo que está inserto en el ADN valenciano) ha conseguido algo inaudito, reconciliar a arquitectos e ingenieros, evidentemente en contra del xiquet de Benimamet. Baste para ilustrar estas cuitas un chiste que corre por las escuelas de ingenieros: Un arquitecto es un tío que no es lo suficientemente hombre para ser ingeniero ni lo suficientemente maricón para ser decorador (con todos los respetos, claro).

Y lo de artista… vamos a dejarlo. Mejor no preguntar en ninguna facultad de Bellas Artes si a Calatrava se le considera un artista, sólo conseguiremos miradas de odio y comentarios soto vocce acerca de nuestra parentela. Para ejemplo el obelisco pagado por Caja Madrid en la madrileña Plaza Castilla, realizado en tubos dorados, una horterada digna de una discoteca ochentera.

Como no quiero que parezca que le tengo manía empezaré a argumentar:

· Sobrecostes: auténtica marca de la casa, más detectable que el sempiterno color blanco y las formas orgánicas. No existe obra de Calatrava que no haya alterado su proyecto original y se haya necesitado inyectar más dinero. Un truco digno del mejor tahúr del Far West, puesto que los arquitectos cobran en relación al coste de la obra, alrededor del 10%, y si eres capaz de cobrar respecto al gasto final y no al inicial (como parece que hace el xiquet de Benimamet) el negociete es redondo. Ejemplos: el Puente sobre el Gran Canal de Venecia costó el triple de lo presupuestado, según ocho auditorías distintas, y tardó diez años en construirse en vez de los 465 días previstos. El Auditorio de Tenerife fue presupuestado en unos 24 millones de euros, al final costó 72,3. La cubierta del Estadio Spyros Louis de Atenas costó 224 millones de euros y precisó reparaciones tras los Juegos Olímpicos del 2.004 celebrados en la capital griega. La nueva Estación Intercambiador del World Trace Center se presupuestó en 1.500 millones de euros, ya han pasado a ser 2.350, hasta que los americanos le frenaron en seco y le propusieron que chorradicas las justas y que las pajas mentales se quedaran sólo en eso.

Pero su obra maestra en sobrecostes es sin duda la Ciudad de las Artes y las Ciencias, con el beneplácito de unos gobernantes que pensaron que por vestir de seda lucirían como señores. Presupuestado en 308 millones de euros, ya llevamos gastados 1.282, y esto suma y sigue, porque el Ágora todavía no está acabada y todavía puede dar sorpresas. ¡Gracias Santiago! Edificios inundados, escenarios que caen, constantes reparaciones para evitar filtaciones de agua en las cubiertas, elementos que se retiran del proyecto para incluirlos, volver a quitarlos y dejarlo todo como estaba, y por medio aumentar costes por la reformulación del proyecto previsto.

Al meu fill li vaig dir, treballa poc i cobra molt. Que orgullosa estic del meu Santiaguet!

· Cobrar y no currar: Una filosofía muy mediterránea que Calatrava ha explotado, aunque se haya llevado algún sustito, como el caso Palma Arena, pero el millón doscientos mil euros que están en la butxaca quitan cualquier sofoco. Por el masterplan (en el meu poble diuen: proposta) del Centro de de Convenciones de Castellón se ha llevado 2,8 millones (siempre hablamos en euros, que parece poco pero es un pastón), y sin poner ni un gramo de hormigón blanco, ya ha habido modificaciones con sobrecostes (¡¡¡hombre!!! ¡¡¡no esperabamos menos!!!). Las tres torres que debían concluir la Ciudad de las Artes y las Ciencias tampoco se levantarán, ni primera piedra ni ná de ná, de la ampliación del puerto de Torrevieja ni rastro: entre las dos obras 3 milloncejos más a la saca. En Oviedo finalmente no se construirán los tres rascacielos apodados “las trillizas” porque la Unesco amenazó con retirar la catalogación de Patrimonio de la Humanidad a los edificios prerrománicos próximos (a unos 300 metros), y ya cobró, claro. Con este ejemplo las escuelas de arquitectos rebosan de peticiones.

· Obsesión repetitivo-cansina: Aún habrá quien lo llame “estilo”, pero no nos engañemos, este tipo le cuela los mismos planos a todo quisqui y se queda tan pancho. Ley del mínimo esfuerzo. Yo me lo imagino en la barra de un bar, y llegar un alcalde/president/el-que-manda-allí, explicarle que quiere un edificio chulo para inaugurarlo por lo alto y a Calatrava, sin acabar de oir la explicación, coger un boli y una servilleta, dibujar un garabato (el mismo que pinta siempre) y entregárselo al prócer descojonándose por dentro, mientras el pobre primo se piensa que lleva entre manos una maravilla sin igual. Y encima le toca al político pagar las consumiciones…

Puente del Alamillo en Sevilla, puente de l’Assut de l’or en Valencia (más conocido como el “jamonero”), puente de la Mujer en Buenos Aires, puente en Jerusalén… sospechosamente parecidos; el Auditorio de Tenerife es la mitad exacta del Palau de les Arts, cuya estructura es la decoración del primer puente de Calatrava en Valencia, el del 9 d’Octubre; el Turning Torso en Malmö, el Chicago Spire o los rascacielos (tu els has vist?) junto a la Ciudad de las Artes y las Ciencias; la Estación del World Trace Center y el Ágora… podríamos seguir así hasta el infinito.

· El burro grande, ande o no ande: Hace años en el ultraizquierdista diario “El País”, un redactor bautizó a la arquitectura de Calatrava como neo-faraónica. No es una mala definición. Grande no siempre significa mejor (también depende para que, claro está). Pero esa manía de hacerlo todo enorme le resta credibilidad. Al final la arquitectura no es una entelequia, y debe de ser usada por y para las personas. ¿Para qué sirve una estructura como la del Ágora con 80 metros de alto, si a partir de cierta altura no se va a colocar ningún elemento? Sería más lógico hacerlo más bajo y con mayor superficie. O el museo de las Ciencias de Valencia, casi todas las exposiciones se realizan a ras de suelo, pero mide 55 metros de alto. Esto conlleva gastos exagerados para climatizar los edificios, que aumentan en verano por esa cristalera-invernadero que se le ocurrió poner, como si esto fuera Escandinavia.

“Si esta es la maqueta imaginaos como será el de verdad, le van a tener que hacer un Google Maps para él solito”, declaró Calatrava

· Los minusválidos no tienen derechos: Lo de Rus y sus famosas cuerdas no es novedad, la accesibilidad, que es obligatoria en los edificios públicos, es sólo teoría para Calatrava. En el Museo de las Ciencias sólo hay baños adaptados en la planta baja, y no hay más escaleras que las mecánicas, por lo que en caso de emergencia el que vaya en silla de ruedas que saque un rosario y apriete a rezar por si sirve de algo. El Hemisfèric carece de rampas de acceso y hay que dar bastante vuelta para que un discapacitado físico llegue a su localidad. El puente sobre el Gran Canal veneciano no tenía acceso para minusválidos, algo que causó una gran polémica, teniendo que realizar una estructura paralela al puente para que todos los visitantes pudieran disfrutar de la ciudad de los canales.

· Pecadillos varios: realizar en el aeropuerto de Bilbao una terminal cubierta pero sin cerrar (a mi también me extrañó cuando lo oí), cuando el clima invernal vasco no es precisamente el de Tenerife; incluir en el proyecto del Intercambiador del WTC una estructura hidráulica (como la del párpado del Hemisferic) costosísima de mantener para abrir el techo una vez al año como homenaje el 11-S; cubrir de losetas de vidrio el puente de Zubi Zuri de Bilbao ocasionando resbalones y caídas cuando llueve (me reitero acerca de la climatología bilbaína); olvidar las salidas de emergencia en varios edificios (como las escaleras en el Museo de las Ciencias de Valencia hechas deprisa y corriendo); querer realizar siempre el edificio más alto en la ciudad que le da cancha…

En un país tan acostumbrado a rajar de los suyos, nos encontramos con un caso a la inversa, un tío que se lo lleva muerto, con proyectos mediocres y faraónicos, más propios de mentalidades provincianas y pacatas, es elevado al olimpo de los arquitectos y se le permite cualquier cosa. La crítica a estos personajes es imprescindible, olvidando por un momento su procedencia y centrándonos en lo que de verdad importa.

Porque lo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias clama al cielo, aparte del pastón que nos está costando, aparte de la ruina económica por no alcanzar los visitantes suficientes para compensar su mantenimiento (el que se se esmere un poco consigue entradas gratis), es el lugar donde los enchufes corren como agua por acequia. El anterior Director General era Jorge Vela Bargues, hermano de José Manuel Vela Bargues, secretario autonómico de Economía y Presupuestos, número dos de la Conselleria de Economía y Hacienda, y de quien depende directamente CACSA. Ahora Jorge es Director General del Instituto Valenciano de Finanzas, con su hermano cerquita, claro. En el puesto que dejó vacante situaron a Pedro García Ribot, antiguo Director General de Función Pública, que no ha tardado en enchufar a un tipo como Jesús Wolstein, alma mater de Valencia Experience y experto en crear deudas históricas como hizo en el Valencia C.F. Quedan para el anecdotario y el cotilleo los enchufes en puestos de directivos de medio pelo a personas sin titulación ninguna (si exceptuamos ser monitora de aerobic o tener el carnet del PP), incluido un sobrino del propio Calatrava (apodado por los compañeros como Calatravín), que en el Museo de las Ciencias todavía ignoran, pasados varios años de su contratación, su función concreta.

Pero todo se olvida, porque lo que importa es que en muchos anuncios sale la CAC y ha hecho que Valencia sea conocida en el mundo entero, con sus conciertos de la MTV, sus competiciones de caballitos y su presentaciones de equipos de F1, vamos que hasta el Papa lo conoce.

Etiquetas , , , ,

Compartir

Artículos relacionados

56 thoughts on “Calatrava, un arquitecto mediocre que sabe vender

  1. Coentor

    A mi, estèticament, doncs escolta, no em desagrada. 50 voltes més “artista” que Ripollés és.

    Ara, les coses pel seu nom: este tio és un caradura. Sempre (i quan dic sempre, vull dir “açò porta més de 10 anys fent-ho, i les Administracions Públiques el segueixen contractant”) cobra els projectes dos voltes: quan es fa, i quan toca tornar a fer-lo perquè el plànol original era un desastre i cal canviar coses (com els accessos per a minusvàlids famosos).

    Un caradura o un geni, chi lo sá.

    Contestar
  2. C_h_a_n

    Ya, pero el fondo blanco de la web y las letras orgánicas en cursiva son elementos claramente copiados del gran Calatrava. Envidiosos todos. ¿Quién os paga? Los herederos de Frank Lloyd Wright, mínimo.

    Contestar
  3. galaico67

    Yo tengo otra sobre arquitectos/ingenieros : Los arquitectos son como los atenienses, los ingenieros como los espartanos.
    Y sobre las perrerias de Cala-trava, os habeis dejado en el tintero que, además, pleitea con todas sus fuerzas contra todo aquel que intente modificar sus obras para corregir los defectos – como el temita de las baldosas de cristal en un puente bilbaino- y, como los jueces lo consideran arte ¡¡Gana!!. Ha llegado a crear conciencia de que la arquitectura no es solo un medio, sino tambien un arte que pertenece a su creador.
    Otra opinión sobre Calatrava, de ingenieros que están al tanto de sus hazañas en baños, climatización , salas de máquinas y menudencias asi : “No es un arquitecto, es un acuarelista, vende dibujos bonitos y luego tienen que ponerser a trabajar para llenar esas cascaras con todo lo necesario”
    A cualquier otro profesional que tuviera ese desparpajo en costes y certificaciones, se lo hubieran follado en su primera obra. Este se forra a costa de pretenciosos que no gastan ni responden con su propio dinero

    Contestar
    • Coca Boba

      Yo he oído que las casetas de los seguratas de la Ciudad de las Ciencias tuvo que aprobarlas Calatrava personalmente, lo que me parece ya el colmo del egocentrismo.
      También me han contado lo que algunos apuntan, que él dibuja unas vistas (supongo que frente, alzado y perfil, como hacíamos en BUP) y el estudio tiene que hacer el resto, es decir, todo.

      Contestar
      • dani black

        jajajaj pues por supuesto!!! que te imaginabas, que este señor se sentaba en la silla de su estudio a dibujar, cuando tiene mil millones de becarios/as para trabajar? fijate, que hasta dudo que esas “vistas” que tu dices, las dibuje él; como mucho, el garabato de la servilleta, y de ahi pasa al sector-becario…

        Contestar
  4. Maria Antoñeta, la hemana fea de los Calabrava

    Hola, soy una amante de la astronomía en general fascinada particularmente por las funciones exponenciales gugólicas y me hubiera fascinado haber visto sobre el papel las cifras que representa el dinero gastado tanto en la construcción así como en el mantenimiento de tan horrendas e inútiles estructuras. A ver cuando nuestros ‘dirigentes’ se dan cuenta que el bienestar social no se alcanza a través del esnobismo de clases acomodadas sino con inversiones sociales que realmente mejoren las perspectivas de un futuro mejor para todos. Que la historia los juzgue y mientras tanto…comamos todos pan de Calatrava

    Contestar
  5. Jaime de Andrade

    Los arquitectors ya no cobran un porcentaje del presupuesto de la obra. Se liberalizó el mercado en época de Aznar para que bajara el precio de la vivienda (risas aquí). El cliente tiene que acordar unos honorarios con el arquitecto. El hecho de que las obras de Calatrava mutipliquen su precio se debe a que este señor muchas veces no sabe ni por dónde se anda. Que se puedan hacer unas maquetas con esas formas tan chachi pirulis no significa que se puedan siempre llevar a la realidad si no es con un chorro de millones por medio.

    No perdáis de vista a su mujer. En la inauguración de una torre de una compañía en Chicago, su señora le espetó al presidente: “olvídese del nombre de su empresa, esta torre será conocida como la Torre Calatrava”. Hay que ser engreída.

    Lo mejor que le podría pasar a la Hacienda española es que se le inhabilitara para trabajar con la administración pública hasta que no devolviese los sobrecostes de sus obras. O que al menos devuelva lo que se ha llevado crudo en Baleares y Levante por proyectos que no sé ni cómo pudieron ser aprobados por la intervención financiera de esos gobiernos autonómicos. Que nos podrá gustar más o menos su obra (cuando va a Madrid a dar una charla, va a la escuela de Ingenieros de Caminos, no a la de Arquitectura) pero que se forre el riñón a nuestra costa, por ahí sí que no paso.

    Contestar
    • Coentor

      O que al menos devuelva lo que se ha llevado crudo en Baleares y Levante

      >>> A l’equip de futbol també li ha fet algun “projecte”? normal que hagen patit tant per a poder pagar els salaris.

      Contestar
      • Jaime de Andrade

        No hablo más que el idioma mesetario y alguna lengua bárbara, así tengo que imaginar lo que me pones.

        He dicho Levante porque no sé si además de la CV también ha hecho algún proyecto en Murcia, que creo que se considera parte del Levante español.

        Contestar
        • Coentor

          Hombre, comprenda usted que eso del “Levante español”, que tiene ciertas connotaciones, digamos centralistas, digamos franquistas, cause cierto recelo en la Comunidad Autónoma Valenciana…

          Sea esto dicho con la mayor cordialidad, y sin acritud.

          Contestar
          • pinkfloyd

            ¿Ah sí? Ahora me entero. Yo he entendido que quería decir en general “la costa mediterránea de España”. Jo sóc d’Alacant, i mai havia sentit parlar del terme com a centralista. I per què hi ha un equip a València que s’anomena així? Haurem de parlar de centralisme blaverista?

          • Jaime de Andrade

            Quisiera yo saber qué resonancias centralistas tiene decir Levante espanyol.

            Que a estas alturas sigamos hablando de términos franquistas, pues no sé quién es el que ve fantasmas donde no los hay. Además te diré que este blog está alojado en La Página Definitiva, otrora magnífica albergadora de la carpetovetónica RBBE.

            Si quieres nos ponemos todos tontos y te digo que la III región militar (la tuya, la levantina) apoyó el golpe de estado del 81 desde el minuto uno. Sería porque ese día hacía bastante frío, pero en la región militar donde vi la luz del día se quedó acuartelada. Quieres más resonancias franquistas?

          • Wilson Fisk

            Joder que se cansa uno de oir chorradas con las sensibilidades de los “dañados por el franquismo”.

            LLamamos Levante al Levante porque por allí es por donde asoma el sol en la Península (nótese que es un término geográfico y no nacional).
            Igual que Poniente es por donde se “pone” el sol, Levante es por donde “levanta”.

          • Pepito Grillo

            Pues si, Pink Floyd, te enteras tarde. El término “Levante” tiene dos acepciones bien diferentes:
            La una, positiva, se refiere al viento de Levante al que los pescadores tienen mayor fervor que a la Geperudeta porque es el que desde hace miles de años les devuelve a casa tras la pesca. Por eso hay un club de fútbol en valencia con ese nombre cuyos orígenes precisamente están en el grao de valencia (el puerto). también hay un periódico con el mismo nombre, por similar motivo.
            La segunda, negativa, y utilizada por ignorantes madrileños como Jaime de Andrade y Wilson Frisk es aquella que entendiendo que españa limita al norte con la moraleja, al sur con aranjuez, al este con alcalá de henares y al oeste con villalba pretenden minimizar al reino, comunidad, pais o como cojones querais llamar a este maravilloso pedazo de tierra como un simple fenómeno geografico.
            Hace ya muchos años nuestro ínclito ministerio de obras públicas se gasto un montón de pasta en poner grandes cartelones al inaugurar la autovía de valencia a madrid (curiosamente, y una vez más, la última en ser finalizada y eso que pagaba europa) y no se les ocurrió mayor majadería que denominarla “Autovía de Levante”, afortunadamente duro poco más de un mes y la rebautizaron con el mas neutro “A3”.
            Precisamente en el diario “Levante” apareció un artículo jocoso hablando de la reciente apertura de la “Autovía de la Meseta”. Porque queridos Jaime y Wilson, si no os hubieraís pelado las clases de geografía de egb os hubieraís enterado que el “Levante español” se situa en las islas baleares, y si hablamos del Levante peninsular habría que referirse a cataluña (pobrecitos, les daría un pasmo). Solo se puede hablar de Levante refiriéndose geograficamente a valencia, desde madrid. Y los madrileños no teneís ninguna entidad para imponer nombres al resto de los españoles. Sois simplemente capital y representación del país. Recordadlo, que se os olvida demasiado a menudo.

          • Coentor

            >>>Si quieres nos ponemos todos tontos y te digo que la III región militar (la tuya, la levantina) apoyó el golpe de estado del 81 desde el minuto uno. Sería porque ese día hacía bastante frío, pero en la región militar donde vi la luz del día se quedó acuartelada. Quieres más resonancias franquistas?

            ¿Qué tiene que ver el tocino con la velocidad? Y después del texto de Pepito Grillo, nada más a añadir.

          • Jaime de Andrade

            “Y los madrileños no teneís ninguna entidad para imponer nombres al resto de los españoles. Sois simplemente capital y representación del país. Recordadlo, que se os olvida demasiado a menudo.”

            Y qué te hace pensar a ti que soy madrilenyo? No estás pecando ahora tú de lo mismo que nos acusas a los de “la capital”. Que no todo lo que no sea litoral es “Madrit”. Y todo esto por decir Levante espanyol. La Virgen Santa, que susceptibles sois copón!!

  6. Pim Pollo

    Señor mío: está usted pidiendo a gritos una detallada lectura de “¿Quién teme al Bauhaus feroz?” de Tom Wolfe recientemente reeditada por Anagrama y que le pondrá sobre la pista de la tiranía arquitectónica contemporánea. Pero dicho esto, su comentario adolece de catetismo de manual. El mismo que llevó a diversas administraciones públicas a dotarse de “un calatrava” a cualquier precio (literal). Pero amigo mío, entre moneos, fosters y gherys vamos bien servidos. No me sea tan chovinista que se le ve el plumero.

    Contestar
    • Romer

      Entienda que debo de ceñir el tema, porque si me pongo a hablar de las barbaridades de los arquitectos contemporáneos no escribo un artículo, escribo un tomo de “Summa Artis”. Lo que además tiene Calatrava es un ego desmedido y una ambición salarial sin limites, lo que unido a la permisividad de las “primeras autoridades” de la Comunidad Valenciana provoca un cóctel peligroso. Porque los sobrecostes los pagamos de dos maneras: 1.- con nuestros impuestos (que nos cuesta pagar bastante para que otros se lo gasten en fuegos fatuos) 2.- restringiendo otros servicios públicos por falta de financiación.
      Le remito al MARAVILLOSO artículo sobre la Sanidad valenciana que La Paella Rusa publicó esta misma semana y verá que no son hechos aislados, si no un suma y sigue.

      Contestar
  7. Coca Boba

    Gran artículo. Creo que pone clarito lo que este ¿arquitecto? empezó por estas tierras y continuó por todo el mundo. Y el final, con lo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias es de traca. ¿Nunca se cansan de mangonear?

    Como toda gran novela, ya han sacado la película, o algo parecido:
    http://www.youtube.com/watch?v=yXpmN011XNU

    Contestar
  8. Juan Carlos I

    Pues yo he de disentir de la línea general del articulo. Calatrava no es asunto mio. Y bien en contra de la linea expresada por la mayoria, cuando salga en una conversación un pavo como este, que ha construido “cosas” en multitud de paises, para mi es un arquitecto valenciano de fama mundial. Punto.

    La responsabilidad absoluta sobre los choriceos, desvios en los presupuestos, y todo tipo de mierdas es de las administraciones públicas que lo contratan. Me gustaría saber si a la cooperativa de viviendas de su torre en Malmö, Suecia, les hizo las mismas pirulas que las que ha hecho en Valenciastán, y si se pudo pasar por el forro la legislación sueca al respecto.

    El éxito valenciano de este señor es el haber conseguido un estilo faraonico que hace que los aspirantes a faraones mojen sus bragas al ver sus egos recreados a tamaño Palau de les Arts.

    Y para terminar, añado, que la definicion para mi mas clara de la vergüenza de ser valenciano y español, es tener que responderle a unos suecos, gente con pasta por un tubo y una economía saneada como no la tendremos nosotros en la p..a vida, a las incomodas preguntas de (literal) “¿Valencia debe tener todos los servicios sociales muy bien cubiertos, para haberse podido permitir construir algo como esto, no?”,”¿Como se ha pagado esto?”, y la mención de honor , cum laude, y lo que haga falta, oir a una guia local de Valencia hacer referencia a los fondos europeos para regiones desfavorecidas como parte del dinero que han costado los juguetitos. Os juro que casi le tapo la boca “por razones de estado”.

    Contestar
    • galaico67

      Mire, majestazz, lo que aparece rascando un poco:
      “http://arteyartificios.blogspot.com/2010/12/lo-peor-de-santiago-calatrava.html”
      “En Suecia, los cooperativistas de la famosa torre “Turning Torso” de Malmö, acabaron denunciando criminalmente al promotor de la misma ante el inverosímil aumento del coste que se vieron obligados a asumir.”

      ¿No encuentran un sospechoso parecido entre la torre Malmö y las tres tristes torres que iban a plantar en Valencia?

      Contestar
    • Romer

      Estoy de acuerdo en que la culpa del choriceo es de quien se lo permite. En Nueva York le han parado los pies, porque no lo han visto nada claro.

      Por otra parte la fama no lleva aparejada ninguna cualidad extra. Es recurrente, pero la persona posiblemente más famosa en nuestro país quizá sea Belén Estebán, y no por ello es mejor que nadie, me atrevo a decir que incluso puedo dudar de que sea pertenezca a la misma especie que yo.

      Contestar
    • Gekokujo

      Muy bueno majestad…

      Pero lo cierto es que sí parece que es un poco “chapucillas”. Para empezar porque tras un importante número de obras ejecutadas ya debería haber pulido los problemas de tipo arquitectónico. Después de todo Calatrava es arquitecto. Más allá de eso, se podrá discutir su estética, que ya entra en otro campo. Aunque diré a su favor que me resulta totalmente lógico el uso de arcos elipsoides.

      Contestar
    • MaRuTaKe

      De verdad crees que es un artista un señor que pone suelos resbaladizos en estructuras descubiertas en regiones donde llueve diariamente, y escaleras a punta pala sin permitir acceso a minúsvalidos/mayores?

      Señores, que una cosa es ser muy chick, pero hay que tener dos deditos de frente.

      Contestar
  9. parvulesco

    Uf, a mí me gusta la antena que tiene en Montjuic, en Barcelona, pero después de ver la Ciudad de las Artes pasé a odiar oficialmente a este tipo. No sé hasta qué punto su impresentabilidad es vox populi por Valencia, pero en Barcelona el tema no se toca mucho y es una lástima.

    Contestar
  10. Arrop i Tallaetes

    En cierta manera Juan Carlos I tiene razón: Si las autoridades le dan cancha en lugar de pedirle explicaciones, es normal que el Señor Calatrava salga airoso de todos estos berenjenales.

    Si bien, hay que reconocerle un enorme mérito al Señor Calatrava a la hora de ser un excelente relaciones públicas de si mismo. Como arquitecto, tengo amiguetes en el ramo con opiniones variopintas. Que si es bueno, que si es un bodrio. Personalmente y sin tener ni zorra idea de arquitectura más alla de cuatro chuminadas, a mi Calatrava no me apaña. Como bien apunta el artículo sus obras son faraónicas y poco más, sus espacios desaprovechados (que no le llamen más “Museo de la Ciencia” a ese costillar hueco, por favor), sus ideas poco prácticas, mucha chapuza…De hecho el edificio más bonito del Complejo de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, es el Oceanográfico…y no es suyo, sino del gran Félix Candela (muchísimo mejor profesional). Pero Santiago se ha apresurado a tapar el precioso paraboloide hiperbólico con un puente infame y una Ágora que nadie sabe muy bien para que vale…

    En fin, todo vale, que Calatrava es un arti.ta!!!

    Contestar
  11. Pingback: Calatrava, un arquitecto mediocre que sabe vender

  12. Less is more

    En general de acuerdo con el artículo, pero hay que añadir un matiz importante que creo que no se ha puesto suficientemente de manifiesto.

    El proyecto original de la CAC, allá por el año 1993, contaba con una torre de más de 300 m de altura en el lugar del auditorio, si no recuerdo mal, y contaba con todo el apoyo del gobierno central, entonces el PSOE.
    Esto pone de manifiesto el isotropismo partidista que sufrimos en este país en asuntos como este (y en muchísimos otros), ya que Calatrava ha conseguido venderse igual a unos que a otros, con lo cual, asociar su figura a una tendencia política a mi parecer, es erróneo o muy matizable.

    Por otro lado, como estudiante de 5º de arquitectura, considero que un espacio que no cumple correctamente su función no merece ser llamado arquitectura, así de simple y rotundo, y eso lo puede entender fácilmente cualquier persona.
    La arquitectura debe dar servicio a las personas, y ello debe ser la premisa de partida.
    Si nos encontramos con exaltaciones de ego, grandeza gratuita y problemas de mantenimiento constantes no estamos hablando de arquitectura, ni mucho menos de arte, y por ende, de algo que pueda ayudar a la sociedad.

    Contestar
    • Romer

      Sobre la torre: no era un rascacielos, era una torre de telecomunicaciones, es decir un “pirulí”. Esto hubiera dado unos réditos económicos impresionantes por derechos de utilización, es decir, una antena gigante y cuando una empresa tiene que gastarla paga por ello. Imagina el potencial hoy día, que todas las comunicaciones son inalámbricas.
      Pero Zaplana se lo cargó aduciendo que entorpecía el descenso de los aviones hacia Manises. Años después nos cascan tres rascacielos a unos doscientos metros, pero esos no molestan.

      En el proyecto original socialista, los edificios eran de un tamaño similar al Hemisferic. Después se modificó para ser lo que es hoy.

      Contestar
    • dani black

      “La arquitectura debe dar servicio a las personas, y ello debe ser la premisa de partida.”

      si hubieras estudiado en la escuela de alicante en lugar de la de valencia, te habrian enseñado esta otra premisa:

      “la arquitectura son formas, cuanto mas raras y estrafalarias mejor. Y ni se te ocurra plantearte para que sirven”

      Contestar
      • Less is more

        Menos mal que no fui a parar a esa escuela, la de barbaridades que me han contado…
        Y ya me quejo de esta, que tiene un buen porcentaje de excéntricos sin causa en las asignaturas de proyectos. Aunque he de decir a su favor que también hay un buen grupo de profesores muy competentes, la verdad es que es una lotería.

        A lo que voy: las víctimas somos los alumnos, que salimos prácticamente sin saber nada de cómo funcionan las cosas en los estudios normales de arquitectura, como para que nos llenen la cabeza de ideas y conceptos absurdos e inútiles (por no resumirlo con una palabrota).

        ¿Y qué salidas nos quedan?
        Pues a la gran mayoría el desempleo en nuestro querido país, experto en el desaprovechamiento de talentos.
        Quienes consigan trabajo, probablemente lo hagan en estudios pequeños, como esclavos y cobrando una miseria si es que cobran.
        Y un pequeñísimo porcentaje, aquellos que se sepan vender de maravilla y consigan que la especie política se trague todo lo que les eche, podrán aspirar a ser los Calatrava del mañana.

        Quizá sea buena arquitectura, o quizá sean los objetos más grotescos, inútiles y generadores de sobrecostos, pero si están bien vendidos, se llevarán a cabo.

        Y así y no de otra forma es como funcionan las cosas.

        Contestar
  13. alegret

    Pues tendrían que ver la barbaridad que ha hacho en Oviedo, con los auspicios de su compañero de corrupción, Gabino de Lorenzo.

    Un edificio monstruoso en medio de la ciudad y que se está cayendo al año de haber sido construido.

    Y encima el muy gentuza pleitea, como en Bilbao, por la propiedad intelectual de un puente de mierda por el que la gente se caía cuando pasaba.

    Contestar
  14. Lobo

    Recuerdo cuando se anunció la construcción del Auditorio de Tenerife (iba a llamarse “Ópera de Tenerife”) y se decía que sería una obra original y única que colocaría a la isla en el mapa de la arquitectura mundial como lo hizo la Ópera de Sidney. Hasta que aparecieron las maquetas y bocetos de la Ciudad de las Artas y las Ciencias. ¡Cómo se la coló a las autoridades de Tenerife! Visto con perspectiva parece el capítulo de los Simpson donde construyen un monoraíl en Springfield.

    Por cierto, que cerca del Auditorio de Tenerife se construyó un Recinto Ferial obra también de Calatrava. El día que aterricé en Sondika por primera vez miré a mi alrededor y caí en la cuenta. “¡Es el mismo edifcio pero con aviones!”. Si cortáis el Recinto Ferial de Tenerife por la mitad y unís sus extremos tenéis Sondika.

    Y hace poco estuve en Jerusalén. El puente encaja arquitectónicamente en la ciudad como a un santo dos pistolas. Por cierto, es el “típico puente Calatrava” que hemos visto en varios sitios. Y encaja tan bien en el entorno como el de Venecia. Lo que tiene no molestarse en conocer el entorno donde va a ser levantada la obra.

    Contestar
  15. Pingback: Oda a Mourinho « Apunts sobre l'abisme

  16. Pingback: València, el Cap i Casal, és makinero | La Paella Rusa

  17. Pingback: La Página Definitiva » La red está llena de basura. Nosotros somos la prueba

  18. Chariot

    Y si es tan malo…que has echo tu para mejorarlo o siquiera igualarlo…acaso eres siquiera conocido en tu ciudad…
    piensa en el “Huevo de Colón” y…ubicate

    Contestar
  19. Pingback: Grecia arde en protesta por el Villarato madridista « La Página Definitiva

  20. wea

    me gusta mucho el comentario en general, si calatrava no es muy buen arquitecto segun bastantes amigos estudiantes de arquitectura de madrid , se señala a este señor como una M…… de arquitecto .

    Contestar
  21. maxi

    La culpar no la tiene el cerdo, si no el que le rasca el lomo.

    Siempre que haya políticos mediocres que jueguen con el dinero publico al monopoli y no tengan ningún tipo de consecuencia por una nefasta gestión, siempre habrá oportunistas sin escrúpulos que intentaran aprovecharse de la situación con el único fin de lucrarse haciendo lo mínimo.
    Usando el mismo razonamiento, y sin ánimos de ofender a nadie, los políticos mediocres llegan a donde llegan, por personas sin inquietudes, que por no mover el culo en averiguar que tipo de persona te representara, vota, lo que vota.

    Contestar
  22. Pingback: Ciudad de las Artes y de las Ciencias – Valencia (ESP) | The Full Calatrava

  23. Pingback: Chicago Spire – Chicago (USA) | The Full Calatrava

  24. Pingback: Anónimo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: