La Paella RusaTota empastrà

Cultura

Sobre la imbatibilidad del PP (II): Los del PP están “bienfollaos”

Hace más o menos un mes iniciamos una serie sobre las razones por las que el PP es partido no ya mayoritario sino hegemónico en la Comunidad Valenciana. Ya nos hemos referido al éxito que tiene entre el electorado su oferta electoral básica: traer tías buenas, muchas y que están como un queso, a mansalva, para todos, al calor del crecimiento inmobiliario, de los grandes proyectos y de unas convicciones basadas en la buenorrez  y los implantes mamarios a prueba de reactores nucleares franceses. Es un producto contra el que es difícil competir, la verdad.

Pero las razones por las que el PP valenciano es imbatible van más allá de lo que ofrecen. Tienen que ver, también, con las características de quienes nos ofrecen un proyecto político de tanto calado y profundidad, con su capacidad para representar, icónicamente, lo que todo valenciano, en lo más íntimo de su ser, aspira a ser. En resumen, que el PP valenciano, de Vinaròs a Pilar de la Horadada, en Castellón, en Valencia y en Alicante, presenta candidatos y candidatas con un rasgo en común, que el electorado valenciano aprecia mucho: están indudablemente “bienfollaos“.

Y no, no es una metáfora. A La Paella Rusa le da bastante igual con quién se acuesta o se deja de acostar este alcalde, el conseller de más allá o tal directora general. Nos importa bien poco si la gente es homosexual, heterosexual, bisexual, se lo hace con cabras, con gallinas, con falleras mayores o incluso, en un grado máximo de perversión, con belleas del foc. Cada cual que se lo monte como quiera y como pueda. Pero, en cambio, sí nos parece relevante que dentro del amplio abanico de opciones que ofrece una Comunidad indiscutiblemente puntera en cuestiones relacionadas con el folleteo como es la nuestra los líderes y candidatos del PP, sistemáticamente, aparezcan cada mañana con una pinta de bienfollaos (o bienfollás, que no se nos quejen las feministas de la igualdad, que hay que reconocer que en el PP en esto han logrado un acojonante grado de efectiva paridad, tan bienfollaos están sus cargos masculinos como desahogadamente bienfollás están sus representantes de sexo femenino) que contrasta con la pinta triste, apocada, curil y pacata de los dirigentes del PSPV, que parecen recién salidos de una reunión de la parroquia.

¿Por qué esto de ir bienfollao por la vida, y que se note, puede tener importancia electoral? Pues básicamente por dos motivos. El primero es que nuestro país, conviene recordarlo, es el país de las Fallas, del chiste de Don Pío, del fino humor sexual, de películas icónicas como El Virgo de Visanteta… Incluso, si nos ponemos, es el país de Nacho Vidal. Y nuestra identidad se refleja, mejor que nada, en dos ideas que unen a izquierda y derecha, a ricos y pobres, a castellanohablantes y a valencianohablantes. A saber, un mantra vital construido a partir de la idea “Folleu, folleu, que el món s’acaba” y una visión moral al respecto, que anida incluso en la Iglesia valenciana, que corona este vitalismo sexual con la conocida reflexión de que “Dels pecats del piu, Déu se’n riu”. En un país así, lógicamente, ir bienfollao por la vida demuestra que eres más pueblo que el pueblo mismo. Y la gente, para votarte, se fija en esas cosas. No se les puede culpar por ello. Yo también sospecho sistemáticamente de quienes van por la vida dando lecciones de moral sexual. Al PP valenciano hay que reconocerle no sólo que no las imparte de palabra sino que, además, de obra y por medio del ejemplo, nos deja claro que su planteamiento es totalmente liberal y que está perfectamente acomodado a lo que sentimos y pensamos al respecto los valencianos como pueblo.

El guerrer de Moixent, una de las primeras muestras de arte paleolítico encontradas en la Comunidad Valenciana, demostrando las constantes vitales de nuestro pueblo

Pero es que, además, hay un segundo factor. Coincidirán todos conmigo en que cuando vives bienfollao sales de casa por la mañana con un optimismo y una energía que nada tiene que envidiar a un ciclista profesional o un atleta español. Estás eufórico, optimista, todo te sale bien. Pues eso le pasa a los del PP en nuestra Comunidad. De tan bienfollaos que están son prácticamente indestructibles. Pase lo que pase desprenden un aura de imbatibilidad, de confianza en sí mismos, de optimismo desbordante, de que cualquier problemilla les da igual porque por la noche (o durante la comida, o en el despacho…) les espera un buen polvete, que eso los hace incombustibles. Y la gente lo percibe. Se da cuenta. Son súper-heroes valencianos, súper-héroes del sexo. La vida les sonríe. ¿A quién votarían Ustedes, a esta gente o a unos tíos tristes y deprimidos?

Cuando el PP llegó al poder en 1995 se rodeó de lo más granado de la sociedad civil. Zaplana fichó como consellera de Cultura en la sombra a Rosita Amores, icono y referente de todos los valencianos, que desde entonces no ha dejado de frecuentar fiestas y saraos organizados por la Generalitat.

Que esa es otra. Porque enfrente el PP tiene a una gente del PSPV que, eso lo vemos todos, follarán más o menos pero se nota que lo hacen sin demasiado entusiasmo, ordenadamente, con una visión moralista y curil de la existencia. Pueden ser homosexuales, pero no homosexuales desbordantes, a diferencia de lo que pasa en el PP. Pueden tener sus líos extra-matrimoniales, pero no exhibirlos porque está como mal visto. Incluso se acaban separando cuando se follan a una nueva pareja jovencita, por eso de que moralmente se sienten obligados a pensar que lo hacen porque se han desenamorado de su anterior pareja y que ahora quieren iniciar “un nuevo proyecto de vida en común” con el efebo o la tía buena de turno. ¡No tienen ni puta idea! ¡No saben disfrutar de la vida!

Enfrente, en cambio, tenemos un PP absolutamente hegemónico también en este plano. En el plano territorial, los del PP y las del PP follan como bestias en las tres provincias. En Alicante, en Castellón y en Valencia. En el plano social, follan como bestias ya sean centristas, liberales, demócratacristianos, del Opus, provinentes de la AP histórica, jovenzuelos de la nueva hornada… Da igual. Follan y follan. Sin problemas, sin reparos, sin conflictos. Un tío del PP en Valencia puede ser homosexual y del Opus a la vez, que además se sepa, sin ocultarlo, y que no pase nada. Es más, el tío lo disfruta. Como debe ser. Una tía del PP puede ser lesbiana y promiscua a la vez que preside la asociación de amas de casa católicas de su pueblo. Y, además, lo hace tan feliz y en medio del cariño y aplauso, incluso, del párroco del pueblo. Como debe ser. Aquí un Director General casado y con 8 hijos puede irse a fiestas del partido y follarse tres o cuatro gallinas y, como lo disfruta y se lo pasa bien, la gente se lo valora y constata, como debe ser, que el tío sabe apurar a fondo los placeres de la vida y que tiene una actitud optimista y confiada que lo convierte en una persona de fiar, un representante inmejorable de los valencianos.

El PSPV y la izquierda social, que no entienden nada, de vez en cuando ponen los cuernos a la parienta o al marido y se pasan meses con mala cara, gris, cetrinos… acomplejados, inseguros, temerosos de que les pillen o la prensa se entere.  No saben disfrutar de la vida y viven anclados en un puritanismo absurdo que el pueblo valenciano no entiende. Y lo que es peor, desconcertados ante lo que está pasando, a veces inician críticas a tal o cual pepero por follarse falleras mayores, por ser homosexual, por ser lesbiana… con argumentos asquerosos y repugnantes sobre la doble moral y esas cosas que, en realidad, lo que revelan es intolerancia sexual y, en algunos casos, envidia. Dos pecados que el pueblo valenciano no perdona.

Mientras tanto, los del PP, a lo suyo. Con sus diferencias regionales, sí, pero con una constante regional clara: jóvenes y mayores, del norte y del sur, hombres y mujeres… todos bienfollaos. El PP ha logrado una simbiosis tal con la esencia misma de la moral valenciana que sus dirigentes incluso follan con criterios regionales.

Ejemplo de dirigente valenciano del PP, una mañana cualquiera, en su despacho, trabajando por el bien común

En Alicante el modelo de relación es un poco a la italiana. Ligeramente machista, con muchas putas, mucho lío con jovencitas ambiciosas, mucho polvo para ascender combinado con querindongas oficiales entre los escuadrones peperos de más de 50 años. Pero entre que la Vega Baja y las Marinas son droga dura y que las mujeres del PP se saben batir el cobre en esto de la igualdad ya tenemos a jovencitas peperas que se montan unos festivales también muy italianos. La población lo sabe y lo agradece. Se siente segura con esos dirigentes que van al trabajo por la mañana contentos y mega-engominados, convencidos de ser los Reyes y las Reinas del Mambo.

En Valencia, como para casi todo, se es más clásico. Más prudente, más discreto, menos dado al exceso, pero no por ello más pacato. Los del PP de Valencia saben que no hay límites a su libertad sexual y la ejercen con todo el derecho. Homosexuales, lesbianas, bisexuales y amantes de las relaciones plurisinodiales que dejarían como curitas reprimidos a algunos hippies de mayo del 68 hacen de su capa un sayo y follan que da gusto con quien les apetece, sin sentirse ligados por la moral tradicional católica. Los pueblos de la provincia están llenos de peperos conocidos por sobrenombres como Piudeferro y las novias o novios oficiales, sean del sexo que sean, de sus dirigentes, son apreciados por todos y considerados como si fueran un matrimonio canónico de abuelitos que llevan 60 años juntos.

Castellón ya es droga dura. Imaginen que hay cenas y agrupaciones del partido que incluyen el conocido espectáculo, originario de la provincia y que se ha ido extendiendo (porque las buenas ideas es lo que tienen, que triunfan y se extienden como la pólvora, así que sintámonos orgullosos de que Castellón sea punta de lanza de I+D+I en materia de folleteo y rentabilización económica del mismo), de la llençolà (se contrata a unas señoritas para que durante la comida vayan por debajo de la mesa haciendo cositas y quien da un síntoma de debilidad, paga). Las fiestas de los pueblos de la Plana son legendarias por las orgías que se montan. Aquí ya todo es a lo bruto. Los dirigentes del PP pueden estar casados y tener 3 ó 4 novias oficiales, incluyendo varias subordinadas. ¡Pero es que las chicas del PP también lo hacen! La gente de la provincia, identificada con estos placeres de la vida, sencillos y al alcance de todos, pues no puede sino admirar a sus dirigentes. Es más, los propios peperos de Castellón, generosos y conscientes de que esto son cuatro días, hay que disfrutarlos y que a eso tiene que tener derecho todo el mundo, suelen incluir en sus saraos y círculos de folleteo a gente de los partidos de la oposición. ¡Si eso ya no es una orgía de luxe plus, pues que venga Rocco Siffredi y nos rectique!

El PSPV, frente a semejante exhibición, tiene poco que hacer. Traten de visualizar a los peperos que conocen y seguro que se los representan mentalmente con esa sonrisa y seguridad en sí mismos propias de los bienfollaos. Hagan ahora lo mismo con cualquier líder del PSPV que les venga a la cabeza. ¿A que la imagen que les viene a la cabeza es la de un señor tristón, que no disfruta de la vida? Sin embargo, una nueva vía de resistencia y de oposición se está abriendo paso. Del mismo modo que el PSPV ha acabado por mimetizar el programa político del PP en casi todos los planos, hay un grupo de dirigentes, como no podía ser menos de Castellón, claro, dado que el espectáculo sexual pepero en la provincia y su hegemonía en el disfrute vital dura tantos años que los demás van aprendiendo, que ha decidido batirse con sus mismas armas. De un tiempo a esta parte, no hay cuadro relevante del PSPV de Castellón que no tenga un conocido recorrido como superfucker que le permitiría, incluso, ser admitido en el PP. Con estrellitas mediáticas, con jovencitas groupies, con agentes de las fuerzas y cuerpos de la seguridad del estado, con colaboradoras, con subordinadas, ¡con todo lo que se ponga por delante!… una nueva generación de socialistas castellonenses está decidida a demostrar que ellos también pueden estar bienfollaos. Pero, la verdad, no es lo mismo. Por muchas razones, empezando porque de momento en Castellón sólo son socialistas hombres los que participan del cotarro. Pero, además, porque probablemente ni siquiera acaba de estar internamente bien visto lo que hacen. Han mimetizado el exterior de lo que hace el PP de Castellón, pero todavía no han logrado aprehender su alma, su esencia…

Dirigente del PP valenciano, pisando fuerte, y haciendo gala de nuestras señas de identidad

Y ésa es la clave. No es lo mismo porque no se trata sólo de follar mucho y bien. Se trata, además, de hacerlo sin complejos, de que no te importe que se sepa, de que te traiga al fresco lo que puedan pensar otros de tu catadura moral sexual… Porque eso es lo que queremos los valencianos. Y el PSPV sigue sin entenderlo, sigue con rollos moralistas absurdos. Y mientras tanto, los del PP y las del PP, pues ahí siguen… follando como bestias. Y ganando elecciones.

Etiquetas , , , , , , , , , , ,

Compartir

Artículos relacionados

30 thoughts on “Sobre la imbatibilidad del PP (II): Los del PP están “bienfollaos”

  1. galaico67

    Si, si tios como los Fabr..han resuelto sus problemas de cama con esa facilidad tan poco tradicional – secretaria y mercado de fichajes extranjero- ó un tio con una mezcla entre pijismo y gayerismo como el Ricky se lo monta con una bellea del foc, es que tienen un algo que no se pue entender…
    Aunque para bienfollao del PP, un accesit para el gallego Feijoo. Cuarenton, con novia desde hace más de una decena de años ¡ Y se la lleva , con mantilla y todo, a visitar al Papan de Roma! Y a cargo de la Xunta…
    Si sacaran una valla “PP, sexo sin complejos” la liaban parda en las próximas elecciones….

    Contestar
  2. Johnny

    A ver si lo he entendido bien… La Paella Rusa dice que los del PP son gente cojonuda porque se van de putas y los del PSPV unos pringados porque no lo hacen. ¿Es eso? Cuidado con este tipo de humor porque, la verdad, no veo qué gracia puede tener algo así.

    Contestar
    • Senyor Garrofó

      Bueno, Johnny, creo que lo que nuestro amigo Pota de Conill sostiene es, más bien, que con esa actitud moralista y pacata se hace más el ridículo que otra cosa. ¿Qué actitud moralista? Pues esa de ir denunciando al PP como el partido de los puteros, los homosexuales encubiertos, los promiscuos, los que engañan a sus parejas. ¿Por qué razón? Pues por dos:
      1. Porque la moral sexual un partido civilizado y moderno se la deja en casita.
      2. Porque intuyo, digo yo, que en todas partes cuecen habas, con lo que además de una moral sexual chunga lo que se acaba demostrando es hipocresía (bien pensado, esto es lo que acaba pasando siempre, ¿no?, en estos temas, que se lo digan a nuestros amigos de la Iglesia Católica Apostólica y Romana).

      Contestar
        • Senyor Garrofó

          Pues no seré yo quien critique a alguien por ser homosexual de confesión diaria, la verdad. Y el nivel de la izquierda valenciana creo que se explica por sí solo si se acaba recurriendo a este tipo de ataques.

          Respecto de la prostitución, las democracias europeas liberales decidieron, hace muchos años, que se dejaban la moral sexual en casita y que cada cual con el sexo haga lo que quiera. Y “lo que quiera” incluye decidir pagar (o cobrar) por ello.

          Contestar
          • Senyor Garrofó

            A EE.UU. lo meto fuera de Europa.

            Y lo de Suecia es caso aparte, como es sabido. Han arremetido contra este consenso, con posturas de moralina muy próximas a las de los EE.UU., pero readaptadas a la defensa de la mujer y rollos más vendibles en Europa. Aunque en el fondo, creo, es lo mismo. Y afortunadamente son una minoría, hoy por hoy, en Europa. Esperemos que Hipatia de Benidorm no triunfe con sus rollos y la cosa siga así, confinada a Suecia.

  3. joan corball

    No desviem el tema. L’article no va sobre sexe. És un recull de tòpics amb contingut ideològic. Hi ha acudits sobre dones, sobre negres i sobre sexe que la inèrcia porta amunt i avall i que al final “sirven a su senyor” perquè poden semblar frívols, però no són tan innocents com un pet en la banyera.
    A mi no m’excita imagirnar-me a Camps en ple orgasme. De fet, m’excita més quan porta algun dels tratges que no ha pagat. I Fabra, en una pel.lícula porno tampoc crec que done molt de si. Tampoc m’excitava Vicente Sanz quan pressumia d’omplir Canal 9 de ties bones i feia alguns comentaris molt semblants als que hi ha als articles.
    Mira, benfollats, el que es diu ben-follats, som els que hem de patir el PP.
    L’aspecte que veus als del PP no és de benfollats, sinó el que dóna la prepotència. I el de l’esquerra és el que és perquè, com es sabut, la impotència política també provoca melanconia. I atenció amb els del PP: de vegades en compte de colònia porten feronones per a la mosca blanca.

    Contestar
    • Senyor Garrofó

      Crec que, justament, l’article es pot interpretar, també, com una conya que indicaria, justament, eixe estat de postració de l’esquerra front la constant eufòria, prepotencia si vols, del PP.

      No passa res per tractar una situació que és com és (i tu mateix sembla que també la veus) amb una mica d’humor!

      Contestar
  4. General Sherman

    Un poco de cintura, por favor. El artículo es magistral. Es una gamberrada divertidísima. Sacar consecuencias políticas de amplio calado es absurdo. La única que puede inferirse es la que muy bien se apunta en el artículo y reitera el Senyor Garrofó: que las sociedades modernas no están para ir por ahí escandalizándose por la moral sexual de nadie. Pretender que todo tengamos que leerlo siempre en los términos que defiende joan, siempre indignados, siempre con la retahíla de agravios para el enemigo, eso sí que empobrecería a este blog, que si algo tiene es que sabe salirse del tópico y no cuenta las mismas cosas que ya nos han contado tropecientas veces en los medios.

    Contestar
    • galaico67

      Estamos de acuerdo en que tocarle los lereles a cualquiera, en función de su opción sexual ó de sus versatilidad matrimonial está fuera d elugar en una sociedad moderna.
      Como tambien debería de estarlo que luego, con el talamo aun calentito, se vayan de la mano de Rouco a defender los valores cristianos.
      Asi que ataques personales, los justos. Pero tocarles los huevos – con animus iocandi, por supuesto- por la contradicción entre moral católica y entrepierna, las veces que haga falta. No debería ser el leit motiv de ninguna campaña ( con los millones de euros que han despilfarrado en Calatravas, “Ciudades de”, Copas y capos hay carnaza suficiente- pero dejarles, tambien, la decisión sobre lo que es bueno ó malo moralmente ya es el acabose.
      Solo igualar a Zerolo y ya saben quien, sin acritú

      Contestar
  5. Arròs a banda

    Entre l’article i els comentaris heu apuntat a una idea molt interessant. No s’heu fixat mai que quasi totes les crítiques de l’esquerra a Rita Barberà passen per si se’n va de festa, beu o no alcohol i la seua condició sexual? No passa al mateix amb Zaplana i la majoria de dirigents? Per què adopta l’esquerra una actitud ridículament moralista i de suposada moderació en comptes de parlar de com el PP ens porta a la ruïna amb les seues polítiques?

    Contestar
    • Senyor Garrofó

      Efectivament, aquesta és una qüestió que jo encara no he arribat a comprendre.

      Supose que és que, dins l’esquerra valenciana, hi ha molta gent que és d’esquerres com podria ser dels Yomus o neofalangistes si fóra el cas. Perquè els ha tocat “ser d’esquerres” i tifen amb tot pel seu equip. I per a ells, clar, no hi ha cap contradicció en atacar per ahi. De fet, ho veuen evident, eficaç… fins i tot intel·ligent!

      Contestar
      • Arròs a banda

        Òbviament que si, en són tant o més responsables. Parlava del PP perquè ara parlàvem d’ells. Sobre PSOE i PP i política econòmica presentaré un article en els propers dies aclarint més coses sobre això.

        Contestar
  6. annanissi

    Pues sera de coña el articulo, pero aunque se quede en lo superficial da en el clavo. La izquierda valenciana esta tan alejada de la sociedad valenciana que no comparte ni sus rasgos más basicos y distintivos como es la alegria de vivir.

    Contestar
  7. joan corball

    El que faltava per al xavo. Ara resulta que la gent és d’esquerres perquè li toca en una tòmbola. També resulta que “quasi totes” les crítiques que fa l’esquerra a Rita i Zaplana van del melic cap a baix. De quina esquerra estàs parlant? Algú està assomant la pateta per sota la porta. I damunt es queixa de que un servidor fa ideologia…
    Mira, tingam la festa en pau i que algú explique d’on ha tret que els de dreta follen més i millor que els d’esquerre. O que són més pervertits, o més borratxos…. Ho dic perquè si cal canviar de bando.

    Contestar
    • galaico67

      Lo que son es más hipocritas. En esto tambien. Por lo demás no creo que el MH sea más rompedor que el aspirante Alarte. Además, en lo que es la realidad,ideologicamente no están tan separados…

      Contestar
  8. Pere

    Jo trobe que l’article parla (com ha apuntat el sr. Garrofó) que la moral de victòria sempre guanya a l’esperit derrotat, de què una part de la victòria del PP es basa en què el comú dels mortals vol ser com ells (el valencià mitjà voldria una VIP oro del Majestic, fijo) i que connecta millor en l’entorn social, com també s’ha apuntat en una altra resposta. I ho fa amb molta gràcia, que en este país on la política dóna ganes de plorar ja ens va bé.

    Congratulations, Pota de Conill!

    Contestar
  9. Patroclo

    Yo esto es lo último que esperaba encontrarme. Un artículo descojonándose de la hegemonía del PP, claramente irónico, y la izquierda valenciana tomándoselo en serio e indignada de que se les admire por ser más puteros.

    ¿Pero nos hemos vuelto todos locos o qué? Más bajo no se puede caer. O sí. Porque cada vez que lo pienso va y resulta que luego, sí, se puede caer más bajo.

    Yo cada vez me reconozco menos en esta izquierda pacata, corta, sin sentido del humor, acomplejada, cutre…

    Contestar
  10. Xefo

    Pues hablando del tema, no se si algún ingrediente o seguidor de la Paella le da importancia al hecho de que realmente algunos dirigentes del PP (aunque aún no sabemos cuales) han estado “SUPUESTAMENTE” practicando este tipo de relaciones extra-matrimoniales GRATIS y encima queriendo cobrar por ello a cambio de unas supuestas licencias de “antiprecintaje”.

    A mi si que me parece importante, aunque de momento no haya nada claro.

    http://www.youtube.com/watch?v=QhxkajHlz6s

    http://www.youtube.com/watch?v=sP26PJzfpug

    Contestar
  11. Álvaro

    El próximo tema podría ser analizar como el PP tiene tan contenta a la sociedad rural valenciana, esa es la clave del éxito del PP valenciano, a mi juicio. ¿Pero qué es lo que hace? ¿Y qué no entiende la oposición, que todos son como ellos … de capital? Hay una dura frontera entre las capitales y los pueblos … Y yo soy de capital de toda la vida y aun flipo cuando conozco cosas de toda la vida de la Comunidad Valenciana que desconozco en absoluto, o sea soy un extranjero en mi casa … énfin

    Contestar
    • Senyor Garrofó

      ¡Pero si el PP arrasa casi más en las capitales y ciudades grandes y medianas que en la sociedad rural valenciana!

      Álvaro, su teoría me plantea dudas. Los datos no me cuadran.

      Contestar
      • Álvaro

        Es una forma de matizar el conservadurismo autóctono para reconocerlo mejor, para diseccionarlo con el fin de identificar aquello que sí hace bien el PP según qué sociedades: con esto hay que pasar del debate del meninfot -de una vez ya- y considerar aunque sea levemente inteligente a nuestro prójimo.
        Si conseguimos diseccionar y averiguar que contenta al votante del PP, posiblemente veamos cosas sin carga ideológica que pertenecen a todos. De alguna forma estoy hablando de ‘monitorizar’ la sociedad a la que pertenecemos y darle lo que pide (A TODOS) … la verdad es que pensar así me viene por dedicarme a los social media y de estar continuamente ‘sondeando’.
        Y por supuesto que el PP sondea lo que le da la gana, por a otros nos tienen muy ignorados, pero debe ser cuestión de estadística básica.

        Contestar
  12. Pingback: 25 d’abril i la cultura del Mayflower | La Paella Rusa

  13. Pingback: Campanya empastrada, day 1: Engegant motors. | La Paella Rusa

  14. Pingback: La Página Definitiva » La red está llena de basura. Nosotros somos la prueba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: