La Paella RusaTota empastrà

Economía

Historia del Parque Central, el cuento de nunca empezar (II)

No se crean que me había olvidado, lo que pasa que uno es nuevo y prefiere pisar en firme a la hora de escribir, cuanta más información y más datos mejor, por eso en su búsqueda fui a finales de febrero a uno de los debates de Aula Ciutat, que trataba precisamente sobre el Parque Central.

Una calle de cualquiera de Valencia, un día de Fallas (o un sábado por la mañana cualquiera tras haber padecido a las hordas del Copazo al amparo municipal)

Una calle cualquiera de Valencia, un día de Fallas (o un sábado por la mañana cualquiera tras haber padecido a las hordas del Copazo al amparo municipal)

El debate se centró en dos ejes, el primero de ellos la manera de gobernar y de (no) hacer ciudad por parte de Rita, como dijo uno del público: “Si una ciudad tiene que esperar a que se muera su alcaldesa para que se haga algo, es que es una mala ciudad”, y el hombre no puede tener más razón, es algo que ya hemos comentado en La Paella Rusa en más de una vez, el modelo de ciudad de Rita Barberá está agotado, prácticamente todo lo nuevo que se hace va a rebufo bien de distintas asociaciones o bien incluso de la oposición, eso de “pero mira qué bonita está Valencia” parece que ya no cuela.

El otro eje del debate fue obviamente el Parque Central en sí, la idea que transmitieron los ponentes fue que la ciudad no podía esperar 20 o 30 años como mínimo hasta que se hiciera todo el proyecto actual por completo, y eso si se llega a hacer, así que se hace necesario repensarlo, ver como se podría compatibilizar las vías del tren con una especie de Parque Central, o Plaza Central, o lo que fuera, qué usos se le podrían dar al espacio que hay ahora vacío y que no necesitan los trenes, repensar, innovar, convocar un nuevo concurso si es necesario y abrirlo a más arquitectos; lo que sea pero algo, no conformarse con lo de ahora ni esperar a cuando haya dinero.

Todo el debate podéis escucharlo aquí, o verlo descargándolo aquí, fue interesante, aunque desde mi punto de vista con la presencia de un ingeniero de caminos hubiera estado mejor, sobre todo para que contara los detalles técnicos y complejidades que un proyecto así conlleva, también hubiera ganado mucho si hubiera sido más largo (duró apenas dos horas), tuve la sensación que los arquitectos podrían haber dicho mucho más pero con tanta intervención del público pues no pudo ser, pero bueno, son detalles que imagino que solucionarán en los próximos debates, recuerden que hacen uno el último miércoles de cada mes.

Una vez hecho este breve análisis vamos allá con lo que iba a ser la segunda parte, en la primera que si aún no han visto háganlo ya, que aunque queda feo que yo lo diga, se están perdiendo un gran artículo, hacíamos un poco de historia sobre el ferrocarril en Valencia y la estación del Norte, empezamos en 1852 y acabamos en los 70 y 80 del siglo XX, es a partir de ahí donde seguiremos.

El 1 de diciembre de 1976 Campechano I visitó Valencia y ya que estaba firmó el decreto que devolvía al ayuntamiento la mayoría de terrenos del viejo cauce, se dejaron la parte de donde hoy está la Ciudad de las Artes que la devolvería más tarde, y en 1979 tras las primeras elecciones municipales, definitivamente se recalificaría como zona verde y parque público, así que ahí ya no habría estación de tren.

Las dos primeras legislaturas de Pérez Casado se centraron en la ciudad, que como no se cansa de recordar Rita Barberá, estaba hecha unos zorros: sin alcantarillado, sin farolas (esto luego Rita se lo tomaría muy en serio), sin calles asfaltadas (aunque yo conozco un trozo de una que hasta 2003 no conoció el asfalto), sin equipamientos públicos (aún hay zonas con colegios y centros de salud saturados), sin transporte público decente (desgraciadamente esto ahora sigue igual), en definitiva una ciudad a medio hacer que simplemente había estado creciendo a base de parches, así que iba siendo hora de hacer un nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que pusiera un poco de orden entre tanto caos.

Valencia en 1980, puede verse pinchando aquí y luego en la pestaña “capas” y “fotografías áreas”, hay de varios años.Valencia en 1980, puede verse pinchando aquí y luego en la pestaña “capas” y “fotografías áreas”, hay de varios años.

Y ese PGOU fue la base del crecimiento de la ciudad en los 90 y 2000, no se crean que la ciudad está así gracias a Rita, está gracias a los socialistas, en cuanto es el PP el que tiene que pensar algo nuevo vemos que al frente de Urbanismo lo único que hay son psicópatas, 900 hectáreas más de huerta que se quieren cargar, cuando ya hay pisos de sobra y la población lo único que hace es bajar.

Aún pueden comprarlo en http://www.todocoleccion.net/la-ciudad-que-queremos-avance-pgou-valencia-1985-adenda-4-distritos~x22266224 (sólo para freaks muy, muy enfermos y dispuestos a descubrir con terror que casi todo el proceso de normalización y adecentación de la ciudad de estos años que ha inaugurado Rita... ¡estaba en un documento de planificación de socialistas masones y catalanistas!

Aún pueden comprarlo en http://www.todocoleccion.net/la-ciudad-que-queremos-avance-pgou-valencia-1985-adenda-4-distritos~x22266224 (sólo para freaks muy, muy enfermos y dispuestos a descubrir con terror que casi todo el proceso de normalización y adecentación de la ciudad de estos años que ha inaugurado Rita… ¡estaba en un documento de planificación de socialistas masones y catalanistas!

Bueno, a lo que iba, el equipo de Juan Antonio Altés pensó que todo eso lleno de vías en el centro sería mejor soterrarlo y hacer algo por encima, como ya se pensó antes de la guerra y contábamos en la primera parte, esta idea se presenta de manera oficial en el avance del PGOU en noviembre de 1985. RENFE no estaba por la labor, presentó alegaciones en 1986, en 1987 el presidente declaró que “construir un parque en las vías es una moda pasajera” (todo un pitoniso) y en diciembre de 1988 el PGOU fue finalmente aprobado, un mes antes el presidente de RENFE había sido cambiado y el nuevo sí que estaba colaborador, en 1989 se firma un convenio con RENFE y ésta convoca un concurso de ideas, en 1992 una nueva presidenta lo archiva, “los proyectos imposibles no son proyectos” dijo, con la llegada de los fondos FEDER el Gobierno cambia de opinión y vuelve a considerarlo, se firma otro convenio en 1994, que meses después Rita rechaza porque el ministerio invierte mucho más en el Delta del Llobregat y el Aeropuerto del Prat. Aun así el ministerio hace una propuesta que aumentaba la edificación y que reducía la zona verde, el PP la rechaza y encarga un concurso de ideas a AUMSA que no sirve porque los proyectos no gustan al ayuntamiento.

Tras las elecciones, el PP manda en el Gobierno, en la Generalitat y en el Ayuntamiento, y el Gobierno pasa del tema, Rita insiste y consigue que en 1998 con la fiebre del AVE a todas partes se llegue a un acuerdo, plasmado en 1999 con la firma de otro convenio, en 7 años dijeron que estaría… y Rita en el 2000 dijo que esto en 5 o 6 años está, obviamente ese convenio tampoco sirvió, y como ya le habían cogido el gusto a eso de los convenios, pues en 2003 se firma otro, lo de firmarlos en años electorales es pura casualidad eh, no seáis malpensados. En todos estos años desde que mandaba el PP en Madrid el proyecto era básicamente el siguiente: un túnel solo para AVE que cruzara el centro histórico con parada en Pont de Fusta y salida tras la avenida Cataluña, y la Estación del Norte pues igual pero bajo tierra. Todo eso costaba 800 millones de euros de 2003, de los cuales 300 vendrían del aprovechamiento urbanístico. ¿Qué podía fallar? ¡Absolutamente nada!

A nadie de los que mandaban se le ocurrió que los cercanías también pudieran usar el túnel, y así no tener que dar la vuelta hacía el Cabanyal, que fue lo que pidió el PSPV, así es señores, ¡hubo un momento en el que el PSPV existía y tenía propuestas sensatas! También pedían que el túnel fuera por las grandes vías y no por el centro, más que nada por lo que pudiera pasar, que si las cosas se hacen mal o surge algo que no estaba previsto pues puede pasar algo parecido como lo del Carmel, pero en vez de viviendas con nuestro patrimonio, además, haciendo el túnel por la gran vía ¡se podrían hacer varias estaciones de cercanías! En Aragón y en Tarongers, ya se sabe es 2003 en plena fiebre burbujil, sobra el dinero a manta, pues al menos gastarlo en algo que la gente vaya a usar debieron pensar en el PSPV.

Propuesta del PSPV que luego aceptó el Gobierno. Fuente http://www.valenciaparquecentral.es

Propuesta del PSPV que luego aceptó el Gobierno. Fuente http://www.valenciaparquecentral.es

La idea fue tan buena, que hasta el Consell la asumió como propia y lo exigió al Gobierno, eso sí, solo después de que hubiera cambiado el color en la Moncloa, y misteriosamente en 2006 el Gobierno de España dio lo que quería esa panda de valencianos, aunque no todo, incompresiblemente la magnífica, espléndida, maravillosa y lo més d’Uropa, idea que tuvo Camps de construir una estación en la Ciudad de las Artes fue rechazada, el malvado Zapatero siempre en contra del progreso de los valencianos. Al ser el proyecto de 2006 distinto al de 2003 los costes también serían distintos, mayores en este caso, pero no se habló de cuanto, serà per diners!

Estamos ya 2006, sólo habían hecho falta 18 años para que las tres administraciones se pusieran de acuerdo en la forma del proyecto, y en su financiación. Obviamente ya habían pasado los 5 o 6 años de los que hablaba Rita para que fuera una realidad, ¿creen que pidió perdón? ¿Dimitir por hacer una promesa que sabía que no se iba a cumplir? Pues para nada, se dice de poner la famosa Esfera Armilar en el Parque Central, promesa nueva y todo solucionado, con amenaza incluida “si no se construye la Esfera Armilar en Valencia será responsabilidad del Gobierno”, ¡Zapatero el anti valenciano nos odia! Inexplicablemente la Esfera Armilar tampoco llegó a nada.

En 2008 se ponen de acuerdo en el diseño de la Estación Central, entre tanto el AVE ya se estaba construyendo para llegar a una estación, provisional claro está, en diciembre de 2010.

Antes de eso, a finales de 2009 se convoca otro concurso de diseños para el Parque Central, al cual se presentaron 36 equipos, y luego a través de un proceso bastante cerrado, criticado también por los ponentes del Aula Ciutat, y yo creo que con razón, se quedaron con 5 finalistas, para ser finalmente elegido el de Gustafson, pueden ver como es en este pdf, a mí personalmente me gusta, aunque tampoco vi los otros finalistas, pero sí que es cierto como decían los ponentes que dado que no hay prisa, ya que el Gobierno no tienen la más mínima de intención de hacer nada, pues no pasaría nada por invitar a más arquitectos, un jurado más selecto, abrir el proceso de elección o diseño a la ciudadanía, no sé, pensar algo, asegurarnos de que lo que se va a hacer es lo mejor que se puede hacer.

El proyecto actual ya no cuesta los 800 millones que decía más arriba, ahora seguramente esté cerca de los 1800, y quedarán por hacer unos 1300, y eso son simples estimaciones y hechas en 2010, así que el coste hoy sería más aun, y encima esos 300 que hablaba del aprovechamiento urbanístico es imposible que se saquen dada la situación post-burbuja, en Valencia, por si el ayuntamiento aún no se ha dado cuenta, sobra suelo, tanto comercial, como destinado a viviendas, y no tenemos un modelo productivo que demande grandes torres para oficinas como las dos pensadas en el Parque Central,  las otras dos serían para viviendas.

Inaugurando la pescadería del Mercado Central

Inaugurando la pescadería del Mercado Central

Así pues, dado que no hay posibilidad de sacar ni un duro, nuestra estimada alcaldesa, aprovechando una visita de la ministra de fomento, plantea que quizás no pase nada por renunciar al túnel pasante, para poder hacer el Parque y que pueda llegar el AVE a Castellón cuanto antes, que total, por apenas siete u ocho minutos más pues a lo mejor no vale la pena, también dijo que en compensación a la falta del túnel pues el ministerio lo que podría hacer es soterrar el tramo de Serrería que falta, y así poder conectar por fin la Ciudad de las Artes y la avenida de Francia con el mar, “No es un soterramiento caprichoso, se concibe como una parte importante del Corredor Mediterráneo y de la solución ferroviaria del itinerario del AVE a Castellón” declaró, además de “dinamizar ya seguro el PAI del Grao”.

Imagino que los lectores ya habrán captado la intención de Rita, si están espesos no se preocupen, yo se lo explico. Los soterramientos ferroviarios se hacen porque las vías molestan a las personas que viven en la ciudad, es algo de lo que ya hablé bastante en el artículo anterior, que sea parte del Corredor Mediterráneo es irrelevante, no está escrito en ningún sitio que el Corredor tenga que ser todo subterráneo, sería carísimo así, puede haber el mismo número de vías en superficie o en subterráneo, es decir, puede estar igual de saturado o no, así que sí que es un soterramiento caprichoso, más que nada porque en la zona no hay nada que lo justifique, más allá de la obsesión cansina de que todas las avenidas lleguen al mar. Tampoco hace falta soterrar nada para que el AVE llegue a Castellón, basta con cambiar el ancho de vía, que es justamente lo que ya prevé el Gobierno.

Además, sería un soterramiento inútil, ¿por qué? Porque con la propuesta de Rita, todo el tráfico pasaría por el túnel del Cabanyal, todo, mercancías, cercanías y AVE, y el túnel solo tiene dos vías, y sí a día de hoy ya se considera que está saturado, en el futuro con un aumento del tráfico aun lo estaría más, es decir, se puede renunciar al túnel pasante, pero habría que ampliar el del Cabanyal, en otras palabras, te puedes ahorrar unos euros, pero te vas a tener que gastar otros, menos, pero te los vas a tener que gastar igualmente, también con esa renuncia al túnel el diseño de la Estación Central tendría que cambiar, porque ya no sería pasante, sino en fondo de saco, como ahora, y además, habría que diseñarla de tal manera que se pueda convertir luego en pasante, eso como cualquiera se puede imaginar es más caro que hacer una estación normal y corriente con una serie de vías que pasan de por medio. Incompatible con querer que el coste de la estación sea más bajo, otra de las cosas que dijo Rita. Por no hablar del coste de oportunidad o de si luego en el futuro se cambia de opinión que sería gastar el dinero para lo mismo dos veces

Otro temor mío es que esa solución provisional se convirtiera en definitiva, es decir, si ya tenemos parque y los trenes van sin problemas ¿para qué vamos a gastarnos el dinero en otro túnel? Esta mentalidad olvidaría por completo que ese túnel y las tres estaciones nuevas supondrían una mejora brutal en cuanto a movilidad en Valencia y su área metropolitana, ya que si los cercanías te dejan en zonas buenas y además conectadas con metro o tranvía y bus, y si encima es con un mismo billete, algo que dijeron que estaría en 1999, su uso se vería aumentado porque desde fuera se llegaría antes que ahora a cualquier punto de la ciudad, por ejemplo entre los campus de la UV y la UPV (servidos por dos estaciones, Aragón y Tarongers) suman 95.000 personas, otras 10.000 entre el personal y los pacientes diarios del Hospital La Fe (Font de Sant Lluís), obviamente no todas esas serán de fuera de la ciudad para que usen cercanías, pero un porcentaje considerable sí, que hoy cogen el coche porque simplemente se llega antes. Además, no hay que olvidar que el coche a gasolina es posible que no se pueda usar durante todo el siglo, y no sabemos cuál será su sustituto, ni si tendrá el mismo éxito o si la única alternativa eficiente será el tren, en cuyo caso necesitaremos una red capaz de absorber todo el flujo actual de coches. Y aunque al coche aun le queden varias décadas, teniendo en cuenta la orografía y las condiciones climáticas, es bastante absurdo que el amo de la ciudad aun sea el coche y no la bici, y como la bici no puede cubrir todos los trayectos necesitamos un transporte público digno y de calidad, y no eso que tenemos ahora.

Por eso la propuesta de 2006 parecía de sentido común, y encima todos estaban de acuerdo por primera vez, pero llega la crisis, llega Rajoy a la Moncloa y Rita dice lo que ya hemos puesto, ante el escándalo que se formó, días más tarde tuvo que aclarar que ella “no renuncia a nada” sino que prefiere posponerlo…, también profundizó en lo maravilloso que sería ese soterramiento del Grao. A mi sigue sin convencerme ni con esa aclaración.

Y es que si es por dinero, el Gobierno de España se gastó en solo ocho meses de 2012 más de 1745 millones para el AVE a Galicia, seguramente el AVE menos rentable de toda España, con eso habría suficiente para hacer todo, el túnel, y las tres estaciones, y aun sobraría para soterrar el kilómetro y medio ese de Serrería que tanto molesta a Rita, ¡y ese dinero en apenas ocho meses! En el caso valenciano ni siquiera hace falta que soltaran el dinero en esos meses, porque el proyecto puede durar perfectamente de 5 a 10 años, estamos hablando de que se invirtieran unos 300 o 150 millones por año, ¿es incapaz el ministerio de invertir eso? Parece que no hay suficiente poder valenciano para eso, por no hablar de toda la pasta que nos deben, bastaría con que dejáramos de funcionar como una colonia para que incluso este tipo de proyectos u otros los pudiera planificar a largo plazo la Generalitat Valenciana sin necesidad de que interviniera el Gobierno.

Si se quiere Corredor Mediterráneo y si se quiere darle uso, ese túnel es necesario porque facilitaría mucho las cosas, no habría que tocar el del Cabanyal, ¿pero es prioridad para el Gobierno el Corredor Mediterráneo cuando es Ferrmed quien pide fondos a la Comisión Europea para el túnel pasante y no el Gobierno? Yo tengo mis dudas…

– – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – –

Si se han quedado con ganas de más, visiten la web http://www.valenciaparquecentral.es, todo lo que quieran saber está colgado ahí.

 

Etiquetas , , , , , , , ,

Compartir

Artículos relacionados

11 thoughts on “Historia del Parque Central, el cuento de nunca empezar (II)

  1. Comandante Chávez Frías

    La historia y los entresijos del Parque Central molan.

    Eso si, el artículo desprende un pequeño tufillo, un ligero aroma, unos destellos mínimos e invisibles a los ojos del lector despistado, a pesepevismo. Algo sin importancia eh, pero lo apunto por si a alguien se le había pasado por alto.

    Contestar
    • Tavella Post author

      ¡¡Qué sería de La Paella Rusa si no nos acusaran cada semana de un sesgo distinto!! Para que luego se quejen que nos metemos con ellos por hablar de sorpassos e historias! http://www.lapaginadefinitiva.com/weblogs/paellarusa/2013/02/13/bombazo-fallero-sorpasso-de-compromis-al-pspv-en-valencia/3574

      También he de decir, que escribir cosas de manera totalmente neutral, sin estar a favor o en contra de nadie es muy difícil, y además sería muy aburrido, la gracia de La Paella Rusa, yo soy lector desde sus inicios, es precisamente esa.

      Pero bueno que lo siento mucho, me he equivocado y no volverá a ocurrir, ya en serio no tenía ninguna intención en darle esa visión, y si ha salido así pues no sé qué decir, (confieso honestamente que no soy del PSPV) a mi personalmente no me lo parece, pero vamos, para opiniones…pues los colores.

      Simplemente he querido quitarle un poco del mérito que se atribuye Rita, y dárselo a quien también le corresponde, el PSPV, que es el que se curró definir cómo iba a ser esta ciudad en los pasados 20 años, Rita siguió eso al pie de la letra o cambiando simples detalles, y una vez que eso ya no da más de sí y se acaba el dinero para poner la ciudad bonita, el PP ya no sabe qué hacer, y tampoco el PSPV actual, ojo, Rafa Rubio tal vez fue lo último digno que hubo del PSPV en la ciudad. Y en esas estamos, esperando que alguien se curre cómo ha de ser la Valencia de principios del siglo XXI.

      Contestar
      • Senyor Garrofó

        Es más, no sólo es que casi todo lo bueno de la planificación urbana que se ha hecho se remonte a la época de Pérez Casado, es que algunas eminentes cargadas también: por ejemplo, la prolongación de Blasco Ibáñez hasta el mar.

        Contestar
  2. Arrop i Tallaetes

    Articulón!

    Ahora lo entiendo todo. Bueno, entiendo que no hay ni un puto duro para hacer el más mínimo movimiento de tierra.

    Significativo el pastizal del AVE a Galicia…

    Mis mas sinceras felicitaciones

    Contestar
    • Senyor Garrofó

      Esto nos ha pasado por no haber sido capaces de lograr que el Ministerio aflojara la mosca en la época buena. Ahora ya es imposible.

      Contestar
  3. litox9

    Igual me equivoco pero yo diría que la parada de Aragón no alimenta a ninguna universidad, la de Facultats tiene más trasiego que esa seguro.

    Contestar
    • Senyor Garrofó

      La parada de Aragón alimenta, al igual que Facultats, el campus de Blasco Ibáñez. Ya es así en la actualidad, pues en una y otra paran diferentes líneas de metro, y lo sería más acusadamente caso de construirse la red de cercanías, pues daría servicio de ferrocarril a ese cmapus, que ahora no lo tiene (Facultsts es y sería sólo estación de metro).

      Contestar
    • Tavella Post author

      El Senyor Garrofó ya ha contestado, pero lo explico de nuevo si hace falta, en todo momento me estoy refiriendo a los trenes de cercanías, que habría dos paradas nuevas según la propuesta, la de Aragón tendría dos salidas en pleno Blasco Ibañez a apenas 500-700 metros de cualquier facultad, más útil que la actual parada de metro claro, se puede ver en esta presentación chula (pestaña futuras líneas) http://www.valenciaparquecentral.es/index.php?option=com_content&task=view&id=534&Itemid=346

      Contestar
  4. Guerau

    El chasco del Parque Central es similar al del macroproyecto de la Sagrera en Barcelona, que incluye una gigantesca estación intermodal AVE/larga y media distancia/cercanías/metro/autobuses, un nuevo parque urbano de 40 hectáreas y reurbanización del entorno. Una inversión global que ascienda a nada menos que 2250 millones de euros y que en parte tenía que financiarse a través de las plusvalías generadas por los edificios de oficinas, hoteles, comercios y viviendas proyectados.

    http://www.cideu.org/index.php?mod=objeto&act=verObjeto&idObjeto=22

    El alcalde Trias ya ha admitido que el proyecto está sobredimensionado y que hay que buscar soluciones realistas adaptadas a la crisis económica:

    http://www.lavanguardia.com/vida/20130202/54365008519/fomento-barcelona-buscan-abaratar-estacion-sagrera.html

    Me pregunto cuál de los dos proyectos se llevará antes a cabo, si es que algún día eso es posible: el Parque Central de Valencia o la Sagrera de Barcelona. Pienso que es una buena prueba para poder medir la efectividad del poder valenciano versus poder catalán en Madrid.

    Contestar
  5. Desnortados

    Tanto el PP como el PSPV en Valencia están ya tan desnortados que no saben ni de dónde vienen ni a dónde van. Ribó pisa el acelerador y ya empieza a ver a lo lejos, en el horizonte, la alcaldía. Compren agua bendita, señores, que Valencia podría tener no un alcalde de izquierdas (que se puede sobrellevar), sino también ¡nacionalista!. El Búnker-Barraketa está que tiembla…

    Contestar
  6. Monsieur Tolmatchoff

    La fontanería, que en sus principios había tratado casi exclusivamente de los conductos de plomo, hoy día se extiende a muchos otros materiales, como los tubos de acero, de cobre, de plomo y de plástico.
    Gracias a los útiles de que hoy se dispone a un precio muy asequible, el aficionado podrá efectuar sus instalaciones como un verdadero especialista El tubo de cobre permite impecables soldaduras imposibles de lograr con las tuberías de plomo, salvo mucha práctica.

    Cabe trabajar con tubo de cobre en barras rígidas, el cual se recocerá (calentándolo a la llama del soldador) para una serie de trabajos, y el tubo maleable de fácil manipulación, doblado y cortado, con el que se logran montajes muy limpios. Este último tipo de cobre suele utilizarse en instalaciones empotradas.
    Hay que buscar un tubo que corresponda en diámetro a la finalidad que debe desempeñar. El diámetro de un tubo se designa con dos cifras: la primera indica el diámetro interior, y la segunda, el exterior. Normalmente, el tubo tiene un espesor de paredes de 1 mm.
    (Trucos y Manualidades: Herramientas de fontanería)

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: