Sociedades

Recaudación del impuesto de sociedades en 2010: 16.198 millones de euros.

Primas a renovables en 2010: 7.016 millones de euros.

Subvenciones a empresas en 2010: 3.900 millones de euros. (Nota: 3 de cada 10 euros del contribuyente se dan a grandes empresas, mientras las pymes generan entre un 80 y un 90% del empleo. El Sheriff de Nottingham, siempre ayudando a los débiles).

Contratos públicos adjudicados a empresas, no necesariamente a precios ajustados: Ni idea, pero pagar AVEs -conocido en el extranjero como TGV- y aeropuertos surrealistas va a ser una risa.

Asimismo, y tal y como sucedía con el IRPF, el tipo efectivo que pagan las pymes es superior al tipo que pagan las grandes empresas (a pesar de que legalmente son del 25 y el 30% respectivamente), y el de estas últimas al de los bancos.

A todo esto, si alguien tiene tiempo para explicar, en relación con el artículo sobre IRPF, qué tipo de productos financieros permiten que uno tribute al 18% en lugar de al 43% en el mencionado impuesto, le estaré razonablemente agradecido.

Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

29 respuestas a Sociedades

  1. domingo dijo:

    No entiendo que tiene de malo subvencionar renovables, es verdad que es mucho. Pero la cosa es que planes tenemos:
    -Comprar petroleo/gas a amigos extraños como Gadafi
    -Poner centrales hidroelectricas en saltos de agua hasta aburrir.
    -Poner nucleares
    -limitar el uso de la energia como con la velocidad en las autopistas.

  2. Gekokujo dijo:

    No es exactamente el tema, pero está muy relacionado y creo que el análisis es de lo más lúcido: http://www.rankia.com/blog/comstar/613453-tiene-espana-crisis-deuda

  3. JaviWoll dijo:

    Cuando entre el PP, sustituye AVE (o TGV) por trasvases y verás qué bonito nos va a quedar el país todo lleno de canales de agua para hacer regadio en medio del desierto.

    Por cierto, ¿alguien sabe cuantas desaladoras se han construido desde 2004?. O es que nadie se acuerda ya de las temporadas de sequia porque ha llovido bastante estos ultimos años.

    Las primas a renovables tendrian que ser en forma de prestamos para que los curritos nos instalemos placas solares en nuestros tejados, prestamos que iriamos pagando con lo que nos ahorrasemos en el recibo de la luz.

  4. Abogangster dijo:

    Sobre los rendimientos que tributan al 18% en lugar de al tipo general (43%) (una nota previa: la tributación es al 19-21%, ya no es al 18%.)

    A grandes rasgos, son los rendimientos del ahorro; esto, que suena muy bonito, que favorece el ahorro, ser hormiguita… tiene su otro lado, que no es otra situación que el que se ve beneficiado es sólo aquél que ya tiene cubiertas sus necesidades vitales y puede ahorrar; ponemos un caso extremo y absurdo, pero espero que explique algo esta situación (dejando de lado circunstancias personales y familiares y toda la recua de excepciones, deducciones de base y/o en cuota…).

    a) Pepito tiene 40 años y gana 100 al año por retribución del trabajo (levantarse a las siete, aguantar al jefe y a los compañeros…); ese importe obtenido por su trabajo (dejamos ahora de lado tributa al tipo general (hasta un 43%).

    b) Jorgito tiene 40 años y gana 100 al año por rentas de los inquilinos de sus inmuebles; Jorgito, que mal que bien tiene que realizar alguna tarea de vigilancia y control sobre esos inmuebles (que si un inquilino no le paga, que si cambiarle el grifo a la inquilina del tercero, que si la comunidad de vecinos lanza una derrama por el cambio de ascensor…) tributa, al igual que Pepito, al tipo general (hasta un 43%)

    c) Jaimito es propietario de un bar y ese bar le produce muchos dolores de cabeza (que si abrir a las 7hs y cerrar a las 23 hs, aguantar a los parroquianos…) y un beneficio de 100; ese importe tributa, al igual que Pepito y Jorgito, al tipo general (hasta un 43%).

    d) Juanito también tiene 40 años, no ha dado un palo al agua en su vida y se dedica a disfrutar de los dineros que por circunstancias que no vienen al caso tiene en el banco; ese dinerillo le renta 100 al año (lo mismo que gana Pepito trabajando, Jorgito controlando los inmuebles que tiene alquilados y Jaimito en su bar); por esos 100 (renta del ahorro) Juanito tributará al 19-21%.

    Es decir, rentas del trabajo, rentas del capital inmobiliario y rendimientos de actividades profesionales, hasta un 43%; rentas del capital mobiliario (intereses, dividendos…), hasta un 21%.

    Como indicamos al principio, en principio esta diferenciación/discriminación de tipos impositivos tiene cierta lógica, para favorecer el ahorro (sobre todo, ahorro a largo plazo), y se puede discutir sobre ello. A las clases medias se les ha vendido que los beneficios de su ahorro tributarán al 19-21%, pero se oculta que realmente el interés que han percibido por su ahorro ha sido muy bajo, pues es baja su capacidad previa de ahorro. Quien se ve beneficiado es el que desde un principio tiene satisfecho su mínimo vital y puede permitirse dejar el dinero en el banco durante un tiempo (y no en una cuenta corriente normalita, sino en productos a largo plazo).

    Considero más problemático que el tipo de Sociedades sea el 30% (o el 25% si eres pyme); volviendo a los casos absurdos que propongo arriba, si Jorgito pusiese los inmuebles a nombre de una empresa, tributaría al 30% en lugar de al 43%; si Jaimito sirviese las copas como empresa y no como empresario individual tributaría al 30%; sólo Pepito, que no puede hacerse empresario/profesional (aunque este es el sueño húmedo de su empleador, lograr que Pepito deje de ser trabajador-régimen laboral- y pase a ser profesional –régimen mercantil-, pero eso es otra historia…) seguirá tributando hasta un 43%.

    O más problemático, tal y como va la tributación últimamente, y volviendo a los casos de antes, que Juanito seguramente ha obtenido todo el dinero que tiene en el banco por herencia… herencia prácticamente libre de Impuesto sobre Sucesiones…

    Creo que me he enrollado de más, no sé si me he explicado.

    Un saludo

    • admin dijo:

      ¡Gracias! Pregunta concreta: ¿si yo ahorro en un fondo que se dedica a especular contra las finanzas públicas del Reino de España, eso tributa al 21%?

      • Jordi P. dijo:

        Si no estoy equivocado, los dividendos que obtuvieras de tus ahorros invertidos en un fondo te tributarían al 21% independientemente de si apuestas a favor o en contra de las finanzas del Reino. Aunque probablemente hay fondos que tienen beneficios fiscales especiales por apostar a favor de las finanzas del Reino, pero no puedo afirmarlo con seguridad.

    • Jordi P. dijo:

      Hay una cosa en la que no estoy totalmente de acuerdo. En el caso en que Jorgito pusiese los inmuebles a nombre de Jorgito SL siendo el mismo el único accionista, el impuesto de sociedades sobre los beneficios de la SL tributarían al 25% (si es PYME), pero él como persona individual receptora de los dividendos de la empresa tributaría al 21%. Es decir tendría una doble imposición que no le serviría si lo que quiere es tributar poco. En este caso concreto le sale más a cuenta en general tributar por rendimientos del trabajo.

      • asertus dijo:

        Estoy de acuerdo contigo.., no es tan fácil. Ejemplo de mí, mismamente… Soy autónomo, y tengo un SL., si facturo, pongamos 100mil neto al año, como autónomo, pago un 43% (menos, porque ése es el marginal).

        Si lo paso por mi SL., ésta paga un 25% tal que sí, y, si quiero sacar esa pasta para mí, por dividendos, volverá a pagar otro 21%, es decir, un pago total del 46%.

        Es decir, si los que comenta @Abogangster meten sus ingresos en empresas, después deberán ser bastante ingeniosos para sacar ese dinero de la empresa para su uso particular.., al menos sin pagar otro 21% de impuestos de dividendos…

        Juanito sólo paga un 21% porque previamente, las empresas que le dan los dividendos ya pagaron su impuesto de sociedades sobre esos beneficios y, de lo que quedó, parte fue a esos dividendos..

        A partir de ahí, ya es campo para “optimizadores fiscales”.., y los que más tienen (el Santander, etc..), son los que al final pagan un 11% ganando miles de millones, y yo un 25% para 150mil euretes.

        Saludos

        • Abogangster dijo:

          Todo lo que comentáis sobre doble tributación (el 25% en pyme, el 21 después en IRPF) es cierto; pero tomad en cuenta algún dato de la vida “real”

          a) una empresa te permite disimular más gastos que ser “persona física” (ese coche de empresa, esa segunda residencia a nombre de la empresa, esas comidas de empresa, nómina discretita para el señor consejero, su señora y los niños con las que consigo no dar beneficios…)

          b) cuando uno crea una empresa (y hablo de nuestro querido empresariado español) no lo hace para tener dividendos cada año sino para meter gastos; una cosa es que las empresas que coticen reparten dividendo a cuenta en Junta ante Notario con regalito para el asistente y otra que Fulanito SL convoque Junta de Socios y decida, tras animada deliberación (el bonito lenguaje de las actas de sociedades), el reparto de un dividendo. La empresita española da pérdidas año tras año, o un ligero beneficio para disimular, maquilla el balance para pedir el préstamo al banco, el banco se lo concedía (hasta ahora…) porque había más una relación personal de confianza entre el director de la sucursal y el “dueño” de la empresa que una verdadera relación mercantil. Recordad que mientras no se repartan dividendos no hay tributación, hay otras formas de sacar el dinero que no es vía dividendos (volvemos al punto a)). Curiosamente, esa empresa con pérdidas no influye en el ritmo de vida del señor administrador.

          Así que volvemos al asunto de discusión: ¿por qué las rentas del capital mobiliario tributan al 21% y las del trabajo al 43% (al marginal correspondiente)?; a mí me parece injusto porque si bien la idea es la de no castigar con impuestos el ahorro, la realidad es que ahorrar, lo que se dice ahorrar, muy pocas personas pueden hacerlo; insisto, quién ya tiene asegurada su existencia y puede permitirse productos a largo plazo, tributa al 21%; el que se lo tiene que currar tributa al 43%.

          Otra cuestión: el lenguaje tributario (y lo digo por experiencia) es de los más contaminados por la doctrina neoliberal; yo mismo he empleado más arriba el término “castigar”, como si los impuestos fuesen un castigo; parte de la “revolución” que hay que hacer tiene que ser volver a tomar el lenguaje, y en este caso concreto, no considerar los impuestos como un dolor, sino como un presupuesto básico de la convivencia y de lo que nos diferencia de ser un régimen subdesarrollado (más de lo que ya somos…) Otra cosa, y aquí sí creo que tienen parte de razón los neolib, es el destino que se le da a esos impuestos.

          Un saludo

        • Jordi P dijo:

          Usar una sociedad mercantil para meter gastos es una práctica real, pero no tiene nada que ver con el tipo de tributación. Es una forma de defraudar y no tiene relación con el tipo de tributación del ahorro al 21%. Es decir aunque el ahorro tributara al 43%, una persona podría crear una sociedad para ocultar gastos.

          De todas formas yo no estoy de acuerdo en la generalización a todos los empresarios de esta forma de actuar. Para que una empresa haga estas prácticas debe haber una serie de condiciones:

          – En primer lugar la voluntad de hacerlo. Hay empresas que no lo hacen.

          – La empresa debe tener realmente beneficios importantes. Si tu empresa cubre sueldos y gastos no puedes hacerlo o como mínimo en un volumen digno.

          – La empresa no puede tener muchos socios o socios con intereses distintos. Es decir yo no puedo cargar a los beneficios de los otros socios si me compro una segunda residencia ya que no les va a gustar.

          – No se puede hacer oscilar el sueldo como la gente cree a no ser que tengas ganas de marcha y quieras tener una inspección fiscal.

          – Tampoco se puede meter a la señora en nómina a no ser que no tengas socios y incluso en ese caso hay que tener en cuenta que entonces tributarás a la Seguridad Social y al IRPF individual de la señora en cuestión.

          – Crear una sociedad para ocultar gastos requiere que los gastos sean importantes ya que si son de pequeño volumen no compensa los propios gastos de gestión de una sociedad.

          En fin la cosa existe, pero no son todos ni mucho menos.

          • Abogangster dijo:

            Jordi, de acuerdo, estaba generalizando (y poniendo ejemplos absurdos, de laboratorio, exagerados o como queramos definirlos, aunque con origen en situaciones reales); de todas formas, lo que intento comunicar, y creo que con ello respondo a la pregunta de Pep, es:

            a) las rentas del capital mobiliario (intereses, dividendos…) y las ganancias patrimoniales tributan mucho menos que las rentas del trabajo (e incluimos aquí tanto las rentas del trabajo en sentido estricto –nómina, salario…- como los rendimientos de actividades económicas y profesionales, y los rendimientos de capital inmobiliario)

            b) ¿por qué? En mi opinión, porque ha calado la idea de que esa menor tributación sirve para fomentar el ahorro (como idea no está mal) y la clase media se lo ha tragado, cuando en realidad lo que esa clase media obtiene por rendimientos del capital mobiliario (o por ganancias patrimoniales) es muy poco (no descendamos al caso concreto de fulanito ha vendido su casa de la playa y ha obtenido X, pues esa va a ser la única operación de cierta envergadura que fulanito va a realizar en su vida); vuelvo al principio; quien puede ahorrar y realizar con periodicidad tales operaciones es el que ya tiene satisfechas, desde hace tiempo, sus necesidades vitales, y esa persona nos ha vendido a todos la moto de que es bueno para el conjunto de la sociedad que su rendimiento del ahorro tribute al 21% en lugar que al 43%, con la excusa de que ese ahorro y su producto es el motor del sistema financiero, que en caso contrario lo tendría debajo del colchón o se lo gastaría, que si demasiados impuestos matan los impuestos, que por lo menos se tributa ese 21%, que en otro caso me lo llevo a Suiza, etc etc…

            (Una idea que también ha calado es la de las bonificaciones del Impuesto sobre Sucesiones: la clase media encantada por la eliminación práctica del ISD, cuando quien realmente se beneficia, y a lo bestia, es la concreta clase social que ha decido eliminarlo; lo del IPatrimonio ya ni lo comentamos…)

            c) para el resto de las rentas, salvo las del trabajo, no es difícil transformarlas en rentas de una sociedad, y a partir de ahí comenzar a maquillar resultados.

            d) de manera que al final, el que se sostiene el entramado tributario es el que tiene que trabajar y no tiene medios, conocimiento (o voluntad) de escaquearse.

            Soluciones: no lo sé; por experiencia profesional, se me ocurre primero la idea de acabar de una vez con todo tipo de estímulos fiscales (deducciones, bonificaciones… pues es un campo que da mucho juego para interpretaciones, derivaciones, fraude…) y después reforzar los sistemas de comprobación e inspección (lo cual va más allá de instaurar procedimientos telemáticos con códigos alfanuméricos; en estos momentos todos sabemos que Inspección + TEAR + TSJ + TS… 7 añitos sin ingresar, busco algún fallo de procedimiento… o tengo aval para la suspensión de la ejecución… mientras preparo el concurso, voy creando una nueva empresa…)

            Por supuesto, todo lo anterior, con todas las salvedades y excepciones, casos concretos, específicas relaciones internas dentro de una sociedad mercantil, normativa concreta de aplicación (operaciones vinculadas, precios de transferencia, exenciones por reinversión, pymes, diferimientos…) y particularidades que conozcamos…

            Un saludo

          • Jordi P. dijo:

            Estamos claramente de acuerdo en lo principal. Se han eliminado o reducido los pocos impuestos que afectaban específicamente a los más ricos y se han aumentado los impuestos generales (que afectan más a los pobres) indirectos como el IVA y los especiales.

            Yo no soy un experto fical, pero nos han vendido una burra con la excusa de que sino los capitales se irán al país de al lado. No se como se resuelve, pero es evidente que es así.

  5. Lluís dijo:

    No entiendo la crítica a las subvenciones a las renovables, a menos que sea por decir algo. Hay muchos sectores de la economía regulados por el Estado y/o subvencionados, por el motivo que sea, y en principio no está tan mal.

    Por ejemplo, veamos las subvenciones a la agricultura. Las ayudas directas al sector cuestan un pastón al ciudadano del mundo libre. Dichas ayudas representan un porcentaje importante de la renta del agricultor (incluso del 30-40 %), aún sin hacer trampas. Lo primero que se nos ocurre es eliminarlas, porque no sirve de nada mantener estructuras deficitarias. Eso traería el cierre de muchas explotaciones (o disminuir costes de producción con la subsiguiente disminución del rendimiento), y un descenso de la producción en un mundo en el que ahora mismo no hay demasiados excedentes alimentarios (por lo menos, si se repartiesen bien). A corto y medio plazo, eso llevaría a un aumento considerable del precio de alimentos y ciertas materias primas (lino, lana, algodón,…), aumento que repercutiría en el consumidor, con consecuencias catastróficas sobretodo en el tercer mundo. A la larga, el famoso efecto del “mercado” llevaría a que volviensen a ponerse en funcionamiento algunas explotaciones, pero los precios no bajarían demasiado.

    Ese ejemplo se puede aplicar a otras cosas, en particular a materias primas y energía. Este tipo de ayudas contribuyen a mantener los precios a un nivel asequible, por lo menos para los bolsillos del ciudadano occidental.

    Respecto a la tributación de las PYMES y a los puestos de trabajo que crean y defienden, también es necesario ver la otra cara de la moneda. Se dice que la economía sumergida representa un 20 % del PIB español, habría que ver qué porcentaje de eso se lo llevan también las empresas pequeñas y las microempresas; lo digo porque es más fácil que el fontanero o el taller no me cobren el IVA, o que el dueño de un restaurante declare bastante menos de lo facturado, que poder ir al Eroski y comprar en negro.

  6. admin dijo:

    Lluís,

    Lo de la agricultura no está metido porque, al no tener el dato -si lo tienes, por tu dios pónlo-, no sé si están incluídas en los 3.900 millones que cita el informe de Axesor. En el caso de las renovables sí lo he metido porque al ser superior al total de las ayudas a empresas queda claro que no está incluído en el informe.

    En cuanto a la crítica a las renovables, hay muchas maneras de fomentarlas y unas son más iguales que otras. Criticaría 3 cosas: a) que no se haya impuesto, como en el resto de países, la condición de usar producto manufacturado en el país; b) los efectos regresivos a nivel de renta; y c) la falta de control -te sale más barato comprar un generador de gasóleo y volcar lo que te sale a la red diciendo que viene de unas placas que en realidad son cartones-. Además de ello, los tumbos crean inseguridad jurídica, y cosas como la suspensión judicial del concurso de la eólica que amañó la sociovergencia por pasar de, entre otras muchas cosas, los estudios de impacto ambiental, son un ejemplo de malas políticas públicas. No criticaría que se fomenten las renovables, ni que se haga a base de ayudas públicas.

    • Lluís dijo:

      Conozco como funciona la agricultura por contactos familiares directos, en el caso del secano no te engaño si te digo que, hace unos años, un 35-40 % de la renta de un agricultor, propietario de una explotación familiar, dependía de las subvenciones. Eso, suponiendo que no fuese directamente un “cazaprimas”, es decir, uno que siembra en función de lo que se subvenciona ese año y no de las posibilidades reales de la tierra.

      También había ayudas para abandonar explotaciones, para iniciarse en la agricultura, para la compra de maquinaria,…. Difícilmente podría pensar en un sector productivo más subvencionado que la agricultura de la Europa Occidental.

      • Johnnie dijo:

        La agricultura en EEUU. Un, dos, tres…

      • Johnnie dijo:

        Por otra parte, a lo que sea que sean las ayudas a la agricultura habría que añadirle los aranceles a la agricultura “de los otros”, que son una ayuda a la contra.

        • Lluís dijo:

          Eso es cierto, pero también existen aranceles para otros productos.
          Por lo demás, no los veo tan injustos cuando los precios más competitivos en otro país se consiguen con unos salarios inferiores y unos controles mucho menor serios.

  7. lalo dijo:

    Que obsesion tienen algunos con las renovables.. nadie discute que no sean ncesarias, lo que se plantea es como se han impuesto por decreto siendo actualmente poco competitivas, y generando la implantacion de dichas politicas pro renovables unos chanchullos finos, ademas de que todo el mundo queria meterse a la industria renvable porque daba igual si la inversion tenia retorno o no, ya que el estado, o sea nosotros, apehugaba.

    Respecto a sociedades.. buen ejemplo el anterior. tambie tenemos que tener en cuenta la cantidad de subvenciones que reciben las empresas via ico y via icex, y eso solo en comercio exterior…

    • pep dijo:

      A mí esto me recuerda a lo de la solidaridad autonómica. Da lo mismo si estás a favor en contra, si crees que debe ser transparente, que se deben articular mecanismos para ver si funciona y todo lo demás, pasas a ser un ultra-derechista insolidario…
      Lo del ICO, el Icex y compañía entiendo que está incluido en el informe de Axesor ¿no?

  8. Johnnie dijo:

    Propuesta: acabar con la deducción del IVA para empresas, al fin y al cabo si uno re-vende el producto a un precio mayor, el IVA se lo cobra al usuario final. Y si no, el usuario final es la propia empresa.

    Por una parte dudo que tenga sentido. Por la otra, diría que si el tipo medio parece tender al 18% es que, al final del final, las sociedades lo que pagan es más o menos eso, el IVA y ya.

  9. Jordi P. dijo:

    No sé si es una buena propuesta, me parece que no. En el caso de una empresa de servicios en que el coste principal es la mano de obra, ya se ingresa prácticamente todo el IVA de ventas y apenas hay deducciones porcentualmente. En el caso de empresas de transformación o fabricación que requieran compra de materias primas o de componentes, es muy probable que las hicieras cerrar a la primera dificultad que tuvieran.

    Además si no es una medida aplicada internacionalmente hundes la competitividad de tu propia industria.

    Una sociedad en términos generales paga las tributaciones a la seguridad social, “paga” (en realidad recauda) la diferencia de IVA, los impuestos de residuos que fija el ayuntamiento, si factura más de una cantidad (1 millón de euros creo) paga el IAE y si tiene beneficios paga el impuesto de sociedades.

  10. pep dijo:

    Yo en el IVA estoy más con Pi y Margall: supresión de la tributación indirecta, en mi nombre, sí.

  11. Gekokujo dijo:

    Además de las primas a las renovables sería importante establecer tramos progresivos de imposición según el consumo y el sector, incluyendo los hogares. En las casas de los ricos suele haber muchos aparatejos enchufados…

    De todas formas recuerdo que por aquí ya se habló del cachondeo generalizado que es el sector energético español. Y es que en el fondo creo que hay nula voluntad de hacer las cosas bien (si entendemos como “bien” lo que es justo, ecológico y demás).

    Respecto a la fiscalidad indirecta, está claro que es una forma más de latrocinio legal a los pobres. Vaya, la misma voluntad maligna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *