“Blandos con el crimen”, por Producciones PSOE

Probablemente 2006 haya sido el año del vídeo en Internet, el año en que Google compró YouTube y los cibermedios comenzaron a hacer uso del vídeo para mostrar contenidos. No es ningún secreto que el proceso de digitalización ha abaratado y facilitado considerablemente, en lo logístico, la edición, realización y difusión de todo tipo de contenidos. La cosa comenzó con el texto escrito, pero paulatinamente ha ido extendiéndose a todo tipo de soportes, integrados en esta especie de monstruo de las galletas que, a los efectos de aceptar, adaptar e incluso crear los formatos más variopintos, es Internet. Juan Varela lleva varios meses insistiendo, por decirlo grosso modo, en la cada vez mayor incidencia que tendrá el vídeo en Internet, también, particularmente, en el campo de la comunicación política, mediante la realización de campañas de todo tipo distribuidas a través de formatos audiovisuales. Tiene razón.

La campaña presidencial estadounidense de 2004 fue la de la eclosión de los weblogs como generadores de opinión. La de las legislativas de 2006 ha podido ser la del uso del vídeo electoral, difundido no sólo a través de la TV “convencional”, sino también a través de Internet. En España comienza a ocurrir lo mismo. Los partidos políticos tienen mucho más fácil la distribución de contenidos a través de Internet que mediante las televisiones convencionales (donde está directamente prohibido, con la única excepción de los espacios de publicidad electoral durante el tiempo que dura la campaña). Y no hace falta que a estas alturas se explique por qué un vídeo tiene más posibilidades de llegar al público que un texto escrito por el gabinete de comunicación del partido político en cuestión. Sobre todo si se trata, como es el caso que nos ocupa y la mayoría de las piezas audiovisuales que acaban teniendo impacto en el público, de un vídeo de publicidad negativa. Ya pudimos ver la profusión del uso del vídeo en las recientes Elecciones Autonómicas catalanas, en concreto el caso emblemático de Confidencial CAT, el vídeo de CiU que analizamos hace unas semanas. El PP ya ha empleado en varias ocasiones este recurso para distribuir contenidos de publicidad política (recuerden el pionero “Después de la masacre” de la Fundación FAES), y ahora el PSOE, que en su día abrió el camino con su vídeo del Doberman de 1996, se apunta al festival.

Se trata de un vídeo de algo menos de veinte minutos, publicado a través de la web del PSOE, que posteriormente se ha distribuido por otros espacios de la web. El contenido está centrado en analizar las declaraciones y acciones del Gobierno del PP durante la tregua de ETA de 1998-99 y en los meses previos a la misma. A continuación incluyo el vídeo (dividido en dos partes) tal y como se ha incluido en YouTube:

La evaluación de dicho video y de su eficacia política ha de contextualizarse, obviamente, en la situación política española de los últimos dos años y, en concreto, en el estado del proceso de negociación con ETA y la sistemática crítica del PP a dicho proceso. Conviene recordar que el PP no sólo se ha desmarcado del Gobierno en este proceso, sino que explícitamente, y en reiteradas ocasiones, ha exigido el cese de las negociaciones, que se han presentado como una suerte de “rendición” del Gobierno frente a los terroristas. Tampoco es baladí recordar que el PP, además de esta crítica sistemática, ha apoyado todo tipo de manifestaciones y actos públicos protagonizados por las víctimas del terrorismo (sobre todo, de la AVT). La verdad es que esta estrategia del PP parece, en muchos aspectos, suicida, como comentábamos en una opinión publicada anterior. Ya sabemos que para el PP sería una mala noticia, a efectos electorales, que el proceso de negociación concluyera con éxito, pero imagínense lo mala que puede llegar a ser en la situación actual. El Gobierno, contra viento y marea, habría logrado acabar con el terrorismo, sueño atávico de cualquier presidente español, “a pesar de la rastrera actitud de la oposición”. Y no hace falta ser un genio para saber que el público hará un balance de costes y beneficios muy favorable al Gobierno si la cosa acaba así, porque las previsibles concesiones a ETA (acercamiento de presos, reducción de penas, legalización de Batasuna) no llegarán, como cualquier persona con dos dedos de frente sabe e incluso el Gobierno debería saber, a los monstruos de ruptura de España que anuncia el PP (unión con Navarra, autodeterminación, etc.).

Pero lo peor es que, de romperse las negociaciones, tampoco está claro que el PP sea el principal beneficiario de la ruptura, puesto que puede haber una parte del público que achaque al PP la “culpa” de la ruptura, o en todo caso una actitud profundamente desleal con el Gobierno. Y tendrán razón en esto último, puesto que, lo diremos de nuevo, el papel del PP en todo esto está siendo, con independencia del análisis en clave de realpolitik, moralmente deleznable, en la línea de la espiral de locura en la que lleva inmerso desde el 14M. Podría, a pesar de ello, defender su oposición a las negociaciones en torno al mensaje genérico de “firmeza frente al terrorismo”, pero el pequeño detalle de su actuación en la tregua de 1998 y la evidente contradicción, desde la base, de lo ocurrido entonces con lo ocurrido ahora, invalidará en gran medida la eficacia de su mensaje.

También cabría preguntarse para qué hace ahora el PSOE un vídeo, y qué tipo de vídeo ha hecho. Lo primero es bastante evidente: para atacar al PP en su punto más débil (su actuación en la tregua de 1998) y, en un momento en el que parece que las negociaciones con ETA están llegando a un punto muerto e incluso se corre un riesgo cierto de ruptura, ponerse la venda antes de la herida. En relación con lo segundo, el tipo de vídeo que ha hecho, podemos establecer lo siguiente:

  1. Es un vídeo bastante Bambi, es decir, muy poco agresivo. Se centra exclusivamente en la narración de lo que teóricamente supuso la tregua de 1998 y la actuación del Gobierno de entonces. No establece paralelismos con el comportamiento del PP en el momento actual (que es lo que debería haber hecho, como veremos a continuación). La selección de las declaraciones es, por supuesto, tendenciosa. De eso se trata precisamente. Pero la valoración de la actuación del PP en 1998 no puede ser excesivamente crítica, por dos razones: porque el PP hizo bien en negociar con ETA, y más o menos en los términos en que negoció, en 1998, y así lo ha enjuiciado la mayoría de la sociedad española; y porque justamente eso, negociar con ETA, es lo que está haciendo ahora el PSOE.
  2. El formato del vídeo es también sobrio, limitándose a exponer declaraciones de diversos dirigentes del PP (sobre todo el presidente de Navarra, Miguel Durán y, obviamente, José María Aznar), efectuadas para la TV y la radio o para la prensa, en este último caso muestra el recorte de prensa en concreto (a decir verdad, se pasa casi la tercera parte del vídeo con recortes de prensa) y la voz en off lo lee o glosa. No hay dobermans pululando por ahí ni imágenes distorsionadas en plan siniestro. Lo único que chirría en este contexto de sobriedad es la música, que parece sacada de cualquier telefilme sobre mujeres embarazadas emitido en la sobremesa en Antena 3 o, aún peor, de la Lista de Schindler y engendros similares.
  3. El vídeo viene a mostrar la imagen de un PP “débil con el terrorismo”, complaciente con ETA y dispuesto a negociar y a ser generoso en la negociación. Es decir, justo lo que el PP le reprocha al PSOE ahora. De lo que se trata no es tanto de criticar al PP en 1998, sino de criticarlo implícitamente en 2006, es decir, el contraste entre el entonces y el ahora. Hay algunas frases en las que el balance de la actuación de 1998 resulta más que excesivo, sobre todo en los momentos previos a la declaración de tregua. El vídeo dice algo así como “mientras ETA asesinaba a varios concejales del PP, el Gobierno hacía continuamente guiños a la organización terrorista”. También se reprochan al PP las prisas que tuvo en 1998 por entablar la negociación. Pero no se hace demasiada sangre en ninguno de estos asuntos, debido a las razones anteriormente explicadas. La crítica al PP es, sobre todo, implícita, ha de hacerla el espectador.
  4. En realidad, ese es el mayor defecto, y desde cierto punto de vista también la mayor virtud, del vídeo. ¿Por qué no hacer explícita la crítica? Es un vídeo de casi veinte minutos, demasiado largo para que el espectador medio se plantee descargarlo y consumirlo en su integridad, un “mini Confidencial CAT”. Y habría sido muy sencillo, manteniendo o incluso reduciendo la extensión total (demasiado grande, sobre todo, por el afán en ahondar en las sucesivas declaraciones y actuaciones del PP, muchas de ellas claramente redundantes), hacer un montaje paralelo. Es decir, “esto decía el PP en 1998, y esto dice ahora”. A nadie se le escapa que ese montaje paralelo habría dado muchísimo juego, incluso poniendo a los mismos protagonistas en cada oposición 1998-2006, sobre todo en el caso más interesante a efectos electoral-propagandísticos, el de José María Aznar. Y además, un montaje paralelo, sin necesidad de meter dobermans y cosas por el estilo (que acaban siendo contraproducentes, entre otros motivos por la ausencia de mesura del político medio puesto a dobermanear), habría tenido un efecto mucho más directo sobre el espectador. En tal caso se le habría dado el trabajo hecho. Aquí, sin embargo, nos movemos en los sobreentendidos, los implícitos, lo que no está, pero se presupone. Y claro que el público freak de la política sacará las oportunas conclusiones, pero en el caso del gran público no está tan claro. A fin de cuentas, el PP lo hizo bien en 1998, así que ¿qué se le está reprochando? Los efectos perversos pueden ser divertidísimos (espectador pro PP que se indigna porque el PP sea “blando con el crimen”, espectador pro PSOE que se indigna porque el PSOE considere al PP “blando con el crimen” por negociar en 1998, y así).
  5. Decíamos que la renuncia a referirse de continuo a la oposición del PP en estos años como contraste explícito con 1998 es también una de las mayores virtudes del vídeo. Lo es porque, no haciéndolo, limitándose a una crítica de baja intensidad aparente pero con una carga de profundidad bastante obvia, el vídeo es difícilmente atacable. Se puede decir que es una siniestra pieza de manipulación política y todos los epítetos al uso, pero cualquier espectador que lo vea no saldrá con esa impresión. En determinadas ocasiones, y ante determinado tipo de público (el más informado, es decir, los freaks de la política), lo mejor que se puede hacer con la publicidad política es que lo que se está consumiendo tenga cierta apariencia de información, a los efectos de que el espectador no sienta que se está insultando a su inteligencia. El vídeo del PSOE no es, claro está, un reportaje informativo, pero tampoco es una pieza clásica de publicidad política, y en ese terreno pantanoso es posible que consiga cierta aquiescencia de los freaks, que conocen perfectamente los sobreentendidos en que se mueve el vídeo. Es ahí donde probablemente consiga sus mayores efectos, mientras que en el gran público –el cual, por otro lado, muy probablemente no consumiría el vídeo casi bajo ninguna circunstancia- los efectos, de haberlos, serán más que nimios.

En resumen, si de lo que se trataba es de ponerse vendas y atacar al PP en la línea de flotación (1998 vs 2006) de una cuestión en la que el posicionamiento ideológico del PP adolece de una extrema debilidad discursiva (y por eso es tan alucinante que estén haciendo y diciendo lo que están haciendo y diciendo), el vídeo consigue su objetivo, al menos parcialmente, a la espera, una vez el PP responda, previsiblemente, con otro vídeo, de sacar un “No sin mi hija 2” de los vídeos sobre el proceso de paz en el que se haga el mencionado montaje paralelo. De hecho, los ataques del PP se han centrado, hasta el momento, en las supuestas críticas de políticos socialistas al proceso de paz de 1998 en ese momento (todos los clásicos: Rodríguez Ibarra, Bono, … Ustedes ya saben, los que “no tienen pelos en la lengua”) y en una supuesta manipulación en el vídeo. Este último aspecto ha sido sacado a colación por Miguel Ángel Rodríguez, productor de “Tras la masacre”, entre otros, autor de un libro de ficción sobre ETA – Auténtica y Marruecos (lo siento: ¡tenía que enlazarlo!) y ex portavoz del primer Gobierno del PP, que dimitió dos meses antes de la declaración de tregua. Dice M.A.R. en su vídeo de réplica (impagable) que el PSOE presenta unas declaraciones suyas diciendo explícitamente, o en todo caso dando a entender, que dichas declaraciones (“ni vencedores ni vencidos”) se hicieron en plena tregua, cuando, en realidad, se hicieron varios meses antes. Y es cierto que las declaraciones están –más o menos- descontextualizadas. El problema es que en el vídeo sí que se dice explícitamente cuándo realizó M.A.R. dichas declaraciones (no en la primera ocasión en que aparecen, en la que no se indica nada sobre el momento de su realización, pero sí cuando comienza la secuencia temporal de los meses previos a la tregua), así que una de dos, o M.A.R. sólo vio los instantes iniciales del vídeo o vio el vídeo completo y pasó de lo que en él se decía en pro de perfilar su vídeo de respuesta al modo más conveniente.

La cosa, en cualquier caso, está divertida. Esperemos ansiosos a la llegada de “Los agujeros negros del vídeo del PSOE” y “1998 II, el Reton.noh”.



11 comentarios en “Blandos con el crimen”, por Producciones PSOE
  1. A mí lo que me ha llamado la atención del vídeo es que, siendo probablemente uno de esos “freaks” de la política de los que hablas y siendo además consciente de qué hizo el PP en 1998 (de que negoció, de que lo hizo con el apoyo del PSOE y de que, además, hizo muy bien en intentarlo) no recordaba ni por asomo que el proceso de negociación hubiera sido tan claramente transmitido como tal a la opinión pública, de que las declaraciones públicas del PP y de Aznar (más allá de la famosa referencia al MLNV) hubieran sido tan diáfanas, de que hubiera habido tantas referencias a la paz, a la negociación política, a la generosidad, a que no haya vencedores ni vencidos (dicen, por cierto, ahora, que MAR va diciendo por ahí que sus declaraciones fueron sobre un partido de fútbol)… En este sentido, el vídeo sí ha sido revelador para mí. Pero especialmente de lo flaca que es la memoria. También la mía.

    Por cierto, que lo que resulta alarmante es que este ejercicio de memoria no lo haya hecho ningún medio de comunicación español. Que haya tenido que venir alguien con interés de parte a realizarlo. Dice esto bastante de la calidad de nuestra mediocracia.

    Comentario escrito por Andrés Boix (LPD) — 29 de noviembre de 2006 a las 9:33 am

  2. Añado en otro comentario, porque creo que es un tema diferente al estricto comentario al vídeo (pero que tambien mencionas en tu post), que la postura que entiende como antipatriótica o mezquina cualquier crítica a la política antiterrorista (o de negociación con ETA) no la comparto. Supone crear una especie de ley del silencio sobre asuntos de enorme importancia, naturaleza que lejos de alejarlos del debate político ha de situarlos en sus mismo centro.

    Lo mezquino, lo antipatriota, no es tanto criticar las políticas antiterroristas como el hacerlo con intereses puramante electoralistas. Esto es, no defendiendo convcciones sino apuntándose a corrientes de opinión demagógicas, haciendo populismo chungo. Queda muy claro que así actúa quien dice primero una cosa (en la oposición) y luego hace otra (en el Gobierno). Es lo que le pasó al PP en esta misma materia (lucha contra el terrorismo) en los años 1993-1999, por ejemplo. Y también es muy sospechoso el comportamiento de quien predica ahora (como oposición) lo contrario de lo que hizo en el Gobierno.

    No obstante, en este último caso, podría concebirse una postura crítica por parte del PP si se basara en el reconocimiento de lo que hizo y en la explicación de la concurrencia de diferencias entre entonces y ahora con el añadido de la experiencia ganada, precisamente, con el trabajo. Si esta crítica es además leal y constructiva me parece perfectamente válida. Máxime si asume que, al igual que el PP tuvo derecho a intenetarlo y a equivocarse (y nadie osó nunca hacer sangre de ello ni introducir el tema en la disputa electoral), también el actual Gobierno tiene el derecho y la responsabilidad de intentar lo que juzgue más conveniente. Y, llegado el caso, acertar o no. Estaría bien que, si el PP cree que lo más probable es esto último, alertara de los riesgos de forma constructiva. E ilustrara a la población al respecto de manera democráticamente decente, no ocultando sistemáticamente qué hicieron o dejaron de hacer ellos. Que uno ve las manifas de la AVT y parece que acercar un solo preso de ETA sea vender a la patria.

    Comentario escrito por Andrés Boix (LPD) — 29 de noviembre de 2006 a las 9:40 am

  3. El mayor problema del video es no reconocer que esa política, aunque no esas declaraciones, eran fruto de un acuerdo entre el PSOE y el PP, con lo que, esencialmente, era también la política del PSOE en esos momentos. Por no mencionar que se trata de una consagración de la falacia tu quoquoe como herramienta política.

    Comentario escrito por JJ — 29 de noviembre de 2006 a las 2:21 pm

  4. No hay tal falacia tu quoquoe. El vídeo no viene a decir “lo hacemos mal, pero vosotros lo hiciestéis mal también”. Lo que viene a decir es (y si no el vídeo en sí, que sólo ven los freaks, al menos la esperada repercusión mediática) es “lo que vosotros criticáis hipócritamente, es lo que hicisteis en el 98”. Léase, no se intenta acusar al otro del mismo mal, si no poner de relieve su hipocresía y oportunismo.

    De hecho, la reacción del PP (más o menos torpe, pero la verdad es que no les quedaba otra, aparte del recurso a la manipulación y blablabla) ha sido paralela a la de Pío Moa: “lo hicimos mal y estamos rectificando: ¿váis a repetir nuestros errores?”. Pues si lo hicieron mal, no sería porque no les avisó desde el principio Mayor Oreja (nada menos que el jefazo en vascongadas y uno de los -juajua- delfines de Aznar) de que era una “tregua trampa”. Lo dicho, vuelven a recurrir a la hipocresía. ¿O es que ahora el PP reconoce los errores? Lo dijo Aznar perfectamente, más o menos con estas palabras, en la comisión del 11-M: “Seguro que a usted le gustaría que en los periódicos mañana dijeran que reconozco errores en la gestión del 11-M por parte de mi Gobierno. Si espera usted que reconozca un error por parte de mi Gobierno, va listo”.

    Comentario escrito por faibistes — 29 de noviembre de 2006 a las 5:17 pm

  5. Como sabréis por otro blog de LPD (os ruego, por favor, que no lo visitéis todos a la vez, que os moderéis en la anuencia de comentarios: ya sabéis que “Inmarcesibilitudes” ha sido la causa de que LPD tuviera que cambiar a un servidor que gestionara con solvencia la repentina densidad del tráfico de consulta que “Inmarcesibilitudes” produjo en LPD)… yo no soy un freak de la política. A mí, todo lo que no es eterno, quitando el sexo y una improbable final de España en el Mundial, me produce cierta animadversión. Aunque ha de reconocer uno que entretiene. Cuando cae un periódico entre mis manos también leo lo que viene antes de los Deportes (lo que viene después ya se me hace más duro).

    Quería empezar por hacer algunos comentarios pedestres sobre el vídeo, y que alguien aclarase el por qué de lo que sea pertinente. Empiezo por las observaciones más pedestres:

    1. Nunca aparece citado el nombre de “Joaquín Almunia” ni de ningún otro socialista. Los nombres del PP, en cambio, aparecen citados con profusión.

    1.1. A mi ver, esto revela la suma vergüenza que el PSOE siente hacia Almunia y la falta de respeto, en España, a los calvos en política, lo cual me parece un signo de primitivismo patético (que también se da en Estados Unidos; pero no en Francia).

    1.2. Pero esto revierte también en una estúpida sacralización de esa entidad llamada “PSOE” cuyo fundamental problema era, entonces, el de su propia incompetencia para hacer ningún género de oposición.

    2. La narradora o comentadora del vídeo tiene una considerable voz de puta. Una voz descaradamente seductora que me parece un insulto para todo oyente. Yo me he sentido un poco vejado. No sé, es como la voz de aquella, de entre las sirenas que llamaron a Ulises, que estaba más salida. Me parece mal esa voz, me parece mal la persona que esa voz me ha hecho sentir, sentir que tendría que ser para que esa voz me dijese algo.

    3. Hay unas tres secuencias que se pasan dos veces. No hay dobermans, vale, pero me sigue pareciendo un producto que insulta la inteligencia del oyente. El PSOE pretende desmarcarse del PP en esto y vender la honradez de ese desmarque; pues bien, con este vídeo, por poco “agresivo” que sea, no lo consigue. No lo consigue por otros motivos de fondo que con toda la humildad del mundo voy a tratar de explicitar dentro de mi ignorancia, la de uno que no es precisamente un freak de la política.

    1. La política no es ética. Y la ética es lo que es porque no es política. Que la política no sea ética no quiere decir, tampoco, que se convierta en Realpolitik, pragmatismo desahuciado.

    1.1. quiere decir que la política está histórica y circunstancialmente situada. 1998 no es el 2006. Querer parangonarlos es hacer ética. Hacer ética es, si se hace ética pura, ética ética, una irresponsabilidad política que, además, suele ser populísticamente rentable: es una irresponsabilidad y una canallada. Que Quique Sánchez Flores y Capello se hayan dado cuenta de esto pero el PSOE no… no se lo cree nadie: hay mala fe, muy mala intención y un infantilismo -“ay pero vosotros dijistéis eso”- que a mí, al menos, se me hace insoportable. Que el PP, por lo demás, sea de tal o cual forma no es lo que aquí estoy discutiendo y tampoco interviene en la evaluación de lo que el PSOE hace. Yo evalúo al PSOE y del PSOE habló porque fue el partido al que voté en las últimas elecciones, votándolo, además, por correo y desde París, habiendo mandado el voto el 10 de marzo.

    2. Esto último que he empezado a desarrollar es lo que subyace a ciertas impresiones, altamente reveladoras, como la de Andrés y su sorpresa ante su memoria. Hay un núcleo de irracionalidad emboscado que es difícil de explicar y que se patentiza, acaso de modo más concreto, en esta pregunta: ¿pero cómo es posible que a Andrés, que tiene más memoria que folículos capilares o pilares -véase su foto en el blog- se le haya olvidado todo el friso de acontecimientos que el vídeo relata excepción hecha de lo del MLNV de Aznar y alguna cosa de M.A.R.? Habrá quien diga que fue mérito del PSOE que hizo pasar la cosa como natural: la decisión del PP de negociar. Ni Andrés ni nadie nos acordamos de ello porque sí fue una buena iniciativa la de negociar en 1998. Por eso no nos acordamos. No nos acordamos porque no nos chocó.

    2. Vuelvo entonces a lo antes mentado: la política no es ética. Entremedias se ha colado la Historia, y la historia que “hace”, que produce efectos, y para la que el alemán reserva la palabra “Geschichte”.

    Es que la cosa, por ahí, se me hace bastante clara. Ni sé por dónde seguir, por dónde empezar por seguir.

    2.1. ¿Había en el PSOE -seamos sinceros- perspectiva de prebenda electoral alguna si se oponían a la negociación del PP? El vídeo quiere vendernos que los pobrecitos del PSOE estuvieron entonces retorciéndose de ganas de torpedear el proceso de negociación pero que, por amor a España y solidaridad, decidieron abstenerse y morderse los labios, la lengua y las corbatas. Todos sabemos que ni es así ni fue así. Este no es un punto importante, pero no creo que huelgue hacer mención de ello.

    2.2. Antes del 2006 existe el intento de tregua de 1998, que no funcionó. El PSOE actúa, para empezar, con cierto infantilismo (repito): “oye, que nosotros os dejamos, dejadnos ahora vosotros intentarlo, que ambos sabemos que este es el gordo y que el partido deshaga este nudo gordiano, así la cague en todo lo demás, se lleva las elecciones; joder, dejadnos también jugarnos este órdago que da patente de corso para tocarse los cojones en todo lo demás y mangonear un poquito si nos sale la jugada”.

    2.3. El mensaje del vídeo es, sencillamente, falso porque 1998 no es 2006, que es lo que el PSOE no quiere reconocer. No hay, por eso, contradicción entre la actitud del PP entonces y si actitud ahora. Nadie que vea este vídeo se la cree ni la ve: la contradicción. Es un vídeo muy tonto, muy muy tonto y falaz. Todos, al verlo, nos quedamos con esa impresión que nos comenta el hermano Andrés: Joder, ¿¡pero todo eso pasó!? Aznar concediendo y el bueno de Almunia y su resignada calva apoyándolo en todo (y, aparentemente, renunciando a mucho; ¿a qué?).

    2.4. Entre 1998 y 2006 -a eso iba- está ese ensayo de acercamiento de posturas entre el PP y ETA. Ahí termina el vídeo. Apenas se habla, al final, del fracaso de la negociación y del final de la tregua. Fracaso en las negociaciones que el PSOE, en detrimento de los enormes réditos electorales que ello hubiera tenido para el bueno de Almunia, decide, en un gesto de generosidad sin par, no achacar al PP (bueno, dejemos eso, pues no es lo importante de este asunto). Pero el vídeo no permite esclarecer porqué NO nos parece que haya contradicción en el PP. El vídeo deja una clarísima sensación de vacuidad. (Y peor hubiera sido de haberse incurrido en comparaciones explícitas: el vídeo sería aún más infantil y aún más incomprensible).

    A mí sí me parece que, hoy en día, hay exageración en el PP. Exageración, pero no contradicción con lo que entonces pasó. Y si me parece que el PP hace mal, no es por la contradicción con el 98. Juzgo mala su actuación -cuando así la juzgo- a sobrehaz del presente, y el presente del 2006 no tiene NADA, pero NADA que ver con el del 98, SOBRE TODO en materia de terrorismo.

    Por eso sale tanta genticita a la calle. No son todos de la AVT ni los ha sacado a todos el PP de sus casas. No. Tampoco -y enseguida voy a lo esencial- creo -discrepo en esto de Guillermo- que desde un punto de vista electoralista sea la “estrategia” del PP suicida: si el proceso de paz se emponzoña nadie, en su sano juicio, le echará la culpa de ello al PP, y el PP ganará las elecciones. El estancamiento del proceso del paz ha coincidido con una subida de la intención de voto al PP. Si el PP depurara a ciertas gentes algo impopulares, su único problema para ganar las elecciones -si la situación es la que es ahora- sería que apareciese un partido aún más a la derecha, un partido de la iglesia o algo así, con el que habrían de comprometerse (los del PP) a no pactar para atraerse de manera enteramente fiadera los votos resultantes de haber depurado a gente como, por ejemplo, Acebes (y algunos otros).

    No se habla, en el vídeo, de lo que hizo el PP después del vencimiento de la tregua: una política antiETA que sí produjo un debilitamiento de la banda terrorista, y que se consolidó con la ilegalización de Batasuna y numerosas detenciones en Francia.

    Pero ni en el foro ni en el artículo ni en el patético vídeo -es un vídeo sencillamente carente de toda pertinencia (la poca que tiene se la brinda el sector más zafio del PP)- hacen mención de que en la “Geschichtlichkeit” que va de 1998 al 2006 está y pesa el 11 DE SEPTIEMBRE DE 2001.

    Si bien no para el terrorismo islámico, que se acentúa y cree en su poder de repercusión mediática, para el terrorismo político llevado a cabo en países del 1er mundo sí se vuelve cortapisa.

    Es un dato histórico, una coyuntura que, unida al dato anterior de la negociación fracasada aprovecha el PP -con la ayuda de la CIA- para tomar un rumbo decididamente policial en su política antiterrorista. Política que debilita a ETA.

    Y luego llega el 11 de Marzo del 2004 y los atentados de Madrid, y luego los de Londres. Esto, junto al 11 de septiembre, esto, más incluso que lo del asesinato de Blanco, es lo que ha debilitado a ETA. Para ser exactos: lo que ha debilitado su capacidad de matar o, si se quiere, la repercusión mediática -en “positivo”- de sus asesinatos y ha acercado peligrosamente una internacionalización o europeización del conflicto pero en clave contraria a ETA. No sé si acabar con ETA es sinónimo de resolver el problema vasco; esa es otra cuestión.

    Con esos datos en la mano y la repercusión histórica de aquéllos -con el dato, en suma, de la tal repercusión histórica- inició el PP una política antiterrorista circunscrita a lo policial.

    Otra cosa es que Aznar actúe deleznablemente a raíz del 11M. Digo que es otra cosa porque politiqueos de unos y otros aparte, los presos, presos están.

    Ahora bien, desistir de esa política de aplicación del código penal a quien cometa delito (como dice hoy De la Vogue, que ha estado bien, al menos en sus palabras) ante el acojono que le entra al PSOE al comprobar el descalabro propio y del PP en las últimas elecciones vascas… eso es ya mucho politiqueo.

    ¿Qué pasará? No lo sé a ciencia cierta. ETA se rearma. Por si acaso. Pero no creo que vuelva a matar. En el mundo han pasado ciertas cosas (que el permiten al PSOE ser infinitamente más firme de lo que no pudo serlo entonces el PP) que hacen difícil matar en España, en el 2006, por motivos políticos. Habrá una intensificación desaforada de la kale borroka y un trabajo de victimización e iniciación al patriotismo vasco desde todas las guarderías. Se impondrá una pequeña violencia -no asesina- que tendrá mayor alcance y calado y, sobre todo, mayor cobertura.

    Si ETA vuelve a matar, el PP iría directamente catapultado al gobierno. Por eso no creo que maten.

    El suicidio electoral, Guillermo, lo está perpetrando el PSOE, ahora, contra sí mismo pues se está hurtando la posibilidad de rectificar el tiro con réditos electorales -y sin descrédito- cual hizo otrora el PP tras su tregua fallida.

    Yo creo que la codicia electoral del PSOE, primero en el país vasco y luego esperando repercusión en el resto de España, ha hecho que se deje de rematar una política en la que el PSOE podría incluso haberse lucido, haber obtenido los votos que, según nos dicen las encuestas, están perdiendo ahora.

    ¿Porqué está perdiendo votos el PSOE? ¿Por qué es tan tonto el y tan antiguo el pobre Bono y tan listo Zapatero?

    Otra cosa: Zapatitos, que parecía un chico humilde, sencillo, sin ganas de “pasar a la historia”, le quiere poner nombre a ciertos acontecimientos y se le ve engolado, engolado de querer hacerse su “foto en las Azores” por los siglos de los siglos; y lo último que necesita España, como se vió con Ansar, es eso mismo que Zapatero está cometiendo y del que ese estúpido vídeo es otra patética muestra.

    Comentario escrito por Pablo — 29 de noviembre de 2006 a las 10:10 pm

  6. Si hay falacia tu quoque. Es más, no es otra cosa más que eso. Y, lo que es peor, oculta lo principal: que en aquella época fue una política de estado, apoyada por la gran mayoría de los partidos políticos a través del pacto antiterrorista, mientras que ahora es política de partido usada como arma arrojadiza contra la oposición, hasta el punto que anuncios fundamentales en el “proceso” se hacen en mítines, en vez de hacerse en el parlamento.
    Pero eso es lo de menos. Si los mayores argumentos que hay en este proceso son un video para negar a la oposición el derecho a criticarlo, malamente va la cosa.

    Comentario escrito por JJ — 30 de noviembre de 2006 a las 2:53 am

  7. Me ha encantado el comentario de Pablo, que creo que es interesantísimo. A este paso tendré que plantearme más el pasarme de vez en cuando por el blog de Inmarsecibilitudes.

    En términos globales le pondría un solo pero: que desde el 11-S ETA no pueda ya matar (aunque bueno, yo diría en realidad que desde el 11-M, de hecho tras el 11-S algo sí hizo) no implica necesariamente que la respuesta del Estado, aprovechando tal coyuntura, sea dar más fuerte. A veces es más inteligente, al rival que tiene cada vez menos salidas, ofrecerle una más o menos digna que nos resulte interesante porque permite liquidar el problema de una vez.

    Comentario escrito por Andrés Boix (LPD) — 30 de noviembre de 2006 a las 5:08 am

  8. Ayer me acosté a las 5 AM y por eso no he podido escuchar a Fedeguico esta mañana conque habéis de tener en cuenta que no os escribo abducido.

    Lo que escribí esta madrugada sí ha sido algo farragoso.

    Lo que dice Andrés es cierto. Pero entonces sí entra en juego el fracaso de la tregua anterior. Aunque, claro está, siempre se puede decir que el PP le apretó demasiado las tuercas a ETA, a escondidas y de espaldas a la opinión, lo que revelaría, una vez más, la estulticia del video ese de propaganda que, para mí, ya os digo, es puro vapor.

    Como escribí tarde aquello recopilo en dos o tres líneas alguna cosa esencial: 1. que al haber visto el vídeo se me queda esa misma sensación de vacío -anatémnico y afectivo- que a Andrés, 1.1. que esa sensación de vacío no la da el carácter bambi del vídeo que, de haber sido más agresivo, se hubiera convertido que una especie de merengue hueco, revenido, e incomprensible. 2. que el PSOE no ha actuado realísticamente sino electoralísticamente dada una coyuntura infinitamente más favorable que la del 98 (donde sí estaba más que justificado hacer muchas concesiones). 3. no diré, en cambio, que el entero proceso de diálogo con ETA haya contaminado -como en dirección inversa a la reunión de Carod en PerpiÑán- toda la política autonómica del gobierno… que no me parece del todo mala, ni creo que por ahí se vaya a caer España (más bien lo contrario), 3.1. sí empero que ésta política autonómica bien podría haber envuelto como consecuencia esa posible solución que mienta Andrés. Pero añadirle a la política autonómica eso otro…

    4. ¿qué es eso otro? Un descubridor de mediterráneos (un “bobo solemne”, la expresión no puede estar mejor escogida) que descubre mediterráneos y que de forma enteramente ahistórica e hiperpopulística (es decir, al cabo, no populista: en Zapatero hay, por veces, hiperpopulismo: hace política dirigiendose a lo que será el pueblo en el años 2079, y a esos niños que leyeron su nombre en los libros de historia; huelga decir que, a pesar de todo, este populismo hiperbólico le honra si no fuera porque cae, muchas veces, en una dramática irrealidad, descontextuación) decreta que él quiere acabar con eta, y quiere hacerlo de la forma más rápida para que la solución o el claro encarrilamiento de la misma caiga dentro de esta legislatura para permitirle repetir una legislatura más que le otorgue unas eleccciones, las próximas, ganadas, pero ganadas a pulso y por ÉL y no por méritos del gobierno (a Bono ya lo a echado, a Solbes… ay, está deseándolo, pero no se atreve; ahora bien, si lo de ETA fuera bien, Solbes, qué duda cabe, se iba si es que no se va antes motu proprio).

    5. actuá pues de forma completamente anhistórica, ausente a una nueva coyuntura internacional -tres atentados terroristas masivos en países del primer mundo, los dos últimos en europa- que reza: “que maten los moros, valga, pero que maten estos de aquí arriba… y después de lo que ha pasado… no, eso es intolerable”.

    6. ejemplo de forma de actuación anhistórica y acontextual en aras a “salir en los libros de ESO de dentro de 50 años después del capítulo “Aznar el malo” “: decirle a la policía francesa: “echa el freno magdaleno”. La suerte de Zapatitos es que a Francia, esto de ETA -en tanto en cuanto son éstos una sarta de cobardes- le da un poco igual, es más, le incordia tener que colaborar y quedar mal ante el mundo por no hacerlo, pero es que aunque Sarkozy sea presidente la cosa no cambiará y le tomarán la palabra a zapatitos en aras de una solidaridad entre estados.

    7. por todo esto el vídeo no sólo es tendencioso -como cualquier vídeo político- sino estúpido, tan estúpido que incluso resulta inane y sin efecto o generador de un efecto de puro vacío. Esa reacción que quiere alentar, eso de “ah, entonces vosotros -jejeje- sí que intentasteis pactar ehhh, ya ya, conque esas teníamos eh” pues echa a andar en las mientes de cualquiera un par de metros y se descalabra sin precisar razonamiento alguno.

    Comentario escrito por Pablo — 30 de noviembre de 2006 a las 6:39 am

  9. Y por eso me parece de todo lúcido esto que dice Guillermo:

    “A fin de cuentas, el PP lo hizo bien en 1998, así que ¿qué se le está reprochando? Los efectos perversos pueden ser divertidísimos (espectador pro PP que se indigna porque el PP sea “blando con el crimen”, espectador pro PSOE que se indigna porque el PSOE considere al PP “blando con el crimen” por negociar en 1998, y así).”

    Por cierto, a todos los usuarios de LPD: que en entrado en un blog que se llama “Inmarcesibilitudes”, que sale en LPD anunciado, y que es cojonudo. Os lo aconsejo.

    Comentario escrito por Pablo — 30 de noviembre de 2006 a las 7:41 am

  10. Buenas,

    Solo una pregunta: ¿el Pablo de Inmarcesibilitudes es el mismo Pablo Molina que tenía otra bitácora en LPD?

    No estaba en absoluto de acuerdo con el, pero me divertía mucho su enfoque.

    Saludos,

    Comentario escrito por Israel — 30 de noviembre de 2006 a las 10:48 am

  11. No, no soy Pablo Molina. Hay también otro “Pablo” que ha participado en los comentarios al artículo de Andrés sobre las manifas de AVT.

    Por favor, de ahora en adelante, los que firmen como “Pablo” que anyadan algún otro distintivo y firmen, por ejemplo, como “Pablo2″ o Pablo5” o “P. Molina”.

    Comentario escrito por Pablo — 30 de noviembre de 2006 a las 12:29 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.