Confidencial CAT

Actualización 22.27 23/10/06: A causa de un absurdo error imputable exclusivamente a mí, esta bitácora ha estado unas cuantas horas con el sistema de comentarios desactivado. Ya está activado de nuevo. Les ruego me disculpen las molestias.

Llevamos ya unos días de campaña de las Autonómicas Catalanas, y quería aprovechar la oportunidad para analizar en este blog algunas cuestiones que vayan surgiendo en la campaña, en particular todo lo relacionado con la publicidad política y los sondeos. En la primera cuestión, brilla con luz propia Confidencial CAT.

Confidencial CAT es un vídeo de unos 55 minutos creado por CiU para la campaña electoral de las Autonómicas catalanas. Es, también, un claro ejemplo de “comunicación spin” (la traducción más adecuada al español sería “comunicación basura”), en este caso explícitamente desplegada ante el público mediante un vídeo electoral. Supone también un paso más en el uso por parte de los politicos españoles del vídeo como herramienta de publicidad política destinada al ataque al adversario, utilizando para ello todos los recursos discursivos (verbales e icónicos) que sean necesarios para presentar una visión de las cosas no sólo -obviamente- sesgada, sino directamente falaz, si es necesario hacerlo así. Los principales ejemplos históricos al respecto son:

  • El PSOE, en su famoso “vídeo del doberman” en las Elecciones Generales del 96, que tuvo una evolución fracasada -si es que podemos considerar que el susodicho doberman, como parece creer toda la clase política y mediática española, fue en efecto un éxito- en la campaña del 2000. Por si les interesa, en su día realicé un análisis de dicho vídeo (que pueden consultar aquí – PDF), así como de los vídeos de PP y PSOE en las Elecciones Generales de 2000 (disponible aquí, también en PDF).
  • El vídeo realizado por la Fundación FAES sobre el 11M, titulado “Tras la masacre”, en el que en ningún momento se hablaba de la autoría de los atentados y se tendía a considerar que había sido ETA (hablando de sus atentados anteriores, sobreponiendo una imagen con el hacha y la serpiente, etc. Vaya, talmente como si fuera Eduardo Zaplana informando durante el 11M), tras lo cual “La Izquierda” habría poco menos que dado un Golpe de Estado para hacerse con el poder. Es decir, lo de los peones negros y la teoría de la conspiración, en versión resumida y audiovisual.

A continuación, procedo a elaborar un breve análisis (que, en realidad, me ha quedado bastante largo a los efectos de lo que es Internet e, incluso, este blog, aviso) de Confidencial CAT, dividido por capítulos. En cada caso incluyo primero el vídeo de You Tube el título del capítulo enlazado al vídeo (en You Tube) y a continuación el comentario (que describe, entre otras cosas, el contenido a grandes rasgos de cada vídeo, por si no lo quieren ver, o ya lo han visto, o no son Ustedes como José María Aznar y no me entienden nada de catalán; aunque creo que la cosa se sigue bastante bien en lo esencial):

Actualización 2.25 del 23/10/06: Después de unas cinco horitas viendo Confidencial CAT, escribiendo y editando el post, acabo de descubrir que WordPress es medio incompatible con You Tube y la manera de arreglarlo harto complicada-coñazo. Así que, a la espera de que mañana trate de solventar el problema o me rinda cual ejército francés, les enlazo los vídeos en los títulos de cada capítulo para que puedan verlo.

Capítulo 1: Introducció

Horripilante entrevista con Mas y su mujer: el candidato de CiU, incluso hablando para su televisión y su partido, no es capaz de resultar mínimamente creíble y decir algo que vaya más allá de la ilusión y la esperanza con la que afrontó la campaña de 2003. Esta entrevista se combina con los resultados de las elecciones en sí, en las que CiU ganó (46 escaños frente a los 42 del PSC) y ERC se convertía en la inexcusable llave de la gobernabilidad (23 escaños), una vez quedaba claro que CiU no podría reeditar su pacto con el PP de la anterior legislatura. Según la lectura de las elecciones, dado que CiU había sido el partido más votado, era indudable que le correspondía gobernar. Esta es una lectura comprensible, pero relativamente infundada si el partido ganador no tiene mayoría absoluta (y sobre todo si se queda muy lejos de tenerla, como era el caso), a partir de ese momento es preciso ponerse a hacer coaliciones y pactos de gobierno, como pasa en cualquier sistema parlamentarista que no contempla mecanismos mayoritarios (como una eventual segunda vuelta).

Para esta negociación, CiU tenía un problema importante: su decisión en 1999 de optar por el PP, y no por ERC, le iba a pasar factura ahora. De hecho, CiU le ofreció a ERC virtualmente todo lo que ERC quisiera, pese a lo cual ERC pasó a formar parte del tripartito con el PSC e ICV. Esta decisión ya se lee, en sí, como antidemocrática, “porque dejan fuera al ganador”, como si un 30’9% de los votos (menos, por cierto, que los del PSC, con un 31’1%), y una victoria que se quedaba a 22 escaños de la mayoría absoluta, fueran suficientes por sí solas para eliminar otras opciones de gobierno que no pasaran por CiU.

Capítulo 2: El preu del poder

Entrevistas con Mas, Duran i Lleida y Pere Macias en las que básicamente se explican las negociaciones con ERC, consistentes en que CiU aceptaba, una tras otra, las exigencias de ERC, pese a lo cual ERC acabó pactando con Maragall. Hay varias contradicciones de base en el discurso del vídeo, la fundamental la existente entre la supuesta “sobrelegitimidad” de CiU para mandar y su disposición a renunciar a lo necesario para seguir mandando; que, además, se combina con una crítica acerba a los firmantes del Tripartito y su “sed de poder”. Como si no fuera exactamente eso lo que explica que CiU negocie con ERC por la vía de aceptarles todo lo que pedían.

Las dos críticas de base que se hacen a la composición del Tripartito son: a) que es un pacto que permite que el perdedor alcance el poder; y b) que es un pacto entre un partido independentista y un partido “de Madrid”. La primera crítica es comprensible, pero bastante absurda habida cuenta de la exigua mayoría alcanzada por CiU (inexistente, de hecho, en votos). La segunda también sería aceptable, a pesar del repugnante criterio esbozado (la idea de que ningún partido que no sea “catalán puro”, es decir, nacionalista, puede mandar en Cataluña), porque es cierto que ahí surge una contradicción (que afecta, además, tanto al PSC como a ERC, de hecho más al primero, que es quien más acabó cediendo en lo fundamental, la negociación del Estatut, de hecho oportunamente “tumbado” desde Madrid). Pero, naturalmente, no parece que sea CiU, que acababa de mandar cuatro años gracias al apoyo nada menos que del PP, quien pueda ir por ahí expidiendo certificados de legitimidad moral nacionalista.

Capítulo 3: El Govern repartit

El Tripartito ha sido, por lo visto, una iniciativa teledirigida desde Madrid. Aparece una impagable imagen en la que detrás de Carod, Saura y Maragall se vislumbran, y el vídeo nos los pone delante por si cabe alguna duda, a quienes realmente mandarán en la Generalitat: José Luis “Español” Zapatero y José “Malísimo Español” Montilla. A continuación, Mas declara y repite varias veces lo intolerable que es que mande alguien “dependiente de un partido de Madrid, un partido español”. La muestra más clara de esto es la presencia (oh no) de Maragall en el Día de la Hispanidad en Madrid, el 12 de Octubre, como genuflexión ante el poderío amenazante del Ejército español, que por lo visto sentó muy mal en la Cataluña nacionalista (CiU y ERC). Lo más notable de este asunto es que la crítica que se ha venido haciendo al PSOE-PSC estos dos años tiene, por lo visto, bidireccionalidad:

  • El PSC no puede gobernar porque está al servicio del PSOE español, es decir, del nacionalismo español centralista (CiU)
  • El PSOE no puede gobernar porque está al servicio del PSC catalán, es decir, del nacionalismo catalán separatista (PP)

Capítulo 4: L’última tango a Perpinyà

Centrado en el ridículo espectáculo que dio Carod Rovira entrevistándose con ETA, en plan chorraprogresista irredento de bar de los años setenta (es decir, en plan él). Curiosamente, a CiU le parece que lo que había que hacer era destituir a Carod, pero se le antoja mal que esto se impusiera desde Madrid (me permitiría apuntar que, en realidad, las mejores – únicas realizaciones del fiasco tripartito en estos dos años y pico provenían, precisamente, de Madrid). A continuación sacan la victoria electoral de ZP y aquello tan bonito de “apoyaré el Estatut que apruebe el Parlament de Catalunya”, como preludio de un nuevo ejemplo de sujeción sistemática a la siniestra España.

Capítulo 5: El forat de la vergonya

Centrado en el socavón, provocado por unas obras públicas realizadas con total imprudencia, que se llevó por delante un montón de viviendas en el barrio del Carmelo de Barcelona, se acusa de negligencia al Gobierno del Tripartito, de intentar desviar la atención y de no hacer nada para solucionar “el drama humano”, representado por los vecinos del Carmelo (que, por cierto, tienen la mala costumbre de hablarme en castellano). El momento en que la voz en off dice aquello del “drama humano”, como indicando que los dirigentes de CiU están a punto de echarse a llorar, es enternecedor, casi tanto como las imágenes ralentizadas en blanco y negro que muestran a los susodichos vecinos (el uso del blanco y negro le hace uno dudar: ¿lo ponen porque están saliendo vecinos del Carmelo, simplemente porque son españolistas o es que son miembros del Gobierno Tripartito?). La reacción de Maragall, acusar a CiU de cobrar comisiones (el famoso 3%), supone un escándalo: ¿cómo puede el President perturbar de tal manera el oasis catalán? Como en el capítulo anterior, y como en general en casi todo Confidencial CAT, cuando las acusaciones tienen visos de realidad (negligencia en este caso; impresentabilidad de Carod y sujeción al PSOE de Maragall en el capítulo anterior), las argumentaciones se pierden por exceso. Claro, se trata de un vídeo de publicidad electoral, pero eso no quiere decir que los electores sean necesariamente idiotas.

Capítulo 6: Afers Estrangers

Comienza con un bello mapa físico en el que se identifica a Cataluña, del cual una flecha se dirige a otro Estado soberano del Mediterráneo: Israel. Se refiere, naturalmente, al espectáculo que dieron Carod Rovira y Maragall riéndose, en apariencia, de cuestiones, en tanto sagradas, muy serias, lo que quedó plasmado con la foto en la que Carod se ponía una corona de espino sobre la cabeza. Que a mí, la verdad, lo de reírse de la religión como que me deja un poco frío, pero por lo visto es terrible, opinan muchos católicos, musulmanes, protestantes, etc., todos ellos presa de indignación (la cual, sin embargo, no les impide reírse a su vez de otras religiones que no sean la propia). Es esa actitud tan peculiar de cualquier religión en la que se produce una mezcolanza de lo intolerante (cuando manda) con lo victimista hasta el ridículo (cuando no manda, o no manda lo suficiente). Pero, dicho esto, es normal que CiU, un partido parcialmente confesional, arrime el ascua a su sardina, poniéndose a hablar del “atentado a la espiritualidad” y este tipo de cosas para destacar un error, uno más, del Tripartito en su lamentable vagar por la política catalana. Resulta entrañable, eso sí, el segundo argumento crítico / línea de fuerza seguido por Confidencial CAT en esta cuestión: con esta acción “el prestigio internacional de Cataluña, conseguido durante décadas de esfuerzo por el President Pujol, fue hecho añicos en cuestión de minutos” (¿Ustedes vieron los informativos de la BBC, CBS, RAI, CNN, así como los diarios internacionales de referencia, abriendo con esta espinosa -perdonen por el chiste malo- cuestión? Yo tampoco).

Capítulo 7: Tots els homes del President

Dedicado íntegramente a la crítica de la corrupción y el nepotismo llevados a cabo por el Tripartito, constituye probablemente el menos excesivo, en apariencia, en cuanto a los ribetes sectarios y zafiamente manipuladores que recorren Confidencial CAT en su conjunto. Lo curioso es que los escándalos de corrupción y autoritarismo afectan íntegramente a ERC (Xavier Vendrell, el secretario de finanzas de este partido que se dedicó, y se dedicaría durante más tiempo, a pedir cuotas a los cargos de designación de ERC, y sobre todo Miquel Sellarès -antiguo militante de Convergència Democràtica de Catalunya y partícipe de uno de los gobiernos de Pujol, por cierto-, secretario de Comunicación del Tripartito durante sus cuatro primeros meses de existencia, autor del genial informe sobre medios de comunicación en el que se detallaba la estrategia a seguir para colocar a directores de los medios que hablasen bien del Tripartito), aunque los de nepotismo están más repartidos. En este caso no es precisa la exageración por la abundancia de pruebas (sobre todo de lo segundo) con que cuenta CiU para elaborar esta parte del vídeo, si bien es cierto que su legitimidad para hacerlo aparece dañada desde la misma base por su comportamiento a lo largo de sus veintipico años de Gobierno (recuerden a los múltiples hijos de Pujol y su incardinación con la Generalitat y la clase empresarial catalana, por ejemplo). En realidad, es lo que viene a decir este capítulo: “tanto que criticábais y luego lo hacéis todavía en mayor medida que nosotros, que ya es difícil”.

Capítulo 8: I la feina queda per fer

Este capítulo se centra en obras de infraestructuras (en las que sobrecoge al espectador la aparición de un gigantesco rostro, el de Montilla, que mira que es malo y español el tío, en calidad de ministro de Industria totalitario “desde Madrid” imponiéndole cosas al Tripartito), para luego pasar a una nueva genialidad de Carod Rovira, su llamada a boicotear la candidatura de Madrid 2012. La intepretación de CiU es que este fue el principal factor que generó que en España se llevara a cabo un boicot, a su vez, contra los productos catalanes, en particular el cava (lo que provocó, a su vez, que Rajoy acabara brindando con cava en plan Meg Ryan en el anuncio de Freixenet). Algo que sólo es parcialmente cierto (afectó mucho más, sin duda, todo el follón montado por el Estatut). La parte más eficaz del vídeo es el último minuto, en el que en una pantalla en negro se desglosan cifras y datos que “demuestran” la incompetencia del Tripartito y que, en líneas generales, todo va mucho peor que en la dorada era de Pujol. Datos, por supuesto, sin contrastar (de eso se trata, justamente), pero que no por ello pierden su eficacia (mucho mayor que las entrevistas, sistemáticamente centradas en políticos de CiU: ¿acaso no pueden coger a alguien medio “de la sociedad civil”? Que sí, que es un vídeo de CiU, pero la historia de los “intelectuales independientes a sueldo” siempre ha vendido mucho, sobre todo en piezas tan prolongadas como esta).

Capítulo 9: Voler i no poder

El vídeo se dirige a criticar el abortado intento de Maragall de llevar a cabo una remodelación del Gobierno que afectaría fundamentalmente a los “montillistas”. De nuevo sale, siempre en blanco y negro (porque, en tanto español, este hombre es gris “de serie”), Montilla dispuesto a parar las intenciones de Maragall, que finalmente se llevarían a cabo poco antes de la disolución del Tripartito por la definitiva salida de ERC del mismo. La verdad es que a lo largo del vídeo, teniendo en cuenta todo lo que se podría haber atacado a Maragall y el tono general del vídeo, CiU tampoco se “moja” demasiado en esta cuestión (salvo para destacar la impotencia de Maragall, atado de pies y manos por banderas españolas y, aún mucho más grave, españolistas, por obra de Montilla), a fin de cuentas Maragall es, en realidad, uno de “los suyos” (gauche divine, pero de buena familia barcelonesa) y además, total, se va. Precisamente por eso busca CiU pescar en los votos que Maragall les arrebató e insiste tanto en el charneguismo de “charnegueitor” Montilla.

Capítulo 10: El ball de l’Estatut

Espectacular capítulo (en el que: ¡por fin! Aparece un atisbo de crítica al Partido Popular, representado por Acebes y Rajoy echando pestes del Estatut) basado en explicarnos a todos la privilegiada inteligencia de Mas, su cintura política y su capacidad para desbloquear situaciones aparentemente irresolubles. Tras una negociación previa en Cataluña en la que CiU se caracteriza, según el vídeo, por buscar un Estatut de máximos (frente al silencio pacato de PSC y ERC), el Estatut llega a Madrid, donde el malvado Montilla, siguiendo órdenes de Zapatero, se apresta a desinflarlo en lo posible. La cosa parece un callejón sin salida, hasta que por fin Mas da un paso adelante y, en una de las mejores jugadas políticas de ZP (y, sin duda, la mejor de Mas) en los últimos años, pacta con el presidente del Gobierno un Estatut vendible en España y en Cataluña (al menos, entre los votantes de PSC y CiU).

Esta aparente contradicción entre una CiU que se había echado al monte en la negociación previa para después pactar directamente con Madrid se explica porque, según Mas, ellos primero hicieron una Carta a los Reyes Magos para después poder alcanzar lo máximo que era realista alcanzar con Madrid. ¡Hay que ver, qué listo es Mas! Casi tres minutos del vídeo se dedican a resaltar esta cuestión, la de “Mas, gran estadista, salvando el Estatut y a los catalanes de la inoperancia del Tripartito”, fundamentalmente porque es, sin duda, el principal rédito político de CiU de cara a las Autonómicas, y lo que probablemente (pero no, desde luego, gracias a Confidencial CAT) le permitirá volver al Gobierno de la Generalitat.

Capítulo 11: L’enfonsament

Es decir, “El Hundimiento”, que diría el Führer. El Hundimiento de ERC por partes: primero por el “No” al Estatut al que se vieron obligados los dirigentes de ERC por las bases; y después, como consecuencia lógica, por su salida obligada del Gobierno de la Generalitat. Hay que decir que el editor del vídeo se lo pasa bien superponiendo los sucesivos síes y noes de los dirigentes de ERC al ser preguntados por su voto en el referéndum, y la cosa, un show más que nos es proporcionado por José María Aznar y sus 23 escaños para ERC “indispensables para la gobernabilidad”, es divertida. Pero el vídeo acaba con una siniestra advertencia: a pesar de que el PSOE, desde Madrid, se encargó en su día de moverle definitivamente el sillón a Maragall (total, el hombre sólo ha sido, directa o indirectamente, el principal problema político de ZP en lo que llevamos de legislatura, y aun antes) para colocar en su lugar a Montilla, vaya Usted a saber, igual se pretende reeditar el Tripartito y todo. ¿Pero no estaba claro que CiU iba a gobernar con el apoyo del PSC, no vaya a ser que al final ZP no saque mayoría absoluta en 2008?

Capítulo 12: Una ombra a la foscor

Tras este intrigante título (“Una sombra en la oscuridad”) se esconde un personaje también siniestro en sí: el malvado Montilla, que urdió el Tripartito para después deshacerlo con sus propias manos “en su insaciable ansia de poder” (Confidencial CAT dixit). En las imágenes finales, en las que se muestra la retirada de Maragall como postulable en la candidatura del PSC, dan ganas de echarse a llorar: ¡pobre abuelete, este sí catalán de pura cepa y, a fin de cuentas, cadáver político! ¡Qué mal se han portado en Madrid con él!

Pero, la verdad, no queda muy claro exactamente cuánto poder ganará Montilla como líder de la oposición en el Parlament respecto de su etapa ministerial, a no ser, claro, que entre en el Gobierno, y probablemente no con los socios del Tripartito, sino con CiU (y ya veremos, según las encuestas, quién tiene más posibilidades de ganar; por ahora una de El País presenta un empate entre ambos al 30%, pero claro, es El País). ¿Pactaría CiU con un candidato tan, tan siniestro que se nos muestra en el Parlamento españolazo con expresión aviesa, en blanco y negro, en un plano picado y con tétrica música de fondo? Cabe decir, en favor de CiU, que, al menos, no han caído en la indignidad repugnante de aludir a los estudios de Montilla (ya saben, eso tan bonito de “El Bachiller Montilla”), deporte favorito de diversos enanos morales, periodísticos y políticos, en su clasismo decimonónico de opereta (aunque algunos de ellos sí son más o menos afines a CiU). El clasismo de CiU, al menos, se centra en la condición no-catalana de Montilla, igual de repugnante pero, por habitual, menos estentórea.

Capítulo 13: Aterratge forçós

Continúa el espectáculo anti-Montilla, centrado en el caos provocado en el aeropuerto de El Prat por la huelga de los trabajadores de Iberia. Según CiU, el único culpable de la situación es Montilla, que desde España no hizo nada, como “Ministro de Turismo” (Industria, Comercio y Turismo), para solventar la situación. El pequeño detalle de que la gestión de los aeropuertos no dependa del ministerio de Industria, sino de Fomento, parece no tener demasiada importancia a los ojos de CiU, que llega a una brillante conclusión: si Montilla gestiona así un aeropuerto, ¿qué será capaz de hacer con Cataluña? El vídeo termina con dos imágenes entrañables: la primera, Montilla viendo un partido del Barça, mientras el comentarista afirma que “nunca se le había visto antes por ahí”, no en vano no es un verdadero catalán. La segunda, una imagen del Tripartito quemándose en plan Bonanza, como diciendo “Montilla intentará reeditarlo tras destruirlo”. Para eso, claro, habrá que ver cuántos escaños saca ERC e ICV (y si los escaños de CiU con ERC son suficientes para gobernar), cuestiones que comenzarán a esclarecerse cuando se publiquen los principales sondeos periodísticos y a continuación, en este su blog, intentemos averiguar en qué sentido se han equivocado esta vez.

Capítulo 14: L’esperança

El último capítulo es un canto a las bondades de CiU. Imágenes de Cataluña se combinan con una música extraordinariamente bucólica en la que, por momentos, parece que está uno en misa o escuchando la COPE. Por supuesto, dado que de lo que se trata es de pedir el voto para CiU, si hasta ahora sólo aparecían declaraciones de miembros de CiU, en la traca final éstas llegan hasta el paroxismo: CiU, CiU y más CiU, comenzando con un plato fuerte: el mismísimo President Pujol, que hace una breve loa a lo que a su juicio debe ser un verdadero President: un cirujano de hierro que mande y ponga a Cataluña donde ésta se merece, es decir: Mas, el hereu. Por lo demás, el vídeo culmina por todo lo alto una estructura opositiva que sigue con extraordinaria fidelidad el argumento de la Guerra de las Galaxias (y, por qué no decirlo, del Señor de los Anillos): “Una nueva esperanza”, la de los buenos catalanes de CiU, que evitarán que Cataluña caiga en la sombra, sea sometida al omnímodo poder del Lado Oscuro españolista representado por Darth Montilla.

Tras el tremendo rollo que les acabo de soltar, tal vez fuera el momento de dar por cerrado el análisis, pero no me resisto (soy así de contumaz) a hacerlo sin sentar algunas bases de lo que a mi juicio constituye el vídeo y, sobre todo, los efectos políticos que pueda tener, si es que tiene alguno:

  • En primer lugar, Confidencial CAT es excesivamente largo. 55 minutos es una barbaridad para un documento político. Es la garantía de que el grueso de la población utilizará el DVD como posavasos o depósito de inaceptables atentados contra los derechos de Teddy Bautista, pero no lo verá. La paciencia del público para con los textos audiovisuales es escasa. Sin duda lo verán los freaks de la política de cualquier signo, pero es poco probable que lo haga el gran público.
  • Se trata un excesivo número de asuntos, pero tampoco se profundiza en ninguno de ellos. Esto puede causar confusión en el espectador por no saber a qué agarrarse, pero, sobre todo, un profundo hastío que, unido a la duración del vídeo, les hará contemplarlo, si lo contemplan, con escaso o nulo interés. Un documento de unos 15-20 minutos centrado en el Estatut y en los desacuerdos del Tripartito habría sido mucho más eficaz, entre otras cosas porque se habría ofrecido un mensaje más coherente. Desgobierno, dependencia de Madrid e inacción sólo solucionados por el providencial pacto de Mas con Zapatero, vendría a ser el mensaje principal de Confidencial CAT. Para decir eso no hace falta recorrer cronológicamente tres años de Tripartito, que son muchos años incluso con la parcialidad evidente de la selección temática de un vídeo de estas características.
  • Sólo habla CiU: Esta decisión, desde el punto de vista de la eficacia del vídeo, tiene un carácter ambivalente. Por un lado, es CiU quien hace Confidencial CAT, que es un documento que muestra la imagen que tiene CiU, o mejor dicho que quiere comunicar CiU, del Gobierno Tripartito. Nada más lógico, en consecuencia, que explicitar esa parcialidad, por demás evidente, mostrando declaraciones de políticos de CiU, y sólo de CiU. Pero, por otra parte, cabe preguntarse cómo pueden los políticos de CiU, y sólo ellos, resultar atractivos para el público. Para los militantes de CiU, sin duda, pero ¿lo serán para alguien más? El vídeo es una pieza partidista, por supuesto, pero limitarse a recopilar declaraciones de dirigentes de CiU, sin recurrir a la socorrida figura del experto o el intelectual orgánico, deja este partidismo tan asentado y explicitado que propicia que, a la mínima en que cualquier espectador detecte alguna de las interpretaciones contradictorias o falaces que despliega CiU a lo largo del documento, el resto pierda credibilidad a raudales: “claro, eso lo decís porque sois CiU”. Y claro que lo son, pero puestos a hacer un vídeo tan largo habría sido mejor disimularlo un poco.
  • Con todo, y respecto de la naturaleza de Confidencial CAT como representante fidedigno de la “comunicación spin”, hay que decir, en honor a la verdad, que sin duda manipula la realidad (o intenta manipularla), es parcial, es dogmático y demagógico a un tiempo, etc. (señores, que estamos hablando de un vídeo de publicidad política, por Dios), pero sin pasarse en las formas (en una nueva muestra de lo que es el oasis catalán, consistente en que, como las mayores barbaridades ya están ubicadas en la base de la argumentación -por ejemplo, catalán bueno, español malo-, y por lo demás casi todos los políticos catalanes jugaron juntos en el mismo colegio y el mismo barrio, todo lo demás es como muy pacato y atildado). No es el vídeo del doberman ni un documento de la FAES (si hubieran contado con M.A.R., Miguel Ángel Rodríguez, para elaborar un documento así otro gallo les hubiera cantado). Claro que un vídeo de 55 minutos con el ritmo frenético del doberman o el equivalente a la composición de imágenes de “tras la masacre” sería insoportable para cualquiera.
  • Por último, y en consecuencia, cabría preguntarse: ¿qué eficacia puede tener un vídeo así entre el público? Es decir, ¿cuántos votos ganará o perderá CiU con esto? En mi opinión, pocos, muy pocos. El grado de politización de la gente juega en contra de CiU. Si alguien se sienta a verlo será porque le gusta la política y disfrutará con este tipo de cosas, pero, con independencia de que esto sólo llegará a lo sumo al 5% de la población (no hablamos de reírse un poquillo con un vídeo de 5 minutos, sino de casi una hora), al tratarse de la población más politizada, es más que probable que tengan su voto ya decidido, y si no es así detectarán sin dificultades las insuficiencias narrativas y argumentales del vídeo, así como los intentos de engañar al espectador. Y puesto que no hay nada que indigne más al público que el que insulten a su inteligencia, cabe esperar que, si el vídeo tiene algún efecto, será más bien negativo.

Negativo pero, aclaremos, en cualquier caso muy pequeño. Los demás partidos políticos catalanes se han afanado en tratar de hacer de Confidencial CAT un tema de campaña. En la propia CiU (por ejemplo, Duran Lleida, que sin embargo sale en abundantes ocasiones en el vídeo) han surgido tímidas críticas a este tipo de publicidad política. Pero, paradójicamente, colocar Confidencial CAT en el centro del debate político tiene, sin duda, una consecuencia positiva para CiU: que más gente lo verá, llevada de la curiosidad, probablemente el tipo de público que se está buscando. Lo cual, reitero, no creo que genere, en ningún caso, un efecto electoral considerable. Los políticos viven obsesionados con la imagen, la televisión, y el control de la misma. Creen que quien sale en la tele gana enteros, y las cosas no son tan sencillas. Es, indudablemente, cierto que la televisión tiene una considerable capacidad sugestiva sobre el público, sobre todo sobre el público menos politizado (que es, a fin de cuentas, el que no vota y puede que vote, o el que no sabe a quién votar porque tampoco le va la vida en ello). Pero la clave no es tanto salir como dónde salir. Mejor en magazines, programas de humor o incluso ficción y demás formatos de información blanda que en los informativos. Y mucho mejor en los informativos, desde luego, que en un vídeo montado por el propio partido político. Por poco preparado que esté el espectador, sabe qué es lo que está mirando, y se prepara en consecuencia. Su actitud ante “Buenafuente” o “La hora Hache” no tiene nada que ver que la que presenta ante un telediario ni, por supuesto, la que tiene frente a un vídeo electoral explícitamente diseñado para pedirle su voto.



20 comentarios en Confidencial CAT
  1. Cojonudo el análisis, Guillermo.
    ¡Ah, y gracias por ahorrarnos a los demás el visionado!

    OT¿Qué problema tienes con YouTube y WordPress?

    Comentario escrito por Camarada Bakunin — 23 de octubre de 2006 a las 9:05 am

  2. Los convergentes, en los capítulos 1 y 2, olvidan convenientemente que ganan sus escaños con menos votos que sus antagonistas. En 1999 gobernaron con el 38% del censo mientras que el PSC logró más votos, y en 2003 aspiraban gobernar con el 31% que el PSC superaba. Añades el 10% de ERC e ICV y adquieres más representatividad…. si añades los contenidos del capítulo 6 que sugieren aquello de los modales, la educación y la corrección política para ocupar puestos de nivel te sale el tufillo fascistoide del “este es mi cortijo y aquí hemos gobernado nosotros toda la vida”.

    La iniciativa me recuerda al “Hay Motivo”, y tanto ésta como el “ConfidencialCAT” me parecen muy buenas iniciativas…. porque a la larga no no benefician a ninguno de sus promotores. En cuanto se analizan, digo.

    Por cierto, la “comunicación spin” aplicada a la política se sigue denominando “propaganda”. Es más cuidada, menos burda, alejada de la mera agitación, pero propaganda a fin de cuentas.

    Comentario escrito por alejo — 23 de octubre de 2006 a las 9:22 am

  3. Para mí, lo más positivo del video es el formato. Es mejor que se gasten el dinero de la propaganda electoral (que sale de nuestros impuestos) en explicar sus ideas, aunque sea de forma deficiente y superficial, que en pegar carteles. No creo que colgar el careto de Mas en cada farola le dé más votos que el video. Al menos a mí me produce el efecto contrario, cuando veo toda la ciudad inundada de carteles hasta el último rincón sólo pienso en lo que debe haber costado todo esto que lo estoy pagando yo y se me quitan las ganas de votar.

    Comentario escrito por emigrante — 23 de octubre de 2006 a las 11:30 am

  4. Dos datos:

    a) Las encuestas. Todas menos las de PRISA dan a CiU como claro ganador (entre 3 y 17 escaños de ventaja).

    b) Es bastante sorprendente la pasta que tanto CiU como PSC se están gastando en esta campaña. El PSC hace MESES que llenó Catalunya con carteles de Montilla. Y CiU ha publicado 1 MILLÓN de DVD’s de ConfidencialCAT. En comparación, las campañas de los otros 3 partidos parecen de risa.

    Comentario escrito por Menek — 23 de octubre de 2006 a las 12:05 pm

  5. Alejo: sí, la comunicación “spin” se englobaría dentro de la propaganda política, pero no la sustituye en su integridad, viene a ser una reformulación de las peores estrategias propagandísticas (y, muchas veces, las más eficaces) a través no sólo de publicidad política o declaraciones y establecimiento de temas, sino de ataques directos pero utilizando “testaferros” (periodistas, grupos de presión, …), artículos de prensa, inserción del mensaje político en entornos poco habituales (incluso programas de ficción) y un largo etc. Tengo pendiente escribir algo sobre este tema aquí, trataré de hacerlo el mes que viene (que antes me vienen dos campañas seguidas que me tienen encandilado).

    MeneK: ¿Dónde puedo ver esas encuestas? Es que no he buscado con mucho ahínco, la verdad, a la espera de que la prensa publique la última tanda (se supone que deberían hacerlo mañana).

    Un cordial saludo

    Comentario escrito por Guillermo López — 23 de octubre de 2006 a las 12:34 pm

  6. Bush gobernó su prmer mandato, con guerra de Irak incluida, habiendo logrado menos votos que su rival.

    En cualquier caso hay una analogía importante entre el temor al sucursalismo, extendido ya a las otras autonomías, y la perversidad de ganancias inversoras en los PGE sólo si los destinatarios son nacionalistas, y no barones conmilitones.

    Comentario escrito por Tvrtko (Berengario) — 23 de octubre de 2006 a las 12:47 pm

  7. Bakunin, por cierto, no te he contestado a lo de You Tube. El problema es que WordPress no admite documentos de vídeo insertados, y para que los admita es preciso, por un lado, adaptar el html proporcionado por You Tube (lo cual, ocioso es decirlo, multiplicándolo por 14 vídeos de Confidencial CAT es un pequeño coñazo) pero, por otro, y sobre todo, para que funcione bien hay que desactivar previamente la opción “texto enriquecido” de WordPress (la que permite meter negritas, enlaces, imágenes, etc., de manera intuitiva) y hacerlo todo directamente en HTML, en este y en otros posts. Y eso sí que no, no me he calado la boina bien calada para nada.

    Un cordial saludo

    Comentario escrito por Guillermo López — 23 de octubre de 2006 a las 1:08 pm

  8. Hola:
    1) A título de curiosidad, el inspirador del video, David Madí,
    falsificaba las encuestas de popularidad de su jefe, Artur Mas,
    cuando estuvo en la generalitat.
    2) En cuanto al video es un ejercicio de supina estupidez en el
    que faltan principalmente dos frases: la primera es Mas prometiendo una moción de censura a Maragall si ZP no cumplía su palabra, y la segunda es mas pronosticando que ERC se tragaría el estatuto para aferrarse al poder.
    3) En cuanto al clasismo y Montilla, más allá de que sea
    impresentable aspirar a un puesto de representación sin conocer ni el idioma de los representados ni el inglés, Montilla lleva a sus
    hijos a una escuela privada, y se está haciendo con su señora mujer, a la que no se conoce otra actividad que su trabajo como concejal de urbanismo, un señor chalet de 2 kilos 2, lo que basta para etiquetar su calaña intelectual y ética.

    4) Las interferencias de la política nacional de la nación de
    Madrid en el tripartito no han sido lo mejor del tripartito, sino lo
    peor. De hecho, la principal aportación ha sido hacer todo lo
    posible para devolver el poder a los genuinos representantes
    del “catalán bueno, español malo”. Por el contrario, en los ámbitos
    más independientes las políticas del tripartito han sido
    sensiblemente superiores a las convergentes, principalmente en
    educación, en sanidad y, sobre todo, en economía.
    Saludos.

    Comentario escrito por popota — 23 de octubre de 2006 a las 10:33 pm

  9. Hola Popota,

    Obviamente, no estamos de acuerdo en nuestra visión de las cosas, lo cual nos permitirá montar un espectáculo habermasiano-democracia deliberativa de los que tanto nos gustan a ambos. Te adelanto que parto de la base de que tu conocimiento de las interioridades de la política catalana es muy superior al mío, así como que la óptica desde la cual la leemos es muy distinta. Y no porque yo sea “españolista” y tú “nacionalista”, ni nada por el estilo, sino porque tú vives en Cataluña y las decisiones internas de la Generalitat te afectan, mientras que a mí sólo me afectan en relación con la política y las decisiones que se tomen en España.

    Creo que Montilla sí habla catalán, otra cosa es que no lo hable perfectamente, puesto que no es su lengua materna. En efecto, es muy importante que la domine y haga uso de ella, pero no creo que en una sociedad como la catalana sea imprescindible un dominio total del idioma para poder aspirar a la presidencia del Gobierno autonómico: es una autonomía bilingüe, es una sociedad democrática, y cualquiera que cumpla con los requisitos para presentarse (ser mayor de edad y ser ciudadano español residente en Cataluña, esto último ni siquiera sé si es un requisito) puede hacerlo, otra cosa es que le beneficie electoralmente, pero esa es una historia muy distinta. Mira a Zaplana, que no es que hablara mal el valenciano; es que no lo hablaba prácticamente nunca, y allí estaba, de President (y me parece impresentable que no lo hablase, ojo; pero es que Montilla, al menos, sí lo habla).

    No me parece, en cambio, impresentable que el candidato no hable bien inglés: ahí tienes a ZP, que sólo domina un idioma, y no muy bien en el registro oral, con 164 escaños. Ningún presidente del Gobierno español ha dominado mínimamente bien el inglés (salvo Calvo Sotelo, que lo ignoro). Se votan unas propuestas y a un candidato, no creo que el dominio del inglés sea un criterio importante en las preferencias de los votantes.

    Por último, en lo que respecta al Tripartito y “Madrid”, como te dije leemos esto desde una óptica muy distinta. La mía, la de alguien a quien le parecían excesivas muchas de las cuestiones que se pretendían aprobar en el Estatut, veía bastante alucinado los perennes desacuerdos y metidas de pata del Tripartito y, sobre todo, le horrorizaba que uno de los partidos del mismo fuera una formación, ERC, a mi juicio ultraderechista. Y por eso, y porque estaba también harto de la preponderancia de ERC en el Parlamento español (un regalito envenando de Aznar y su cruzada que tuvo que tragarse Zapatero, entre otros factores, por la existencia del Tripartito), sinceramente prefiero que ERC esté fuera del Gobierno autonómico (que es lo que pasará si CiU no puede gobernar sólo con ERC, algo bastante probable, o si Montilla no puede o no quiere reeditar el experimento, también muy probable), aunque sólo sea para que el socio del Gobierno español no dé tanto el coñazo (y aclaro que como “Gobierno español” también contemplo al PP, aunque más bien en 2012, dando por supuesto que ERC, obviamente, nunca pactaría con el PP, pero dando también por supuesto que CiU, en determinadas circunstancias, lo acabará haciendo).

    Un cordial saludo

    Guillermo

    Comentario escrito por Guillermo López — 24 de octubre de 2006 a las 12:20 am

  10. Todo Bernays se lee en una tarde…

    Comentario escrito por alejo — 24 de octubre de 2006 a las 8:44 am

  11. Hubiera sido más eficaz un video de las juventudes de CiU haciendo freaking

    Comentario escrito por JJ — 24 de octubre de 2006 a las 1:52 pm

  12. Hola Jefe:

    1) Sí, en LPD obligan a dirigirse a los jefes como “Jefe”.

    2) En cuanto al tema de los idiomas, aclarar que no quería decir que legalmente no pueda presentarse -que no debería: cualquier sindicato mínimamente decente hubiera invalidado en los tribunales que a los trabajadores de un sitio se les exijan unos mínimos que no cumplen sus jefes-, sino que es poco presentable -como Zapatero con el inglés- que lo haga. Incluso el lehendakari, que no es hombre de muchas luces, aprendió un idioma siete veces más milenario y difícil que el catalán, en tres meses. Y digo más: el límite de la política no debe ser en ningún caso lo legal, como es norma aquí abajo, sino lo deseable.

    3) Obviando el tema de ERC y esquivando como la peste el tema del estatuto, la hábil maniobra de ZP le ha llevado a a) consolidar el “catalán bueno, español malo”; b) empezar a cavar su fosa en el espinoso tema del konflikto, por haber quedado meridianamente claro que su palabra tiene una fiabilidad equiparable a la de uno de los trileros de las Ramblas; c) pergreñar una parche del que en modo alguno se depuró lo nacionalista -ahí están los DDHH, la obligatoriedad eel catalán, los símbolos nacionales y, especialmente, la imagen sumamente peligrosa de un parlamento español volteando un documento que va a ser fuente de un victimismo diez veces más importante que en el pasado: ya este setiembre aparecieron las primeras encuestas en las que habñia más catalanes que consideraban insuficiente el autogobierno catalán un mes después de la entrada en vigor del estatuto que los que lo consideraban satisfactorio- y que va a ser una fuente de conflictos -y de aprovechamiento de ellos, con los principales beneficiarios bien claros en catalunya y en el resto de España, esto es: las derechas nacionalistas-.

    4) por lo que respecta al candidato Montilla, aún no se le ha escuchado una sola cosa convincente, y su única aportación al mundo del progresismo bonapartista es el efecto del llamado “efecto Montilla” en los indicadores de voto a ERC, cuyos votantes huyen despavoridos e incluso votan, con la nariz tapada, al candidato de ZP -Mas- para evitar que una persona sin mérito alguno para ocupar una responsabilidad pública más que ser un maniobrero carente de cualquier principio -no lo digo yo: lo dicen su chalet, sus hijos yendo a un colegio privado, los créditos de La Caixa al PSC, la vergonzante lista del PSC con tíos que harían parecer honrados a Juan Guerra y compañía, etc. -se haga con la presidencia de la Generalitat.

    5) En cuanto a los pronósticos, el tema está por ver. Yo conozco más gente que va a cambiar su voto con respecto a las pasadas que gente que va a mantenerlo -con importantes vías de agua en socialistas y republicanos, en dirección a sauristas y convergentes-, así que de momento no me mojo.

    Saludos,
    pep

    Comentario escrito por popota — 25 de octubre de 2006 a las 3:00 am

  13. Yo pido que se moje el personal, porque la indigencia de las encuestas en este país hace que tenga más fiabilidad un tiro al aire de alguien con intuación que sus productos de encargo.

    Y es que, a todo esto, yo no sabré muy bien qué decir o qué pensar hasta que pasen las elecciones, que creo que, por una vez, servirán para retratar bastante el alma del país. Porque difícilmente se dan tantas condiciones extrañas en unas elecciones como en estas: charnegueitor defenestrando a Maragall, el PSOE apostando por Mas, el PP también, CiU por el PP, Esquerra por Montilla… Esto es una puta locura.

    Comentario escrito por Andrés Boix (LPD) — 25 de octubre de 2006 a las 10:15 am

  14. Buenas:

    Popota: lo de los jefes lo utiliza él porque quiere, que conste (nosotros intentamos obligarle a que, de paso, se llevara al decirlo la mano al corazón, como las juventudes de la CEDA con Gil Robles, pero el tío se negó).

    La verdad es que, en cuanto a los efectos electorales del pacto ZP-Mas, tampoco estoy de acuerdo. Es el Estatut, a fin de cuentas y una vez defenestrado Maragall, del partido que manda en Cataluña por decreto (CiU) y del único que alguna vez puede volver a mandar (PSC). ERC puede hacer con él todo el victimismo que quiera, pero sinceramente no creo que le vaya tan bien como en la dorada época de Aznar. Estoy de acuerdo en que la dialéctica catalán bueno – español malo sigue ahí, como siempre ha estado. Pero no creo que hubiera desaparecido, más bien al contrario, con el Estatut “A”.

    Andrés: que sepas que tienes el honor de ser el primer censurado en mi blog, te he borrado uno de tus dos comentarios (en realidad, un comentario duplicado, pero esto sólo es el principio). La última encuesta de que tengo noción es esta, de RAC 1: CiU 52-54 (+6 +8); PSC 35 – 37 (-7 -5), ERC 20 – 21 (-3 -2), ICV 10-13 (+1 +4), PP 14-15 (+1 0).

    Tengo que recopilar más, a ver si me curro un post en el blog sobre el particular a finales de semana. Me parece bien improvisar la porra, aunque de premio sólo haya la honra (¿y qué hay más importante que eso?). El número total es 135 escaños, gana el que menos escaños de diferencia saque entre su apuesta y los resultados finales. Mi apuesta:

    CiU 50 , PSC 40, ERC 17, PP 16, ICV 12, Ciutadans 3

    (o sea, que he puesto lo que me ha parecido y luego le he regalado los escaños sobrantes a Ciutadans, en plan pasao de rosca españolista).

    Un cordial saludo

    Comentario escrito por Guillermo López — 25 de octubre de 2006 a las 10:57 am

  15. Se me olvidaba: obsérvese el maquiavélico efecto de que, en mi apuesta, ERC y CiU sólo sumen 67 escaños

    Comentario escrito por Guillermo López — 25 de octubre de 2006 a las 10:58 am

  16. Mi apuesta:

    PSC: 48
    CiU: 42
    ERC: 20
    ICV: 13
    PP: 12

    Obsérvese el maquiavélico efecto de la suma PSC-ERC y, especialmente, la locura que supone esta apuesta, por medio de la cual afirmo que el votante catalán no es tan racista como pudiéramos pensar.

    Comentario escrito por Andrés Boix (LPD) — 25 de octubre de 2006 a las 1:14 pm

  17. Y conste que lo hago conociendo la última barrabasada del CIS:

    http://www.cadenaser.com/articulo/espana/CiU/ganaria/elecciones/escanos/PSC/CIS/csrcsrpor/20061025csrcsrnac_8/Tes/

    Comentario escrito por Andrés Boix (LPD) — 25 de octubre de 2006 a las 1:15 pm

  18. Hola:

    El CIS da 52 a CiU, 39 al PSOE, 21 a ERC, 15 al PP y 10 a IC, con una participación record. Por cierto que da gloria ver los resultados en la franja de 18 a 34 años tanto en ERC como en CiU.

    Mi experiencia personal: en mi familia cambian los cuatro votos, en la de mi novia tres de cuatro, en mis amigos del cole uno de cada dos, destacando que en todos esos casos no hay un solo nuevo apoyo socialista, que era la opción mayoritaria hace tres -snif- años.

    Mi tiro al aire: 54 para el nacionalismo CT, 37 para el españolismo CT, 18 para el independentismo anti-CT, 13 para la CB y 13 para la no-CT.

    En cuanto a las perspectivas de futuro, las opciones de ERC me parecen altas -si no se rompen en el mes que seguirá al 1-N, y teniendo en cuanta que la principal parte de su electorado (los jóvenes) se van a quedar en casa ante la tesitura de que su voto acabe apoyando bien a subproductos CT como Mas y Montilla, bien a sucios españolazos como Mas y Montilla- en tanto en cuanto estos años se ha hablado de política y a la gente le va a mosquear más la Continuidad convergente.
    En el caso de que ZP hubiera cumplido su palabra -esto es, el Pacto del Tinell que apoyó, y que contenía los aspectos más polémicos del estatut-, lo que gobierna en catalunya por decreto hubiera sido liquidado en beneficio no de ERC sino del PSC, que hubiera sacado cien diputados convirtiendo al independentismo que viene en una fuerza marginal.

    Saludos,
    pep

    Comentario escrito por popota — 25 de octubre de 2006 a las 1:40 pm

  19. Jefe:

    Se me había olvidado dedicarte una sonora ovación por el fragmento del punto 6 en el que glosas el prestigio internacional de catalunya.

    Yo, en lo que llevo de vida, no he escuchado jamás a un solo guiri hablar una sola palabra del prestigio de catalunya, quitando el tema de las olimpiadas y atribuidas por el interlocutor de turno al éxito de -¡horror!- España.

    Saludos,
    pep

    Comentario escrito por popota — 25 de octubre de 2006 a las 2:08 pm

  20. No puedo esperar para ponerme medallitas: las encuestas empiezan a certificar lo que mi intución indicaba y ya tenemos a Noxa y Opina subiéndose al carro de considerar al PP quinta fuerza política.

    Comentario escrito por Andrés Boix (LPD) — 26 de octubre de 2006 a las 9:01 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.