Armamento y La ETA

En el anterior post me quedaron algunas cuestiones pendientes que también quería comentar (pero no quería atormentarles todavía con más saturación textual). El rearme iraní y, en general, los gastos de armamento y la negociación del Gobierno con ETA conforman esta nueva entrega de Opinión Publicada.

ARMAMENTO

Retiario, 25/09/2006: José Cervera es un periodista español particularmente inteligente y sensato y que, además, haciendo honor a lo que se supone son los valores de la profesión, sabe comunicar muy bien aquello que sabe, que es mucho. Por estas razones, será, esperamos, un habitual de nuestra Opinión Publicada. El artículo que reproducimos parcialmente aquí, titulado «Irán y el eco de Irak», consiste exactamente en establecer, con todas las precauciones, paralelismos entre la actual situación de presión en diversos frentes al gobierno iraní y la respuesta basada en chulería contumaz, como casi siempre, de dicho Gobierno (figúrense que quieren hacer, subrepticiamente, la Bomba, y ya saben lo que les pasa a los países del Eje del Mal que, como Corea del Norte y Pakistán, que acaban consiguiéndolo: absolutamente nada, precisamente por eso, de atacar, hay que hacerlo pronto, no sea que les tiren una Bomba a los Buenos y los desencuadernen) con lo ocurrido en los meses previos a la invasión de Irak de 2003. Cervera comienza aportando un dato interesante:

Irán (…) ha comprado a Ucrania su sistema de control aéreo Kolchuga, como hiciera antaño Sadam (con gran escándalo, pues había un embargo de venta de armas de la ONU contra Irak). Kolchuga es un sistema de escucha capaz de detectar aviones a grandes distancias utilizando las propias emisiones electromagnéticas de esos aviones; sus sistemas de comunicaciones o su radar. Sus antenas captan, identifican y analizan estas emisiones, lo que le permite controlar una gran extensión (hasta 800 km en su mejor configuración, superando incluso al avión radar estadounidense AWACS y sus 600 km). Desde Irán occidental un Kolchuga podría cubrir todo Irak y la mitad de Jordania, permitiendo a los iraníes detectar con gran antelación cualquier ataque contra ellos lanzado desde Irak (por EE UU), o desde Israel. En combinación con los formidables misiles antiaéreos rusos (S-400, Tor M1), que ya posee Irán, Kolchuga supone una seria amenaza para quien desee lanzar un ataque aéreo (aunque es incapaz de detectar aviones ‘invisibles’, diseñados para no emitir nada). Para colmo, se trata de un sistema pasivo, por lo que no puede ser localizado ni atacado con misiles antirradiación: los ‘Wild Weasel’ poco tienen que hacer en su contra.

Cervera concluye afirmando que las desventajas de enfrentarse a estos recursos de defensa aérea pueden acelerar la intervención de Occidente. La verdad es que, dadas las características de la política de defensa global que Occidente ha diseñado (atacar sólo a quien no constituye una amenaza en la actualidad, con el argumento de que en el futuro sí puede serlo), es un factor más para acabar desembocando en algún tipo de acción contra Irán (que en ningún caso llegará al extremo de la invasión terrestre, dadas las enormes dificultades logísticas, económicas y de todo tipo -por «de todo tipo» me refiero fundamentalmente al número de muertos, pero como queriendo decir que esto, como antes de entrar en dicho conflicto se dejará bien claro que es una guerra para ganar en un par de semanitas y luego para casa, es decir, exactamente igual que en Irak, no es un factor particularmente importante a priori- que conlleva una operación de estas características). Porque si alguien es un peligro real para EE.UU. e Israel en esa parte del mundo es justamente Irán, un país con aspiraciones de liderazgo, recursos económicos, petróleo y, sobre todo, una cúpula de clérigos chiflados que siguen mandando en todas las estructuras del Estado (y muy particularmente en el Ejército). Así que, con todas las precauciones, no descarten una Acción Humanitaria de baja intensidad dentro de unos meses.

Malaprensa, 25/09/06: Continuamos con el tema del armamento, ahora en un sentido más genérico. Malaprensa se hace eco de una noticia enviada a los medios de comunicación por Intermón-Oxfam en la que esta ONG informaba de la noticia, obviamente negativa, de que los gastos militares globales en el mundo habían superado las cifras de la Guerra Fría. Pero, claro, las cosas no son tan sencillas. Y Josu Mezo (autor de Malaprensa) lo explica, desgranando argumentos que parecen obviedades pero, precisamente por la enorme alegría con la que tanto medios como fuentes, por conveniencia o por pura desidia, se las saltan habitualmente, resultan de mayor relevancia si cabe:

En realidad, globalmente, lo normal es que el gasto público total de todos los gobiernos sea algo mayor que el del año anterior (la economía crece, y el porcentaje total de la economía que los gobiernos gastan varía muy despacio, y globalmente probablemente crece). Es decir, que cada año, los gobiernos del mundo gastan una cifra que «supera el récord» del año anterior (…) Así que los periódicos nos podrían decir (casi) cada año «el gasto mundial en sanidad bate el récord del año pasado»; «cifra récord de gasto público en educación»; «los gobiernos del mundo superan el récord de gasto en obras públicas». ¿No les suena, verdad? Pero justamente no podrían decir lo mismo sobre los gastos militares, porque tras el final de la Guerra Fría, los dos grandes bloques, y en particular las antiguas dos superpotencias, redujeron su gasto de una forma extraordinaria (…) Entre 1988 y 1997 el gasto descendió casi un 29%. Muchos miles de millones de dólares que el mundo pudo dedicar a causas más «justas». ¿Recuerdan ustedes haber leído año tras año una noticia que dijera «Este año volvió a bajar el gasto militar en el mundo»? Yo tampoco. A partir de 1998 el gasto volvió a crecer, tímidamente, y sobre todo lo hace con fuerza a partir de 2002. De forma que sí, en 2006, probablemente superará por primera vez la cifra del año 88. Mientras tanto, la economía del mundo ha debido de crecer no menos del 50%, así que en términos de porcentaje del PIB el gasto militar debe ser aún hoy no más de dos tercios del que era en 1988. ¿No es maravilloso?

A continuación, Mezo se pregunta por las motivaciones de Intermón-Oxfam para presentar este dato con tal carga de catastrofismo (que es asumida acríticamente por los medios, algo que, por cierto, cada vez ocurre más, lo de copiar&pegar, digo). La respuesta está en que la ONG aprovecha para, a colación del informe, hablar de las guerras civiles en África y concluir, sin aportar cifras, que es este continente el más afectado por el incremento en el gasto armamentístico. Es decir, básicamente la historia clásica de África, el continente olvidado, producto del egoísmo de Occidente y su afán por lucrarse a costa del Tercer Mundo, inmerso en guerras intestinas en gran medida producto directo o indirecto de la política occidental (recuerden, sin ir más lejos, ese arte de los ingleses en el Congreso de Berlín de 1885 y, posteriormente, en el proceso de descolonización, para provocar situaciones explosivas allá de donde se iban a base de coger la regla y el cartabón y crear países geométricamente perfectos pero consistentes en la unión de enemigos atávicos, por no hablar de la genial división de India y Pakistán, por poner un ejemplo externo a África).

El problema, como muestra también Mezo con datos difícilmente discutibles (léanse el artículo; es que me sabe mal ponerme a citarlo todo, sobre todo con los contenidos que me parecen interesantes en sentido positivo, como lo son los que llevamos por ahora), es que si dividimos el crecimiento global por regiones el 67% (170.000 millones de dólares) corresponde a América del Norte (la Guerra contra el Terrorismo es cara), mientras que al África subsahariana se le asigna un crecimiento del 1% (1600 millones de dólares). Lo cual, la verdad, incluso teniendo en cuenta las obvias diferencias en poder adquisitivo, no se antoja demasiado impresionante. Nos encontramos aquí con lo mismo que veíamos en la anterior Opinión Publicada al hablar de ecologismo: grupos de interés que venden datos arrimando escandalosamente el ascua a su sardina, y medios que se los tragan sin comprobar nada. Y cabe decir que, al menos, las ONG tienen la ventaja de que, como lo hacen peor, se les pilla con bastante más facilidad que, por ejemplo, a los gabinetes de comunicación de ciertas empresas e instituciones.

LA ETA

Vamos a hablar un poco de La ETA, que en España no se puede hacer buen periodismo ni selección alguna de tal sin hablar de la banda terrorista, por lo menos una vez cada dos días. Normal, dirán ustedes, a fin de cuentas La ETA no sólo ha asesinado a casi mil personas, sino que ahora sabemos que estuvo detrás del 11M y prácticamente es el poder en la sombra que manda en España, con ZP como hombre de paja. Y además, por otra parte, los que han denunciado en los últimos dos años esta sorprendente situación tienen un acceso privilegiado a gente que, por lo que cuentan, tienen tal vínculo con ETA que lo menos están en la cúpula desde 1970. Así que La ETA, qué duda cabe, es omnipresente, como siempre en los medios españoles. Sin embargo, aquí vamos a ser clásicos y por ello recurriremos, para saber en qué están pensando, o lo que quiera que hagan en su lugar, en la banda terrorista últimamente, a la hoja parroquial.

Editorial de Gara, 25/09/2006:

Sería realmente fácil perderse hoy, seis meses después de la declaración de alto el fuego permanente de ETA, en analizar las aportaciones de unos y otros al proceso; sería fácil, pero probablemente infructuoso, aunque, sin duda, dejaría a cada cual en su lugar. Sería fácil preguntarse, por ejemplo, sobre lo que ha aportado el PSOE en estos seis meses, salvo la cada vez más matizada declaración de José Luis Rodríguez Zapatero comprometiéndose a respetar la decisión de los vascos. El resto, probablemente en la línea de la «firmeza» que prometía ayer el propio Zapatero, figura en su debe (…) Sería fácil, en suma, ver quién concretó la actual oportunidad y esperanza hace ahora seis meses; sería sencillo observar quién demuestra incesantemente voluntad de llegar a acuerdos. Sería fácil pero, como ya se ha apuntado, probablemente estéril. Urge que todas las partes renueven su voluntad y compromiso de alcanzar acuerdos, de lanzar un debate político sin exclusiones ni excusas ni condiciones ni condicionantes, y darle contenido; es tiempo ya de dar pasos.

Fíjense qué nerviosos se me están poniendo ya en La ETA. Y la verdad es que, al menos en la parte del análisis que concierne al Gobierno, tienen razón, porque si algo ha caracterizado el proceso negociador «muy serio y muy consistente» que está llevando a cabo el Gobierno con la banda es la sensación generalizada de desidia, de que no se está haciendo nada. Y La ETA, que ve llegar el fantasma de las Elecciones Municipales de 2007, a las que como no puedan presentarse y recuperar cargos-chollo y con ellos colocar a los adláteres, entrarán en una situación económica más que desesperada. Esa es justamente la baza con la que probablemente esté jugando el Gobierno, y por eso los terroristas, que se ven cuatro años más sin poltrona, se desesperan. Al final habrá acabado con el terrorismo no la acción policial ni la exclusión social de los terroristas, sino algo mucho menos heroico pero, a la vista está, bastante más eficaz: en cuanto la lucha contra el opresor Estado español ya no resulta rentable, porque los españolazos, en su infinita capacidad para la tiranía, deciden no financiar indirectamente el terrorismo que les combate e ilegalizan HB (llevándose por delante unos cuantos principios de representatividad democrática, por otro lado) el asunto ha llegado muy rápidamente a un punto de no retorno que permite al Gobierno negociar lo que quiera que esté negociando desde una posición de clara ventaja.



10 comentarios en Armamento y La ETA
  1. Si el gobierno está jugando con esa baza, el gobierno está cavando su propia fosa.
    Los movimientos asamblearios, como se vió en el cachondeo de las bases de ERCa cuenta del Estatut, son mucho menos sensibles al apego al cargo de los de arriba que el modelo de partido-oficina de colocación que caracteriza nuestra democracia.
    Un cordial saludo.

    Comentario escrito por popota — 29 de septiembre de 2006 a las 12:55 am

  2. esto de que necesitan los cargos para la financiacion no se aguanta por ningun sitio, vaya birria de análisis

    por otra parte, si el psoe no deroga o ‘flexibiliza’ la antidemocrática ley de partidos y batasuna no se puede presentar a las municipales, la tregua ya se puede dar por muerta, y el gobierno del PSOE tiene las elecciones perdidas, es la principal ‘arma’ de ETA, aunque parece que el psoe prefiere una españa azul que, no ya rota, sino simplemente menos incapaz de respetar lso derechos nacionales

    Comentario escrito por josep — 29 de septiembre de 2006 a las 6:06 pm

  3. Es una forma de verlo, Josep. Batasuna también se puede refundar rechazando la violencia, que le cuesta lo mismo, y ganamos todos en osasuna.

    Lo de que la Ley de Partidos es antidemocrática me parece discutible o matizable, cuando menos. Porque ejerciendo la violencia política organizada o arropándola, no hay democracia posible. O al menos no lo que yo entiendo por ella. Porque si un partido tiene un brazo de hierro con el que intimidar, quemandole el perro y pintándole la fachada de su casa con barbaridades, por ejemplo, para que el opositor político esté al mismo nivel ha de pasar de ciudadano a héroe.

    Sobre el artículo, agradecería a Guillermo que desglosara un poco los métodos de financiación etarras.

    Comentario escrito por Álvaro — 29 de septiembre de 2006 a las 7:25 pm

  4. Hola:

    1) A mí lo de que necesitan los cargos para sacar dinero no me parece ninguna birria de análisis. Es verdad.
    2) (1) no significa, una vez más, que vayan a tragar con la ley de partidos. El funcionamiento interno de Batasuna, siendo antidemocrático, es más democrático que el de los partidos españoles al uso, y cuesta apelar a las tragaderas de la militancia por motivos de garbancerismo.
    3) Eso sí, discrepo de eso de que los españoles estén financiando el terrorismo de la eta. Lo que la eta pueda trincar del dinero público lo trinca de los impuestos de todos, en el que todos incluye a un buen número de ultranacionalistas que apoyan las prácticas etarras.
    Apartado de consignas: ¡Mierda para la Findación para la Defensa de la nación Española.
    Firmado: Popota,a Proud Friend of Pernando Barrena.

    Comentario escrito por popota — 01 de octubre de 2006 a las 1:18 am

  5. Creo que es indudable que, dada la implantación electoral de Batasuna en el País Vasco, y muy particularmente en el ámbito municipal, este ha sido siempre un vehículo de financiación bastante sólido del entorno etarra, sobre todo en lo que concierne a tener capacidad para integrar a sus simpatizantes en el mercado laboral por la vía de asignarles puestos administrativos de índole diversa. Y más aún en el País Vasco, dado que cuentan con más fuentes de financiación que en cualquier otra parte de España (salvo Navarra). Ahora bien, no digo que este sea el único motivo, pero sí el principal de que por el momento ETA tienda a tener prisa por alcanzar un marco de consenso básico que le permita legalizarse mientras, por el contrario, probablemente el Gobierno (y es lógico, incluso legal, que así sea) exija antes signos realmente inequívocos de que la renuncia a la violencia no tiene marcha atrás posible para a partir de ahí proceder a la re-legalización de Batasuna. Dicho esto, estoy de acuerdo con Popota en que es más que probable que las bases etarras (por no hablar de los propios etarras que ahora manejen lo que quiera que sea actualmente «el cotarro») partirán a buen seguro de unos presupuestos iniciales en la negociación que, cuando se desinflen en su casi integridad, dificultarán el proceso en buena medida.

    Yo no despreciaría, por otro lado, la importancia de esta forma de financiación en un contexto en el cual las otras vías de ingresos están en un estado de decadencia considerable, y más, como también es lógico, desde el momento en el que se entra en un proceso de renuncia a la violencia que impide acceder a ingresos directos modelo secuestro, por ejemplo, y reduce sobremanera otros indirectos modelo impuesto revolucionario. En ese contexto, el recurso a las instituciones es más importante, y de hecho, revisando la evolución de ETA en los últimos veinte años, cada vez más importante. Por eso, desde el punto de vista de arrinconar a ETA y su entorno, la Ley de Partidos fue una muy buena medida. Lo cual no significa que, sobre todo por la forma en que se llevó a cabo (un acuerdo político transmutado en ley ad hoc), no quepan dudas más que razonables sobre su constitucionalidad.

    Un cordial saludo

    Comentario escrito por Guillermo López — 01 de octubre de 2006 a las 2:41 pm

  6. Guillermo, no cuela. La financiación de tapadillo de los partidos en España está ligada en parte al ladrillo. Decir que los PAIs de los miniayuntamientos de Batasuna en Euskadi financian a la banda armada es columpiarse.

    Por otro lado, no dudo que la imposibilidad de realizar política activa pueda haber servido para que el brazo político presione al brazo armado, pero de ahí a decir que ello lleva a la desaparición de la banda hay un trecho.

    Otra cosa es que la causa armada haya perdido apoyo social (cosa que el GRAPO no tuvo por ejemplo), pero la política me da que todo lo contrario. A las últimas manifas por la autodeterminación en Bilbao me remito.

    Comentario escrito por alejo — 01 de octubre de 2006 a las 11:33 pm

  7. Cualquier partido que justifique, incluido por omisión, a un grupo terrorista todavía vigente, que asesina personas inocentes, no merece estar legalizado.

    Es como si estuviésemos cuestionándonos si debe o no existir un partido político que aplaude el genocidio de latinoamericanos o la ablación de clíteros. En democracia esto no se puede consentir bajo ningún concepto, si no se convertirá en la dictadura de las minorías (algo que no se puede considerar democracia bajo ningún concepto).

    Comentario escrito por Qué país — 02 de octubre de 2006 a las 4:12 pm

  8. Tampoco cuela «Qué país». Las tropas en Afganistán no están repartiendo flores y de los bombardeos de la ex-Yugoslavia para qué hablar. Y nadie pide ni la ilegalización del PP o del PSOE. De hecho, sólo sería posible aplicar la llamada ley de partidos a entidades políticas con escaso arraigo. Sería un contrasentido declararlo antidemocrático si se diera el caso contrario. De hecho la ley es un contrasentido de por sí. Otra cosa es que siendo para lo que es, pues nos de por ponernos la pinza en la nariz y mirar a otro lado que ya nos escandalizaremos por otra cosa.

    Comentario escrito por alejo — 02 de octubre de 2006 a las 7:53 pm

  9. Hay excesos en la ley de partidos indudables. Al post de Qué país me remito, por ejemplo, con esa alegre posibilidad de ilegalizar a partir del rocambolesco asunto de la justificación por omisión de la violencia política.

    Por lo demás, si el asunto de la financiación a Batasuna es clave para la supervivencia y salud de la ETA, hay que dar una medalla a los gestores financieros grupo político, dado que sería el único con capacidad de autofinanciarse, no tener pérdidas y además poder pasar la pasta a una banda armada. Normalmente los partidos políticos piden dinero, créditos y de todo, porque no llegan. Esta gente de Batusana ha logrado la cuadratura del círculo…

    … máxime si tenemos en cuenta que la Administración del Estado no pagaba las subvenciones debidas en virtud de la LOREG, a pesar de las múltiples y reiteradas condenas de Audiencia Nacional y Tribunal Supremo, intimando a que lo hicieran. El Ministerio del Interior nunca pagó desde que se adoptó esta decisión allá por 1983 y no hubo Dios ni juez que lo lograra.

    Comentario escrito por Andrés Boix (LPD) — 02 de octubre de 2006 a las 8:30 pm

  10. «La ETA no sólo ha asesinado a casi mil personas, sino que ahora sabemos que estuvo detrás del 11M y prácticamente es el poder en la sombra que manda en España»

    ¿¿¿¿Esto que es????? Una cosa es libertad de expresión y otra es decir lo que le da a uno la gana con tal de deslegitimar a un gobierno. Por favor deje de imitar a la COPE

    Comentario escrito por conspiranoia — 13 de octubre de 2006 a las 1:51 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.