La Paella RusaTota empastrà

Destacados

Camps, en Telva: ¡Mariano, dame argo, que me pierdo!

En La Paella Rusa estamos muy enfadados con el ex President Camps. Por su culpa, hemos tenido que comprarnos, por primera vez en nuestras vidas, un ejemplar de la revista Telva. Y eso no se olvida fácilmente. Por otro lado, nos lo hemos pasado muy bien leyéndola y hemos comprobado que este hombre será lo que será, pero sabe pronunciar correctamente el nombre de uno de nuestros autores preferidos, Stefan Zweig (puede verse en un vídeo que acompaña a la entrevista en su versión digital de pago). No es que esto compense lo de la quiebra de la Generalitat, la venta de la educación y sanidad públicas a los curas y a empresas amigas, el derroche y los delirios de grandeza, la verdad. Pero algo es algo.

En la entrevista, Camps aparece envejecido, algo abotargado (esto puede apreciarse, en especial, en el vídeo). Diríamos, como novedad, que los contenidos de la entrevista muestran el alejamiento de la realidad que afecta al ex President. Pero esto, a fuer de ser sinceros, no constituye una novedad.

La foto de Camps que abre la entrevista de Telva

En todo caso, llama la atención el énfasis puesto en algunas declaraciones. La ya famosa frase “estoy más preparado que nunca para ser presidente de la Generalitat Valenciana o del Gobierno”, que inicialmente se interpretó como una amenaza de Camps a Rajoy y Fabra, porque así de maligna es la gente. Y porque Camps y el campsismo llevan meses moviendo el cotarro, con Rafael Blasco como espolón de proa (y esto lo decimos cuando aún no se nos ha pagado por ninguno de los espacios en Blasco, disponibles para quien quiera publicitarse, en La Paella Rusa), para ver si Camps cuenta con posibilidades de disputarle la vara de mando al Gobernador Civil de Levante, también conocido como Fabra “El Bueno”.

El mensaje de fondo de la entrevista es clarísimo: ya estáis tardando en darme algo. ¡Cógeme el teléfono, Mariano! Y si no… Si no, vaya Usted a saber. El PP está fundado sobre el valor supremo de la unidad, que bien les metió Aznar a sus acólitos en el mismo ADN de la estructura, fuertemente jerarquizada, del partido. Por otro lado, Álvarez Cascos se agarró un cabreo con Génova, fundó un chiringuito regionalista, y ahí lo tienen, disputándole al PP asturiano la hegemonía de la derecha. Un partido campsista no llegaría a esos niveles ni de casualidad (y más, teniendo en cuenta su magnífico legado político), pero igual les hundía el invento birlándoles un 5% o 6% de los votos (otro partido más sufriendo la terrible barrera del 5%).

La parte de la entrevista que se ha difundido en abierto ya ha sido suficientemente glosada, así que no insistiremos más en ella. Pero sí queremos compartir someramente con nuestros lectores algunos highlights de la continuación, publicada en Telva. Que para algo nos hemos dejado casi cinco eurazos en la revista, sin ni siquiera hacernos mechas, o cambiar la decoración del cuarto de estar, o hallar un nuevo punto G, o lo para lo que quiera que sirva esta revista. A continuación, Camps unplugged, con un mínimo comentario cuando la ocasión lo requiera:

¿No le gusta que le aconsejen?
Para mí el consejo es escuchar lo que alguien tiene que decirme en el momento en que se le pasa por la cabeza o el corazón. No me vale eso de quedamos en un par de días y te cuento algo que se me ha ocurrido.

Las decisiones, en política, siempre en caliente, guiándose por el instinto, y sin reflexionar lo más mínimo. ¡Ché, Urdangarín, pues monta tus jornadas absurdas! ¡Serà per diners…!

Unos minutos antes de renunciar a mi cargo pasaron tres cosas. Una: recibí este mensaje de mi hija: Papá, no llores. No se lo merecen. Dos: me arrodillé en el altar de la capilla de la Generalitat y recé. Y tres: recordé el poema de Kavafis Que el Dios abandonaba a Antonio, que había leído a los dieciséis años.

¿Cree que la imputación de Urdangarín ha abierto la veda antimonárquica?
Son golpes de hormiga contra un gigante.

Estamos en una barraca típica del campo valenciano, a orillas del lago de la Albufera. “¿Y la paella que nos vamos a comer?”, comenta Camps a cada rato. Está entusiasmado. “Me ilusiono como un niño con lo que hago, ¡es que soy así!”, dice. Llegan dos amigos suyos de toda la vida. “Paco no ha cambiado ni un milímetro”, aseguran. Sobre la marcha, preparan un partido de pádel para las siete de la tarde. Les falta un cuarto jugador. Camps bromea: “Saben que no tienen nada que hacer contra mi poderoso drive”. Ha jugado al tenis o al pádel casi a diario durante toda su vida.

¿Se le ha quedado algo en el tintero? Tenía ganas de gobernar con Rajoy para traer el agua y la financiación a la Comunidad Valenciana. Si España nos trajera el agua que le sobra y no tuviéramos déficit debido al dinero que nos debe el Estado, Valencia sería el paraíso total. No crearíamos ningún problema a nadie.

El huevo de la serpiente. Camps pide agua y dinero. ¿Incubando en su regazo una incipiente Unió Valenciana II? ¡Como Lizondo, pero curil!

¿Hacia dónde apunta su brújula profesional? Si le contesto, mi deseo podría materializarse en una apuesta política y aún no es el momento de hacerlo. Con tranquilidad, Dios dirá.

Esto se ha interpretado como que Camps insinúa la fundación de un nuevo partido, pero la verdad es que suena mucho más como “ya le he dicho a Rajoy lo que quiero”.

Le gusta la política desde joven, ¿cómo nació su vocación? Me dolía la falta de peso que tenía Valencia en las noticias nacionales. Aunque ahora estamos apareciendo demasiado… Pero en fin. Yo pensaba: Si los valencianos somos los mejores, ¿cómo es posible que no ocurra nada en Valencia, ni coches, ni motos, ni juegos olímpicos, ni exposiciones…?. Y mire ahora. La ambición por Valencia y por una España fuerte y moderna me llevó a la política.

Imagen de previsualización de YouTube

¿No se pasó usted cuando llegó a comparar su caso con la persecución nazi? Es que es lo mismo. Churchill dijo: “Hitler sabe que o gana esta pequeña isla o perderá la guerra”. Yo dije: “Zapatero sabe que o gana esta pequeña Comunidad que yo presido o perderá el gobierno de España”.

 

Etiquetas ,

Compartir

Artículos relacionados

12 thoughts on “Camps, en Telva: ¡Mariano, dame argo, que me pierdo!

  1. Nemigo

    se pasa vergüenza ajena y propia. Como puede ser españa un país con esta banda de impresentables? Cómo es posible que un tío incompetente tenga un cargo público? Por qué se permite?

    Contestar
  2. Arrop i Tallaetes

    Decir «trasnochado» es quedarse corto…está «ga-ga» y yo más bien lo veo como el próximo Presidente de su escalera de vecinos…

    Contestar
  3. Pepico

    El caso Gürtel le ha vuelto tarumba definitivamente, no es normal las cosas que dice, por mucho que pretendas meterte en su mente.

    Eso sí, por el bien de la Paella Rusa estaría bien que fundara su partido, podría llamarse el FCO (Foro Campsista y Opusino).

    Contestar
  4. Tavella

    Açò és de veres?

    Le gusta la política desde joven, ¿cómo nació su vocación?

    Me dolía la falta de peso que tenía Valencia en las noticias nacionales. Aunque ahora estamos apareciendo demasiado… Pero en fin. Yo pensaba: Si los valencianos somos los mejores, ¿cómo es posible que no ocurra nada en Valencia, ni coches, ni motos, ni juegos olímpicos, ni exposiciones…?. Y mire ahora. La ambición por Valencia y por una España fuerte y moderna me llevó a la política.

    Contestar
  5. Pingback: Cas Pastor: és més rendible ser corrupte que tenir principis | Cercle Gerrymandering

  6. Pingback: La Paella Rusa te trae… ¡El temario de Camps en la Universidad Católica! | La Paella Rusa

  7. Pingback: ¡EXTRA, EXTRA!: Fabra le gana un pulso a alguien | La Paella Rusa

Responder a Fco. Javier Aguirre Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: