La Paella RusaTota empastrà

La Paella Rusa

Benidorm tras la tormenta

LPR tiene como principal vocación la de ser un verdadero servicio público (como un taxi o Canal 9) y como últimamente he recibido varias consultas a través de Twitter (@CocaBoba) acerca de la situación en Benidorm en los últimos meses, vamos a hacer un repaso con todo lo sucedido en los últimos tiempos:

· PSPV: Sigue gobernando en la ciudad. Ojo, esto no deja de ser noticia, porque tal y como se le planteaba la situación al inicio de la actual legislatura, es todo un logro. Que el PSPV haya logrado aguantar las embestidas de los dos grupos de la oposición durante estos meses, merece un premio, o al menos un aplauso (¿un mimito? ¿tampoco? Sois de un rancio…). La verdad es que los tres primeros plenos fueron impresionantes, pero para mal (esa impresión que causa ver The Walking Dead con las luces apagadas), llegando a agotar el tiempo máximo que marca la ley para la celebración de un pleno, que concluye a la medianoche del día en que se celebra el pleno. ¡¡¡Plenos de 14 horas!!! Para soportarlos desequé varias veces mi mueble-bar, incluso tuve que desempolvar el teléfono de mi camello de confianza (que resulta que murió hace dos años de sobredosis y…esto… no se lo contaréis a la policía, ¿verdad?). A través de la web del Ayuntamiento de Benidorm se pueden seguir los plenos, y comentarlos al tiempo vía Twitter con el hashtag #plenobenidorm. En los plenos de julio, agosto y septiembre las mociones de urgencia llovían como panes y el PSPV se tenía que refugiar en la abstención o en la aprobación parcial (forzando la aprobación por puntos) de las mociones para no parecer el lobo del cuento y disimular que se la estaban clavando hasta el fondo. Los concejales sonreían, pero se leía el dolor en sus ojos. Hasta ahí normal, pero en el mes de octubre ocurrió un hecho pasmoso: Sólo cuatro horas de pleno y ninguna moción de urgencia por parte de los grupos de la oposición. Hasta el mismo alcalde se sorprendió y tuvo que preguntarlo varias veces: -¿De verdad que no hay mociones de urgencia? Joé, yo que me había traído un bocata y un bote de cocacola… ¿Falta de imaginación por parte de la oposición? ¿Prudencia ante la campaña electoral? No lo sabemos todavía y eso que hemos preguntado. La respuesta siempre fue «porque no», y se encogían de hombros.

El pleno de noviembre volvió por los derroteros de la lamentabilidad (¿existe? ¿no? ¡me la pido!). Intervenciones largas, con el único propósito de escucharse a si mismos, alargando más de lo necesario los debates. Después de que la oposición en pleno tumbara con sus votos la propuesta estrella que llevaba Navarro, pedir un crédito ICO de casi 3 millones de euros para pagar proveedores, sucedió un hecho sorprendente. Unas trabajadoras del Servicio de Ayuda Domiciliaria, que se encontraban en huelga, lograron con su protesta, en plena sesión, suspender el pleno. La reanudación, varios días después, trajo consigo el voto unánime en todas las propuestas que se llevan, y que trataban de empleo.

El caso es que, a pesar de todo, Agustín Navarro y los suyos lo tienen bastante jodido complicado. Se empiezan a acumular de manera peligrosa las deudas con las concesionarias. Las asistentas sociales a domicilio estuvieron en huelga y a última hora se desconvocó una de limpieza de edificios públicos. Los socorristas tampoco cobran, ni los bomberos, que por poco se plantan el día que empezaban las Fiestas Patronales, y eso sí que no, como cancelen una mascletà o un castillo de fuegos artificiales, nos comemos al alcalde, hombre. Evidentemente la deuda no la ha generado en su totalidad Navarro, la situación tras dieciocho años de gobierno del PP era lastimosa para las arcas municipales. En varias ocasiones, siempre bajo mandato popular, el Ayuntamiento ha estado al borde de la quiebra técnica, salvada en el último segundo por un crédito o una refinanciación de la deuda.

¿Soluciones? Se ha propuesto que los empleados públicos mayores de 62 años se acojan a una prejubilación con el 100% del subsidio, pero a día de hoy nada se sabe. Ajuste en las productividades que se pagan a los empleados públicos, medidas de ahorro en alumbrado público (que ya se han aplicado en las recientes Fiestas Patronales), son algunas de las soluciones contempladas. El voto en contra al crédito ICO en el pleno ordinario de noviembre agrava aún más la situación económica del Ayuntamiento, aunque más que la economía afectan a la seguridad personal de los miembros del gobierno local. No existen varitas mágicas para acabar con la deuda (eh, un momento, ¿esto no es lo mismo que dice Rajoy?) y para minimizarla se precisarán de años, lustros. Que los concejales hagan la calle, o pidan en la puerta de los edificios públicos aún no se ha contemplado, aunque cualquier día…

Eso sí, Agustín Navarro se ha convertido en un tío pistonudo por tener los suficientes machos como para decir en una entrevista que le cae mal el Tigre de Alaquàs, que se arrepiente de haberle votado y que el futuro del PSPV no pasa por Alarte, así que ya se puede ir pirando. El que suscribe, se ha hecho un poster con las declaraciones, y es que nos gusta la carne fresca.

 

 

·PP: En la acera de enfrente (no sé si es la expresión más adecuada para el PP…¡RESET!). En la otra orilla política la situación está revuelta, sobre todo en lo interno. Ya contábamos aquí hace unos meses que en Benidorm la cosa esta de la política es un asunto de familias (en el sentido literal del término) . Bien, la campaña electoral no ha hecho más que agudizar las relaciones de poder entre algunos miembros destacados del PP local, máxime cuando su dirección se encuentra en una situación de interinidad desde el «¡Hasta luego, Lucas!» de Gema Amor.  Agustín Almodóvar, senador hereditario por el PP (bueno, ahora ya tiene su escaño ganado en buena lid) ha hecho una campaña en Benidorm propia de un candidato a la alcadía, más que la de un número dos al Senado por Alicante. Durante cerca de dos meses se ha dedicado a darse a conocer, reuniéndose con empresarios, colectivos sociales, asociaciones varias, invitándoles a papeo las más de las veces (xe, amb diners carfoxes). Se ha pagado de su bolsillo carteles (algunos de un tamaño que podrían dar sombra a pueblos enteros), mupis, rotulación en furgonetas (y caldito, que no paraban en todo el día de pasearse por Benidorm), incluso vasos de plástico rotulados que repartió por las penyas de la ciudad durante las Fiestas Patronales. Serà per diners!!! Todo esto ha provocado un ataque de cuernitis aguda a quien fue alcalde, aspiró a serlo, y todavía quiere conseguirlo, Manuel Pérez Fenoll. ¿Solución? Salir a prensa a decir que quiere reunirse con Gema Amor, pero sin mover un dedo, solo expresó su voluntad. ¡¡¡Carnaza!!!, gritó al unísono la prensa local. Último día de campaña eclipsado. Puenteo a Agustín Almodóvar. Tocamientos impuros (de pensamiento, no de obra) por parte de Pérez Fenoll.

 

 

La situación de Pérez Fenoll dentro del PP de Benidorm quedó bastante tocada al no conseguir alcanzar un acuerdo para evitar que Agustín Navarro fuera alcalde. Se le vió como una persona incapaz de saber imponerse a una antigua compañera de partido. Pero claro, si tu único propósito es ser alcalde a toda costa, sin ceder en esa pretensión, poco se puede negociar. Apelar a la unión del centro-derecha local, no es un argumento por si mismo, cuando te has encargado de dinamitarlo para catapultarte. El nombramiento de Pérez Fenoll como Diputado Provincial de Infraestructuras (una de las pocas áreas con enjundia dentro de las competencias de la Diputación, junto Cultura o Turismo) minimizó el frío que se pasa en el tercer escaño del Grupo Municipal del PP de Benidorm (el de alcalde aún sin calefacción interior, da mucho más gustirrinín). Pero la dimisión de Camps y el nombramiento de Ciudadano Alberto como Gobernador Civil de la Región de Levante y Virrey del PP del Reino de Valencia, puso en un ay a Pérez Fenoll, que tenía en Paqueque uno de sus más fervientes aliados y admiradores. ¡Él, que le disputó la Presidencia del PP provincial al mismísimo Ripoll y apunto estuvo de ganarle! Tras varios meses en los que permaneció a la sombra, sólo la popularidad creciente de Almodóvar le ha hecho resucitar localmente. Los resultados catastróficos del PSOE en las Generales le han dado también impulso a Pérez Fenoll, que no recuerda que en las últimas elecciones el PP ha recuperado más de 4.000 votos.

La asamblea local que en unos meses tiene que celebrarse viene marcada por las desavenencias de los diferentes clanes locales. Sin una solución de consenso, sin caras nuevas, el proyecto del PP de Benidorm tiene el peligro de encallarse, incluso perder votos en favor de la opción que encabece Gema Amor, siempre y cuando no encuentre una salida dentro del PP.

·CDL: Antes que nada, ya no son el CDL porque la dirección nacional les ha dado la patada en el culo pedido que afiliación o muerte. Así que recogen los bártulos y ahora son «Liberales de Benidorm», que más que un partido político (o Grupo Municipal) parece un club de intercambio de parejas. Todo el mundo sigue queriendo a Gema. Sigue siendo quien manda en el corral. No es para menos teniendo en su mano la llave que garantice la gobernabilidad del Ayuntamiento. Pero claro, es un valioso objeto que no le entregará a cualquiera. De hecho sigue en sus trece, o ella es la alcaldesa o no hay tu tía. Después de un tiempo de aclimatación a su nueva condición política, se la ve cómoda (hablo en singular y en femenino porque el Grupo Liberales de Benidorm es ella, ella, y ella, ¡ah! y un par más que le acompañan, pero pintan poquito) cuando quiere vota a favor del PP, otras vota a favor del PSOE, y a veces se abstiene. Xe, la felicitat absoluta!!! Que diría uno que yo me sé.

 

 

Ante este panorama, ¿qué cojones pasa con la moción de censura? Pillines, ¡cómo os gusta el marro! Las fuentes consultadas por LPR (siempre quise escribir eso) nos dicen que es bastante difícil que a día de hoy se produzca una moción de censura. A pesar del ofrecimiento de pacto por parte de los otros dos grupos, Gema Amor, como he comentado, tiene la llave, y no será fácil convencerla. La situación entre PP y los Liberales es muy complicada, hay demasiado rencor todavía por las dos partes como para sentarse a dialogar con la cabeza fría. En el PP no le perdonan el desplante, Amor no olvida como la ningunearon. La situación con el PSPV tampoco es buena, situados a distancias ideológicas insondables, poco ayuda el carácter marrullero y contestón de algunos concejales socialistas (a destacar la mala saña que emplea la portavoz municipal Natalia Guijarro). A esto hay que añadir la complicada situación que atraviesa el Ayuntamiento, entrar a gobernar para comerse un marrón tan gordo no es una perla precisamente. Pero todo lo que acabo de comentar puede dar la vuelta en cuestión de días. Ya se sabe que el tiempo en política es elástico. Hace pocos días los votos de IU y del PSPV desalojaron al PP de la alcaldía de Aspe por medio de una moción de censura. El PP clama venganza, y Benidorm es una de las presas fáciles (en teoría) y más golosas. Esta misma semana el PP de Benidorm, por medio de Pérez Fenoll, se ha puesto en contacto con Gema Amor (se ve que no encontraba el teléfono, igual lo borro, igual le daba vergüenza pedírselo cuando se ven por el Ayuntamiento…). Una primera reunión breve, brevísima, que sólo duró siete minutos, como si hubiera sido un polvo loco (para algunos amigos míos siete minutos sería un tiempo más que suficiente, casi una eternidad). Hablaron de que iban a hablar, tal cual, se reunieron para acordar que se reunirían en el futuro. Poquet a poquet.

¿Significa esto que la moción de censura está al caer? Pues ni más cerca ni más lejos de lo que estaba hace unas semanas, de momento. En el PSPV local están resignados a que antes o después caerá, lo ven casi inevitable, aunque es cierto que durante un tiempo han estado más relajados. Puede que la suspensión del pleno de noviembre, por culpa de las protestas de un grupo de trabajadoras sociales, a las que se les adeuda por parte de la concesionaria del servicio varias nóminas, sea un punto de inflexión en la trayectoria de Navarro, si le añadimos que ya le habían tumbado la petición del crédito ICO… Ya se habla de mitad de enero o principios de febrero, pero ni en septiembre (como se rumoreó) pasó nada, ni antes de elecciones, ni el 21 de noviembre, ni…

Una de las consecuencias de la «expulsión» de Gema Amor del CDL es su posible paso a los «no adscritos». ¿Qué significa esto? Que tras la última reforma legal, un «no adscrito» no puede beneficiarse de una moción de censura, ni subiéndose el sueldo, ni asumiendo un cargo mejor del que se tenía previamente, es decir, que Gema Amor no podría ser alcaldesa. Esto también les da oxígeno a los socialistas.

Por cierto, los tribunales tras declarar como «no adscritos» a los concejales que en la anterior legislatura se dieron de baja del PSPV para firmar la moción de censura, considera nulos los repartos de competencias y parte de las decisiones tomadas, así que puede que estén obligados a devolver parte del sueldo que cobraron. Estaremos pendientes a todo lo que surja, porque Benidorm aún tiene que dar mucho que hablar.

 

Etiquetas , , , , , , , , , ,

Compartir

Artículos relacionados

2 thoughts on “Benidorm tras la tormenta

Responder a Ximo Rovira Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Últimas novedades

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: