.reportajes:The Niño Kid Torres ¡Guao!*

Nos vamos a ir de vacaciones pasando un poco como de la mierda de la Supercopa. La verdad, el torneo llega demasiado pronto y los dos equipos llevan una pretemporada un tanto asquerosa y maloliente, sobre todo el Madrid. A lo sumo, estaría bien que debutasen Fazio o Crespo en la defensa del Sevilla y veremos qué tal chuta su nuevo negro pulmón cipotón, Keitia. Mientras, en el campeón de liga persiste la incógnita de hace ya demasiados años: a ver si dan pie con bolo. Pareja Gago – Guti con Diarrá por detrás repartiendo y Raúl y Robinho delante que meten menos sensación de peligro que los juguetes de Playdop. Esto es lo que hay, ya veremos qué pasa, promete ser un tostón. Otra cosa es que poco a poco ya se van incorporando futboleros a la revolución de Stage 6, un youtube mejorado con los videos fácilmente descargables que es ya la descojonación mundial. Y como no, al igual que con la industria pesada, los primeros en animarse han sido los del Athletic creando un canal en el que ya hay dos documentales de hora y pico cada uno: Un siglo de pasión y Leones con Txapela. Pero tampoco es de esto de lo que vamos a hablar hoy, vamos a hacerlo de la Premier, que comienza según escribo esto y por primera vez televisado por La2, que hace una gran apuesta, pues en menos de un lustro jugarán más españoles en la Pérfida Albión que en Las Diecinueve. El campeonato inglés presenta senshashiones ilushionantes de las gordas para este año. En Manchester, Anderson, el que ya nos dijeran tiempo ha que era el bueno del Oporto, él y no Pepe, junto al Cristiano Ronaldo y todo el copetín; en Londres, a la espera de Alves, que es como fichar a cuatro o cinco a la vez; pero lo gordo, gordo, está en Liverpool, donde Rafa Benítez ha tenido cojones de fichar al Van Vasten de Fuenla: Fernando «El Niño» Torres «The Kid» ¡Yeah! Se trata, el jovenzuelo, de un futbolista muy especial, sobre todo polémico y bastante precoz. Vamos a analizar todo esto para obtener un diagnóstico con  el que poder presumir en los bares de averiguar la suerte que correrá el chico en la Ciudad Sagrada del pop y también, básicamente, para ejercer de españoles de los pies a la cabeza, para decir, ahora, después de haberle vejado veinticuatro horas al día, ahora que se ha ido, a toro pasado, que no estaba mal, reconocer sus virtudes y afirmar no sin reir: era bueno, coño, era bueno el Torres.

«Soy famoso en España, pero lo quiero ser en todo el mundo». Toma tomate, así, y no de otra forma, se despacha Fernando «The Kid El Niño» Torres hoy en El País. De dónde le vendrán estas ínfulas, con quién ha empatado este mozo que, joder, a muchos recuerda por su estética y nubilidad a esos entrañables chupapollas de la Sala X de Corredera Baja de San Pablo que luego fuman bases de coca -o digamos crack, que hablamos de la Premier- entre los coches aparcados frente al DIA que está cruzando la calle, mugrienta rue, sí. ¿Es un futbolista? pues si a mi me dice que regenta una hermosa lavandería con un pakistaní me lo creo ¿Está usted seguro de que le pega al balón? Le pega, le pega… le pega al balón y muy decentemente este chico. Lo que pasa es que si le miran le sale mal porque se pone nervioso. Esto resume el ladrillo que viene a continuación con una riqueza semántica bárbara, pero a fin de no racanear el lenguaje como castellanos viejos, haremos un estudio académico. Academicista, qué coño.

Peperra podrá decir «yoyalodije»

Fernando José Torres Sanz, nacido en 1984, tenía once años cuando pasó del Rayo 13 al Atlético de Madrid. Se le vio por primera vez en estos mundos balompédicos de Dios debutando en el célebre torneo de Brunete de 1996, en el que también despuntaron el joven Iniesta y el mañico Corona. Clavó tres goles y cierto personaje de la película Hapiness, un padre de familia, le ofreció un sandwich desde la banda.

Cinco años después campeona con La Eterna Roja, un lustro en el que llega hasta división de honor siguiendo la evolución lógica que ha de seguir un futbolista -cadetes con cadetes, juveniles con juveniles- que no está al alcance de cualquiera pasársela por el forro, lo mismo que no está al alcance de cualquiera ser Maradona o Messi. Se trata del Europeo Juvenil Sub 16 2001 de Inglaterra. Fue máximo goleador y mejor jugador del torneo. Y le dio tiempo para dedicarle sus dos goles frente a Croacia de las semifinales a su buen amigo el manchego Iniesta, uno de ellos, de hermosa vaselina. En la final, sin el hoy azulgrana pero sí con un enorme Gavilán, España obtuvo el campeonato, ojo al dato señores, con gol DE PENALTI anotado por Torres ¡frente a Francia! Inenarrable. Eso sí, que nadie se llame a engaño, desplegamos un catenaccio de tres mil pares de cojones para ganar al favorito.

Welcome to hell

Ese mismo año debutó con el Atlético. Fue una temporada bonita, la primera en «el infierno». Habían pasado por el club Zambrano, Marcos Alonso y en ese momento lo entrenaba, siendo un equipo muerto y putrefacto, Carlos Cantarero. Un año puramente giliano. La afición, que ya la conocemos todos, abnegada pero la más orgullosa e irascible del país, tenía el PH de la orina a niveles altamente corrosivos. De modo que con el ascenso muy lejano, todo el club escaqueándose de todo, unos disimulando, otros firmando su huída rápidamente, alguien mandó una orden tan contundente como absurda: tira de Torres. El chico era demasiado joven, pero había que desviar la atención a la desesperada y, claro, como ocurre en este tipo de mandatos al margen de la dirección técnica, la plantilla recibió al chaval de uñas. No le hacían mobbing como Hierro y Raúl a Anelka aterrorizándolo en las duchas, pero pasaban de él como de la mierda.

Todos menos Juan Gómez, argentino, por supuesto. Partido contra el Leganés, no le pasaba la bola ni Dios, y en esto que Juan pilla el balón atrás, sube, sigue subiendo, llega a la media y le pone cuidadosamente la pelota en el pie a Torres. Fue ungido, digamos. En palabras del de La Pampa: «En el fútbol argentino existen códigos que aquí en España no hay. Era el debú de un chico de la cantera. El partido estaba un poco enredado, no le llegaba nunca una pelota limpia, no la tocaba. Simplemente me dije, para que el chico entre en juego y coja confianza, hay que dársela. Fue así que agarré una pelota, la conduje y la conduje hasta dejársela en el pie. Una forma de decirle ‘bienvenido, ahora estás entre nosotros y sos uno más’. Darle el bautismo». Como botín por su hazaña Gómez atesora una elástica de La Furia firmada por El Niño. Un obsequio fastuoso que nunca recibirán ni el Lehendakari ni Carod y que por eso concretamente se comportan políticamente como se comportan.

No sé, no sé… no sé si está para debutar, dijo Gil Marín a su padre y Cerezo al ver esta imagen

Ese año los colchoneros no subieron por poquito. Se habló de efecto Torres, de primas a terceros y de decisiones arbitrales tipo «que, oye que no digo nada, pero que nos jodieron a nosotros y a los demás no». La temporada 2001/2002, en cambio, fue distinta. Llegó Luís Aragonés. La plantilla era más de segunda que la del año anterior, pero todo fue sensiblemente distinto. Movilla, García Calvo y un incombustible Aguilera sentaron las bases para que El Niño introdujera seis humildes goles. A principios de año, sin quejarse ni Jesús Gil y Gil ni el Club Atlético de Madrid ni Fernando Torres ni sus padres, el Niño fue enviado a jugar el Mundial sub 17 de Trinidad y Tobago. Nadie ha dado cuenta de que el Niño fuese llorando a dicha cita, como otros jugadores de equipos más aprovechados y ventajistas que hacen uso de legajos de siglos pasados encontrados en los vertederos de la Historia para ser más que un club, por supuesto, nunca igual que los demás.

Con la mili hecha

Aquel Mundial fue lo que Bojan denominaría un «Viaje de Placer». Cayeron en primera ronda, pero eso fue sólo un detalle. En la comida, les servían pescado podrido. Algunos jugadores sufrieron desmayos entrenándose a causa del déficit alimentario. El campo de entrenamiento era, encima, una puta mierda. El agua daba asco bebérsela. Caía cuarenta grados con porcentajes de humedad tamaño guateque Ágapo – No Fun – Bar Moreno – «El antro-after que tú quieras» y la experdición española estaba, para más gloria de Nuestra Nación España La Negra de los Crímenes Rurales, llena de gente que nadie conocía. Seis tíos llevaban los argentinos ajenos a la plantilla por quince de los españoles. Para más inri, estos sujetos no paraban de pedirle dinero «prestado» a los jugadores y tenían la osadía de colarse en la fila del comedor partiéndose la polla de risa. Sucesos, en definitiva, sólo acontecibles en el Villarato. Como no quedaban más cojones, Torres fue allí el líder de la rebelión de los jugadores que, hasta la polla del ambiente Mathausen, dijeron hasta aquí hemos llegado. Fernando conocía ya el fútbol de elite y a él no le esclavizaban y chuleaban de esa manera.

Y aunque esa temporada fue la del ascenso del Atleti, donde Torres dio el callo verdaderamente fue en Europeo Sub 19 de Noruega con una selección dirigida por Iñaki Saez que incorporó a Reyes a la ya temida dupla vampira de los sin sangre: Iniesta y Fernando. La victoria en la final fue contra Alemania, que lo mismo que España gana siempre en categorías inferiores, pues los germanos en dicho nivel practican un fútbol alegre y de toque. Véase, el mundo al revés. En el partido, Iniesta, que hacía de Guardiola y era el verdadero niño mimado de Saez, en la segunda parte, tras exhibirse a base de bien en la primera, metió una asistencia demasiado larga a Torres quien, en plan Raulito González, siguió hasta el último momento, cuando ya nadie esperaba que lo hiciera, cuando parecía que no iba a llegar, y batió con un punterazo tan agónico como antiestético a Daniel Haas, el mejor jugador alemán del partido, portero inigualable, maravilloso y genial de la tercera división alemana hasta este año en el que deslumbrará con su agilidad y colocación en segunda. Torres, nuestro Torres, se corría de gusto. Era el Nuevo Dios, el Hijo del Rey Raúl, era El Elegido ahora Sí o Sí. Y todo esto sin llorar, sin Futre dando el cante jondo en los medios y sin Gil exigiendo trato de favor a su estrellita. Y, joder, no es que fueran precisamente la gente más caballerosa y elegante de nuestro fútbol.

Aprender jugando

En fin, la historia en Primera ya la conocemos todos mucho más. Luís Aragonés hizo todo lo posible por mantenerle en la tierra. Más tranquilito y aprendiendo. Hasta tal punto que en la jornada 36, el de Hortaleza impidió que Torres fuera capitán en favor de García Calvo que, paradójicamente, había entrado en el equipo dos meses más tarde que El Niño. En todo caso, Torres fue el mejor rojiblanco este primer año en la liga de las estrellas. Hizo partidos espectaculares y algunos inovidables, como el del Deportivo en el Calderón, que casi no ha vuelto a repetir. Pero sus estigmas brotaron rapidito en la palma de sus manos: El Real Madrid. Incluso ese año se le echó en cara no marcarle. Se le acusó de arrugarse en los partidos importantes y de, en definitiva, maricona. Aunque, al menos, en la sub 21, durante ese periodo labró amistad con el extremo Reyes, a quien le une una gran amistad y que, sobre el campo, defendiendo a la patria han dado bastantes muestras de estar muy compenetrados. Se parecen un poco los dos, ambos tienen cualidades como ninguno, pero no han requete explotado. Y por cuestiones étnicas, la comparación con Mark Lenders y Oliver Aton, sí, también puede ser correcta

Manzano, siguiente entrenador del Atlético, tomó el camino contrario. Como quien toma el relevo de quien apuesta siempre en el casino al negro o cual ZP que llega al Gobierno que ha ejercido un pequeño fascistilla y se las da conshenshuante. Manzano en lugar de enseñarle le aupó y mimó. Aunque el toledano para darle la capitanía tuvo que dejar fuera contra el Alcalá en pretemporada a Aguilera, el ex sevillista Hibic, que tan bueno parecía en Nervión, y Santi. El año, en cualquier caso, se saldó con otro fracaso altético más, pero nuestro héroe enchufó veinte goles. Gracias a eso -que parece una gilipollez, veinte goles, los marca todos los años cualquiera- debutó con la Absoluta fallando un penalti en 2003, el mismo año en que pasó de ir a ver al Papa por el Centenario colchonero, con lo que se libró de decir que «aquí siempre te emocionas» como Cerezo, o de desearle, como Manzano, «larga vida» al Sumo Pontífice y Capellanísimo de todos los Ejércitos, que murió año y medio más tarde, o como Aguilera, para el la cita fue «un motivo personal de orgullo», o como para Simeone, que experimentó una «linda alegría» al conocer al desmantelador de la teología de la liberación. Así es la vida.

Tragar Furia

La Eurocopa de Portugal, para olvidar. Un gran Tsartas mete un pase de cuarenta y pico metros para que empate Grecia con España y tuviéramos que jugárnoslo todo contra los anfitriones, que nos mean. Pese a ello, sólo nos hacía falta un gol y Torres lo envía a la madera. Uno de los tiros al palo más bonitos de los últimos tiempos. Corriendo un tupido velo, la siguiente temporada al Atleti lo coge César Ferrando para hacerlo fracasar con intento de linchamiento de los jugadores incluido por parte del Frente Atlético, que le dice a Miguel Bastón, ex del Burgos, entrenador de porteros con la herida de guerra de haberse noqueado contra un palo en sus tiempos, «no vas a vivir más» -gran espectáculo- y Bastón se rie y los otros se van, El Larguero pone el grito en el cielo, el club no denuncia, cada uno en su casa y Dios en la de todos, aquí paz y después gloria. Unos años antes, no muchos, Torres estaba en la grada con esos mismos ultras viendo a su Atleti, que es donde le gustaba situarse en el estadio al titán, que le iba el barro. Este año no, éste estaba enchunfado dieciséis tantos con la camiseta rojiblanca, eso sí, ninguno de ellos al Madrid. Pero aun así muestra una nueva y espectacular faceta cuando ofrece sus servicios de consulting al club, que había tomado su medida más habitual y entrañable, largar al entrenador de turno, y les propone una sabia reflexión: «Si acabamos haciendo lo de todos los años, decidir en caliente, fichar a un montón de jugadores y echar al entrenador y poner otro nuevo, nos equivocaremos de camino. Tenemos una base de jugadores y se debe seguir confiando en ella, aunque es difícil decir esto en el día de hoy. Ahora hemos consolidado una buena base en la defensa y no se debe echar por la borda. Ferrando ha hecho un equipo muy sólido atrás y con tres o cuatro refuerzos en puestos clave puede ser suficiente».

Ni puto caso le hicieron. Fiel a su filosofía impaciente y poco humilde el Atlético buscó la gloria poniéndose en manos de Bianchi. Tras Salva, Nikolaidis, Javi Moreno y el Petete Correa, la nueva bomba brutal esto va a ser la polla que iba a formar la delantera con Torres fue Kezman. Ninguno de estos tigres había hecho nunca mejores números que El Niño: dieciséis goles en la 2004-05 por siete de Salva; diecinueve en la anterior por seis de Nikolaidis; trece en la 2002-03 por cinco de Javi Moreno y cuatro de Correa. Y con el serbio -debilitado por los genes que aporta su origen esloveno- no hubo excepción, Torres se quedó otra vez en trece, por debajo de su media, pero frente a ocho de Kezman. Hay que tener muchos cojones para decirle a un jugador con esas cifras que está «fracasando en el Atlético», pero dio igual, su fama de cagón se extendió hasta la garganta del mismísimo Ferrando, entonces comentarista sabihondo, que en Telemadrid dijo de él: «Es un chaval de 20 años; Ronaldo también fallaba con 20 años. No hay que crearle presión y la prensa ha elevado a los altares a un chaval. Los medios de comunicación le han subido cuatro peldaños y quizá habría sido mejor para él que sólo le hubieran subido uno». Tierra trágale.

La nalga, Roja

Esa temporada, de nuevo arrojada por el váter impenitentemente, se jugó el famoso Mundial de Alemania. La Roja al igual que siempre despertaba todo tipo de dudas y suspicacias, pero como se le metieron cuatro goles, uno de Torres, a Ucrania, los medios en masa se entregaron a la españolomanía. Para enmarcar, un editorial, que no columnita, de El Mundo en el que se explicaba que el resultado contra los ex soviéticos demostraba que España ha de ser una y no cincuenta y una: ciencia exacta calculada en la ruleta de Puyol. Después, lo de siempre, aunque el rojiblanco, con un nuevo gol in extremis en un partido contra la todopoderosa Túnez, que nos tuvo maniatados setenta minutos, se ganó el puesto de titular en los octavos. Resulta que en la celebración imitó a Kiko haciendo el arquero y petó las portadas, que es como llegamos a la eliminatoria contra Francia: estampados. Entre prensa, jugadores y raulito, el asunto se convirtió en la casa de putas habitual española y las fuerzas de la naturaleza ibérica forzaron al seleccionador a sacar todos los cromos acojonado no fuera a ser que lo acuchillasen si ganaba por «amarrategui» o, como se dice ahora, enemigo del tiki-taka. Fue «el equipo de la prensa», el mismo que jugó contra Portugal en la Eurocopa, y fue el que se dio la gran hostia. A Torres, tras la derrota, se le llamó de todo, pero poco se puede decir en su favor o en su contra, pues no la olió. No le llegó nada a su banda izquierda donde deambuló muerto de risa.

Y así nos plantamos en la temporada 2006-2007, una de las típicas ligas de las que podría haber ganado un Deportivo, un Valencia, un Atlético de Madrid y, efectivamente, estuvo a punto de ganar un Sevilla. Una de esas ligas en las que Madrid y Barça dan asco a la par y los equipos mediocres pueden asomar el cuello lleno de venillas y arrugas como los polluelos del águila real en el nido. Pero no, el Atlético y Torres se comieron la mierda, vaya, otra vez más. Al final, el desastre no ha sido tan morrocotudo como se preveía y tras una sufrida victoria agónica contra el vete tú a saber qué rumano vía intertoto, los rojiblancos han vuelto a una Europa que no dista mucho de aquella que dejaron cuando fueron atracados en Grecia y demás noches sonadas que han dado lustre y esplendor a nuestro fútbol. Es el mayor éxito del Atleti de Torres en toda su era, pero sin él en el campo. Para el recuerdo y lo que nos ocupa, las palabras del técnico de este año, Javier Aguirre, primero que continua ¿desde hace cuánto? -imposible recordarlo- dijo, más o menos: Torres me parecía un engreído, pero he visto qeu es un tío majo. Aparte de eso, rendimiento le ha sacado el justo.

El príncipe destronado

14 goles metió en su última temporada. Esta vez le habían puesto al lado, como no, otro jugador nuevo, el Kun Agüero, un puto crío de 17 años, que se quedó en siete goles. Casi los mismos que ha metido este verano en el Mundial sub 20, seis, pero en siete partidos. Y encima, para más inri, todo el año ha dado la impresión de que era Agüero el que tenía que estar de delantero a su aire, entre líneas, y no Torres, porque podía hacer mucho más. Dicho y hecho, tras el glorioso 0-6 del Barcelona, Torres hace un pucherito y dice «Así nunca seremos grandes», primer paso para largarse. La noticia es muy bien recibida por la directiva que hará caja, dejará de tener que mimar a un jugador, verá explotar a Agüero, así como Torres podrá jugar al fútbol a gusto sin que le agobien tanto unos medios quisquillosos, como una afición avasalladora y unos directivos más pesados que dios.

En cualquier caso, en el partido de hoy contra el Aston Vila Fernandito ha sido el de siempre. Estaba muy apocado, dando el pase atrás, contemporizando que se dice, y poco agresivo, aunque le ha puesto un balón de gol a Gerrard interesante. Veremos si por ese camino se convierte en el Van Vasten que su ADN dice que es. Porque ya no le falta nada a lo que poder echarle la culpa, que su novia se sale de la norma, es inteligente y estudiosa, no un putón, como suele ser habitual en el gremio. Ay Torres. Se dice de él que es tan bravo porque fortaleció sus tobillos en la playa de Cee, La Coruña, tierra paterna, corriendo por la arena desde crío y -supongo yo- escuchando AOR para triunfar. Bien por sus patorras, pero la mente de gallego temeroso de Dios y cualquier tipo de sombra o ramita que mueva el viento debió dejársela allí.

Han dicho de él:

Monchi:  «Aporta mucho más que goles al equipo».

Luís: «Torres posee unas condiciones magníficas de gran delantero para triunfar en el fútbol».

Luís: «Tiene grandes virtudes, aunque debe mejorar muchos detalles».

Luís: «Ha aprendido en el sentido de que le queda mucho por aprender»

Luís, lo deja fuera contra Rumanía: «Que aprenda»

Hierro, entonces capitán madridista, sobre el césped del Bernabeu: «Qué pasa chaval, ¿no has dormido esta noche?»

Pavón, cuando iba a la par de Zidane: «Es increible la condición física que tiene. Ha estado los noventa minutos incordiándome». 

Paolo Futre: «Torres es un crack, un fenómeno que dará muchas alegrías a la afición del Atlético y será fundamental en el futuro del fútbol español»

Cantarero: «Fernando será protagonista. No hoy, sino muchos años más»

Sinama-Pongolle, Francia sub 19, ahora del Recre: «Me acuerdo de Torres y él se acuerda de mí»

Sergi Fernández: «El Atlético, desde que está Torres, es un equipo diseñado para jugar al contragolpe»

César Ferrando: «El equipo tiene vicios, una especie de tristeza crónica, falta de autoconfianza y dependencia de Torres»

Manuel Pellegrini, el entrenador del Villarreal: «El Atlético juega a meterle pelotazos a Torres».

Caparrós: «Es un futbolista que en su campo, con el ánimo de la gente, se vuelve especialmente peligroso, pero un partido no lo gana un solo jugador»
 
Cantarero: «Tiene madera de gran personaje»

Él ha dicho:

«Nada me da miedo»

«Odio perder»

«Lo de marcarle al Madrid no es cierto que me obsesione»

«Marcarle al Madrid lo dejo para el año que viene»

“Te desesperas cuando ves que por mucho que hagas, por mucho que intentes, el partido no mejora” (tras palmar contra el Madrid)

«Vamos a quemar el pueblo». En Sunderland con la sub16

«Me queda mucho por ganar, pero hay que ir poco a poco»

«No sé cómo se consigue ser una estrella»

«Sólo puedo hablar del presente. Hablar de lo que voy a ser, del futuro, es una tontería»

«Ya veremos dónde estoy cuando tenga su edad» (Sobre Raúl)
 



20 Comentarios en “.reportajes:The Niño Kid Torres ¡Guao!*

  1. Pedro Tomás Reñones alcalde de Alhaurín Dijo:

    La afición, que ya la conocemos todos, abnegada pero la más orgullosa e irascible del país(…)

    Cuanta verdad, Dios, cuanta! Y al que diga que las hay más irascibles le pasamos por la quilla. En otro orden de cosas como atlético he de decir han pasado los 15 días legales, así que Rafa Benitez, dejar de hacer el tonto con el ticket de compra en la puerta 4 del estadio, enseña al chaval a hacer controles dwe balón y a adelantarse el balón lo justo cuando se queda sólo frente al portero, y cuando esté enseñado, nos lo traes.

  2. Txemari Dijo:

    No recuerdo como se llama el trastorno aquel que te impide hacer lo que mas deseas y que te hace cometer un error un segundo antes de realizarlo. A mi me ocurrió cuando era crio y jugaba a las chapas en el barrio. Intentaba darle a la chapa de manera que diera un golpe perfecto, justo de fuerza y bien colocado y me era imposible, no tenía la suficiente confianza. Mi carrera como chapero se fue a la mierda. A torres le pasa lo mismo, pue, lo hace todo bien hasta que se coloca en frente de la puerta, pue.

    En otro orden de cosas, que partido el de ayer, y no solo por el final. Y es que se le tenía que caer la cara de verguenza a cualquier jugador de la liga española cada vez que dice que tiene que pasar un tiempo para ver al mejor (equipo X).

  3. Danuto Dijo:

    A mí el chaval éste me da entre bastante y mucho asco, así que voy a hacer como que no me he leído todo el tocho y afirmar, con la mano sobre el pomo de la puerta, que me piro, que Corona no es maño, que es toledano.
    A ver dónde veis un maño con tan poca sangre, que casi podría unirse a la dupla vampira ésa.

  4. Rappael dellaGuetto Dijo:

    No puedo más que quitarme el sombrero.

    Magnífico.

  5. miguelcrockett Dijo:

    No viene a cuento, pero es justo y necesario comentarlo: Partido amistoso (repito, AMISTOSO) Vitesse-Athletic de Bilbao,
    «LA TÁNGANA. Un codazo de Swerts a Javi Martínez dio origen a un enfrentamiento entre jugadores, técnicos y auxiliares, a resultas del cual el árbitro suspendió el partido» (la tangana al detalle en http://www.as.com/articulo/futbol/Bronca/espanto/adios/gira/dasftb/20070812dasdaiftb_8/Tes/ )

    ¡El «toque Caparrós» ya se nota!

  6. Pedro Tomás Reñones Alcalde de Alhaurín Dijo:

    Por fin el Athletic vuelve a su esencia

  7. Otto von Bismarck Dijo:

    Pues qué quieren que les diga. Yo a este lo llamo el cáncer torres. A mí hasta ahora no me ha demostrado mucho más que un pizzi o un kovacevic. Pero eso sí, los periodistas de madrid, manada de atléticos acérrimos que han tenido que tragarse unos años del madrid muy buenos y encima el ascenso de una estrella que fue (ojo, fue) real como raúl necesitaban un héroe, un leónidas, algo a lo que aferrarse para alejar esos fantasmas de suicidio que les rondaban. Y por eso elevaron a los altares al cáncer. Debería haberse ido hace años. Como en el fondo es un buen jugador, lo mismo en la liga inglesa lo pulen, le chupan un poco menos la polla y acabamos teniendo un mendieta o caminero, un jugador que explota durante un par de años y que si coninciden con alguna competición importante de la selección nos puede dar la alegría de llevar una delantero como dios manda una puta vez. Que así es como se ganan estas cosas.

    Por lo demás el artículo está mu bien.

  8. rotcod Dijo:

    El único inocente en este asunto es el propio Torres. Él sólo se ha limitado a meter goles, pocos para unos, pero suficientes para ser el máximo goleador español durante varios años.
    Torres no tiene la culpa del encumbramiento o sobrevaloración mediática que ha sufrido, ni tampoco tiene la culpa del desprecio o subestimación de la prensa nazional-madridista ocupada en que no pudiera hacerle sombra a Raúl.

  9. víctor Dijo:

    Estaba clarinete que el capi de la RBBE era más indio que Rubén Cano. Tremenda hagiografía, papi! Torres dará asco contra el United y el Amanecer Zulú de Mourinho pero los 20 goles que se le exigen se los lleva muertos contra las defensas de los Readings, Wiggams, Middlesboroughs y demás subvicarías de Coventry. Además, pongo mueca de serio analista invitado, achino los ojos por el dolor de mi sesuda reflexión y establezco que: mezcla bien con Kuyt.

    Bismarck, aparta tus sucios símiles de Caminero.

  10. víctor Dijo:

    De todas formas el Red que más mola este año es Luquinhas Leiva, el sobrino de..(kamarada Reñones: cuádrese, mire al cielo, mano al pecho)… Excmo.Sr.D. João Leiva Campos Filho osea O Príncipe osea Leivinha. (Nótese que en LA PENÚLTIMA liga ganada por el Aleti jugaban juntos el tito de Luquitas y el popó de Reina, tóquese Vd. los cojones fiel aficionado rojiblanco. Le sumas el Seguimos-Lodejamos-Volvemos Que he cambiado de Luis García, y los megacuernazos del Ninio, y el trasvase espiritual Manzanares-Mersey empieza a oler lo que es un poquito a heces. sobre todo en esta orilla.)

  11. víctor Dijo:

    Actualizo mi vaso de yintonic (ni tanqueray ni Citadelle ni hostias, Larios de Málaga mejor agüita de enebro de toda la Cristiandad)) para añadir que el Wc del Agapo era el quimicefa de Menguele.
    Entrabas tan ufano a aliviar fluidos y salías con un par de cepas de Ébola en las Jucundiano, un papiloma en la polla y un zóster burbujeante en cada huevo. Los creacionistas dirán misa negra,pero en el barrillo precámbrico de aquel sintasol movedizo contemplé yo, no una sino varias madrugadas,de rodilllas y almohadillado por mi propios vómitos, el espontaneo Génesis de LA VIDA a tiempo real

  12. víctor Dijo:

    por cierto que en la Francia del M-82 figuraba un tal Larios, no malagueño sino argelino, que terminó fichando por el Atleti. Moreno jaquetón en plan pepeplaya, con greñas y tal. No sé si llegó a jugar algún partido de rojiblanco. El caso es que a los pocos meses prefirió irse a jugar la liga de Quebec (por éstas que son cruces). Perdón por el off-tiesto, era por cerrar el bucle.

  13. Txemari Dijo:

    Así que larios es malagueño, no? joder, eso yo no lo sabía.

  14. Pablo Dijo:

    Esto está más o menos bien, pero quizá podrías volver a MTC. Lo que escribes ahora está muy por debajo de lo que acostumbrabas surtir.

  15. Otto von Bismarck Dijo:

    Víctor, niégome a retirar mis calumniosas difamaciones. Hala, a ver que hace ud ahora. Sigo pensando que el encumbramiento de torres responde a la necesidad que tenemos los indoeuropeos de tener en cada casa nuestros propios lares, o en su caso, larios (festival del humor).

    Y rotcod, no estoy de acuerdo con usted, creo que precisamente el atleti se beneficia de ser el tercer equipo de españa, lo que hace que tanto prensa de madrid como de barcelona rivalicen en peloteo para conseguir su audiencia. La de barcelona usando el odio antimadridista, y la de madrid en base al odio anticatalán. Y otra cosa, no termino de ver razonable usar el calificativo de nazi contra el madrid para defender al atlético. Más bien use co-nazi, o esa es mi periférica opinión. Y por si tiene dudas sobre mi posición al respecto, creo que raul haría una labor más útil como utillero o como abono orgánico para el césped.

    Saludos y reciban mi amor incondicional

  16. Pedro Tomás Reñones alcalde de Alhaurín Dijo:

    Me cuadro, maese Víctor. Y temo que Torres fracase en el Liverpool, no por él que se bastaría, sino por la maldición de los Reina. Dos finales (bueno, y un partido de desempate) y cero Copas de Europa. En otro plano de esta misma existencia, la prensa argentina carga contra Aguirre por no alinear al Kun. Deberían cargar, pero porque al Kun le va a enseñar a meter goles un uruguayo…

  17. víctor Dijo:

    Me temo que ha habido un malentendido, Herr Kanzler, que a mí las tribulaciones del Niño me la traen tierna, i a més a més estic molt d’acord en lo del encumbramiento idólatra.

    Lo que me dio dentera fue ver a todo un José Luis Pérez a tres caracteres de distancia del mingafría de Mendieta. Hombree, hombreee…. ¿Me va Su Ilustrísima a decir que Mendieta era capaz de prodigios como éste:

    http://tinyurl.com/2n7z7t

    ???

  18. víctor Dijo:

    Joder Pablo, no se puede ser sublime sin interrupción. Álvaro escribía el MTC de pascuas a ramos y seguro que hasta se releía cuidadosamente las dos primeras frases antes de publicar aquellas piezas de artillería. Para mí tienen infinito más valor estos alardes que nos regala tres o cuatro veces por semana, garrapateados como el que se rasca un grano, imagino que nada más llegar del trabajo, mientras su dilecta señora, esa bendita, le calza las pantuflas, le atusa la solapa del batín, atiza el brasero y le sirve una austera y castellana cena de sopas de ajo y un solitario huevo pasado por agua de Lozoya. Sólo por el final de temporada que se ha marcado habría que darle el sillón Cinco Jotas de la RAE pero ya.

  19. Otto von Bismarck Dijo:

    Señor Víctor, de qué no era capaz el bueno de gaizka ¿de poner vínculos a páginas para las que necesitas privilegios para entrar? [no va el enlace] Pero bien, para no contrariarle y porque me puedo haber columpiado dada mi indigencia mental, quito del tapete a caminero y sustituyo la carrera de torres por una larga y agónica (aunque sin duda entrañable) más tipo salinas.
    Y antes de que me salga algún italiano diciendo que ama a salinas y que no tengo ni idea, aclaro. Efectivamente, no tengo ni idea. Pero mi opinión es que torres es un buen jugador, como tantos otros, que ha tenido mala suerte porque lo han tomado por el personaje de sean connery en «el hombre que pudo reinar». Yastá.

  20. tartamundos trotamudo Dijo:

    Yo, apasionamiento juligan mediante, a lo que me niego es a admitir que el Atlético es el tercer equipo de Essssssssspaña.

    Valga la trayectoria reciente de MI Valencia como ejemplo, si es que la historia anterior no os vale a vosotros, mis queridos y simpáticos ignorantes.