.actualidad:El fichaje del siglo*

Santiago Segurola será el próximo director adjunto del Diario deportivo Marca. Se dice pronto. Es un fichaje que tendrá unas consecuencias inimaginables. Con el nombramiento de Inda como director, esta santa casa vaticinó que tal vez nos encontrásemos con un periódico deportivo beligerante con todo Dios, con cuarenta mil frentes abiertos y, en definitiva, sacando a la luz restos de heces de menor del ribete del glande de sus enemigos. Pero ahora resulta que ese joven rebelde de cuero del periodismo -por denominar de alguna manera conocida la profesión que desempeña- que no es tonto, se ha agenciado a la pluma de las plumas balompédicas de España. No hay que andarse con rodeos ni medias tintas a estas alturas, las crónicas de fútbol de Segurola en El País fueron Las Mejores, sin más. Como el tipo se ponga a redactar, o a mandar incluso, Dios santo, eso, con la máquina publicitaria que tiene detrás, puede convertirse en un periódico deportivo (dicho con la boca pequeña) «serio». En el As tienen que estar flipando. Puede, señoras y señores, que a partir de ahora la competencia entre los medios no se haga a costa del intelecto del lector. Qué digo, puede que se invierta el orden lógico del cosmos y el público se decante por las más bellas metáforas, compre el diario de subordinadas más complejas pero precisas, puede que aprenda a leer, que se matricule en la escuela de idiomas, que no escupa en la acera, puede, ni más ni menos puede, amado Reino, que a la mayoría de los hombres españoles no les importe reconocer abiertamente que les gusta comer coños. Frescor, cambios en el horizonte, RBBE falla que el fichaje no puede llegar en un mejor momento y que todo lo que sirva para que la camarilla de la Ser se exija un poco más, sólo un poco más, hombre, es bienvenido. Sin embargo, lo que no vamos a hacer es renunciar al «sí, pero». A poner los puntos sobre las íes. Que para algo llegamos al ciberespacio, para dar discursos histéricos a las Hitler Judeng, no de palmeros de los acontecimientos. Adelante, con el burro delante, para que no se espante: Santiago Segurola, bienhallada su pluma, es mu listo, mu listo, mu listo, pero mu tonto, mu tonto, mu tonto. Sus, repito, excepcionales crónicas siempre tenían un marcadísimo matiz: él ya lo sabía. Todo lo que había acontecido durante el partido respondía a una lógica aplastante que él había visto venir claramente, hombre por Dios, sobre todo a partir del pitido final. Dejando de un lado esto. Cada uno allá con su soberbia. Hay algo peor. A Segurola le gusta el joga bonito. Pero eso le pasa a muchos; pero si eso es una epidemia actual; pero por eso no te vas a cagar en él: amigos, por eso Segurola tiraría a un parapléjico a los rápidos del Cañón del Colorado. De entre los muchos renuncios, quitando ya digo, los cambios de opinión imperceptibles necesarios para seguir manteniendo su «ya lo decía yo, ya lo decía yo», ha habido momentos de Segurola por los que ha llorado el Niño Jesús. Uno de ellos, uno cualesquiera, su campaña contra Joaquín Caparrós y el Sevilla FC que todavía no jogaba bonito. El tío poco menos que llamaba a la intervención judicial del club por su intolerable «juego al borde del reglamento». En serio, pedía «que alguien haga algo». Vamos, lo mismo que su nuevo jefe, Jota Pedro, desde las páginas de ABC a principios de los ochenta, que alguien hiciera algo, contra la ETA, que la democracia no daba más de si. Corramos un túpido velo para no mezclar churras con merinas, Javi Navarro pudo rozar levemente, un soplidito, a Arango en aquel choque casual en Son Moix, pero la campaña que le llovió al valenciano por eso a cargo del flamante nuevo director adjunto de Marca no tuvo nombre de Dios, por no hablar de Alfaro. Vamos, que si el Sevilla no formaba en el campo como José Miguel González Martín del Campo en la barrera del veintiséis de Junio de mil novecientos noventa en Verona, los tenía que ilegalizar la Audiencia Nacional porque Segurola, oye, que había aprovechado un par de demagogias recientes para dárselas de esteta pulcro de este deporte esos meses, como tantos otros de infausto recuerdo. Los sevillistas callaron y tragaron -eran otros tiempos- hasta que viajaron a San Mamés (Segurola es muy del Bilbao -para los que son del valonzesto), que hablaron en el campo, micción total sobre los leones, pero total, cero tres, dos goles de Baptista, uno de ellos a pase de un moñaco que empezaba de forma fulgurante, Navas, que marcaría el tercero en otra jugada personal de aúpa. Caparrós, cuando hizo las declaraciones rutinarias tras el encuentro a la Ser, dijo al final: oye, y una cosa, oye, eh, un saludo para Segurola ¿no? ¿eh?. Segurola no dijo ni mu. Y es que no se equivoca nunca, o al menos eso cree él.



34 Comentarios en “.actualidad:El fichaje del siglo*

  1. Agarkala Dijo:

    Lo mejor de Segurola es cuando pronostica, y la caga irremisiblemente. Se le dan mejor las profecías a toro pasado.

    PD: Una petición técnica. ¿No hay botoncillo para volver a la página principal de RBBE desde los artículos?

  2. Gatinho Dijo:

    Pulsando en cualquiera de los regueros de sangre del frontispicio sales a la página principal.

    A mí lo que más me gusta de Segurola, de siempre, es que intimida a los que se saben indignos de estar en la conversación, léase Pérez de Rozas o el propio vizconde, que rara vez le discuten algo no vaya a ser que sean masacrados por el inventor de términos como «trivote» o «crouchizar».

  3. Rappael dellaGuetto Dijo:

    Hombre, pues se le deja hacer las crónicas, que es lo que realmente se le da bien, y que dejen los vaticinios para algún otro (videntes pronosticadores de fichajes hay muchos en el Marca, aunque no lleguen a los niveles del As).

    Lo que no recordaba en concreto fue toda la movida del Sevilla, aunque ha decir verdad, no habeís sido muy justos, porque en aquella época, todo el mundo se metía con el Sevilla y sus centrales (era lo políticamente correcto). Menos mal que el Eibar no ha jugado nunca en Primera, porque si no ya habrían desfilado por la Audiencia Nacional todos.

    De todas maneras, no entiendo qué coño hacía este hombre en Babelia.

  4. AnonymousCoward Dijo:

    Cotilleo interno de PRISA: dicen quienes han trabajado con él (no sólo becarillos explotados con lógicos resentimientos, que uno tiene sus contactos), que es un dictador psicópata y que se quiere aún más de lo que se ve en público. Por resumir: «es un gilipollas». En cuanto a crónicas, es cierto que sus artículos de El País no tienen faltas de ortografía, pero hasta hace dos días (que El País ha bajado un huevo) con pasar dos páginas para atrás tenías a Joaquín Vidal, y unas poquitas para adelante las críticas de pelis de Antonio Albert.

  5. Javier Dijo:

    Si con Segurola se pueden conseguir en el Marca las historias sobre partidos de otro tiempo, jugadores, etc., que convertían a los especiales de El País de mundiales y eurocopas en las joyas del periodismo deportivo, bienvenido sea el cambio.

    Aún me acuerdo de las páginas durante el Mundial de Japón y Corea. Hasta la llegada de esta bitácora, lo mejor que he leído en mi vida sobre fútbol. Casi lograron hacer decente aquella patraña de mundial. Recuerdo que me estuve riendo una hora entera con la frase «Alemania, llega a la final con un fútbol siderometalúrgico»

    Por otra parte, completamente de acuerdo con su prepotencia y sus cambios de parecer constantes. Recuerdo que dijo, en el debut de Beckham, algo así como que era un genio, «no necesita ni correr ni driblar para deshacerse de los contrarios…utiliza el pase», «gran medio centro que marcará época» y frases igual de babosas que cambiaron totalmente en cuanto empezó a descalabrar el Madrid de Queiroz.

  6. Wolfez Dijo:

    Yo me lo encontré en el HonkyTonk viendo la jam session de los domingos y me puse a hablar con él. Se quedó sorprendido de que le reconociera, dice no estar muy acostumbrado. Hablamos de música unos minutos y me pareció un tío amable y educado. No tengo ni idea de cómo será como jefe, pero te aseguro que me encantaría irme con él a tomar gintonics una noche hablando del basket de los 80, de Maradona, de Michael Johnson y de Queen, grupo por cierto al que ha reconocido odiar.

  7. Álvaro Dijo:

    Quien odia Sheer Heart Attack no quiere a su padre.

    La más sonada de Segurola es sin duda su renuncia al Florentinismo. A mi la verdad es que no me parece tan anormal, de hecho fue lo que hizo todo el mundo, dejarse seducir por los cantos de sirena del galacticismo, no en vano, ganaron una liga, una champiñons y empezaron el tercer año con el utillero del Manchester muy destacados en liga y como siempre en europa. Personalmente, yo fui detractor de aquella panda porque yo amaba a Makelele y me lo tomé como algo personal, no porque viese una gestión nauseabunda, de hecho, yo ahí estaba en la ida, especulando con si se superaría la cifra de goles de Toshack. Pero al margen de esto, cuando Segurola luego se vuelve contra Florentino a saco, casi como expiando sus culpas por aquellas loas al Deivid mediocentro, ya estaba en su conocimiento la opinión de mucha gente del club, gente de fútbol, de que eso era una gestión de alto riesgo, por decirlo suave, que descuidaba muy mucho la faceta deportiva. Sin embargo, él sólo acertó a decirlo a dos años vista y sólo cuando el equipo, pasada la ilusión de septiembre, se volvía a dar la gran hostia.

    De todas formas, las crónicas eran muy buenas, muy descriptivas, lo que pasa es que ese tufillo, los diez primeros renglones explicando que lo acontecido respondía al resultado de una ecuación obvia a mi me da mucho mal.

  8. víctor Dijo:

    Pero le gustan mucho los Slade, Wolfez, y eso capaz que lo redime, vit.te.

    Dicho lo cual, como que no lo trago del todo. Deslumbró por contraste con la oligofrenia propia del género, pero frases como ‘el eterno meritoriaje de Guti’ o ‘un interior de meridiano fuste’ me estomagaron desde el principio. Otras veces, por supuesto, como bien dice Javier, la clava y hace mucha risa, ‘el juego fétido de Alemania’ y tal.

    Lo peor de Segurola, además de las profecías (en su primer año en el Barça Figo no le parecía un jugador determinante ni muchísimo menos y en famosa trifulca con Carrasco dijo que el portugués era ‘negado para el gol’; Roberto Carlos también pasó en cuestión de meses de ‘defensa demagógico con graves carencias tácticas’ al ‘mejor lateral zurdo de la historia reciente’), es la manía de montarse una beltanchaun de todo a cien con los mínimos mimbres. No recuerdo con qué partido de Alemania en el último mundial dictaminó todo extasiado que por fin finiquitaba el clásico juego industrial y feísta de los germanos y que gracias a Dios se habían caído del caballo de hierro y abrazaban la fe del fútbol arte. No entiendo esa manía de obligarse a trascender en todas las crónicas.

    Y no sé cómo lo veréis los del gremio, pero el hatajo de malos imitadores que ha generado, sobre todo en la competencia, también es de lamentar. Y es que para leerle a un hortera de El Mundo que ‘el partido quedó descoyuntado’ o que tal extremo es un ‘malabarista de la cal’ (queriendo decir ‘funambulista’, me desupongo), pues un servidor prefería que las espadas siguiesen en todo lo alto a cara de perro.

  9. Tacitus Dijo:

    lo más grande de todo es que caparrós entrena ahora al athletic de segurola

  10. Bus Dijo:

    Pues en lo referente al Macaco estoy de acuerdo con las dos frases. Lo que me empieza a cansar es lo del jogo bonito, tikitaka o toque-toquinho (así lo llamamos en mi equipo, sabiendo que no lo utilizaremos nunca, claro). ¿Qué hay de malo en un patadón con sentido?. Un centro desde la banda y un cabezazo a lo bestia, viniendo desde atrás, pasando por encima de los defensas que esperan en el punto de penal mirando el balón embobados; a mi me gusta más que un sombrero en medio campo que no sirve para nada. Un tackle duro pero limpio es espectacular. Me está entrando un calorcito sólo de pensarlo…

    Aquí os dejo un blog que todos los fugoleros (con g de güevos) deberían apreciar, para vuestra sección de enlaces, que la tenéis olvidada.

    http://jogafeio.blogspot.com/

  11. Álvaro Dijo:

    Ya pondré los enlaces, ya, un poco de calma.

    Atención, declaraciones del flamante nuevo Ministro de Sanidad y Consumo esta mañana:

    «Lo importante no es contar con 14 premios Nobel o 14 David Beckham, sino con equipos bien encajados que sean capaces de dar respuesta a los problemas, proponer alternativas y de gestionar la administración pública al servicio de los pacientes y de los ciudadanos».

    Ojo, es un científico

    Y más: «la suerte de contar con una subsecretaria y un director de Gabinete que son como Andrés Palop –portero del Sevilla Club de Fútbol–, y al mismo tiempo paran, rematan un córner y meten gol».

  12. Cayetano Ros Dijo:

    La gracia del asunto es que a Segurola lo echaron del mejor periódico deportivo que hay en España, sin que se sepa muy bien el motivo, la verdad. La condena a galeras con nombre «Babelia» fue un bajonazo duro.

    Ahí queda la duda de qué habría sido más inteligente: mendigar un puestecillo en el panfleto rosa-amarillo de su mismo grupo (pero eso era volver a la sombra de su antiguo jefe y no, la verdad), tratar de irse al otro periódico deportivo que hay en España (lo que publica «El Mundo» los lunes, a imitación de lo que lleva años haciendo «El País») o dar un giro de 180º y buscarse la vida en otros mundos. Lo que está claro es que lo de irse al mundo de las alcantarillas y a la competencia es una cosa valiente: un tipo como él, que vive de la imagen, tardará en reconstruirla.

    Segurola es un buen periodista deportivo, un gran periodista deportivo. Es un sectario, y además de una secta opuesta a la mía, pero para ser un gran periodista deportivo hay que ser sectario. No estoy demasiado de acuerdo con que escriba bien, a mi juicio no es así. Pero tiene la gran virtud de convertir cada crónica en una especie de misa. Y aunque no estén muy bien escritas se agradece el tono. Además, y sobre todo, dirigió muy bien la sección de «El País» porque tiene otra cosa muy buena y que ya cada vez abunda menos: le gusta el deporte.

  13. víctor Dijo:

    ¿Pero lo de redactor jefe de Cultura fue una imposición? Yo pensaba que fue voluntad propia. Él mismo explicó muy altanero que, después del repugnante mundial de Alemania y el fichaje de Capello por el Madrid, seguir hablando de fútbol era necrofilia.

  14. Tacitus Dijo:

    cayetano ros, cayetano ros … ¿de valencia no?

    Os escanearé un día una crónica escrita por emilio perez de rozas cuando escribía en el pais. En el barsa jugaba un tal schuster

    Yo pensaba como victor, que estaba un poco saturado de futbol. de hecho no volvió al larguero hasta casi media temporada

    Yo siempre pensé que a segurola en cultura no le dejaban hacer gran cosa. Hablan un poco de comics, manrique tiene una sección fija … no mucha deja huella, no

    Eso sí, estuvo en Londres cubriendo la Expo de velazquez, y nos dejó cosas como la crónica de los who, la de los stones … igual que en la champions jugara quien jugara en londres él iba allí

    y siempre le tendremos que agradecer que propusiera a enric gonzalez lo de las historias del calcio

    El Pais es como ese padre, tío o abuelo, al que de repente, casi de un día para otro, encuentras muy envejecido.

  15. Cayetano Ros Dijo:

    De Valencia, sí. De Foios, para más señas. De la secta de Segurola, pero con matices, porque claro, no es lo mismo tener que escribir las crónicas de los galácticos que las del rocoso Valencia señoreado por Albelda. Experto en crónicas segurolescas, con sus virtudes y también con sus defectos, pero estos exageradísimos (desordenadas, a veces incluso un punto incoherentes, tan dedicadas a la misa que de repente acaban y ni siquiera se han dignado a relatar cómo fue el gol de la victoria, el que decidió el partido… minucias, al fin y al cabo). Por la radio suena mejor y De la Morena lo ha fichado ya, porque cantaba mucho que los Sanedrines tuvieran a gente del Depor, en sus tiempos, del Sevilla, en otros… y que nunca hubiera un analista de Valencia.

    Ojo al desembarco valenciano en la sección de Deportes del diario independiente de la mañana.

  16. Álvaro Dijo:

    Eso era algo muy habitual en Segurola, las sagas vikingas para explicar el 1-0 y cuatro líneas para el 1-1, 2-1, 2-2 y 2-3.

  17. víctor Dijo:

    Es lo que único que me gusta de las crónicas pichinglis. No hay en todas las putas islas británicas un sólo periodista que sepa analizar con lucidez un partido de fútbol, pero eso sí, los goles, detallados punto por punto y en riguroso orden, nada de requiebros cuánticos al segurólico modo.

  18. Álvaro Dijo:

    «riguroso orden, nada de requiebros cuánticos al segurólico modo»

    Jajaja

    Por otro lado, y arrimando por vez decimo tercera el ascua a mi sardina, lo que no puede ser es que todos los partidos tengan su leifmotiv, su devenir o su puta madre, cuando, y que venga aquí alguien a negármelo si tiene huevos, en este deporte la casualidad remota tiene un papel decisorio a un… digamos, 65-70%, en cuanto las fuerzas están un poco igualadas.

  19. Tacitus Dijo:

    para inaugurar la temporada podemos convocar un certamen literario, escribir crónica al estilo segurola

  20. víctor Dijo:

    Talmente de acuerdo con lo de las fuerzas del azar. Si el domingo Griselme no la estampa en el palo a los dos minutos del 1-0 de Baptista, os postdigo que Argentina campeonaba 4-1.

    Y con lo que dice Álvaro del leifgarretmotiv y el certamen literario de Tácitus, me acabo de acordar de que en una de sus ciberentrevistas Segu explicó que el secreto de sus crónicas era planteárselas siempre como la confección de un relato corto. A ver si va a ser ésa la explicación de su afán por sublimar a todo trapo. Si al menos se lo tomase en plan Hemingway o los realistas susios.

  21. Rappael dellaGuetto Dijo:

    La verdad es que ahora mismito lo único salvable de El País, son las «Historias del Calcio».

    En cuanto a lo del desorden en las crónicas, quisiera denunciar una práctica que se realiza en las crónicas de las cadenas de televisión (especialmente, como no, en Antena 3). Ponen los goles en el orden que les sale de la polla. Esto es especialmente sangrante en los resumenes de los equipos «pequeños» (esto es, los que no son el Madrid). Jobar, si quieren despachar un Osasuna – Racing en 15 segundos, que lo hagan, vale, pero joder, si se da el caso de que el resultado ha sido 1-2, después de que se haya puesto el Racing ganando 0-2, que no pongan primero el gol de Osasuna, porque están desinformando. Porque en ese caso, la noticia no sería que haya ganado el Racing, sino que Osasuna ha desperciado un 1-0 en casa, cosa bastante poco usual, aunque no haya sido así.

    No sé si me explico, pero la verdad es que es una cosa que me hierve la sangre.

  22. R.B.B.E. Dijo:

    Y los resúmenes con entradillas. De cuatro minutos, tres enfocando un par de entradas guarras, una loa a los tattoos de deivid y uno con los goles a toda leche. Al final, como dices, ni sentido cronológico ni ná. Como Estudio Estadio en su día no ha vuelto a haber nada. De hecho, recuerdo la voz de un locutor de resúmenes que leía auténticas gemas literarias, no sé si a alguien más le suena.

  23. Javier Dijo:

    Era muy pequeño y lo echaban muy tarde, pero el Estudio Estadio de Garci, Di Stéfano y Alcántara siempre me pareció la versión más rara del programa, me explico: cuando salían por primera vez en pantalla ya estaban hablando, habían empezado su conversación y ni se presentaban ni nada; de vez en cuando cortaban los resúmenes para echarse en cara unos a otros que hubieran fallado en la quiniela colectiva que hacían; fumaban, bebían copazos; y creo que fueron los primeros en poner resúmenes de 2ª (esto no lo tengo muy claro, pero creo que pasaban de todos los equipos del pozo menos del Athletic B). Estaban los tres ahi hablando sus chorradas y no se cortaban un pelo a la hora de rajar de los equipos que les caían mal. Estaría bien echarle un ojo ahora (y compararlo con El Rondo).

  24. Rappael dellaGuetto Dijo:

    O «El tercer tiempo», lo que más hecho en falta de Canal + (no tengo Canal Satélite). En 60 minutos, resumenes (bastante igualitarios, por cierto, a casi todos los partidos les dedicaban 3 minutos) de 1ª, 2ª, y hasta un repaso de las ligas extranjeras.

    Lo presentaba el tío ese de gafas, con Sarabia y el pesado de Maldini de cuando en cuando. Creo que lo siguen echando, pero por desgracia, no puedo verlo.

  25. Wolfez Dijo:

    «Eso era algo muy habitual en Segurola, las sagas vikingas para explicar el 1-0 y cuatro líneas para el 1-1, 2-1, 2-2 y 2-3.»

    Eso que comentas también es cierto. Él se queja de los horarios de los partidos, que le obligan a escribir la crónica durante la segunda parte para llegar a tiempo al cierre.

    A mí me encantan, en general, sus crónicas futboleras, pero creo palidecen frente a sus artículos de atletismo y basket. En JJOO y mundiales, leía religiosamente cada mañana El País y conseguía que me tirara el resto del día ansioso esperando la final de los 200, 1500 o de longitud.

  26. Tacitus Dijo:

    El caso Balco le tenía obsesionado

    A mí también me encantaban sus crónicas de atletismo. Estilo «el espigado chico de alabama que entrenaba con las zapatillas de su abuelo …»

  27. Flagellum Dei Dijo:

    Lo cierto es que el tándem formado por Inda y Segurola, dos seres acostumbrados a observar su prepucio de manera autocomplaciente cada mañana al orinar, es de auténtico órdago.

    El primero no tardará en embarcarse en sus cruzadas personales contra cualquier fulano al que haya decidido destrozar por los motivos más inverosímiles (en Palma de Mallorca tuvo un crudo enfrentamiento que duró un año de portadas dedicadas exclusivamente a uno de los capos locales tan sólo por que éste no le permitió aparcar su vehículo en una zona exclusiva del párking del gimnasio al que acudía). Eso sí, siempre que sea llamado al orden por sus superiores se mostrará cual perro sarnoso y servicial que es.

    El otro, aupado y arropado por el anterior, puede orquestar una sucesión de artículos deportivos en los que su recientemente aumentado ego nos depare momentos antológicos, con profecías conjuradas a posteriori y extravagancias semánticas entrañables.

    En cualquier caso es innegable que nos vamos a divertir.

  28. popota Dijo:

    Hola:

    1) Segurola es el número 1. El número 2 es Ramón Besa, y el 3 no existe.

    2) Lo de Pedro José era en periódicoDiario 16, el ABC es un medio serio desde el que no se defendería el terrorismo de estado. Otra cosa es mandar tanques o hacer bombardeos, eso sí.

  29. miguelcrockett Dijo:

    Peros aparte, parece que los del Marca quieren de verdad abandonar el club de los periódicos mal escritos de portadas ultrasurrealistas. La Razón y el sin par «Noticias del Mundo» (http://www.flickr.com/photos/papelcontinuo/sets/72157600180186373/ , para los nostálgicos) le echarán de menos.

  30. Álvaro Dijo:

    P, lee las memorias del General Galindo y luego ve a la hemeroteca y verás qué perlas te encuentras. En Diario 16 se volvió de auténtica izquierda de verdad.

  31. Marta Signes Dijo:

    Desolée, pero Ramón Besa no mola nada. No tiene gracia, es un aristocrático del fútbol. Carlos Arribas, cuando no se pasa de rosca con sus descripciones coloristas del entorno y cuentos históricos, está muy bien.

  32. Agarkala Dijo:

    Ramón Besa a mí no me transmite nada, la verdad. Ni bueno ni malo, me deja frío.

  33. Phil Hartman Dijo:

    Corrijo: a quién le guste el Hot Space AMA a su padre.

  34. El Género Majculino da Ajco Dijo:

    o la BSO de Flash Gordon…