.actualidad:Sin Dios ¿con o sin amo?*

Hoy El País publicaba de la pluma de Diego Torres una serie de reflexiones sobre el rendimiento del Madrid. A grandes rasgos, nadie sabe muy bien por qué funciona el equipo. El presidente no preside, el entrenador no entrena y los jugadores no juegan. Al mismo tiempo, todos se adjudican la responsabilidad de los buenos resultados. Aunque si en algo coinciden, es en que todo esto es cosa «del espíritu». La reacción aparece cuando Capello pide el finiquito y adiós muy buenas. En febrero. Hasta ese día, atención a lo que voy a decir que es por lo que me he molestado en escribir la entrada, muchos entrenamientos fueron de media hora: «El 24 de enero, por ejemplo, el entrenamiento empezó a las 11.00. A las 11.45 los jugadores empezaron a abandonar Valdebebas, duchados y prolijamente vestidos. Nada extraordinario. Hasta febrero, muchos de los entrenamientos se resumieron en media hora. Un poco de físico, partidillo y a casa«. Luego parece ser que, cuando Fabio ya tenía un pie fuera, hizo lo que le dio la gana de perdidos al río: volver a poner a Beckham (!!) Por lo tanto, se deduce que no sacarle era una consigna de la directiva. Bien. Los jugadores, por su parte, no creen que lo que haga o deje de hacer el italiano tenga nada que ver en la mejora de su rendimiento (sui generis mejoría) es cosa de su «orgullo» por no poder mirar a la cara a la gente con otro año en blanco. Yo creo que todos mienten. Sólo me creo los gritos en el vestuario de Diarra antes de ir a jugar contra el Barcelona preguntando a sus compañeros quién tenía cojones de decirle a la cara exterior del glande que él no era un profesional. El caso es que de toda esta basurilla, que parecen chascarrillos de colegio, me quedo con lo de los entrenamientos de media hora. Fui de púber a ver uno de Floro, cuando costaba cien pesetas entrar a verlos, y corrieron, se metieron a hacer charla y ver un video y luego sobre el césped se echaron un partido de beisbol. Pensé que jamás volvería a tener noticia de tamaño insulto al madridismo pero ¿entrenamientos de media hora? ¿En febrero? ¿Sabido y consentido por todos? ¿Tomando jamoncito los viernes? Dice el refrán «Ya muy viejo Salomón, de un niño tomó lección». Me vienen a la mente los niños de Columbine.



4 Comentarios en “.actualidad:Sin Dios ¿con o sin amo?*

  1. Muad´Dib Dijo:

    jajajajajajajaja ese final grande grande!!!

    Lo único q sé es q después de haberme tragado el 80% de los partidos (si, mis domingos son muy tristes.. ya lo sabía, gracias) me llevo las manos la cabeza pensando q podemos ganar la liga, ¡si somos la mierda en bote!

    No quiero extenderme pero si pensamos en Baúúúl, Baulín, il muro Cannavaro (o mejor dicho: su hermano pq no me creo q sea él), gaseosa Robinho (le sobran toques inútiles como madurez le falta), Torres (no será mejor q Miguel Portland Noguera..), abuelo Emerson (será bueno pero para 3 partidos recuperamos a Redondo cojo y mejor), il due Malulo (a lo mejor por eso hemos mejorado..), la niña Guchi (cuando Floro pedía un psicólogo y se reían…) Y RC (este a lo mejor en vez de psicólogo son 2 ostias bien dadas…).

    Milagro Milagro!!!!

  2. víctor Dijo:

    Pero por qué ha tardado cuatro meses Diego Torres en contarlo?

  3. alvarez Dijo:

    Por la alarma social. Si tras tirar la copa del Monarca, champions y palmar contra el Levante en casa publicas que están haciendo entrenamientos de media hora, por de pronto, baja la vivienda. Luego el número de muertos no puedo ni calcularlo.

  4. Gatinho Dijo:

    Es que en un Madrid con tanto poder aéreo parecía incomprensible prescindir de Beckham, aún siendo éste un jugador normal. Normal pero con una gran virtud. Si a eso le sumas lo que dijo el presidente sobre que había fichado por el L.A. para rodar películas…
    Si la afición madridista no se dejara torpedear por su prensa pondría a Diarra en los altares. Yo ya lo tengo.