Barbarians (Netflix, 2020)

Por razones que no vienen al caso, hace dos años tuve que viajar un par de veces a Alemania. Entre otros lugares, esto me llevó a un pueblecito por la zona donde se desarrolla la serie que hoy les traemos, las tierras de los catos y de los queruscos: margen derecha del Rin, territorio ondulado sin ser montañoso, rural con bastante bosque (aunque menos que hace 2000 años, obviamente). Bosques y campos están en perfecto estado de revista, cada abeto digno de servir de árbol de Navidad premium, con molinos de viento en lo alto de los montes para hacerlo todo super-sostenible. Las pequeñas comunidades esparcidas por los valles están un poco desconectadas del mundo y viven en su pequeña burbuja, en esa especie de Biedermeier atemporal imperante en la Alemania profunda, construido a base de IKEA, ALDI y Baumarkt. La vida gira en torno a cosas como bodas y funerales, mas las hazañas de “nuestros chicos” en la quinta división de la liga regional de Renania del Norte-Westfalia, que se llevan las portadas del periódico de la comarca (y de la hoja parroquial probablemente también). El culmen de la alta cultura es estar abonado al SPIEGEL, pero va a ser que la cultura está sobrevalorada: paseando por aquel bucólico pueblo, no podía dejar de darme cuenta de que los habitantes estaban forrados. Todo el mundo vive en granjas reformadas, o en chalets muy modernos y cuidados de dos y tres plantas (sin contar el sótano, más grande que bastantes pisos en España), con jardín, Mercedes, parabólica, y varios viajes por el mundo al año. Trabajo hay, en forma de una respetable y muy alemana fábrica a la entrada del pueblo, y si eso no te gusta, a 30 minutos en coche hay una ciudad alemana de tamaño medio que tendrá dos o más hidden champions de la economía mundial pagando salarios de hasta seis cifras. Sí, el clima invernal puede ser un inconveniente, pero con tu sauna/jacuzzi, tu fibra óptica y tu televisión de 50 pulgadas creo que se puede sobrellevar. Todo estaba limpio, reluciente y cuidadísimo, vamos, yo he estado en quirófanos más sucios y desordenados. Todo en orden, alles solide. Hasta que lo vi. Pequeñas pegatinas, del tamaño quizás de un móvil, pegadas en una farola, un buzón, y dos o tres sitios más. Gritando en negro, rojo y blanco su mensaje al mundo: MERKEL MUSS WEG.

 

“Merkel debe irse.”

 

Paletos desgraciados y desagradecidos, pensé. ¿Cómo osáis poner en duda el Merkelismo, el estado superior del Marianismo? Estáis disfrutando del nivel de vida y desarrollo humano más alto del planeta, del periodo de paz más largo de vuestra historia, estáis aislados del mundo exterior, al que podéis ignorar abismalmente sin consecuencias, acolchados en un bienestar para el que sangra el resto de Europa, y todo ello gracias a ella. Y por una cosa medianamente decente que hace, por no querer recibir a tiros a los refugiados, que no va a venir ninguno a vuestro pueblo perdido, tranquilos, la queréis echar. Merkel, ignorantes, os lo ha dado todo. Merkel os ha protegido del mundo. Merkel lleva aguantando ahí desde 2005. Merkel es un ÜberRajoy que hace que Mariano parezca perroflauta. Merkel ha convertido a la izquierda alemana en un chiste, y lo ha hecho sin mayorías absolutas ni distritos electorales favoreciendo a la lista conservadora más votada. Merkel ha sobrevivido a la crisis de 2008, a los refugiados, al Atomausstieg, a todo. Merkel podría ser eterna, si no hubiese anunciado que no se presenta en 2021. Merkel es Dios de lo que Rajoy solo llegó a ser profeta. Y todo para que cuatro paletos incel de Kleindorfendorf, jugando a salvadores de la patria, ensucien su nombre. En fin, todo esto para decirles que yo, en esta serie, no he podido evitar estar del lado de los romanos.

 

El mito y la realidad

La Batalla del Bosque de Teutoburgo, que es de lo que va esta miniserie alemana de seis episodios, es uno de los mitos del nacionalismo alemán, versión “los alemanes, unidos, expulsando al invasor”. Especialmente allá por el siglo XIX, cuando la Alemania recién unificada buscaba algún referente luminoso y lo encontró en el líder del lado germano de la batalla, Hermann, al que le pusieron la estatua más grande de Alemania, en plan “Héroe primigenio y libertador de Alemania”. Como siempre, las estatuas dicen más de quienes las ponen que de quienes representan: Bismark, metido de hoz y coz en una guerra cultural contra los católicos, estaba encantado de recordarle a la gente que desde hacía milenios todo lo malo para Alemania venía de Roma (por no entrar en que, en realidad, Arminio solo lideró a su propia tribu, y a los pocos años fue acusado de aspirar a ser rey de todas las tribus germanas, y asesinado por sus presuntos compatriotas).

Por resumir un poco lo que sabemos: los romanos bajo Augusto, tras mantener unas cuantas décadas la frontera en el Rin, empezaron a empujar y probar si la frontera no podía llevarse también hasta el Elba. A esta nueva provincia entre los dos ríos la llamaron Germania Magna. El control sobre sus habitantes era más bien tenue, pero los romanos eran unos cabrones muy pacientes y no tenían prisa.

 

Tanto va el bárbaro al bufete, que al final se romaniza.

 

Los germanos, sin embargo, no terminaban de pillarle el gusto a esto de ser romanizados. Aquí hay que decir (y la serie ahí es honesta) que ellos no se veían como “germanos”. “Germanos” fue una invención de Julio César, para distinguir a los moradores de la margen derecha del Rin –indistintamente “germanos”- de los moradores de la margen izquierda –indistintamente “galos”. Ellos se veían como catos, sicambrios, brúcteros o –y aquí llega la tribu que nos interesa- queruscos. Un joven querusco, hijo de un noble aliado con Roma, fue entregado como rehén y vivió varios años con los romanos, sirviendo en las legiones hasta conocerlas al dedillo. Le conocemos por su nombre romano, Arminio, germanizado posteriormente como Hermann. Cuando Jesucristo andaba más o menos en edad escolar, Arminio regresó a su tierra, aprovechó su bonito uniforme de legionario para ganarse la confianza del gobernador romano Publio Quintilio Varo, le contó que había una conspiración tribal en marcha, y le convenció de movilizar tres legiones (poca broma: el imperio tendría unas 24 legiones en total) para aplastarla. Varo cándidamente se dejó engañar, y cuando sus legionarios estaban estirados como un chicle en los estrechos caminos de lo más profundo del bosque de Teutoburgo, Arminio cerró la trampa y atacó con sus queruscos. No se salvó ni el tamborilero. Año 9 de nuestra era. El shock fue lo bastante grande para que Roma se retirara para siempre al Rin, y Augusto vagara por su palacio lamentándose “¡Varo, devuélveme mis legiones!”

 

Y ahora vamos con la serie

El caso es: ¿por qué esta serie, por qué ahora, y para qué? Porque el aniversario redondo ya pasó, Merkel inauguró una exposición ad hoc, y desde que terminó Juego de Tronos el tema “fantasía oscura en un mundo pre-industrial” está un poco agotado. Pero claro, las buenas gentes alemanas ni de izquierdas ni de derechas también quieren ver algo de ficción histórica en la tele, y como la República de Weimar está muy politizada y es coto privado de los rojos, hay que tirar de algo anterior. Y como las interpretaciones de la historia de Alemania son cuanto menos peliagudas, por unas movidas de los años 1930 y 1940 que igual han oído ustedes hablar, eso obliga a retroceder mucho en el tiempo para encontrar un periodo histórico no politizado que podamos disfrutar en paz. Tanto, que aún no existía la palabra Deutsch (derivada de una raíz que significa “pueblo”, y no usada hasta el siglo IX, cuando en la parte este del Imperio Franco buscaban una palabra para distinguirse de sus ex-compatriotas del oeste, porque como vas a tener dos naciones vecinas que se autodenominan ambas “francos”). Por lo demás, la producción es intachablemente alemana –interminables bosques de robles, y planos y planteamientos que parecen sacados de un cuadro de Kaspar David Friedrich-, y hay abundante sangre para dar realismo y competir con la HBO.

La serie empieza como hay que empezar estas cosas: pintando la obligada imagen de felicidad y harmonía, que luego los malos perturbarán. Felicidad y harmonía que consisten en vivir en húmedas cabañas en mitad del bosque, beber mucha cerveza en las abundantes juergas que organiza el pueblo, trabajar lo justo para vivir tranquilos, y casar a las hijas de la forma más provechosa para el clan familiar. Con todos los MerkelMussWeg de todos los pueblecitos de Alemania diciendo “Buah, es que soy yo, Literal”. Sí, no es que estos germanos sean un primor de productividad, democracia y progreso, pero mire usté, ellos se lo guisan y ellos se lo comen. Establecido esto, llegan de repente los romanos a oprimir. ¿Y en qué consiste la opresión? Pues en pagar impuestos (técnicamente deberíamos decir “tributo”, ya que la economía de subsistencia germana no usa monedas y pagan con trigo y ganado). A lo bruto e indiscriminadamente. Y con muy malas formas. Algo que choca con el divide et impera que tan sabiamente aplicaban los romanos: ¡mucho mejor oprimir solo a la mitad de las tribus, y usar los impuestos para engordar a tus tribus aliadas, encantadas entonces de asistirte en tu empresa imperial para ser cola de león en vez de cabeza de ratón! La verdad, podrían haberse currado un rapto de mujeres germanas o algo así, aunque igual un mensaje no permitiremos que los pérfidos extranjeros rapten a nuestras hijas y nos impidan casarlas a cambio de cinco caballos en buen estado tampoco habría llegado a los corazones de los espectadores.

El caso es que esta historia la hemos visto recientemente ¿Dónde? Pues claro: en los países del Sur de Europa y en Grecia en particular. Sí, eran poco productivos, peculiares en sus costumbres, y preferían trabajar lo justo para vivir tranquilos, aunque en vez de un moderno Mercedes Clase E solo les diese para un Corsa destartalado que solo circula porque el primo Alexis Tsipras y Letras trabaja en la ITV. Pero mire, Herr Schäuble, ellos se lo guisan y ellos se lo comen. ¿Qué los bancos alemanes (incluyendo las Sparkassen donde sus compis de partido están sentados en todos los consejos de administración) van a palmar pasta? Se siente. No haber prestado a lo loco y sin mirar. De donde no hay, no se puede sacar (el dicho equivalente alemán, por cierto, le pega incluso mejor a la situación: Wo nichts ist, hat der Kaiser sein Recht verloren, “donde no hay nada, el emperador pierde todo derecho”). No hay porqué entrar a caballo en Roma, Atenas y Lisboa (Madrid se libró porque Rajoy ya fue preventivamente a Bruselas a decir que sí a todo, y que el rescate no hace falta porque rendimos a nuestras hijas de buena fe y voluntariamente) y decirles, encima en alemán, que toca entregar hasta la última oveja del rebaño a los nuevos señores, y que Germania Victrix, Untermenschen cabrones y despilfarradores.

 

“Vended vuestras islas, manirrotos griegos (y la Acrópolis también)”, “Los griegos solo quieren nuestro dinero”… En esta historia, el BILD sería el centurión malote soltando las burradas.

 

Vamos: que la serie es casi exactamente la historia de la UE y los griegos, pero con Roma de UE y los germanos en lugar de los griegos. Machacan a los demás y luego se hacen una serie para llorar de lo mucho que los machacaban a ellos hace dos mil años. Y los MerkelMussWeg, desde su apartamento en el tercer piso del chalet de papuchi, que lo paga todo con su trabajo en Kassel suministrando las piezas esenciales de toda la maquinaria de procesamiento de pescado del sureste asiático, encima pensarán que la serie es una representación exacta de la realidad, donde las élites globalistas les quieren freír a impuestos para dárselo a esos españoles vagos que no hacen nada, salvo estar todo el día de vinos y bailando flamenco. ¡Y Merkel encima actúa de cómplice, traicionando a su propio pueblo! En fin, ¿empiezan a entender mi creciente simpatía por los legionarios de las legiones XVII, XVIII y XIX?

A una de esas legiones, y con esto empieza la acción, una pandilla de germanos le roban el águila. En plan performance protesta, sin pensar mucho más allá. Pero las águilas romanas no son un mero adorno: son la bandera nacional, cruzada con las reliquias del santo, y coronadas con la inmaculada virginidad de la princesa heredera. Vamos: lo más de lo más. Sabemos de legionarios que sacrificaron su vida para salvar las águilas de sus legiones, y cinco años tras Teutoburgo los romanos iniciaron otra guerra con el propósito explícito de recuperar las tres águilas perdidas, logrando al menos dos. Vamos: que si vas a meneallas, estate preparado. Y efectivamente, los romanos, basándose solamente en el testimonio de una rata traidora, crucifican a la familia del culpable y anuncian que como no haya águila, habrá más.

A Arminio todo esto le pilla en medio: él vive y se siente como un romano (Varo, en la serie, ha sido su padre adoptivo en Roma durante todos estos años), pero ha sido respirar el aire de los interminables y muy germanos bosques de robles, y el hombre ya se ha vuelto a sentir germano, así que intenta que la sangre no llegue al río. Esfuerzo inútil, claro, y así llegamos al punto donde, oh sorpresa, lo nunca visto en televisión, el-héroe-tiene-que-elegir-entre-opciones-excluyentes, rollo Pedro Sánchez llorando en la Moncloa porque le obligan a elegir entre Bildu y Ciudadanos, que los dos no puede ser. Y como no puede ser de otra forma, elige a los “suyos”, que la familia tira más que tus compañeros de armas de cien batallas y Varo, que ha sido un padrazao que hasta le ha logrado un ascenso a équites (un poco antes la serie ha insinuado que Arminio decide matar a 15.000 compañeros porque se ha dado cuenta que nunca le van a promocionar como a un romano de origen) y le ha promocionado a jefe de los queruscos.

Una vez ha elegido bando, pues la cosa se resuelve como históricamente ocurre. Más o menos. Como el desenlace en Alemania lo conoce más o menos todo quisqui, hay que meter un par de elementos de tensión, quizás-se-desvele-el-complot, hay-una-rata-traidora, cómo-se-decidirán-los-jefes-de-las-tribus, y quién-se-lleva-a-la-chavala, pero que tampoco aportan demasiado, y finalmente ocurre la gran batalla, acompañada de abundante fuego para hacerla más espectacular, en vez de los tres días de lluvia que al parecer hubo, y una escaramuza final en campo abierto para hacerlo todo más vistoso (en la realidad, los legionarios aguantaron tres o cuatro días, en parte porque lograron montar un campamento fortificado donde resistir). Varo se suicida, aunque igual no lo hizo delante de Arminio con cara de reproche, en plan “hijo, cómo me has decepcionado, mira lo que tengo que hacer ahora”, y los germanos se pegan el festín padre, con todas las barbaridades con los muertos y supervivientes romanos que uno se espera. Viajeros romanos que años después pasaron por el bosque informaron de cuerpos tirados y cráneos clavados a troncos. Menos mal que, también por esas movidas de los años 30 y 40 que comentábamos, el buen pueblo alemán ahora declara en lo más alto de su Ley Fundamental que “la dignidad humana es intocable”. Un artículo que, siendo sinceros, es precioso como lema; tan bonito, de hecho, que los Padres de nuestra Constitución lo incorporaron a la misma; eso sí, en décimo lugar, que antes hay que aclarar cosas más importantes como los colores de la bandera, la unidad indisoluble de la patria, la capitalidad del Estado, menciones a sindicatos y empresarios, no nos olvidemos de las Fuerzas Armadas, y por supuesto la forma política del Estado español; ¡que una cosa es la Dignidad y otra el Dignidaje!

La serie, que con alemana honradez muestra todas esas atrocidades, siempre lo hace en plan “esto son los brutos, que siempre hay, Arminio está por encima de todo esto, que para eso es nuestro héroe”. Porque esto, señores, es también una cosa muy alemana: no soportan ni una mancha en sus héroes, un verdadero héroe alemán tiene que ser perfecto y sin mácula, un ser de luz. Tanto, que al final es demasiado perfecto para este mundo corrupto, que no soporta tanta luz y tiene que matarle. Siempre a traición, quebrando la más alemana de las virtudes, la lealtad. Esa es la forma en que se entiende a Jesucristo entre el Rin y el Óder. Esa era ya la vida y muerte de Balder, el “más mejor” de los habitantes del panteón nórdico-germano. Es lo que le pasa al héroe ficticio de su gran opus medieval, Sigfrido, rey de los Nibelungos (al menos en las versiones depuradas del siglo X en adelante, en las anteriores aún resulta tan mundano que parece latino y todo). Así -con gran olfato para llegar a lo más hondo de los corazones alemanes- presentó la derecha alemana a sus fuerzas armadas en la Primera Guerra Mundial: puras, leales, aguerridas, invictos seres de luz traicionados por un Dolchstoss. Y así es como la serie nos tiene que presentar a Arminio. Porque si no, no vende.

 

En la lista de héroes germanos sin mácula caídos por la mano de algún Judas, los MerkelMussWeg incluyen al Deutsche Mark. El roble, cuyas rojas se ven en la cara, es considerado como el “árbol alemán” por excelencia, y simboliza la firmeza y lealtad.

 

Con todo esto no queremos decir que la serie sea facha (aunque seguramente a los fachas les encantará). Es una serie calculada para dar máximo gusto a los MerkelMussWeg, y los MerkelMussWeg no son fachas, sino de “sentido común”. Y de su pueblo, y si amar a tu pequeño pueblecito es ser facha, bueno, pues entonces sí son fachas, qué pasa. Por situarnos: los guionistas trabajaron también en la serie Alerta Cobra, una serie tan alemana que tiene lugar casi exclusivamente en una autopista, que Antena 3 emitió en horario de sobremesa, y que tampoco puede ser facha porque el héroe es turco (si bien no llega a la categoría de Sigfrido o Arminio, ¡que al fin y al cabo es turco!).

 

Barbaren

Arminio: el Mario Draghi de los queruscos. Mario Draghi vivía tranquilo en la caótica y feliz Italia de los 80, hasta que su pueblo le entregó como rehén al imperio, al que sirvió con distinción en la Legio Goldman Sachs Invicta, y cuyas políticas implementó como Pontifex Maximus Europeus (aunque siempre tirando un poco para casita). Arminio también vivía tranquilo en su caótico y feliz hogar, hasta que le tocó servir al imperio con distinción en las legiones de Panonia. Ahora, le toca implementar las políticas imperiales, pero también prefiere tirar un poco para casita. Como son tiempos un poco más primitivos, no puede estar a la vez dentro y fuera, y masacra a todos sus antiguos compañeros. Como curiosidad, el personaje tiene un equipo de fútbol de la Bundesliga nombrado en su honor. Interpretado correctamente por un actor austriaco en alemán normativo, salvo cuando tiene que proclamar algo a viva voz, que se le escapa algún deje.

Thusnelda: personaje real, hija de un destacado gibelino, perdón, colaborador. Thusnelda decide ir contra los romanos por rabia contra su padre y porque han dejado inútil a su hermano. Como la sociedad germana del momento es un poquito así como heteropatriarcal, se mete en la única profesión donde dominan las mujeres: el sacerdocio/pitonismo. Allí logra un cierto renombre (no queda muy claro como), de modo que Arminio aprovecha para casarse con ella en plan “eh, es solo para avanzar la causa (pero ya que estamos, pues vamos a metel.la, ¿no?)”. La verdad, que una germana abandone ¡voluntariamente! a su clan para perseguir una noble causa es totalmente impensable en esa sociedad. Como también resulta raro que la chavala lleve el sobaco depilado.

Folkwin: un MerkelMussWeg. ¡De libro! Es decir, un chaval fuerte y grandote, nacido y criado en el mismo valle que sus ocho bisabuelos, y que va a todas partes con su cuadrilla de txabalotes, cortados con el mismo patrón que él (excepto Berulf, el cosmopolita, porque aunque su padre es del pueblo de toda la vida, ¡su madre nació a 40 kilómetros de allí!). En realidad, parece buena gente, pero no tiene demasiadas luces y desde luego no ha visto mundo más allá de Maguncia, que sin embargo le debe haber parecido Manhattan. De modo que se mete en cada fregado sin tener ni idea de las posibles consecuencias, o si la tiene mandándola al viento. Esta inconsciencia criminal nos la venden como “valor”, “arrojo” o alguna chorrada similar, lo que lo convierte en el ídolo de los MerkelMussWeg que vean la serie.

Segestes: germano destacado, se supone que antaño gran guerrero, aunque parece un poco bajito y panzón para ello. Tiene cara de canciller socialdemócrata que se chupó demasiados años en la Ostfront con la Wehrmacht, y por ello ahora está dispuesto a cualquier cosa por la distensión y para preservar la paz (característica destacada de todos los cancilleres socialdemócratas que ha tenido Alemania durante la Guerra Fría, que por ello han sido criticados duramente desde la derecha). Luego, en el fondo, resulta que además es una rata dispuesta a arrastrarse ante los poderes fácticos para prosperar en lo personal (característica destacada de algunos cancilleres socialdemócratas, que sin embargo nunca ha sido particularmente criticada por la derecha).

 

Intentó preservar la paz negándose a ir a Iraq, aplicó la Agenda 2010, y acabó de lobista para Gazprom, Rosneft y la Libyan Investment Authority. Por alguna razón, su tribu no ha levantado cabeza desde entonces, y han tenido que contentarse con ser un pilar secundario del Merkelato.

 

Publio Quintilio Varo: el hombre sureño, interpretado por un actor italiano hablando latín. (en general los diálogos en latín suenan un poco mecánicos, pero se aprecia el esfuerzo). Un señor tan fiel a Roma y a la idea de Roma, que ni se le ocurre que alguien pueda preferir su forma de vida tribal a la eficacia basada en datos que traen las legiones. Curiosamente, muchas veces los alemanes se refieren a esta batalla como la Varusschlacht, la Batalla de Varo.

 

De conquistas y hombres

La historia de Arminio, como dijimos, es un mito firmemente integrado en el nacionalismo alemán, que condensa los cinco siglos de interactuación entre los romanos y los germanos en “batalla de Teutoburgo”. Más o menos como el nacionalismo español ha condensado los dos siglos de conquista romana de Hispania en “Numancia”: ya que perdimos, al menos que quede claro que les costó Dios y ayuda conquistarnos. Porque para los nacionalistas de todo color, esto de haber sido conquistado siglos atrás por pérfidos extranjeros es un poco como que te pasen la llave por el lateral del coche: algo que objetivamente no afecta en absoluto a tu calidad de vida presente, pero que por alguna razón le hierve la sangre a mucha gente.

En realidad, en esto de las conquistas en tiempos históricos, España no sale tan mal parada. Los cartagineses realmente solo ocuparon unas zonas de costa y entablaron un tenue dominio económico sobre el interior (como los modernos jubilados europeos, vaya, que les hacemos creer que nos han invadido mientras les cobramos la caña a 4.25€, ¡jajaja, pringaos!), y los árabes, almohades y almorávides fueron expulsados, como también lo fueron los franceses bajo Napoleón. Visigodos/suevos/vándalos/alanos no fueron expulsados como tales, pero ahora les explicaré porqué eso no importa. El caso es que esto deja solo la conquista romana como la única realmente efectiva y que ha dejado huella permanente, las otras seis podemos decir que han fracasado (algunos añaden una octava invasión fracasada judeo-masónico-comunista a partir de 1936 1934; es interesante como en las histerias al respecto se ponía el mismo énfasis en el origen extranjero de la ideología que en lo pernicioso de la misma, casi parecen a punto de decir “no tendríamos nada contra un marxismo virilmente español, pero es que este viene contaminado de mariconería extranjerizante”). Perder solo una de siete, y encima hace ya más de dos mil años, es un resultado bastante bueno, que nos situaría en la parte alta del ranking, y que satisfaría sobradamente a cualquier persona medianamente normal. Sin embargo, ciertos españoles situados en el neoliberalismo patriota-confesional, recio y sin complejos (a los que, por facilitar el discurso a costa de un reduccionismo sin intenciones ofensivas, podemos llamar “los fachas”), no son capaces de aceptar ni eso. Así que históricamente han sublimado la derrota en una necesidad: la conquista romana sucedió, pero para ellos era NECESARIA. Necesaria para traernos los dos grandes pilares de nuestra sin par idiosincrasia: uno, la lengua latina, que hemos desarrollado aún más hasta obtener el idioma español, el nivel más alto y puro posible en el uso de fonemas para comunicarse, tan perfecto que nunca hubo que imponerlo a nadie porque todos lo querían hablar. Y dos, la religión cristiana en su vertiente católico-romana. De no ser por los romanos, hablaríamos todos en euskera o alguna otra lengua pre-romana, y tendríamos un cierto pluralismo religioso. En otras palabras: El HORROR. ¡Sería como si Bildu hubiese gobernado durante estos dos últimos milenios (aunque ahora parece que va a lograrlo en media legislatura pactando con el gobierno PEBLO)! De modo que: Gratias, domini romani. Chincha rabincha, lo que os habéis perdido, Kartoffeln, por lo de Teutoburgo.

Y como los visigodos/suevos/vándalos/alanos acabaron perdiendo su lengua y convirtiéndose a la religión única y verdadera, podemos decir tranquilamente que esas invasiones las ganó España. Sí, se quedaron con las tierras y con el poder económico, pero en lo que realmente importa perdieron. ¿Cómo dice usted? ¿Que igual accedieron a perder en lo importante para que la Iglesia hispana les blanqueara y santificara lo de las tierras y el poder económico? Puede ser, pero eso solo demostraría lo obtuso de la mente germana, tan mundana y materialista, incapaz de apreciar la verdadera grandeza.

 

A la lengua y a la religión los godos añadieron la propiedad privada, creando así la Santísima Trinidad de la derecha española hasta nuestros días.

 

Los alemanes, en cambio, en lo de las conquistas siempre lograron mantener el casillero a cero: rechazaron a los romanos, a los húngaros, a los franceses, a los wendos… Carlomagno masacró a miles de sajones para que se diesen cuenta de las bendiciones del cristianismo, pero los fachas alemanes lo excusan en que técnicamente Carlomagno era germano y no “francés”, así que no cuenta. ¡Si hasta tuvo su propia Division SS! No es que Alemania se haya librado de grandes catástrofes, pero esas dejaron el país dividido más que conquistado. Esta es una de las razones por las que es casi el único país al que nuestros fachas pueden admirar sin reparos: los franceses son el enemigo ancestral y además unos pervertidos, ingleses y holandeses herejes sin remedio, los USA nos quitaron Cuba y Puerto Rico, Polonia merece simpatía pero se llevan demasiadas yoyah para realmente ser admirables, e Italia va de artista finolis por la vida y si hace falta la podemos conquistar solo con aragoneses. Solo Alemania resplandece por si sola como escudo de la civilización europea, ¡ni siquiera es necesaria la discreta ayuda durante el Glorioso Alzamiento para que los fachas sientan rendida admiración por ella!

Sin embargo, esta admiración entró en crisis a los pocos años de la mentada discreta ayuda, porque en 1945 finalmente Alemania fue, al fin, conquistada, ocupada y colonizada. Y esta sí fue una invasión que dejó huella: neutralidad e independencia eterna de Austria, pérdida de Alsacia, Lorena, Silesia, Pomerania y Prusia, e imposición de la “religión” de los conquistadores orientales (aunque esto se revirtió en 1989, imponiendo la religión de los conquistadores occidentales). En el oeste aún quedan 34.000 legionarios imperiales con unos 20 pepinos nucleares, y una cultura popular calcada a la del otro lado del charco. El enorme poderío económico logrado sobre Europa, en ese sentido, contrasta con las casi nulas ambiciones geoestratégicas, donde Merkel se ha conformado con seguir la línea de Bush, Obama, Trump y -desde ahora- Biden.

 

Amiga del imperio.

 

De nuevo, esta es una muestra excelsa de sensatez y Marianismo: a NADIE -quitando a cuatro ultraderechistas en los países del Este que han decidido que odian más a Rusia- le hace ilusión una política alemana demasiado asertiva. Para Alemania es mucho mejor llevárselo crudo y colonizar económicamente al resto de la UE mientras pone cuatro migajas en un Fondo de Cohesión para que las élites del Sur le coman de la mano y le cambien jóvenes formados a cambio de jubilados alemanes. Todo esto se vende con mucha fanfarria como “mercado único”, “solidaridad europea” y “libertad de circulación”. El problema de este tinglado tan provechoso y tan bien montado es que, de tan discreto que es, hay gente en Alemania que no lo pilla. Mucha gente, de hecho. Gente que cree que la balanza comercial de Alemania es “mérito propio porque somos muy listos y productivos”, y no porque gracias al euro sus exportaciones salen más baratas a mercados cautivos; gente que en vez de mirar los astronómicos beneficios de sus empresas solo mira las cuatro migajas del Fondo de Cohesión y piensa “nos están timando”. Y en primera línea de esa falange de Erbsenzähler están los MerkelMussWeg de los pueblecitos de Alemania, aprendiendo Historia con series como esta, informándose en el BILD y el YouTube más fringe, engordando el movimiento antivacunas y votando al AfD. Y todo por culpa del puto inútil de Publio Quintilio Varo. Hay que joderse.


Compartir:

  1. Comentario de laurean (07/12/2020 17:08):

    ‘’Gente que cree que la balanza comercial de Alemania es “mérito propio porque somos muy listos y productivos”
    En realidad si lo son los más productivos, incluso para fabricar un U.E. y euro a su medida. ¿Porque otra causa si no nos iban a joder la pasta a los del Sur? . Por ser más rubios?, ¿por los litrones de cerveza que se pegan? etc..Si, el rollo, el rollo de la desigualdad, va con causa última de productividades distintas. Lo que no quiere decir, en absoluto, que Merkel y cia hayan tenido o vayan a tener una productividad permanentemente mejor que los demás en todo tiempo y lugar. Pero esa es otra historia.

  2. Comentario de Casio (07/12/2020 19:42):

    Muy interesante como siempre. Lo que no entiendo es que se les había perdido a los romanos en esos bosques húmedos y frios, sin tabernas, sin comida decente y con gente pagana incapaz de generar palabras de menos de 15 consonantes. Más allá de su conocido impulso genocida, que se lo pregunten a los cantabros ¿verdad?

    Y quien nos iba a decir que con el tiempo iban a terminar siendo los germanos el ultimo recurso de los paises del sur para no convertirnos en Argentina. Y el ultimo recurso de Europa para no convertirse en un parque temático, entre EEUU y China.
    Sobre eso, más o menos, me explayo aquí:
    https://remadmalditos.wordpress.com/2020/12/07/guerra-civil-capitalista/

  3. Comentario de Takashi Tetsuhara (07/12/2020 20:47):

    “Muy interesante como siempre. Lo que no entiendo es que se les había perdido a los romanos en esos bosques húmedos y frios, sin tabernas, sin comida decente y con gente pagana incapaz de generar palabras de menos de 15 consonantes. Más allá de su conocido impulso genocida, que se lo pregunten a los cantabros ¿verdad?”

    Se les perdió que el Imperio Romano dependía del trabajo de los esclavos y por degracia para conseguir esclavos montaban guerras.

    En el momento que los romanos dejaron de usar la esclavitud directa por salarios de hambre y explotación más “suave” el Imperio entró en una crisis y decadencias imparables de las que no se recuperó jamás.

    Sí, hubo periodos de mejoría pero como los “días buenos” de un enfermo de cancer.

  4. Comentario de (08/12/2020 07:00):

    #2 Aparte de esclavos tampoco les interesaba demasiado continuar avanzando. Después de Teutoburgo estuvieron una temporada repartiendo pax romana a diestro y siniestro, pero al final los mitos fundacionales tiran mucho. Un poco como la contra-armada inglesa. Desde luego como relato queda mejor “fuimos heroes comtra todo pronóstico” que “solté la primera hostia pero me saltaron los dientes”.

    Yo creo que les bastaba con tener una frontera que mantuviese los problemas lejos de la madre Rusia, perdón, Roma.

  5. Comentario de Lluís (08/12/2020 10:34):

    Económicamente, Germania no compensaba (por esclavos y otros recursos). Si hubiesen pensado que los germanos tenían reservas importantes de oro y plata, habrían regresado. En Dacia pueden dar fe de ello, y las campañas en los montes de Orastie no eran más sencillas que en los bosques germanos. Pero Augusto echaría sus cuentas y vería que no compensaba, si mereciese la pena, perder 20.000 hombres no le habría detenido.

    Ya puestos a buscar héroes nacionales, tengo una curiosidad, no sé si el sr. Jenal o alguien con conocimiento de la realidad en el Reich me puede iluminar. En el imaginario patriotero alemán, salen personajes como Arminio, Federico Barbarroja, Federico el Grande, Bismarck o incluso el Führer Echo de menos a Otón I, un tío que masacró italianos en la misma Italia (y no en un bosque alemán), enseñó a los húngaros a no emigrar ilegalmente a Alemania (y menos, con la intención de robar y aprovecharse de los servicios sociales), empezó lo del Lebensraum con los eslavos, la oposición terminó más mansa que la actual de Rusia y los papas ni siquiera se atrevía a mirarle mal (a sucesores suyos les cayeron excomuniones por menos de dos reales). Me da la intención que es un personaje injustamente olvidado por el facherío alemán.

  6. Comentario de tabalet i dolçaina (08/12/2020 13:25):

    El porqué Roma no terminó por llevar la frontera al Elba es la suma de varios factores, a tierras con escaso valor productivo a primera vista, una línea defensiva marcada por el Rin y el Danubio ya consolidada, las muertes de Agripa y Germánico (que fueron los planificador y ejecutor de la campaña de conquista de la Germania Magna) y la ausencia de un gran militar Tiberio era competente pero no un genio más con un Augusto mayor, unos sucesores Tiberio, Calígula, Claudio, Nerón más preocupados en política interna y envenenarse los unos a los otros que en guerras expansivas, excepto Britania por Claudio. La derrota de Teutoburgo fue un factor más pero no único y derrotas Roma tiene unas cuantas, lo que le hizo grande fue el encaje que tenía (en eso se parecía a nuestra respectada y recordada Prusia) que se le podía derrotar unas, dos, diez veces pero siempre regresaba para ganarte la última batalla.

  7. Comentario de emigrante (08/12/2020 14:19):

    Yo creo que ni Octavio Augusto ni sus sucesores o predecesores se plantearon en ningún momento la conquista de Germania en términos de expansión o empresa económica sino por seguridad. Hacerse una “Marca Germánica” igual que Carlomagno se hizo una Marca Hispánica en Catalunya. En Germania no había ni botín ni esclavos que justificaran económicamente tal empresa. No existían ciudades, la población era escasa y repartida en aldeas de mala muerte.

    Recordemos que apenas cien años antes cimbrios y teutones cruzaron el Rhin y se pasearon por toda la Galia sembrando el caos y la destrucción, incluso entraron en Italia. Cayo Mario les paró los pies y más tarde su sobrino César hizo lo propio con los helvecios. Vamos que en Roma veían una amenaza que había que tomarse en serio. Y después del desastre de Teutoburgo se retiraron tras el Rhin y el Danubio y en el trozo de tierra que queda entre medias construyeron el Limes. Una especie de muralla china de los romanos, hoy en día no es más que una colina alargada en mitad del bosque, yo he paseado por él. Si se lanzaron a construir El Muro no fue por gastar presupuesto y llevarse una mordida ni por crear puestos de trabajo porque había mucho paro entre los esclavos sino porque temían la invasión de los Caminantes Blancos.

    Y es que desde siempre cada vez que había una crisis demográfica o climática las tribus de por allí hacían el petate y se iban de turismo por el sur de Europa. Como durante la Volkerwanderung no sembraban ni cultivaban vivían de lo que podían pillar por el camino. Lo que implica saquear todas las villas y aldeas que podían algo que causaba el terror entre los romanos de todas épocas y que a la postre acabó siendo su final.

    Hoy en día las principales naciones de Europa fueron fundadas por tribus germánicas que saltaron el Limes, los francos en la Galia, los godos en Hispania y los sajones en Britania. Y el idioma más hablado en el mundo es un dialecto de origen bajoalemán mientras que el latín es una lengua muerta.

  8. Comentario de lalo (08/12/2020 14:45):

    los alemanes el último recurso del sur para no convertirse en Argentina..

    a usted le.va el saldo no? que le meen en la cara y esas cosas y dar gracias y pedir más. el nivel..

  9. Comentario de Casio (08/12/2020 15:14):

    Lo dicho por emigrante es fundamental para entender el intento de conquista de Germania, puras razones de seguridad militar, y de orden público interior. Hay que tener en cuenta que en los pactos de sumisión de los pueblos conquistados al oeste del Rin se suponia que los romanos garantizaban la seguridad y la pax romana, que para eso eran los vencedores. Pero no hay que olvidar razones que tienen que ver con la politica interna: un emperador que precisara consolidar su poder siempre podia recurrir a victorias militares para hacerse popular y respetado por los milicos, que no manifestaban su descontento entonces precisamente con cartitas fascistoides al monarca, si no ejerciendo primarias y haciendo valer el resultado a filo de gladium. Tampoco el Imperio tenia muchas mejores alternativas que los bosques boreales, al sur desierto, al este los correosos partos. y al oeste agua.

  10. Comentario de emigrante (08/12/2020 16:34):

    “mucho mejor oprimir solo a la mitad de las tribus, y usar los impuestos para engordar a tus tribus aliadas”
    Eso fue precisamente lo que hicieron en Hispania aliandose con los vascones para oprimir a los cántabros.

    “el buen pueblo alemán ahora declara en lo más alto de su Ley Fundamental que “la dignidad humana es intocable”. Un artículo que, siendo sinceros, es precioso como lema”
    De hecho la Menschenwürde, la dignidad humana queda en la Constitución por encima de la Menchenleben, la vida humana. O dicho en castellano viejo antes muerta que sin honra. Hay quien dice que con esto del coronavirus y con esa ley en la mano se debería dejar morir a la gente antes de limitar libertades y derechos fundamentales.

    Yo compararía a Arminius antes que con Numancia con Viriato. Al fin y al cabo este último también fue una persona y no una ciudad, es un héroe nacional en los dos países ibéricos, tiene un par de victorias contra los romanos en su curriculum aunque mucho más modestas que la de Varo y sufrió una muerte similar traicionado por los suyos.

    “para los nacionalistas de todo color, esto de haber sido conquistado siglos atrás por pérfidos extranjeros […] le hierve la sangre a mucha gente”
    Eso de exigir disculpas a los musulmanes por la invasión de la península no es lo mismo que exigirselas a España por la conquista de América? A partir de qué siglo se lavan los pecados?

    Y no tengo más que añadir que me encantan sus resúmenes como siempre.

  11. Comentario de Abobriga (08/12/2020 21:29):

    Decepcionado ante el gran desperdicio de esta entrada. ¡Ni una mención a nuestro Arminio! ¡ A nuestro Hermann por antonomasia! Otro comunista en la juventud que hizo el camino a donde el Destino le marcaba. Ayer editorialista del País, hoy luchando por España en pleno vientre de la bestia comunitaria con V.E.R.D.E. acta de eorodiputado.

  12. Comentario de Lluís (10/12/2020 07:30):

    #11
    Perdone, pero lo Hermann da para un sainete, no para una epopeya épica. Lo más parecido a una acción de esas que se le conoce es un altercado con otro parroquiano en un local de alterne, no salió bien parado y, encima, quedó retratado cuando intentó responsabilizar de ello al Wyoming.

  13. Comentario de devilinside (11/12/2020 12:49):

    #12 El local no era de alterne, es una especie de after un poco raruno, ya que tiene pianista, que toca las peticiones de los oyentes; eso sí, está petado de gente digamos “peculiar”; la que era de alterne (con todos mis respetos y sin consideraciones morales) era la chica a la que metió mano con incomparable torpeza delante de su novio, por así decirlo. En estos casos la mercancía no se prueba sin pagar y el pequeño Tertsch, sobrio como una cuba como de costumbre (al menos las veces que le he visto) pilló, como debe de ser, y bastante poco le sacudió el tipo a la vista de las lesiones, supongo que apiadándose por la diferencia de tamaño, complexión fisica, entrenamiento y estado etílico (no estuve ese día, pero alguna vez que he ido he visto a los protas del asunto y el tipo que le atizó es realmente grande y aterrador)

  14. Comentario de Sanderemu (15/12/2020 05:58):

    from lat. manus – “hand” and scribo – “I write”) ]

  15. Comentario de Uno que pasa (16/12/2020 14:44):

    “Paletos desgraciados y desagradecidos, pensé. ¿Cómo osáis poner en duda el Merkelismo, el estado superior del Marianismo? Estáis disfrutando del nivel de vida y desarrollo humano más alto del planeta, del periodo de paz más largo de vuestra historia, estáis aislados del mundo exterior, al que podéis ignorar abismalmente sin consecuencias, acolchados en un bienestar para el que sangra el resto de Europa, y todo ello gracias a ella. Y por una cosa medianamente decente que hace, por no querer recibir a tiros a los refugiados, que no va a venir ninguno a vuestro pueblo perdido, tranquilos, la queréis echar”

    Este tipo de progreces podían tener gracia allá por el 2005, pero en el años de nuestro señor 2020 huelen a naftalina y evidencian porque algunos tienen que buscar rebuscadas explicaciones para el auge de la nueva ultraderecha

  16. Comentario de emigrante (17/12/2020 11:33):

    #15, da la casualidad de que la región visitada por nuestro amigo Jenal es la más progre y en la que AfD tiene menos predicamento. El Hochburg, el bastión de la AfD está en el Este. Concretamente en Sajonia. Y es que mucha gente de por allí se consideran alemanes de segunda categoría. El salario mínimo es más bajo que en el Oeste, las pensiones también. Los jóvenes han emigrado al Oeste y al Sur en busca de oportunidades y mejores sueldos y allí solo han quedado viejos, es la Alemania Vacía. Por tanto se puede deducir que la antigua RDA también es víctima del merkelismo al igual que los PIGS. A eso hay que añadir que culturalmente son un país del Este y están sufriendo la misma deriva ideológica que Hungría y Polonia. Si no quieren volver al comunismo porque para ellos fue una dictadura opresiva y tampoco les mola el neoliberalismo cuál es la alternativa?

    Por lo tanto el merkelismo no es exactamente un sistema hecho para que Alemania viva a costa del resto de la UE. Alemania es un país descentralizado donde hay Länder ricos y pobres. En el sistema neoliberal de la UE las regiones ricas progresan a costa de las pobres siguiendo el Principio de San Mateo: A quién más tiene se le dará más y a quien menos tiene se le quitará lo poco que posee (Mateo 13:12). Es algo que trasciende fronteras porque además de Alemania entre los beneficiados están Holanda y los escandinavos y dentro de Alemania son Munich, Frankfurt, Hamburgo y Stuttgart mientras las regiones más alejadas se van apagando.

    La distribución del voto de AfD se puede ver en este mapa, por ejemplo https://interaktiv.tagesspiegel.de/lab/hotspots-und-rechte-haengen-afd-hochburgen-und-corona-hotspots-zusammen/?utm_source=pocket-newtab-global-de-DE

  17. Comentario de lalo (17/12/2020 13:07):

    me ha gustado el articulo, disecciona bastante acertadamente el modus operandi aleman con respecto a la union europea pre y post crisis 2008. imperialismo monetario. pero parece que funciona bastante bien cuando desde los paises que lo sufrimos, proliferan los idiotas loando a alemania y lo positiva que ha sido para nosotros. incluso desde la la pretendida izquierda, incluso desde sujetos que comentan con spam.

  18. Comentario de asertus (17/12/2020 21:05):

    Me hace gracia esa “adoración” a Merkel, sólo por ser alemana.., porque, como comentáis, es una “über Rajoy”… Si Merkel hubiera gobernado en España habría salido en esta casa con bigotito a lo Chaplin y caras al sol en cada artículo durante su mandato…, por no ser lo bastante progre ni subiendo más los impuestos que nadie hasta la fecha…

  19. Comentario de Lluís (18/12/2020 16:34):

    #15

    Pues yo creo que la extrema derecha ha tocado techo. La pandemia les ha dejado fuera de juego.

    Jugaron al negacionismo. Puede que sirviese de algo al principo, pero a día de hoy mucha gente tiene referencias directas de afectados (muertos o que las han pasado canutas) y/o conoce a personas que trabajan en la sanidad y le han contado cómo están las cosas en hospitales y CAPs. Eso es bastante más creíble que un tuit de Donald Trump.

    También insistieron en la defensa de las libertades. Pero a los únicos que han conseguido movilizar ha sido a los VIPs, cabreados porque les cerraron campos de golf, pistas de padel y restaurantes de estrella Michelin. No ha habido concentraciones masivas de gente pidiendo que reabran estadios y discotecas.

    Lo de la economía era apostar a caballo ganador. Pero los ultras españoles han dado mucha voz los titulares de establecimientos y se han olvidado totalmente del personal que trabajaba en ellos, en condicioones precarias, y que son mucho más numerosos. No se puede negar que es duro que alguien tenga que liquidar el restaurante que ha gestionado durante los últimos 20 años, pero para la persona que estaba allí trabajando 25 horas, con sólo 10 en contrato, y que ha sido despedida o con suerte está en un ERTE por las 10 horas (que no las 25), la situación es todavía peor. Y para esos Vox no tiene proyecto.

    Y el discurso xenófobo clásico tampoco sirve de mucho. Los emigrantes ilegales que llegan no son los que traen el virus, de hecho parece ser que en el África subsahariana la situación es mejor que en Madrid o Barcelona. Si, es un “virus chino”, pero resulta que los chinos, aplicando medidas bastante más duras en lo relacionado con los derechos fundamentales, han conseguido contenerlo y no se han cargado su economía. Claro que igual es porque su PIB no depende mucho del número de turistas que van a comerse unos rollitos de primavera en la Gran Muralla.

  20. Comentario de emigrante (19/12/2020 10:32):

    #19, efectivamente, muy de acuerdo con su última frase. O como dirían en Barrio Sésamo: Hola, soy vuestro amigo Coco y ahora voy a explicaros la diferencia entre sector estratégico y dinero fácil. Y si eres un político o emprendedor aquí tengo un coronavirus para que lo entiendas.

    Además de tener una economía muy escorada hacia el sector del ocio otro factor que nos hace muy vulnerables es la demografía. Al tener una población tan envejecida ha bastado con que venga un catarro un poco más fuerte que lo habitual para que se pare el mundo mientras que en África ni se han enterado.

  21. Comentario de emigrante (19/12/2020 10:47):

    #20, y es que la generación boomer además de habernos agotado los recursos, arruinado el medio ambiente y endeudado por los siglos de los siglos se está despidiendo por todo lo alto. Hasta el punto de haber sacrificado la economía entera para poder seguir pagando sus pensiones.

  22. Comentario de Casio (19/12/2020 14:56):

    #21 Los boomers españoles no se han empezado a jubilar todavia. En España, gracias al glorioso alzamiento, en eso de la expansión demógrafica llevamos 10 años de retraso con respecto al resto del mundo-libre. La cosa empezó hacia 1960 y finaliza a principios de los 70. Si las pensiones suponen una carga desproporcionadamente alta se debe a que los partidos del regimen han cultivado el voto jubilata porque sus tasas de participación electoral son mucho más altas que la de los jovenes, y porque los salarios de los por los trabajadores se han desplomado gracias a las sucesivas reformas laborales y a los 7 millones de inmigrantes que han entrado en el pais desde los años noventa.
    Y a nuestra proverbial gastronomia mediterranea, claro.

  23. Comentario de Lluís (20/12/2020 09:01):

    #22

    A ello puede añadir a las decenas de miles de trabajadores que se prejubilaron incluso bastante antes de llegar a los 60 años, básicamente para aligerar estructura de grandes corporaciones.

    También se da por hecho que las pensiones se han de financiar exclusivamente con las cotizaciones a la SS y que éstas no pueden aumentar porque arruinaría a todas las empresas del país. Al margen de si eso es cierto o no, lo que no veo es por qué no puede integrarse todo en los Presupuestos Generales del Estado, pasando directamente a la Agencia Tributaria la recaudación de la SS y los pagos de las diversas pensiones.

    En cambio, otras partidas de gasto son deficitarias al 100 % y nadie las discute. Empezando por Defensa, cuyo presupuesto aumenta, directamente o de tapadillo, y nadie se ha cuestionado, por ejemplo, el programa del submarino S-80 Plus. Un error de diseño digno del Profesor Bacterio ha obligado a rediseñarlo duplicando el coste total. Luego, como eso ha obligado a aumentar las dimensiones del submarino, resulta que en la base no tienen dársenas apropiadas y hay que construirle una especial (o reformar las existentes), algo que no sale gratis. Al parecer, ya han tirado 4000 millones por allí, el submarino se esperaba inicialmente para 2012 y parece ser que llegará en 2023.

    Luego, la malversación de fondos públicos es poner unos unos pocos millones al año para financiar el cine españo.

  24. Comentario de robert (20/12/2020 11:58):

    21.-
    Así que los boomers son los responsables de todos los males. Solo le ha faltado meter la violación de nuestras hijas a su lista de maldades: agotamiento de recursos medioambiente, incremento de deuda pública, hundimiento de la economía, etc… Los francmasones, o los judíos, eran unos lilas al lado de sus boomers.
    Así que los colectivos de los que nadie sabe nada de que actúen unidos públicamente(¿tienen algún localillo sus boomers donde diseñar y planificar sus objetivos?, ¿tienen una miserable cuenta de Twiter con la que hacer publicidad de sus ideas?, ¿algún partidillo que los lleve en su programa?,¿algún gobierno que hable de ellos?, etc..) son los responsable de todo y, sin embargo, los colectivos de los que si sabemos desde hace milenios que si actúan unidos y públicamente en la defensa de sus intereses, además de ser los propietarios de casi toda la riqueza existente, tales como patronal, gobierno, partidos, sindicatos, etc.. ¡¡no son responsables de nada¡¡ ¡Se habrá quedado usted aliviado, es decir a cero, en su estudio¡¡.

  25. Comentario de (20/12/2020 18:22):

    Lluis, estando de acuerdo en la conclusión y casi toda la premisa del error fundamental del S-80, lo de la dársena no es una consecuencia de ello. Por un lado la expansión ya estaba planificada desde antes de rediseñar el submarino y por otro, la adaptación de infraestructuras es inherente a la adquisición de nuevos sistemas de armas. Por ejemplo, cuando se compra un modelo de avión hay que adecuar hangares existentes, construir nuevos, modificar la cadena logística (se necesitan camiones diferentes por ejemplo) y un largo etcétera. En el caso de la base de Cartagena, los muelles y las dársenas había que modificarlas sí o sí ya que eran un diseño de los años 30 que ya no daban para más.

  26. Comentario de Casio (20/12/2020 20:02):

    Más allá de lo del dique, en lo que estoy de acuerdo con #25 ,o del submarino S80 es interesante, y cuenta cosas de este país. La historia comienza en los 90 cuando se ve que hay que renovar la flota submarina, algo anticuada y se entra en conversación con los franceses, a quienes se habia comprado el modelo en servicio, y en los que Navantia se habia limitado a montar determinadas secciones. El gobierno de Aznar, que era quien mandaba queria ampliar mucho la participación española en un nuevo diseño con los franceses y participar en los beneficios de la muy probable exportación. Hay que tener en cuenta que muy pocos paises son capaces de diseñar y construir submarinos modernos.

    El caso es que los franchutes se negaron a ampliar significativamente la cuota española y aun menos en los ejemplares que se exportaran a otros paises. Ya se sabe que siempre nos han mirado con un poco de suficiencia y supongo que la visión de Aznar dando saltitos y exigiendo participación y mercado no ayudó mucho.
    Asi que Aznar, su gobierno y los altos mandos de la Armada decidieron lanzarse de cabeza a diseñar desde el papel un nuevo submarino español, pero español-español, ya saben como es esta gente para esas cosas. Además habia pasta gracias al inicio del boom inmobiliario y Navantia construia buques de superficie competitivos.

    El problema es que la ingenieria necesaria para un submarino moderno es de las más complejas, solo un escalón por debajo de la aeroespacial y la ultima experiencia española en ello databa de antes de la guerra civil. Sumenle a ello una politica de personal en la compañia bastante discutible, segun tengo entendido: se prescindió de algunos de los ingenieros seniors y se les dió responsabilidades a ingenieros más jovenes y más inexpertos. En fin, al final la flota submarina nos va a salir casi al precio de un submarino de ataque nuclear, y no es que los españoles seamos incapaces de desarrollar este tipo de tecnologias, no lo creo, pero todo requiere un periodo de aprendizaje, y aprender en ingenieria de este calibre o se hace despacio o te cuesta un ojo de la cara. Un buen ejemplo de ello es el caso de la llegada a la luna, se consiguió, pero menudo derroche.

    Perdón por el tocho.

  27. Comentario de emigrante (20/12/2020 20:49):

    Bueno, yo me refería a Europa en general. Obviamente los jubilados españoles no pueden ser responsables de nada anterior a los años 70 cuando no tenían ni voz ni voto. A lo que me refiero es que no hay un responsable particular o generacional sino que es algo que se deriva de la estructura demográfica. El hecho de que la media de edad en Europa sea tan alta nos hace mucho más vulnerables ante pandemias como esta y problemas parecidos que en el África subsahariana donde el 40% de la población tiene menos de 15 años. Al ser un sector cada vez más influyente eso condiciona la política y aunque seamos mucho más ricos el creciente gasto sanitario y en pensiones a la larga nos hará cada vez menos competitivos

    Europa se desvanece y es algo que yo contemplo con resignación. Ya he visto desvanecerse al pueblo donde naci en la España vacía y el folklore y dialecto de mi comarca han desaparecido. Aunque Europa pierda su cultura y su carácter algo nuevo vendrá siento curiosidad por saber qué es.

  28. Comentario de (21/12/2020 03:14):

    No solo eso Casio, además para potenciar la indusria española se empeñaron en reinventar la rueda con ciertos componentes que por su propia naturaleza no iban a dar réditos económicos. Pongamos por ejemplo un modelo de válvulas que fabrica una empresa holandesa que se dedica a vender esw tipo de válvulas especializadas que llevan el 80% de los submarinos OTAN. El problema es que te gastas un dinero en empezar con laa dichosas válvulas desde 0 (con el coste en desarrollo que supone) que por muy bien que salgan, nadie va a dejar de comprar las holandesas.

  29. Comentario de Lluís (21/12/2020 07:36):

    #25

    El problema, tengo entendido, es que para conseguir que el submarino pueda flotar, necesitaron aumentar sus dimensiones sobre las previstar inicialmente, algo que supongo afectaría a la dársena que se va a necesitar.

    Pero al margen de que, como dice Casio, un submarino convencional va a salir por el precio de uno nuclear, uno se pregunta si España necesita realmente eso y, sobretodo, si se lo puede permitir. ¿Por prestigio internacional? Ya no estamos en 1870. Por lo que he leído, las fuerzas armadas alemanas están en un estado (por lo menos, en lo material) que si resucitasen Federico el Grande, Moltke o Hindenburg, volverían a morirse de la impresión. Algo que ha sido criticado con Trump, viendo que sus “aliados” y “amigos” no querían pagar su parte en los gastos de la OTAN. Pero es que los alemanes, en la crisis, decidieron que lo más prescindible de todo eran sus fuerzas armadas, no las necesitan para mantener su posición en Europa ni para convertir a la mitad del continente en un feudo suyo. Mientras, aquí se sigue pensando que el respeto que pueda conseguir España en el mundo depende de la capacidad de poder mantener un par de batallones a 15.000 Km.

  30. Comentario de pululando (21/12/2020 08:36):

    No es por “prestigio”. Es para mantener un sector industrial y sus miles de empleos en marcha. ¿Necesita España buques de proyección estratégica de diseño propio? ¿Y fragatas Aegis? Pues a mí, francamente, se me escapa. Pero tampoco creo que la decisión de tratar de hacerlo desde aquí y después recuperar la inversión a base de exportaciones sea tan descabellada y además es un retorno del presupuesto militar a la economía, que sino se iría. Con las fragatas, corbetas, LHD… parece que más o menos ha funcionado. Lo del submarino no deja de ser una apuesta en I+D+I con bastante peso en desarrollo industrial y no podemos pedirle a este tipo de inversiones que siempre salgan bien. Lo que habrá que exigir es que se haya gestionado adecuadamente y no gastado en jamones y mariscadas.

  31. Comentario de robert (21/12/2020 08:47):

    27.- No pretendo darle lecciones (las cuales además no se aprenden de un día para otro) pero en mi opinión sigue teniendo errores serios en sus análisis de los jubilados, a los que ud, llama erróneamente boomers.
    1º Los jubilados no actúan colectivamente como boomers, no actúan como pertenecientes a una generación para la cual ellos revindiquen beneficios generales distintos del resto de generaciones.Solo actúan reivindicando las mejoras en un ingreso concreto que ellos reciben llamado pensión proveniente de sus cotizaciones al Estado. Eso es todo. Sin ese ingreso- pensión, no habría reivindicación alguna de ‘’sus’’ boomers. En cuanto al peso de este colectivo en la política tienen tanto peso que necesitan estar todos los años saliendo a la calle para que no hundan sus pensiones. La cuales, aun asi, se siguen hundiendo. Si quiere buscar colectivos que si influyan en el Gobierno mire, un poco, hacia el IBEX35. ¿Ve usted que Patrica Botin et al necesiten hacer sentadas en las plazas para conseguir todo lo que quieren?
    2º LAS pensiones no derivan ni dependen de un nivel determinado de riqueza de un país. Ni interfieren en su competitividad, la cual viene dada por otros factores. Las pensiones (como tantos otros logros sociales de la población) solo derivan de un mas igualitario reparto de la riqueza producida previamente. Sea cual sea esa producción. Mas igualitario reparto solo conseguido en base a una decisiva ‘’presion’’ popular. Desde Otto V. Bismark existen pensiones estatales de todo tipo, y esa Alemania era bastante más pobre que la España actual. Pero Bismark tenía que parar el comunismo naciente. Y sin ese socialismo que hoy sigue existiendo, aunque atenuado, no habría pensión alguna. ¿Cómo lo ve? Ya ve como funciona: sin ‘’presión’’ popular no se puede repartir nada porque no somos ricos, pero con ‘’presion’’ si existe riqueza en el país y ¡vaya si se reparte ¡
    3º Europa desvanecida. Esto es otro tema pero su comentario es tremendo y le digo algo. Europa no se desvanece en absoluto, ¿donde demonios ve tal hecho y que pruebas tiene de ese desvanecimiento?, Al contrario, y como uno de los centros de riqueza mundiales existentes, solo seguirá recogiendo riqueza del resto del planeta. El fenómeno se denomina concentración del capital y es justamente lo que le afectó a su pueblo natal desaparecido de la España vacía. Y a tantos otros pueblos en las ultimas décadas y en la mayoría de países incluido USA.

  32. Comentario de emigrante (21/12/2020 11:04):

    Hola, soy vuestro amigo Coco y hoy voy a explicaros la diferencia entre sector estratégico y dinero fácil. Dejemos de lado por un momento a los submarinos españoles que los temas patrios despiertan mucha susceptibilidad. A principios de siglo el canciller Schröder decidió aumentar las subvenciones a la minería del carbón, a pesar de que ya entonces era un negocio deficitario, una forma de energía obsoleta y contaminante que destrozaba el paisaje y a pesar de la resistencia de sus socios Verdes en el gobierno. La razón que se dió entonces es que tenían toda una industria y tecnología punteras de explotación minera que exportaban a todo el mundo y que esas minas eran un banco de pruebas imprescindible. Cuando los americanos se gastaron cien mil millones en mandar a media docena de señores a hacersse un selfie en la Luna también tuvieron que inventar muchas cosas. Los ejemplos más populares son el velcro y el teflon pero fueron miles de patentes las que se desarrollaron con el programa Apollo.

    Y ahora pregunto a los expertos en el tema, cuántas patentes y tecnología se desarrollaron en ese intento de emular la hazaña de Isaac Peral? Cuántos de esos avances son aplicables a otros sectores de la industria? Cuántos ingenieros, científicos y trabajadores especializados se han formado? Cuántas empresas y puestos de trabajo se crearon? Dependiendode las respuestas podremos concluir si esa inversión mereció la pena o fue una cagada. Personalmente creo que si queremos dejar el monocultivo del turismo y convertirnos en una potencia industrial por algún sitio habrá que empezar.

  33. Comentario de emigrante (21/12/2020 12:24):

    #31, probablemete tenga ustéd razón. Ya dije que no pretendo culpar a nadie en concreto. Tan solo hice una reflexión sobre la generación que ha vivido el mejor periodo de la historia que se recuerda y que probablemente no se volverá a repetir, y que su despedida está resultando apoteósica virus mediante.

    Totalmente de acuerdo en que sanidad y pensiones son derechos irrenunciables pero su peso relativo en la economía no deja de ser un lastre. Prueba de ello es que allí donde se han privatizado las compañías de seguros que se dedican a ello compiten por conseguir los clientes que menos necesitan de esos servicios y tratan de desacerse de quienes de verdad lo necesitan. O como decían en mi tierra, cuanto más viejo más pellejo. Que conste que estoy en contra de aplicar recortes o alargar la edad de jubilación pero es evidente que con el creciente envejecimento de la población cada vez nos costará más mantener esos derechos. Vamos que prefiero aumentar el esfuerzo a reducir los servicios pero tampoco podemos negar que ese esfuerzo seguirá aumentando con la media de edad.

    También una población envejecida es menos dinámica, menos innovadora, menos resiliente y más conservadora, es algo que ya me explicó un profesor de ecología hace treinta años y se puede ver en la España vacía y por eso también la pandemia nos está afectando más que a otras partes del mundo. Por eso digo que Europa se irá apagando y perdiendo peso con respecto otras regiones del mundo. No digo que sea algo necesariamente malo o que haya que hacer algo para evitarlo simplemente digo que nos vayamos haciendo a la idea.

  34. Comentario de Wilson Fisk (21/12/2020 15:17):

    Perdón, pero sin caer en la demonización fácil también hay que señalar que los boomers no son “un grupo que se moviliza para defender un ingreso que es la pensión”.

    Hay mucho más:
    – Comprar vivienda les desgravaba impuestos, pero a partir de 2.013 cuando ellos ya lo tenían todo pagado y repagado…¡Tachán! Ya no desgrava ni siquiera si es para primera vivienda o vivienda habitual.
    – Como los jóvenes van a tener que vivir en algún sitio, y a consecuencia del punto anterior lo tienen peor para comprar, tienen que recurrir al alquiler… Precisamente de las viviendas que los boomers han heredado o dejan vacías porque se van a vivir a la segunda casa que se han pillado.
    – Por cierto, eso de que ya no se paguen gastos por heredar es una medida política que beneficia a… Lo han adivinado, a los boomers.
    – En los 80 trincaron todas las becas universitarias concebibles, y ahora hasta la universidad pública más barata vale 3.000 euros y el título no vale nada sin un máster posterior (por cierto: gracias, Plan Bolonia).

    Y lo mismo para muchísimas más cosas.

    Nuestros padres boomers (en la pirámide de población española), mucha juventud bajo una dictadura y mucha leche, pero pagaron la hipoteca en 10-15 años, en la muchas casas trabajando sólo el marido, mientras que ahora firmas a 30 años como pareja y más vale que tengas dos sueldos durante esos 30 años porque los váis a necesitar.
    Y no me vale decir que ellos no se daban ni medio capricho pero los de ahora queremos veraneo e ir a esquiar porque no cuela.

    Y ahora que se jubilan, sus pensiones de 2.000 euros deben salir de sueldos de 1.000 y si no llega se imputará a PGE.

    Si eso no es condicionar la agenda política, no sé lo que será.

    P.D.: Con una cosa sí que les han hecho la del trilero, y es con los fondos de pensiones. Cuando han ido a liquidarlos se han encontrado con que todas las desgravaciones de estos años estaban ahí esperándoles.

  35. Comentario de Punyetes (18/01/2021 00:07):

    Respecto en el apartado de conquistas, falta una: la de los reinos cristianos norteños sobre la parte central y meridional ibérica, amés de las Mallorcas y de las Canarias.

    En el Reino de Valencia, por ejemplo, la práctica totalidad de los restos de la población indígena fue “invitada” al exilio en 1609, rompiendo con el contínuo de unas gentes que, des de los tiempos íberos, iban cambiando las costumbres, lengua y religión de las nuevas clases dominantes: ahí tenemos a los Banu Qasi, por ejemplo.

Comentarios cerrados para esta entrada.