ETA premia “12 años de esclavitud” y “Gravity”

ETA no se rinde. Pese a lo que digan los medios de comunicación, ayer volvió a dar una muestra de su fortaleza, de que ha vencido con su lenguaje de las armas. Ayer se volvió a reír de las víctimas frente a la pasividad de los gobiernos de Rajoy, Obama, Zapatero y Putin. La ceremonia de los Oscar entregó ayer una serie de premios a un grupo de actores, directores y técnicos de Hollywood. Ninguno de ellos ha condenado jamás el terrorismo de ETA y tampoco encontraron la ocasión, cuando recibían el galardón, de tener un mínimo recuerdo para las víctimas. Una muestra más de que el numerito con los verificadores no fue más que una pantomima y de que ETA se rinde pero no miente: el silencio de todo Hollywood es más elocuente que el ruido de las armas.

Después de todas las quinielas, apuestas y porras, ETA cinéfilo-militar otorgó el grueso de los premios a dos películas muy elocuentes. La primera fue 12 años de esclavitud, que se llevó el galardón a la mejor película. Es una historia basada en la vida de un negro en Estados Unidos en el siglo XIX que es apresado por unos blancos (nunca sabemos qué delito ha cometido) y sometido a la esclavitud en un estado sureño. Al recoger el premio, el director de la película dijo: “Todo el mundo merece no sólo sobrevivir, sino vivir”. ¿A qué se refería? ¿Era un llamamiento a los presos en plan: “Aguanta, sé fuerte” o “Nada es fácil, pero hacemos lo que podemos”?

 

ETA anuncia los premiados en un plasma

 

Por otro lado, también se ha proclamado vencedora la película Gravity, con premio a la mejor dirección. En Gravity vemos a una astronauta con muchas ganas de volver a casa. Durante gran parte de la película, estamos convencidos de que esa patria a la que quiere volver es España. Pero llega un momento en que dudamos, porque una española recia habría llegado a la Tierra moviendo los brazos y sin casco, pues tal es su amor por su país y su fuerza de ánimo. No sucede así. La astronauta acude a varias bases espaciales internacionales, como buscando el reconocimiento de su situación y regresa finalmente a su patria, a una costa muy parecida al Cantábrico y frente a un paraje verde y frondoso. Si quieren un mensaje más claro, blanco y en botella.

Luego ya tenemos premios más anecdóticos pero también significativos. Ahí está el galardón a Matthew McConaughey por Dallas Buyers Club, una película que denuncia la situación de un pueblerino enfermo terminal al que el Estado le niega la atención necesaria: sólo falta en la película una dedicatoria a Jon Idigoras. O Her (mejor guión original), que nos advierte de lo aburrida que es una sociedad en la que los individuos prefieren socializarse en el ordenador antes que en las herriko tabernas. En fin, todo un rosario de símbolos y referencias que hacen más escandaloso que siga existiendo esta ceremonia. Esperemos que los nuevos partidos políticos que están surgiendo en los últimos meses en España den cuenta de la situación y denuncien ante algún tribunal sensato este atropello.

¿Qué pasó, por cierto, con Alain Resnais? Los de los Oscar no le incluyeron en el apartado del “in memoriam” de la ceremonia. Parece raro porque hablamos de uno de los cineastas franceses más importantes del siglo pasado, el responsable de películas com Noche y nieblaHiroshima mon amourEl año pasado en Marienbad La guerra ha terminado. Los organizadores seguro que se escudarán en que no han tenido tiempo de incluirlo, ya que falleció el sábado. Sí, claro, lo que Vds. digan, pero, ¿no le habrían hecho un gran homenaje si el francés, en lugar de en Vannes, hubiese nacido en Iparralde?


Compartir:

  1. Comentario de Latro (03/03/2014 10:11):

    Pues alguien debe haber hecho una lectura parecida pero cambiando de signos, porque los Oscars no se pudieron ver en televisión en Venezuela por primera vez desde… pufff.. el 75 creo.

    Se nota que Maduro temia las masas que iba a movilizar el pelazo de Jared Leto o algo…

  2. Comentario de garvoz (03/03/2014 13:37):

    Tampoco salió Jose Luis Forteza en el ‘in memoriam’ de la Gala de los Goya (también se fue tres días antes de la Gala). Aquí fue por causas más terrenales, para que le recuerden alguien tiene que hacer su trabajo. Pero aquí la señora Cidoncha dijo el día de su funeral “¡habrá llamado alguien a la academia!, ¿no?”. No, Nuri, nadie ha llamado porque ya no hay nada, solo quedas tú, y podías haber llamado.

  3. Comentario de garvoz (03/03/2014 13:37):

    perdón por el “para”…

  4. Comentario de jose (03/03/2014 19:41):

    ETA se ha salido con la suya esta vez. No tuvo tanta suerte cuando aquello de los guipozcoanos Elia Kazan y Roman Polanski.

  5. Comentario de emigrante (04/03/2014 11:16):

    La verdad es que la única diferencia entre los videos de ETA y las “ruedas de prensa” de Mariano anunciando recortes está en el vestuario. El oscar al mejor comunicado terrorista debió estar muy reñido.

Comentarios cerrados para esta entrada.