- La Página Definitiva - https://www.lapaginadefinitiva.com -

Obama, tras los pasos de Clinton

A la espera de que aparezca una becaria regordeta y con escasa querencia por el detergente, un año después de su brillante victoria electoral [1] el líder del mundo libre, Premio Nobel de la Paz y Personaje más importante del Tercer Milenio, Barack Obama, se parece cada vez más a sus antecesores más inmediatos en el puesto por parte de los demócratas, Bill Clinton y Jimmy Carter. Como Clinton, Obama está en vísperas de fracasar estrepitosamente con su reforma sanitaria; como Carter, Obama es Premio Nobel de la Paz.

En fin, llámenlo conjunción planetaria [2] o recorrido del planeta Tierra alrededor de la órbita solar, pero el caso es que el presidente de EE.UU. ya ha completado su primer año de rutilante mandato. Un año en el que, como era previsible, Obama, eterno aspirante a los premios Nobel de Economía y Física, se ha hecho carne mortal.

Y de qué forma: no ha cumplido las expectativas de prácticamente nadie (salvo el jurado del premio Nobel, José Luis Rodríguez Zapatero, Hipatia de Benidorm y quizás su mujer –la de Obama, no la de Hipatia [3]) y se ha empantanado en una eterna disputa por la reforma del sistema sanitario de su país. Cuando parecía que todo iba a salir bien, y que Obama contaba, por los pelos, con la mayoría necesaria en el Senado (60 a 40) para aprobar la ley, ha ocurrido lo inesperado: los republicanos han ganado las elecciones para elegir al senador que ocupe el puesto del fallecido Ted Kennedy. Han ganado… En Massachusetts, el Estado más progre de EE.UU., donde no ganaban un senador desde 1959.

Para que se hagan Ustedes una idea, que los republicanos ganen en Massachusetts vendría a ser como si el PP se hace con la alcaldía de Alcobendas Torrent El Puerto de Santa María L’Hospitalet [4]; podría ocurrir, claro que sí, pero es muy poco probable. Y está claro que EE.UU. es un país muy raro, donde los votantes californianos, por poner un ejemplo, votan masivamente a los demócratas en las presidenciales y luego tienen un gobernador republicano. Pero perder en Massachusetts (un Estado tan, tan progre que si hubiera un terremoto [5], se desgajase del resto de EE.UU. y acabase pegado a la costa de Francia tampoco se notaría demasiado el contraste) es cosa seria.

Un añito de desgobierno y decepción ha sido suficiente para darle a Obama, si es que le hacía falta (y, sobre todo, a sus seguidores) un bañito de realidad. Las cosas son así, y aquí se trata de hacer lo mismo de siempre, aunque con una sonrisa, que tú ya has hecho Historia [6].

Habrá que ver si el asunto, contra todo pronóstico, acaba encauzándose, pero en todo caso ya hay una cosa que está muy clara: si todo el mundo está de acuerdo en que el actual sistema sanitario de EE.UU., además de injusto y clasista, es carísimo e ineficaz; si no hay la más mínima duda de que los sistemas de protección universal europeos (en sus distintos grados de desarrollo) son infinitamente mejores desde cualquier punto de vista y, aun así, el buen pueblo estadounidense se abraza a lo que tiene con tal fervor, es que las aseguradoras, como la Coca Cola y McDonald’s, son consustanciales a EE.UU., y no hay más que hablar.

O eso, o que lo hacen para joder a los europeos y su complejo de superioridad moral. Porque la teoría de que todo se debe al gasto masivo de las aseguradoras en publicidad y lobbying es creíble sólo parcialmente: si el público no pone de su parte en la interpretación de la sanidad pública como el inicio de la deriva hacia el socialismo maoísta, por mucho dinero que gastes al final la presión se agota.сковорода вок отзывы [7]translate website from russian to english [8]