El fútbol según TVE

El cementerio de elefantes del periodismo español

En distintas campañas publicitarias de Televisión Española, hemos podido comprobar como el ente público reitera que “en Televisión Española se ofrece el mejor deporte”, es por ello, por lo que los rectores de TVE han dejado escapar de las manos competiciones minoritarias y que no interesan a ningún espectador como la liga de fútbol o la liga de baloncesto.
Pese a las habituales incursiones de TVE en el mundo “del mejor deporte” como la hípica o el esquí, es cierto que el ente público aún sigue emitiendo fútbol (no se sabe por cuanto tiempo porque si en TVE solo se emite el mejor deporte lo lógico es que también deje los partidos de la selección española y la liga de campeones en manos de los canales digitales para dar en su lugar el campeonato de España de bobsleigh o el de petanca).
Hay un importante elenco de comentaristas deportivos encargados de retransmitir los partidos de fútbol que ofrece TVE; entre estos comentaristas se ha establecido una curiosa jerarquía:
1) José Angel de la Casa: Sin duda alguna “el jefe”, por eso comenta los partidos más importantes de la selección española y los de “su” Real Madrid en la liga de campeones. Su protagonismo está justificado porque según el propio José Angel, “El es el mejor”, y poco importa que el 99,9% de los telespectadores opinemos lo contrario y que tengamos que sintonizar una emisora de radio para no quedarnos dormidos. José Angel dice que “él es el mejor y punto”, por eso su dignidad profesional solo le permite retransmitir los mejores partidos, para los que se acompaña de Míchel, (a quien analizamos en nuestra guía de comentaristas técnicos). La presencia de Míchel junto a José Angel le da a este una compañía perfecta, porque Michel es seguidor del Real Madrid, pero no es ni la mitad de fanático que José Angel de la Casa, algo que se puede comprobar habitualmente, pero que quedó demostrado hace cuatro años en un partido que jugó el Real Madrid contra otro equipo español; Raúl falló una ocasión y José Angel dando rienda suelta a sus sentimientos dijo en un tono de decepción “Que lástima la ocasión de Raúl”, poco después se acordó que no estaba en el salón de su casa, sino que estaba retransmitiendo un partido entre dos equipos españoles y tenía que disimular su parcialidad, por lo que rectificó diciendo: “¡Que lástima para el Real Madrid, claro!”. Lo dicho una conversación entre José Angel y Michel a microfono cerrado tiene que ser digna de ser escuchada, ustedes se imaginan lo que dirían en los prolegómenos del Bosnia-España.

Jose Angel: Este año vamos a ganar la liga por cojones, que se preparen los catalanes, que Figo ya es nuestro.
Michel: Tranquilo José Angel que este año no se nos escapa.

José Angel: ¡Ni tranquilo ni hostias!, tanto por culo con Figo, ¿y ahora qué?, ahora lo tenemos nosotros ¡que se jodan!.
2) Juan Carlos Rivero: Es el segundón de José Angel, y todavía aprendiz de éste; más moderado que su jefe, es capaz de decir auténticas burradas como que a un jugador hay que sacarle una tarjeta amarilla por colgarse del larguero.

A la hora de retransmitir los encuentros lo hace de una forma más amena que el jefe; sin embargo sus retransmisiones distan de ser medianamente aceptables, más que nada por las meteduras de pata que tiene de vez en cuando por desconocimiento (porque es innegable que interés pone el chaval), por lo que como ocurre en el caso anterior lo más recomendable es sintonizar una emisora de radio para estar bien informado.
3) Paco Grande: Se recurre a sus servicios cuando hay “overbooking” en Eurocopas, Mundiales o Ligas de Campeones o cuando las selecciones inferiores realizan viajes exóticos a los que José Angel no quiere asistir por no poner en peligro su dignidad profesional, y Juan Carlos se escaquea.
Es por ello por lo que Paco Grande ha visitado Qatar, Malasia, Egipto Nigeria, en algunos de estos países jugándose la vida (hay que recordar que en Nigeria recomendaban a los españoles no salir a la calle).
Paco es el mejor comentarista de TVE (lo que tampoco tiene excesivo mérito), al menos sus comentarios se ajustan a la realidad, no le mueve ningún fanatismo y sabe de lo que habla.
4) Joaquín Sánchez: A este solo se recurre en caso extremo de overbooking, es tan aburrido como José Angel de la Casa, pero al menos tiene un poco más de idea de fútbol que su jefe. Su trabajo es la envidia de todos los parados, ya que apenas se le escucha, y sin embargo forma parte de la plantilla fija de TVE.
5) Quique Guasch: Otro pringao, ya que mientras su jefe y Míchel se dedican a hacer sus típicos comentarios dentro de la cabina, bien resguardados del frío y la lluvia, el pobre Quique se hiela, se moja y encima tiene que soportar los impertinentes comentarios de Míchel, quién en su estilo, pretende hacerse el gracioso a costa del pobre Quique. En una ocasión Quique se estaba mojando y a Míchel no se le ocurrió decirle otra cosa que “A ver si con el agua te va a salir el pelo ja, ja, ja”. Al margen de tener que soportar los rigores de la climatología (imagínense un mes de noviembre en Moscú) y a la pareja de turno, Quique Guasch ve interrumpido su trabajo por la presencia de competidores de otros medios de comunicación, que tratan de “robarle” a los protagonistas; por lo que entre la competencia, la parejita de la cabina y la climatología, el pobre Quique tiene que acabar quemadísimo.
Estas cinco personas (Míchel aparte), es el equipo de comentaristas deportivos de que dispone TVE para comentar los partidos de fútbol; no es por tanto de extrañar que muchos españoles paguen muy a gusto las casi dos mil pesetas que vale ver un partido en “pay per view”.

Juan Antonio translate a website from french to englishweb page translation services


Compartir:

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.