RIP, RIP, Hurra

Eso es lo que cantaba el personal ayer en Canaletes a la misma hora en que en la tele del Grupo Godó cuatro tertulianos de mala muerte y el moderador se desgañitaban explicando las maravillas de Fraga y, en la recta final, compitiendo en mostrar su indignación por el tono y el contenido de los SMS que llegaban al programa choteándose del blanqueo democrático del Ministro fascista Fraga.

Mientrastanto, llamativa coincidencia entre la línea editorial de Intereconomía y El País -y de RTVE-, donde Peces-Barba hablaba maravillas de su mentor en materia de chistes sobre bombardeos y Rosa Montero explicaba encantada y agradecida que Don Manuel le preparaba cubatas rompiendo el hielo a puñetazos. Como para reírse de los compañeros de la prensa norkoreana.

O, por decir mejor, para imaginar lo que estaríamos leyendo en Alemania si alguien osara tener la falta de decoro y urbanidad de alabar a un Ministro de Hitler, con la particularidad no sólo de que el buen señor no hubiera pedido perdón, sinó que además se hubiera mostrado orgulloso hasta el último estertor de su contribución al terrorismo de estado, a los crímenes contra la humanidad y al resto de especialidades del fascismo, por más que en las declaraciones de los miembros del brazo político de los GAL y del sindicato que cobró 151 millones de euros por apoyar la aberrante ley de memoria histórica -con los que oportunamente tapó el agujero de 149 millones que dejó la estafa de PSV- la cosa no quedara muy clara.

Eso sí, quien no se conforma es porque no quiere, y al menos nos hemos ahorrado por unas horas noticias tontas y pedorras en lo que va quedando de los arruinados política, social económica y periodísticamente medios de la CT sobre lo que ocurría en las redes sociales, donde circulan masivamente hemerotecazos bestiales y el personal se choteaba de los panegíricos con los que los partidos CT -con la significativa contribución del Parlament de Catalunya y CiU- han tratado de proseguir con el habitual tunning de la realidad, bien secundados por sus obedientes subordinados en los medios.

14 Comentarios en “RIP, RIP, Hurra”

  1. Tertúlia RAC1

    Màrius Carol: “Era un personatge volcànic i està bé que la gent sigui com és”.

    “El seu error va ser pensar que podia reformar el franquisme des de dins”.

    “Ell arriba a la transició havent-ne sigut un dels impulsors amb la decepció de no haver sigut president del govern”.

    “A Espanya no hi ha cap partit significatiu d’extrema dreta gràcies a Manuel Fraga”.

    Aquí ya he tenido que ir al baño.

    Luego ha venido la sesión de gore con Paco Marhuenda.

    Como sería la cosa que la nota de decencia y decoro la ha tenido que poner Pilar Rahola.

  2. Bueno, y Toni Bolaño. También para hacerse a la idea.

  3. Popota & Teodoredo (de antes),

    Es normal que lo de la “propiedad intelectual” vaya por la vía penal cuando se trata de algo similar a un robo con ánimo de lucro. Lo mismo pasa en temas empresariales, en asuntos como apropiación indebida, estafa,… Si te pillan robando carteras en el metro, también irás por la vía penal.
    La diferencia es que una cartera es algo físico, mientras que la propiedad intelectual es algo más abstracto, pero salvando esa diferencia viene a ser lo mismo.

  4. Pop,

    yo creo que estás demasiado optimista al respecto. La gente se habrá cagado pal hijoputa fascista subnormal allí en Catalunya y seguramente en el País Vasco, pero para de contar: en el resto de Espéin y en las redes sociales las declaraciones pro-subnormalidad han tenido que ser necesariamente mayoritarias.

    Todo éso sin contar con que a no tardar mucho alguien propondrá que a la Cidade da Cultura la rebauticen como “Manuel Fraga” y además lo conseguirá.

    Sobre medios arruinados, cómo se nota que en Público ya han perdido toda esperanza de conseguir financiación.

    Saludines

  5. que mala sangre tienen algunos… os va a dar algo

    Genial Cayo Lara ayer (este tio vive de vuestros impuestos) diciendo que “se murió sin condenar el franquismo”. Cayo = Crack

    Teodoredo:
    “La gente se habrá cagado pal hijoputa fascista subnormal allí en Catalunya y seguramente en el País Vasco pero para de contar: en el resto de Espéin … ”

    sin comentarios

  6. Yo lo de Teodoredo tampoco lo veo mucho sentido. Entre que algunos
    se piensan que los españoles no tenemos mas ganas que Cataluña nos
    de alguna razon para entrar con los tanques, otros que si somos de
    tres misas diarias apoyando al caudillo y los demás creen que encima de
    robar a los catalanes, nos estamos todo el dia burlandonos de ellos….

    Venga, hombre, ¡aprended de Guardiola!

  7. “El euskera es una lengua muerta”. Fraga, 2009

    2012, el euskera sigue vivo.

  8. Ya puestos, decir que poco llorado Fraga también contaba con admiradores en Catalunya, más allá de su esbirro Manolo Millán o los editorialistas del grupo Godó.

    Respecto a lo que dice Lupo, no sólo es cierto que ese personaje murió sin condenar el franquismo,sino que lo ensalzaba y todo. Algunos dicen que fue un “patriota” que tuvo que apoyar contra su voluntad el franquismo en aras de servir a su país (debe ser que el que entra cada día a las 6 en una fábrica no lo hace), yo más bien diría que fue un autócrata que para seguir “sirviendo” a su país tuvo que apoyar, contra su voluntad, la democracia.

    Uno que seguro que lamentará la muerte, si en su estado todavía es capaz de percibir la realidad, es el coma-andante Castro, él y Matutes eran los únicos amigos que tenía en el PP. No deja de tener gracia, desde Aznar hasta el último meapilas de la FAES de bracito con la oposición anticastrista de Miami, y su mentor, expresando una camaradería con Fidel que ya quisieran la mitad de los miembros de la ejecutiva del PCPE. Sólo les faltó montarse una ONG en plan “Autócratas sin fronteras” o la “liga internacional del paredón”.

  9. [...] RIP, RIP, Hurra!, de Popota Només una imatge pot valer més que mil posts: Acudit de Manel Fontdevila a Público Like this:LikeBe the first to like this post. [...]

  10. No te preocupes Lupo,siempre te quedará Carrillo para decir que se murió sin condenar lo de Paracuellos y comprobarás la mala sangre que se hará más de uno y de dos con el tema (inclusive Craks a sueldo de todos)pero bueno, de momento ahora la baja ha sido del “bando nacional”.

  11. Fraga y la rabia
    POR JAVIER VIZCAÍNO – Martes, 17 de Enero de 2012

    PARA que luego vengan a moralizarnos por aquí arriba con lo del arrepentimiento y la petición de perdón, el llamado león de Perbes ha estirado la zarpa sin haberse aplicado jamás ni a lo uno ni a lo otro. Es más, cuando aún respiraba, cada vez que alguien le insinuaba que tal vez había algunos episodios de su pasado de los que era posible que no se sintiera satisfecho, su respuesta era un bufido y una reafirmación. Creo, de hecho, que eso es lo único que se le puede reconocer al glorificado fiambre: a diferencia de otros franquistas conspicuos que se rociaron de pachuli democrático y nos vendían la moto de que “aquello había que entenderlo en su contexto”, Manuel Fraga nunca dejó de reivindicar sus fechorías. Si le mentaban a Julián Grimau o a los asesinados en Gasteiz o Montejurra, en lugar de achantarse y contemporizar, sacaba pecho y bramaba que volvería a hacerlo.

    Ahora ya sabemos que no solamente no pagará por esos crímenes, sino que además pasará a la Historia como santo varón de la libertades, padre fundador de la nueva Hispania y egregio arquitecto del Consenso patriotero. Pensando en la sangre y en el sufrimiento que provocó, es descorazonador, pero no deberíamos dejarnos llevar por el desaliento ante la torrentera de elogios fúnebres que ha seguido a su desaparición física. Eso venía en el guión y no puede sorprender ni arredrar a los que desde el minuto uno de esa engañifa que bautizaron “modélica Transición” son -somos- plenamente conscientes de lo que quería decir el bajito de Ferrol con lo de “atado y bien atado”.

    Muerto Fraga, no se va con él la rabia. Se queda entre nosotros que, en vez de envenenarnos con ella, habremos de transformarla en memoria comprometida e indeleble de sus víctimas. Eso, mientras señalamos con el dedo y distinguimos con un profundo desprecio a la plétora de dolientes que han corrido a delatarse como sus legítimos y orgullosos herederos.

  12. El respeto a los muertos
    IGNACIO ESCOLAR

    Pedro María Martínez, 27 años. Francisco Aznar, 17 años. Romual Barroso, 19 años. José Castillo, 32 años. Bienvenido Pereda, 30 años. Murieron el 3 de marzo de 1976 en Vitoria, cuando la policía disolvió a tiros una asamblea de trabajadores en huelga que se celebraba en una iglesia. Fraga era ministro de Gobernación, el máximo responsable político de la policía que abrió fuego. La calle era suya, de palabra y de facto. Ninguno de estos crímenes fue jamás juzgado.

    Enrique Ruano, 21 años. Fue un estudiante de derecho asesinado en 1969 por la Brigada Político Social, la policía política de la dictadura. ¿Su delito? Repartir pasquines antifranquistas. Según la versión del régimen, Ruano se suicidó lanzándose por una ventana. Según quedó claro hace unos años, Ruano fue torturado durante cuatro días y después ejecutado de un disparo; de su cadáver se serró el hueso de la clavícula para esconder el agujero de una bala. Fue Fraga, ministro de Información, quien se ocupó de filtrar al ABC una carta de la víctima que lo presentaba como un suicida. Fue también el mismo Fraga quien llamó al padre de Ruano para recordarle que tenía otra hija, para amenazarle, para decirle que se callara.

    Julián Grimau, 52 años. Fue un líder comunista fusilado en 1963, después de varios días de torturas –según la versión oficial, también se había lanzado por la ventana–. Fraga participó en el Consejo de Ministros que condenó a “ese caballerete”, como lo despreció en rueda de prensa el entonces ministro de la propaganda de Franco, que hizo todo lo posible para impedir el indulto que pedían otros políticos de la dictadura.

    Manuel Fraga Iribarne, 89 años. Murió este domingo en la cama. Además de estas sombras, Fraga también tuvo sus luces, como habrán oído o leído ya en un sinfín de obituarios que suelen olvidar estos otros nombres, estos otros muertos que también conviene recordar.

    Descanse (descansen) en paz.
    ————————
    domingo,

    me limito a constatar lo que es evidente: fuera de Catalunya y Euskadi el grueso de la población es fascista y tiene una imagen positiva de Manuel Fraga y de muchos otros ejemplares. Si tú no eres uno de ellos, enhorabuena, pero no nos hagamos ilusiones: hoy por hoy el fascismo y la subnormalidad son la norma. En las oficinas, en los bares, en las escuelas y en torno a la mesa a la hora de la comida.

    Saludines

  13. No sé, Teodoredo. El entierro del fascista Samaranch, hecho por el tripartito con todos los honores en el Palau de la generalitat, me hace ser menos optimista. Eso sí, pocos medios fuera de los territorios insolidarios han publicado cosas como las que se han leído en Ara o especialmente en la prensa vasca.

  14. Claro Pop, nadie dice que allí no se cuezan habas. Como dice Lluís, seguro que allí el dueño de la calle tiene sus seguidores, y no pocos. Pero no tiene punto de comparación. Fuera de Catalunya y Euskadi la uniformidad ideológica es abrumadora.

    Saludines