La Paella RusaTota empastrà

Sanitat Valenciana

SANITAT VALENSIANA. CAPÍTULO XI: “Presentación del Libro Sanitat Valensiana en Casa del Libro”

El pasado miércoles día 9 de Julio a las 19:30, en la Casa del Libro de Valencia, se presentó, por parte de la editorial Uno y Cero Ediciones, el libro “Sanitat Valensiana”, que como creo que ya saben de sobra, tiene su origen en los posts que el que aquí suscribe ha ido colgando durante los últimos tres años en el blog de “La Paella Rusa”. ¿Que aún no lo tiene? ¿Y a que espera?. Le recuerdo que el libro, aparte de estar reescrito con nuevos datos, tiene capítulos extras inéditos nunca vistos en el blog. ¡Y por el precio de dos ejemplares de La Razón, oiga!

La presentación, todo un éxito de asistencia (llenazo en la sala, más de 60 personas), fue moderada por Guillermo López y fueron invitados a participar en el debate tres trabajadores facultativos de la Agencia Valenciana de Salud; los cuales no solo dieron su opinión acerca del libro, sino que aliñaron el posterior debate con buenas ideas y/o propuestas de mejora de nuestro sistema sanitario (porque hay cositas que hay que mejorar, que eso ya lo sabemos). Desde aquí pido a las autoridades sanitarias competentes, si leen esto (que me consta que lo leen, puñeteros), sean por favor magnánimos con ellos por tal atrevimiento (¿han osado criticar nuestra gestión?¡anatema!) y no les envíen a pasar consulta al ambulatorio del Faro de les Columbretes de por vida.

IMG-20140709-WA0003

La plaza, abarrotá

¿Y el autor? ¿Dónde demonios se metió? ¿Por qué no hizo acto de presencia? ¿Acaso se avergüenza de sus escritos? El autor insiste en permanecer en el anonimato, al menos por un tiempo. No es que considere esto un mecanismo protector invulnerable a salvo de cualquier tentación de represalia por parte de gente con muy poco sentido del humor; pero por el momento lo más oportuno, creo, es ver los toros desde la barrera. Eso no quiere decir que a uno no le guste que presenten su propio libro (faltaría más), y que encima le alaben con halagos (alguno de ellos especialmente reconfortante). Yo me presto a eso y más. De hecho, no pude resistir la tentación y asistí a la presentación como ciudadano anónimo, oculto entre la marabunta, dispuesto a recoger las reflexiones de los presentes y a corroborar si realmente se había entendido el mensaje o por el contrario la gente no pasaba del tono jocoso de “La Fábula de Visentin”.

Camuflado bajo mi boina zapatista, una frondosa barba negra postiza, mi frazada palestina y mi camiseta del EZLN, solo tuve que encender mi pipa de cedro y situarme estratégicamente en las últimas filas a la vez que cogía un libro de poesía japonesa al azar de una estantería y asentía con vehemencia mientras devoraba un haiku tras otro.

“Los cerezos en flor en primavera,¿quién apañará la Sanitat Valensiana?”

A decir verdad, los contertulios estuvieron a un gran nivel. Sus observaciones fueron ciertamente brillantes y añadieron nuevos elementos ciertamente interesantes. De hecho, y esto a uno le satisface sobremanera, tuve la sensación de que todos los asistentes querían seguir hablando de nuestro Sistema Sanitario, de reconocer sus problemas, de aceptar sus errores y de
proponer mejoras, sin importar que la buena gente de Casa del Libro tuviera que echar la persiana e irse a casa a cenar. El interés es evidente y el debate de cómo queremos que sea nuestra sanidad, más allá de una óptica resultadista (“al paciente le da igual si es público o privado”…claro, y a la Infanta le daba igual de donde viniera el dinero con tal de vivir en un palacete en Pedralbes), está más vivo que nunca.

Un momento del debate posterior a la presentación del libro

Un momento del debate posterior a la presentación del libro

Me quedo con varias reflexiones que me gustaron, y mucho. Lejos de achacar todos los males que padece nuestro sistema a una insuficiente financiación (que existe y sigue sin resolverse) o a la implantación de un modelo PFI en plan pegote de dudosa eficacia (como ya hemos comentado hasta la náusea), los tres invitados hicieron hincapié en la necesidad de llevar a cabo medidas correctoras a otros niveles: selección más rigurosa de los RRHH de la AVS buscando la excelencia y premiándola; instauración de una agencia de evaluación tecnológica que, basándose en la evidencia científica, dicte guías con el fin de homogeneizar y optimizar procesos, vamos diciendo lo que hay que hacer/gastar y lo que NO hay que hacer/gastar; reformulación del EVES como un verdadero instituto de educación en materia sanitaria y no un aulario formativo de cursos de nulo aprovechamiento; potenciar los Centros de Atención Primaria con el fin de fomentar la participación ciudadana en la toma de decisiones, entre otras.

No es que no se hablara del modelo Alzira (que se habló, aunque para comentar lo que ya sabemos todos) o del galopante problema de la financiación (si bien como apuntó Ezequiel Uriel, Catedrático de Análisis Económico de la Universitat de València, solo es responsable del 50% del déficit de la Autonomía; o sea, que el otro resto hay que ver dónde nos lo estamos quemando), pero creo que fue muy acertado, por parte de todos, alejarse del discurso victimista (y pesimista) y afrontar con la cabeza fría los nuevos retos que a priori a muy corto plazo nos vienen.

En efecto, Guillermo lanzó la pregunta ¿y ahora qué va a pasar? Se augura un cambio político en la Generalitat (el calificado “triparty” pancatalanista-nazi-comunista-come niños asoma la cabeza) y la duda que nos asalta a todos no es otra que la de saber qué leches van a hacer estos el primer día que entren por el despacho (si es que llegan, Pablemos mediante, claro está). ¿Acaso están tomando medidas, contactando con sectores de la profesión para conocer la problemática y actuar consecuentemente? ¿Qué pasara con las concesiones? ¿Se revertirán ipso-facto? ¿O pagar la indemnización a sus actuales empresas gestoras es algo inasumible viendo cómo están las arcas? Lo desconocemos, por desgracia.

Lo que sí que resulta evidente, y uno de los contertulios dejó meridianamente claro en su intervención, es que nuestra Sanidad goza de buena salud, al menos en cuanto a resultados generales se refiere y al empeño que ponen la gran mayoría de sus profesionales, y no tiene que consentir bajo ningún concepto su degradación o precarización (la pérdida de personal sanitario en los últimos años a nivel nacional y autonómico ha sido considerable, como fue denunciado). Lejos de desmoralizarse por los (muchos) “cagaos” cometidos por algunos de sus gestores y por las amenazas privatizadoras (muchas de ellas ya han escampado, viendo cómo está el percal a la hora de cobrar), ahora es el momento de que ciudadanía y profesionales aúnen esfuerzos, consigan despolitizar al máximo la gestión de nuestra Sanitat y dejen que los expertos, apoyados siempre por la evidencia científica más robusta, hagan su trabajo de la mejor manera posible. En resumidas cuentas, el mensaje fue, es y debe ser optimista. No nos queda otra. Nos va la salud en ello.

PD. Por cierto, mil perdones a Casa del Libro, porque al final y en medio de la confusión al final de la reunión, tome prestado el libro de Haikus. Me lo metí en la mochila por accidente. Prometo devolverlo. El libro de Haikus y un tocho de Max Hastings sobre la Primera Guerra Mundial, una guía para cocinar Muffins en el microondas y un cómic de Iron Man muy molón. Por cierto, mira que no tener nada de Fernando Vizcaino-Casas…¿y os hacéis llamar librería?

Compartir

4 thoughts on “SANITAT VALENSIANA. CAPÍTULO XI: “Presentación del Libro Sanitat Valensiana en Casa del Libro”

  1. Coca Cristina

    Yo no pude ir. Os agradezco que aquí comentéis la presentación del libro, que leí hace un tiempo y me gustó mucho. ¡Especialmente los últimos capítulos! Por desgracia, no creo que el futuro depare ningún cambio. Hay demasiada injerencia política en sanidad, y los tejemanejes de hoy en día seguirán existiendo con “trepartito” o sin él, da igual… Ya hay dentro de la institución mucho político enquistado, y de muy variado pelaje (Compromís incluido), cuya única preocupación es formar parte del choriceo. La meritocracia no existe, los sindicatos no tocan nada candente, los RRHH siguen el criterio del Tribunal de Cuentas y el EVES, bueno, para qué contar… Aunque yo no me opongo a que estos últimos organicen cursos de Office básico, la verdad. Oigan, no se rían, que si ustedes supieran a cuántos fachas enchufados he tenido que enseñar a enviar un e-mail, a crear una carpeta o un documento Word en blanco…

    Contestar
  2. Coentor

    Estes coses, debats amb contingut i tota la pesca, caldria publicar-les en vídeo.

    Si ja fóra amb llicència lliure, seria la polla.

    No espere que la gent els compartisca com si Guillermo fóra Oltra o Iglesias, però sí que estaria bé portar el debat amb contingut (i en un mijtà, l’audiovisual, més còmode que la lletra en un País amb tants pocs lectors habituals) a la xarxa… o on es puga portar.

    Contestar
  3. Cabanyalpower

    Jo si vaig anar. M’està agradant molt el llibre i em va agradar molt el debat que hi va haver a la presentació.
    Voldria contestar a la pregunta de si cap grup polític del malnomenat “tripartito catalanista” ( sembla que està triomfant el nom que el PP s’ha inventat, jo personalment preferiria “tripartito valencianista”) està informant-se, posant-se en contacte per a coneixer la problemàtica, etc… Jo us diria que si. De fet jo forme part d’un grup de professionals de la sanitat que estem col.laborant en donar una alternativa de govern. Som gent del carrer, gent que està cada dia al seu lloc de treball dins la sanitat pública i que volem canviar les coses, millorar la sanitat. Cap de nosaltres som polítics, no més som voluntaris. Des de la sectorial se sanitat de la coalició Compromis ens han donat la oportunitat de col.laborar i us assegure que estem treballant de valent. Hem de tirar endavant. Tots aquells que esteu interessats podeu ajudar-nos o simplement donar-nos les vostres opinions a les propostes que anem fent. No més heu de posar-vos en contacte amb nosaltres.
    Vaig anar a titol personal per això no em vaig identificar, però dir-vos que vaig pendre bona nota de tot el que allí es va dir.

    Contestar
  4. Pingback: SANITAT VALENSIANA. CAPÍTULO XII: “Los contratos del Peset y la precarización laboral sanitaria”La Paella Rusa | La Paella Rusa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: