La Paella RusaTota empastrà

Partit Popular

Esther Pastor: protocolo de lectura

Nuestra Secretaria Autonómica de Organización favorita compareció ayer en les Corts para rendir cuentas de su actuación hasta la fecha. Y, como cabía esperar, Pastor no decepcionó: inicialmente leyó un texto absurdo explicando el enorme ahorro que suponía su puesto, a la altura, casi, de una reducción de diputados como la propuesta por Fabra (que uno piensa: caramba, si es por ahorrar que pongan un festivo en lunes y ya está). A continuación, y en respuesta a las preguntas y requerimientos de los diputados de la oposición, Pastor… No respondió. Volvió a leer un texto (hay quien dice que el mismo texto que ya había leído inicialmente, si bien este extremo no lo tenemos confirmado). Y en la contrarréplica, pues volvió a leer.

A Pastor le preguntaron, entre otras cosas, por su capacitación para el puesto. Hay que recordar que Pastor no es licenciada, aunque tiene “estudios” (es decir, que está matriculada) nada menos que en el Grado en Protocolo de la Universidad Camilo José Cela, un centro privado que un poco más y se fusiona con la Católica de Valencia y te monta un Grado en Protocolo Preconciliar de puta madre. Por otra parte, y como pudimos constatar ayer, Pastor no es capaz de expresarse en público; o, de serlo, prefiere no hacerlo, porque por lo visto considera que ostentar un cargo público de relevancia (Secretaria Autonómica) no la obliga, no sé, a responder a alguna pregunta; y por eso lee y lee una y otra vez el mismo discurso prefabricado. Por último, Pastor es, recordemos, la eminencia gris detrás de la contratación del afamado coach de Fabra y otros grandes éxitos (ella lo negó, pero claro, como al mismo tiempo también es la persona que firmó la contratación del coach, pues como que su negativa parece un tanto endeble).

En resumen: que no es que haya dudas razonables respecto de su capacitación para el puesto. Es, más bien, que no las hay. Sin duda, no está capacitada para el puesto, ni por formación, ni por realizaciones. Pero todo ello no nos ahorró una maravillosa respuesta de Pastor a los diputados cuando le preguntaron precisamente por su capacitación, diciéndoles: a) que ella no ponía en duda la capacidad de los diputados para ser diputados; y b) que a ella la ha nombrado Fabra, así que no hay nada más que decir. ¡Y todo ello, en una comparecencia de les Corts cuyo objetivo era que la Secretaria Autonómica rindiera cuentas!

El estupor cunde cada vez más en el PP, y no digamos en los medios de comunicación valencianos, que se curran titulares como “La secretaria autonómica más cercana a Fabra elude responder a la oposición”, “La nueva jefa de Presidencia no se sale del guión”; o “La comparecencia de Esther Pastor devalúa la credibilidad de Fabra”. Eso por no hablar de la oposición, con preguntas como “¿Cuándo notó que Fabra no estaba tan fuerte y recomendó la contratación de un entrenador personal?” (Rafael Rubio, PSPV). El silencio inicial respecto de su meteórico ascenso está dando paso, como puede verse, a los sobreentendidos y el cachondeo. Y a ello contribuye, sin duda, la propia Pastor, no ya por su formación, sino por entrevistas delirantes como la que ya comentamos en La Paella Rusa hace poco más de un mes, o por su rutilante actuación ayer en Les Corts.

Tampoco es que Pastor, de todas maneras, sea una rara avis en la política valenciana. Ni la falta de formación, ni la elusión de responsabilidades, ni las decisiones atrabilarias, resultan extrañas en una clase política que a menudo oscila entre la mediocridad y lo infame. Y, por desgracia, ni siquiera lo es que todo ello se combine con la chulería y el “porqueyolovalguismo” de muchos colocados a dedo para vivir a costa del erario público. En el mejor de los casos, cobrando un magnífico sueldo por no hacer nada; en el peor, por cometer todo tipo de barbaridades y tropelías.

Compartir

9 thoughts on “Esther Pastor: protocolo de lectura

  1. tabalet i dolçaina

    Que esta dona siga la amiga entranyable del nostre Molt Honorable em dona igual problema d’ ells i dels seus respectius. Lo que em fot es que tingam tots el valencians que pagar-li un sou solament per ser la xurri del Molt Honorable. Que jo quant em vaig de putes, me les page jo. Redéu

    Contestar
  2. Pingback: Esther Pastor: protocolo de lectura

  3. galaico67

    Hombre, no veo yo al president tan bravo como para prescindir – o simultanear con – de su romanesa por una milf de buen ver.
    Que esté pagando favores, ni lo dudo, pero un poco menos de rabanerismo

    Contestar

Responder a Cuixa de pollastre Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: