La Paella RusaTota empastrà

Cultura

Manolete, si no sabes torear pá qué te metes (el sainete GVA y el VCF continúa)

Fabra (y el Consell) inauguran cosas

Fabra (y el Consell) inauguran cosas

El Consell de la Generalitat valenciana, tanto el nacido de las elecciones ganadas por Camps por mayoría absoluta como el comandado por el “nuevo” PP no-tenemos-nada-que-ver-con-lo-que-ha-pasado-aquí se parecen en muchas cosas, pero sobre todo en una cosita: pasan olímpicamente de gobernar o de hacer nada. Entre que no hay dinero, que la fiesta se ha acabado en la Comunidad Valenciana, que diría González Pons, y que su vocación no es la de gestionar ese mundo gris y tedioso que es la Administración pública y tal, pues ahí los tienen, viendo pasar la crisis, las quiebras, los datos del paro y todo lo demás sin hacer nada. Bueno, tampoco sin hacer nada, no seamos injustos: el Consell y sus miembros, para no aburrirse, inauguran de vez en cuando cosas, ferias del vino, fábricas de quesos, acuden a procesiones y fiestas populares… Pero vamos, de cosas serias (es decir, actuaciones donde no podrían ser sustituidos por la fallera mayor de cualquier pueblo quizás con más garbo representativo y gracia que ellos), res de res.

Fabra (y el Consell) aprenden a fabricar quesos

Fabra (y el Consell) aprenden a fabricar quesos

Como la política tiene esa tendencia al horror vacui, claro, y la Generalitat Valenciana y su rutilante y Molt Honorable President, así como sus consellers, suelen tener, en el mejor de los casos, cierta tendencia a querer hacer cosas, esta situación es muy peligrosa. Porque en ausencia de política seria, para mayores de edad, donde no participan porque ni tienen idea, ni ganas, ni dinero ni tampoco les dejan los mayores (véase el caso de la financiación autonómica donde en Madrid los envían al corralito en cuanto alzan la voz), esta gente se pone a hacer cosas. Y, como está el Valencia CF en esa situación delirante legada por la época de Juan Soler y la intervención pública para impedir que se lo quedaran unos sudamericanos, tras la increíble y divertida sentencia a la que nos referíamos el otro día, el Consell ha decidido tomar medidas. Dado que mandan en el Valencia, dado que van a tener, parece, a medio o largo plazo, que poner pasta, dado que es su responsabilidad… pues han decidido que mucho mejor que les luzca. Y José Ciscar, conseller para todo y encargado de solucionar el tema del Valencia CF, pues por lo visto ha decidido con los cuatro amigos con los que ha comentado el tema y con el acuerdo del President de la Generalitat poner manos a la obra, empezar a mandar y, ya que están, hacer un castell de focs que ni la Nit del Foc. En unas horitas de nada han montado una operación que de momento sólo ha servido para una cosa: liquidar a Manuel Llorente y al Consejo de Administración que estaba llevando con más o menos competencia el concurso de acreedores de facto en que llevaba 4 años el Valencia CF.

Fabra (y el Consell) presiden partidos de fútbol como gente guay, cool y molona.

Fabra (y el Consell) presiden partidos de fútbol como gente guay, cool y molona.

El resultado ha sido muy divertido, y la onda expansiva de la decisión de intervenir el Valencia manu militari desde Generalitat Valenciana (en lugar de como lo estab haciendo Bankia desde hace años, teledirigiendo con mando a distancia un consejo de profesionales de la gestión futbolística más o menos apañado como el de Llorente) se ha llevado por delante al Presidente del Valencia CF en una surrealista semana donde el dimisionario, gestor de una sociedad deportiva, explica que ha informado de su decisión… ¡al Presidente de la Generalitat! Vamos, al dueño. Un dueño al que le ha pasado lo que le suele ocurrir a todos los que ponen la pasta en el fútbol: que llega un momento que quieren ser ellos los que estén en el palco y caso de que haya goles y victorias les luzca, la gente les aplauda y eso. La segunda parte de la historia, como sabe casi todo el mundo (y debieran saber estos pollos) es que estas experiencias acaban como el rosario de la aurora. Pero ya será consciente Fabra de lo que hace metiéndose a presidir clubes de fútbol. O no…

Lo increíble es que nuestros políticos, adorables como siempre, por lo visto pensaban que era posible mandar, decidir, que les luciera y tener dando la cara, aun sin tomar decisiones, a los profesionales del fútbol como Manuel Llorente. Y ahora que les ha dado un portazo están asustaditos. Sí, asustaditos. No saben qué hacer. No saben si deben negociar o no con entrenadores y jugadores. No saben si tomar decisiones o no. No saben, sencillamente, qué hacer. En esas estamos, con la gestión paralizada y los amos (y nuevos gestores) sin actuar porque no saben nada ni siquiera si deben tomar decisiones. Qué cosas. Que aquí estaremos sin Gobierno digno de ese nombre, sin acción ni gestión pública, sin dinero y sin casi nada… pero con un sentido del espectáculo que para qué. ¡Ni San José al lunes ni hostias! ¡San José todos los días!

El día que nos pongan un President de la Generalitat-gestor liquidando nuestra autonomía política, ¿de quién se fiarán más para gestionar y devolver la pasta poco a poco los acreedores?

El día que nos pongan un President de la Generalitat-gestor liquidando nuestra autonomía política, ¿de quién se fiarán más para gestionar y devolver la pasta poco a poco los acreedores?

Lo que está ocurriendo con el Valencia CF es el mejor ejemplo de lo que es nuestro actual Consell de la Generalitat: gente que no tiene ni idea de casi nada, ni siquiera de la situación que tienen delante de sus narices, que no hacen nada de lo que deberían hacer (esto es, política seria y preocuparse de la educación, de la sanidad, de la crisis, de la financiación…) y que para no sentirse inútiles se dedican a hacer tonterías y a interferir de manera muy poco inteligente en todo lo que tienen a mano… aunque no sepan qué hacer después con el juguete. La previsible explosión del show del Valencia CF, que puede acabar como el rosario de al aurora y donde no es descartable, sencillamente, la desaparición del club, puede ser una perfecta y ejemplar hoja de ruta de lo que también es posible que acabe sucediendo con la autonomía y la propia Generalitat Valenciana con gestores de esta calaña: una voladura incontrolada para la que conviene, a estas alturas, ir buscando desde ya y cuanto antes un buen forense que, al menos, nos pueda explicar a posteriori de qué enfermedad se nos ha muerto el enfermo.

 

Compartir

3 thoughts on “Manolete, si no sabes torear pá qué te metes (el sainete GVA y el VCF continúa)

  1. Arrop i Tallaetes

    Está más claro que el agua. El Valencia C.F. se beneficiaría a corto plazo de los exitos logrados en la gestión sanitaria “mijhta” público – privada por parte del Modelo Alzira.

    Ergo…¿a que espera Ribera Salut a comandar la nao de los xotos? ¡Hay que privatizar al Valencia C.F.! Cuanto antes mejor…

    PD. ¿Se imaginan que desaparece el “Equipasso” y nos tenemos que hacer del “Huracán”….?

    http://es.wikipedia.org/wiki/Hurac%C3%A1n_Valencia_Club_de_F%C3%BAtbol

    Contestar
  2. tabalet i dolçaina

    osties, ara el consell els divendres també es preocuparà per la renovació de Valverde i si es fitxa a Aspas o com se li farà el homenatge a Albelda. I el diumenge per la nit entrevistaran al molt Honorable en la Taula Deportiva i dirà que el Madrid ens roba per ficar-nos 5 en fora de joc. Quant entren els Morena, Oltra Blanco, Torro, Puig al Palau de la Generalitat en 2015 poden encontrar-se de tot en els calaixos.

    Contestar
  3. Julio

    Esto rs todo una maniobra para que entre Paco Roig y gracias su anticatalanismo el PP vuelva a ganar elecciones en 2015.

    Ahora en serio, el VCF se muere y lo está matando el PP de la misma manera que lo envenena todo lo valencia

    Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: