La Paella RusaTota empastrà

Elecciones Autonómicas 2011

El PP presenta La lista de Schindler (ampliación de datos por Alicante)

Ayer mismo fueron anunciadas las listas autonómicas del Partido Popular para las próximas elecciones del 22 de mayo, con las notas que empiezan a ser marca de la casa: tensión con Madrid respecto de los nombres incluidos, medios de comunicación histerizados y un PP valenciano insistiendo en su mensaje de que «todo es muy bonito y aquí nos queremos mucho» mientras hacen lo que mejor les parece. Y punto.

Como suele ocurrir con el PP valenciano, tal y como hemos tratado de explicar ya varias veces, tenemos la sensación de que aquí los críticos histerizados no se enteran de nada. Que si hay nosecuantos corruptos, imputados o chorizos. Que si se ríen de todos. Que si vaya vergüenza.  Pero vamos a ver, almas de cántaro, respondamos entre todos con sinceridad a dos preguntas:

– ¿Alguien puede entender normal que en la lista no vayan la mayor parte de las personas que van, dado que a fin de cuentas son las que mandan en el PP valenciano a día de hoy? Pues eso.

El PP, unido en la defensa de las tradiciones valencianas, bailando una sardana para festejar la aprobación de las listas

– ¿Alguien se cree de verdad que el PP valenciano se puede permitir el lujo de meter en sus listas a, según los medios que leas, entre una decena y una treintena de reconocidos corruptos (es decir, entre una sexta parte y la mitad de los futuros diputados autonómicos) y no recibir un brutal castigo electoral por ello?  Porque si, por mucho que por aquí todos pensemos que los valencianos somos un poco gilipollas, también somos conscientes de que a la hora de la verdad todo tiene un límite probablemente empezaremos a entender muchas cosas de las que definen la política valenciana que según el análisis al uso más frecuente, sencillamente, es que no tendrían explicación (o bueno, sí, que además de gilipollas integrales los valencianos somos totalmente amorales, pero, la verdad, esa no me parece una explicación que valga la pena tener mínimamente en cuenta).

El PP, sencillamente, ha presentado las listas que la lógica interna de partido decía que tenía que presentar, a partir de los equilibrios de poder al uso en un partido cuando se hacen las listas. Es decir, metiendo a quienes mandan y cortan el bacalao y tratando de contentar a aquellos que pintan, a los que son válidos, a los que piensas que te pueden joder o a quienes crees que te van a  servir por el trabajo que van a hacer, según las proporciones que cada cocinero electoral prefiere (Alarte, por ejemplo, tiene claro que sólo mete fieles, lo que le puede generar una enorme indigestión el día 23). Pero también ha presentado una verdadera lista de Schindler, donde Camps ha aplicado a todos sus correligionarios la doctrina que definió para sí mismo. Los valencianos, como los judíos, están amenazados por las fuerzas del mal. Y todos los que están en peligro merecen ser salvados. Si para eso hay que ampliar la lista, pues se amplía. Total, ¡será por puestos en las Corts Valencianes, ahora que vamos sobrados!

Las listas del PP son pues lo que son. Previsibles. Las listas de los que mandan. Y unas listas que, además, en clave interna, están legitimidas porque son una respuesta coherente a esa sensación de acoso y de persecución que tiene el PP. Nadie puede decir que Camps no ha sido justo con los demás al darles idéntico trato que a sí mismo. Se quejarán sólo los ripollistas, eso sí, con los que no ha habido clemencia. Pero en su caso no están fuera por corruptos o sospechosos de serlo, sino por no haber hecho piña ante la agresión externa.

En cualquier caso, y para que disfruten, cumpliendo la tradición que en estos casos ha establecido La Paella Rusa, allá va un breve perfil de los primeros de la lista del PP por cada provincia (no lo hacemos como con el PSPV, llegando a todos aquellos con posibilidades de salir, porque nos moriríamos analizando casi 70 nombres y porque, además, Ustedes nos lo reprocharían, con razón):

Provincia de Valencia:

Camps, el Patriarca, distingue con la inclusión en las listas a los populares que representan la Valencia buena.

1. Francisco Camps. ¿Hace falta presentar a Paco Camps a estas alturas? Paquique. El imputado. El proclamado. También, el apestado. El hombre que más que unos añitos como Presidente de la Generalitat parece que ha ganado en las elecciones un Via Crucis de luxe, entre imputaciones judiciales, rechifla ciudadana, machaque periodístico y, para rematar la faena, una hernia discal que le impide hacer lo más importante para un político popular valenciano: ir a la mascletà con Rita y poder recibir a los gerifaltes populares como buen señor feudal. Será probablemente, el próximo President de la Generalitat para satisfacción de las autoridades eclesiales, a las que seguirá regalando todo lo que sea menester.

2. Rita Barberá. Alcaldesa de Valencia por la gracia de Dios. Figura que adquirió carisma por la gracia de Dios y de González Lizondo, cuando ganó por los pelos y 10.000 votos a éste el segundo puesto en Valencia en 1991 y pudieron pactar para liquidar a Clementina Ródenas, que había ganado las elecciones. Desde ese momento domina mercados, Fallas y ha «puesto Valencia bonita». Imparable. No se sabe bien la razón, pero así es. Dentro de no mucho trataremos de explicar lo inexplicable en una entrada dedicada en exclusiva a esta cuestión, aunque ya hemos hablado de su presencia en Internet.

3. Antonio Clemente. Aparente número 3 del PP valenciano. Es ese señor que ha sustituido a Ricardo Costa y que al principio nadie sabía muy bien quién era pero que, muy rápidamente, ha demostrado a todo el mundo que la cantera popular está bien nutrida de políticos con ganas de arrear estopa a los socialistas en toda ocasión y circunstancia. Se ha ganado nuestros corazones y los de su partido, máxime con esa pintilla de seminarista que se gasta, que siempre hace que los exabruptos cundan más.

4. Maritina Hernández. Actual consellera de Agricultura, de gestión tan poco lucida como, al parecer, satisfactoria para el sector, lo que le ha hecho subir puestos y aparecer ahí, altísima, en las listas.

5. Alfonso Rus. Las listas autonómicas del PP cuentan esta vez con refuerzo de lujo. Alfonso Rus, actual presidente de la Diputación y alcalde socarrat, que se ha pedido con descaro entrar en las Corts, promete a la afición, sin embargo, que las barbaridades que le han granjeado esa merecida fama de «buen salvaje» que dice al pueblo lo que el pueblo sabe que es verdad, no se las reservará para sus compañeros diputados y que cada vez que tenga oportunidad soltará una ben grossa esté donde esté. Es probablemente uno de los más acabados ejemplos prácticos de coherencia personal y vital de los candidatos del PP con su proyecto. Por eso la gente le vota con entusiasmo.

6. Juan Cotino. Coent-man. Su reino no es de este mundo. Está en muchas empresas familiares y en muchas capillas e iglesias del país. Tiene una legendaria capacidad para rodearse de personajes de ética dudosa, como nuestro amigo Alejandro de Pedro, con quienes urde todo tipo de maniobras políticas de lo más chungo. Actual Vice-president multitask. Cuando pensamos que fue Director General de la Policía nos entran escalofríos pensando en la cantidad de capillas que debió de dejar en todas las comisarías de España.

7. Paula Sánchez de León. Irrumpe en la lista la estrella ascendente del Consell, antigua discípula de Vicent Montés, profesora de Derecho civil, burguesa del Cap i Casal incapaz de decir una sola palabra en valenciano… Casi estamos por decir que, probablemente, algo así le da casi más votos y mejor «imagen» entre buena parte de su electorado capitalino.

8. Rafael Blasco. Suele decir mucho desinformado por ahí Rafa Blasco es el Richelieu valenciano. Obviamente, pensar eso es una majadería. Richelieu, en todo caso, sería el Rafa Blasco francés.

9. Serafín Castellano. Hombre para todo. Muy amigo de sus amigos, como las contratas de la empresa Taroncher demuestran. Pero ha tenido la suerte de que nadie haya querido hacer sangre con él por esos oscuros motivos que mueven las relaciones entre política y prensa en Valencia. Tiene fama de hombre resolutivo, con ese afán y esa seguridad que aporta la ignorancia más absoluta de casi todo lo que tiene que afrontar. Por eso igual te hace un Estatut d’Autonomia que te gestiona las bandas de música.  También es un reconocido paranyer.

10. Belén Juste. Otra de esas conselleras, en este caso de Turismo, de gestión gris y diríamos que tirando a patética. Pero aquí pasa un poco lo de siempre, que entre la paridad y la limpieza de zaplanistas pues hay que meter a tías como sea. Así que nunca viene mal recompensar a las buenas familias del Reino y que sus redes clientelares se activen.

11.María José Catalá. Alcaldesa de Torrent por accidente. Una chavala a la que pusieron para perder porque nadie quería comerse el marrón y la chica, que vivía en casa de sus padres y acababa de acabar la carrera (por llamar así a sus estudios de Derecho en una Universidad privada de esas conocidas por regalar aprobados, se encontró con que la sabia gestión autonómica del PSPV más las bullas internas con líos de todo tipo de los socialistas locales la convertían en Alcaldesa. Desde entonces es una figura en alza de este PP lleno de «gent del poble per al poble». Hija de la clase media venida a más, conservadora a más no poder, con luces justas pero que sabe sacarse de las manos el tema y que ha aplicado con mucha pasión en su pueblo todo el repertorio de artimañas al uso, está llamada a mucho en este PP donde su discurso sencillo y planote beneficia mucho a los que se lo creen de verdad.

12. Vicente Betoret. Alcalde de Vila-marxant y rusista convencido. Más espectáculo en les Corts.

13. José Marí Olano. Actual diputado y a la vez Abogado del Estado. Es un tipo muy listo y muy bien preparado. Debe de sufrir de lo lindo por eso de tener que compartir bancada con muchos de los personajes que Paquique Camps le pone de compañeros en las Corts.

14. Alfredo Castelló. Alcalde de Sagunt llamado a repetir gracias a uno más de los espectáculos que ha montado Alarte allí, donde se ha liquidado al tío que había ganado las primarias para dejar una alfombra roja al actual alcalde. Gobierna en Sagunto tras un pacto con un grupo secesionista del Port de Sagunt a medio camino entre la ultraderecha, los comisionistas profesionales, el populismo y todo tipo de cosas chungas que ha dejado la imagen del PP local a la altura del betún y ha acabado, además, como el rosario de la aurora (ruptura del pacto incluida). Así que, tranquilizado el frente municipal gracias a Alarte, el PP ha entendido que le pueden dar más ocupaciones. Es la némesis de Olano, pues gracias a esto ganará mejores compañías que algunas de las que ha frecuentado hasta la fecha.

15. Alicia de Miguel. Una zaplanista lista que ha sabido pasar un período de hibernación para volver a aparecer. Siempre se ha dicho que inspiró las andanzas de la protagonista de un libro de Ferran Torrent. Se midió a Jorge Alarte en un patético debate en un programa de telebasura.

16. Jorge Bellver. Concejal del Ayuntamiento de Valencia que compite por el premio a la imputación más absurda de la temporada en duelo cerrado con Ángel Luna. En recompensa por lo que ha tenido que sufrir le hacen diputado.

17. Verónica Marcos. Sí. Es ella.

18. Rafael Ferraro. Una ración de blaverismo con DO Unió Valenciana no puede faltar en una lista autonómica de Paco Camps.


Provincia de Alicante:

1. Sonia Castedo. Alcaldesa de Alicante. Muy activa en redes sociales. Antigua bellea de una hoguera alicantina. Chica guapetona, fiel al anterior alcalde Díaz Alperi, campsista como él contra Ripoll y recompensada por ello. Ha supuesto un radical cambio en la derecha alicantina, que ha pasado de señoronas con pinta de ir a tomar chocolate con picatostes y los amigotes de casino del Rorro a parecer una cosa conservadora pero civilizada. Valor en alza del PP, como cualquiera que llega a concejal de urbanismo.

2. Gerardo Camps. Desaparecido vicepresidente económico del Consell (a Camps hay que reconocerle que, amigo de la penitencia como es, sus problemas de espalda le inhabilitan menos que al otro Camps). Alicantino formalmente, aunque su poder político viene de sus años de carrera en Valencia, como integrante del clan del Agujero.

3. Milagrosa Martínez. Milagro ha sido que una chica como ella llegue a ser algo en la vida. Muy inculta, con muy mal carácter, sectaria, dictatorial con los subordinados… es uno de esos ejemplos de mujeres políticas que a base de cuotas llegan insospechadamente alto de las que tenemos dos o tres ejemplos en la Presidencia de las Cortes Valencianas, como es el caso. La ventaja es que en Novelda, gracias a esto, se han librado de ella. Y en las Cortes, cuando la degraden a diputada de a pie, tampoco hace tanto daño.

4. Luis Díaz Alperi. Ex-alcalde de Alicante, del grupito dirigente nucleado en torno a personajes como el Rorrrro que conformaban la derecha clásica alicantina, de casino y arroz el domingo, muy conservadores y poco preocupados por tonterías intelectuales. Ha sido recompensado por campsista una vez se rompió el grupo de amigotes y por ello se le ha metido una vez más en las listas para joder a Ripoll y a Zaplana. Dicen que a lo mejor hasta lo hacen Presidente de las Cortes para joder un poquito más a los alicantinos díscolos.

5. Rafael Maluenda. Un histórico de la AP alicantina que lleva de diputado autonómico mucho tiempo, demostrando que la facción «Sureste» de los populares puede ser tan zafia como la valenciana, aunque en este caso con esa estética tirando a murciana que hace a nuestra Comunidad rica en su diversidad de matices del populismo más rancio.

6. José Císcar. Un transfuguilla de Teulada que acabó de alcalde y en el PP. A partir de ahí, carrera meteórica. Es listo y trabajador. Es un tipo moderadamente centrista y razonable. Tiene buen carácter. Pero debiera andar con cuidado con algunas amistades que se gasta, como Transfugueitor Ana Kringe y todo el escuadrón de gente chunga que hace falsas wikipedias. Actualmente es el nº 3 del PP y delegado del Consell en Alicante.

7. Trinidad Miró. Como dirían en su comarca, una alcoianeta en estado puro. Monilla, melosa, apariencia por encima de todo, rascas y hay poco más ahí, excepto cierta capacidad para la supervivencia y el apuñalamiento político. Lleva unos años de Consellera de Cultura. Vamos, como si nada. Y es que con el PP sería mejor empezar a hablar de Konsejeros de Kultura.

8. Angélica Such. La consellera Morticia entra también en las listas. Hay que meter al Consell, premiar a los fieles y, si eres mujer, pues mejor que mejor, por eso de la cuota.

9. Mario Flores. Otro de estos que va por la vida de «técnico» antes que de político y que se queda más años en esto que inicialmente empezó como un «sacrificio». Después de su cargo chollo en el Puerto de Alicante, donde pasó sin pena ni gloria, ha estado varios años de poco relumbrón en una conselleria que, la verdad, sufre mucho si no hay pasta para gastar.

10. David Serra. Chaval de Benissa joven, listo, formado, muy hábil. Es uno de los muchos que están en el disparadero a base de informes policiales (versión financiación irregular) pero está llamado a tener mucho futuro, tanto por el peso orgánico que ha ganado como porque es un tipo muy válido.

11. Ángela Barceló. De Benidorm, además es concejala, además es hija de un ex-senador que dejó el puesto para ser suplido por su nieto (el hijo de la susodicha). También es ex-cuñada de Zaplana, reconvertida a la causa campista. Más información en breve.

12. Cesar Augusto Asencio. Secretario general del PPCV durante unos veintisiete segundos al destituir a Ric. En el 95 fue alcalde de Crevillent con el apoyo de Falange Española. Esta legislatura se ha descubierto que en su juventud negó en un artículo el Holocausto. Ha perdido perdón.

13. Pedro Hernández. Alcalde de Torrevieja desde 1988 gracias a una moción de censura. Ha conseguido que cinco mayorías absolutas después, el PSPV tenga menos representación que la Asociación Torrevejense de sexadores de pollos. Son cosas que pasan en la Vega Baja. Y es que si el modelo del PP triunfa en toda la Comunidad, al sur del Vinalopó ya no digamos.

14. María Josefa García. Espécimen made in Villena, población que todavía pertenece a Alicante aunque no podemos asegurar que la cosa vaya a durar mucho. Desde 1995 es diputada. Su máximo logro político fue perder dos veces las elecciones locales en Villena. 1991 y 1995. El PPCV la premió con un puesto en la ejecutiva regional.

15. Andrés Ballester. Lidera la cuota campista en Orihuela. Vamos, un valiente. Además es propietario de una explotación de ajos, que promociona regalando una bolsita con tres cabeazas a los diputados por Navidad ¡Qué clase!¡Qué finura!  No tenemos claro que nos vayamos a atrever a hacerlo, pero si llega el momento, de verdad, buscaremos un parapsicólogo para explicar cómo funciona la política en la Vega Baja.

16. César Sánchez. Diputado encargado de los temas de medio ambiente como Trasvase del Ebro y que el dominio marítimo terrestre se ocupe por paseos y chiringuitos. Candidato a la Alcaldía de Calp. A sus 32 añazos es el presidente de NNGG de la provincia de Valencia. ¿Valencia? Sí, el carajillo que me he tomado estaba igual de cargado que siempre: no me he confundido.

17. Elena Bonet. ¡Una catalana en el reino del anticatalanismo! Concejala en Elche y diputada desde 2007. Ni en la wikipedia hay más datos.

18. Antonio Peral. Diputado joven, muy preparado y… completemente desconocido. Casi mejor así.

19. Yolanda García. Una chica que se expresa muy bien, cuando debate con la oposición argumenta (algo que es poco usual en el PPCV). Probablemente por eso, la Fiscalía está empeñada en imputarla en el caso Gürtel. ¡Que aprenda que así no se hace política en España!

Provincia de Castellón:

1. Alberto Fabra Part. Alcalde de Castellón. Lo que importa a la gente es un dato. Ya se lo confirmamos: a pesar del apellido NO tiene relación familiar con Fabra El Grande.

2. Mª Soledad Linares Rodríguez. Actual diputada. Gris. Confesamos que no sabemos quién es. ¡Ni siquiera está imputada por nada! Esto es lo de siempre, que lo de las cuotas se hace si cabe más exagerado en las provincias pequeñas.

3. Manuel Cervera Taulet. Conseller de Sanidad. Ha bailado con la más fea. En breve la sacaremos en esta Paella Rusa a la pista de baile y airearemos sus vergüenzas. Paciencia.

4. Vicente Rambla Momplet. Otro de esos pseudo-cuneros que la provincia de Valencia exporta. Ha sido de todo en el PP: portavoz en Corts, conseller, Vice-president, jefazo de campaña… está ahora en horas bajas no tanto por Gürtel como por el hecho de que no se le ha visto dar demasiado la cara. Su éxito radica en que, a la manera de Mariano Rajoy, casi siempre cumple. Aunque como dijera del gallego José María García, tampoco hace mucho más que cumplir. Y tampoco limpia.

5. Mª Fernanda Vidal Causanilles. Entra de forma rutilante en las Corts valencianas la protegida por excelencia de Carlos Fabra. Su carrera política es la mejor explicación de qué méritos hay que acumular en este país para que te vayan bien las cosas e ir subiendo poco a poco en recompensa a tus méritos y esfuerzos.

6. Alejandro Font de Mora Turón. Pues sí, ahí lo tienen. Inaugureitor en persona. Alguien que se denomina a sí mismo émulo de Alejandro Magno merece todo lo que le pueda llegar. De nuevo, como con Cervera, esta Paella Rusa tiene que dedicarse en breve, de manera extensa, a él y a su gestión como conseller de Educación.

7. Ricardo Costa Climent. Rick. ¿Hace falta decir más? El pijo más famoso al oeste del Pecos. Hermano de Juan Costa, protegido de Rodrigo Rato con fama de ser el hermano listo. Fama a todas luces injusta, por cierto, en opinión de esta Paella. Ha soportado carros y carretas esta legislatura. Le vimos llorar. Ha sido fiel al partido. Y a Camps, a pesar de que éste tuvo que sacrificarlo. Rajoy, sin duda, debe de recordar que fue él, entonces secretario general del PP valenciano, quien le entregó los avales de toda la organización a pesar de que el rival de Rajoy era, precisamente, su hermano. Repite como diputado y va en puesto de salida, como debe ser. Como toca. De manera que, para concluir este somero repaso, volvemos al inicio. ¿De verdad lo ven extraño los que parecen estar tan escandalizados con su inclusión? ¿Qué se esperaban?

Etiquetas , , , , , , , , , , , , , , , ,

Compartir

Artículos relacionados

23 thoughts on “El PP presenta La lista de Schindler (ampliación de datos por Alicante)

  1. El TorrentI

    Te corrijo: a M. Jose Catala no la pusieron por que nadie quería comerse el marrón. Hubieron otros intereses mas «mundanos».

    Contestar
  2. torrenti2

    ¿tu no serás el gorrilla, ese al que ya le gustaría parecerse en algo adepedro? el Dios en el Torrent cuaternario-socialista de principios del 2000

    Contestar
    • Senyor Garrofó Post author

      No, pero deberías contarnos algo más del tal «gorrilla». Suena a que debe de haber un filón interesante ahí.

      Contestar
  3. Otis B. Driftwood

    Juer, anticipáis tantos monográficos que no sé yo si vais a tener días suficientes antes de las elecciones. De momento, este primer análisis es, simplemente, maravilloso.

    De Rita espero a ver qué decís. Aquél libro de «El Pensamiento Vacío» (no recuerdo el autor) aclaraba bastantes cosas sobre por qué arrasa por donde va. A veces literalmente.

    Saludos.

    Contestar
  4. desempleado

    Leer «el pensamiento vacío» es una experiencia curiosa, deprimente y divertida a la vez. Tanto como escuchar a rus en vivo y en directo.
    Leer a Ferran Torrent es como leer a la Paella Rusa, te consuela puesto que sabes que no estás solo.
    Inaugureitor deja el pabellón muy alto en educación, el siguiente va a tener que esforzarse a fondo para superarlo.

    Contestar
  5. Y tú también

    Buen análisis.
    Sólo un apunte. «Rorro» es Juan Rodríguez Marín,no Alperi. El primero fue zaplanista reubicado. El segundo fue alcalde de Alicante. Nunca tuvo feeling con Eduardo.
    Saluto

    Contestar
    • Senyor Garrofó Post author

      Ups! Cierto. Se me han cruzado totalmente los cables. Esto es la vejez. O las prisas. Gracias por el aviso. Ahora mismo lo cambio.

      Contestar
  6. paolo2000

    Tremendo repaso. Cuanto se aprende con ustedes. ¿ No falta Ripoll ? ¿o me estoy liando?

    Hablando en un nivel técnico de comunicación y no ideológico, la Castedo lo va a petar en Alicante. Alperi tenía un estilo zafio que no gustaba y que puso en peligro la hegemonía popular en las pasadas locales cuando Etelvina (La Gran Traidora y cuya triste figura merecería una semblanza ya que encarna todos los defectos del PSPV) se quedó a solo una concejalía de la mayoría absoluta. Si Izquierda Unida no hubiera sido tan insignificante como nos tiene acostumbrados, hoy habría una alcaldesa socialista en la segunda ciudad de Lo Regne.

    Pero Sonia Castedo está demostrando una inteligencia y un instinto político asombroso. Se ha desmarcado del pasado y está mezclando un espíritu aguerrido como corresponde a cualquier mujer fuerte del PP pero sin meterse en berenjenales y ha sabido ganarse y fagocitar de forma extremadamente hábil a pequeñas bolsas de resistencia y criticismo con gestos simbólicos y actos más prosaicos.

    Eso sí la ciudad basicamente sigue hecha un desastre como siempre pero solo el simple cambio de estilo va a desactivar un voto progresista que hace 4 años casi se lleva por delante a Alperi…

    Contestar
  7. Mafalda

    Joder, que pasada. Esto tiene tanto jugo que casi apetece que no pasen las elecciones para seguir leyendo artículos de esta categoría.

    Aunque he de decir que por Valencia también merece mención el inefable Manuel Bustamante, que le organiza los saraos al «Tío Paco» con el pueblo gitano, y capta el voto de esa parte de nuestra sociedad a la que tal vez le pegaría más votar socialista. Pero claro, el PSPV directamente ni se molesta con los gitanos, así que más para el Molt Honorable.

    Bustamante controla que te cagas. Por un lado va de humilde, de «yo es que vendía ropa en un mercao» (esto es verdíco) pero cuando paga sus compras le mola sacar fajos de billetes y enseñarte su anillo coronado por una piedra tan grande que rebasa los límites de la horterada. A su favor hay que decir que aboga por la integración, etc, etc. y es muy querido entre los suyos. Con lo cual, básicamente se lleva de calle todos los votos para el PP.

    Va de 26 o 27 en las listas (por eso entiendo que no lo mencionarais) pero me parece un personaje tan peculiar que por eso pongo mi pequeño aporte 😛

    Contestar
  8. romer

    Crec que amb Alacant i Castelló us heu quedat una mica curts. Volem coneixer a tots el diputats abans de les eleccions, per saber que trobarem a cada banda

    Contestar
  9. güiskiliqs

    Creo que en Novelda van volver a gozar de Milagrosa nuevamente. Si no me equivoco, vuelve a ser cabeza de cartel para las municipales, por el PP, of course

    Contestar
      • romer

        Oh, yeah! Milagrosa torna a casa, com el torró per Nadal. Diu que deixarà les Corts, excepte que el partit li demane que es quede… es a dir, que a la fi estarà «en misa y repicando»

        Contestar

Responder a Mafalda Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: