La Paella RusaTota empastrà

Corrupción

Alarte y las naranjas

La que se ha liado con las naranjas podridas del PSPV:

O mejor dicho, la que han liado. Concretamente, las asociaciones de agricultores AVA/ASAJA. Tanto, que Alarte ha tenido que salir a explicar la campaña, diciendo que “la gran naranja podrida es Camps“.

Pues un poco sí ha sido un fallo de campaña, la verdad. Permítanme explayarme.

A nadie se le escapa a estas alturas que dichas asociaciones no son precisamente neutrales. Sea por el agua, sea por las subvenciones, sea por los graciosos suplementos de los informativos de Canal 9, están más cerca del PPCV que de cualquier otro partido. Así que pensar que la queja es inocente sería igualmente ingenuo. A la línea editorial twittera de este medio, además, le ha parecido que la reacción era absurda, y la respuesta de Alarte, adecuada y valiente. No son los únicos. La idea es que hagas lo que hagas te van a criticar. Y es una idea cierta, claro que lo es. Pero por eso mismo has de tenerla en cuenta. No vale despreciar al adversario como “de traca” y seguir adelante como los de Alicante cuando ese adversario está, según todas las encuestas, al borde de renovar una mayoría absoluta a pesar del lastre de la corrupción.

Veamos. El PSPV sabe, o debería saber, que tiene a la mayor parte de la sociedad civil organizada (política o no políticamente) lejos de sí mismo. Una parte muy significativa está directamente en contra. Uno de los símbolos de dicha sociedad civil es la naranja. ¿En qué momento, a qué asesor, se le ha pasado por la cabeza que era una buena idea poner una naranja podrida como imagen central de su campaña? ¿No imaginó que, inconscientemente, resulta desagradable, y conscientemente da munición a las redes clientelares del PPCV? Y si lo imaginó, ¿de verdad anticipó que esta iba a ser la respuesta del Secretari General socialista?

Si dices que Camps es la naranja podrida, entre otras cosas estás diciendo que Camps es la naranja. Estás situándolo justo donde lleva años intentando encumbrarse con sus propios medios: en quintaesencia de la valencianidad. La discusión se centra, pues, en si está podrida o no. ¡Que es la misma discusión que lleva intentando desarrollar el PSPV desde hace un año! No hay cambio, no hay mejora en los posibles resultados: solo hay un nuevo simbolismo que a ti (PSPV) no te aporta nada y al rival (PPCV) le da munición.

Claro que a estas alturas, una vez lanzada la campaña, a Alarte no le quedan muchas más opciones. Si la retira y pide perdón, el PP gana definitivamente este asalto. Si no la retira pero no explica, la bola sigue hasta que se va durmiendo poco a poco, y el PP gana el asalto. Así que solo le queda explicarla, reiterar el mensaje por erróneo (estratégicamente) que sea, y esperar al menos conseguir más cuota de pantalla en medios, que, mira por donde, puede ser el único efecto beneficioso de todo esto.

Y es que el principal problema de Alarte es que, comparativamente, muy poca gente sabe quién es él y cuál es su proyecto. Necesita abrirse un espacio en los medios para poder venderse y venderlo. Pero para eso antes debería tener un proyecto bien construido. Y si lo tiene, por favor, que se abstenga de usar uno de los símbolos de su región en un formato… podrido. Es tan fácil como eso: hay otras formas de llamar la atención. No se trata de no herir sensibilidades, no me malinterpreten, sino de herir las que tocan.

Etiquetas , , , , , , , , , ,

Compartir

Artículos relacionados

28 thoughts on “Alarte y las naranjas

  1. Alex

    Hombre, el cartel es absurdo a más no poder, un partido que se supone que aspira a ganar las elecciones no puede presentar ese cartel, pero más absurda es aun si cabe la reacción de los agricultores, coño, no hace falta tener muchas luces para darse cuenta que lo que se representa es lo podrido que está el gobierno, la gestión etc, y que Jorge Alarte te trae la solución. Identificar el cartel como un ataque a la agricultura valenciana es de una demagogia brutal

    Contestar
  2. Malva-rosa Connection

    De ser cierta la afirmación de que “uno de los símbolos de dicha sociedad civil es la naranja” la situación de la Comunitat Valenciana es mucho peor de lo que cualquiera podría pensar.

    Contestar
  3. Bufalagamba

    El raonament de l’article està ben portat però erroni, crec, en la conclusió final. Amb este campanya els socialistes diuen que la taronja podrida és Camps i la taronja sana ells. En cap moment es pot deduir que Camps siga l’únic “tarongerable”.

    Contestar
  4. Guillermo López

    Como indica Socarrat, que amablemente enlaza un comentario mío, discrepo con él en esta cuestión. Y es tan, tan Bambi esta Paella Rusa que, en lugar de dilucidarlo a hostias o a insultos verduleros, vamos a manejarnos en unos términos del debate ponderados y reflexivos, como si esto fuera Suecia antes de que se lanzaran a por Julian Assange:

    A mí me parece que la campaña, en primer lugar, está bien perfilada. La piedra angular del discurso del PSPV desde que Alarte ocupa la secretaría general (y, sobre todo, desde que estalló Gürtel) es la crítica a la corrupción del PP valenciano. Es lógico que, a estas alturas, centren su campaña también en ese marco referencial. Me parece buena idea también que escojan una naranja para plasmar la idea. Aquí somos todos mayorcitos y dudo que haya muchos votantes (al menos, votantes que voten, o potencialmente puedan votar, al PSPV) que se escandalicen por utilizar “un símbolo de los valencianos”. Precisamente porque es un símbolo de los valencianos lo emplea un partido que quiere gobernar. Para significar que gobernarán la Comunitat sin componendas con la corrupción. En ese sentido, el mensaje me parece claro (luego podemos hablar de si centrar la estrategia en la corrupción es buena o mala idea, pero ese es otro debate).

    Además, Alarte lo tiene relativamente fácil para devolvérsela al PPCV y el entorno clientelar: “damos tanta importancia a las naranjas como símbolo de la Comunitat que es el símbolo de nuestra campaña. No queremos que la Comunitat Valenciana siga resintiéndose en el exterior de la mala imagen de un President imputado por corrupción” y bla bla bla.

    Y, desde luego, coincido con Socarrat en que lo que no tienen que hacer en ningún caso es bajarse los pantalones con enésima vez. La voluntad de mantener la campaña y pasar del griterío que está montando (que monta siempre) el PP y su entorno es un paso en la buena dirección.

    Un cordial saludo

    Contestar
  5. jeremias escriva

    No veig desencertada la campanya. És més, la veig que pot arribar al votant com el que és, missatge senzill i concret. El problema com sempre seran els mitjans de comunicació afins al PPCV. Retirar la campanya seria un cop dur per a possibles votants del PSPV. Gràcies Paella Russa per mantenir-nos sempre ben informats

    Contestar
  6. Senyor Garrofó

    Yo soy quien ha mandado esta mañana el tweet sobre el Taronjagate que menciona Socarrat y entiendo lo que él explica, pero creo que falta considerar un detalle. El cartel no es una naranja podrida, son tres naranjas. De manera que eso no convierte a Camps en “la naranja”, no lo asocia mágicamente a las esencias valencianas naranjiles. Lo que pretende hacer (y si eso es inteligente o no ya es otra cuestión, pero no hay dudad de que es lo que hace) es asociarlo a la podredumbre.

    Como hay tres naranjas, y una sana, además de otra podrida y una tercera a medio camino, tampoco tiene el más mínimo sentido pensar que el anuncio está diciendo que las naranjas, ergo Valencia, ergo nuestra agricultura, ergo lo que sea, está por definición podrido. No.

    Vamos, que se entiende perfectamente. Las reacciones son una muestra de hasta qué punto la gilipuertez domina el mundo de la política valenciana. Desde Génova llaman al paniaguado de Aguado y éste pone el grito en el cielo. Camps lo aprovecha para lanzar metralla de esa absurda suya que por algún motivo hay quien cree eficaz en vez de decir que es lo que es: una sarta de majaderías propias de un tipo estúpido, sin discurso, sin ideas y que toma a todo el mundo por imbéciles.

    Increíblemente, o no tan increíblemente, medios como Las Provincias o El Mundo se hacen los ofendidos mientras combinan eso con loas a la educación privada y los curas.

    Y luego, demostrando que Camps hace bien en tomarnos por gilipollas, va y resulta que la Unió de Llauradors i Ramaders, que sí son independientes del Consell, empiezan a recibir llamaditas de llauros indignaos porque alguien les ha dicho, o han escuchado en Ràdio 9, que Alarte ha hecho una campaña contra la naranja para que no se puedan vender y los catalanes se queden ese mercado.

    Pues bueno, si el terreno en que quiere jugar el PP es ése, bien haría el PSPV en plantarse en medio de la plaza y decir, “de acuerdo”. Porque más a huevo no se lo pueden poner. Centra el debate en la corrupción, en las subnormalidades de Camps y compañía y, además, implícitamente recuerda a todo el que tenga la EGB o la Secundaria que los del PP ni saben leer, ni entienden una metáfora ni nada.

    Obviamente, yo intuyo que lo que pasará es que, por lo bajinis, intentando que nadie se dé cuenta, en unos días cambiarán la campaña, dirán que todo estaba previsto así desde el principio y consumarán un ridículo más: el PP habrá logrado demostrar que Alarte y los suyos están contra Valencia, contra la paella, contra el agua y contra la naranja.

    Contestar
    • Rasoir

      T’ho compre i apunte: en els pròxims dies es mantindrà només i exclusivament la taronja sana, que és la idea que havien d’haver gastat des del primer moment.

      Això els passa per encarregar les campanyes a Castella…

      Contestar
  7. gottlieb

    Esto me recuerda tanto a lo de Vigalondo… En la cejijunted de algunos por supuesto. Los votantes indecisos no son los más inteligentes del mundo, además lo único que yo veo es que no dan ganas de tomarse un buen zumo de naranja. Es como si aquí nos ponen un queso manchego hecho una caca… Hombre, me parece feo incluso a mí… Además, la naranja medio podrida, ¿A quién representa? ¿A alguien medio corrupto? Tendrían que ser dos naranjas, por dios…

    Contestar
  8. Gustau

    No confongam el debat. El problema de fons és que el cartell resulta poc atractiu i no diu res. Hi ha tres taronges, però podrien estar los tres cerditos y el lobo i continuaria sent igual de roin. I el lema tampoc dóna molt de si. La pregunta no és si “hi ha un altre camí”, sinó a on porta eixe camí. I el que no es pot entendre és que la paellarusa diga que és una campanya “valenta”. Valenta, per què? Jo hauria fet un cartell amb Camps en calçotets damunt un banquet i Alarte fent de sastre prenent-li les mesures. I el text: Alarte, si que sap prendre mesures. Això si hauria sigut una campanya valenta.

    Contestar
    • Senyor Garrofó

      Home, no. Jo el que deia no és tant que la campanya siga valenta (no m’ho sembla, de fet) o encertada (de fet, ni de lluny és la campanya que jo faria), sinó que el que crec encertat i valent és no llevar-la. De fet, més encertat que valent, perquè continuar no és en si mateixa valent. Ara bé, donat el fet que normalment el PSPV sempre acaba claudicant… doncs ja els va bé no fer-ho per una vegada.

      Contestar
  9. galaico67

    El cartel es feo de cojones y con vincular el mensaje con las naranjas necesita tener algo mas que dos neuronas. Seguro que se os ocurren cien formas de usar las tres naranjas y hacerlo mejor.
    Pero lo de las organizaciones agrarias, con la que está cayendo en el tema de la naranja, con la que está cayendo en el campo, en general…, lo de las organizaciones agrarias es bebodable ó en dos palabras, im- presionante. Creo que hay perros falderos con más criterio propio y más independencia.
    De todas formas, yo tampoco retiraría la campaña. Si ese sector está totalmente convencido de que no hay trasvase porque ZP está vendido a los catalanes, de que la naranja no se vende por ZP, de que no se pueden recalificar más fanecaes porque ZP esta espantando a los europeos…ahi no hay nada que rascar. El PsPV ó intenta recuperar a la clientela de toda la vida ó no hara nada. Intentar ganarse a cuatro abuelos irrecuperables es perder el tiempo.

    Contestar
  10. Eye

    Identificar el cartel como un ataque a la agricultura valenciana es de una demagogia brutal.

    También es sintomático del nivel de discurso, por parte de una trinchera y de la otra. Y es entre deprimente y divertido comprobar que esta especie de “argumentos” funciona. En el pueblo de los Simpson hay menos fantasía de lo que parece…

    El caso es que, a estas alturas, una parte importante, quizás incluso mayoritaria, de la sociedad valenciana ve al PSPV como una cuadrilla de quintacolumnistas al servicio de Madrit y Cataluña, según corresponda. Tienen esa imagen, y da un poco igual lo que propongan…, aunque el hecho de que realmente no propongan nada tampoco mejora el asunto.

    E insisto en lo que he dicho otras veces; centrar la campaña en las corruptelas de Camps es un error. Mientras no se demuestre algo de la escala de Roldán o Marbella, para la mayoría de la gente se trata de unos pecadillos poco relevantes, y que van implícitos con el cargo. Además, es fácil darle la vuelta al asunto, sacando a la luz los trapicheos del PSPV, o incluso –¿por qué no?– los del PSOE en otras comunidades, o el gobierno central.

    Porque ésa es otra. Podemos discutir todo lo que queramos sobre política valenciana, como si nos moviésemos al margen de lo que pasa en el resto del país, pero la impopularidad de Zapatero y sus muchachos condiciona también las perspectivas del PSPV. Es una piedra pesada con la que cargar.

    Contestar
  11. Johnny

    Joder, es que esto es peor que lo de Roldán y lo de Marbella. Y se demostrará. Que aquí en esta página sois los primeros que os tragáis la publicidad del PP. Los 3 trajes y demás. Aquí se han llevado varias decenas de millones de euros unos señores a su casita. ¡Pues claro que hay que centrar en eso la campaña por mucho que a Eye o al Garrofa, a Asunción o a los medios del PP, les parezca que el tema no es para tanto!

    Contestar
    • galaico67

      Ya, Johnny, hay que centrar la campaña en eso porque:
      – No podemos atacar al ladrillerismo porque nuestros alcaldes más preclaros tambien potencian el ladrillerismo. O al menos presentan un perfil tan bajo que casi no se les vé.
      – No los podemos atacar por el lado de la Católica, sus regalos y sus componendas porque Alarte se ha hecho una foto casi besando el anillo al obispo
      – No los podemos atacar por el lado de los barracones y la deuda de CIEGSA porque…porque….porque en cuatro años no hemos hecho nada, como para ponernos ahora. Eso son decenas de millones de euros tirados
      – No lo podemos atacar por la formula guan y la americascup porque, en su momento, nos callamos. Más decenas de millones de euros tirados.
      – No los podemos atacar por las recalificaciones porque cuando hay que hacerlas, se hacen, y cuando hay que apoyarlas, se apoyan. Como en el caso del Valencia y Mestalla..
      – No los podemos atacar por los contratos públicos ocultos y por las cuentas públicas ocultas, porque eso da mucho trabajo y pocos titulares
      No sigo porque me da la risa. Se ataca en un solo flanco porque los otros no se han cubierto a cara de perro en estos cuatro años y ahora es tarde. Todo el ruido de los trajes no cubre lo que hubiera tenido que ser una labor de oposición a cuchillo, porque motivos ha habido por decenas.
      Y ahora, las naranjas. Tiene huevos que , con la que le está cayendo al sector de la naranja, y mandando como manda el PP desde hace muchisimos años, no salga nadie a poner colorados a estos peones naranja del PP, poniendo de relieve que el PP lo único que ha conseguido estos años es abandono de campos para recalificar y conseguir derechos de agua. Y un sector en una crisis sin salida, con mano de obra ilegal a carretadas.

      Contestar
    • Senyor Garrofó

      Más allá de lo que te comenta Galaico, que suscribo de la primera a la última letra, Johnny, me gustaría añadir al listado de personas que piensan como un servidor en este tema, junto a Asunción y a los sospechosos habituales, al señor Blanco.

      Contestar
  12. Arròs a banda

    Jo quant a contingut trobe molt desafortunada la campanya, però no perquè li deixe res en safata al PP, sinó perquè si EU i Compromís foren mínimament espavilats els farien a pols.

    A principi d’any el govern de Madrid va signar un conveni amb el Marroc pel qual les taronges marroquines es poden vendre a Europa per la meitat de preu que les valencianes, com ja vam comentar en anteriors articles. Això és l’autèntica taronja podrida, i és que després d’ofegar econòmicament l’agricultura valenciana durant anys, el PSOE li ha clavat la darrera estocada mortal. El PP hi ha col·laborat, evidentment que si, i ha destruït molt. Però les dos principals agressions al sector primari valencià han estat la LRAU i este conveni amb el Marroc. Més els valdria al PSOE tindre la boca callada al respecte.

    Contestar
    • galaico67

      Sr Arros, lo de la naranja marroquí será la puntilla para una naranja que se ha empeñado en competir en precio y no se como, porque aquí y ahora la naraja se está liquidando en el campo a 0,20-0,33 cts de euro.
      http://www.infoagro.com/precios_origen/citricos.asp
      La verdad, que un producto que se está vendiendo al detalle a 1-3 euros no parece que 10 cts vayan a marcar la diferencia.
      No he probado la naranja marroqui ni la israelí, la turca, la egipcia, la paraguaya ó la sudafricana. Hace tiempo probé la paraguaya y era una mierda pegada en un palo. Del resto no puedo juzgar
      Si no son capaces de marcar otra diferencia con el producto que meterle aranceles a saco, mal lo llevamos.
      Y respecto a la culpabilidad del PsoE, seguramente que la tiene. Seguramente para el gobierno de Spain la naranja no es más que un cúltivo en declive que ha ofrendado grandes glorias a Spain pero que cada vez representa menos en la balanza comercial y que no debe tener mayor protección que los pantalones, las camisas ó las judias.
      Pero desde mi modesta experiencia de ocho años en la terreta, habría sido mejor dedicarle parte de la energía desperdiciada en defender el trasvase. Habría sido mejor estar más atento a Bruselas y a su politica de sanidad veterinaria, gracias a la cual se cuela lo que se cuela. Habría sido mejor gastarse el dinero en entender la comercialización y dedicarse a eso de explotar las fortalezas y disminuir las debilidades.
      Asumamoslo, el campo valenciano esta hecho una braga, usada y rota. Todos los terrenos fertiles y frondosos son carne de “solarina” y el valenciano hijo del campo quiere un trabajo de ocho a siete y fiesta de viernes tarde a lunes mañana. Y eso es incompatible con aporrear olivos, almendros y garroferas. O con moverse para conseguir el mejor precio para cualquier cosa.

      Contestar
      • Arròs a banda

        Això ni dubtar-ho, galaico, la política agrària de l’Estat espanyol- i la de la Unió Europea- ha estat un desastre, però en tots els sectors. Subvencions al lli, la llet, l’oli, les taronges, les tomaques… S’hauria d’haver apostat per productes derivats i per cooperativisme a la manera que han fet els italians de l’Emília-Romanya, això està claríssim. Però l’ací ho fem tot a patades, això no és una novetat i de fet pense que és l’únic element identitari de tot l’Estat espanyol: la poca gana en fer les coses.

        Sobre les taronges, jo si que n’he provat: d’Israel i Jordània, del Marroc i xineses. I xovinisme a part, no hi ha ni punt de comparació.

        Contestar
        • galaico67

          Pues el ” no hi ha punt de comparació” es lo que se tendría que vender. La comercialización , el no vender sin precio… que hay que joderse, por ejemplo, con los italianos, comprando graneles en España, venderlos como italianos y encima apuntarselos como producción propia…
          Echarle la culpa a “els de ponent” se ha convertido en unas mala costumbre. Pero si hcieramos una lista de donde vienen los males de esta nuestra Comunitat, los autores ó cooperadores necesarios serían “del terreno” en la mayoría de los casos

          Contestar
          • Arròs a banda

            No pretenia tirar pilotes enfora, ni molt menys. No he tirat la culpa al govern de Madrid sinó concretament al PSOE.

            Els problemes dels valencians deriven en gran mesura de votar el PSOE i el PP i la seua política quantitativa (quantitat de kilos de taronges, d’arròs, litres d’aigua que es transvasen, torró, coets tirats en Falles, diners invertits en festes, rajoles posades- NO-DO style-, nombre de turistes, peregrins visitant el Papa, diners invertits o desinvertits…) més que no de la qualitat i saber fer de les coses que fem. Eixe és el problema, que no existeix una alternativa qualitativa, que parle i pose en pràctica una manera MILLOR de fer les coses.

      • Eye

        el valenciano hijo del campo quiere un trabajo de ocho a siete y fiesta de viernes tarde a lunes mañana. Y eso es incompatible con aporrear olivos, almendros y garroferas.

        Yo he probado las dos cosas, y claro, no hay color… El aceite de oliva es una ruina, la almendra meh, y las garroferas casi nadie las trabaja ya –y el caso es que son un cultivo sencillo y que lleva muy pocos gastos, pero no valen casi nada y encima como te descuides un poquito te las roban–. La agricultura es un trabajo al aire libre que sería reconfortante hacer si tuviese algo de valor, pero tal y como están las cosas ahora, sólo es para los que no tenemos otra cosa. En un tiempo dudaba cuando me salía faena en otro sitio justo en tiempo de cosecha, ahora lo tengo clarísimo; paso de trabajar casi por lo mismo que me darían en un koljós.

        Y lo de competir con calidad, pues qué voy a decir… La calidad es un artículo de lujo del que mucha gente puede prescindir, y más ahora. El aceite de oliva de la Sierra de Espadán será uno de los mejores de España, pero el que venden en Mercadona a 12 euros la garrafa, sin ser nada del otro mundo, sí es lo bastante bueno para la mayoría. Y más o menos lo mismo pasa con todo lo demás.

        Por cierto, ya que menciono el aceite de oliva… Cosecha histórica aquí en el Alto Palancia. Estupendo para las almazaras, no tanto para los productores, que nos lo vamos a tener que sucar con pan. Pero bueno, si alguno de vosotros quiere probarlo, es el momento ideal para acercarse a uno de los pueblos de la zona, seguramente lo encontrará más barato que nunca.

        Contestar
        • galaico67

          De Ventre, yo he probado el aporreamiento de almendros en versión rústica, con maza y mantas, no con plegadora. No voy a discutir que el trabajo del campo es jodido, duro e ingrato. Mis abuelos eran pequeños agricultores. Y en mi familia hay quien se dedica a la distribución de marisco y acaba de empezar una pequeña bodega. Vamos, que el sector primario lo conozco de algo más que los libros.
          Solo quiero que alguien me explique:
          -como los americanos pueden vender almendra en España, pagandose a 0.9 el kilo de la marcona del pais.
          -como los italianos se llevan aceite de arbequina catalán y lo venden como bocato di cardinale y a precio de bocato di cardinale
          -como la bajoca marroqui – que tiene que costar una mierda de producir- se vende en el mercadona a 3 euros. Y casi no baja en todo el puto año.
          -como los de no me acuerdo de que valle italiano hacen publicidad de sus puñeteras manzanas en el canal nou.
          Vamos, que hay alguien que se queda con la plusvalia del campo/pesca. La muñeca chochona para el que averigue por qué pasa eso y como se soluciona.

          Contestar
  13. bajoca

    Veo que pasais por alto esos super carteles que aparecen el “Tigre”. En 5 km, lo he visto 3 veces!!! Lo digo por si es Alarte o su doble, por la cantidad de Photoshop… No se si con ellos algun votante lo podrá reconocer…
    ¡Ánimo! Un 30 % es demasiado, hay que mejorarlo: 25 %!!

    Contestar
    • galaico67

      Hay que reconocer que la derechona se supera.
      Leido en el ABC, buscando ese cartel de Alarte…
      “El secretario general del PSPV, Jorge Alarte, intenta «mimetizar» a su partido con algunos de los rasgos que vienen definiendo la imagen «corporativa» del PPCV. Especialmente, la senyera y el color naranja. La presentación de la segunda fase de la campaña electoral del PSPV descubrió ayer una cartelería en la que destaca la incorporación de una senyera difuminada, rasgo nada habitual en el PSPV.”

      Ya saben, caballeros, la senyera y el color naranja hay que usarlos con sentidiño. Esos simbolos son de la gente bien de toda la vida y los rojitos deberían tentarse la ropa antes de usarlos en vano….

      Contestar
  14. Pingback: ¿Está retirando Blanqueries las vallas del #Taronjagate? | La Paella Rusa

  15. Pingback: Lista municipales del PPCV: no se trata de corrupción, sino de selección natural | La Paella Rusa

  16. Pingback: Jorge Alarte Centralizator | La Paella Rusa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: