La Paella RusaTota empastrà

Corrupción

Qué hace el PP y qué hace el PSPV: el caso de Torrent

Hace treinta años, la Comunidad Valenciana era uno de los graneros electorales más importantes de la izquierda. Hoy en día, las cosas se han invertido y, como es sabido, es el PP quien cuenta con “el granero de Levante” para compensar la ventaja del PSOE en Cataluña y Andalucía. Se trata del principal viraje electoral que ha tenido lugar en España desde los inicios de la democracia; mayor incluso que el de la Comunidad de Madrid (donde, además, la ventaja de la derecha española ha derivado, fundamentalmente, de cuestiones de política nacional).

Hay una serie de factores que explican esto (el abrazo del oso a Unió Valenciana; el victimismo frente a Madrid derivado de la regionalización del PP; los días de vino y rosas del ladrillo), y la cosa da, desde luego, para mucho más que un artículo en La Paella Rusa. De manera que aquí querría centrarme en un caso concreto que nos permita sacar conclusiones: cómo entra el PP en un territorio hostil; cómo se hace con el poder; cómo consigue la hegemonía una vez ha asumido el poder; y cómo todo ello se produce ante una oposición complaciente en extremo.

Para ello, vamos a centrarnos en el caso de Torrent, la principal población del cinturón que rodea a Valencia, con unos 75.000 habitantes (la quinta octava ciudad de la Comunidad Valenciana en términos de población, si no me equivoco, tras las capitales de provincia, Elche, Torrevieja, Orihuela y Gandia). Históricamente Torrent había sido gobernada siempre (bueno, siempre desde que murió el Caudillo) por sólidas mayorías del PSPV. Con 25 concejales en la corporación municipal, el PSPV sacó 15 en 2003 (un 55% de los votos), por 8 el PP (29%) y uno el Bloc y EU.

Cuatro años después, en 2007, el PP gana las elecciones por la mínima: 13 escaños (43,8%) por 11 del PSPV (39,9%) y uno del Bloc: mayoría absoluta. ¿Cómo puede darse semejante vuelco electoral? De nuevo hacemos abstracción de factores de tipo sociológico-económico, como por ejemplo el crecimiento de las clases medias y de las clases medias-altas en Torrent, sobre todo la urbanización del Vedat, adherida al pueblo. También encontramos otros factores que en teoría debían beneficiar al PSPV, como el accidente de Metro de 2005 en el que perdieron la vida casi 50 personas, imputable directamente a las deficiencias de mantenimiento de los metros gestionados por la Generalitat. Pero, aunque estos factores son importantes, no resultan decisivos por sí solos.

La torpeza del PSPV. la gestión del PSPV en Torrent ha cambiado, de manera decisiva, la fisonomía de la ciudad (que ha experimentado un crecimiento gigantesco desde los años setenta). Y casi todo el mundo coincide en que lo hizo para bien. Pero… ¡Ah, el PSPV! Una vez llegan al poder, tienen una irritante tendencia a darlo por supuesto. El alcalde eterno de Torrent, Jesús Ros, enormemente popular, decidió en 2003 que estaba llamado a más altas miras, y se fue a las Cortes Valencianas. En su lugar dejó al también eterno número dos, Josep Bresó, en la confianza de que Torrent era territorio conquistado para el PSPV. Bresó se dedicó a gestionar el día a día y a profundizar en su nulo carisma. Poco antes de las elecciones, para rematar la faena y con una habilidad digna de Julito Salinas rematando a puerta, anunció la implantación de un nuevo impuesto municipal de recogida de basuras que tocó muchísimo las narices.

La campaña del PP se basó en un triple eje, ya clásico en la manera en como este partido enfoca los procesos electorales:

El regalito: el PP ofrece promesas desmesuradas, tanto que ni el PSPV se atreve a subirse al carro, en la línea faraónica que caracteriza a la política valenciana y su obsesión porque todo sea “lo més gran”. En este caso la estrella de la corona fue: “El PP traerá a Torrent el hospital que los socialistas no quieren traerte”, y se añade: “porque, como la Generalitat la controlaremos nosotros, si no gana el PP no habrá hospital”. Pues así de elegante es el PP cuando se trata de dejar clarito a los ciudadanos que aquí, o con ellos o contra ellos.

Se da la circunstancia de que esta misma promesa estrella se desplegó en otras poblaciones colindantes, como Paterna. Con el PP, la cosa iba a pasar de tener cero hospitales a cinco en una sola legislatura. ¡Para que luego digan que con el PP se degrada la sanidad pública! Imagínense el espectáculo: un hombre herido en el linde de los términos municipales de tres ciudades del PP, y tres ambulancias peleándose por hacerse con el enfermo para su hospital.

Naturalmente, cuatro años después no hay ni rastro de hospital, pero al poco de llegar al poder en Torrent se puso un cartel que es que da gusto verlo. Si alguien comenta que igual se propasaron con lo del hospital, pues se saca el siempre útil recurso de recordar que Zapatero crucificó a Nuestro Señor y es el responsable de la extinción de los dinosaurios, y punto.

Nuevo y flamante hospital de Torrent. Al fondo a la derecha, entrada de Urgencias

¡El PSPV es corrupto! En las últimas legislaturas, la derecha española se ha especializado en echarle a la cara a los candidatos socialistas en el Gobierno la corrupción y el despilfarro nuevorriquista que les son consustanciales. Para ello, se buscan polémicas anecdóticas, pero efectistas: un avión oficial, un coche oficial, un piso oficial… ¡Los socialistos se gastan el dinero de tus impuestos en francachelas! Y hay que tenerlo claro: es verdad que los políticos con mando en plaza tienen una tendencia preocupante a despilfarrar, sobre todo en absurdos gastos de representación, saraos varios y demás. Pero, claro, el problemilla es que esta crítica te la haga el PP, con gente atildada a más no poder, con unos pelucos, gomina y ternos impecables que es que da gusto verlos. Esta es la misma gente que farda de que con ellos la Generalitat vive a lo grande, que todos pueden enriquecerse comprando pisos, y que aquí lo que hay que hacer es montar circuitos de Formula 1 para lucrarse.

Camps y Rita apretándose el cinturón para hacer frente a la crisis que nos ha traído Zapatero

El caso es que les sale siempre bien, y por eso lo utilizan cada vez más. Por algún misterioso motivo, a la gente le jode más el despilfarro de este tipo, basado en caprichitos y excesos de nuevo rico malcriado, cuando la hacen desde el PSOE (en cuanto a la corrupción de toda la vida, la de forrarse a millones directa o indirectamente, en plan Consejos de Administración y licencias de obras, esa a todo el mundo le parece bien, venga de donde venga).

Pues bien, en esta línea en Torrent le sacaron al alcalde Bresó el megaescandalazo de que contaba con un coche oficial. Por supuesto la nueva alcaldesa, Mª José Catalá, se apresuró a deshacerse de él cuando pasó a ocupar el consistorio. ¡Había que ahorrar para el nuevo hospital!

Bresó en su coche oficial

Trabajar: hay algo indudable, y es que el PP se lo curra, en términos de captación de votos. Tanto cuando está en el poder como en la oposición, el PP se pasa la vida reuniéndose con absurdos colectivos de toda clase y condición (es decir, con los ciudadanos; ¡hasta ahí podríamos llegar!), a los que les promete el oro y el moro mientras asiente comprensivamente ante la evidencia de lo malos que son los socialistas. Mientras tanto, en el PSPV…

Concejal del PSPV en el poder

Así que, contra todo pronóstico, el PP se coló de rondón en un Ayuntamiento claramente proclive a los socialistas, con votos prestados, con promesas imposibles, y con la hostilidad de mucho voto abstencionista que, de movilizarse, se iría también al PSPV. Pero misteriosamente, cuatro años después lo más probable es que revalide su mayoría y que, al más puro estilo Camps riéndose de los periodistas, además la aumente significativamente. ¿Cómo es posible? ¿Cuál es el secreto del PP, además del estilazo de sus dirigentes?

Una vez hemos ganado

– El PP despliega sus mejores artes para ejercer el populismo al estilo del Conde de Romanones, bebiendo de las esencias, que tan felices resultados ha generado en la Comunitat Valenciana (véase el caso de la provincia de Castellón con Fabra, auténticamente decimonónico). Para ello cuentan con una alcaldesa singularmente dotada, María José Catalá, una especie de miniRita opusdeísta, a la que ya se ha encargado el PP de ensalzar por todas partes, y a la que hizo diputada nacional en 2008 (aunque ella renunciaría más tarde “para dedicarme a Torrent en cuerpo y alma”).

– El PP se recorre todos los barrios, calles y absurdas asociaciones de vecinos, por las que simula tener interés. Especialmente por aquéllas que se sintieran particularmente ignoradas por el precedente ayuntamiento socialista (por ejemplo, el PP se ha hinchado a darles cosas a los residentes del Vedat, la mencionada urbanización, cuyos habitantes, como pueden Ustedes imaginarse, no es que sean en sí muy proclives a votar a la izquierda). Esto es, prácticamente todas, dado que el PSPV en el poder tiene una peculiar tendencia a no dejarse ver, a repartirse los cargos y chollitos entre ellos como preludio de la sesión intensiva de navajazos para ver quién se queda más en el reparto. En el PP, en cambio, dejan unos fondos aparte para comprar voto clientelar de las formas más variadas, y todos contentos (y si no tienen esos fondos porque ya los han repartido, pues se endeudan, con los excelentes resultados por todos conocidos). Poco a poco, y a lo largo de cuatro años, la red clientelar se vuelve más densa, sólida y profunda.

Concesión de subvenciones en el ayuntamiento de Torrent

– Propaganda a saco. El PP despliega continuas campañas de publicidad institucional de tono progresivamente más obvio – grosero. El mensaje subyacente vendría a ser: “el Ayuntamiento te trae la felicidad que Zapatero quería birlarte para dársela a los catalanes”. En el caso de Torrent, la alcaldesa se sobró hace poco más de un año un soberbio “cuaderno de información de acciones del Ayuntamiento de Torrent” (o algo así) en el que detallaba, a lo largo de sesenta páginas, todas las medidas que se habían tomado en el pueblo para dinamizar la economía y luchar contra el paro. Medidas pagadas, naturalmente, con el Plan E del malvado Gobierno socialista (para rizar el rizo, en La Paella Rusa soñamos con la perspectiva de que el panfleto propagandístico se editase también con dinero proveniente del Plan E, extremo que desconocemos).

Naturalmente, la riada de dinero público no sólo sirve para poner vallas publicitarias o anuncios en los medios, sino también para apuntalar a los medios afines, o convertirlos en afines, o crearlos directamente al amparo de la publicidad institucional, mientras se putea a los medios hostiles (hasta que dejan de ser hostiles, o se conforman con ser hostiles “hasta cierto punto”, coincidente con el momento en el que se juegan la publicidad institucional). Leer la mayoría de los medios de índole política que se despliegan en Torrent es un espectáculo de culto a la personalidad de la alcaldesa, así como de preocupación por la buena gente torrentina, aterrorizada de que en cualquier momento Zapatero se cuele en tu casa y rapte a tus hijos para vendérselos a PRISA.

– Por último, y por supuesto, el PP ha dedicado sus años de mando en plaza a beneficiar a saco a los suyos y su concepción de las cosas. Y, como la alcaldesa tiene esa especie de filiación beato-catolicona rayana con el Opus Dei tan cara a “Paquique” Camps, una de las estrellas de la corona ha sido, sin duda, la vergonzosa cesión (regalo, para que lo entendamos claramente) de terreno público en Torrent para que la Universidad Católica monte ahí un campus universitario, “porque la presencia de la Católica dinamizará la economía de Torrent”. Y lo que dinamizará la economía de la Católica ya ni les cuento.

Así que, cuatro años después, la ciudadanía vive un Nuevo Amanecer en el que las redes clientelares se han extendido entre amplias capas de la sociedad. Mucha gente tiene la sensación de que le ha tocado algo en el reparto, o que tiene un amigo al que le ha tocado algo, o que a él, si persevera, podría tocarle algo próximamente. Claro que todo esto funciona mientras el BCE no intervenga las cuentas de Torrent, como consecuencia del desaforado nivel de gasto y de la ruina de las cuentas públicas (que también es imagen de marca del PP en la Comunidad Valenciana; ya saben, todo eso de la eficacia del PP en la gestión del dinero, “las manos limpias y las cuentas claras”, que con tanto éxito se está aplicando en RTVV o en el Ayuntamiento de Madrid, por poner dos ejemplos muy conocidos).

Mientras tanto, en el PSPV…

En el PSPV siguen matándose entre ellos. También descubren que en la oposición no se está tan mal, pues el PP monta redes clientelares con verdadera devoción fanática y les pone un montón de chollitos a los concejales de la oposición, los cuales, además, como están en la oposición, no se ven obligados a hacer nada, ni a reunirse con ningún absurdo colectivo (¡nunca más las tardes perdidas simulando interés por las tías marías o los ancianos!). La discusión en el PSPV se da en clave interna: ¿quién entra en las listas y en qué posición?

Concejal del PSPV en la oposición

Así que, frente a una alcaldesa populachera, el PSPV presenta a un candidato desconocido y sin ningún tirón, con el resultado previsible: que cuatro años después Torrent, la ciudad más grande, la joya de la corona del cinturón rojo que rodeaba Valencia, se convierta en uno más de los Ayuntamientos donde el PP ostenta una sólida mayoría.

Etiquetas , , , , ,

Compartir

Artículos relacionados

34 thoughts on “Qué hace el PP y qué hace el PSPV: el caso de Torrent

  1. Pingback: Anónimo

  2. asertus

    Es decir, los del PP se lo curran.., para llevárselo calentito, mientras que los del PSPV no dan palo al agua ni para llevárselo…, sólo algún navajazo entre ellos…

    Debe ser el carácter Levantino…, aún recuerdo yo esos 80 con Carlos Collado en la Repúbli.., digo, Región de Murcia…. que también disfrutó de sus 16 años de PS tan intensamente, que ahí estamos… y los socialistas murcianos ahí andan, divirtiéndose…, mientras darán a Valcárcel otra mayoría.., y luego dicen que el de Cantabria es populista…, ya que aquí se quedaran en unas anchoas, o en unas gambas rojas…, que barato saldría…

    Pero, sinceramente, no sabría qué elegir.., salvo escaparme…, Camps/Rita vs don Nadie/Pajín ???’

    Saludos

    Contestar
  3. Pingback: Qué hace el PP y que hace el PSPV: el caso de Torrent (histórico cinturón rojo de Valencia)

  4. Rafelin

    Si que eres simplista para hablar de Torrent y nos tomas por tontos a los torrentinos. Solo te ha faltado decir que el PSOE no hizo nada durante decadas con barrios abandonados y utilizaba toda esa propaganda, grandes eventos y una ciudad donde mandaba el ladrillo y los macro pai que atribuyes al PP.

    Pero tienes razon en una cosa, el PP trabaja y de lo lindo, ves po los barrios y pregunta, el PP hara el Hospital, M Jose Catala es la mejor y el PP no solo revalidara la mayoria absoluta sino que subira a 15 concejales.

    Porque recuerda que en las generales el PP obtuvo el 54% de los votos, la gente no quiere ver al PSOE en decadas por Torrent

    Contestar
  5. paco

    Confío, y espero en que la decisión del PSPV sea la acertada. El sábado pasé por la puerta de la caja rural y estaba, literalmente, a reventar. Presentaban a su candidato, Andrés Campos. Por lo que le conozco, aunque sea de vista, parece un chaval joven, y con demasiadas buenas intenciones. Ojalá gane y mientras se va embruteciendo, como todos, limpia un poco Torrent y nos deja respirar aire fresco.

    Contestar
  6. Cuixa de pollastre Post author

    Qué maravilla. En sólo una semana La Paella Rusa puede estar alcanzando su mayoría de edad. ¿Será posible? ¿Hemos recibido ya un comentario de nuestro primer asesor? ¡Qué ilusión! ¡Y a ver cuándo aparece el asesor del PSPV, que ya está tardando!

    Contestar
  7. Cuixa de pollastre Post author

    Qué bueno. No sé qué es mejor, si el extremismo (o el hombre es un genio o un mindundi, según desde qué despacho de asesor escriben) o la discusión sobre el número de personas que había en la sala.

    Contestar
  8. Cuixa de pollastre Post author

    Ya le han hecho la entrevista a Mª José Catalá en Las Provincias, by the way: http://www.lasprovincias.es/20110119/comunitatvalenciana/horta-morvedre/alcaldesa-torrent-responde-preguntas-201101190813.html

    ¡Hay que ver, qué agresividad, qué encono que se percibía para con la alcaldesa, tanto por parte de la entrevistadora como de los lectores cuyas preguntas han seleccionado! ¡Qué preguntas! Sólo he echado en falta una del estilo de “¿Qué se siente al ser la alcaldesa más popular y más guapa de España?”

    Contestar
  9. Senyor Garrofó

    La entrevista refleja muy bien el estilo populista-victimista del neo-PP y su regionalismo de pandereta. Es alucinante que siga funcionando tan bien, incluso con la que está cayendo (y con lo grandes que son los chuzos de punta que caen en Valencia, dado, precisamente, lo que se cuece con nuestro modelo de crecimiento y sus grandes logros).

    Aunque la verdad es que la plácida, oposición, tan bien reflejada en el artículo, realizada por el PSPV y compañía explica fácilmente el que ni siquiera ahora que vienen mal dadas el modelo caiga en el descrédito. ¿Cómo pueden los ciudadanos achacar los males que nos abruman al mismo si nadie se ha encargado de hacer pedagogía al respecto en los años anteriores?

    De hecho, resulta significativo que desde 1991 el PSPV no haya logrado recobrar el poder en ningún lugar donde lo ha perdido, con la excepción, que más da pena que otra cosa, de la moción de censura, tránsfuga mediante, en Benidorm. Y es que se vive bien en la oposición, sí.

    El chavalín al que han puesto de candidato, aparentemente pasando de la “vieja guardia” y orillando al asuncionismo, al margen de haber sido puesto a dedo desde Blanqueries, ¿tiene algún mérito conocido?

    Contestar
  10. Elton

    No has tenido en cuenta que el PP iba acercándose o incluso superó al PSOE en citas previas, dándose paradojas como que ganara PP autonómicas y PSOE locales en una misma cita electoral. Por ésto, me inclino a pensar que lo que sostuvo al PSOE fué el paraguas Ros, aunque estoy de acuerdo que pecaron de exceso de confianza.

    Una de las cosas que más me gustaría saber es cuánta pasta gastó el PP en la campaña que ganó Catalá. Para la próxima no hay problema, con la cantidad que papel que han editado esta legislatura tendrán bonus para pagar la campaña 2011.

    Contestar
    • Cuixa de pollastre Post author

      Gracias por la precisión, Elton. Es cierto, no me había mirado los datos de las Autonómicas (no los encontré). Lo que sí que tuve en cuenta, para hablar del vuelco electoral, fueron los datos de las encuestas preelectorales (ninguna pronosticó la pérdida de Torrent para el PSPV, creo recordar; en general lo del “cinturón rojo” fue una sorpresa).

      La imagen épica que da la alcaldesa de su campaña de 2007 es la de una campaña por debajo del radar, pateándose los barrios, a lo Fujimori. Pero conociéndonos el percal, la riada de dinero (sobre todo si veían posibilidades, como de hecho se confirmó después) debió ser espectacular.

      Contestar
  11. verwindung

    Para tratarse de una entrada de un blog, no está mal.
    Pero simplificas mucho.
    Te has dejado de lado -cómo decirlo- la “genealogía” de la cosa, esto es, de dónde proviene el personal que hay en Torrent, tanto del PP como del PSOE.
    Y no digamos el principal líder del BLOC.

    Los partidos, ya sabía Weber para qué están, y también Michaels con su “Ley de hierro de la oligarquía”, pero dicho esto, el problema del PSPV es que no ha formado -después de estar más de 20 años en el poder- ningún relevo generacional potente. No hay más que saber cómo funciona la agrupación socialista de Torrent, bajo la autocracia “soft” de Ros y sus acólitos más carcas. Es verdad que la militancia en gran parte, no necesitan caudillo, como sabía Milgram, con sus estudios sobre obediencia a la autoridad. Así que HASTA AHORA cualquier intento de salir de la estela de los pater familias, ha estado condenado a la extinción o automarginación. La agrupación del PSPV ha sido una CÁRCEL “DEMOCRÁTICA” donde cualquier disensión ha sido sistemáticamente perseguida, castigada y arrinconada, en especial cualquier intento de los más jóvenes.

    Del PP, qué voy a decir… que no sepa cualquiera que no sea un CABEZATELE.

    Saludos. He enlazado vuestro blog.

    Contestar
    • Cuixa de pollastre Post author

      Gracias, verwindung. Por el comentario y por el enlace. Es cierto que me falta incorporar datos sobre la genealogía – historia de ambos partidos en Torrent, en parte no lo he hecho para abreviar un texto que me estaba quedando muy largo y (sobre todo) por desconocimiento. Todo lo que quieras aportar será más que bienvenido.

      Por cierto, a mí también me llama la atención la defenestración de Nemesio (líder eterno del PP en la oposición) y su sustitución por Mª José Catalá, que además llega y a la primera se ha llevado el gato al agua (si yo fuera Nemesio me estaría tirando de los pelos; aunque es posible que el rollo “joven” y “dinámico” de la alcaldesa le diera el plus de votos necesario para vencer)

      Contestar
      • Senyor Garrofó

        La verdad es que, en realidad, la elección de Català como candidata reflejaba más bien, creo, que pensaban que no ganaban ni de coña. Y luego, pues mira, ahora es una de las imprescindibles del PP. Cosas veredes.

        Contestar
  12. J. G. B.

    Más de lo mismo. Aquí la clave no es el clientelismo del PP y sus prácticas corruptas. No. Aquí el problema es que el PSOE de Torrente es autoritario, está lleno de vagos y de gente alejada de la realidad. ¿No será que los votantes de Torrente, como los del resto de Valencia, como vosotros mismos, estáis mas o menos a gusto con el clientelismo y la corrupción?

    Contestar
    • Cuixa de pollastre Post author

      Las claves para mí son ambas cosas, J.G.B. Los defectos del PP en el gobierno y del PSPV en la oposición, y viceversa. Si el PP se hizo con Torrent fue haciendo más real que nunca el aforismo de que “las elecciones no se ganan desde la oposición, sino que las pierde el Gobierno”. Y luego, ya en el gobierno, el PP empezó a montar su red clientelar y a enquistarse como sólo ellos saben hacerlo

      Contestar
  13. Pingback: La Universitat del “trinque” i del President (i d’Alarte?) | La Paella Rusa

  14. URBANO GARCIA

    Por casualidad he llegado a tu blog. Me he llevado una excelente impresión. En mi opinión haces/hacéis un análisis muy completo de la situación. Es posible que te dejes cosas en el tintero, pero creo que lo fundamental está dicho.

    Es verdad que la composición sociológica de Torrent ha cambiado mucho en los últimos años. Los recién llegados ahora no tienen nada que ver con la población inmigrante que hizo de Torrent, en los años 70 y 80, una de las grandes ciudades dormitorio de la periferia de Valencia (eso y no otra cosa era lo que caracterizaba al famoso cinturón rojo).

    Algo parecido ha ocurrido en muchos otros pueblos, cuya población se ha duplicado con nuevos residentes en urbanizaciones surgidas al calor de la política urbanística del Consell. Los PAI han servido para romper la distribución tradicional del electorado en muchas localidades. Sin olvidar que el hecho de convertirse en residente de un chalé, adosado o vivienda unifamiliar supone un cambio de status, y entrar a formar parte de los que tienen su futuro pendiente de una hipoteca bancaria que además de agobiar, imprime carácter.

    Posiblemente el PP no lo hubiera tenido tan fácil si la actitud de la militancia de izquierdas (no sólo del PSPV) hubiera sido más activa y se hubiera adaptado mejor a la cambiante realidad del pueblo. Posiblemente hoy en día no sea así, pero tengo entendido que el tejido asociativo de Torrent ha sido tradicionalmente dinámico y progresista, salvo los Testigo de Jehová, claro.

    Es cierto que en los años 70, cuando estuve más en contacto con Torrent, había un cierto distanciamiento entre la población autóctona (valenciano parlante, con estudios universitarios, residente en la Avenida o en el casco antiguo y bastante orgullosa de las tradiciones torrentinas) y la inmigrante (la mayoría proveniente de Albacete, Cuenca, Teruel, Andalucía o Extremadura, con menos estudios y trabajando en la industria o en la construcción, y que también deseaba mantener vivas sus tradiciones). Había que hacer un esfuerzo por limar las diferencias, por unir en lo fundamental. Yo pensaba que esa separación habría sido superada. En el PSPV local, y también en Esquerra Unida, se daba la simbiosis perfecta entre ambos sectores de la población. Rus representaba un cierto valencianismo de izquierdas, bien visto por la población inmigrante. Posiblemente, Bresó no supo o no pudo jugar el papel aglutinador que jugó Rus. No sé, me faltan datos. Tampoco conozco las luchas internas que supongo que habrá habido en la agrupación socialista torrentina. Esas divisiones, sobre todo si no son llevadas con la suficiente destreza, siempre dan argumentos al adversario. La desafección hacia los socialistas después de tantos años de gobierno también debió de tener su importancia.

    Es cierto que una parte de los sectores más valencianistas no estaban, al menos en los años 80, demasiado preocupados por acercarse a esa población inmigrante. Tal vez eso explique, en parte, la impresión que te produce la representante del Bloc. No sé si el hecho de que vayan con Iniciativa ha supuesto algún cambio en la percepción de la gente. Tampoco sé si Iniciativa tiene alguna presencia en Torrent.

    En el triunfo y en la consolidación de Catalá, no habría que minusvalorar el papel jugado por el Consell. Tú lo analizas muy bien en el post, incluso el tema del hospital comarcal –cuya no construcción también aparece en el artículo entrevista de Las Provincias- y cuyo inmenso cartel es casi una metáfora de la política vacía del PP. Recuerdo una visita de Blasco a Torrent, como Conseller de Sanitat, en víspera de las últimas elecciones municipales, y de cómo se coló en la foto oficial la aspirante a alcaldesa con la ayuda del Conseller que se pasó el protocolo por el arco del triunfo. Desde su llegada a la alcaldía, el apoyo del PP a Catalá ha sido constante y generoso. Seguro que, a pesar de la situación de bancarrota en la que se encuentra, la inyección económica desde la Generalitat al Ayuntamiento de Torrent ha sido antológica en estos últimos 4 años. Con dinero público, claro, cómo suele tejer el PP sus redes clientelares.

    En el tema de la propaganda –tan querido por el PP- no hay que olvidar, además de la política “informativa” o deformativa de Canal 9, el papel que están jugando las Televisiones Digitales Terrestres, cuyas licencias fueron dadas a dedo por el Consell cuando Esteban González Pons era Conseller y todas ellas en manos de la derecha más extrema.

    Respecto a la poca repercusión política que tuvo en Torrent el terrible accidente en la línea 1 del metro, creo que el problema es de concienciación y movilización ciudadana. Sólo hay que acudir cualquier día 3 de mes a la puerta de la Catedral de Valencia para comprobar lo insolidaria que se ha vuelto la sociedad valenciana.

    Bueno, sin ánimo de aburrir más a tus seguidores, te felicito por el blog y por este post en concreto.

    Contestar
    • Cuixa de pollastre Post author

      Muchas gracias por tus palabras y, sobre todo, por el análisis que despliegas sobre Torrent y el “cinturón rojo”. Un interés añadido de hacer análisis de situaciones concretas (en este caso, Torrent) es que de ahí surjan debates y comentarios, como el tuyo, aportando más cosas. Es totalmente cierto que Catalá es el ojito derecho del PP y que la han promocionado por todas las vías posibles, entre otras cosas para apuntalar su ascenso al “trono” de Torrent. Y lo que también trataba de explicar en el texto es el rotundo éxito de esta estrategia, en sólo cuatro años, en parte gracias a la pasividad y las luchas intestinas del PSPV.

      Es totalmente cierto también que Bresó no tenía el carisma ni el reconocimiento público de Ros, quien posiblemente sí que habría mantenido la alcaldía (el PP ganó por un puñado de votos). Es otra cosa que tienen más clara en el PP: no mover gratuitamente a los candidatos de un sitio para otro; sobre todo, si funcionan. Parte del problema del PSPV en los lugares donde está en la oposición es que cada cuatro años presentan a una cara nueva, y desconocida, con independencia de cómo lo hayan hecho en la oposición los que estaban antes. Y así les va, claro.

      Contestar
  15. El Caldero

    Como “torrentí” me ha encantado el análisis que haces. Coincido en el comentario que supone que Catalá (y sobretodo su lamentable equipo de gobierno) se eligieron para hacer cuatro años de oposición. Por eso da tanto morbo conocer la lista de estas elecciones que todavía no conocemos. Seguro que hay jugosos cambios. Y también le doy mucha importancia al efecto Ros, y sobretodo al hecho de dejar el cargo tras ganar las elecciones. Fue una “pequeña traición” y un no ir de cara. Yo gano de calle como siempre y le dejo el marrón a Bresó que tiene el mismo carisma que un ninot de falla. Y con los mismos concejales y que en las legislaturas anteriores.

    Contestar
  16. Torrentina

    Yo tenía 17 años cuando ganó el PP por primera vez en Torrent, así que lógicamente no pude votar. Pero les hubiera votado.

    En primer lugar, porque soy de la opinión de que PP y PSOE son la misma mierda con distintas caras. Que pueden actuar medianamente bien durante una legislatura, que en la segunda la cagan, y que por lo tanto deben rotar para que se aireen un poco los ayuntamientos y no se acomode nadie.

    28 años. 28 años de tener el mismo alcalde. En un pueblo de menor población, donde todos se conocen y se crían juntos los niños de la misma quinta, lo entendería. En una ciudad no.

    En segundo lugar, porque Bresó era un baboso. Nadie lo quería. No es que no tuviera carisma, es que daba asco. Cuixa de Pollastre, ¿sabes que uno de los afiliados al PSOE dejó el partido durante el tiempo en que Bresó fue alcalde? Cuando le preguntaron por qué, el hombre dijo: “Porque el alcalde se está tirando a mi mujer”. Independientemente de que todos seamos adultos y haya que separar la vida privada de la política, nadie quería a un tío así como alcalde. Además, que no hizo nada por Torrent.

    Y en tercer lugar, por la cabalgata de Reyes. Se daban regalos de 30 euros a los críos, la cabalgata de Torrent era famosa en Paiporta, Alaquàs y en todos los pueblos colindantes: de ahí venían niños y sus padres para recibir su regalo. Ah, y los Reyes un año entraron en tirolina. Vale, ¿por qué no? Pues porque la gente es muy pilla: se tomaron fotos de críos que subían más de una vez con distintos padres. Esa broma nos llevaba costando un dineral a todos los torrentinos. Lo primero que hizo la alcaldesa fue quitarlo. Ahora seguimos teniendo cabalgata, pero más moderada y con un detallito más modesto.

    Que conste que la alcaldesa no es santo de mi devoción. No la conozco. Pero es que no debería permitirse a ninguna persona tan involucrada en una religión gobernar. Lo de la universidad católica… Pues hombre, sí, beneficia mucho a la católica. Pero si tenemos a unos 400 estudiantes pagando alquileres en Torrent, comiendo en Torrent e impulsando los locales de ocio (hecha la uni hecho el pub) de Torrent, no está nada mal la cosa. Y el nombre de la universidad es lo de menos. Conozco a un par de chavalas nada católicas estudiando en el CEU.

    En cuanto a lo del hospital, un despropósito y un embuste que se veía venir a la legua.

    Sin embargo la votaré este año. ¿Por qué? Porque ahora mismo me parece la opción menos mala, porque en Torrent -como en toda España- la posibilidad de que gane UPyD es nula y para que al chaval del PSOE le dé tiempo a hacer méritos. Quizá dentro de cuatro años le toque a él.

    Por cierto, que me pareces demasiado condescendiente con el PSOE, como si se les pudiera perdonar su pasividad. El problema con la Comunidad Valenciana, entera, es que nadie lucha seriamente por ella. El PP sabe que va a ganar, así que se esfuerza lo mínimo. El PSOE sabe que nunca lo va a conseguir, así que ni lo intenta. Y mientras, los que sufrimos somos los ciudadanos. Ah, y a Madrid le pasa lo mismo, por cierto. Pero que PP ni PSOE deberían librarse de la pira, porque son la vergüenza del país.

    Contestar
    • Cuixa de pollastre Post author

      Torrentina, gracias por tu aportación. El problema con la Católica es de principio. Claro que está muy bien que la administración fomente la actividad económica en la zona en que gobierna. Pero hay un límite que concurre los principios de la libre competencia. Y regalarle a la Católica los terrenos va mucho, pero mucho más allá de ese límite. Por la misma razón, se lo podrían haber regalado a la Universitat de València, o a la Politécnica, que al menos son Universidades públicas y seguro que estarían encantadas de montarse un campus en Torrent. O montar un macrobotellón en los locales del Ayuntamiento por la noche, que seguro que también sale rentable. El criterio de un Ayuntamiento en la gestión de los recursos públicos ha de ser siempre cuidadoso y en ningún caso, como aquí, puede basarse en regalitos directos por parte de la autoridad pública a sus amiguetes. Si se consideraba buena idea montar un campus en Torrent deberían haber convocado un corcurso público, y ya verías cómo las otras Universidades también habrían concursado. El resultado habría sido mucho más beneficioso para Torrent. Pero, claro, aquí no se trataba de beneficiar a Torrent, sino a los amiguetes de la alcaldesa.

      El argumento de que este tipo de cosas son beneficiosas por el impacto económico que tienen, por cierto, ya hemos visto qué bien ha salido con los Grandes Proyectos del PP. El chollito de la visita del Papa (otro fasto ultracatólico que se justificaba, incluyendo la riada de dinero público que se empleó en sufragarlo, con la pasta que iban a dejar en Valencia los fieles), o el de la Fórmula 1, con sus 100 millones de euros anuales para pagar el caprichito. No sé si el nuevo regalo a la Católica “porque ya verás cuánto dinero nos dejan” será otro timo económico similar, pero aunque se tratase del negocio del siglo para Torrent, aun así, seguiría sin tener la más mínima legitimidad.

      Contestar
    • Sancael

      Vaya tela, los pones a todos a parir y luego dices que los vas a votar, con gente pensando así, está claro que nunca va a cambiar nada.

      Contestar
  17. Torrentina

    Hablé con un amigo que está bastante puesto en ciertos temas y por lo visto, los ayuntamientos tienen derecho a ceder ciertos terrenos que a los municipios no les ha costado dinero obtener. Y sí, yo estaría mucho más feliz de que cedieran el terreno a la Universidad de Valencia o a la Politécnica (vamos, que firmaría donde fuese). Y no, no me gusta nada que se lo quede la católica (soy atea convencida y me gustaría que de las religiones solo sobreviviesen las obras de arte).

    Sancael… Sí. Contradictorio. Mucho. Lo sé. Yo era idealista, hace tiempo. Creía que algún día ganaría un partido que no fuese ni el PP ni el PSOE, que habría alguna coalición que les pudiese hacer frente, que UPyD podría marcar la diferencia (alguna, la que fuese!), que los de IU se merecen una oportunidad desde hace mucho… Y no se consigue nada. Desgraciadamente, en España, es tirar el voto. Y con la ley electoral aún más. Cuando voté en las europeas (mi primera vez, por cierto :)), voté a UPyD. Obteniendo más votos que CiU, estos últimos obtuvieron una mayor representación. No me parece nada justo. Esa ley beneficia a PP y PSOE, casualmente quienes hacen y deciden las leyes. Así que la cosa no va a cambiar. Y repito, Torrent es una ciudad pero tiene barrios, y así mismo, tiene barrios pero no deja de ser una ciudad de unos 80.000 habitantes, señores: ni queriendo nos podemos poner de acuerdo para elegir a un tercero en discordia a repartir leña entre peperos y psocialistas.

    En realidad, vivo en Torrent solo tres meses al año. Estudio en Granada, y cuando acabe me iré a hacer el máster donde pueda para finalmente trabajar en cualquier sitio menos en España. Que nadie me malinterprete, quiero mucho a mi país. Pero con la calaña política que tenemos desde las más altas esferas hasta el último administrativo de ayuntamiento, con la pasividad de una población que solo se considera española en el mundial de fútbol y en el campeonato europeo, y con lo maravillosos que son para trabajar y vivir otros países en los que he podido estudiar, se me quitan las ganas de quedarme. Muy bueno tendría que ser el empleo que me retuviese aquí.

    Ah, no, perdón… Si aquí no hay trabajo.

    Contestar
    • Senyor Garrofó

      Sobre las cosas valorativas, nada que decir. Pero me gustaría saber algo más sobre esa ley que permite a los ayuntamientos ceder alegremente “terrenos que no les ha costado obtener”. ¡Si hasta el Valencia CF, al que todos querían “ayudar” al máximo, tuvo que “pagar” con una permuta los terrenos que le dieron para su nuevo estadio.

      Por lo demás, no es verdad que en las elecciones europeas CiU sacara más eurodiputados que UPyD con menos votos. En las europeas el sistema de reparto es proporcional a los votos totales logrados.

      Contestar
      • Torrentina

        No es ley. Es que de ciertas construcciones o terrenos, una parte corresponde al ayuntamiento. No en todas. Pero algunas. Y en esos terrenos que pertenecen a la ciudad pero que no se usan, pueden ser cedidos. A efectos prácticos es regalar, porque dejas a alguien construir en tu terreno y usarlo sin pagar nada. Pero ese terreno sigue siendo tuyo (de Torrent, en este caso). Así que es cesión. El día en que los de la Católica se vayan con la música a otra parte (dúdolo, pero soñar es gratis), el ayuntamiento podría cedérselos a otra institución. Al menos, eso fue lo que yo entendí.

        En cuanto a lo de CiU y UPyD: totalmente cierto. Me equivoqué de elecciones. Como me desilusiono en todas con la pobre UPyD, ya me confundo. Me refería a las generales. Y de hecho, no las comparaba con CiU, sino con el CC-PNC. Recibieron como la mitad de votos que UPyD. Mientras que los últimos solo obtuvieron un escaño, el CC-PNC consiguió 3: injusto. O peor, lo de (esta vez sí) CiU y IU: observa la tabla del enlace que te pongo ahora. IU obtuvo unos 200.000 votos más que CiU, y aun así CiU consiguió 9 ESCAÑOS MÁS. Y con eso sí que no trago. En fin, he aquí los resultados: http://www.elpais.com/especial/elecciones-generales/

        Ah, y otra cosa que se me olvidó mencionar en el anterior comentario. Sí, podría cederlos a la Politécnica o a la Universidad de Valencia. Pero… ¿está dispuesta la consejería de educación a invertir dinero en un campus en Torrent? Una cosa es que les apeteciera hacerlo, y otra que tuvieran posibilidades de conseguirlo. Torrent pone el terreno, vale. ¿Pero la construcción de infraestructuras, empleos, acondicionamiento y todo lo demás? Saldrían de las arcas de la Comunitat. Miento, no saldrían, porque si ya se invertía poco en educación, ahora menos. La Católica es una mierda, pero una mierda que se lo guisa y se lo come ella sola. Por supuesto que contarán con subvenciones, faltaría más. Pero no compares lo que la Consejería suelta para “ayudar” un poquito a la Católica a montarse el campus con lo que les costaría financiar ese mismo campus entero para la universidad pública.

        Aun así, el terrenito en cuestión estaría mucho mejor invertido en hacer una nueva piscina. Al menos la disfrutarían todos los torrentinos. O el famoso hospital, que ya toca…

        Contestar
  18. Torrentino

    Respecto al tema de la universidad catolica
    Los terrenos que se cedieron a la universidad catolica, se cedieron durante 25 años si no recuerdo mal, maximo 30. Una vez que termine esa cesion repercute en Torrent y pasa a ser de su propiedad, por lo que ya es un punto a favor.
    Y lo de que fue un regalito a la catolica es mentira, basicamente por que SI se sacaron esos terrenos publicamente y ninguna universidad publica quiso optar a ellos, y fue la catolica quien los acepto.
    Y diganme ustedes, si viene una “empresa” a su ciudad que por supuesto va a generar una economia a sus alrededores, acaso la dejarian marchar?
    Desgraciadamente en Torrent la parte del parc central esta bastante desocupada y esto puede ser un motor economico que ayude al parc central a despuntar y que Torrent se convierta aun mas en una ciudad dormitorio, que habra gente que le guste y habra gente q no, pero si eso supone una entrada de dinero para la ciudad, adelante.

    Contestar
    • Mou

      Y esa cesión a la Universidad Católica fue directa o siguió los trámites previstos en el Reglamento de Bienes de las Entidades Locales para llevar a cabo una cesión de un bien con los trámites legalmente establecidos de concurrencia o igualdad?

      Saludos.

      Contestar
  19. paquis

    Solo dejar esta opinion, que para mi es la clave del exito del PP.
    El PP ha dado en el clavo, manipulando la informacion de toda la comunidad Valenciana.
    En Valencia no sale en las noticias, nada que les pueda perjudicar. controlan los mas importantes medios de informacion de esta comunidad, y esa es la mejor baza con la que cuentan, y parece que los demas partidos ni se enteran.
    ¡Piensenlo detenidamente, Sres Politicos!

    Contestar
  20. paco s.b.

    cridar al psoe esquerra, es un poc exagerat. Ha renunciat al marxisme, al republicanisme i no ha tingut collons de posar a la esglesia en son puesto.

    Contestar

Responder a Rafelin Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: