La Paella RusaTota empastrà

Corrupción

¿Quién manda aquí?

A cuatro días mal contados –si descontamos Fallas y Semana Santa, dos- de las elecciones municipales y autonómicas lo que usted debería preguntarse es quién manda aquí. Es posible que sus preguntas sean otras: Quién va a pagar su hipoteca el mes que viene, cómo se toca el acordeón para pedir limosna o por qué el Real Madrid tiene tanta potra. Están bien. Son inquietudes lícitas. Pero de cara a las elecciones su pregunta debería ser quién manda aquí.

Poner un poco de orden en el pensamiento sobre la política valenciana se antoja ahora más necesario que nunca. La cantidad de ruido que la envuelve es tal que resulta prácticamente imposible centrarse en la música de fondo. Un auténtico empastre, como esta paella en la que tengo el honor de participar desde hoy, que lleva camino de convertirse en un chapapote (vean aquí el homenaje al culebrón de las prospecciones petrolíferas) que nos cubra a todos durante los próximos meses. La cantidad de mensajes nuevos que se lanzan a diario es tal que resulta prácticamente imposible escapar a la viscosidad de discursos, denuncias, proyectos o promesas a cada cual más oportunista y falta de sentido común.

Que en una situación como la actual lo que mandan aquí -que es a quien debemos escrutar- tengan el valor de verbalizar (o incluso intentar materializar) cosas como un parque temático de Ferrari o un proyecto de candidatura olímpica, debería hacernos echar a temblar. Pero esos no son más que los picos de un ruido del que forman parte también el repentino interés por el corredor mediterráneo o las ya mencionadas prospecciones petrolíferas, por poner dos ejemplos fáciles. Que por cierto, respecto a esta última, no puedo comprender cómo un gobierno autonómico que tiene tanto interés en convertir la Comunidad Valenciana en Abu Dhabi se oponga a la posibilidad de que entremos a formar parte de la OPEP, pero eso es otra historia.

¿Ven lo fácil que es perder el hilo?

Volvamos pues al fondo del asunto. ¿Quién manda aquí? Para responder a esta pregunta sin entrar en lo fácil que sería citar las siglas del partido o los nombres, debemos hacernos otras dos preguntas: ¿Qué han hecho? ¿Cómo lo han hecho?

La respuesta a la primera pregunta no es una retahíla de hechos, si no un repaso al escenario final al que se ha llegado. Les hago un resumen: Un Gobierno empeñado hasta las cejas sin que eso se traduzca en una mejor posición para iniciar una recuperación económica o social en mejores condiciones.

A la segunda se responde echando un vistazo a los casos abiertos por supuesta corrupción, lo que se traduce esta vez en una crisis institucional de primer orden.

Tiempo habrá en los próximos meses para ir profundizando en estos dos elementos clave que conforman el patio de los que mandan aquí. Porque ellos son los mismos que nos piden a los valencianos que les renovemos la confianza para hacer no se sabe qué cosas distintas para sacarnos de donde nos han metido. Quizá muchos se pregunten cuál es la alternativa. Y quizá no les falte razón cuando encuentren en su respuesta otro chapapote. Pero que el ruido no les evite escuchar el sonido de la cruda realidad. Porque la siguiente pregunta que habrá que hacerse es: Si vuelven a gobernar los mismos, ¿qué harán el día 23 de mayo?

Etiquetas , ,

Compartir

Artículos relacionados

3 thoughts on “¿Quién manda aquí?

  1. Guillermo López

    Es acojonante que la respuesta del Consell al fracaso que, crisis mediante, ha revelado ser todo el rollo de los “Grandes Eventos”, la F1, la visita del Papa, y un largo etc., sea huir hacia adelante, con promesas, como bien dices, delirantes y que dan miedo (no sólo porque las pongan en práctica, sino por lo mucho que revela sobre su carencia de ideas para hacer algo que vaya más allá del humo). A mí me recuerda a los presidentes de clubs de fútbol que, como toda respuesta frente a una gestión deportivo-económica desastrosa, ahondan en el error despidiendo gente impulsivamente, metiéndose en proyectos faraónicos, haciendo fichajes de relumbrón, … Véase el caso de Florentino Pérez, o el más “Paella Rusa” de la gestión que hizo en el Valencia Juan Soler (que, por cierto, daría para más de un artículo en la Paella, contar los destarifos de Soler y el papel de la Generalitat en todo ello; ¿algún voluntario?)

    Un cordial saludo

    Contestar
  2. Andrés Boix Palop

    La verdad es que Malva-rosa Connection tiene más razón que un santo. Está explicado a la perfección y hay poco más que añadir. O sí. Resulta fascinante la nula sensibilidad que como votantes y como ciudadanos hemos demostrado frente a quién ha mandado aquí estos años, a cómo lo ha hecho, a cómo se ha gastado (y en qué) el dinero. Más que nada porque siendo nuestro, pues algo más tendría que habernos preocupado qué se hacía con él. Pero aquí daba todo igual. Y no sólo a los ciudadanos. Resulta lamentable a qué se ha dedicado la tripartita oposición estos años. Que ha trabajado más bien poco y mal. Y de los medios de comunicación y su nulo interés por indagar en busca de datos sobre escándalos sin cuento, la mayor de ellos públicos y que sólo requiere toparse con ellos escarbar un poquito, para qué decir nada.

    Pero, por ponernos en línea con la reflexión del autor. ¿Qué hace un ciudadano como yo el 22 de mayo, que comparte buena parte de lo aquí escrito?

    Pues las alternativas son:

    a) El “principal partido de la oposición”. Sus últimos logros en la materia son apoyar la propuesta de parque temático de Ferrari en Valencia “porque crearía riqueza y empleo”, así como, recordemos, el gracioso apoyo a la aprobación de los presupuestos de la Generalitat regalado a Camps a cambio de nada hace poco más de un año (ahora dicen que esos presupuestos han dado la puntilla a la Administración autonómica y la han conducido a la quiebra, supongo que porque piensan que aquí nadie tiene memoria ni se acuerda de nada, si así es, joder, ¿nos podrían explicar por qué no votaron en contra de los mismos?). Pero esto sólo es el final de años y años en los que no han osado levantar la voz ni contra la Fórmula 1 ni contra los Grandes Eventos ni nada de nada. Es más, se supone que por miedo a perder votos, han apoyado todos estos desmanes. ¿Me he de fiar de gente con esta trayectoria y votarles, dándoles un cheque en blanco, en la esperanza de que no lo harán tan mal como los que ya están? Me parece un comportamiento poco racional, a la vista de lo que vienen demostrando. Porque si llevaran una trayectoria en estos temas de cierta decencia y coherencia, con demostraciones de sentido común que hubieran resistido al electoralismo y la demagogia, pues aún. Si tuvieran a alguien con cierto nivel y prestigio en temas económicos, pues vale. Si hubieran esbozado una alternativa económica mínimamente coherente y creíble, pues quizás. Pero es que nada de nada. Nada de nada. Eso sí, el parque temático de Ferrari se apoya. Ése es el panorama.

    b) Bloc y demás aliados. Pues servidor, a quien le interesa la política valenciana, no sabe de qué van en estos temas. Ignoro si son carn o peix. O paella mixta. Llevan años de presencia parlamentaria en las Cortes y la sensación que uno se lleva (haciendo abstracción de lo que distrae Mónica Oltra a la hora de tratar de lograr identificar el discurso de oposición de fondo del partido) es que les parece mal lo que se ha hecho, sí, de hecho que les parece mucho peor que a la siempre complaciente gente del PSPV, pero no se atisba muy bien la alternativa. Y que, además, les parece peor lo que se ha hecho más por “cómo” se ha hecho que por lo que se ha hecho y el proyecto global. Por lo demás, uno mira al poder local del Bloc y dan ganas hasta de comprar la alternativa económica del PP, visto lo que ofrecen ellos. No sé. Muchos interrogantes, alguna cosita esperanzadora y, puestos a dar trigo, certezas desasosegantes. ¿El votante racional e informado que comparte el acertado análisis del texto de arriba puede confiar en esta gente?

    c) Luego está Refundación Comunista, digo Esquerra Unida. Y al menos, sí, a ellos se les entiende todo. No les gusta el modelo. No. Olé. Llevan años diciéndolo y advirtiendo de que no funciona. Cojonudo. Hay que reconocerles que son los únicos. Y que no son unos advenedizos en esto de criticar la Fórmula 1 y demás mamarrachadas. Pero la cuestión es que los escuchas y te recuerdan más a los oncólogos de los años 70 que a un médico capaz de aportar una cura. “Tiene Usted cáncer, se va a morir. Es por fumar, por beber y por su vida sexual promiscua. Y además, que lo sepa, se lo advertí y lo vi venir”. Pues sí, señor Doctor, ¿hay algo que se pueda hacer? “A mí no me mire, que yo se lo advertí”. Vale. El problema es que en EU no se ve a nadie, ni nada, que parezca saber cómo afrontar lo que es la sociedad actual, lo que parece querer, lo que parece ser, y a partir de ahí transformar el tema hacia otro modelo. ¿Qué hace ante eso un votante racional que comparte la descripción de Malva-rosa?

    A lo mejor soy demasiado exigente. No sé. Espero que alguno de Ustedes pueda ayudarme y aportar alguna reflexión que ilumine el panorama. ¡Como tenemos la ventaja de que afortunadamente, podemos votar en conciencia, sabedores de que ninguna apelación al voto útil tiene el más mínimo sentido, esta vez!

    Contestar
    • Lobo estepario

      A Andrés le diré que más o menos ya está respondiendo a sus preguntas.

      Habida cuenta que los “expertos”: políticos, directores de bancos, banquillos, cajas y cajitas, amén de otros charlatanes, no han sabido o querido ver el tsunami. Se entenderá que debería usted votar a IU por coherencia. Aunque no tengan soluciones, al menos no nos salvaran con más fastos. Pero es que además, ahora los doctores se empecinan en hacernos tragar medicina mala.

      Puede que haya alguna otra formación que dé la talla. Aunque no confiaría mucho. En todo caso, si ni siquiera IU nos sirve al caso, habría que plantearse para qué demonios existe la Generalitat si no hay nadie que pueda hacerse cargo. En último extremo recomendaría una buena pirólisis. A ver si con suerte matamos la mala hierba, que está muy crecida.

      Yo, que he vivido muchos años en esta nuestra comunidad, pienso que los valencianos deberían emplear un poco la cabeza para pensar, en lugar de como ariete. Porque si la judicatura es un cachondeo, que vengan a ver esto.

      Contestar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Esta página está alojada en La Página Definitiva. Sus contenidos pertenecen a sus autores, que escriben con seudónimo para evitar ser represaliados por sus opiniones.

Contribución anónima

Esto lo hacemos gratis y es mérito, entre otros, de personas anónimas. Aun así cuesta tiempo y dinero. Si te gusta lo que hacemos y quieres colaborar, páganos unas cervezas.

Artículos en tu correo

Te enviamos los nuevos artículos a tu correo electrónico: