.actualidad:ESPECIAL DÍA Ç: Con el culo*

Ahí lo tenéis. El símbolo más emblemático de Madrid, una grúa, al fin se vistió de blanco por la consecución del campeonato nacional de Liga. A su derecha se puede apreciar a la diosa Cibeles, símbolo de la fecundidad, razón por la cuál el Madrid viste de blanco lefa. Antes de entrar a desmenuzar la jornada, una puntualización. Esto de tener un alcalde en cuyas obras hay más irregularidades que en las de Tony Soprano, no en vano, está liado con una testaferra de la mafia, es una puta pesadilla. Y lo es porque para lavar la imagen tiene que hacer gestos simbólicos, que van desde dárselas de liberal arreglado pero informal, a joderte la celebración de una liga. Vamos a ver, alcalde, desgraciado, ¿para qué cojones queremos un trozo de marmol esculpido si no es para subirnos a él y gritar “oeeeeeeeee, yepaspañaaaaa”? Celebrar un triunfo balompédico con una gran sonrisa y un fuerte abrazo no tiene ningún sentido. Las mamparas esas que protegían la estatua daban una imagen de Europa Occidental asquerosa -y si eran decorativas, estimado cejas, que Dios te conserve el sentido del gusto. Esto es el norte de África para nuestro orgullo y queremos subirnos y si se le rompe un brazo, pues se pone otro ¡que es marmol! que sólo tiene doscientos años. Y si es tan valiosa, métela en un museo y pon otra de pega para que seamos felices ¡Que pertenece al pueblo! Por lo demás, hay mucho que contar de lo que ha sido esta liga, que como gran coronación metafórica ha sido ganada con un autogol de culo. En breves, toda la información, en el interior de esta entrada.

Lo que íbamos a haber dicho en el Espacial Día Ç previo a los partidos, que no se hizo por una borrachera a traición que me deparó el destino, es que la victoria ya fuera del Madrid o del Barça iba a servir, sobre todo, para tapar mierda renegrida de la que se adhiere a las paredes del intestino y no hay forma de excretarla. Recordaréis vosotros que sois jóvenes unas imágenes de Ronaldinho bailando en estado de embriaguez que a pene enhiesto frotaba a una señorita que en léxico castellano popular se referiría uno a ella como “putón”. En el otro lado, en Madrid, no ha habido imágenes de ese calibre, pero eso no ha sido óbice para que saltase a la prensa una noticia de gran impacto emocional: Robinho y Ronaldo se habían presentado a entrenar con problemas de coordinación, locuacidad excesiva e incontinencia urinaria, esto es: borrachos como cerdos.

Esa ha sido, esa y no otra, la tónica habitual de los dos rivales a lo largo del año. La diferencia, tal vez, entre ambos es que el Madrid tocó fondo, mandó a la mierda a Ronaldo con un lacito, renovó la plantilla con lo primero que encontró tirado por el suelo aunque costase la de Dios es Cristo y le metió un toque muy, muy serio a Beckham. En Barcelona, por el contrario, estaban con la Champions en la cabeza, un título logrado por un equipo engrasado como las M-60 de nuestro glorioso Ejército en los tiempos de la mili, y la seducción del “si funciona, no lo toques” ha sido demasiado fuerte en un contexto en el que no se sabía con claridad si la cosa funcionaba o no. Brillaba, por momentos, pero la han ido hostiando en todos los compromisos serios a base de bien. Pero claro, luego te metía Ronaldinho un golazo descomunal de chilenavaselina y parece que por fin la cosa había cogido el rumbo. Sí, por los cojones. Para celebrar el tanto, la cosa era irse a frotarle el rabo a la gente en la discoteca. Y así ad nauseam.

Hemos sabido que el Madrid en Febrero estaba tan mal que entrenaban media hora. Hemos sabido que Ronaldinho se ha fumado más de ochenta entrenamientos. Y también que la clase media del Barça reconocía públicamente que tenía que salir menos de marcha, aunque por el mismo precio, los del Madrid se reían del entrenador en su puta cara, abroncaban al presidente y reconocían hacer sobre el campo lo que les salía de la mismísima polla.

Sólo el título de liga podría hacer que todo esto se perdiese como lágrimas en la lluvia. Y el título se ha quedado en Madrid, de modo que en el fondo si ha habido justicia es porque el campeonato ha ido a parar al que menos necesitaba saber que era una puta mierda. Es más, lo tenía bastante claro. No así el Barcelona, donde Txiki y Laporta se encuentran por primera vez de culo y contra el viento. Y tienen que tomar decisiones de calado, no solamente acertar con Davids, hace falta algo más, y es una retahíla de fichajes anonadante por lo penoso lo que garantiza que nos vamos a divertir.

Salvo extraños sujetos iracundos, el madridismo ha terminado de Capello hasta la punta de la polla. La prueba se vio ayer, un juego malo de solemnidad. Y un resultado que se tiene en pie gracias a un tiro al palo y una felación al mismo que hizo otro balón disparado en la soledad del océano. Con todo ello, encuentro muy injusto ladrar que el Madrid ha ganado de coña. Ha hecho falta una potra de treinta mil pares de huevos -yo personalmente no he visto cosa igual en la vida- pero el Madrid, aun cuando entrenaba media hora, era el mejor equipo fuera de casa de la liga ¡en toda la historia! Luego en el Bernabeu tuvieron lugar unos accidentes tremebundos propios de un equipo que con el balón hace lo mismo que una paloma sobre una higuera, cagar, pero se siguió dando el callo. También es verdad que hay un hecho incuestionable. Un Madrid épico a golpe de milagros se ha igualado hasta superar por el goalaverage a un Barcelona abúlico cagón por su propia desidia. Son dos estados muy distintos. Pero por hache o por be, por la razón que sea, como si ha sido por generación espontánea, por primera vez desde los tiempos de Camacho y Del Bosque vestidos de corto, desde Stielike, el Real Madrid Club de Fútbol se ha comportado como un equipo, los jugadores han arrimado el hombro, el capitán ha capitaneado y se han producido los milagros porque se han buscado. Eso se ha echado en falta en Chamartín hasta cuando se han ganado las Copas de Europa en color y con repetición de los goles. Ese es el mérito de Capello y Mijatovic. Y sólo por eso merecen seguir. Ahora bien, por todo lo demás, yo, con mis propias manos, les metería a los dos en una bañera llena de agua y les estrangularía despacio y gozando. No es nada descabellado que pese a todo se fiche a Bernardo, pero si por una vez en la putísima historia reciente del club se ha fraguado un vestuario, no hay que obviar ese hecho. Es el mayor logro del club en treinta años. Entrenadores buenos como Schuster se pueden fichar todos los años. Y esto que os digo no es una opinión ni una sugerencia ni un parecer más: llevo meditándolo muchos días, poniendo todas mis energías en ello, frunciendo el ceño delante del ocaso con una tisana y un cigarro como los cowboys de Marlboro. Esto que digo es LA VERDAD ABSOLUTA. No hagáis caso a nadie más. Ni al demonio, que todo lo sabe.

En fin, querer es poder. El Madrid ha querido ganar y ha ganado. No ayer, también en Huelva, contra el Dépor, contra el Sevilla, al Español… en ni uno sólo de esos partidos, salvo las apariciones de Guti, el Madrid ha dado un pase a derechas, pero ha querido ganar y lo ha hecho. Es difícil explicarlo. Igual que hay una mecánica de mover rápido el balón para abrir huecos en la defensa, no se puede explicar que Higuaín le robe la pelota al lateral izquierdo cuando la está sacando pared y gol. O que hiciera como ayer, un autopase que se deja la pelota medida al borde de la línea de fondo, una obra de arte propia de Messi, una cosa improvisada que si se le va fuera lo matamos. O por qué no hablar del gol que ha ejemplificado lo que ha sido el Madrid de este año, el de Huelva, en el que Higuaín y Beckham no regatean sino que intentan atravesar a los rivales por el espacio que dejan entre sí los átomos y los electrones. No se puede, físicamente, pero si se quiere alguna cosa sucede que terminas pasando, aunque luego Gago tenga que aletear como un jugador de fútbol católico practicante, pero fue sólo para que aquello pareciera la Primera División Española, no la regional preferente albanesa, si por él fuera hubiera regateado metiéndole el culo en la ingle al defensa y arrastrando balón, como hacían los obesos cuando éramos pequeños.

Dentro de un rato:

La increible aparición puntual de cada jugador del Madrid en cada momento preciso; esto no es un equipo conjuntado, este es un reparto de responsabilidades de los jemeres rojos.

La Huefa.

La Hinterpoto.

El partido de la discordia.

Ya ha pasado el rato. Una cosa. Lo de las apariciones del Madrid lo voy a dejar para cuando se repase la plantilla uno por uno. Otra cosa. He pensado que la otra vez que entrenó Capello después se fichó un alemán y se ganó la Champions. Asi que ese es un buen motivo, a la vista de la clarividente estratégica gestión de los dirigentes del Madrid, para fichar a Schuster.

El partido de marras

Comenzó el Mallorca disparando al palo. Pensé, joder, mira que si llegamos a empezar con un gol en contra. Dios, menos mal, hubiera sido una pesadilla. El horror. A los cinco minutos patapum, gol de Varela. A partir del tanto el Madrid comenzó a asquear. Destacó a mi juicio Robinho, conduciendo ahí la pelota bien y moviéndose con la intención de llevarse a alguien para abrir un puto espacio, que digo yo que es lo menos que se puede pedir. Pero nada. Las únicas jugadas que valían para algo eran improvisadas como se improvisa un rondo. Toma, dame, hey, toma otra vez, hostia a mi no, ahí, la leche. Y tal. Dependencia de los balones parados de Beckham y unos contraataques de Jonás que superaba a Roberto Carlos con bastante facilidad. El Bernabeu rugió cuando salió a calentar Guti y Diarrá estaba dando un asco, pero un asco, anda y que no le grité cosas bonitas desde el sillón. La primera excusa para la derrota, se lesiona Van Nistelrooy. Final de la primera parte. En el descanso, le cojo de las manos a uno de mis acompañantes y mientras uno gritaba “corky, corky, corky” el otro bramaba “vamos a ganar, a ganar, sí, a ganar”. Luego juramos y mentamos el catecismo de maneras nada respetuosas. Empezó el segundo tiempo. Varela otra vez más solo que la una tira y el balón se va rozando el palo. Ahí más de una rompió aguas. Entonces comenzó el toma y daca, con Guti sobre el terreno de juego, aunque hubiera estado la mona Chita sobre el campo, el Madrid desplegó sus encantos: patadones y patadones y patadones. Ningún balón largo valía para nada, otros se perdían miserablemente, la cosa pintaba negro Stalingrado. Beckham a la madera y ni por esas. Tom Cruise apareció en la grada. Gafe, hijo de puta, mamón, le dijimos en mi casa. Y entonces sucedió lo que lleva pasando últimamente no me preguntéis el porqué porque no lo sé, es una cosa muy rara. El Madrid ya había hecho de su desesperación el ritmo del partido. No es ninguna gilipollez porque, por ejemplo, en Munich lo bailaron cuando estaba desesperado, pese al gol anulado a Ramos. Y coge el Robinho, hace unas cabriolas y le pone el balón a Higuaín que, a propósito o no, me la suda, se mete un autopase espectacular. Con él desesquilibra por fin a una defensa más férrea que el copón con un Ballesteros haciendo el partido de su vida y asiste a Reyes para que marque por un hueco inverosímil. A partir de ahí ya la cosa fue el tsunami habitual. A destacar al margen de la pelota, que es lo único que mirábamos histéricos unos y otros, el partido de Cannavaro. Quitando los primeros quince minutos, claro. Fue ejemplar. De una elegancia estética impagable sus acciones. Eso es un defensa y lo de Sabrina Salerno eran dos tetas. Y nada tíos, córner, Diarra cabecea, Moyá despeja y el balón pega en alguien que no sé quién es ni me importa que con el pompis, las nalgas, el trasero, el puto ojete vaya, da la liga al Madrid. A continuación, jugando a placer, con la gente gritando, cohetes, Reyes mete un charrazo como los que enchufó al principio de la temporada, antes de lesionarse, y que dijesen que era un fracasado. Luego fiesta y colección de banderitas. Beckham pasea a un bebé, dicen que es su hijo, lo pone en el banquillo y la criatura se dirige rauda hacía Tom Cruise, que debe ser su padre biológico. Lo de la Cibeles una mierda. Luego parece que ha habido cien heridos como Dios manda, aunque no se llegaron a saquear tiendas como en Cataluña, entre otras cosas, porque en esa plaza lo único que hay es Correos y el Banco de España, para robar sellos ningún madrileño se juega el pellejo y si metes la cabeza en el Banco de España abren fuego a matar. Por cierto, que el otro edificio es el cuartel general del Ejército, ponte a hacer el gilipollas tú ahí, ponte. Y nada más, el fútbol es grande, esta liga ha sido muy cutre pero ha molado más que ninguna otra, especialmente para los que la hemos ganado. Y se ha esfumado un Barcelona llamado a marcar una época del tipo de la romana en el Mediterráneo, pero lo han tirado por el váter. A ver qué pasa en verano.

Y tíos, no tengo tiempo de más. Lo siento por el reto trepidante de la Hinterpoto. A partir de mañana a trabajar duro comentando las plantillas jugador por jugador y toda esa comedia.



18 Comentarios en “.actualidad:ESPECIAL DÍA Ç: Con el culo*

  1. Malasombra Dijo:

    Desde luego, lo de la gruita de marras es lo mas anticlimax total…
    A mi se me quedó morcillona total… 20 minutos para colgarle la puñetera bufanda!
    -Que venga el alcalde! Que venga el alcalde!!
    Es casi fecundacion invitro, cuando se trata de un acto que saca al neandertal que todos llevamos dentro…

    Deberian dejar al mendigo que brinque por la estatua, que si ha aguantado 29 ligas, no se por que no deberia aguantar unas cuantas mas…

    Esto mas que una Liga, ha sido un parto…

    HALA MADRID!!

  2. Agarkala Dijo:

    Ha sido una Liga surrealista, pero ahí la tenemos. Casi me matan de un infarto, los hijoputas éstos.

  3. popota Dijo:

    ETodo el memyuc y especialmente su capitán se han ganado un voto de confianza y un alud de renovaciones

  4. Agarkala Dijo:

    Dí que sí, popota, inasequible al desaliento. Da igual que luego la realidad te dé un sopapo en los morros.

  5. Barbarroja Dijo:

    Pues yo tengo una duda para el señor Álvaro. ¿En la celebración-performance del madrid tuvo algo que ver el portero de finca urbana que bailaba ante la cámara del parking de su casa? (del que nos habló en LPD)Como madridista mi sensibilidad se conmovió ante las delicadas formas homosexualoides. Mucho mejor que dar gritos y saludar a la gente… donde va a parar.

  6. Jarey Dijo:

    Rayos C, una paloma blanca y vivir en el centro con las celebraciones en bajo el alféizar.
    Por ti, por vosotros, no deseé que murieran todos mientras escribía sobre lo dionisíaco.

    Estuve un rato mirando la sublimación homosexual presente en las celebraciones futboleras. Me da envidia, que quieres que te diga.

    De verdad, se hizo el milagro.

  7. R.B.B.E. Dijo:

    Barbarroja. Sobre ese hombre, dos detalles. Me lo encontré en el garaje cuando iba a comprar cerveza para verme el multifútbol del descenso. Saludé a su mujer y a él no. No veas qué caritas pone cuando saludo a todo el mundo menos a él. En las elecciones me lo encontré en la mesa electoral. Estaba en la A y yo miré y tenía la B. Menos mal, si me toca la suya no voto. A mi ese tío no me mira directamente a la cara. Por otra parte, la performance de su familia se parecía más a la celebración de Italia en el Mundial.

    OS HE PUESTO MÁS LADRILLO

  8. Bartleby Dijo:

    Lo que me gustaría que alguien explicase es por qué el Sevilla no ganó esta liga, porque yo vi pocos partidos y sinceramente no lo sé, pero juraría que era el equipo mejor armado y más completo. Si les faltó talento o ambición o suerte o los jodieron los árbitros o qué. A ver.

  9. popota Dijo:

    Esa luz que veis los memyuquistas al final del túnel es un tren que viene hacia vosotros.

  10. alvarez Dijo:

    Bartleby, simplemente se han pasado la temporada con miedo a ser líderes, han pinchado siempre que podían distanciarse. Y han pinchado contra equipos de mierda. Son cosas que pasan.

  11. Bartleby Dijo:

    Eso me parecía, que no pudieron con tanto éxito.

  12. víctor Dijo:

    Érase una vez, queridos lectores niños, un club señorial que, encaramado a mitad de temporada en la cumbre de la clasificación de la Liga, se fornicó rectalmente con condón de pinchos al entrenador porque el equipo ‘jugaba feo’…

    Ayer me peiné, mandé planchar mi traje de marinerito y, tras caracolear buscando el hueco entre el catenaccio de seguratas de un hotel de 5 estrellas e internarme sibilino en el pool-bar, me chupé, amén de un número n de espirituosos en vaso bajo con sombrillita de adorno, mi primer partido íntegro del RM en toda la temporada, lo cual me faculta para dictaminar que, comparado con la braga de anciana ramera yonqui con disentería que tuve a mal presenciar hecha jirones sobre el césped vikingo durante 90 min. y que me sumió en una depresión estética que habría terminado abocándome al suicidio por despeñamiento desde el acantilado aledaño de no ser por el oportuno ansiolítico visual que me brindaron los cacho pezones de ciencia ficción de la camarera indígena, humedecidos y empitonados sin tregua durante dos horas y media largas por mor del biruji oceánico que se colaba por las celosías de bambú, aquel Madrid del cesado Antic era el Brasil del 82 con Maradona en lugar del portero calvo y me quedo corto.

  13. Agarkala Dijo:

    popota, estás muy gracioso como Heraldo del Apocalipsis Merengue. Como los profetas de la Antigüedad, si lo anuncias cada año durante 30 ó 40, igual alguno se cumple.

  14. Tacitus Dijo:

    El que mojó a Capello con agua nada más acabar el partido, es hombre muerto. Lo mejor de la noche, la cara de ira de Fabio.

    Por cierto, me hizo gracia el homenaje a Bartleby ayer en Camer Café

  15. popota Dijo:

    Por de pronto, te has tirado parte de la temporada llorando por los árbitros. Y eso es buena señal

  16. Asín gana el madrit Dijo:

    Yo, el presentimiento del triunfo lo tuve poco antes del primer gol (del madrí), cuando todo el Mallorca se echó para atrás, me dije: “estos palman, por gilipollas”, afortunadamente acerté, como en la séptima (y todavía estoy esperando que un colega me pague el viaje que apostamos a cualquier lugar del mundo, en descargo de mi colega he de decir que es del patético, y claro, ya se sabe…).

    Luego vino el esperpento de la grúa, manda güevos, ¡cómo se puede permitir eso!, total para que el empleado del ayuntamiento se suba al día siguente a la mismísima cabeza de la “Civeles”, con sus botas de regar y tolahostia (ya se sabe, las botas de regar esas que prestan una tracción excelente cuando te follas a la oveja). Y es que estamos en un país de amariconaos y de municipalmente correctos, cuando me jubile me voy a ir a vivir a un país de esos (llamados del tercer mundo, pero que es el primero), donde se puede fumar en los bares, pillarte una tranca y coger el coche, total, vas a ir por un camino de tierra y follar con unas mulatas como si tal cosa, sin tener que preguntarles antes la hora.

  17. Agarkala Dijo:

    popota, me recuerdas al niño del chiste, el optimista. Ese que se pasea por el comedor con la caja de bosta buscando el caballo que le han traído los Reyes…

  18. rotcod Dijo:

    El Madrid es el equipo más afortunado de la historia del fútbol y lo sigue demostrando. Gracias a los goles en el minuto 89 ha pasado de quedar a 9 puntos del Barça a ser campeón.
    Me quedo con el recuerdo de Emerson saltando en las celebraciones. Indescriptible.