.hlvs:Fútbol de altura*

Bajan un tanto revueltas las aguas en las autonomías españolas de ultramar, y no nos extraña, porque el gobierno sionista y masón mundial, concretamente su ministerio de deportes, que responde a las siglas FIFA, ha ejecutado, sirviendo a oscuros intereses, una política antiespañola más: se prohíbe la disputa de partidos internacionales de fútbol en estadios sitos a más de 2.500 metros de altitud respecto al nivel del mar. Traduciendo la medida, y en vistas de que ni Nepal ni el Tibet avanzan en lo que a deporte de élite se refiere: que las comunidades autónomas de Perú, Bolivia, Ecuador y Colombia tendrán que abandonar sus sedes habituales para jugar en ciudades menores, no fuera que los rivales se les ahoguen y las piernas no les respondan por culpa del soroche. Nos recortan terreno balompédico. Así que habrá que decirlo alto y claro: no jugar a más de 2.500 metros es de putos maricones.

 

No, no se debe a que haya mucha altitud, es que lo del suelo son ascuas ardientes

No sé por qué se ha parado ahí la FIFA: ya puestos, que les pidan jugar con una pierna atada a la espalda –o amputada- o disputar las competiciones internacionales con deportistas afectados por el síndrome de Tourette. Porque la decisión se toma para, atención, “proteger la salud de los jugadores y por motivos de fair play”. ¿Harán lo mismo contra esos países que disputan partidos internacionales a -10º? ¿Contra aquellos que no disponen de un césped en buenas condiciones? ¿Sancionarán a los que modifican las medidas del terreno de juego o usan balones distintos a los habituales? ¿Y aquellos países que no garantizan siquiera la integridad de los deportistas porque cuentan con una afición tendente al colapso nervioso y con unas instalaciones incapaces de contenerles? Valiente manera de entender el fair play. Hagamos nuestras las palabras de Javier Aguirre, mexicano afincado en Madrid, no por mucho tiempo: “[Blatter] no tiene ni puta idea (…) selecciones como la de Bolivia se mueven con ese hándicap de la altura. Si no fuese por eso, no habría igualdad en Sudamérica».

Con lo que no contaba el señor Blatter, que igual cogió vértigo en el Dufourspitze en alguna excursión escolar, es que Bolivia se levanta como un solo Hombre tras Evo Morales, caudillo antiimperialista y aficionado al fútbol, que ha decidido hacer bandera ante tamaña afrenta –esto sí es preocuparse de los problemas reales de los ciudadanos, deberían tomar nota otros gobernantes-. ¿Cómo? Partiéndose la cara, literalmente, por defender el derecho de su país a seguir jugando en La Paz (o en cualquiera de las otras cinco ciudades bolivianas que rebasan la altura permitida). «Esto no solamente es un veto a Bolivia, sino es un veto a la universalidad del deporte», declaró Evo Morales. Y su canciller, que responde al apellido Choquehuanca –llamándose así diríamos que mejor responde a un silbido, a un chasquido o a las sirenas policiales en la Puerta del Sol- ahondó en la misma línea: «Consideramos incluso nosotros lo que estamos en la altura como un atentado a los derechos humanos. Esta medida afecta a todos los países de la comunidad andina, afecta a Colombia, afecta a Perú, afecta a Ecuador y afecta a Bolivia». Y a la Humanidad entera, añadimos nosotros. 

Central duro y muy fuerte, responde a las siglas F.M.I

Lo curioso del caso es que la decisión, para la que se han aducido motivos técnicos, parece tal como si hubiera sido sugerida por brasileños y argentinos, que son los que más sufren los desplazamientos a los países andinos. Y qué quieren que les digamos: si hubieran sido los franceses, de natural maricón, los que se quejaran, tendría un pase, pero que sean los argentinos (cuyo ser colectivo viene a ser lo peor del español y lo peor del italiano) o los brasileños (fruto de las relaciones no consentidas entre españoles del oeste peninsular de etnia calé y esclavas subsaharianas) nos parece una vergüenza. Ya no quedan hombres.

Pero tampoco es cuestión de hacer de esto un casus belli, que no deja de ser un problema… ehem… periférico y… uh… de orden interno. ¿Opciones que se nos ocurren? La primera, que dejen ya de joder con los equipitos regionales y vuelvan al redil, a la Madre Patria, que si son buenos para construirnos los pisos y beberse nuestro alcohol, también son buenos para jugar al fútbol y formar un solo equipo que compita con China en número de aficionados. Y dos: caso de que quieran seguir animando a señores bajitos y morenos con escasa habilidad para la práctica deportiva, que lo hagan en Madrid. No por nada, sino porque al paso que vamos van a tener más aficionados aquí que allí  Y sólo está a 667 metros sobre el nivel del mar.

No es el parque del Retiro, es el Vicente Calderón



11 Comentarios en “.hlvs:Fútbol de altura*

  1. golibariano Dijo:

    … que responde al apellido Choquehuanca –llamándose así diríamos que mejor responde a un silbido, a un chasquido o a las sirenas policiales en la Puerta del Sol- …

    Diossssssss, que bueno. Si no es Alvaro, el imitador esta alcanzando cotas champiñoniles.

  2. Pedro Tomás Reñones Alcalde de Alhaurín Dijo:

    Vaya foto la última. Como vaya a mi asiento el sábado y me lo encuentre manchado de pica pollo se va a enterar hasta Platini.

  3. víctor Dijo:

    Su Ilustrísima Pedro Tomás: ese Kleber Santana (¿ya está fichado?) es un pelotero cojonudo, y más fuerte que el vinagre de parra. Fracasará por todo lo alto en el Manzanares.

    (¿Los cholos juegan al fútbol en el Retiro?)

  4. Ràtzia Dijo:

    Joder, que no soy un imitador… soy sólo un tipo falto de criterio propio.

    Voy a llorar.

  5. víctor Dijo:

    Está de puta madre escrito, amigo Ratzinger. Clap, clap, clap. Me ha gustado mucho.

    Pero se nota que no lo ha redactado un español. El Adelantado Don Pedro de Álvarado jamás habría escrito esas interjecciones extranjerizantes: ‘ehem’ ‘uh’. Y encima con putos suspensivos. Vigílate eso.

  6. víctor (presa del bochorno) Dijo:

    (Nota: Esa mariconada de ‘clap, clap, clap’ te la he puesto, evidentemente, como ejemplo ex profeso de lo que NUNCA se debe hacer en materia de interjecciones y onomatopollas. Tras esperar veinte pedagógicos minutos, procedo a corregirlo por ‘plas, plas, plas’.)

  7. Pedro Tomás Reñones Alcalde de Alhaurín Dijo:

    Cleber Santana? Otro que se viene de Erasmus. Qué tendrá la noche madrileña, dios mío. cuanto se junte con Fabiano Eller y hagan un lobby brasileño, empezarán las ostias con los argentinos y Pichu nos abrirá las puertas de segunda.

  8. Ràtzia Dijo:

    Hoy -o mañana-, Ecuador vs. Perú en el Miniestadi, Barcelona (0 metros sobre el nivel del mar). Latin Kings on Tour ’07.

    Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma, o algo así.

  9. Malasombra Dijo:

    «pero que sean los argentinos (cuyo ser colectivo viene a ser lo peor del español y lo peor del italiano)»

    Amen.

  10. víctor (presa del bochorno) Dijo:

    No me hagas ni puto caso, Pedrotomá, que me he liado: el molongui es Kléber, el lateral zurdo. Cléber con ce es una cosa lentorra y mediocampista que ni fu ni fa. Un enésimo ‘volante de contensión’, vaya.

  11. Pedro Tomás Reñones Alcalde de Alhaurín Dijo:

    Si viene a enseñarle algo a Costinha (algo más que hacer Caipirinhas) bienvenido sea. Si no, pido la vuelta inmediata de Txomin Nagore.