Mi padre va a morir pronto, ayudarle es una pérdida de tiempo. Si pudiera pedir un deseo, desearía que nos dejara. Regan Gascoigne, sobre Paul Gascoigne (o sobre la RBBE)

por R.B.B.E.
12 Enero , 2009

Kameni por ti.Aprovechando que los Reyes Magos estarán descansados y sin nada que hacer y que del fútbol no merece la pena hablar (¡que les den las copas ya!) y después de mucho pensarlo y darle vueltas tontamente, porque en el fondo todos sabíamos que llegaríamos a esto, publicamos esta carta abierta dirigida a todo aquel que quiera prestarle atención: la RBBE se toma un descanso. No es un “adiós”, ni siquiera un “hasta luego”, sinó un “ei, un momento, vamos a pararnos, contemos cuántos somos y decidamos hacia dónde coño vamos”, y como tal puede desembocar en casi cualquier cosa. Ni nosotros lo sabemos. Lo que sí sabemos es que hace casi dos años que empezamos esta historia a la estela de nuestro Amado Líder y que del entusiasmo inicial ya no queda ni el entusiasmo ni el inicial. No es cuestión de ponerse sensiblero, en plan “fue bonito mientras duró”, pero hostias, es que lo ha sido. Pero en dos años pasan muchas cosas, tantas como que los que tenían trabajo ahora no lo tengan, o al revés -pero en cualquiera de los dos casos, ambos siguen viviendo de las arcas del estado-, o que cambiemos de casa -¡todo el equipo redashional!, eso sí, cada uno en la suya y Dios en la de todos-, o que uno de nosotros se vaya a África o que nuestras mujeres entren y salgan de nuestras vidas como los camareros en la terraza de cualquier bar. Que ahora os estaréis preguntando que qué cojones hacemos malgastando un post para contaros nuestras mierdas, pero deberíais saber, oh queridos lectores, que el 99% de los blogs que en el mundo han sido se han abierto para contar las mierdas de sus autores, así que aguantad un poco. La cuestión es que es inaceptable que os sirvamos una sola actualización por semana, o ni eso, y lo que tampoco queremos es actualizar mucho y mal a base de convertirnos en los Microsiervos del fútbol (o sea, en unos tipos que más que “crear” algo con pretensiones, ehem, literarias, se dedican a cortar y pegar lo que aparece en cualquier medio, que de este tipo de blogs los hay ya de sobras en la red). Así que para que no pasara ni una cosa ni la otra tendríamos que ponernos a escribir como monos con una Olivetti, tal y como hacíamos hace dos años, cuando escribíamos más rápido siquiera de lo que podíais leer, pero es que entre que unos no pueden y otros no quieren, que unos están hartos de escribir, otros hartos de fútbol y, el que más y el que menos, harto de escribir de fútbol… Vamos a evitar, por lo menos, arrastrarnos por la red dejando el blog muerto como si de un periódico online subvencionado por la Genearalitat nos tratáramos. Si nos vamos, que no lo sabemos, queremos dejar un cadáver joven y bonito. Y si no nos vamos, que tampoco lo sabemos, lo que sí sabemos es que tienen que cambiar muchas cosas. Y como si fuéramos un trio de adolescentes rumanas corriendo por el Paseo de Gracia, que después de hacerte firmar por vete tú a saber qué causa te piden la pasta, ahí vienen nuestras exigencias: el apartado de comentarios de este post no queda abierto para que dejéis vuestras deposiciones en forma de panegírico, esquela o epitafio, no, sino que lo habilitamos para que -rollo 2.0- nos deis ideas, sugerencias, propuestas o todo lo que se os pase para la cabeza para darnos un empujoncito y que la RBBE se reinvente y siga imparable su marcha hacia ninguna parte. O, si lo preferís, para que nos deis el empujoncito final que nos depeñe por el precipicio y nos haga desaparecer de la faz de la internet. Que lo mismo nos da que nos da lo mismo, pero lo mínimo que podemos hacer, después de que nos hayáis prestado atención durante dos años, es prestárosla un ratito a vosotros. Ah, y para aportaciones que no queráis compartir con el resto, o más personales o cualquier otra cosa, podéis hacerlo a ratzia.areopago@yahoo.es . Gracias de antemano. Larga vida a la RBBE.