Mi padre va a morir pronto, ayudarle es una pérdida de tiempo. Si pudiera pedir un deseo, desearía que nos dejara. Regan Gascoigne, sobre Paul Gascoigne (o sobre la RBBE)

por R.B.B.E.
15 febrero , 2008

Qué largas se hacen las semanas cuando no hay fútbol los miércoles. Fútbol de Madrid o Barça, me refiero. Y es que, desgraciadamente, son los dos únicos equipos que importan a los medios de comunicación. Ya puede Gasol anotar 50 puntos, ganar el Joventut la Copa del Rey, el Sevilla la UEFA o Contador el Tour, que el Marca sacará en la portada a Guti, Raul o Casillas, con toda seguridad. Y si el Madrid ha ganado 7-0 el domingo con protagonismo de Gutiérrez, ya puedes prepararte a ver su carapalo en todas las portadas de la semana. Y si abres una página al azar y pones el dedo con los ojos cerrados en ella, seguramente debajo de la yema del dedo aparecerá la palabra Guti, o Raul, o Luis Aragonés. Mira que pueden llegar a ser cansinos. Que uno está deseando que los convoquen ya para poder descansar de leer todos los putos días la misma monserga. Claro que seguro que si los llevasen a la selección no se callarían sino que empezarían una cruzada nueva, para que lleven a la selección a… yo que sé… Salgado. O Soldado. Da igual. Sí, ya sé que el resto de diarios deportivos no son mejores. De hecho, leo el Marca porque me parece el menos malo de todos. Pero es que, de toda la vida, el Marca ha sido el periódico más imparcial dentro de lo que cabe. Y eso le convertía en una especie de  referencia. Si el As decía algo no tenía credibilidad porque se sabía que era madridista. Si lo decía el Sport, lo mismo pero por culé. En cambio, el Marca y el Mundo Deportivo tenían otro talante. Pero eso ya se ha perdido. Ahora parece que cuanto más madridista seas más vendes en Madridistalandia, y cuanto más culé seas más vendes en Blaugrania. Así que a tomar por culo la objetividad. Pero uno es animal de costumbres, y sigo leyendo el Marca, supongo que por la misma sinrazón por la que el menda ese que dice que no sabemos de fútbol lee esta bitácora. Cosas que se hacen.

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
13 febrero , 2008

De vez en cuando, la naturaleza se da algunos caprichos excéntricos. Uno de ellos consiste en que dos seres humanos a todas las luces gemelos, nazcan de distintas madres, con 7 años de diferencia y a 7.000 km. el uno del otro. Esto es precisamente lo que pasó a mediados del siglo pasado en dos localidades tan lejanas como Aliquippa y Tuzla. En ellas nacieron los gemelos Maravich-Delibasic. Sangre balcánica, esto es, talento, competitividad y toda la clase del mundo. El mayor de los gemelos, Pete “Pistol” Maravich, nació en el 47 en USA, hijo de Peter “Press” Maravich, descendiente a su vez de emigrantes serbios. Su gemelo Mirza Delibasic nació en Tuzla, Bosnia en el 54. Ambos hermanos, haciendo honor a su condición de gemelos, compartían morfología: metro noventa y siete, blancos, enjutos, melenudos y con cara de vinagre.

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
11 febrero , 2008

Bueno, en realidad no ha sido así exactamente la cosa, pero como apenas se ha creado alarma social sobre el particular, desde la RBBE creemos que nuestra labor exige agitar un poco las consciencias y plantar cara a cualquier agresión del Imperio, por pequeña que sea y justificada que parezca, a través de titulares lo más grandilocuentes, manipulados y manipuladores que se pueda, que si no no nos moveis ni una ceja, cojones. O sea, que no es que los Estados Unidos invadan Europa, sino que uno, que vive en la Vila de Gràcia, hogaño distrito perdido en el marasmo de la gran Barcelona, antaño pequeño municipio independiente al norte de la capital, se extraña cuando oye retronar en las angostas callejuelas el zumbido de los Ford Crown Victoria de cristales tintados, acostumbrado a que los políticos locales, para entrar a este barrio, se hagan los jipis y cojan una bicicleta en la calle Còrsega para acercarse al pueblo, sin caer en la cuenta que el noventa por ciento de personas de piel rosácea e higiene descuidada ejercen su derecho a voto en Reijkiavik, Oslo o Hamburgo. Y que los que les roban la bicicleta y no dejan dormir a los anteriores -ni a mí-, de piel cetrina, escasa estatura, pelo lacio y moreno, y similares hábitos de limpieza personal lo hacen en La Paz o Caracas. Y si yo me sorprendí no quiero ni imaginar cómo se debieron quedar los jerifaltes del Club Esportiu Europa, el histórico club deportivo de Gràcia, que un día fue un grande del fútbol, tan grande como que fundó la sacrosanta Liga y jugó tres temporadas en Primera, casi ganando la Copa del 23 después de haber eliminado al Mejor Club del Mundo en ciernes, y que hoy malvive en la Tercera División -logros todos ellos que quedan matizados cuando uno se entera de que fue el Europa el que introdujo el deporte del diablo baloncesto en Barcelona, con un apasionante partido contra el Laietà que acabó con el abultado resultado de 8 a 2 a favor de los de Gràcia-, cuando vieron llegar a unos señores impecablemente vestidos con trajes negros y ocultos tras unas gafas de sol de espejo que, con acento norteamericano, les preguntaban por la General Motors con un interés que distaba, y mucho, de hacer una prospección demoscópica sobre los patrones de compra de automóviles de los barceloneses. Porque resulta que el pasado 3 de febrero algún gracioso con muy mala leche (para los que sepáis usar algo mejor que el Paint, creo que les llaman «jáquers»), dice la versión oficial, usó la plataforma donde el Europa alojaba su modesta web, váyanse ustedes a saber por qué ésta entre los millones y millones de páginas del mundo, para entrar en los archivos de la General Motors y trastearles datos de vital importancia. Que oigan, llámenme conspiranoico, pero todo puede ser que la General Motors esté colgando su enésima cortina de humo para disimular sus lamentables resultados y sus crisis sucesivas, o que alguna secretaria le diera a la tecla Supr. compulsiva y rítmicamente con la nalga mientras, sentada sobre la mesa del Director General, aguantaba con profesionalidad y estoicismo sus embestidas y luego, con las prisas, usaran al pobre CE Europa como muñeco de paja para cargarle el muerto a otro. Y claro, se empieza accediendo a que el FBI se pase la soberanía nacional por el forro de los cojones y le diga a nuestra policía que gracias pero que no toquen nada que ya se encargan ellos y a saber cómo se acaba, puede que hasta llamándole soccer al fútbol. Europa, despierta. Qué sé yo, compren coches chinos. O váyanse a entrenar a Irán, con dos cojones.

por R.B.B.E.
9 febrero , 2008

Juntos podemos. ¿Qué son cien euros perdidos comparados con la felicidad que proporciona una derrota del Madrid? Barato sale. Y no solo fueron los cien euros de aquí, esta semana palmé pasta pero bien. Generalmente apuesto, aparte de lo de esta página, a partidos en directo, así como a partidos de segunda división, o baloncesto, por ejemplo. Y acostumbro a ganar de sobra lo que pierdo aquí. Pero esta semana no, esta vez he perdido aquí y fuera de aquí. Pese a lo cual todavía tengo ganancias como para estar apostando hasta final de temporada por triunfos del Madrid, y poder perderlas todas y terminar la temporada con ganancias. Pero bueno, aquí lo que cuenta es lo que me juego aquí. Fueron cien euros perdidos y bien perdidos. Porque aparte del Madrid, no di ni una en los demás partidos. Que la jornada no me negareis que no fue difícil de cojones. A ver quien era el guapo de adivinar que el Atleti no le ganaba al Murcia, que el Depor ganaba en Sevilla, que el Villarreal no podría con el Mallorca o que el Valencia ganaría un partido… que ahora que ya ha pasado parece fácil, pero la semana pasada ni la familia de Koeman hubiese puesto un 2 en la quiniela.

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
7 febrero , 2008

Aún a riesgo de fomentar un debate que no es tal, y un debate no es tal por mucho que debatan los medios deportivos catalanes sobre ello, traemos hoy un nuevo artículo sobre Johan Cruyff (el segundo que habrá en la primera página), un nombre que en el fútbol en general y en Barcelona en particular despierta pasiones encontradas y difícilmente conciliables… a no ser que seas Al Bundy, un lector de esta Bitácora que nos ha ofrecido su cubista punto de vista sobre el tema, que le llamamos cubista por no llamarle directamente esquizofrénico, y a través del cual no sólo nos aporta las claves para tener opinión y congraciarse con uno u otro bando, según convenga, sino que nos apunta interesantes flequillos de los que pueden salir más y mejores historias. No sabe nada, el tío: insinúa más que muestra, y si nos gusta, ya le llamaremos. Sin más dilación, Al Bundy -socio culé desde hace lustros- sobre Cruyff.

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
4 febrero , 2008

«Stockton es el mayor asesino en pantalones cortos que conozco, te mata en cada bloqueo». Dennis Rodman. John Houston Stockton  (26-3-62, Spokane, Washington, USA) se retiró del baloncesto en 2003 tras 19 temporadas en la élite, todos ellos jugando para los Utah Jazz, siendo el líder histórico de la NBA en asistencias y robos de balón, tercero en partidos jugados, sexto en minutos y 37º en puntos. Se marchó con el respeto y admiración de sus compañeros, rivales, aficionados y prensa y con el más profundo de mis desprecios.

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
3 febrero , 2008

Porteros: Casillas y Reina. Defensas: Sergio Ramos, Capdevilla, Albiol, Marchena, Fernando Navarro, Arbeloa, Juanito, Pablo. Medios: Albelda, Xabi Alonso, Riera, Xavi, Iniesta, Cesc. Delanteros: Silva, Villa, Luis García, Torres, Güiza y Bojan. Hostias -dice uno- es la selección más mediocre que he visto en tiempo. A lo que otro responde: tú es que eres muy joven y no viviste el Mundial del 82. [Vaya a un bar cualquiera e inserte aquí el debate tipo sobre la necesidad de convocar, o no, a Gucci y a Baúl e imaginemos que acaba tal que así:] (…) también es cierto que Zipi y Zape no están tampoco como para ser titulares sí o sí. Además, que ya todos tenemos claro que es un asunto personal entre Luis y Raúl, de imposible arreglo pese a a quien pese. Del Bosque será una ruina de seleccionador. Y que alguien explique qué hace tanto ex-madridista pululando en el entorno de Villar. Y aquí es cuando llega Gatinho, se saca la chorra y al tiempo que pide un orujo, la posa sobre la barra, para pontificar: Es cíclico. Salvo la excepción del mejor seleccionador de la historia de España -más aún que Javi, si cabe, que la cagó agrediendo a periodistas y tal-, Miguel Muñoz, que sustituyó a otro miembro de la órbita madridista, el nefasto Santamaría, en democracia se han ido alternando seleccionadores madridistoides con ajenos a la Verdadera Fe: Muñoz-Suárez-Miera-Clemente-Camacho-Aragonés (Sáez no cuenta, fue un simple interino). Por tanto, y aunque Luís siempre ha sido felado por la prensa madrileña hasta hace poco, ahora toca madridista, entre Del Bosque y el políglota Camacho anda la cosa, casi ná. Y como Suárez con Buyo y Chendo (y hasta ¡Salguero!) y Javi con la Quinta en pleno, Aragonés ha tenido que lidiar con lo mismo, crepusculares futbolistas del Madrid que, aunque sólo sea por mera estadística, realizan alguna que otra buena acción esporádicamente y ya por eso se enciende la maquinaria de agitprop en busca de que el español medio, madridista, se identifique algo más con ese subproducto perdedor, y por tanto, rechazable para el merengue estándar, que es la Selección. ¡Si al pobre Iñaki le pidieron a Pavón! Y ojo, que está claro que Raúl, lamentablemente, es uno de los cuatro mejores delanteros españoles, pero hay jugadores que no pueden ser suplentes, y lo que no puede ser, no puede ser. Lo de Arbeloa sí que clama al cielo. Lleva un año pidiendo a gritos ser internacional y lo convoca precisamente cuando está lesionado. Juanito, Pablo, Marchena, un lamentable desde hace tiempo Albiol… Es que tampoco hay más, quizá Jarque o hasta Lopo cuando esté bien merecen ser probados, pero el panorama es desolador. Bueno, y si llama a esos dos -y a Moisés Hurtado y Raúl García-, tenemos directamente la Antiespaña, conformada al 75% por catalanes/nacidos en Cataluña, lo cuál dejaría los índices de audiencia de Cuatro -hijos de puta, dad todos los partidos en abierto- al nivel de Testimonio o Jazz entre amigos. Y que alguien le enseñe la puerta de salida del Barça y de la selección a Javier Hernández Creus, gay de gueyes, que diría Don Federico. Dicho lo cual todos apuramos nuestras copas de soberano, dimos la última calada del Ducados y, sin mediar palabra, nos fuimos a casa a meditar.

por R.B.B.E.
1 febrero , 2008

Definitivamente me he hecho el amo del cotarro. He eclipsado a todos los colaboradores y ya nadie comenta la jornada, no se habla de fútbol, ni aunque haya un Sevilla-Osasuna en el que acaben a hostias, ni siquiera una entrada a base de dibujos a la que hincarle el diente. Nada. Solo mis cojones resisten aquí, cada viernes, inasequible al desaliento, cada vez con menos dinero pero siempre digno y firme, cual La Victoria de Samotracia. Desde luego, se me puede achacar falta de acierto, pero a perseverancia y sentido del compromiso no me tose nadie. Yo soy de aquellos que siempre ganaba al Monopoly porque era el que más tardaba en irse (¿Hay otro modo de ganar al Monopoly que no sea por abandono de los rivales?). Me siento como aquel que le dejaron haciendo guardia en un sótano de un pueblo de El Bierzo durante la Guerra Civil y nadie le ha avisado de que la guerra terminó hace muchos años y el menda sigue ahí con el fusil…

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
1 febrero , 2008

En previsión del pico de trabajo que nos iba a atenazar este mes y en complicidad y francachela con la RFEF, habíamos manipulado el sorteo de la Copa de Su Majestad el Rey de tal manera que pudiéramos escribir de un tirón los artículos no sólo referentes al propio sorteo de octavos y cuartos, sino incluso de las eliminatorias de octavos y cuartos, y avanzar un poco de trabajo para disimular nuestra inexcusable ausencia a la cita con nuestra fiel audiencia. Pero ay, amigos, no contábamos con lo desagradecidos que pueden ser algunos equipos aún poniéndoselo a huevo. Porque ya me dirán de qué iba a caer el Madrid en octavos teniendo la vuelta en casa -y habiendo salido vivo de Son Moix por un quítame allá este penalti- o el Español contra el Athletic después de haber conseguido arrancar un empate en San Mamés -que no es que sea una machada tal y como están los baskos, pero joder, parecía suficiente como para evitar que el pobre Marc Torrejón tuviera que revivir sus peores pesadillas fallando de nuevo el penalti decisivo-. De aquello que habíamos predicho sobre la ronda de octavos, dos se nos iban al garete en las primeras de cambio, aún teniéndolo todo a favor. Bien para el Madrid, que con una sutil mirada de asco a la monarquía y a la tradición se centra en sus cosas, esto es, en seguir abriendo brecha ya no con el Barcelona sino con todo el mundo civilizado en la Liga y velando armas para pegarse evitar el enésimo batacazo en octavos o cuartos de la Champions en el último lustro. Y mal para el Español, que después de semanas y semanas sin perder se ve que le ha cogido el gusto y por perder pierde a su capitán y hasta la cabeza pensando que fichar un brasileño en diciembre va a traer más soluciones que problemas. Y poco más sobre los octavos, de no ser por la caída del Sevilla, después de eones de no hacerlo en un enfrentamiento a doble partido, hazaña jamás conseguida por un grupo de homínidos desde, por lo menos, el cuaternario inferior, según se encargó de recordárnoslo día sí día también el aparato de propaganda, con Del Nido a la cabeza. Solicitamos que el servicio de prensa del Mejor Club del Mundo nos haga llegar con urgencia cual es la nueva linea que queda por cruzar, y les advertimos que lo de ganar la Copa de Europa e irse a Segunda ya está pillado, y bien pillado, que el Forest tiene dos y andan pudriéndose entre el lumpen del fútbol inglés. Pero es que superado el trago de los octavos, y ya sólo con las cartas marcadas de Atleti y Barcelona como grandes favoritos a plantarse en el Bernabéu en abril, y Athletic y Mallorca como herederos de los privilegios que rechazaron los dos clubes más monárquicos de nuestra Liga, santa paradoja, todavía nos faltaba por ver lo peor: que los que tenían la vuelta en casa palmaran inmisericordemente después de coger ventaja en sus partidos por dos goles a cero. Astonishante en todos los casos; menos en el del Mallorca, más en el de los clubes atléticos, por las urgencias tanto de unos como de otros. Y si alguien hizo el esfuerzo titánico que hicimos el equipo de redacción de tragar como si de una pandilla de drugos nos trataramos todos los partidos de cuartos les pedimos que intenten darnos una explicación razonable antes de que Iker Jiménez dé una que parezca razonable. Al final, por suerte, Mejuto acudió en nuestro rescate, que una cosa es no poderse apuntar un yoyalodije más y otra muy distinta es fallarlo todo -habilidad esta reservada en exclusiva al poco ponderado Don Manolo-, y con unos muy oportunos fueras de juegos, penales -aún a riesgo de que significara el 2 a 0 y que fuera el interruptor que provocara la reacción del visitante como en el resto de partidos- y expulsiones le dio un empujoncito al Barcelona para que se colara en semifinales, no con intención de salvar la competición sino de salvar al Barcelona y al culo moreno de más de uno. Pero ey, hablando de yoyalodijes: ¿recuerdan quién fue el primero en decir que Diego López iba a ser una de las estrellas de la Liga? Yeah. Y ahí les tenemos: Getafe y Barcelona, todavía con el trébol en la yema de los dedos (de HUEFA los primeros, de Champions los segundos) y esperando resolver antiguas rencillas, Rácing -camino de la esquizofrenia más absurda, dudando en cargar las tintas en la Copa o en la Liga como puerta de entrada al Olimpo de la Mediocridad Heuropea, escaparate en el que previsiblemente no podrán lucir ni a Marcelino ni a Garay, cuyos esfuerzos son dignos de mejores causas- y Valencia -para el que un clavo ardiendo hoy no es tal sino una agarradera ergonómica acolchada y forrada de cuero de última generación-. Y para acabar de darle lustre a la competición y honor al Monarca, por si la presencia de estos cuatro semifinalistas de postín no fuera suficiente, el sorteo acaba de depararnos un interesantísimo Getafe – Rácing, que implica no sólo la posibilidad de que el Camp Nou cante a pulmón henchido «Koeman quédate (en el Valencia)», sino sobre todo la duda razonable sobre cuánta pasta sacarán en la RFEF por una final más exótica, y parecía imposible, que la de la temporada pasada. Si es que al final va a tener razón Tomás Roncero y esto de la Copa del Rey -cuando no la juega el Madrid- va a ser  la competición del desprestigio…