Mi padre va a morir pronto, ayudarle es una pérdida de tiempo. Si pudiera pedir un deseo, desearía que nos dejara. Regan Gascoigne, sobre Paul Gascoigne (o sobre la RBBE)

por R.B.B.E.
28 Septiembre , 2007

Estimados futuros compañeros de orgía en la cubierta de alguno de nuestros futuros yates comprados en algún paraíso fiscal de donde seremos ciudadanos a final de temporada, queridos lectores que no os atrevéis porque no hay mejor lotería que una buena economía y las apuestas las carga el diablo, borrachuzos todos en general, aquí estoy de nuevo con el firme propósito de resarcirme del fracaso rotundo de la semana pasada.

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
28 Septiembre , 2007

Dentro de nosotros, españoles de bien, hay, como poco, un programador de televisión, un presidente del gobierno y un entrenador de fútbol (hay académicos que añaden un cuarto rol, el de interiorista, pero esto suena demasiado maricón para la RBBE hard style). Luego hay otros que en su cuerpo alojan también tumores del tamaño de una pelota de baloncesto o litros de grasa como para proveer durante un par de meses a la fábrica de A Toxa, que tenemos una vida interior tan rica que ahí cabe casi todo. Lo que queremos decir con esto es que aún sin formación alguna ni conocimientos siquiera remotos todos tenemos los santos cojones de pontificar, profetizar o criticar sobre según qué temas, mientras que con otros callamos como putas y si alguien los menciona –a saber, física cuántica o geostrategia- miramos para otro lado o escupimos con desprecio al osado interlocutor, aunque a decir verdad hay valientes que no le hacen ascos a nada. Este curioso fenómeno reciamente español se ve amplificado hasta niveles superlativos si se reúnen más de dos machos alfa ibéricos en un bar, tasca o taberna, y aumenta progresivamente en relación directa a los gramos de alcohol en sangre pero inversa al número de mondadientes masticados. Idiosincrasia, que se le llama. Y es una gran putada que esta quinta jornada se haya desarrollado entre semana, porque les han quitado la oportunidad a los Pacos Carmona Pajuelo de la vida de bajar al bar el lunes y entre que pide el Soberano y los palillos soltar un “yoyalodije” en lo que iba a ser su mayor logro futbolístico desde que hizo un doce en la quiniela allá por el año ochenta y dos.

He aquí para vosotros, sibaritas del humor grosero y el balompedismo bizarro, el resumen a la maniere LPD y a seis manos de la quinta jornada del Campeonato de Liga del Reino de España.

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
27 Septiembre , 2007

Aunque muchos futboleros se emocionan y exclaman un “qué buen chaval” cuando sucede, para al cabo de pocos años proclamar el nombre del interfecto como candidato ideal para el puesto de entrenador, secretario técnico o lo que tenga a bien inventarse el presidente de turno, otros tantos vemos sólo hipocresía en el hecho de no celebrar los goles contra antiguos equipos, pues muchas veces el gesto sólo obedece a no cerrarse puertas que pudieran ser necesarias en el futuro. No es el caso de los cracks mediáticos como Cristiano Ronaldo, con la vida solucionada antes de que muchos otros hayan empezado a trabajar, al que veíamos pedir perdón tras su gol en Alvalade a su antiguo club. No puede ser el caso de un joven que todavía tiene fresco el recuerdo de cómo con once años dejó su Madeira natal para enrolarse en la Académia Sporting, de la que ya habían salido otros como Figo, Simão, Quaresma, o más recientemente Nani. Allí pasaría seis años hasta que un partido amistoso ante el Manchester United le cambió la vida antes de tiempo, tras solicitar los pesos pesados de la plantilla inglesa a su entrenador, en el vuelo de regreso, el fichaje de aquel desgarbado niño que les había toreado horas antes.
Y menos hipócrita es el hecho de que gran parte de la grada aplaudió el gol de su ídolo antes de que éste hiciera el gesto, demostrando el espíritu olímpico, y por ende, aristocrático, que siempre ha caracterizado al Sporting Clube de Portugal.

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
24 Septiembre , 2007

Una puta mierda como un piano. Así hay que definir el partido del Madrid y dejarse de leches. Lo cual no quiere decir que los blancos estuvieran lejos del triunfo, que bien pudo llegar e incluso no sería aventurarse mucho señalar que pudo ser como en Villarreal. Ría si quiere. El guión fue el mismo, entregarle el balón al contrario y tapar huecos como un segunda be en  Copa contra un primera para que en cuanto se pueda, robar, dos pases y tiro a puerta. Pero como todos los días no es fiesta, el truco no salió. Primero porque Robinho, que si bien ya es capaz de crear alguna jugada que marque la diferencia un poquillo, sigue incapaz de definir, de dar el último pase a la católica manera o de tirar a puerta como un gordo repetidor que juega con niños dos años menores que él. Por dos veces se paseó el balón por delante de la portería de Butelle mientras que el Valladolid dominaba abrumadoramente pero  peligro, lo que se dice peligro, poco, o como el de siempre contra el Madrid. Se ha convertido éste en un conjunto acostumbrado a vivir con una defensa precaria y siempre protegiéndose en inferioridad numérica. Ya tienen tantas tablas en situaciones de desgracia inminente que pasan el mismo miedo que los personajes de Sven Hassel -Porta, Hermanito y Julius- en la guerra del tomate de Buñol.

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
23 Septiembre , 2007

La generación X, de la cual formamos parte, aún sin quererlo -diré más: aún rechazándolo con todas nuestras fuerzas-, el personal de esta casa, tuvo su culmen artístico en forma de largometraje cinematográfico en un bodrio nihilista llamado Reality Bites que nos sirvió para poco más que para saber que la ironía era cuando el significado real de lo que se decía era el opuesto de su significado literal. El Sevilla, por su lado, no es como Troy Dyer, postadolescente asqueado sin perspectivas, que se conforma con disfrutar de breves bocados de realidad, de pequeñas evasiones (o no tan pequeñas, como la colección de títulos que atesoran en los últimos 15 meses), sino que está atravesando el punto de inflexión en el que uno se hace mayor y, sobretodo, cuando decide cómo entra a formar parte del mundo de los adultos, pero ha visto en el lapso escaso de cuatro días como la realidad le mordía los tobillos, Dios quiera que no sea para mal sino para todo lo contrario. Porque el Sevilla, este Sevilla, no ha nacido para ser un outsider, un licenciado en Humanidades sin aspiraciones, sino para codearse con los yuppies sacados a molde en los MBA. Pero es que una cosa es jugar la HUEFA (competición donde hemos visto con sonrojo al Atlético abusar del sexto clasificado de la segunda división turca) o ir de tapado en la Liga y otra muy distinta es darse de bruces con Europa o que en cualquier campo de España te estén esperando y te cuelguen el sambenito de favorito (o sino de qué iba a estar lleno hoy el Camp Nou, porque no iba a ser por la deslucida fiesta de los 50 años del estadio). Primer asalto: 3 a 0 en Highbury y 2 a 1 en el Camp Nou contra un Barcelona que, hasta hoy, parecía estar en horas bajas. Y bien es cierto que no se puede juzgar un proyecto deportivo a largo plazo por lo acontecido en una semana, pero es que hoy el Sevilla ha estado tan ausente del terreno de juego como Winona Ryder de los cajeros del Walmart. Ya se encargarán los medios de destacar la actuación de Messi -el único que se acordó de Ronaldinho ahora que casi conseguíamos olvidarlo-, o de ofrecernos planos inverosímiles del abrazo cariñoso de Poulsen a Giovanni o de la posición dudosa de Kanoute -que tiene guasa que con cincuenta cámaras en el estadio no se consiga un plano esclarecedor-. Los habrá que preferirán contarnos de qué habrán hablado Del Nido y Carod-Rovira en el palco. O también se encargarán de decirnos que por lo menos hoy el Barcelona recuperó el pulso, y sin hacer nada del otro mundo completó un partido correcto en todas sus líneas, dando leves signos de mejora, quizá espoleado por un rival al que perciben como un igual. Hoy por lo menos los jugadores se desmarcaron y corrieron, lucharon y sudaron la camiseta, a diferencia de lo que habían hecho hasta ahora, incluso -o sobretodo- contra el Lyon en Champions. Aunque, y aquí llegamos al punto que queremos destacar y del que los medios no dirán ni mú, hay dos jugadores que llevan corriendo sin parar desde agosto, corriendo por ellos y por todos. Dos jugadores con sangre africana en sus venas pero con la cabeza más europea que las de Robert Schuman y Jean Monnet juntas: Abidal y Touré se pasan por el forro de los cojones el mes de ayuno musulmán y anteponen su profesionalidad a sus obligaciones religiosas. No así los musulmanes del Sevilla, Keita y Kanouté, que siguen la preceptiva mortificación y casi se intuía cómo les han temblado las piernas -y al resto del equipo en un extraño gesto solidario-. Ya lo ven: el Islam europeizado, los que desafían la ira de Alá y se alimentan a la luz del día no han tenido reparos para engullir sin masticar, aunque ya hubiera caído la noche, al Sevilla todo entero. Touré se ha adueñado de la zona ancha y Abidal ha parado con faltas, faltitas y faltones a Navas, y ni siquiera ha podido agarrar de la camiseta a un acongojado Alves porque no ha pasado la línea del medio del campo más que para ser sustituido. Y esto es lo que se va a encontrar el Sevilla cada semana a partir de ya, miércoles y domingo: más les vale recuperar el apetito y superar aprisa la adolescencia mal digerida de Reality Bites para calzarse un traje de corte italiano, ensayar una mirada gélida tras unas lentes caras y revisitar American Psycho, que no todo en la Generación X van a ser jóvenes deprimidos de tez blancuzca.

Por otro lado, otro equipo de Barcelona ha iniciado su gira andalusí con una sonada derrota en el campo del Recreativo de Huelva, con dos golazos de Javi Guerrero. Europa saluda a África… y va África y le devuelve el saludo.

Mañana, el resto de la jornada aquí, en su página amiga.

por R.B.B.E.
20 Septiembre , 2007

Cuando se inauguró esta bitácora con la misoginia, la homofobia y el patrioterismo de tres al cuarto como bandera todo era ilusión y brillo en nuestros ojos. Cuando empezasteis a llegar vosotros, lectores, truhanes de afilada pluma de aquí a acullá, la satisfacción nos dio unos kilos de más y mejillas sonrosadas. Todo iba bien, llegó LPD, llegó Prisa, otros contactos que están hechos y darán lugar a nuevos hitos. Unos meses que han sido bonitos, entrañables. Pero, pese a todo, últimamente estaba yo , el Pater Fundador, manoseando mi bola de cristal con motivos navideños en su interior pensando en Rosebud y me encontraba insatisfecho, inconforme. Qué me pasaba. No lo sabía. Quise españolizar expectorando y lo logré ¿Sí? No. Algo faltaba. Echaba de menos la otra piedra angular de nuestra étnia, esa reacción instintiva que al ver cuatro luces con soniquete de fondo nos empuja a echar la pensión de nuestra madre por la ranura de una tragaperras: La ludopatía. Me cago en Dios, me dije, cogí la agenda y no lo dudé un segundo. Llamé a Manolo. Este buen hombre, natural de Vallecas, culé y ex socio del Rayo, se había ido hace dos años de vacaciones a Islandia con lo de las apuestas. Yo aluciné. Este año se fue a Croacia. La polla. Ahora, gracias a su infinita consideración y amabilidad, apostará en vivo y en directo, completamente desnudo, para todos vosotros. Cien euros le cuesta esta primera semana. Veremos hasta donde llega el saldo. Yo me he fijado como objetivo comprar la General Motors y reconvertirla en fábrica de palillos en venganza por lo de nuestros astilleros y para promover la deforestación del mundo y el cambio climático, es decir, que suba el nivel del mar y las selecciones autonómicas jueguen con los Snorkels. En fin, sin más dilación, con todos vosotros ¡¡Manolo The Man!!

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
19 Septiembre , 2007

Todos aquellos que no tenemos nación o que caso de tenerla la FIFA la considera al mismo nivel que el Mundodisco, la Tierra Media, Euskal Herria u Oz, y en menor estima que, qué sé yo, Gibraltar o las Feroe, siempre podemos refugiarnos en brazos de los pocos estados socialistas que resisten en este mundo globalizado de neoliberalismo galopante y bla bla bla (inserte aquí sus citas preferidas de Ignacio Ramonet). A menudo hemos seguido en esta santa casa las cuitas deportivas de los Hombres Nuevos Socialistas de Cuba, Vietnam, Venezuela o la URSS (sí, hemos dicho la URSS), pero aunque Proudhon (un señor que no sólo era anarquista, sino que encima ¡era francés!) afirmara que no hay otra alternativa para las mujeres que ser amas de casa o prostitutas, aquí, ni que sea porque a veces nos leen nuestras venerables madres y amantísimas esposas, vamos a dar cabida también a las Hombras Nuevas Socialistas, concretamente a las Hombras de Corea, que están defendiendo con honor al Líder, al Socialismo y a la Humanidad en la Copa Mundial para féminas que estos días viene disputándose en la República Popular China, un país que anda coqueteando cual guarrilla quinceañera con el capitalismo y cuya única esperanza de no ser violada analmente por dos taxistas y tres estibadores del puerto pasa por que Kim Jong-Il ejerza de hermano mayor, le pegue tres hostias, la meta en cintura y le plantifique una falda plisada hasta los tobillos, que desde que papá Mao la dejó huérfana está insoportable con esto de la edad del pavo. De momento, conformémonos con glosar las gestas del equipo femenino (es un decir) coreano, vanguardia comunista en una China que pierde el norte por momentos, que al fin y al cabo es como tifar por España, porque ahí las tenéis, con los cuartos de final contra Alemania, vigente campeona del mundo, a la vuelta de la esquina. Ah, sí, tenéis razón, la de la foto que encabeza este artículo no es coreana, es sueca, pero… ¿habéis visto esos pezoncillos?

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
19 Septiembre , 2007

Con este bonito término acuñado por el locutor de Antena 3 para referirse a lo más reseñable del partido, lo más noticiable, como ha dicho después corrigiéndose con una “o” y no con un “perdón”, comenzaremos esta crónica de la primera jornada de la champiñons hablando del control que hace Villa al robarle el balón al portero del Shalke, Neuer. Es para verlo. Es tan rápido que igual no le ha dado tiempo a la prensa a advertirlo y loarlo superlativamente: controla, medio decente, el guardameta se echa encima y el asturiano, como un torete, le birla el esférico con la derecha controlándolo con la izquierda a velocidades supersónicas para enchufar a gol casi sin ángulo por debajo de un defensa. De verdad, no perdáis detalle de cómo sale esa pierna izquierda de un cuerpo en escorzo imposible para templar una pelota como quien de un latigazo en la espalda de un esclavo cualquiera que sea su color le deja la rúbrica con los puntos sobre las íes para toda la vida en forma de cicatriz. Lo demás ha debido ser un ladrillo, por lo visto enel resumen, y Coñete se ha jugado tres párrafos de chistes homófobos en esta bitácora con un regate a un delantero en el área de los de tragarse la propia nuez.

Mientras tanto, en Madrid…

Seguir leyendo… »

por R.B.B.E.
18 Septiembre , 2007

Cuando en esta casa no nos leía ni Cristo, cuando alguno de nuestros redactores todavía conservaba el trabajo, hubo quien se atrevió a decir esto (línea nueve, contando la entradilla). Y hoy, siete meses después, el Barça dice esto. Toma Yoyalodije. Que vale, que tú, querido lector, puedes pensar que sólo conocíamos a ese arquitecto además de a Gaudí, y que el de Reus lo tenía jodido para ampliar el Camp Nou. Pero no, no es eso. Lo que pasa es que somos la polla que trepana y que para este viaje no hacía falta tanta alforja. De nada, Doctora Ochoa.

por R.B.B.E.
17 Septiembre , 2007

No somos de hablar de otros deportes, pero hoy hay que hacer una excepción. Sí señora, porque hemos hecho historia, España ha vencido a Rusia ¡¡¡somos campeones de Europa!!! Los chicos de oro, los Falasca, Moltó, García-Torres, De la Fuente, Isra, Lobato, Pascual y Hernán, la selección española de Voleybol enmudeció el Pabellón Olympiyskiy de Moscú y situó al deporte español en lo más alto. Qué orgullo. Nunca lo olvidaremos. Luego también había partido de baloncesto, parece, pero como había un negro por ahí, empezaron a pasar cosas raras, que si se rompe la red, balones que están dentro se salen fuera, tal… y pasamos de ese rollo: quita, quita, esto no es deporte. Así que vayamos a lo nuestro, el balompié, con el análisis de una jornada con sus sombras y sus oscuridades.

Seguir leyendo… »