Un discurso de fondo: la globalización lo jodió todo

Discúlpanme si hago de abogado del diablo, pero es que muchas de las propuestas (impuesto de patrimonio, sucesiones, tipo máximo IRPF) que suenan en plaza Catalunya para un documento de mínimos, aunque loables, me suenan a mojadas cartas a los Reyes Magos. Nacionalizar los bancos conlleva hacerse cargo de su agujero y de sus tóxicos. Que devuelvan el dinero público implica su quiebra y corralito a la argentina. Dación en pago o poner las viviendas al mercado también implica quiebra de los bancos. Tasar las transacciones financieras o progresividad fiscal implica fuga de capitales. Reestructurar la deuda externa española -default- implica volver a la peseta y dejar la economía europea muy maltrecha como poco.

No es una cuestión de que falte el dinero para sanidad o educación. Es que no hay mecanismos efectivos para que los que sí lo tienen lo suelten. La socialdemocracia como modelo económico fue posible en unas circunstancias históricas muy específicas, eso es, sustentándose en un delicado equilibrio entre capital y trabajo a nivel nacional tal como se dio en los países occidentales al término de la Gran Guerra. Allí las presiones de los sindicatos tenían sentido y eran efectivas, porque había pocos trabajadores y la amenaza bolchevique era muy presente: para contrarrestar, los partidos burgueses tuvieron que ofrecer un gran poder político a partidos socialdemócratas y sindicatos – la consecuencia económica es la transición del liberalismo al keynesianismo, que con tal de evitar depresiones defiende la progresividad fiscal y la intervención estatal de la economía, es decir, el modelo socialdemócrata. Pero un Estado deficitario implica un Estado que ha contraído deuda -que está en deuda- con precisamente aquellos que tiene que fiscalizar. La otra opción es estabilidad presupuestaria: ¡recortes!

En función de la ideología, se dirá que fueron las conquistas de las luchas trabajadoras o el crecimiento del mercado lo que generó un espectacular aumento del bienestar general. Da igual; el hecho es que se terminó por generar una amplia clase media a partir de una sociedad muy polarizada en dos clases. En cierto modo, era el triunfo de la socialdemocracia: una sociedad con una clase media fuerte es lo más parecido a una sociedad de una sola clase (el comunismo) que podrá haber. Pero su misma victoria fue el inicio de su derrota – la caída del telón de acero lo jodió todo: ahora resulta que el capital es muy fluido y tremendamente difícil de fiscalizar -aumenta el tributo de las SICAV en País Vasco y se te van todas a Madrid-, al mismo tiempo que la demanda de trabajo se ha incrementado hasta el punto de que comprar derechos laborales le sale al empresario global a precio de saldo -un informático indio te hace lo mismo por una quinta parte de sueldo español-, la deslocalización como amenaza siempre a mano.

El equilibrio de fuerzas se ha decantado con ganas hacia el capital y así la socialdemocracia se cae inexorablemente a trozos, mientras los trabajadores son espectadores ingratos de cómo las conquistas de sus abuelos son liquidadas una a una “porque así lo manda el mercado” y los derechos fundamentales son puestos en duda por monos con bates de béisbol. La progresividad fiscal, antaño tan fácilmente realizable a nivel nacional, ahora sólo tiene sentido si es llevada a cabo a nivel internacional, como reconoce el cripto-keynesiano que tenemos de conseller de Economía, el señor Mas-Colell: hace falta un poder político global que haga frente a un poder económico global, como piden muchos. Internacionalización, exigen. Pero recordemos que el experimento de institución política supranacional más cercano que tenemos -la Unión Europea- es un ente opaco y poco democrático con el que nos han colado medidas como Bolonia o las directivas de la vergüenza y de las 65 horas. Los partidarios de la internacionalización del poder político como método democrático tendrían que tener en cuenta esta verdad de la buena: a medida que ascendemos niveles de decisión, los ciudadanos de a pie perdemos poder de influencia y lo ganan los lobbies.

En realidad, las peticiones de los internacionalistas irían en la tónica general: nos encontramos delante de una transición de un Estado de bienestar de capital nacional y público a uno de capital internacional y privado, con sus Zaras, H&Ms, Ryanairs, IKEAs, Endesas y etcétera, donde se funde lo público con lo privado y resulta que DSK, violador y director del FMI, es socialista, y los reguladores del mercado financiero (y tantos otros: energético, alimentario) son escogidos entre los mismos regulados, como nos recuerda Inside Job. La tendencia es hacia un empobrecimiento generalizado de la clase media -causa real de la indignación #15M- y la imposición de un neofeudalismo del turbocapital: élite político-económica versus una masa de trabajadores precarios con derechos low-cost. La dicotomía entre privado y público del siglo XX ha dado paso a la dicotomía entre global y local.

Es preciso, por lo tanto, insistir en la necesidad de localizar en detrimento de globalizar y llevar el debate en el terreno donde el ciudadano medio tiene poder efectivo de decisión. La sociedad es una correlación de fuerzas y tenemos que ser conscientes de dónde cae el alcance de la nuestra, cómo efectuamos pequeñas cesiones de poder en lo cotidiano:  con una cuenta de crédito o una hipoteca en un macrobanco o comprando en un hipermercado o en una gran superficie nos colocamos en la base de la pirámide, sosteniéndola, en la punta de la cual están los peces gordos/mafiosos calabreses a los que ahora exigimos -mejor dicho, suplicamos- que paren sus recortes. Para poder negociar y exigir, hace falta una posición de fuerza, que no se consigue con manifestaciones o huelgas en tiempos de crisis, sino tomando conciencia de nuestras relaciones económicas diarias y cambiándolas: banca ética, cooperativas de consumo alimentario, cooperativas energéticas, modelos de cooperativas de uso para vivienda ética más colectivizar los servicios públicos, con tal de dejar de depender de las élites, y así pasar de suplicar a exigir.

En este nuevo contexto, asalariados, autónomos y pequeños y medianos empresarios estamos en el mismo barco: en el discurso de fondo hace falta transversalidad en lugar de un social-estatismo que lo único que hace al final es proteger a las oligarquías. Eso conlleva la superación a nivel moral de la figura laboral del asalariado (alguien que al fin y al cabo no concibe el producto de su trabajo como propio) y del empresario (que lo expropia), para apostar por un libremercado de cooperativas (también en servicios básicos), conjugando libertad económica con valores comunitarios -democracia económica-, y un modelo político de carácter asambleario-federal desde abajo hacia arriba, que bien puede fundamentarse en las actuales dinámicas del movimiento #15M, que ya se extiende a los barrios de cada ciudad. Este modelo, de carácter esencialmente libertario, es ciertamente difícil de llevar a cabo, pero ya es radicalmente distinto de las medidas socialdemócratas -que son directamente imposibles, porque no hay fuerza efectiva para llevarlas a cabo. También nos hubiéramos podido reunir en 1939 y exigir sentados que Hitler parara voluntariamente la guerra - ya me imagino el resultado. Sin ir más lejos, la reforma de la ley electoral no deja de ser totalmente circunstancial: en Catalunya tenemos seis partidos con la misma ley; lo sensible son las estructuras de los partidos; los problemas son realmente de fondo.

Nos empobrecen, nos quitan derechos y además dicen que es inevitable. Se trata de cambiar el imaginario, romper con la esclavitud mental de quién se cree a las élites – y eso pasa por renunciar a priorizar la seguridad de la vivienda comprada, tan importante en sociedades tradicionalmente pobres y conservadoras como la española – porque esencialmente es entrar en deuda con mafiosos calabreses que reconocen abiertamente que son avariciosos y van a por la rodilla. ¿Por qué pagar impuestos si van a la Iglesia Católica, a televisiones infumables, a concesionarias de autopistas que han calculado mal sus ingresos, a AVEs sin rentabilidad, ayudas a las eléctricas y un largo etcétera? Somos nosotros quiénes sostenemos esa gigantesca pirámide de estafa social – son las élites las que nos necesitan a nosotros, auténtica fuerza productiva, y no al revés, tal como dice su narrativa sistémica. Pero para emanciparse de estos esquemas mentales neofeudalistas, hace falta iniciativa, autogestión, auto-organización – espíritu libertario.

Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

35 respuestas a Un discurso de fondo: la globalización lo jodió todo

  1. A.F dice:

    Que pensais de la propuesta que a hecho un economista hispano-uruguayo-argentino (o algo así), en Valencia:

    “Plan Referencial de Crisis”.

    Las presentes actuaciones en tratamiento se hallan en proceso de ser discutidas, ampliadas, modificadas, ajustadas, votas y presntadas a las autoridades, por los adolescentes afiliados MAC 2012

    UDP 1: “Plan de salvataje económico, familiar y personal”. El mismo plan se denomina, simultáneamente “Plan de creación inmediata de demanda interna”.
    Todos los ciudadanos españoles, mayores de 65 años que no tengan jubilación cobrarán 650 € por mes.
    Todos los ciudadanos españoles de 25 años a 64 años, que no tengan trabajo, cobrarán 500 € por mes. Los que actualmente están en el paro mantienen la situación hasta agotar la prestación.
    Todos los ciudadanos españoles de 18 años a 24 años, que no tengan trabajo, cobrarán 300 € por mes. Los que actualmente están en el paro mantienen la situación hasta agotar la prestación.
    Todos los ciudadanos españoles menores de 18 años recibirán prestaciones mensuales a definir.
    Se destaca que el dinero aplicado al presente plan, ingresara de manera directa en los bolsillos de los más necesitados, con lo cual se logran dos objetivos esenciales: a).-Se brinda inmediata tranquilidad económica básica a las personas más necesitadas. b).-Se dinamiza el mercado interno con máxima rapidez, dada la elevada propensión marginal al consumo de los destinatarios de las asignaciones mensuales (máximo efecto multiplicador de Keynes). El plan supone la aplicación de la Renta Básica Universal, sobre versión restringida.

    UDP 2: Los empresarios dejan de pagar las prestaciones sociales. Los empresarios, únicamente, deberán pagar el sueldo de sus empleados. La sufragación del sistema social se hará, exclusivamente, con fondos de tributación general. Fuente a definir.
    UDP 3: En caso de despido, para los nuevos contratos laborales, los empresarios deberán pagar, únicamente, en todos los casos, el equivalente de un mes de sueldo. Cualquiera sea la antigüedad del empleado. Los contratos en curso mantienen las mismas condiciones vigentes en la actualidad.
    UDP 4: Los autónomos dejan de pagar la seguridad social. La sufragación del sistema social se hará, exclusivamente, con fondos de tributación general. Fuente a definir.

    UDP 5: Reforma tributaria. Se eliminan los impuestos a las rentas, IRPF y sociedades. El tributo fundamental será el IVA, sin compensación. Se mantiene la alícuota del 18 %. Se mantienen los impuestos internos, los aranceles y demás tributos vigentes. Con la modificación propuesta se prevé un ingreso tributario total, para el año 2011, del orden de los 340.000 millones de €. Con esto resultaría suficiente para pagar todos los gastos del Estado, incluidos los correspondientes a la RBU (versión restringida). Para hacer una comparación, en el año 2009, se recaudaron, en números redondos, un total de 250.000 millones de €. De este importe 150.000 millones de € correspondieron a ingresos tributarios generales y 100.000 millones a cotizaciones sociales (mayoritariamente de los empresarios).

    UDP 6: Fin de las jubilaciones. Las personas trabajarán todo el tiempo que deseen. Y no trabajarán nunca si así lo desean (vivirán exclusivamente de la RBU o de rentas propias).

    UDP 7: No se nombran nuevos funcionarios. Se discontinúa el sistema laboral del funcionariado. La intangibilidad del cargo se limita a casos específicos y puntuales, según evaluación de conveniencia social, efectuada con participación legislativa. No se designarán funcionarios nuevos (salvo excepciones establecidas, legalmente, sobre sistema).
    UDP 8: Reconversión de todo el parque automotriz de España para su funcionamiento a H2 energético. Se impulsará el uso de motores de combustión interna convencional, sobre implementación híbrida, con alimentación a gas H2.
    UDP 9: Implementación inmediata de plan de recuperación de los puestos de trabajo en el sector de la construcción mediante REACTIVACION de las obras actualmente paradas o semiparadas existentes en el ámbito territorial de cada Ayuntamiento. Gestión de apoyo y financiación a nivel de Comunidad Autónoma y de Estado Español.
    LINEA DE ACCION 1: Creación inmediata de puestos de trabajo en el sector de la construcción mediante REACTIVACION de las obras actualmente paradas o semiparadas existentes en el ámbito territorial de cada Ayuntamiento. Gestión de apoyo y financiación a nivel de Comunidad Autónoma y de Estado Español.
    LINEA DE ACCION 2: Acción de descongestionamiento del mercado inmobiliario de viviendas terminadas y en construcción (a). Promoción de ventas sobre mercado externo.
    LINEA DE ACCION 3: Acción de descongestionamiento del mercado inmobiliario de viviendas (b). Se creará una operatoria, con caracterización de marco regulatorio específico, cuyos bordes sustantivos serán: Adquisición de viviendas de renta libre por parte de las comunidades autónomas, pagaderas con hipoteca. Las Comunidades Autónomas colocan las viviendas adquiridas, en el mercado de alquiler (intervienen los ayuntamientos y gestionan inmobiliarias privadas de cada población). Las cuotas de las hipotecas serán pagadas con los alquileres cobrados.

    UPP 10: Apertura de mercados para las empresas constructoras españolas, en países emisores de inmigrantes. En los países emisores de inmigrantes se ejecutarán proyectos de construcción de fábricas y de obras de infraestructura. Serán llevados a cabo por empresarios españoles. Los inmigrantes que lo deseen podrán retornar a sus países de origen, como fuerza de trabajo, en el puesto que su formación aconseje. Finalizadas las obras podrán retornar a España si así lo desearan.

    UDP 11: Ejemplo de proyecto unitario. Proyecto H2EE- Valencia. Para presentar al ayuntamiento de Valencia. Implementación de sistema de transporte, dentro de EMT. Un autobús, MCI-H2EE. El citado es un autobús normal, dotado de motor de combustión interna convencional, con alimentación a gas, adaptado para funcionar con hidrógeno. El H2 energético es producido localmente con utilización de energía eléctrica de base eólica, producida en parque eólico singular ubicado en término de ayuntamiento con potencialidades eólicas.
    Propuesta de “Plan de Acción Económica”, creada para ser aplicada al juego didáctico de rol “El Gran Proyecto”, a solicitud del MAC 2012 (entidad lúdica en formación).
    Ing Nicolás Mora Prado, Msc
    Centro Experimental de Economía Solidaria.

    Esto no es una propuesta individual. Según quien la propuso y quienes la apoyan , es una propuesta keynesiana, proteccionista. Dice que siendo regresiva en la recaudación, por no dejarnos hacer mucho mas; se ha de ser progresivo en el gasto, y eso se consigue con la Renta Básica…etc etc.
    ¿Qué pensais?

  2. lalo dice:

    Una basura de propuesta sin pies ni cabeza, cuya implementacion supondria regresar al siglo XIX

  3. Destripaterrones dice:

    Entre los múltiples interpretadores de Marx, hay un grupo que dice que lo que realmente quería el barbas era lo que llamas un libremercado de cooperativas (y autónomos), en los que no hubiese asalariados, y por lo tanto desaparecieran las contradicciones entre éstos y los patronos.

    El modelo asambleario-federal desde abajo a arriba, ¿ no os recuerda a(la teoría de)l sistema soviético?

  4. Otis B. Driftwood dice:

    La verdad es que suena a gilipollez made in Rodriguez Braun, o algo así, sí.

  5. parvulesco dice:

    Claro, Destripaterrones, pero también tenemos que tener en cuenta de que se insistía tanto en este punto porque los bolcheviques tenían más poder en los soviets que en otros sitios, había una cuestión estratégica detrás y el sistema a la práctica no pasó nunca de una autocracia del politburó.
    En todo caso, un sistema híbrido entre asambleario y representativo desde abajo me parece lo más democrático y anti-lobbista que se me puede ocurrir. No a nivel piramidal estático, sino como una tupida y dinámica red de nodos.

  6. Jordi P dice:

    Volviendo al texto de Parvulesco, comparto gran parte del planteamiento. De hecho algunas de las propuestas llevo desde siempre practicándolas. Por tanto planteo un par de preguntas sobre aspectos que no me quedan claros o que no comparto:

    “¿Por qué pagar impuestos si van a la Iglesia Católica, a televisiones infumables, a concesionarias de autopistas que han calculado mal sus ingresos, a AVEs sin rentabilidad, ayudas a las eléctricas y un largo etcétera? ”

    Es verdad que los impuestos pagan toda esta porquería, pero también la sanidad pública, la educación pública, los servicios de transporte etc. Es decir yo no comparto la idea de no pagar impuestos, comparto la idea de intentar bloquear como sea posible este tipo de derroche. Además tampoco sé como se hace para no pagar impuestos, en el caso de que no quisiera pagarlos.

    La segunda duda es sobre el carácter libertario de las propuestas. Estas propuestas (y otras que se deberían añadir sobre el consumo responsable, el ahorro de energía y otros temas ecológicos) no acabo de ver que sean estrictamente libertarias. Las puede asumir cualquier persona de izquierdas (e incluso de centro-derecha) que no sea un stalinista o un maoista purista. Es decir no acabo de ver porqué insistís tanto en el acento libertario, cuando muchas propuestas te las firmaría sin pensarlo cualquier ecosocialista o socialdemócrata un poco consecuente.

    No sé yo no me he considerado nunca libertario, porqué creo necesario que una sociedad tenga unos servicios públicos fuertes e igualitarios, pero en el resto no veo contradiccción alguna. A mi modo de ver una persona de izquierdas actual tiene que tomar ideas de casi todas las corrientes de la izquierda: socialistas o socialdemócratas, libertarias y ecologistas.

    • pep dice:

      Jordi P.

      Es que no somos estrictos, me temo. No sé parvulesco, pero yo lo que encuentro lamentabilísimo es reducir la izquierda a lo que hemos tenido el Palau…

      • Jordi P. dice:

        Totalmente de acuerdo. Hay que tener un proyecto, no limitarse a sumar para pillar el gobierno y atrincherarse.

  7. Albert dice:

    Siempre que se piensen medidas de izquierdas hay que tener presente cómo van a reaccionar los poderes económicos ante las mismas y anticipar esa posible reacción. Hoy mismo en Público dicen que como reacción a la victoria del izquierdista Humala en Perú la bolsa ha bajado tanto que ha habido que cerrarla. El problema de la socialdemocracia es que pensaba que democráticamente se pueden implantar poco a poco medidas de protección al trabajador y de fomento de la democracia sin pensar en cómo hacer frente a aquellos que no van a parar hasta destruirlas. La política social y la presión social deben ir siempre de la mano.

  8. casiopeo dice:

    Si la guerra contra el capitalismo se ha de luchar a base de cooperativas voluntaristas de cuatro o cuatro mil ( el número da igual) concienciados volvemos al socialismo utopico y su absoluta inoperancia estrategica. Lean el articulo de El pais del domingo de Garcia Clavo, por amor de Michel Foucaoult. La estructura manda.

  9. pepito71 dice:

    De llevarse a cabo, debería implantarse a nivel global como una dictadura, porque yo huiría. Y supongo que la gente sensata también. Habría que obligarles a quedarse.

    De la propuesta del argentino, mejor ni hablar, pero parece un majadero.

  10. Jordi P dice:

    casiopeo,

    Yo no he interpretado del texto que la lucha contra la situación actual se reduzca a las cooperativas. Para mi las cooperativas son una forma más, pero no la única ni la más importante, de plantearse tus actos económicos diarios como si fueran pequeños votos hacia un modelo de sociedad. Por ejemplo, hemos abandonado el comercio de proximidad por los supers y las grandes superficies sin plantearnos los beneficios globales, solo por comodidad. No creo que sea una cuestión de fanatismos, sino de constancia y de pequeñas decisiones diarias.

    El comentario de pepito71 sencillamente no lo entiendo ¿Huir? ¿Por qué si nadie te obliga a nada?

  11. Destripaterrones dice:

    Parvulesco, no lo decía como crítica, comentaba simplemente.

    A vuelapluma,

    Respecto a lo de los impuestos, tal vez habría que revisar el principio de caja única, para reducir el arbitrio de quien los administra.

    A mí lo de las cooperativas (combinadas con los autónomos) sí me parece muy importante, pero no se trata, en mi opinión, de cooperativas voluntarias de gente concienciada, sino que desde el poder se incentive (pero no se imponga) el cooperativismo. Una medida sería, por ejemplo, que tanto las cooperativas como los autónomos estén exentos del IAE y del IVA.
    Se dice que el modelo cooperativista funciona bien sobre todo en empresas con mano de obra extensiva y baja tasa de inversión, por ejemplo, en las agrarias. Tal vez el Gobierno debería hacer todo lo posible para “cooperativizar” el sector primario, haciendo que el proceso producción-distribución fuera lo más diáfano posible.

  12. casiopeo dice:

    las cooperativas, los bancos solidarios y todas esas iniciativas no me parecen mal, pero ni de coña se cambia así el sistema. Cooperativas, Mutualidades, etc, de todo eso ha habido y tiene un alcance limitado, para ciertos sectores y nada más. La palabra clave es: poder, el que tiene estructuras de poder determina las reglas de juego, y lo demás termina en falansterios o acampadas con seminarios de reiki. Por eso yo sí estoy a favor de la nacionalización del corazón del sistema, la banca sistémica. Cómo y quien gestionaria la banca nacionalizada es otro tema. Pero el origen de la crisis es financiera, y sus efectos se deben a que los señores consejereso no quieren asumir el coste de sus mlas jugadas.r

    • Félix dice:

      Hola:
      Cuando se habla de tener poder, ¿quién lo tiene o puede tener?¿Cómo lo consiguen tener los afectados negativamente por las decisiones de las élites? La democracia política es un circuito cerrado a la toma del poder por parte de los electores. Se podría decir que la negligencia profesional de los agentes bursátiles o directivos bancarios fuese tipificada en el código penal. Pero, ¿alguien cree que los partidos políticos lo va a hacer? Basta informarse sobre los procesos judiciales a los directivos del BSCH para caer del caballo. El modelo, en todo caso, sería Islandia. Romper con las élites, con la misma vehemencia con la que las élites nos han traicionado. De todos modos, sigo creyendo más en la eficacia de la democracia económica para la transformación del sistema social, asumiendo, eso sí, que no hay avance sin renuncia. Hay que hacer mucha pedagogia y evitar debates estériles.

      • casiopeo dice:

        No sé si no me explico. Todo esto que usted dice pasa porque quienes se ven perjudicado no tienen el poder, niguna forma real, efectiva de poder. Hay que volver a recordar al viejo Marx: todo es cuestión de correlación de fuerzas. Lo demás temina convirtiendose en folckore, vean si no cómo anda la cosa en Sol.

        • parvulesco dice:

          exacto, casiopeo, por eso digo que no hay mecanismos efectivos para cobrar los impuestos a las rendas más altas, porque los perjudicados no tenemos poder. Precisamente cambiando nuestras relaciones económicas a nivel local conseguiremos cambiar la correlación de fuerzas a nivel social

  13. A.F dice:

    Esa propuesta es la que se ha aprobado en la Acampada de Valencia del Movimiento 15-M.

  14. A.F dice:

    Por cierto, el artículo es bastante bueno. Pero lo siento, lo del decálogo Anti-crisis era para ponerlo…

  15. A.F dice:

    PATIDIFUSO:

    (http://movimiento-anti-crisis-2012.com/index.html)

    La alternativa real es lo que se cuece en este blog, por ejemplo. Lo del economista hispano-uruguayoparece querernosla meter doblá con disfraz progre (anda que hay que ser borinot..)

  16. JaviWoll dice:

    Una duda que he tenido siempre y que creo que tiene que ver con el cooperativismo.
    Pongo el ejemplo del cierre de DERBI, ante la noticia del cierre, los trabajadores salen a la calle, los políticos hacen declaraciones institucionales y bla bla bla… cosas que al final no consiguen nada.

    ¿Por qué los trabajadores no se ponen de acuerdo y crean una nueva marca llamada DERBI REAL?. ¿No saben hacer motos?. ¿No hay todo tipo de trabajador en la empresa para realizar el proceso completo desde la parte comercial, fabricación y departamento de compras?.

    Ahí dejo mi pregunta.

  17. Destripaterrones dice:

    Haber trabajadores haylos, lo que no habrá es capital para poner en marcha el proceso. Y supongo que habrá otros obstáculos como el de la propiedad industrial.

    • JaviWoll dice:

      Lo del capital… con las indemnizaciones por despido y una ayudita ICO del gobierno, sabiendo que es una empresa viable (si no lo es, será lógico que se marchen y no tienen sentido las manifestaciones ni las declaraciones institucionales). Respecto a la propiedad intelectual, no creo que el concepto moto esté patentado, digo yo que en la Derbi hay ingenieros capaces de diseñar motos nuevas.

  18. Jordi P. dice:

    Ha habido casos en que se ha hecho o como mínimo se ha intentado. Supongo que es complicado ya que requiere ponerse de acuerdo con la propiedad del negocio (aunque esté cerrando tienen un valor, una marca registrada, patentes de propiedad industrial etc), también debe requerir meter un capital mínimo y, por último, ponerse de acuerdo todos los trabajadores o un mínimo de ellos. Cuanto mayor es el negocio, más complicado debe ser.

  19. mona meinhof dice:

    En el post hay tres afirmaciones con las que estoy de acuerdo y de las que me pregunto si no cabe deducir, precisamente, una defensa de ciertas medidas socialdemócratas:
    1 “son las élites las que nos necesitan a nosotros”
    2 “insistir en la necesidad de localizar en detrimento de globalizar”
    3 “Se trata de cambiar el imaginario, romper con la esclavitud mental de quién se cree a las élites”. No recuerdo dónde leí que a base de repetir una y otra vez lo de la amenaza de deslocalización constante, perdíamos de vista la increíble cantidad de puestos de trabajo no deslocalizables que existen: si queremos cambiar el imaginario y dejar de creernos el discurso de las elites conviene revisar también sus amenazas, para ver si son tan creíbles como nos quieren hacer creer. Lo local sigue importando (a las elites) y mucho. Por otra parte, es verdad que las elites nos necesitan, también como consumidores y como mercado: no tengo ni idea de si hay propuestas bien pensadas en este sentido, pero no creo que fuera tan difícil exigir ciertas contrapartidas a las empresas que deseen operar en el mercado nacional, o incluso en mercados locales. Estoy de acuerdo en que básicamente el keynesianismo, la socialdemocracia, etc. son parches cutres para algo, el capitalismo, que no tiene arreglo posible. Estoy de acuerdo también en que la única salida pasa por quitar a los ricos, y no por repartir de otro modo las migajas. Pero no es lo mismo vivir en Suecia que en España, no es lo mismo estar bajo el gobierno de unas elites del ladrillo y la especulación acostumbradas a la hipersubvención con fondos públicos, que estar bajo mando de una composición de elites distintas… Y luego hay dos cosas que no me terminan de gustar del post:
    1- la idea de que “Para poder negociar y exigir, hace falta una posición de fuerza, que no se consigue con manifestaciones o huelgas en tiempos de crisis”: creo que la gobernabilidad es importante, precisamente porque lo local sigue siendo importante, y que una población en constante movilización que se echa a la calle a la mínima es un activo muy importante y un posible agente de cambio.
    2- la solución a título individual (no compro casa, uso banca ética, comercio justo y/o de barrio, creo cooperativas) me sigue sonando igual a la idea de resolver la crisis ecológica usando bombillas de bajo consumo y también me recuerda demasiado al discurso que dice que todos hemos sido un poco responsables de la crisis, con nuestros créditos, nuestro coche…

  20. parvulesco dice:

    Saludos y gracias por los comentarios,
    me explico en un punto. Podemos imaginar la sociedad como la red europea de aeropuertos con vuelos que los interconectan, vaya, el gráfico de siempre del magazine del avión. Vemos que hay hubs, es decir, centros hiperconectados (Heathrow, deGaulle, Frankfurt) y nodos casi aislados (Ciudad Real, Castelló). Se dice que la estructura de la red es scale-free. La cuestión es que las relaciones económicas de poder en una sociedad también pueden imaginarse de la misma manera, de modo que los bancos y otros sectores estratégicos (construcción, automóvil) están en los hubs, de modo pueden establecer el chantaje tradicional de “si caigo yo, caemos todos”, al igual que si cae Heathrow, toda la red se va a la mierda. Mi propuesta de “relocalizar el poder al ciudadano de base” (vagamente libertaria, es que el blog va de eso) es la idea de redistribuir las conexiones de la red (bajarlas a Heathrow/bancos y subirlas al ciudadano de a pie/Ciudad Real) de modo que así los segundos no dependen tan exageradamente de los primeros. Es una vía de democratizar realmente la sociedad.

    Jordi P.,
    el tema de por qué pagar los impuestos lo he puesto inesperadamente entre jodido y cabreado. Mi generación tiene una precariedad laboral brutal, así que cómo vamos a pensar a tener hijos (no ya que nos digan papá y nos abracen cariñosamente, sino que nos vayan a pagar las pensiones futuras). Precarizar las generaciones productivas para pagar las pensiones a corto plazo es un harakiri.
    Quería poner el acento en la esencia libertaria de estas propuestas, que no se resumen en vagas exigencias a un gobierno ajeno, sino a la toma de conciencia del poder ciudadano individual.

    mona meinhof,
    Obviamente es distinto vivir en Suecia que en España -porque allí hay culturas diferentes. Allí sin ir más lejos hay presión efectiva sobre el fraude fiscal, que es algo mal visto a diferencia de aquí, etcétera. Las estructuras económicas tienen una organización más democrática, vaya. Sobre las manifas y huelgas, es obvio que es importante, pero se plantean como “el modo de coger por los testículos al poder” y nada más alejado de esto… Antes sí, pero ahora, y sobre todo en tiempos de crisis, no. Los testículos del poder se cogen quitando tu dinero del banco. Luego, hay otro modelo económico a defender (por ejemplo, el libremercado de cooperativas) que con el poder tomado o mediante exigencias a él se puede exigir que se promocione.

  21. Luyk dice:

    No sé qué es más infantil, si las propuestas del 15-M o las que hay en este post…

    Si tus argumentos los basas en un documental que acaban de estrenar, apaga y vámonos, hijomío.

    Te recomiendo que aprendas algo de economía (más de dos tardes, a ser posible, que luego pasa lo que pasa) antes de ponerse a arreglar el mundo con recetas del siglo XIX.

    • auskalo dice:

      Léete El Capital, y luego, La Gran Tranformación, enterao!

    • admin dice:

      Pero si es precisamente la economía el eje del discurso, y la oposición a la delirante, infantil y decimonónica idea de que alguien -llámese Politburó de la URSS, llámese Wall Street- es capaz de planificar una economía y gestionar toda la información de forma eficiente…

  22. Johnnie dice:

    Hola,

    Yo sólo quiero poner una pancarta: No a las negritas, el poder (de decisión sobre qué importa del texto) para el pueblo!

  23. parvulesco dice:

    Disculpe, Johnny, un vicio-recurso fácil de alguien que espera huir así de su propia densidad del texto -y fracasa.

  24. Pingback: Ya está: ya tienen lo que querían « Apunts sobre l'abisme

  25. Pingback: Del #15M a #OccupyWallStreet « Apunts sobre l'abisme

  26. Pingback: De #15M a #OccupyWallStreet | Club Pobrelberg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>