Moviéndole el sillón a Rajoy (II). Bárcenas tira de la manta y Pedro J. dispara

No ha tardado mucho Bárcenas en cumplir las expectativas; ha sido llegar a la cárcel, hacer unos cuantos amigos, invitarles a tomar algo en el economato, y comenzar la operación “cargarse a Rajoy”. Y, de paso, a toda la plana mayor del PP a la que ha estado chantajeando todos estos años. Porque de esto ha ido la cosa desde el principio: de un chantaje, que incluso hoy continúa siendo efectivo, vistas las melindrosas declaraciones que la mayoría de los dirigentes del PP, y en particular Rajoy, han estado haciendo todo este tiempo sobre Bárcenas, aunque fuera con entusiasmo decreciente. Y eso por no hablar, claro, de los sueldos y privilegios de los que disfrutaba Bárcenas en esa especial condición de “desempleo diferido” que se inventó Cospedal. Este hombre no se iba tan feliz a hacer heliesquí el fin de semana porque fuese un inconsciente. O quizás sí que era un inconsciente (pensando que el chalaneo llegaría en España hasta poder salvarle a él), pero no porque no tuviera cosas con las que amenazar. Que las tenía, y las tiene. Las tendría cualquier persona que hubiese ocupado una posición como la suya, a lo largo de tanto tiempo, en una organización de ese calibre. Y si además hablamos de un partido político español que lleva 25 años mandando… Pues eso. Que, obviamente, Bárcenas tiene mucho con lo que amenazar. La cuestión es que ahora, por primera vez, comienza a cumplir sus amenazas.

Ya tuvimos un divertido prólogo con el artículo de Pedro J. del domingo, con mención a Cospedal con indudable D.O. Bárcenas incluida. Hoy, la publicación de los originales pone sobre la mesa, de nuevo, lo que a estas alturas la mayoría de la gente politizada (también de los que apoyan al PP) tenía bastante claro: que los sobresueldos existieron (1ª irregularidad), y que en la mayoría de los casos no se declararon (2ª irregularidad). Y cada vez parece más probable que Bárcenas, lanzado por la senda de cargarse a los que no le han salvado de la cárcel, acabe sacando datos que confirmen la irregularidad más grave de todas: que el dinero de los empresarios venía condicionado a determinadas adjudicaciones, contratos y tratamientos de favor. Algo por demás obvio (a ver por qué razón van a soltarle millonadas al PP esos empresarios), pero que, si hacemos caso a Pedro J., resultaba además extraordinariamente burdo, con Lapuerta llamando al ministro o al alcalde para decirle a quién había que darle qué contrato.

El asunto es serio y afecta a las más altas instancias del PP. Hablamos de una instrumentalización sistemática, a lo largo de décadas, de las instituciones gestionadas por el PP en beneficio de los dirigentes del PP y los empresarios que les financiaban. Un escándalo mayúsculo y no privativo del PP, a juzgar con la pequeña, pequeñísima boca con la que en el PSOE dicen que bueno, que sí, pero que aquí lo importante es hacer un pacto de Estado contra los violentos. Dada la dimensión del saqueo, en un país serio sería extraordinariamente difícil que, esta vez, tampoco haya consecuencias. Porque parece muy cercano el momento en el que se demuestren, sin asomo de dudas, al menos dos de las irregularidades, o las tres, respecto de alguno de los principales dirigentes del PP. Y porque, además, ya se han encargado en El Mundo de apuntar directamente contra Rajoy (mientras aseguran que Aznar –todo legal, todo legal- ni había olido los sobres). Pero ya hemos visto en el pasado cómo, contra viento y marea, la capacidad de Mariano Rajoy para resistir, ahí plantado, sin hacer nada, todo lo superaba.

Sin embargo, esta vez ha pillado un mal enemigo. De Pedro J. Ramírez se pueden decir muchas cosas, pero no que el tío no sea contumaz. Si decide ir a por alguien, ahí está, sacando noticias, pseudonoticias, refritos, columnas, y todo lo que sea necesario para mantener un tema con vida todos los años que haga falta. Ya intentó cargarse a Rajoy hace unos meses, y hace unos años, y ahora vuelve. Lo sorprendente es lo alto de la apuesta. Pedro J., no sé si porque sabe que sus días en El Mundo están contados (y, ya puestos, muere matando), o porque cree que realmente se va a cobrar esta pieza que lleva años persiguiendo, va a por Rajoy. Para conseguir lo que también lleva años persiguiendo: entronizar a Aguirre, con él de consejero aúlico máximo y el FROB, los ministerios, y quien haga falta, poniendo publicidad institucional para apoyar el periodismo de calidad, mientras un Gobierno auténticamente liberal legisla para comprar prensa liberal en los colegios y dar ayudas a los periódicos que se lo hayan currado.

Es muy complicado que Pedro J. logre su objetivo último. Pero, visto lo visto, no tanto que logre cargarse a Rajoy. Por muy laxa que sea la ética pública en este país y la exigencia de honradez a sus dirigentes, las cosas se han puesto más complicadas con esta crisis. Y no es lo mismo una vieja gloria del PP pillando sobres que el actual Presidente del Gobierno. Sobre todo, porque además Rajoy negó haber cobrado.

Con el tiempo, igual llegamos a la conclusión de que Rajoy hizo “un Camps”, negando con vehemencia en lugar de decir “pues mire usted, sí, cobré, me habían subido la cuota del Marca y quería ver los resúmenes del Tour en francés con subtítulos, y el sueldo de ministro no me llegaba para tanto, era lo que se hacía entonces y bla, bla, bla; que a mí me parece que nadie puede seguir en un cargo público después de confesar algo así, pero oigan, que Ana Mato aún no ha dimitido.

En cualquier caso, lo más normal es que ahora El Mundo nos dé un par de semanas de espectáculo y en septiembre –sobre todo si no han conseguido nada con las revelaciones- vuelta a empezar. ¡Gracias por el espectáculo, Pedro J.!



15 comentarios en Moviéndole el sillón a Rajoy (II). Bárcenas tira de la manta y Pedro J. dispara »
  1. El Mundo, tras publicar lo que ha publicado, ¿pide la dimisión de Rajoy o si eso ya tal?

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 09 de julio de 2013 a las 8:33 am

  2. Como bien apuntas, además, aquí lo verdaderamente importante es que salga quién pagaba y a cambio de qué cosas (y logradas por qué vías) pagaba. No tengo ni idea de si la cosa estará prescrita, pero supongo que sí, de modo que no habrá una investigación judicial para averiguarlo. La prensa española tiene trabajo.

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 09 de julio de 2013 a las 8:35 am

  3. Yo creo que el tiempo de tirar de la manta ya pasó. Vamos, que desde la cárcel puede largar lo que quiera, que no le ve a servir de nada.

    Por lo demás, ¿qué apostamos a que, si finalmente consigue demostrar que el PP robó a manos llenas 1) no tendrá consecuencias penales 2) en el 2015 sacarán más escaños que nunca?

    Saludines

    Comentario escrito por Teodoredo — 09 de julio de 2013 a las 10:05 am

  4. A Rajoy creo que esta vez no le saldrá bien el enroque. Para las amenazas está bien pasar del tema pero si tienes la hoja de la guillotina bajando hacia tu cuello solo puedes intentar apartar la cabeza.
    Yo estoy en esto con el periodista-bandolero E. Inda que dice que “esto va a terminar con una generación de políticos”.
    Saludos

    Comentario escrito por jose — 09 de julio de 2013 a las 11:50 am

  5. Ojalá los hechos me hagan cambiar de opinión, pero mucho me temo que las predicciones de Teodoredo se van a cumplir:
    – ni consecuencias penales, ni políticas, ni nada: la Casta seguirá con su plácida existencia. El que dimita es algo más que tonto.
    – en 2015, a seguir gobernando cuatro años más
    – visto lo bien que se lo han tomado los ciudadanos, vamos a dar un par de vueltas de tuerca más que queremos llevarnos lo que se llevaba Mobutu

    Otro motivo de hilaridad es la reacción de su media naranja, también conocida como PSOE: ¿tan pillados están con sus propios secretillos, que no pueden ni abrir la boca siquiera? Su comportamiento me cabrea casi más que el del PP.

    Comentario escrito por mictter — 09 de julio de 2013 a las 11:57 am

  6. Yo de verdad espero que esta vez la afición reaccione, saque los pañuelos blancos y se encare con el palco.

    Comentario escrito por desempleado — 09 de julio de 2013 a las 3:58 pm

  7. Yo estoy con mictter. La charlotada de los pactos de las últimas semanas y el silencio que están manteniendo huele a que lo último, lo último que quiere el PSOE es ahora mismo unas elecciones -cojones manda-, o a que el sistema está ya tan podrido que ven que su única opción es ya aguantar cuanto se pueda y chupar del bote.

    Comentario escrito por John Constantine — 09 de julio de 2013 a las 6:29 pm

  8. ¿Y no os resulta tierna la Condesa Calcetines postulandose como regeneradora del PP?

    Oigh, los golpes palaciegos, si se pudo colocar a la Garrafa de alcaldesa y a Gonsales encontrarle un atico bien de precio, el cielo es el límite para los emprendedores en el PP

    Comentario escrito por galaico67 — 09 de julio de 2013 a las 10:21 pm

  9. personalmente lo que me parece mas triste y a su vez el mejor reflejo del pais es la atonia general de la opinion publica, de la sociedad, de todo el conglomerado pais ante los hechos, un no hay nada nuevo, lo esperado, que refleja el grado de podedumbre del sistema. asi como la linea de defensa basada en un… esta todo prescrito..

    ahh y la lideresa dando lecciones… luego miramos por encima del hombro a los paises “bananeros”

    Comentario escrito por lalo — 10 de julio de 2013 a las 12:31 pm

  10. @lalo Yo ya no miro del hombro ni a los insectos, menos aún a alguna sociedad humana capaz de defenderse…

    Comentario escrito por mictter — 10 de julio de 2013 a las 12:41 pm

  11. Los bananeros somos nosotros. Ojalá llegáramos al nivel de ciertos países…

    Comentario escrito por l.g. — 10 de julio de 2013 a las 8:14 pm

  12. Lo extraño del asunto es que la misma fiscalía fue la que pidió prisión incondicional sin fianza. Teniendo en cuenta que ésta depende jerárquicamente del fiscal general del Estado y éste es nombrado por el Gobierno, hay dos hipótesis razonables:

    A) En el PP estaban seguros de que Bárcenas no podría hacer más daño del que ha hecho hasta ahora, por lo que ya iba siendo hora de meter al pájaro en el trullo y así ofrecer a la galería una acción ejemplarizante después del lamentable espectáculo de la desimputación de la infanta.

    B) Gallardón, como ministro de Justicia, hace uso de la fiscalía para llevar a cabo una voladura controlada del Gobierno con el fin de moverle la silla a Rajoy y ver cumplido al fin su sueño de alcanzar la presidencia. Precisamente Gallardón no aparece en los papeles de Bárcenas.

    Comentario escrito por molinero — 11 de julio de 2013 a las 10:20 am

  13. En el HuffPost ya han empezado a elucubrar con mociones de censura y con Soraya como primera presidenta del gobierno. http://www.huffingtonpost.es/pilar-portero-y-ana-canil/soraya-primera-presidenta_b_3579522.html?utm_hp_ref=spain

    Yo creo que no ocurrirá nada; Rajoy seguirá agarrado a una roca como si fuera un percebe. Y en las próximas elecciones volverá a ganar por falta de alternativas o por incomparecencia del equipo rival.

    #4 Qué grande lo de Eduardo Inda, su capacidad para la hipérbole va aumentando conforme lo hace el tamaño de sus patillas y ya es comparable a la de José Luis Moreno y a la de Pedro Piqueras. Lo que dice él tampoco lo verán mis ojos.

    Comentario escrito por JoJo — 11 de julio de 2013 a las 10:47 pm

  14. El MundoToday contando, como siempre, lo realmente importante…

    http://www.elmundotoday.com/2013/07/pedro-jota-se-niega-a-declarar-si-el-juez-ruz-no-se-suscribe-a-orbyt/

    Comentario escrito por Garganta Profunda — 12 de julio de 2013 a las 7:45 am

  15. […] y a las puertas de las vacaciones. Pero la confluencia de poderes en su contra es considerable. Por un lado, Pedro J. y el aznarismo, dispuestos a cargárselo para poner a alguien con convicciones y que no se ande con componendas […]

    Pingback escrito por Bárcenas hace cosas y exporta « La Página Definitiva — 14 de julio de 2013 a las 4:47 pm

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, aunque no aparece publicada)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI