El PSOE, cada vez menos Bahrein

Hubo una época en la que el PSOE era el partido con mayor transversalidad social e ideológica. El partido que acaparaba votos provenientes de sectores muy diversos, desde diversos puntos de vista: ideológico, identitario, sociocultural, … Una época, en resumen, en la que el PSOE era un partido Bahrein. Pero esta época se ha acabado, y no se sabe si retornará algún día.

Las últimas encuestas aparecidas en los medios de comunicación discrepan en el grado de descenso del PP; pero todas ellas coinciden en el hundimiento del PSOE. Un hundimiento que tiene mucho mérito, si tenemos presente que el PSOE lleva hundido desde las Elecciones Generales de 2011. Desde esa perspectiva, el PP, para hundirse, tiene mucho recorrido desde el 44,6% de los votos que consiguió en dichos comicios. Puede hundirse diez puntos, como indican la mayoría de las encuestas, y aun así seguir con un relativamente lozano 35% de intención de voto: opción mayoritaria casi hegemónica. O puede hundirse más de veinte puntos, como indica la encuesta de Metroscopia para El País, y continuar como opción más votada.

Captura de pantalla 2013-05-14 a las 18.11.23

Todo ello, gracias a la inestimable colaboración del PSOE, ubicado en una horquilla del terror del 25%-20%, según las últimas encuestas. Una horquilla que implica una diferencia de diez puntos, según Sigma-2 para El Mundo (PP 35%-PSOE 25%), o una más reducida del 2,3%, según estima Metroscopia para El País (PP 22,5%-PSOE 20,2%).

Captura de pantalla 2013-05-14 a las 18.07.15

Pasa el tiempo y el PSOE no sólo no remonta posiciones, sino que desciende más y más, hasta cotas que hace un año aún eran impensables; el PSOE está haciendo un Papandreu, definitivamente. Aún es la principal alternativa al PP, pero está convirtiéndose en un partido minoritario/irrelevante a marchas forzadas. Tanto, que en muchas CCAA, e incluso a nivel nacional, IU, un partido que enarbola un discurso propio del siglo XIX, ya está a punto de hacerle el sorpasso. Y ello gracias a que IU, al menos, es coherente (y a que su discurso del siglo XIX, merced a nuestro maravilloso capitalismo de las oportunidades, comienza a ser totalmente adecuado también para el siglo XXI).

La gente percibe claramente que votar PSOE es votar PP, a efectos prácticos. Y, vista la eficacia de la gestión del PP, y antes del PSOE, es obvio que no tiene especial entusiasmo por votar algo así. Al menos, el PP puede consolarse pensando en que parte de sus votantes le serán fieles por milongas ajenas a su gestión, como el catolicismo, la unidad de España o el miedo a la revolución social que implica cualquier opción que no sea el PP. Pero el PSOE no puede ya agarrarse a este tipo de consideraciones.

Por eso, el PSOE intenta diferenciarse en los últimos tiempos del PP, pero mediante una política errática, efectista, de declaraciones altisonantes aprovechando que se está en la oposición, y que ni siquiera en el propio PSOE se creen. Pero, en lo sustancial, el PSOE continúa demostrando que, en la práctica, votarle no supondría un cambio relevante. No regenera estructuras, ni rostros, ni políticas. Y en ninguna otra cosa se ve esto con más claridad que con el sonrojante, vergonzoso y funesto apoyo que el PSOE continúa proporcionándole a la Monarquía. Con pocas cosas, como con esta, se percibe mejor el carácter del PSOE como partido del establishment, dispuesto a todo para seguir mandando, salvo a dar un giro real a sus políticas: acercarse a sus votantes y a la sociedad.

Por último: a falta de cambios programáticos, el PSOE podría dar un golpe de efecto cambiando liderazgos. Pero, por ahora, ni eso. Casi parece que estamos asistiendo a una especie de morboso suicidio asistido, con Rubalcaba pasando de todo y las juventudes del PSOE (con Talegón como síntoma y símbolo) demostrando que no hay vida inteligente más allá. Y lo peor es que continúa habiendo mucha gente que volvería al redil del PSOE a poco que este partido muestre una mínima renovación, como se vio claramente con el “amago de candidatura” de Eduardo Madina, un candidato con buena imagen pública. Pero esa disposición de una parte del público para volver, a pesar de todo, al PSOE, no durará para siempre. Llegará un momento en el que se irán del todo. Y más aún si surgen otras opciones electorales que compitan en el espacio de PSOE e IU (no cabe descartarlo del todo).



18 comentarios en El PSOE, cada vez menos Bahrein »
  1. Com a valencians, tampoc ens hauria de sorprendre massa, a fi de comptes, és molt semblant al que ocòrre amb el PSPV des de 1995: incapacitat absoluta per adaptar-se a res, evitar les autocrítiques sobre els perquès de la pèrdua de poder, mantindre’s a vent i marea a la cadireta, i fer-se oposició a si mateix contra altres bàndols que també volen cadireta, mentre l’oposició al desgavell governant la fan els altres. I el PSOE, com el PSPV, ja és carn de partit majoritari però irrellevant. Per a rematar-ho, tenen el problema català que tot pareix indicar va camí de l’escissió i/o afonament.

    De totes maneres, el que és més cridaner de les enquestes és que amb tot el que duem, amb cinc anys i sumant de crisi, encara prop del 50% dels votants voten PPSOE!

    Ai, la idiocràcia….

    Comentario escrito por Perepunyetes Joe — 14 de mayo de 2013 a las 7:58 pm

  2. Como dice el primer comentario: el futuro del PSOE es el PSPV.

    El PP, en cambio, siempre ha tenido seguidores más fieles, que llueva, truene o gobierne Aznar han acudido a las urnas con la papeleta correcta. Y creo que las encuestas exageran el desgaste del partido: en España no suele estar bien visto votarle a la derecha, y mucha gente prefiere no hablar en público de ello.

    Comentario escrito por Eye — 14 de mayo de 2013 a las 9:39 pm

  3. El bipartidismo acabara con el PPSOE pactando para sorber sus ultimas bocanadas de moqueta.

    Comentario escrito por David — 14 de mayo de 2013 a las 11:05 pm

  4. Lo curioso es que a medio plazo sin el PSOE como rival y opción de gobierno se podría desactivar una parte del electorado que vota al PP como antítesis del supuesto progresismo del PSOE. Quizás es cierto que el Bipartidismo está a punto de perder su hegemonía…

    Comentario escrito por Paolo2000 — 15 de mayo de 2013 a las 1:23 am

  5. No veo que el PPSOE vaya a cambiar mucho en las próximas generales. Los votantes mayores de 50 años, que son la mayoría de votantes en este país, lo tienen muy claro:

    – si lo hacen bien a “los míos”
    – si lo hacen mal me quedo en casa o voto con la nariz tapada.
    – y en un caso muy muy extremo a “los otros”

    La única excepción que veo a esto son las comunidades con partidos nacionalistas fuertes, Cataluña, Euskadi y en menor medida Galicia, en las que la gente está más acostumbrada a cambiar de partido de una elección a otra.

    Comentario escrito por Albert — 15 de mayo de 2013 a las 8:13 am

  6. A los votantes del PSOE les pasa como a los niños que han tocado la plancha caliente y se han quemado, ya no la vuelven a tocar porque no se fían.

    Respecto a IU, es lógico que haga una política del siglo XIX, pues efectivamente estamos en un capitalismo del mismo siglo.

    Yo votaré a quien vuelva a bajar la edad de jubilación, a potenciar de nuevo la sanidad y la educación públicas, a promover medidas de empleo y no de despido, etc, etc. Que esas medidas (dicen) no son económicamente viables y hunden el país… bueno, total ya está hundido y la gente además bien jodida.

    Comentario escrito por Asín...nos va — 15 de mayo de 2013 a las 11:02 am

  7. Del Siglo XIX si lo vemos desde una prespectiva europea. Si miramos desde un punto de vista golbal a los países devastados por las políticas neoliberales del FMI (véase Sudamérica), es bastante contemporáneo.

    Comentario escrito por Hectorium — 15 de mayo de 2013 a las 12:23 pm

  8. Se podría decir que lo mismo que antes le daba fuerza al PSOE es ahora su talón de Aquíles: la transversalidad. El haber pillado votos de todas partes es lo que tiene, que ahora los pierdes también por todos los agujeros, por la derecha, por la izquierda, por el centralismo, por el lado nacionalista… Carece de ideología-refugio (aparte de Andalucía, quizá). Creo que es el partido que mejor encarna el espíritu de la Transición que es lo que de verdad está en crisis. AP/PP y PCE/IU representan los dos bandos guerracivilistas que era lo que la gente quería dejar atrás entonces y por eso nos aferramos al PSOE, el partido que nació con la transición y que probablemente muera con ella. Y cuando digo nació y murió no me refiero a las siglas, que son mucho más antiguas, sino a este PSOE felipo-zapaterista y a su casta dirigente actual. Siempre podrá renacer de sus cenizas, bases no le faltan.

    Y a Rubalcaba con las primarias le pasará como con las gallegas, que necesitan tiempo para organizarlas y mientras están en ello viene Mariano y adelanta las elecciones frustrando el cambio de liderazgo. A veces pienso que lo hace aposta (Rubalcaba me refiero).

    Comentario escrito por emigrante — 15 de mayo de 2013 a las 12:44 pm

  9. Bueno, de todas formas parece ser que por mucha bajada que haya, aun puede quedar bipartidismo para rato por la abstencion. Aqui un articulo sobre el tema:

    http://www.rebelion.org/noticia.php?id=168162&titular=bar%F3metro-sociopol%EDtico-mayo-2013-(la-%FAnica-revoluci%F3n)-

    La verdad es que el panorama resulta desolador. Que más nos han de hacer para que las cosas cambien ni que sea un poco?

    Comentario escrito por Krakosky — 16 de mayo de 2013 a las 8:40 am

  10. Más antiguo que la crítica marxista al capitalismo es el propio capitalismo y nadie va por ahí diciendo que es un sistema anticuado.

    Menos IU y más PCE.

    Comentario escrito por desempleado — 16 de mayo de 2013 a las 12:33 pm

  11. Emigrante, yo hago un análisis parecido, pero señalando el factor edad. A saber: el primer Zapatero ganó las elecciones en gran parte gracias a una generación de jóvenes que votaba por primera vez y que había adquirido conciencia política en los años del aznarato más duro -las manifestaciones en contra de la LOU y el Prestige, etc.-. La segunda legislatura la ganó con la gorra con unos poquitos votos más porque eran los tiempos de vino y rosas.

    Y es por eso que el PSOE no puede ganar ni volverá a ganar: los que han votado por primera vez en este último ciclo electoral -y que por tanot han adquirido conciencia política con el inicio de la crisis y acampando en plazas y recibiendo bastonazos de policias mientras se encadenan en sus insitutos- no votarán al PSOE de forma matoritaria ni en pintura. Y los que rondamos la trentena, aquellos jóvenes que le dieron la mayoría a ZP- nos sentimos tan despechados y tan ultrajados que juramos ante cualquier biblia que antes muertos que votarles otra vez.

    Que hemos aprendido de manera empírica que entre que un chulazo cubano te la meta cuando se te cae el jabón en la ducha de un presidio o que te la meta Brad Pitt mientras te pone vaselina y te susurra palabras de amor hay diferencia. Claro que la hay. Pero que te están dando por el culo de todas formas.

    Comentario escrito por Francesc — 16 de mayo de 2013 a las 5:48 pm

  12. El PSOE es tan poco Bahrein que comienza a ser Bangladesh. De todas formas yo hasta las elecciones no me creeré que IU (o UPD) puede pasarle, o quedar cerquita, al PSOE; que aquí hay mucho hooligan que sigue yendo al redil aunque le apaleen (literalmente). Y de ejemplo el Prestige que ha mentado Francesc, el PP volvió a ganar en los pueblos afectados por la marea negra.

    Comentario escrito por Beltza — 16 de mayo de 2013 a las 7:57 pm

  13. Creo que la clave está en las europeas del año que viene. Entre que no nos jugamos ningún gobierno, que suele haber mucha abstención, que la gente las usa para desahogarse con votos de castigo y que es circunscripción única, el bipartidismo podría bajar hasta el extremo de que IU le diera sorpasso a los de Rubalcaba. Con ese campanazo los de Lara se presentarían a las generales con el eslogan de “Nosotros somos el voto útil” y ya podrían los socialistas movilizar hasta los mártires del franquismo porque lo iban a tener bastante jodido.

    Comentario escrito por emigrante — 16 de mayo de 2013 a las 10:33 pm

  14. 100% de acuerdo con el razonamiento de Francesc.

    A los inveitables talifanes del PSOE que me dicen que al no votarles favorecemos al PP, les suelo contestar que me parece genial que haya gente a la que le excite que le machaquen el ciruelo entre un par de ladrillos. Pero que a mi no me gusta que me lo machaquen, tanto me da que los ladrillos estén pintados de rosa o de azul.

    Comentario escrito por John Constantine — 17 de mayo de 2013 a las 9:48 pm

  15. Hablando un poco mas en serio, el PSOE ya sólo puede aspirar a gestionar el granero de votos que le queda en algunas regiones, sobre todo de votantes de una cierta edad.

    Esos graneros, que en algunos casos están bastante desencantados, son los que están esperando la revolucionaria candidatura de ese iconoclasta y heterodoxo que es, y ha sido, Madina, mas que nada como excusa cosmética para poder volver a admitir que son del PSOE.

    El experimento de Frankens…. digoooooooo Talegón, demuestra hasta qué punto las bases de izquierda mas jóvenes están en contra del PSOE y de todos sus dirigentes por mucho rollito guay que intenten adjudicarles desde los medios amigos (lo de PRISA con MAdina ha sido vergonzoso, me recuerda punto a punto lo de ZP en sus inicios, en cuanto a campaña orquestada y prefabricada)

    Comentario escrito por John Constantine — 17 de mayo de 2013 a las 9:56 pm

  16. ¿Y por qué va a querer volver a gobernar el PSOE, tras ver cómo le han tratado estos años? Mejor que gobierne el PP. Sarna con gusto no pica, que dicen. Pues anda que no está disfrutando mucha gente su voto al PP, tanto por acción como por inacción, como el del comentario 14, por ejemplo. Disfrutad con lo no votado, que se dice, y relajaos, porque anda que no os queda por disfrutar, jeje.

    Comentario escrito por Juan — 20 de mayo de 2013 a las 3:12 pm

  17. […] ahora, el PP ve cómo no hay oposición. Cómo puede hundirse en intención de voto y, aun así, que todos los pronósticos le den la victori…, con mayorías no absolutas pero sí suficientes, a poco que se ceda una poltrona a CiU (si […]

    Pingback escrito por La perfidia de Rubalcaba causa una guerra interna en el PP | Chapapote Discursivo — 27 de mayo de 2013 a las 7:19 pm

  18. […] Es publicar algo sobre el PSOE y los artículos pasan como almas en pena, sin que los lea nadie. Las visitas se desploman. El debate, también. Las referencias en las redes sociales quedan reducidas al mínimo. Es una constante, que puede verse en LPD y en cualquier otro sitio en el que nos fijemos. El PSOE, definitivamente, no es Bahrein. […]

    Pingback escrito por Este artículo sobre el PSOE no lo va a leer (casi) nadie « La Página Definitiva — 24 de julio de 2013 a las 1:00 pm

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, aunque no aparece publicada)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI