¿Y si la República hubiese ganado la Guerra Civil?

Leyéndome el libro de Manuel Palacio sobre la televisión y la Transición española descubrí que en 2008 La Sexta había emitido un falso documental precisamente con el tema que titula el post: ¿cuál habría sido la evolución de la historia de España si la República hubiese triunfado en la Guerra Civil Española?

La hipótesis del documental es que la República vence en la Guerra Civil cuando Franco intenta tomar Valencia (y no Barcelona) tras dividir la zona republicana en dos al llegar al Mediterráneo en Vinaroz. La República triunfa en la batalla del Ebro (pues pilla por la espalda a los rebeldes) y Franco acaba derrotado y exiliado en Italia. Un año después, tras invadir Francia, los nazis entran en España, atraviesan el Ebro y toman Madrid. Pero la República resiste en Cádiz con ayuda británica (una más que obvia equiparación con lo ocurrido en la Guerra de la Independencia, y que resulta sumamente improbable. Pensemos en lo que tardó Alemania en deshacerse de otros países aguerridos, montañosos y pobres, como Grecia o Yugoslavia).

En 1942 llegan los EEUU y desembarcan en Cádiz, consiguen darle la vuelta a la tortilla y en una larga y penosa labor de reconquista consiguen deshacerse finalmente de los alemanes en la Península. España acaba siendo uno de los miembros “premium de luxe supreme” de los Aliados y se beneficia enormemente del Plan Marshall, más que necesario tras nueve años seguidos de guerra (con un paréntesis de poco más de un año en 1939-1940).

Por supuesto, me afané a descargármelo (tienen el enlace al torrent aquí; también está en Youtube, aunque con una resolución horrorosa) y verlo, porque es un tema que me parece fascinante. Y porque, además, tanto el género del falso documental como los planteamientos de historia contrafactual me han gustado siempre. El documental… Bueno, para qué vamos a engañarnos: es bastante flojo, pero si el tema les hace gracia probablemente les merecerá la pena verlo. Verlo, por supuesto, mientras se indignan por cosas como estas:

Mamen Mendizábal. Lo normal, entiendo yo, en un documental histórico (aunque sea falso) es poner una pulcra voz en off que te explique las cosas y combinar eso con testimonios de historiadores e imágenes de archivo (reinterpretadas cuando sea menester). Pero estamos hablando de La Sexta, la televisión que mejor representa los principios ideológicos de Zapatero y Carme Carmen Chacón, así que el hilo del documental es la figura de Mamen Mendizábal, una de las presentadoras / musas de la cadena. Mamen, según nos explica, ha decidido llevar a cabo una investigación sobre qué pasó en España desde la victoria de la II República. Y como seguro que ese es un tema que en este hipotético mundo republicano nadie había tocado hasta que llegó ella, pues La Sexta nos pone planos de Mamen pensando, Mamen elaborando esquemas en una pizarra en plan “así fue”, Mamen viajando por España en busca de sus raíces… Totalmente prescindible.

Soluciones superficiales / fáciles. Hay muchas, y muy absurdas. Les voy a comentar la que más me llamó la atención: se supone que después de la II Guerra Mundial se promulga en España una III República más moderada, en plan “reconciliación auspiciada por los USA”, con un sistema electoral mayoritario que acaba otorgándole el poder a una serie de Gobiernos conservadores. Esto es un intento implícito de ligar lo que podría haber pasado en España con lo que pasó en Italia y sus cincuenta años seguidos de hegemonía democristiano-corrupta (previo pucherazo electoral a los comunistas italianos para que ganase quien tenía que ganar). Pero, dado que en España el sistema de la II República ya era mayoritario, y que aquí, en teoría, los derrotados, exiliados, mal vistos, etc., serían los que hubiesen apoyado a los rebeldes, resulta difícil entender cómo puede justificarse esto. Salvo que el verdadero motivo fuera ofrecer al espectador una solución más que simplona en la que, en esencia, se reeditarían los últimos 30 años de historia de España, con su mito de la Transición, previo cambio del sistema electoral a uno proporcional, que en el documental se presenta como el gran pacto democrático español que permitió evolucionar a España en 1978 (y en el que se impone el sistema electoral que ahora tenemos; que como es sabido, no beneficia nada, pero nada, a los partidos mayoritarios).

Errores garrafales: también hay algunos. Uno que igual no se aprecia, por la legendaria capacidad española para pasar de los portugueses, es qué pasa con Portugal cuando los nazis invaden la península. ¿Les dejan en paz? ¿Se paran, educadamente, en Badajoz ante la amenaza de que los portugueses les inviten a bacalao y les regalen toallas mientras les cantan un melancólico fado? Parece poco probable, sobre todo si el interés de hacerse con España era, además de conquistar Gibraltar, evitar un desembarco / contraataque aliado a través de la Península Ibérica. Pero, por otra parte, el documental comenta (en su única alusión a Portugal) cómo los portugueses, en los años sesenta y setenta, se dedican a ir a los cines españoles de la frontera a ver películas picaronas (en plan “mira qué guiño hacemos a lo que realmente sucedió con los cines de Perpignan y El último tango en París”) que no pueden ver en su país “sometido a la dictadura salazarista”. Que no parece muy probable que el hombre volviese tranquilamente a mandar tras un ínterin de Gobierno nazi, o bien colaborase con los nazis y luego los Aliados le dejasen tranquilo; vamos, digo yo.

Su Majestad Campechana: lo más ridículo y vergonzante de todo el documental es qué hacen con la figura de Campechano. Se supone que la gracia de que haya una República es que nos desembarazamos de Campechano y su prole (y eso, créanme, para algunos de nosotros ya es mucho, incluso aunque absolutamente todo lo demás siga igual que ahora). Pero la investigación de Mamen en el documental nos desvela que Campechano es muy querido y muy popular entre los españoles, a los que les cae muy bien el Borbón. Porque, claro, como todos sabemos en los países republicanos los candidatos a recuperar el trono son siempre superpopulares, como sucede en Alemania, en Francia, en Italia… ¡Allí todo el mundo está siempre pendiente de ver qué hacen los pretendientes, sabe quiénes son y a qué se dedican, en lugar de ignorar su existencia al haber sido sencillamente barridos por la historia!.

Ítem más: Campechano es tan popular en la España republicana que el Gobierno, en una decisión de una lógica impecable cuando se trata de manejar a aquellos que quieren destruir el sistema político al que representas, le deja vivir en España con toda normalidad. Y también nos enteramos de que, para rematar la faena, … ¡su hijo Felipe es aún más popular, sobre todo después de casarse con la periodista Letizia Ortiz! ¡Si hasta fue el abanderado en Barcelona 92, de lo popular que era! En resumen: los “momentos Campechano” (hay varios) causan estupor y vergüenza ajena. La España de izquierdas seria, posibilista, moderada, à la Papandreu.



47 comentarios en ¿Y si la República hubiese ganado la Guerra Civil? »
  1. Hay que ver qué imaginación. Casi parece indignante en esa ficción que no votáramos una restauración monárquica en el 78. Pero sí que sería interesante pensar en el papel del Rey en una República que sobreviviera al nazismo. Un Rey como nuestro Rey. Aristócrata decadente y exiliado. Habría vuelto algún día, imagino que en los 70, en plan Conde Lecquio para promocionar la Costa del Sol o algo así. En los 80s serían sonados sus divorcios. Muere en el 93 de cirrosis. El hijo, Felipito, entra en Hotel Glam y protagoniza la escena del año al acostarse con Aramis Fuster. Las infantas mejor se quedan en Estoril. Letizia Ortiz, por su parte, protagoniza un programa de entrevistas en TVE por las mañanas en el que interpela y no deja responder a los invitados, por lo que se convierte en musa del 15M y es despedida sin miramientos cuando Amanecer Dorado, partido de Mayor Oreja, llega al poder en 2011 en coalición con Comunión Tradicionalista, de Xabier Arzallus. Pedro Jota Ramírez logra cuatro copas de Europa como presidente del Real Madrid en los 70. El Barcelona baja a segunda en 1988, una pena…

    Comentario escrito por Álvaro — 14 de diciembre de 2012 a las 11:35 pm

  2. Bienvenido al apasionante mundo de las ucronías.

    Yo me leí, por curiosidad, Los rojos ganaron la guerra, de Fernando Vizcaíno Casas, que es bastante chanante. Obviamente presenta una República totalmente sovietizada, mete a calzador lo que solía ser habitual de las tertulias de la época con Fedeguico y demás y plantea situaciones inverosímiles. A pesar de que Japón no existe, con un par, y que la URSS y la Alemania nazi están aliadísimos de la muerte, los superhéroes americanos ellos solos los derrotan. Flipante del todo.

    Como sabes que te quiero bien te pongo el enlace a un artículo donde se analizan las distintas ucronía de la guerra civil que se han escrito.

    http://www.pasadizo.com/index.php?option=com_content&view=article&id=1069

    Comentario escrito por SuperSantiEgo — 15 de diciembre de 2012 a las 12:21 am

  3. @SuperSantiEgo pero que drogas mas duras distribuye usted. Ese artículo que ha enlazado me va a matar de vicio!!!
    Gracias

    Comentario escrito por isblagi — 15 de diciembre de 2012 a las 12:52 am

  4. Coño y el caudillo¿Qué fué del caudillo?…pudiera ser que al caer la Italia de mussolini ,donde supuestamente se refugió pidiera asilo político en el estado vaticano,donde al final de sus días se convirtió en el secretario del papa Juan Pablo II,al que le confesó antes de morir que el siempre había soñado con que si hubiera ganado su santa guerra cruzada en España se hubiera construido todo un mausoleo donde sería enterrado con una gran cruz coronándolo,y que el papa cuando vino por primera vez a España en los tiempos del naranjito (año 82 creo)insto al gobierno republicano español a que constuyera dicha cruz en el monumento homenaje a los caídos por la defensa de la república,el cual(para resarcirse y quedar a bien con la iglesia católica)la terminó en una década de arduos trabajos coincidiendo su inaguración con las olimpiadas del 92,momento en el cual pasó a llamarse,monumento a los caídos (en general,de ambos bandos).

    Comentario escrito por CharlyJohn — 15 de diciembre de 2012 a las 12:56 am

  5. Yo recuerdo verlo en su momento y, a parte de lo impresentable de querer meter el espíritu de la traición/transición, lo más interesante son los minutos finales cuando se les pregunta a los historiadores si la República pudo ganar…

    … y creo que la opinión general es que a los quince días de empezada la guerra la república no tenia nada que hacer. Como mucho esperar la muerte lenta y agónicamente y cruzar los dedos para que estallara la IIGM cuanto antes.

    Comentario escrito por Francesc — 15 de diciembre de 2012 a las 1:18 am

  6. El Caudillo, esa es otra, ya estoy viéndo en la portada de meneame una entrada de blog ‘Los planes de Franco, un general fascista que protagonizó una sublevación en 1936 (porque no le conocería ni dios) para hacer un mausoleo” y cuatro planos escaneados para descojono en los comentarios -por el modesto tamaño de la cruz y eso.

    Comentario escrito por Álvaro — 15 de diciembre de 2012 a las 1:19 am

  7. Negrín tenía razón: la II Guerra mundial era cuestión de tiempo, y el secreto residía en resistir. Imaginemos desde allí: no hay golpe de Casado, el Ejército Popular se mantiene cohesionado en el Centro y Levante, llega Septiembre, la República le declara la guerra a Alemania (algo que estuvo a punto de hacer en 1.937, tras el bombardeo de Almeria por el Deutschland) y Francia no tiene más remedio que intervenir en la península. Desde allí todo es más borroso: ¿Se convierte la intervención aliada en un Narvik ibérico (éxito local pero retirara tras la debacle de Mayo?) ¿Se derrumba el gobierno de Burgos como un castillo de naipes? ¿Resisten las tropas franquistas lo suficiente como para recibir ayuda nazi? Sea como sea, tras la caída de Francia, el escenario es claro: gobierno colaboracionista y guerrillas anti. Y así podría seguir toda la noche, pero oígan, estoy borracho y no me arriesgaré a derramar mi cacique-cola sobre mi escasamente viril mac -como algunos degenerados hicieron en su día- mientras gesticulo imaginando un desembarco aliado en Barbate y Franco colgado boca abajo en una gasolinera de Villafrechós. Que está en Valladolid.

    Comentario escrito por SinanPacha — 15 de diciembre de 2012 a las 1:21 am

  8. Un respeto al cacique/cola señores, un respeto…

    Evidentemente a todos aquellos con los conocimientos bélicos mínimos y necesarios (esto es, haber jugado a “La Guerra Civil Española” de NAC), lo de la victoria republicana suena a absoluta quimera…so pena que o bien Francia e Inglaterra se metierann en el fregao o bien Negrín & C.O. aguantara los machos y la WWII estallara en el 38…con España como “ese trozo de tierra entre los Pirineos y el caramelito de Gibraltar”.

    Lo que viene después, pues más o menos lo “predecible” a la italiana…democristianos a go-go…pues como ahora!

    Comentario escrito por Garganta Profunda — 15 de diciembre de 2012 a las 11:26 am

  9. Yo vi el documental en su momento y lo recuerdo como bastante tontorrón, en general ya lo ha analizado Guillermo bastante bien. Pero como un artículo en LPD sobre un conflicto bélico en los años 30/40 sin un prolijo debate sobre detalles nimios no sería lo mismo, me veo en la obligación de rebatir una de sus afirmaciones, concretamente la que reza “la República resiste en Cádiz con ayuda británica (una más que obvia equiparación con lo ocurrido en la Guerra de la Independencia, y que resulta sumamente improbable. Pensemos en lo que tardó Alemania en deshacerse de otros países aguerridos, montañosos y pobres, como Grecia o Yugoslavia)”:

    La comparación con Grecia y Yugoslavia no me parece muy acertada, dado que la primera se enfrentó a la Wehrmacht sin ninguna ayuda aliada, y en el caso de Grecia la ayuda británica fue de escasa entidad e importancia (unas cuantas tropas y aviones sacados de Libia a toda prisa, sin influencia real en la lucha en los Balcanes pero suficientes para desarticular el avance británico en Cirenaica, dando así tiempo a los alemanes de enviar un cuerpo expedicionario, otro exitazo de la planificación estratégica de Churchill). Una invasión de la Península ibérica hubiese hecho que Gran Bretaña pusiese toda la carne en el asador, incluso a costa de debilitar otros frentes, y no por la proverbial admiración y cariño hacia el pueblo español, sino porque dificilmente se podía pensar en conservar Gibraltar si los alemane estaban en La Linea. Y para el almirantazgo británico, no había mayor pesadilla que imaginar ambas orillas del estrecho en manos enemigas, al fin y al cabo, esa había sido la piedra angular de su pensamiento desde los inicios del Raj: sin Gibraltar no se puede controlar el Mediterráneo, sin el Mediterráneo Oriente Medio era inaccesible, y si peligra Oriente Medio, la India está amenazada. Hasta tal punto es así, que no faltan autores que vean como fundamental en la victoria americana en su Guerra de Independencia el asedio de Gibraltar de 1779-1783, que provocó el desvio de buena parte del esfuerzo de guerra británico desde las trece colonias hacia el peñón.

    Ojo, que esto no quiere decir que hubiese salido bien y los nazis no hubiesen arrollado la resistencia anglohispana. De hecho, a la vista del desempeño británico en 1940 cuando se enfrentaban a tropas no italianas no parece imposible que la cosa hubiese acabado en un desastre similar al de Singapur, pero tampoco parece impensable que se hubiese llegado a establecer una cabeza de puente en el sur de la península de forma más o menos estable. Hay que pensar además que si bien la ocupación alemana de España hubiese podido ser rápida, las zonas ocupadas hubiesen sido cualquier cosa menos fáciles de controlar, al igual que no lo fueron Yugoslavia y Grecia.

    ¡y no me digan que no molaría una superproducción anglohispanobritánica de los años 60 sobre la Batalla de Grazalema! ¡”Ubrique”, con Gregory Peck, David Niven y Paco Rabal!

    Comentario escrito por Behan — 15 de diciembre de 2012 a las 12:47 pm

  10. Conjurar la visión de “Ubrique”, en CinemaScope, con David Niven sonriendo libidinoso a Carmencita Sevilla (interpretando a una dinamitera de la CNT) ha rebajado mi resaca a niveles soportables. Dios se lo pagará, oiga.

    Por otro lado, no me gustaría haber estado en el pellejo del Kesselring de turno, enfrentado no a una mariconada de guerrillas tipo partigiani italianos. No, enfrente tendría a una masa endurecida por tres años de guerra civil, con armamento por un tubo y con ganas de ajustar cuentas. Vamos, como el vestuario del Madrid en tiempos de Raul González Blanco, siendo el hipotético ocupante alemán, no sé, Vanderlei Luxemburgo. Piensen en ello. Y tiemblen.

    Comentario escrito por SinanPacha — 15 de diciembre de 2012 a las 1:23 pm

  11. Pues yo apostaría por un remake del malditos bastardos ambientado en la spanish civil war,con los bastardos interpretados por un compendio de milicianos renegados que van cepillandose a falangistas,requetés y tropas moras a golpe de martillo y que después les cortasen las 2 orejas a golpe de hoz(recurriendo así a un símil taurino muy ibérico)y se hiciesen collares con ellas,todo ello combinado con escenas tan brutales como el asalto a radio sevilla en plena diatriba de Queipo de llano, córtandole a base de hoz las 2 orejas en pleno directo y llegando al climax final cuando despedazan y trituran al caudillo cuando este salía de misa de la catedral de la almudena,ante la desbandada aterrorizada de obispos y cardenales…uuff algo así llevado al cine sería ultra-heavy,éxito de taquilla demoledor..¿A quién no le gustaría contemplar el asesinato del caudillo en la gran pantalla?…algo así sumado a la reacción que dicha peli provocaría en el gato al agua me llevaría a un climax comatoso brutal…

    Comentario escrito por CharlyJohn — 15 de diciembre de 2012 a las 2:08 pm

  12. “Que no parece muy probable que el hombre [Salazar] volviese tranquilamente a mandar tras un ínterin de Gobierno nazi, o bien colaborase con los nazis y luego los Aliados le dejasen tranquilo; vamos, digo yo.”

    Pues lo segundo (colaborar con los nazis y luego ser dejado tranquilo por los aliados) fue exactamente lo que ocurrió En España, o sea q

    Comentario escrito por Mi nombre es Sombra — 15 de diciembre de 2012 a las 3:44 pm

  13. o sea que tan improbable no es. (perdón, le di al return sin querer).

    Comentario escrito por Mi nombre es Sombra — 15 de diciembre de 2012 a las 3:45 pm

  14. Hace unos años Vázquez Montalbán publicó en El País un relato corto en forma de discurso sobre lo que habría pasado en caso de que los nazis hubieran ganado la II GM. Nada descabellado porque si los nazis no hubieran roto su acuerdo con la URSS, ésta no habría entrado en la guerra ni la habría ganado. Aquí el enlace http://www.vespito.net/mvm/polfic.html.

    Lo de la II República era distinto porque no tenía ninguna posibilidad a nivel estratégico: Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao permanecieron fieles a la República pero Zaragoza que está en el centro de la cruz que forman esas cuatro ciudades se unió al alzamiento de manera que la comunicación y el suministro entre estas las cuatro era prácticamente imposible. El motivo por el que el gobernador de Zaragoza apoyó a los golpistas fue para congraciarse con los militares de la Academia General Militar fundada en 1927 por …. Francisco Franco. ¿Casualidad que Franco la estableciera allí? Cuanto más pienso, más preguntas me hago.

    Comentario escrito por JoJo — 15 de diciembre de 2012 a las 4:55 pm

  15. ¿No han pensado en una guerra civil dentro de la guerra civil se la República gana a Franco y después llegan los nazis? Imagino al ala socialdemócrata del PSOE, Besteiro a la cabeza, pidiendo un pacto responsable con los nazis para garantizar la gobernabilidad de la región, a Stalin llamando por teléfono a Carrillo diciendo que naranjas y liándose aquí… ¡una Yugoslavia! con chetnicks contra partisanos y nazis y ustachas, partisanos contra chetnicks, nazis y ustachas y las unidades musulmanas cambiando de bando a placer.

    Comentario escrito por Álvaro — 15 de diciembre de 2012 a las 5:12 pm

  16. Relacionada con esta ucronía, recientemente vi un documental de la gloriosa División Azul locutada por Eduardo -estamujeresunapuercaunaguarra- García Serrano. Entre los honores de tal división están el haber mostrado tal ardor guerrero que el mismísimo Hitler vio que el coste de bajas entre sus tropas sería inasumible en el caso de querer invadir España. Está claro que Colin Powell se inspiró en el Führer con su política de bajas 0.

    Ya está, eso era todo lo que quería decir.

    Comentario escrito por Torcuato — 16 de diciembre de 2012 a las 1:11 am

  17. Qué maravilla; invocas el espíritu de la Guerra Civil y el público de LPD lo vuelve a hacer.

    Behan, estoy de acuerdo en que la ayuda que habrían proporcionado los británicos, visto lo que se jugaban, habría sido considerable. Pero me genera dudas que una coalición España republicana – Gran Bretaña hubiese logrado resistir el empuje de la Wehrmacht a lo largo de más de dos años (digamos septiembre 1940 – noviembre 1942, cuando llegan los USA). Sobre todo teniendo en cuenta que para la Wehrmacht sería mucho más fácil enviar tropas y suministros que para los británicos. Es decir, está claro que Gran Bretaña se lo jugaría todo, pero aun así…

    Sobre la historia contrafactual de si la República hubiese podido ganar la guerra: visto el fracaso de todas y cada una de sus ofensivas, parece claro que la única opción era resistir y esperar a fusionarse con la Guerra Mundial… Tal y como transcurrió el conflicto. Otras opciones (venta masiva de armamentos desde el principio, intervención directa francesa, retraso en trasladar el Ejército de África, etc.) también podrían haber conducido al mismo resultado.

    Comentario escrito por Guillermo — 16 de diciembre de 2012 a las 12:28 pm

  18. De hecho, cuando tuvo acceso a un flujo constante de suministros, el ejército popular republicano se mostró como una fuerza más que competente. Y no pienso tanto en Guadalajara (por dios, con los italianos delante hasta la policía municipal de mi ciudad habría tenido una oportunidad), sino en el Ebro, en la defensa de la línea XYZ, la última ofensiva en Extremadura…algún día se hará historia militar seria en este país y se pondrá en valor la mayor hazaña del ejército español: el proceso de construcción, desde cero, del ejército republicano entre 1936 y 1937. El modelo de brigada mixta, oigan, estaba 20 años adelantado a su tiempo.

    Comentario escrito por SinanPacha — 16 de diciembre de 2012 a las 12:33 pm

  19. “Madrid, Barcelona, Valencia y Bilbao permanecieron fieles a la República.”

    ¿Mande? ¿En que se basa? Mis noticias son que Bilbao y Barcelona se mantuvieron fieles a si mismas y punto. De hecho Zaragoza estuvo en un sin vivir hasta que bajaron los navarricos mientras que los catalanes decían que no iba con ellos y en el frente del norte el cinturon de hierro fue un cinturón de bizcocho, donde lo que pasaba en Asturias y Santander tampoco iba con ellos. Una lástima que los mandamases de Generalitat y Lehendakaritza no hicieran oportunos viajes en avión…
    Y lo de que España iba a resistir una invasión de la Wermatch…una cosa es que cuando no había caminos y se iba a caballo, la Peninsula era una cochiquera espantosa para cualquier invasor civilizado y otra que en el siglo XX ibamos a parar una división blindada en Despeñaperros. Si solo hay que ver que se bastó la GC para acabar con el maquis, y eso sin recurrir a las practicas habituales de los nazis en Polonia, Rusia y demás

    Comentario escrito por galaico67 — 16 de diciembre de 2012 a las 5:50 pm

  20. @SuperSantiEgo, mi productividad de mañana le maldice.

    Un detalle: la entrada de España en la Guerra le habría dado al ejército francés un territorio de retirada con una frontera fácilmente defendible (los Pirineos). Además, todo suministro tendría que haber pasado por la Junquera o por Irún, traspasando los trenes a ancho de vía nacional… demasiado vulnerable logísticamente, además un desembarco en el Cantábrico para atacar por el flanco se habría estrellado en la Cordillera Cantábrica. Internamente, creo que Álvaro ha acertado con su metáfora yugoslava.

    ¿Cómo nos las arreglamos para montar extensas tertulias sobre la IIGM aunque el post solo roce un poco el tema?

    Comentario escrito por Regularizado — 16 de diciembre de 2012 a las 11:32 pm

  21. “Un detalle: la entrada de España en la Guerra le habría dado al ejército francés un territorio de retirada con una frontera fácilmente defendible ”

    Eso hubiera estado bien si a los franchutes se les hubiera pasado por la cabeza que, quiza, la linea Maginot no iba a detener a los alemanes. Hasta para retirarte tienes que tener un plan, y como se demostró en Dunkerque, no estaban preparados para correr . Sobre todo con los alemanes corriendo – y mordiendo- detrás de ellos.

    España hubiera sido útil por el wolframio, por una base en las costas gallegas para bombardear y torpedear convoyes con más garbo y para cerrar el Estrecho de Gibraltar. Lo demás, como nos pusieramos un poco tontos, a morirnos de hambre

    Comentario escrito por galaico67 — 17 de diciembre de 2012 a las 1:36 am

  22. Tal plan de retirada no existió in the real war – porque no había donde retirarse. Otro detalle, los nazis no podrían haber dejado a la Francia de Vichy con fronteras a un estado no fascista. Habrían tenido que ocupar toda Francia, perdiendo recursos para Barbarossa.

    Internamente, todo habría dependido si la IIGM nos pilla con la Guerra Civil aún en marcha, o ya con las purgas/limpiezas realizadas.

    Comentario escrito por Regularizado — 17 de diciembre de 2012 a las 10:55 am

  23. Guillermo, respecto al hipotético sistema político conservador y fruto de la imposicion del sistema por parte de USA creo que un buen ejemplo contemporaneo sería Italia. Si en España fue un elemento básicamente ultrarreaccionario el que ganó la guerra, dejando claro que pese a todos los avances que supuso la Segunda República la idiosincrasia española en general no era proclive ni al liberalismo ni a la democracia, en Italia tambien existía un elemento conservador que apoyó al fascismo de Mussolini y que tras la guerra hubo que reubicar. El mayor miedo de EEUU con una Europa en la miseria era la fuerza que el socialismo habia tomado en el continente que no se podía permitir perder, de aquí como es sabido el plan Marshall, de aqui el apoyo a los nuevos partidos democristianos para oponerse a esas fuerzas (Y la evolucion del régimen de Franco desde su primer fascismo al nacionalcatolicismo, la reserva moral de occidente y demás historias). En Italia la fuerza del comunismo hizo que EEUU obligase a este país a que ningún partido pactase nunca jamás nada de nada con el PCI, so pena de quedarse fuera del Plan Marshall. ¿En qué ha resultado eso? Juzguen Ustedes mismos: La legendaria inestabilidad política de Italia con sus decenas de gobiernos desde entonces es una buena prueba de ello. My two cents.

    Aplauso y amén a todo lo demás. Y por supuesto, la prole borbónica en ese supuesto no vuelve a Ejjpaña por los siglos de los siglos y amén.

    Comentario escrito por Quebec — 17 de diciembre de 2012 a las 11:01 am

  24. El enlace de supersantiego es magnífico. Muchas gracias. Estupendo el artículo y los comentarios.

    Comentario escrito por desempleado — 17 de diciembre de 2012 a las 11:08 am

  25. Pues no creo que a Negrín le hubiese servido de mucho confiar en franceses e ingleses.
    En Londres, un gobierno filocomunista les daba tanto o más miedo que el Cerillita y sus acólitos, de ahí que no quisieran mezclarse o diesen a entender al gobierno francés que no verían con buenos ojos que interviniera. Stalin tampoco tenía demasiado interés en llevar la Revolución a España, cuando se acabaron los fondos se acabaron los suministros.

    Luego, al empezar la guerra gorda, los franceses se quedaron cómodamente sentados tras la línea Maginot mientras los alemanes se comían Polonia, Dinamarca y Noruega. En 1939 el ejército alemán no era tan poderoso ni tan eficaz como en 1941, y una invasión decidida de franceses e ingleses habria podido causar unos cuantos problemas al Reich. Pero si no hicieron nada para pisarle la cabeza a la bicha, difícilmente se habrían implicado en los asuntos de España.

    Respecto a un desembarco aliado en España, era muy improbable. Desembarcaron en Normandía porque eso estaba más cerca del corazón de Alemania, podían haber desembarcado más tranquilamente en el sur de Francia, algo que sólo hicieron cuando necesitaron aprovechar los puertos mediterráneos por asuntos logísticos, porque unas cuantas divisiones alemanas de segunda atrincheradas en el sur de Francia no les molestaban demasiado, igual que tampoco les molestaban los 300.000 soldados alemanes que estuvieron en Noruega hasta el fin de la guerra.

    Importaba tan poco España a los aliados que ni siquiera se tomaron la molestia de liquidar al Caudillo en 1945, cuando hubiese bastado un par de bombardeos para que éste y sus principales compinches saliesen por piernas del país, ante la posibilidad de acabar como Mussolini.

    Comentario escrito por Lluís — 17 de diciembre de 2012 a las 11:10 am

  26. Lluis, a los aliados occidentales no les interesaba en nada quitarse de encima al Caudillo porque en lo que a EEUU respecta, consideraban a los comunistas como unica alternativa a Franco, y no merecía la pena quitarlo cuando en 1945 el mismo señor que en el 42 loaba a los japoneses como “La España de Asia” ahora los tildaba de bárbaros, y hasta le ofrecía a EEUU soldados para luchar contra ellos, lo que les debia provocar carcajadas, al tiempo que interés; Como el generalisimo actuaba ante todo para sobrevivir en el poder, adaptandose a las circunstancias para ello, era maleable y convertible en una herramienta como efectivamente sucedió con los acuerdos desde 1953.

    EEUU estaba dispuesta incluso a darle el Plan Marshall a España a pesar de la dictadura de Franco por lo dicho antes: Consideraban mejor consolidar a Franco que arriesgarse a que cayese por su cuenta. Fueron los nuevos gobiernos laboristas y socialistas europeos, con Clement Attlee a la cabeza (Habría que ver si en su lugar hubiera estado Churchill qué hubiera ocurrido), los que lo impidieron, recordando que se trataba de un régimen fascista, que habia alcanzado el poder con la fuerza, y que había colaborado con los nazis.

    Comentario escrito por Quebec — 17 de diciembre de 2012 a las 11:54 am

  27. Apasionantes estos temas. Yo creo que tras una hipotética victoria sobre Franco, el PCE no hubiese soltado el poder de que disfrutaba en las postrimerías de la Republica, y hubiese liquidado los últimos restos formales de parlamentarismo para constituir una república al estilo de las del pacto de Varsovia. Puede que con pucherazo plebiscitario entre medias, puede que basándose en su derecho natural a gobernar por haber derrotado al fascismo.
    ¿Y si hubiese sido así, nos hubieran invadido los alemanes? Pues depende, porque recordemos que los comunistas franceses tenían instrucciones de Moscú de no incordiar a los ocupantes nazis, y esto fue asi hasta que Hitler invadió la URSS, momento en el cual se les dió via libre para sabotear tanto como pudieran. Me imagino que aquí hubiera pasado lo mismo: Carrillo y la Pasionaria invitando a Ribbentrop a la Zarzuela y brindando por el próximo fin de la plutocracia capitalista en Europa, y al poco evacuando Madrid ante el inesperado ataque de la Wermacht.
    Respecto a resitencias y demás, lo único que se les podría oponer es una guerrilla clandestina y tocapelotas, pero de intentar detenerles en un campo de batalla, ni en sus mejores sueños.

    Comentario escrito por Pogrom Pom Pom — 17 de diciembre de 2012 a las 5:12 pm

  28. Si aceptamos la hipótesis de la yugoslavización de España que expone Álvaro, yo propongo a los carlistas para ocupar el nicho ecológico de los chetniks, una vez que el gauleiter designado decidiera que eso de los fueros casaba mal con las estructuras de poder nacionalsocialistas.

    Comentario escrito por Behan — 17 de diciembre de 2012 a las 8:14 pm

  29. HOYGAN si van a seguir con referencias a los balcanes no estaría mal que Álvaro publicase de una vez los artículos que prometió más o menos explicitamente. Que aquello es mucho lío y me fío yo mucho del “LPD way” para aclararme de una vez con lo que pasó por aquellas tierras.

    Comentario escrito por Veps — 18 de diciembre de 2012 a las 2:21 am

  30. También resulta inverosímil que, según el pseudodocumental de la Sexta, el proceso autonómico en España no tuviera lugar sino hasta treinta años después de finalizada la II Guerra Mundial. ¿Qué habría sido entonces de Cataluña, que ya contaba con la autonomía desde 1931 y el País Vasco que la consiguió durante la Guerra Civil? Por no hablar de otros territorios como Galicia, que aprobó su estatuto en referéndum en junio de 1936, o el País Valenciano, que estaba elaborando el suyo cuando estalló la guerra.

    Comentario escrito por Guerau — 18 de diciembre de 2012 a las 1:30 pm

  31. Lo haré! lo haré! esta trilogía no quedará inconclusa, como todas las que emprendo. El año que viene cae seguro.

    Mucho confían Ustedes en los comunistas en la ucronía ésta, pero el Gobierno lo tenía Negrín y el Ejército Popular Republicano también. El viejo truco de enfrentarlos con los anarquistas hubiera bastado para desgastar a los comunistas y hacer un gobierno responsable que… pactase también con los nazis.

    En mi paja, Hitler invade el litoral de Cataluña y el País Vasco por la industria, toma represalias contra la población civil cuando actúa la guerrrilla y el sabotaje, de modo que el ejército español (el popular republuicano) cuando libera ambas regiones, es recibido con vítores. Ese hito histórico tiene luego el suficiente peso, de acuerdo además a una nueva organización federal de España, como para agotar el problema nacional en pocos años.

    Hasta el punto de que País Vasco y Cataluña se convierten en las dos regiones más españolas de España, y como también son las más ricas, preocupa el auge del ultraderechismo, que alcanza el poder en lel 78 en Euskadi con la Comunión Tradicionalista de don Javier Arazallus y, en Cataluña, con la Democracia Nacional de Jorge Pujol. Respecto al resto, el PSOE tarda pocos años en convertirse en el PRI de España tras unos prometedores inicios regeneracionistas, alcanzando niveles de mofa a los que pone fin Adolo Suárez, un reformista, la espreanza blanca, que se ve truncada cuando la ultraderecha de Cataluña y Euskadi vuelve a dar el poder al PSOE, en minoría parlamentaria, en una moción de censura de infausto recuerdo un 23 de febrero.

    Comentario escrito por Álvaro — 18 de diciembre de 2012 a las 2:55 pm

  32. Yo apuesto por invasión nazi por aplastamiento del enemigo y aclamación de la España azul, Negrín montando una España libre De Gaulle style (o sea, no sirviendo ni para tomar por culo), el PNV proclamando su fidelidad a Churchill por un lado y negociando con el Führer un protectorado de arios viejos por el otro, y a esperar todo dios la liberación americana, con cambio de bando de la España azul a medio partido en la mejor tradición italiana. Guerrillas y resistencia, la justa, primero porque no iba a ser en eso diferente a Francia o Bélgica, y segundo porque tras un lustro de guerras, es que no le iban a quedar ganas ni a Dios. Lo que me parece cuasi-imposible es un satélite de la URSS a este lado del telón. Y la Santa Madre Iglesia, qué? porque los nazis muy de rezar no eran…

    Comentario escrito por kirikiño — 18 de diciembre de 2012 a las 9:27 pm

  33. Bueeeeno, como se iban a poner de saquear arte sacro …si les daba tiempo desmontaban el Generalife piedra a piedra…

    Comentario escrito por galaico67 — 18 de diciembre de 2012 a las 10:11 pm

  34. Por preferir, antes que una victoria repúblicana en la guerra civil me pone mas que no hubiera habido guerra. Para empezar nos ahorrábamos uno 500 mil muertos y destrozos varios.
    Además me parece mas plausible. Como ha dicho un compañero, una vez iniciada la guerra las posibilidades de una victoria republicana eran mínimas. Ahora, quizás si el gobierno hubiera estado mas firme y hubiera neutralizado a los cabecillas de la rebelión… quien sabe.

    Después, la IIGM. ¿qué hubieran hecho los nazis? pues con casi toda seguridad invadirnos. La posibilidad de tener gibralltar y cerrar el estrecho es muy tentador. Pero no lo hubiera hecho “del tirón” junto a Francia. Después de la caida de París, Hitler intenta llegar a un armisticio con Churchill para terminar la guerra. Tras el fracaso se inicia la batalla de inglaterra y probablemente hubiera sido la invasión de la península. No le duramos a los nazis 3 semanas.
    Y luego? Pues seguramente invasión aliada cuando los USA entran en guerra cruzando el estrecho.. o no, porque los pirineos son una bonita linea de defensa

    Tras la guerra. República corte occidental al estilo italiano, intentando contener al PCE.

    De los borbones… estoy de acuerdo, tendríamos actualmente la misma información que tienen los italianos de los Saboya… y probablemente aún menos.

    Comentario escrito por Darnok — 19 de diciembre de 2012 a las 2:50 pm

  35. ¿y el gusto con el que los partisanos y tropas españolas hubieran aplicado la soviética táctica de ‘tierra quemada’ en una retirada inicial? ya estoy leyendo las órdenes de Miaja: “Nos llevamos todo lo útil, desmantelamos la industria, quemamos las cosechas y dejamos un Gallardón y un Camps en cada Ayuntamiento”.

    Comentario escrito por Álvaro — 19 de diciembre de 2012 a las 4:19 pm

  36. ¿ No nos faltan unos miles de kilometros, unas estepas siberianas y un Murmank? Yo veo más a los partisanos aplicando las tacticas de la Brigada Suicida….la de la vida de Brian, por supuesto.
    Aunque si los partisanos son de Bilbao, todo es posible

    Comentario escrito por galaico67 — 19 de diciembre de 2012 a las 5:55 pm

  37. quisiera primero de todo protestar enérgicamente ante la consideración negativa de que ‘sale mamen haciendo nosequé’ y parezca malo. una hora, dos horas, de mamen mendizábal pensando, por lo que a mi respecta me parece insuperable. que se quite la 2. qué belleza.
    en cuanto a la particular paja: si en vez del intelectual de Azaña habiéramos tenido a una persona española pero de verdad, se le declara la guerra dándolo todo por perdido a Alemania, como bien se dice, y que salga el sol por donde quiera. lo que hubiera sido particularmente cachondo es ver como la política de alianzas hubiera virado de tal manera que ya que Inglaterra ‘iba’ con Franco y los alemanes tal, pues que al final la eliminación de esa República intolerable se convierte en el punto de convergencia de las potencias y en el germen de la futura uñón europea.
    35# tierra quemada… desde los monegros hasta prácticamente Algeciras… no estaba quemado ya? ¿qué hay que quemar en la mancha o en la sierra norte de sevilla?

    Comentario escrito por karpov — 19 de diciembre de 2012 a las 6:01 pm

  38. jajaja los locutores de El Mundo en Guerra: “Entonces los españoles, ante el avance alemán, aplicaron en Castilla-La Mancha la táctica de tierra quemada dejándolo todo como está” Y la sintonía “choninoninoooooooo EL MUNDO EN GUERRA”

    Comentario escrito por Álvaro — 19 de diciembre de 2012 a las 7:29 pm

  39. A los putos boches se les hubiese hecho frente pueblo a pueblo, con el palillo en la boca, el peine en la cartera y un máuser de la IGM con cuatro cartuchos a la espalda, rezando a la virgen local y arrojándoles cabras desde campanarios de iglesias y ermitas.

    Comentario escrito por kirikiño — 20 de diciembre de 2012 a las 3:24 pm

  40. más bien me veo haciéndoles pueblo frente a frente. con aquella coordinación y espíritu solidario.
    ‘señor alcalde, que en el pueblo de al lado se están preparando para resistir ante los alemanes’
    ‘mecagoen… pues nos vamos a juntar con los alemanes y entre todos les vamos a dejar el pueblo echo un solar, qué se han creído’.

    Comentario escrito por karpov — 20 de diciembre de 2012 a las 6:22 pm

  41. Darnok,

    Si el führer, tras la toma de Francia, hubiese querido conquistar España lo habría hecho, estuviesen Azaña o el Cerillita. Que un estado fuese un teórico aliado no le frenaba demasiado a la hora de mandar unas cuantas divisiones blindadas para asegurarse que siguiera cooperando lealmente, eso lo saben italianos, húngaros o rumanos.

    Por suerte, como estratega el führer era pésimo. Con el mismo esfuerzo que invadió Grecia o Yugoslavia, podía haber aplastado España, ocupar Gibraltar y cerrar el Estrecho, algo que les habría ido bastante bien a él y a Mussolini en sus afanes por controlar el Miditerráneo. La resistencia española habría sido muy poca cosa, los “rojos” ya habrían recibido lo suyo y buena parte de los fascistas habría colaborado alegremente con los alemanes a poco que éstos fueran hábiles como para colocar la bandera española al lado de la suya en el peñón. Y unos cuantos partisanos en los Pirineos o la serranía de Ronda podrían haber molestado un poco, pero no tanto como a Napoleón.

    Comentario escrito por Lluís — 24 de diciembre de 2012 a las 11:02 am

  42. Sí a Hitler le hubiesen parado los pies en España, Checoslovaquía o demás, nunca habría habido segunda guerra mundial. Hitler habría gobernado Alemania como dictador hasta su muerte, proyectando su gran Berlín, y después habría vuelto la democracia a ese país. Esa es la lección que se aprendió de aquellos años, y de ahí salió la teoría del dominó en el marco de la geoestrategia mundial. El último ejemplo es la primavera árabe, que acabó cuando Gadaffi se negó a dejar el poder por las buenas, como había pasado antes con otros dictadores de la zona. Sí, al final le vencieron, pero fue tras una dura guerra con un gran gasto económico inútil. Allí fue donde acabaron aquellos “espontáneos” alzamientos del pueblo arabe, cuando a occidente le empezó a costar dinero esos alzamientos.

    Comentario escrito por Juán — 26 de diciembre de 2012 a las 2:15 pm

  43. Qué manía de borrarme los mensajes. Chico, que se te venir de muy lejos, y todo el mundo sabe el juego que te llevas; ché, que tampoco disimuláis mucho teniendo publicidad de Aguas de Valencia en Valencia Plaza. Divina inocencia la tuya; sólo engañas a quién quiere dejarse engañar…
    En fin, feliz año nuevo.

    Comentario escrito por Juan — 31 de diciembre de 2012 a las 1:46 pm

  44. #43 A ver cómo te lo explico, Juan. Algunos comentarios se van a la carpeta de moderación. Como es Navidad y estoy de vacaciones, no entro con la asiduidad acostumbrada. Hoy entro y veo uno tuyo pendiente de moderación. El motivo es, seguramente, que lo firmas como “Juán”, con acento, de manera que el blog interpreta que es alguien diferente al “Juan”, sin acento, que sí que puede publicar sin moderación previa. Así que lo apruebo.

    Y luego veo tu sorprendente mensaje acusándome no se sabe muy bien de qué. Pero, por favor te lo pido: extiéndete sobre eso de que se me ve de muy lejos y, sobre todo, lo de Aguas de Valencia. Porque intuyo que la correlación entre Aguas de Valencia, tu anterior mensaje sobre Hitler y Gadafi y cómo se me ve venir puede dar mucho juego.

    Comentario escrito por Guillermo — 31 de diciembre de 2012 a las 7:58 pm

  45. Eso vamos a des mascarar al Señor Guillermo y la red anti- JuegosdeTronos zaragoana/ catalanista financiada por Aguas de Valencia con el único fin de discutir durante horas de la opción de la toma de Algeciras y Rota por las tropas de Rommel y su importancia en el desarrollo de la II WW. Y la Sagrada Histería de Españaza a medias después de más de 10 años de elaboración.

    Comentario escrito por tabalet i dolçaina — 02 de enero de 2013 a las 7:21 pm

  46. Estooo, igual me he perdido algo, pero ¿este año no hay repaso al tradicional desafío de los 50 libros o quizá, como insinúa Juán/Juan, la negra mano de Aguas de Valencia ha acallado la voz de Guillermo?

    Comentario escrito por peregrino — 08 de enero de 2013 a las 11:13 am

  47. […] ¿Y si la República hubiese ganado la Guerra Civil? […]

    Pingback escrito por ¿Y si en el 39 hubiera ganado la república? | Ex Combatiente 2º REP — 19 de junio de 2016 a las 11:12 am

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, aunque no aparece publicada)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI