Moviéndole el sillón a Rajoy (I): Pedro J. apunta, Aguirre dispara

Acabamos de aterrizar del verano y Pedro J. Ramírez ya ha comenzado a hacer lo que más le gusta: condicionar la agenda política. Llevábamos meses con el comentario, soterrado, en la rumorología española: ¿y si le mueven el sillón a Rajoy? ¿Y si se cargan a Rajoy? ¿Y si Bruselas impone a un tecnócrata en lugar de Rajoy?

La cosa, con el añadido del deterioro de la situación económica de España y el redoble de tambores de un rescate completo que es cada día más probable, estaba llegando al punto de ebullición. Y aquí tenemos, puntual como siempre, a Pedro J. Ramírez para apuntarse el tanto. En su homilía del domingo, Pedro J. ha oficializado lo que llevan meses diciendo en determinadas facciones del PP y su entorno: que Rajoy es un manta y hay que echarle (o convencerle de que se vaya, si esto es posible).

Pedro J. presenta su artículo como un tributo a Gabriel Elorriaga, en su día auténtica mano derecha de Rajoy, encargado de la campaña electoral de 2008 y secretario de Comunicación del PP. Pocos meses después de las elecciones de 2008, Elorriaga publicó un artículo en su momento muy comentado (sobre todo, porque lo publicó poco antes del congreso del PP en Valencia en el que, con la ayuda del providencial Francisco Camps, Rajoy logró mantenerse en el sillón), en el que se desmarcaba del líder y le decía lo que, por otro lado, sería obvio en cualquier democracia occidental mínimamente seria: que alguien que pierde dos veces seguidas las elecciones debería renunciar.

Sin embargo, y he aquí el maquiavelismo sin par de Pedro J., en realidad no fue Gabriel Elorriaga el primero en pedir la cabeza de Rajoy en 2008. El primero en pedirla, al día siguiente de las elecciones, fue… Pedro J., en comandita con Federico Jiménez Losantos. Poco después, la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, dijo aquello de “no me resigno”. No me resigno a mandar sólo en Madrid cuando podría hacerlo en toda España en lugar del tío este de la barba, quería decir. Y sólo después apareció Elorriaga publicando su artículo en… ¿Lo adivinan? Sí. En El Mundo.

Más o menos es lo que intuyo que pasará aquí. Primero, el pasado domingo, Pedro J. publica su artículo solicitando la cabeza de Mariano Rajoy. Al día siguiente, el lunes, la reunión de la dirección del PP, que es habitualmente una balsa de aceite, se ve soliviantada… Por Mayor Oreja y Aguirre, verdaderamente indignados con que el ministro del Interior aplique la ley, por mucho que se la aplique a etarras. ¡Joder, que le condenen a cadena perpetua y lo metan en la misma celda que a Bretón! ¡España negra y tele! ¡España negra y tele! ¡Ese es el mensaje!

Así que en unos días barrunto la aparición de algún cargo medio del PP inmolándose en el altar del pedrojotismo y pidiéndole amablemente a Rajoy que se vaya para poner en su lugar a Aguirre, que seguro que ésta, con sus campañas de nomásIVA, lo hace mucho mejor y en dos tardes te arregla la economía. ¡Con lo bien que lo ha hecho en Madrid…!

Una cosa hay que reconocerle al eterno director de El Mundo: el hombre será lo que sea, pero no le falta contumacia. Una vez fijado un objetivo, Pedro J. lo sigue hasta el final, año tras año, sin importarle las dificultades, o las evidencias en contra. Recuerden el 11M. Usted y yo sabemos que la teoría de la conspiración es una filfa, pero Pedro J. se pegó años con eso, y de hecho aún sigue, vendiendo periódicos. Emborronando. Sembrando dudas. ¡De eso se trata, joder! ¡Que estamos hablando de medios de comunicación en democracia! ¡La opinión pública crítica en marcha! Y con Rajoy, Pedro J. lo único que hace es aplicar el mismo cuento. Se lo quiere cargar ahora para poner a Aguirre exactamente igual que se lo quería cargar en 2008 para poner a Aguirre. En el ínterin, y tras comprobar que no era tan fácil lograrlo (la resistencia pasiva de Rajoy es de un calibre tal aferrándose al sillón que ríase Usted de Gandhi), se convirtió al marianismo, pero con la boca pequeña, sin entusiasmo. Pedro J. no es Marhuenda.

En fin, la verdad es que les recomiendo encarecidamente la lectura del artículo de Pedro J. Ramírez, plagado de grandes momentos. Por ejemplo, aquí, cuando Pedro J. lamenta la mediocridad de la gente que rodea a Rajoy. Sobre todo, desde la sociedad civil, donde echa en falta a algunos representantes de lo más lucido de la sociedad española. ¿Adivinan en quién están pensando?

Tras lo ocurrido con Pizarro, no ha habido nadie de nivel que se haya incorporado al proyecto político del PP. Pensar en que empresarios de primera -como los que componían el «Gobierno platónico» que imaginó nuestro suplemento Crónica- den el salto a la Administración es una quimera. El presidente ni siquiera habla habitualmente con ellos. Tampoco hay intelectuales o periodistas de prestigio en el entorno de Rajoy. A veces parece como si deliberadamente se arrimara en tablas a la mediocridad para sentirse a gusto.

O con este maravilloso final, en el que, tras darle a Rajoy un año de vida política, propone, directamente, la vuelta al glorioso pasado del PP: la AP que sacó 16 escaños en el 77, la que tenía lemas tan sonoros como “España: lo único importante”. ¡A triunfar desde la derecha criptofranquista!

La alternativa al actual Gobierno implicaría algo tan sencillo como que el Partido Popular demostrara, «aunque le pese», que para sus militantes y en especial para sus dirigentes, «España es -como se decía antes- lo único importante».



17 comentarios en Moviéndole el sillón a Rajoy (I): Pedro J. apunta, Aguirre dispara »
  1. Ahora que estoy viendo Juego de Tronos, ya podían organizar una justa Mariano y Espe, cada uno presentando a su campeón: Mariano a Paco Marhuenda, y Espe a Pedro J. De escuderos de tan nobles caballeros, los directores del ABC y La Gaceta, respectivamente.

    Comentario escrito por kirikiño — 03 de septiembre de 2012 a las 8:54 pm

  2. Poco que añadir, reconozco que si no fuera por gente como tú, no me entero de lo que hace el amigo de los tirantes…

    Comentario escrito por Solidamente — 04 de septiembre de 2012 a las 4:04 pm

  3. Yo la verdad me lo estoy pasando pipa viendo como se despedazan entre ellos como si de una tribu de caníbales se tratase, más despúes de haber estado escuchando sus sucias jugarretas sentimentaloides y mentirosas (El PSOE traiciona a las víctimas, vender Navarra, penas íntegras, etc…) que ahora se están moviendo en su contra.
    Yo, más que le muevan la silla a Marianico el corto, creo que el ala ultra(derechista claro, liberal no va a ser) se va a montar su propio tinglado (al margen de M. Conde) más pronto que tarde. De mientras voy a comprar “pipocas” como dicen en Portugal.
    PD: El 21-O nos vamos a reir con Basagoiti (y con Feijoo igual tambien).

    Comentario escrito por Iñaki — 04 de septiembre de 2012 a las 6:47 pm

  4. ¿Y que me decis de la frasecita del antaño “partenaire” de Exuperancia Rapú? (copio y pego…)

    “…el hombre de la calle que ve con indignación cómo lo falazmente público asfixia en todas las esferas a la iniciativa privada”.

    Necesito por favor que “me lo expliquen”.

    En fin, lo de siempre, que si no fuera por esas maléficas y pérfidas “cosas públicas”, que cual hierbajo atenazan el fertil devenir de la naturaleza…la iniciativa privada florecería cual gladiolo en Mayo!!!

    PD. Este tio está gaga

    Comentario escrito por Garganta Profunda — 04 de septiembre de 2012 a las 7:29 pm

  5. Oiga que la guerra también creo yo que la llevan con indirectas, como el especial de “La Aventura de la Historia” (la revista de Historia esa vinculada al Mundo) dedicada a… asesinatos políticos en la España contemporánea. Así, una indirecta, como quien no quiere la cosa, oiga:
    http://www.laaventuradelahistoria.es/2012/09/03/cinco-presidentes-de-espana-cinco-asesinatos-politicos.html

    Comentario escrito por Juan Carlos — 05 de septiembre de 2012 a las 9:13 pm

  6. #3, ¿Hay realmente futuro en politicos profesionales del bipartidismo español en montarse su propio tinglado aunque sean de los ultras? Al final, sean ultras o medio ultras por oportunismo o por convicción, lo importante es meterte en el sillón, y en términos de voto útil eso lo que significa es dar un golpe de estado al que lidera el partido más que formar uno nuevo.

    Es cierto que tenemos la experiencia contraria, el caso de UPyD. Pero no nos engañemos, Rosita estuvo siempre lejos de la fabulosa cota de poder de Esperanza Aguirre, no gobernó algo como la Comunidad de Madrid ni tuvo tanto peso en el PSOE y en un sector de opinión tan importante como la lideresa. Para ella el proyecto de tener un tinglado demagógico propio en el que mandar por ella misma, aprovechando la evidente degradación del sistema para llevarse votos de todas las ideologías, y acabar siendo la mimada del sector TDT Party es de un innegable atractivo personal, incomparable a lo que el PSOE podría ofrecerle. Para Mario Conde lo mismo, canalizar el voto ultra¿liberal? de Intereconómicos que hablan de lo necesaria que es la regeneración y loan al Tea Party -Mismo caso del ex-intereconómico Enrique de Diego, no sé si por ignorancia o porque realmente comulgan con el verdadero sentido ultramontano de estos- y meterse en el sistema politico español cargado de posibles chollos tambien es crecer.

    Pero Espe es otra cosa, lo de Espe es ambición personal por Liderar en toda España, tememos que con un corte aún más demagógico, descarado y tramposo que Don Mariano: Precisamente por eso la admira el sector ultra.

    Comentario escrito por Quebec — 06 de septiembre de 2012 a las 7:29 pm

  7. Pedro Jota otra cosa no será, pero a contumaz no le gana nadie. El problema es que Rajoy parece también un testarudo tranquilo, así que a lo mejor en este caso no logra su objetivo de convertirse en asesor y confidente del Presidente. ¡Qué vergüenza!

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 07 de septiembre de 2012 a las 12:52 pm

  8. #5 Quebec, respecto a Rosa10 y Esperancita que duda cabe de que la segunda es mucho más peligrosa que la primera.
    Rosa es una demagoga que ha tenido suerte con la crisis y que a mi, personalmente me recuerda a Lerroux (ya sé, muy original no soy), y cuyo programa es radical (lo cual hasta me puede parecer bien, ir a la raiz de los problemas), inflexible y “alucinógeno” (queremos ilegalizar Bildu aunque no sea legalmente posible; la libertad de los castellanoparlantes en la CAV está en peligjajajaja, perdon), unas cualidades mucho peores desde mi punto de vista. Puede rascar algo con su “centropopulismo reformista jacobino” pero el centro cada vez ocupa menos espacio y el nacionalismo español preferirá siempre (si surge una escisión ultra en el PP) el original; ¡Que esta es una roja que está a favor del aborto por Dios!.
    Esperancita, en cambio es una neofascista que combina con maestría nacionalismo español del bueno (el de toda la vida no ese sucedáneo del “patriotismo constitucional” del PSOE, más todo el conservadurismo que quieras) con políticas económicas, esta vez si, ultraliberales.
    Si esta tipeja llega a presidenta de España mediante voto popular yo voto independencia (EAJ o EHB, me da lo mismo, cualquier cosa antes que compartir “unidad de destino etc…” con ésta y su tropa) y que les vaya bien a los españoles, sin acritud.
    Gabon/Buenas noches

    PD: Y como haya alguien tan ciego como para votar a M. Conde eso ya es… me callo por no decir una burrada.

    Comentario escrito por Iñaki — 08 de septiembre de 2012 a las 12:40 am

  9. #8

    Pues yo creo que votar a Mario Conde, sería lo más práctico y racional que se podría hacer. Un poco como Jesús Gil, pero sin gracia. Joder, que si todos roban, por lo menos que lo haga un profesional. Además, es seguro que Mario Conde nunca le dará dinero a los bancos, algo es algo.

    Comentario escrito por gottlieb — 08 de septiembre de 2012 a las 10:56 am

  10. Pedro J es abiertamente alguien peligroso, un tipejo al mando de un medio comunicacion fuerte con semejante desprecio por la moralidad y tan torticero, demagogico y mentiroso tiene una influencia nefasta ya no solo para una democracia sana sino para los ciudadanos que lo leen y le creen.

    Respecto esperanza y rosa, inaki lo ha clavado asi que poco mas que decr

    Comentario escrito por lalo — 08 de septiembre de 2012 a las 11:56 am

  11. #9 “si todos roban, por lo menos que lo haga un profesional” no estoy de acuerdo con esa frase porque la conclusión a la que se llega es que los políticos son prescindibles, ¿y si los quitas que pones?, ¿un tecnócrata sin escrúpulos que hace lo que le manda Berlín?, ¿o pones al militar Alamán ese para que le meta los tanques a cualquier oposición (sea esta “periférica” o “interna”)? A los que roban hay que dejar de votarlos , que yo no me creo que los votantes del PP valenciano no sean capaces de ver la corrupción joder.

    Comentario escrito por Iñaki — 08 de septiembre de 2012 a las 4:25 pm

  12. #11
    El comentario es humorístico, así que, la conclusión no puede tomarse en serio. Pero realmente creo que el problema está en los partidos. Los partidos crean sus redes de favores y favorecidos, donde los pocos tiburones que consiguen escalar, tienen la vida asegurada. Si ganan, pues gobiernan, y si pierden y los electores (con su sagrado voto) los echan a patadas, da igual. El partido siempre recoloca a todos sus cadáveres políticos (el infame Barreda de “nuejtra tierra” aún sigue parasitando por ahí, ahora como diputado). Pero incluso si no se conforman con su situación privilegiada, y “roban”; el Partido los protege hasta el último momento, y cuando se tienen que ir, aún se les reconpensa. Dificilmente pueden existir políticos honrados con los partidos que tenemos.
    Se podrían simplificar sus estructuras y hacerlos más horizontales, desligarlos de los medios de comunicación que consiguen que los votantes voten a políticos corruptos a perpetuidad, o podríamos hacer elecciones donde se vote a personas y no a partidos. Incluso elegir directamente a algunos cargos públicos (como se hace en EEUU) donde los políticos colocan a sus amigos, para crear sus redes corruptas.
    Ideas se me ocurren muchas, pero creo que son imposibles de implantar actualmente. Si algo bueno tiene la crisis, si tanto sufrimiento mereciera la pena, es que cada vez será más fácil que la gente vote a partidos menos contaminados, que realmente quieran cambiar las cosas.

    Comentario escrito por gottlieb — 08 de septiembre de 2012 a las 6:24 pm

  13. #12 Perdona , nunca he destacado por mi sentido del humor y creo ver trolls por todas partes (paranoia)… Por cierto ¿has leido este artículo de El Pais? http://politica.elpais.com/politica/2012/09/08/actualidad/1347129185_745267.html creo que va al hilo de lo que expones.

    Comentario escrito por Iñaki — 09 de septiembre de 2012 a las 8:49 pm

  14. Es un poco sumario, aunque no se puede dejar de compartir eso de que antes de que los jefes de cada partido suelten la manija, España vuelve a la perra chica como moneda oficial….

    Comentario escrito por galaico67 — 09 de septiembre de 2012 a las 11:23 pm

  15. #13

    No lo conocía. Coincido bastante con el análisis y con la solución. Pero no tengo la misma confianza en los tecnócratas como Monti, que trabajó para Goldman Sachs (a los que el mismo autor critica duramente y con razón) en la época del ocultamiento del déficit griego. Además, si Rajoy/Rubalcava nos sacan del Euro, no existirían razones para enviarnos a un tecnócrata.
    Todo dependerá de que si la crisis sigue creciendo y el PP y el PSOE siguen perdiendo votos, en 10 o 20 años como poco, llegarán a no poder gobernar ni siquiera pactando entre ellos, a lo griego. Y si no recuerdo mal en Grecia, el partido más votado se lleva un regalo de 60 escaños, y aún así casi pierden el poder.
    Aunque predecir lo que pueda pasar dentro de 10 o 20 años, es imposible.

    Comentario escrito por gottlieb — 10 de septiembre de 2012 a las 9:40 am

  16. […] amables y fieles como Gallardón hasta entrañables abuelitas jubiladas como Esperanza Aguirre. Por no hablar de Pedro J., que seguro que tenía ya una homilía preparada, suplementaria para el lunes, con el fin de […]

    Pingback escrito por La izquierda española: o ETA o Pasok « La Página Definitiva — 22 de octubre de 2012 a las 1:18 am

  17. […] y todo lo que sea necesario para mantener un tema con vida todos los años que haga falta. Ya intentó cargarse a Rajoy hace unos meses, y hace unos años, y ahora vuelve. Lo sorprendente es lo alto de la apuesta. Pedro J., no sé si porque sabe que sus días en El […]

    Pingback escrito por Moviéndole el sillón a Rajoy (II). Bárcenas tira de la manta y Pedro J. dispara | Chapapote Discursivo — 09 de julio de 2013 a las 12:59 am

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, aunque no aparece publicada)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI