Apoteósico triunfo del Real Madrid

Al final el Madrid se alzó con la victoria en la jornada final de la Liga. Como siempre. Como debe ser.

Recuerdo el famoso Año del Centenario, el año pasado, en que el Madrid perdió tanto la Liga como la Copa del Rey en los últimos momentos. Algunos nos hicimos ilusiones y a puntito estuvimos de encargar unas camisetas «2002: año del Centenario», con los escudos de Valencia, Depor y Bayer Leverkusen. Al final los teutones nos fallaron, como diciendo «no sólo os damos fondos estructurales y de cohesión para que no tengáis déficit, a diferencia de nosotros, sino que además os regalamos Ligas de Champiñons siempre y cuando las gane el Madrid».

El Madrid es, sin duda, adalid de una nueva forma de hacer las cosas que resume el estado de la cuestión en nuestro país: ladrillos y camisetas, construcción y turismo, inmobiliarias y folklore. Los ladrillos sirven para meter en algún sitio a los que viven del, son espectadores de o vienen a ver, en su caso, las mayores realizaciones de nuestro folklore. El Madrid ha conseguido cerrar el círculo desarrollando una inteligente política de fichajes mediáticos que no necesita en el capítulo deportivo pero son muy rentables en los apartados de merchandising y publicidad, de tal forma que el Madrid ha conseguido reducir su dependencia de los contratos de televisión siendo el único equipo que probablemente los tenga asegurados.

Estos fichajes se consiguen, entre otras cosas, gracias a la fortaleza económica y política de su presidente, Florentino Pérez, uno de los principales prohombres del sector de la construcción, el sector económico español por antonomasia, junto al turismo, ambos derivados de la recia tradición de la Mesta, en la que se robaba suelo colectivo para intereses privados y se llevaba a las ovejas por ahí para que pastaran a gusto). Un hombre, en consecuencia, honrado a carta cabal, que consigue recalificaciones y contratos gracias no a sus espúreas relaciones con el poder político, sino a su buena fama entre nuestros representantes políticos, que lo reciben para hablar de asuntos que interesan a ambos pero, sobre todo, a España, claro.

¿Y el fútbol? Bueno, miren, si a alguien le importara de verdad el fútbol no veríamos la Liga española, sino los partidos que juego yo, eso sí que es un despliegue diario de diabluras, caracoleos en el área, solidez defensiva, visión de juego,… puro espectáculo.



6 comentarios en Apoteósico triunfo del Real Madrid
  1. Jeje, vieron ustedes ayer la horterada de fuegos artificiales y dems parafernalia.

    No se queden en la imagen simplista de las banderitas y fuegos.
    Ni en la imagen que dieron los periodistas al no poder entrevistar a los jugadores.
    Ni en las chorradas de empujar la proteccin de metacrilato como nios consentidos y mimados.
    Ni en el nclito Raulito discutiendo con un antidisturbio acerca de subirse a la fuente de marras o no.

    No, quedense con la imagen imponente y majestuosa de la grua de construccin que se vea en los planos de televisn que enfocaban a los fuegos artificiales. La vieron ustedes? Era acojonante. O acongojante, vayan a saber. Todo a oscuras, los fueguecitos artificiales iluminando tenuemenete la maravillosa grua de construccin en la que han basado sus negocios la comunidad autnoma de madrizzz (digo, el Reino de Espaa) y el Real Madrizz. Sintomtico.

    Comentario escrito por Angustiado — 23 de junio de 2003 a las 12:40 pm

  2. Jeje, vieron ustedes ayer la horterada de fuegos artificiales y dems parafernalia.

    No se queden en la imagen simplista de las banderitas y fuegos.
    Ni en la imagen que dieron los periodistas al no poder entrevistar a los jugadores.
    Ni en las chorradas de empujar la proteccin de metacrilato como nios consentidos y mimados.
    Ni en el nclito Raulito discutiendo con un antidisturbio acerca de subirse a la fuente de marras o no.

    No, quedense con la imagen imponente y majestuosa de la grua de construccin que se vea en los planos de televisn que enfocaban a los fuegos artificiales. La vieron ustedes? Era acojonante. O acongojante, vayan a saber. Todo a oscuras, los fueguecitos artificiales iluminando tenuemenete la maravillosa grua de construccin en la que han basado sus negocios la comunidad autnoma de madrizzz (digo, el Reino de Espaa) y el Real Madrizz. Sintomtico.

    Comentario escrito por Angustiado — 23 de junio de 2003 a las 12:41 pm

  3. Siento no haber visto la tele ayer (en cuanto el Madrid marc el 2-1 apagu) y haberme perdido la imagen de Ral discutiendo con los antidisturbios para que le dejaran subir a la Cibeles. Una razn ms que explica por qu es el hroe de los neonazis de ultrasur, con cuyos smbolos y banderas no duda en fotografiarse a la menor ocasin y que sumamos al entraable detalle de acompaar a Redondo para que recogiera en pleno terreno de juego una placa de manos de Ochata, lider de los pelaos ultras del Madrid, que por cierto tiene prohibida la entrada a cualquier recinto deportivo desde que lo sancion el Comit Antiviolencia (Floreen, Floreeen).
    Pero a lo que vamos hubo vandalismo contra el patrimonio histrico de la capital de espaa?, se impuso la voluntad del ms listo de la clase a la normativa vigente en materia de proteccin del patrimonio cultural?. Igual veo el telediario esta tarde.
    Y no hagan caso a Guillermo; su juego es tipicamente racial espaol: entradas a la altura del pubis, «voleas dirigidas» a 60 metros y nada de mariconadas como el dichoso «toque, toque y toque». Si le viera Clemente llorara de emocin.

    Comentario escrito por pablo — 23 de junio de 2003 a las 1:14 pm

  4. Buenas!!!
    lamentablemente ral («el ms listo de la clase», de la ESO?, si ello es cierto muy listo no debe ser) es el espejo en el que se miran el resto de (presuntos) alumnos. As nos va.

    Comentario escrito por toni — 23 de junio de 2003 a las 1:24 pm

  5. Yo slo os digo, a modo de informacin, que el sbado estuve todo el partido haciendo regates de calidad en el centro del campo (que no servan de nada, claro), organizando el juego en plan Brasil 82 y adems marcando el gol de la victoria, un ajustado 9-8. Recibo de la banda de espaldas a la portera y sin dejarla caer le hago un sombrerito al defensa, controlo el baln dentro del rea y suavemente, sin aspavientos, la coloco a media altura ajustada al palo izquierdo. Si eso no es caviar en estado puro que venga El ms listo de la clase y lo vea.

    Comentario escrito por Guillermo Lpez — 23 de junio de 2003 a las 1:33 pm

  6. Es interesante un artculo de hoy del mundo (ediciin impresa): el madrid mirando a japn para vender camisetas y el Bilbao mirando a Bermeo…

    Comentario escrito por Cosimo — 23 de junio de 2003 a las 4:58 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.