Fusión Antena 3 – La Sexta: eliminando la herencia de ZP

Desde que PRISA, asfixiada por las deudas, vendió Cuatro a Tele 5, quedó claro que las otras dos grandes cadenas privadas, Antena 3 y La Sexta, estaban abocadas a entenderse. La crisis económica, la caída de la facturación publicitaria y la concentración de los ingresos en las cadenas de mayores audiencias prácticamente les obligaba a ello, si querían sobrevivir.

Ya lo hemos comentado en otras ocasiones: en su día, en 2005, el Gobierno socialista decidió ampliar el número de licencias analógicas como vía para colar de rondón a “sus” grupos mediáticos (PRISA y Mediapro) en el mercado televisivo. Previamente, el Gobierno Aznar le había concedido licencias de TDT (con la idea de que pasasen a emitir varios años más tarde) a sus también amigos de Vocento (ABC) y Unidad Editorial (El Mundo).

La perspectiva que da el tiempo muestra, con claridad diáfana, que unos y otros fueron regalitos envenenados: las nuevas cadenas de TDT, de ámbito local, autonómico y nacional, nunca han sido –ni remotamente- rentables, y su nivel de influencia es minúsculo (con decir que la TDT más potente es Intereconomía y su 1,5% de audiencia lo decimos todo). Y las nuevas cadenas de TV analógica, aunque sí que lograron audiencias importantes, lo han hecho a costa de endeudarse muchísimo.

Una organización mínimamente lógica de la oferta audiovisual debería haber llevado a una fusión entre Cuatro y La Sexta: cadenas con una línea informativa similar (donde la principal diferencia en los buenos tiempos era que, para Cuatro, ZP era bueno, y para La Sexta, buenísimo), con un target de edad parecido (quizás algo más joven La Sexta) y que, además, compartían el espectáculo televisivo definitivo: los derechos del fútbol.

Pero la clave de la discordia estuvo, como siempre, en el fútbol: ni matices ideológicos, ni ser más ZPterista que el mismo ZP, ni leches. Aquí lo que provocó el follón entre ambas cadenas era ver quién se quedaba el chollo del fútbol. Como siempre que esto ocurre, la guerra acabó aportando una cantidad desmesurada de dinero a los clubes de fútbol, arruinando a las televisiones, y después arruinando más aún a los clubes, que se lo gastaron todo por adelantado “en previsión de que ganemos la Champions 25 años seguidos con el equipaso que hemos hecho a golpe de talonario”.

Por separado, tanto las televisiones como los clubes de fútbol son máquinas de gastar dinero. Conjuntamente, ni siquiera una Administración que contratase todos sus congresos con Iñaki Urdangarín sería capaz de endeudarse más que dos televisiones compitiendo por los derechos del fútbol.

Por eso, cuando PRISA se vio obligada a deshacerse de Cuatro, no lo hizo fusionándolo con La Sexta, sino que se la vendió a quienes tenían dinero para quedársela: Tele 5. Y Vasile, que seguro (ahora no me acuerdo) que en su día diría que claro que iban a respetar la especificidad de Cuatro, sus contenidos genuinos e irreductible independencia, y bla, bla, bla, tardó un par de meses en convertirlo en una especie de marca blanca de Tele 5.

Se supone que en el pacto Antena 3 – La Sexta no ocurrirá igual, y que, a pesar de las condiciones de la absorción (en la que Antena 3 tendría entre un 86% y un 93% de la sociedad resultante), se mantendrá la independencia editorial de La Sexta. Sería una suerte que así ocurriese, sobre todo para preservar algunos programas realmente meritorios de esta cadena (estoy pensando en Salvados y sus entrevistas a señoritos andaluces medievales), y también sería una decisión inteligente.

Ante la marea azul, la audiencia de La Sexta sólo puede subir. Sobre todo si la alternativa es una marca blanca de Antena 3. En este último caso, la cosa volvería definitivamente a los años 90, con dos grandes televisiones privadas y una pública. Además, una TV de pago (Canal + / Digital +), las autonómicas (a la espera de ver qué hace el PP con ellas) y una serie de televisiones friquis que no ve nadie (las locales ilegales de los 90 / la TDT).



6 comentarios en Fusión Antena 3 – La Sexta: eliminando la herencia de ZP
  1. Esta frase es genial:

    Como siempre que esto ocurre, la guerra acabó aportando una cantidad desmesurada de dinero a los clubes de fútbol, arruinando a las televisiones, y después arruinando más aún a los clubes, que se lo gastaron todo por adelantado “en previsión de que ganemos la Champions 25 años seguidos con el equipaso que hemos hecho a golpe de talonario”.

    El mejor resumen que he leído sobre la guerra del fútbol.

    Comentario escrito por Dasoman — 14 de diciembre de 2011 a las 10:36 pm

  2. Sinceramente, tengo miedo de lo que pueda pasar con la TV en este país (¡Cómo si no tuviéramos ya!)…

    Comentario escrito por Asensio — 15 de diciembre de 2011 a las 12:59 am

  3. # A mí lo qu eme da miedo es lo que peuda pasar con LPD; entre el artículo de Urdangarinoak y esto:

    “Por separado, tanto las televisiones como los clubes de fútbol son máquinas de gastar dinero. Conjuntamente, ni siquiera una Administración que contratase todos sus congresos con Iñaki Urdangarín ”

    me va a dar mucha lástima cuando la fiscalía cierre esta página por el bien de nuestra democracia…

    Comentario escrito por Nacho Pepe — 15 de diciembre de 2011 a las 1:00 pm

  4. A mi salvados no me gusta, pero hay personajes que tan solo hay que ponerles un micro delante y dejarles hablar para que se retraten. nosotros no somos ricos, me hubiera gustado vivir en el medievo, o tu o yo nada de demandas.. en fin

    Comentario escrito por lalo — 15 de diciembre de 2011 a las 1:11 pm

  5. #3 Señor Fiscal, lo que dice el artículo es que Urdangarin ha sabido cumplir con creces la función constitucional de simbolizar a España.

    Del artículo, una pregunta: ¿Hay algún precedente en una democracia occidental de un movimiento de esa magnitud asociado a un cambio electoral en un período tan corto de tiempo?

    Comentario escrito por popota — 15 de diciembre de 2011 a las 3:24 pm

  6. Es una pena que Planeta vendiera su participación de Avui, ya que entonces solo le faltaba Gara para ser completamente multiideológico: A3, la 6, Onda 0, La Razón…

    Comentario escrito por alfonsotwr — 15 de diciembre de 2011 a las 9:17 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.