Pedro J. Ramírez, director de “The Times”

Sigma Dos es una empresa demoscópica que trabaja para el diario El Mundo prácticamente desde la fundación del periódico en 1989. Sin embargo, una vez cada cuatro años, Sigma Dos hace una excepción. Es tal su prestigio, tantos los medios internacionales que se agolpan a sus puertas, dispuestos a contratar carísimos sondeos para saber qué puede ocurrir en las Elecciones Generales, que en Sigma Dos, ante las presiones, deciden, excepcionalmente, realizar alguna encuesta en el extranjero.

El medio seleccionado, en 2008 y 2011, ha sido el diario inglés “The Times”, que ha publicado sendas encuestas de intención de voto de indiscutible interés para sus lectores. Y quiere la casualidad que, en ambos casos, difundieran la encuesta en la última semana de campaña electoral, es decir, justo en el período en el que la legislación española prohíbe difundir encuestas. ¡Menos mal que en El Mundo se hicieron eco, en 2008 y ahora, de la encuesta encargada por The Times a Sigma Dos!

En efecto, Pedro J. nos ha comunicado en su cuenta de Twitter que dicha encuesta existe, que le da veinte puntos de ventaja al PP sobre el PSOE, y que IU y UPyD obtienen muy buenos resultados. Y, de paso, pregunta qué opinamos sobre los resultados de la encuesta, así como sobre la legislación vigente.

pedroj1.jpg

 

pedroj2.jpg

pedroj3.jpg

Como el sondeo está publicado en la versión de pago de The Times, resulta muy difícil acceder a él, de manera que tenemos que fiarnos de los datos que nos pasa el director de El Mundo, fiel lector de The Times desde hace décadas, y que seguro que se quedó tan sorprendido como nosotros cuando vio publicada una encuesta de Sigma Dos en un periódico distinto del suyo; ¡y además inglés! (Me imagino la cara de estupor de Pedro J., mientras musita un casi imperceptible “oh my God!” y el monóculo se le cae a la taza de té).

En 2008, hay que decirlo, El Mundo The Times se lo curró mucho más. Publicó su encuesta (que desvelaba el sorprendente crecimiento final del voto favorable al PP, hasta tal punto que prácticamente empataba con el PSOE: ¡la victoria ya se rozaba con la punta de los dedos!) en abierto, en Internet, para que todo el público pudiera consultarla. El Mundo, siempre atento, le dedicó una noticia en su portada y puso un enlace a la información original (hoy desgraciadamente desaparecida), en la cual se agolparon cientos de comentarios verdaderamente dignos de encomio, del estilo de “I am Rosita, from Citi Royal, and I thing that Zapatero is ETA”.

En 2008 también se apuntó al carro de la difusión de encuestas publicadas en el extranjero el Periódico de Catalunya, en este caso de forma menos sutil: El Periòdic d’Andorra, del mismo grupo (pero publicado en otro país orgullosamente independiente, el Principado de Andorra), difundió diversas encuestas a lo largo de la última semana de campaña, todas y cada una de las cuales eran después referenciadas por el Periódico de Cataluña.

Todos estos rodeos sirven para eludir la legislación española, que prohíbe publicar encuestas (pero no, en cambio, hacerlas para consumo interno, como de hecho continúan haciendo los partidos) en los cinco últimos días de campaña. Dicha legislación, conviene aclararlo, es absurda. Su existencia viene motivada por impedir que los sondeos de opinión pudieran perturbar los resultados electorales. Pero, siguiendo este argumento, debería prohibirse la publicación de cualquier sondeo, pues es evidente que los sondeos influyen en la intención de voto del electorado, aunque los publiques quince días antes de las elecciones. Y, además, al permitir que se sigan haciendo sondeos de consumo interno, lo que se propicia es que se difundan todo tipo de rumores, informaciones sesgadas, etc., en los últimos días de campaña. Todo lo cual, por supuesto, tampoco debería justificar estos excéntricos pedrojotismos, consistentes en publicar sondeos en Inglaterra para difundirlos en el terruño.



11 comentarios en Pedro J. Ramírez, director de “The Times”
  1. El primer tweet lo deja claro: Pedro J. piensa que sus seguidores son gilipollas.

    Comentario escrito por Dasoman — 17 de noviembre de 2011 a las 11:58 am

  2. A mí la prohibición de publicar encuestas me parece una majadería por muchísimas razones, pero por si hace falta alguna más ahí va otra: es una de esas normas que sólo perjudica a quienes les respetan.

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 17 de noviembre de 2011 a las 12:23 pm

  3. Para estas elecciones las encuestas son como las porras para discernir si en un partido de fúmbol va a ser 4-0 o 5-0… La ley esta es tan estúpida como la jornada de reflexión, aprox.

    Comentario escrito por The Disruptive — 17 de noviembre de 2011 a las 12:49 pm

  4. pedro j, siempre tan respetuoso con la ética y las reglas del juego, dando ejemplo una vez más

    conste que la norma me parece bastante sin sentido

    Comentario escrito por pescadilla — 17 de noviembre de 2011 a las 12:50 pm

  5. Tweet donde avisa que dará noticias, dos.

    http://twitter.com/#!/pedroj_ramirez/status/136901884060504065

    Primer Tweet noticia donde pide voto para el PP.

    http://twitter.com/#!/pedroj_ramirez/status/136928224688095232

    Segundo Tweet noticia donde dice que han subido un sondeo en The Times.

    http://twitter.com/#!/pedroj_ramirez/status/136927612663635969

    Luego vienen los tweets que usted menciona, todo muy casual.

    Comentario escrito por hc — 17 de noviembre de 2011 a las 2:21 pm

  6. la prohibición de publicar encuestas es de lo más estúpido existiendo internet.

    Comentario escrito por aalbar — 17 de noviembre de 2011 a las 3:43 pm

  7. si que es bastante estupido existiendo inet,pero tiene un remedio sencillo sancionar a las empresas que realicen sondeos que se publiquen en la semana anterior a las elecciones.

    Se puede discutir o no el sentido de la norma, pero como siempre pedro j dando el cante, con los años se esta volviendo mas amarillo, mas demagogo y mas conservador.

    No uso twitter pero he leido algunos de sus tuits, y no se puede ser mas demagogo y manipulador

    Comentario escrito por lalo — 17 de noviembre de 2011 a las 4:46 pm

  8. Más rancio, en definitiva. Y cobarde. Lo de “me cuentan unos tuiteros” es rastrero hasta decir “basta”. ¿Qué pasa, que el autoproclamado defensor de la libertad de prensa tiene miedo de que lo empaqueten por violar la ley? Señor, qué día…

    Comentario escrito por Otis B. Driftwood — 17 de noviembre de 2011 a las 8:04 pm

  9. jaaaaaaaaa jajajaaj
    jaaaaaaaaa jajajaja
    Qué cara más dura.

    Comentario escrito por Jusué — 18 de noviembre de 2011 a las 2:53 am

  10. Estos últimos días los medios de comunicación están siendo muy sutiles acojonando a la gente conque estamos a las puertas del infierno, debido únicamente al satanás zp, y que menos mal que, a partir del lunes, moisés rajoy nos guiará hasta la tierra prometida si zp no lo estropea durante el mes de transición hacia la luz.

    Comentario escrito por menipo — 18 de noviembre de 2011 a las 2:36 pm

  11. Se os ha olvidado añadir un pequeño detalle. El Mundo y The Times tienen una relación fluida que incluye intercambios comerciales. De hecho, es frecuente ver artículos publicados en el Mundo que originalmente proceden del diario británico. Otro detalle curioso es que los corresponsales tanto de El Mundo como de Expansión en Londres tienen un hueco en el edificio que posee The Times en Londres, y lo mismo ocurre con los corresponsales británicos del mismo grupo en el edificio de Unidad Editorial en Madrid.

    Comentario escrito por Oscar — 24 de noviembre de 2011 a las 12:47 am

Comentarios cerrados para esta entrada.