Cajamadrid, según Jesús Cacho

Cada vez está más divertido el follón de Cajamadrid. Como decía Enric Juliana (citado por Popota en un comentario, y así nos citamos a nosotros mismos, en plan imperialista), parece que Rajoy está en crisis perpetua, y a la mínima la derecha mediática le asesta unos mandobles que cualquiera diría que Rajoy redacta su carta de dimisión todas las mañanas, por si acaso.

En realidad, todo apunta a que Rajoy ha ganado la batalla, aunque, evidentemente, con cierto coste a efectos internos, rápidamente enjugado por lo mucho que odian en el PP a Aguirre. Pero, como Rajoy, mayormente, no tiene apoyos mediáticos dignos de tal nombre, y como, además, el akelarre que supuestamente veríamos en el Comité Ejecutivo del martes no ha sido para tanto (con Aguirre pasando de todo y Cobo mucho mejor tratado que el pobre “Ric” Costa), ya está comenzando la corriente reinterpretativa que permita dejar a Rajoy en mal lugar o, al menos, sacar de dicho lugar a Aguirre.

De esta corriente reinterpretativa lo mejor de lo mejor es, sin duda, el texto perpetrado por el insigne Jesús Cacho, siempre raudo a denunciar los síntomas de felipización de la sociedad. Cacho defiende que a Rajoy le han hecho un sandwich entre Rato y Gallardón para arrebatarle el poder (pero, señor Cacho, ¿no es eso, precisamente, lo que trata de hacer Aguirre?). ¿Y quién está detrás, moviendo los hilos, dispuesto a colocar a sus adláteres al frente del PP? Sí, amigos, lo han adivinado: detrás de todo está PRISA:

Enfrentado Cebrián a un horizonte de quiebra a plazo fijo del Grupo, y tras salvar el match ball que hubiera supuesto para él la operación con Mediaset (su cabeza en la guillotina de Berlusconi), Matías dio la solución en forma de operación a tres bandas: Rodrigo Rato a la presidencia de Caja Madrid; Ruiz-Gallardón entronizado como referente de la derecha española y en pista de lanzamiento para alcanzar La Moncloa a plazo fijo, y paños calientes con un Rajoy al que, en su papel de mero instrumento, tendremos que apretar sin ahogar hasta el momento en que decidamos decretar su muerte indolora.

PRISA, que no tiene ni media hostia, al parecer, para quedarse con los derechos del fútbol, que ni siquiera parece que esté erosionando al Gobierno, los suyos, con la eficacia que cabría esperar de su enorme poder y falta de escrúpulos, domina el PP, en cambio, como la palma de su mano. El PP felipista, de la beautiful o aspirantes a tales.



4 comentarios en Cajamadrid, según Jesús Cacho
  1. Podrías haber juntado esto con tu último comentario de grandes series y tratar de hacer la analogía entre JJ Abrams y Jesús Cacho.
    Por lo demás podría dedicar un rato a desmontar con argumentos las teorías de Cacho, pero francamente, seria como pegar a un viejo (que no fuera Clint Easwood).

    Comentario escrito por BunnyMen — 05 de noviembre de 2009 a las 10:10 am

  2. Bunny… ni Chuck Norris!

    Comentario escrito por jordimercado — 05 de noviembre de 2009 a las 4:56 pm

  3. Bien por Cacho, veo que no soy el único que ve algo raro en la coincidencia en que de repente se “muera” Polanco y, al mismo tiempo, aparezca un negro que nadie sabe de donde ha salido y se haga con la presidencia de los USA. ¿Demasiadas coincidencias no?

    Comentario escrito por popota — 05 de noviembre de 2009 a las 5:37 pm

  4. and de winner is Rodrigo Rato!

    Comentario escrito por jordimercado — 06 de noviembre de 2009 a las 10:22 am

Comentarios cerrados para esta entrada.