The Chapapotist Papers: antiguos artículos

Como algunos de Ustedes recordarán, este blog es bastante veterano para los cánones españoles en la materia. Nació hace más de cinco años, en junio de 2003. En aquella época este blog (así como los demás blogs que abrimos en LPD) utilizaba Movable Type, una herramienta de publicación que en 2003 era lo más. Por desgracia, la conjunción de un torrente perpetuo de spam con un servidor de Internet profundamente incompetente nos dificultó paulatinamente más el publicar en el blog, y para Ustedes resultaba a veces incluso más frustrante (dado que a menudo el formulario de publicación de comentarios dejaba de funcionar).

Así que en el verano de 2006, cuando, merced a la amabilidad y paciencia infinitas de nuestra webmaster, decidimos convertir LPD (entonces editada en un HTML “de toda la vida”, es decir, con un toque años 90 persistente) en un blog (aunque, eso sí, manteniendo el cutrediseño de los años 90), tanto la propia LPD como los distintos blogs asociados pasaron a publicarse en WordPress, un sistema que ya entonces comenzaba a ser “lo más” (y ahora es lo más de lo más, sin discusión).

Las cosas han funcionado mucho mejor, en lo tecnológico y en la “usabilidad” (concepto particularmente metrosexual que viene a significar “es fácil”) de los blogs, desde entonces, pero Movable Type nos deparó un último regalito de despedida. Al pasar los artículos antiguos al nuevo blog en WordPress, todos los acentos, eñes, comillas, apóstrofes, puntos suspensivos, signos de exclamación e interrogación, etc., se convirtieron en este repugnante símbolo: �. Además, todas las imágenes y vídeos y muchos enlaces, por efecto del sutil cambio de dirección web (de “weblog” a “weblogs”), se habían perdido (he recuperado la mayoría, aunque en algunos casos he tenido que reescribir los posts para ajustarlos a “un nuevo mundo sin imágenes”).

En fin, la cosa ha llevado tiempo (más de dos años), pero por fin me he puesto a trabajar en ello y he limpiado de porquería los 97 artículos del antiguo blog (una labor, se lo aseguro, particularmente desagradable). Lo que era ilegible vuelve a ser legible (o, al menos, legible en la medida en que lo era antes), salvo los comentarios, donde el problema de los acentos persiste (mi capacidad de sufrimiento con el trabajo mecánico voluntario tiene un límite).

Ello me ha permitido, además, releerme de nuevo años después, en plan ególatra. La verdad, hay textos que no han envejecido muy bien (el dilema de la madurez: uno no se da cuenta de que madura y cree que ha sido siempre igual, pero luego echa la vista atrás y se da cuenta de cómo ha cambiado; en este caso, espero, para bien), aunque otros aguantan el tipo con cierta solvencia (al menos no me parecen peores que los que escribo ahora), y otros, por último, son claramente mejores, más divertidos e imaginativos que la mayoría de lo que publico ahora aquí o en LPD (la madurez, desgraciadamente, no sólo es un proceso de mejora).

Si sienten curiosidad, pueden revisar las cinco categorías en que dividí todos los artículos del antiguo blog: política, medios, cultura, deportes y personal. En líneas generales,  y por destacar algo, me permitiría recomendar algunas de las series de artículos que publiqué entonces (y que, sorprendentemente, logré medio acabar), en concreto:

– La serie “Friquismos”, con tres ámbitos de interés particular – obsesiones: Ciencia ficción, Historia y Cómic.
– La serie sobre el Tour de Francia, en cuatro partes: “Perico se queda“, “La consolidación de un mito“, “Los años de Induráin” y “La llegada del Indigno” (Amstrong).
– “Cómo hemos cambiado”, una especie de revival que constata el patetismo de los ochenteros, en tres partes: “Recreativos de ayer, de hoy y de siempre“. “Del fúrgol al furgolín” y “Del fútbol-calle al fútbol-marketing“.



6 comentarios en The Chapapotist Papers: antiguos artículos
  1. Eres un perro nostalgico y te odio por ello!

    He leido algunos comentarios que escribi allá por el 2003 y me he vuelto a emocionar como una niñata ojeando la SuperPop!!

    Sobre todo con este que hice acerca del patetismo ochentero…

    “El dia perfecto…
    (pequeño ejercicio de nostalgia)

    Despertarse sin despertador, desayunar un Cola-Cao con Galletas Maria, ir al cole con tu mochila Perona nueva, el estuche galactico con miles de lapices, rotuladores y el Boli de 10 colores, pasar por el kiosko y comprar 3 sobres de cromos de la coleccion Coches 85 y ver como te han salido los 3 mas buscados, una mañana sin Matematicas, en el recreo deglutir un bocadillo de Jamon y Queso mientras juegas de carrilero izquierdo, volver a casa y mientras ves los dibujos, zamparte el plato de Lentejas que tu madre ha preparado, volver al cole mientras saboreas tu chupachup Kojak relleno de chicle, clase de gimnasia de primero, en la segunda y ultima hora de la tarde te dicen que el profesor no ha venido y te dejan un balon con el que jugar a futbito, sales del cole a toda pastilla para llegar de nuevo a casa y merendarte el bocadillo de Nocilla, despues la Libertad absoluta: Jugar a Baloncesto hasta que se ponga el sol, escondite por la barriada, meterte en la Biblioteca a leer Tintines hasta que te echen, ir al colegio rival a romper las porterias, llenar globos de agua y montar batallas campales que ni Stalingrado…volver a casa a las 20:00 con unos chorritones de sudor negros, ponerse en remojo durante media hora en la bañera, cenar filete empanado y patatas fritas, a la piltra sin dilacion, coger el sueño con el Super-Humor especial SuperLopez…, mañana sera sabado, vendra un colega a casa y se traera sus clicks de Famobil y el Barco Pirata…y juras por lo mas sagrado que te tragaras la Bola de Cristal de principio a fin!”

    Snif, snif…con 32 años y sigo pensando lo mismo.

    ¡Que asco damos!

    Comentario escrito por Garganta Profunda — 28 de enero de 2009 a las 12:30 pm

  2. A ver si se anima Álvarez y resucita, o al menos embalsama, Me Tenéis Contento. Tengo un libro electrónico y juro que leería estas cosas más contento en el metro que el 90% que lo que se publica por ahí, o que el 100% de lo que se ve en escaparates y mostradores de bestsellers de las librerías.

    Comentario escrito por AnonymousCoward — 28 de enero de 2009 a las 2:27 pm

  3. Menudos trabajos habéis debido pasar para esta recuperación, ni Hércules, oiga.

    Comentario escrito por abobriga — 29 de enero de 2009 a las 11:18 am

  4. Yo empecé en Bloc de Anillas quitando el spam, y se me ha hecho tan cuesta arriba que llevo meses. Después llegará el turno de corregir los textos. Lo que no garantizo es corregir los comentarios. Estará listo en los próximos tres años. Cuatro a lo sumo.

    Comentario escrito por Alfredo MG — 29 de enero de 2009 a las 1:22 pm

  5. Dios, cuántos recuerdos al desempolvar estos artículos. Tienes ahí varios años de tu vida, Guillermo…

    Por cierto, me gustaría que De la Fuente dejase de hacer el perro y retomase su bitácora.

    Abrazos

    Comentario escrito por José Ricardo — 30 de enero de 2009 a las 11:33 am

  6. Querido Guillermo,

    el otro día en una cena, cuando llevaba unas copitas de más, me pregutaron por los mejores profesores que había tenido en mi vida, y entoncees no pude evitar nombrar a tu padre.

    Dio la casualidad de que uno de los que estaban en la cena te conoce y me dio esta dirección. Así que me he metido para ver si es verdad eso de que “de tal palo tal astilla”, y… parece ser que sí…
    Te iba a dejar el comentario en la entrada de la revista bostezo, porque las otras entradas me quedan demasiado grandes. (La revista la tengo, me parece buenísima y necesaria, y me he encontrado en alguna ocasión con los que la llevan porque Valencia es tan pequeña que acabamos todos en el mismo círculo).

    Nada, no sé ni por qué te estoy dejando este comentario porque no quiero decir quién soy. Sólo decirte que te envidio por tener un padre como el que tienes, y que enhorabuena por el blog.

    Un beso.

    Comentario escrito por Dendrita — 06 de febrero de 2009 a las 9:19 am

Comentarios cerrados para esta entrada.