Fedeguico lo ha vuelto a hacer

Puede que ninguno de Ustedes lo recuerde a estas alturas, pero hasta hace unos años existía un engendro denominado Servicio Militar Obligatorio cuya único objetivo era comunicar a los reclutas una gran verdad: “El enemigo no es tonto”, atávico consejo de los oficiales al mando en toda maniobra que se precie. Pues bien, el Enemigo, el Gran Rompedor de España, el hombre que no tiene abuelo, en resumen, ZP, puede ser demagogo, impresentable, etc., pero no es tonto. O al menos, desde luego no es tan tonto como para tirarse a la piscina sin que ésta tuviera agua.

Ya asistimos recientemente a cuatro meses de pildoritas concentradas “España se rompe” con el absurdo asunto del Estatut: ZP iba a romper España en 17 hechos diferenciales, ZP entregaba España a sus mayores enemigos, ZP es rehén del compendio de lisensiados intelectualillos de medio pelo que conforman ERC, etc. Y al final, tras el paripé, todo queda en agua de borrajas y se aprueba un Estatut con la oposición del PP y ERC, excelentes compañeros de viaje si de conseguir votos con el argumento “¡que viene ERC!” o “¡Que viene el PP!” se trata.

Lo de ETA era mucho más claro, y por ende más absurda la reacción del PP y adláteres. Porque está claro que si estas cosas pasan cuando mandan los otros es una putada tremenda, que casi todos los réditos electorales se los va a llevar el enemigo, que los méritos del PP en la lucha antiterroristas quedan subsumidos en la sonrisilla seráfica de ZP “el que acabó con ETA”, y tal (lo mismo le pasó a John Major con Blair: Major hizo casi todo el trabajo y Blair puso la sonrisilla). Pero en estos casos lo que hay que hacer, y además no hay más remedio que hacerlo, es intentar salir en la foto lo máximo posible, enfatizar lo contentos que estamos todos por la feliz noticia y cuánto apoyamos todos al Gobierno al que le ha tocado la lotería. Sobre todo si en fechas recientes en que el PP ocupaba el Gobierno le tocó vivir exactamente la misma situación.

En cambio, el PP lleva meses y meses ahondando en su camino a ninguna parte, defendiendo animaladas como la renuncia a cualquier forma de negociación, como diciendo “este ZP es imbécil y no sabe dónde se mete”. Y ahora reciben los réditos de tanta clarividencia: el PP acabará siendo no el partido que consiguió dejar a ETA en un estado de debilidad definitivo, sino el partido que utilizó obscenamente a ETA como herramienta electoral en cualquier circunstancia y, además, sin ningún tino, para acabar quejándose de que los muy cabrones de ETA entren en proceso de disolución. Qué se habrán creído, a este paso España se nos rompe en cuatro días. De hecho, y por si quedaba alguna duda sobre las motivaciones de ZP “el tonto”, parece claro que, dadas las características de la oposición del PP en estos dos años, todo el paripé de irresponsabilidad desplegado por ZP en plan “huy que ETA va a declarar una tregua” desde hace meses se debía, exclusiva o principalmente, a la certidumbre de que la reacción del PP iba a ser tan desquiciada como era previsible. Y en esas estamos, con ETA rindiéndose para romper España mientras nuevamente todo el arco parlamentario se congratula de ello salvo los dos únicos defensores de España que quedan en él: el PP y ERC, muy jodida porque ETA ya no declare treguas exclusivas “sólo para Cataluña” como hacía en los buenos tiempos.

PD: Créanme que lamento mi última y más prolongada incomparecencia. También lamento, por qué no decirlo, que el sistema de comentarios de los blogs lleve meses sin funcionar. El caso es que cada vez que lo activamos nuestro servidor web nos cuelga LPD en su conjunto con el peregrino argumento de que los comentarios de Spam colapsan sus servidores. Vamos, que tenemos el servidor más metrosesuá que nunca se haya visto.



No hay comentarios en Fedeguico lo ha vuelto a hacer

Nadie ha dicho nada aún.

Comentarios cerrados para esta entrada.