El “efecto Borrell” en el PSOE

Que yo recuerde, la primera vez en mi vida que me planteé votar al PSOE fue cuando Borrell dio la sorpresa y se impuso a Almunia en las primarias de 1998. Previamente, habíamos pasado 14 años de felipismo, yo era lo único que conocía, y cuando tuve ocasión de votar no lo hice por Felipe, de quien estaba cansado… ¡ya entonces! ¡Imaginen lo que me cansa ahora!

En 1996 Aznar vence a González por un misérrimo 1,5% de los votos, suficiente para gobernar. Aznar tiene que decir que habla catalán en círculos íntimos, que el catalán es para él una de las expresiones más perfectas del lenguaje, que le encanta la poesía catalana, … Por un lado, indicativo de la condición misérrima y patética del personaje, capaz de cualquier cosa con tal de alcanzar el poder. Por otro… ¡indicativo de la claridad de ideas y objetivos de la derecha española, capaz de cualquier cosa con tal de alcanzar el poder! Un año después, 1997, Felipe dimite, y en un Congreso Federal de los de antes, con todo atado y bien atado de verdad, sin chapuzas, Felipe dice quién debe ser su sucesor: Joaquín Almunia.

Como siempre, como casi todos los líderes políticos españoles, Felipe busca un sucesor lo suficientemente gris y manejable para que nunca, nunca, nunca pueda hacerle sombra. Pero tan clamoroso era que Almunia era Secretario General del PSOE por el divino dedazo de Felipe que el propio Almunia decide montar unas primarias (que acababa de poner de moda el Partido Socialista Francés) para elegir al candidato a La Moncloa.

La idea era, evidentemente, que Almunia legitimase su poder en el PSOE. Pero para hacerlo necesitaba un rival creíble. Y ese rival no era otro que Josep Borrell, joven ministro de Felipe González, antes de ello Secretario de Hacienda que se hizo famoso por perseguir a esos simpáticos famosos que no pagaban un duro porque, joder, eran famosos, y así dar ejemplo (Borrell persiguiéndolos, no los famosos).

"Si cada español me diera una peseta...", los problemillas de Lola con el fisco se habrían solucionado ipso facto. No funcionó

“Si cada español me diera una peseta…”, los problemillas de Lola con el fisco se habrían solucionado ipso facto. No funcionó

 

Con verbo ágil, inteligente, pedante, vanidoso, Borrell llamó la atención desde el principio, y más aún por su ocasional autonomía de criterio (“independencia” sería mucho decir) frente a algunos de los principios fundadores del felipismo. Además, Borrell es catalán, del PSC, pero más español que Rajoy, si es que eso es posible (quería referirme a un españolismo sosegado, apacible, no necesariamente ligado con la caspa, y el mejor ejemplo actual que se me ocurre es… Rajoy. Bueno, y Vicente del Bosque, que viene a ser lo mismo).

Total, que Borrell se presenta y, a pesar de las múltiples y obvias zancadillas del aparato del PSOE, y de cosas tan extraordinariamente chungas como que Felipe escriba una Tribuna en El País el día anterior a las primarias para pedir el voto por Almunia, que tiene “la mirada limpia”, el catalán da la campanada y vence, y además con bastante claridad (más de 20.000 votos de diferencia). Pero Almunia sigue como secretario general, en una bicefalia que nunca funcionó, con Borrell como candidato del PSOE, pero más o menos igual de marginado que antes.

Borrell acojona inicialmente al PP, que acaba de llegar a La Moncloa. Algunas encuestas dicen que el PSOE se pone por delante, pero en el primer debate parlamentario se lía con el criterio de caja y de devengo (recuerden: vanidoso y pedante) y la cosa se desinfla un tanto.

Pero, por si acaso, allí estaba El País, poco antes de las Elecciones Autonómicas de 1999, para inventarse un “terrible escándalo” de algunos excolaboradores de Borrell en la Agencia Tributaria (que afectaba más a su exmujer que al propio Borrell). En fin, ya saben cómo es el diario global en español: titular diario en portada hasta que consiguen lo que se proponen. Como entonces El País pintaba algo e incluso había gente que lo leía y tenía en cuenta su opinión, Borrell dimite, le sustituye Almunia y obtiene un lamentable resultado en las Elecciones Generales de 2000, la de la mayoría absoluta de Aznar: 125 diputados (¡apenas un 50% más que los que tienen ahora!).

Todo este rollo para contarles que a mí Borrell me ha caído siempre muy bien. Me parece un tipo inteligente, con conocimientos y capacidad para gestionar. Y eso, que ya era mucho en 1997, me parece un filón en 2016, visto lo visto. Sobre todo, visto lo visto en el PSOE. Cuando Borrell ha comenzado a sacar la patita en los medios, la verdad es que he pensado que si acaba lanzándose al ruedo, tal y como está ahora el PSOE, tiene bastantes posibilidades (aunque es muy posible que esto lo piense por mi melancólico recuerdo sentimental vintage-noventero).

Como Borrelieber, hago oídos sordos a los cantos de sirena de los listillos de Twitter que censuran a Borrell por lo del pufo de Abengoa (era miembro del Consejo de Administración, ya saben: socialista, pero con sillón). Vale, la empresa quebró, y dejó un gigantesco agujero. Pero, listillos de Twitter, es un poco absurdo que acuséis a Borrell del hundimiento de Abengoa y digáis, al mismo tiempo, lo que es notorio para cualquiera que sepa cómo funcionan las puertas giratorias esas: que Borrell pasaba de todo y sólo iba (y no siempre) a cobrar.

De todas maneras, como listillo de Twitter que soy, hay una gran verdad de la que hemos de ser conscientes: nada de lo que digan los listillos de Twitter tiene la más mínima importancia ni repercusión, salvo que sea un concursante de GH o similar quien lo diga. Miren Ustedes la reacción de los votantes socialistas a las apariciones de Borrell en la tele, miren, y verán ahí sus verdaderas posibilidades. Pasen de los listillos esos, que nunca votarían al PSOE, y sus comentarios sobre que Borrell es un “viejo” y que vaya renovación. ¡Si se trata justamente de eso, coño! ¡De poner a alguien de la vieja guarda con algo en la cabeza, tras constatar lo que dan de sí los jóvenes Vacíos y Susanazas!

Yo supongo que Borrell, a sus 70 años, al final pasará de meterse en líos, o como mucho buscará recuperar visibilidad para apoyar a algún candidato de los del No a Rajoy (el propio Sánchez, probablemente). Pero si se presentara, y ganara, creo que sería muy bueno para la izquierda de este país. Porque no comparto esa idea de que el PSOE es la lacra de la izquierda y cuanto antes desaparezca, mejor. La izquierda tiene sentido, ante todo y por encima de todo, si tiene posibilidades de gobernar y ahí, muy de vez en cuando, mucho menos de lo que marcaban las expectativas… contribuye a cambiar las cosas.

La Izquierda Auténtica, que por otro lado no es que sea mucho mejor que la falsa izquierda del PSOE, nunca se ha comido, ni se comerá, un torrao. Y como PABLO ya se está encargando de garantizar que los votantes del núcleo duro del PSOE jamás se quieran ir a Podemos, el caso es que hace falta que el PSOE ofrezca un proyecto mínimamente creíble para retenerlos allí, y que no se vayan a Ciudadanos, o a la abstención, o al PP, para que aquí tengamos un sistema de partido único similar al que había en los 80 con el PSOE, con una oposición que nadie se creía que pudiera llegar jamás al poder. Y para conseguir que el voto de izquierda se maximice, que la suma de Podemos+PSOE supere a la de PP+Ciudadanos, que es de lo que va todo esto, aquí el Borrelieber de guardia lo tiene claro: ¡exigimos otra ilusionante victoria por sorpresa en primarias!



16 comentarios en El “efecto Borrell” en el PSOE »
  1. […] El “efecto Borrell” en el PSOE   […]

    Pingback escrito por El “efecto Borrell” en el PSOE   — 28 de octubre de 2016 a las 8:04 pm

  2. Estoy con usted, don Guillermo. Además, sería un punto que por primera vez en más de un siglo un catalán llegase a la presidencia de un gobierno democrático en España. Que ya va siendo horica, maño.

    Comentario escrito por Baturrico — 28 de octubre de 2016 a las 8:40 pm

  3. Yo también soy Borrellieber. Ojo, que cuando ha hecho apariciones televisivas en El intermedio y otros programas, tras aquel fin de semana negro del PSOE, arrasaba entre el público social indignado. Es decir, que si fueran listos y quisieran recuperar votantes porenciales, ahora huidos a Podemos o la absetencion, el PSOE no debería perder de vista esta figura que puede convertirse en el José Luis Sampedro, si le dejan convertirse en el “jubilado amable” del PSOE, mitad socialista de toda la vida, mitad inconformista.

    Comentario escrito por Teresa — 28 de octubre de 2016 a las 8:44 pm

  4. Estoy muy de acuerdo con todo lo que se aquí se dice.

    El bajísimo nivel de Vacío y golpistas derrocadores de Vacío hace que Borrell ya no sea tan percibido como un prepotente de las narices (aunque, como se señala en el texto, mantiene ese deje vanidoso y pedante que, por cierto, tanto desquicia a algunos opinadores cuñadísimos como Graciano Palomo; porque les desmonta el chiringuito en un minuto) y más como la única mente lúcida dentro de esa jaula de grillos/nido de víboras que es hoy el PSOE.

    Quisiera, además, destacar una cosa que solo tiene que ver con el último párrafo, pero quisiera saber qué opináis/opinas. Hemos visto muchas veces y, especialmente estas últimas semanas, que cuando arrinconas de malas maneras a un político, su figura se agranda. Pablemos desplazó simpatías hacia el PSOE el día de la cal viva y Susana lo hizo, brutalmente, hacia Pdro tras el golpecito chusco y sin meditar. De hecho, Pdro pasó de ser un inútil perdedor a ser el último bastión de la izquierda en cuestión de horas. Thats life. Así que no entiendo muy bien esta estrategia de Pablemos de meter el turbo para aplastar al PSOE, cuando podía dejar que se cocieran en su propia salsa un buen tiempo y, ya más cerca de las elecciones, sacar la artillería. Pero con esas amenazas de dejar de apoyar gobiernos autonómicos y esta subida de tono en el enfrentamiento, creo que se equivoca, porque si hay alguien que estaba pensando pasarse a P’s por incompracencia del PSOE, seguro que todo esto le hace volver al redil. Además, el romper los pocos puentes que quedan entre PSOE y P’s (aquí con responsabilidad de ambos) asegura gobiernos de la derecha para al menos una década, porque P’s nunca tendrá un techo de voto tan alto que le permita mayoría absoluta o una mayoría amplísima y el PSOE parece que tampoco.

    Comentario escrito por Graimi — 28 de octubre de 2016 a las 8:44 pm

  5. #4 Pues no podría estar más de acuerdo. Las macarradas de Pablo tal vez gusten al núcleo duro de su partido, pero esos le van a votar siempre (y tampoco son muchos), pero el efecto creo que es exactamente el que describes: que los votantes “limítrofes”, que están en otros partidos pero podrían venir a Podemos, huyen despavoridos. Y además, también cabreas al núcleo duro socialista (militantes y votantes), que ahora mismo no es que no se planteen votar a Podemos, sino que directamente odian a Pablo. Por estos motivos, a mí la estrategia errejonista me parece más sabia (aunque no dejo de ver que la “estrategia” consiste, sobre todo, en soltar chascarrillos y frasecitas de argumentario, sin ninguna sustancia).

    Un cordial saludo

    Comentario escrito por Guillermo — 28 de octubre de 2016 a las 8:52 pm

  6. “la “estrategia” consiste, sobre todo, en soltar chascarrillos y frasecitas de argumentario, sin ninguna sustancia”

    Pero eso, precisamente, haría sentir a los del PSOE como en casa XDDD

    Comentario escrito por Graimi — 28 de octubre de 2016 a las 8:55 pm

  7. Voy a complementar la singularísma trayectoria vital de don Chuset.

    Más allá de sus anecdóticos encontronazos con el famoseo por temas fiscales, 12 años 12 de responsabilidad en Hacienda y Obras Públicas sin enterarse de nada -Naseiro, Lapuerta, Florentino, sus colaboradores en Barcelona y Núñez, etc- dan para mucho, sobretodo para poner mínimamente en cuestión ese mirar por encima del hombro como si fuera un tipo listísimo al que no se le escapa nada.

    Item más, que después de ser aniquilado por la Ndrangueta de Ferraz tuviera la dignidad suficiente como para aceptar la patada hacia arriba en dirección a Bruselas, donde pactó su carguillo con el centrista Vidal-Cuadras, la pensión willymeyerista y un sinfín de prebendas -su hijo empezó su legislatura en la gala de los Goya haciendo el cejudo y hoy ocupa un Consulado del Reino- es algo que convierte a Don Antonio Hernando en un ejemplo de honradez y coherencia.

    Llegamos después a su aterrizaje en Abengoa -97% de quita a los proveedores, nivel Florentino, e indemnizaciones nivel Cebrián a los hacedores del pufo porque, en palabras del propio Borrell, a la sazón presidente de la comisión de retribuciones de Abengoa en la Audiencia Nacional “el talento se paga”-. El consejero independiente mejor pagado del IBEX con un sueldo Nescafé de 300.000 anuales -que curiosamente se mantienen constantes ocupe los cargos que ocupe en la empresa, una especie de tarifa plana característica de ese biotopo que son las empresas reguladas españolas- de los cuales, en algunos años, las dietas llegaban a los 200.000 -siento curiosidad por saber como tributaba, si tangas más de 120.000 es pena de cárcel-.

    Y de guinda, su carguillo europeo de consolación al que tuvo que renunciar después de que la prensa italiana le pillara con el carrillo del helado en materia de incompatibilidades. Y encima, compartiendo Consejo con nada menos que un Borbón, primo del Campechano y consejero de Marsans -y con una hija entre los compiyoguis de Zarzuela. Cuesta poco imaginar al bueno de Borrell analizando los números de los proyectos en Marruecos o Arabia Saudí y mirando al Infante Don Carlos y rumiando: “Este debe ser el Steve Jobs de la biomasa, menuda suerte estar en una empresa puntera de un estado incorruptible en la que la familia del jefe de estado -y el propio jefe de estado- no se dedican a robar”.

    En tanto que sector marianista, no puedo imaginar en todo el planeta tierra un rival mejor para Mariano que don Chusep. No solo porque supere ampliamente a PABLO en todo lo que este tiene de adorable -empezando por su ego y acabando por sus chanchullos- sinó porque además es capaz de superarle en el odio que despierta en ese menguante 10% del censo que aun sigue conectado a PRISA y que cuando habla el gordo del puro en el yate siente nostalgia. El camino desde los listillos de Twitter al tándem Caño-Marhuenda abriendo siete portadas con la apertura de complementarias a Hacienda es más corto de lo que parece:), sobre todo en un país con nuestra independencia judicial y en el que una acusación popular o 3 acionistas de paripé de Abengoa te pueden mandar, fiscal de confianza mediante, durante dos años a declarar cada quince días a la Audiencia Nacional.

    Pero eso sí, para que no sea todo negativo me gustaría destacar 3 virtudes de Don Chusep: si higiene personal, su ortografía y la insuperable coherencia de su trayectoria vital.

    Firmado: Popota, a Proud Friend of Pasqual Maragall

    p.s.: Aprovecho para recomendar la lectura de su libro “Las cuentas y los cuentos de la independencia”, un riguroso y siempre certero alegato contra el argumentario económico de los independentistas catalanes en el que, entre otras cosas que harían pasar a José Carlos Díez por un economista, afirma que en el año de nuestro señor 2017 el Reino de España tendrá déficit 0.

    Comentario escrito por popota — 28 de octubre de 2016 a las 9:39 pm

  8. #4 Para los LaSextaliebers, ojo, que no los Ferrerasleibers, Susanez es PPSOE, es decir, puertas giratorias, aparato, corrupción, amiguismo, política como carrera. Cualquiera lo tiene taaaan fácil…

    Pero si valoramos estas dos semanas de cara a los medios de comunicación, que es lo que a mi siempre me tiene mosqueada, hay dos opciones, insisto, porque cuidado, cuidado…:

    – Opción A: mostrarnos un Borrell que sea la imagen de la tercera vía dentro del POSE. Es lo que hemos visto tras la entrevista de una Ana Pastor que le perfilaba indirectamente como el político que ni A ni B. No sabemos de dónde viene esta cocina, pero la conclusión fue que la entrevista le dejó en un espacio bastante bueno (coño, todo el partido indignado, y los no del partido en el lado de la izquierda ídem). Encima en la misma semana le entrevistó Wyoming y ya deslumbró. Es decir, vale, una vez nos lo cuela (si nos ponemos en la piel del directivo de ese medio de comunicación), pero si repite dos veces en la misma semana, cuando se vio que con Wyoming se disparó su popularidad (en las rrss) ¿Cómo es que le han dejado brillar tanto y nadie ha capado sus alas? ¿Dónde está Silvio González de Atresmedia? Oigan, que el 19% de Atresmedia es del Grupo alemán Berstelmann, dueño de la RTL. Mismo grupo que en diciembre del 2015 cocinó una encuesta que tiraba por los suelos la popularidad de Angela Merkel (es decir, cuidado, moza, que te tumbamos con cuatro golpes). Con esto quiero decir que las cartas que se está jugando el grupo de comunicación tiene que tener una lógica.

    – Opcion B: Borrell está en modo ‘From lost to the river’, que yo me jubilo como un outsider del partido, y aquí está todo el mundo más perdido que yo. Que también puede ser.

    Pero vaya, mi pregunta es: ojo, ¿qué estrategia de comunicación, con respecto a la crisis del PSOE, lleva Atresmedia (o Planeta, o Betlestman, o ambos, etc)? Que ahí está la llave del cambio, y hay que jugar con el caballo ganador.

    Comentario escrito por Teresa — 28 de octubre de 2016 a las 11:18 pm

  9. El comentario de Pop, antológico, para variar. Yo sólo añadiré humildemente que ese partido, como otros -pero cuyo lema no es 100 años de honradez- está podrido hasta la médula en sus clases dirigentes y/o notables. Sin excepción. No hay más que ver, Mister X o Arfonzo aparte, como gente de mucha menor como Susanita, Hernando,Luena o Soraya Rodríguez. Está claro que para llegar alto en ese partido hay que se de una calaña muy muy concreta y especial.

    A lo máximo que se puede aspirar ahí es a meter a alguien que no de vergüenza día si, día también con sus comportamientos y declaraciones. Más no.

    Y tengo muchas, muchas dudas que de lo que van a hacer PRISA y Antena 3 Media en cuanto a permitir eso

    Comentario escrito por John Constantine — 29 de octubre de 2016 a las 8:16 am

  10. Inshidias, Popota. Dulces, dulces inshidias que deslizas contra el pobre Borrell. En cuanto a su etapa en Hacienda, hablas de ello como si esto fuera Suiza y con Borrell se desmandase el asunto, cuando lo cierto es que aquí todo el mundo de la clase dirigente evadía a Suiza que daba gusto, y la recaudación de impuestos directamente se la tomaban a cachondeo.

    Sobre su etapa en el Europarlamento, me cuesta entender qué ves, exactamente, como falta de coherencia. El felipismo y Prisa se lo cepillan en 1999. Cinco años después (cinco años, no cinco minutos después), con un secretario general diferente, que demás no era el candidato ni del felipismo ni de Prisa, figura como cabeza de lista en el Europarlamento. ¿No sé, debería haberse ido del PSOE?

    Lo de Abengoa… Bueno, sí, lo de Abengoa no tiene nombre. ¡Pero como borrelieber que soy reclamo para Borrell el privilegio de haber pecado de clásico político en sillón, que pone la mano para cobrar sin hacer nada! ¡Un honrado parásito, no un mal gestor!

    Y sobre Prisa, creo que debes de ser una de las cinco personas vivas menores de 50 que aún siguen creyendo en el poder demiúrgico de Prisa, y además lo ves sobre el 10% de la población, nada menos! A mí me parece que tener la inquina de Prisa es un claro plus político y electoral, sobre todo si a cambio tienes el apoyo de La Sexta.

    En resumen: todo lo que dices son insidias carentes de fundamento, listillo de Twitter. Lo de Abengoa será porque el Ibex, que conoce de las habilidades y del peligro de don Borrell, decidió tenderle una trampa… ¡Metiéndole en el Ibex para que cobrase una pasta!

    Un abrazo

    Comentario escrito por Guillermo — 29 de octubre de 2016 a las 8:32 am

  11. A mí me hace gracia lo de que el discurso de Pablo Iglesias perjudica las posibilidades de ganar votantes del PSOE y que son las tesis de Errejón las más válidas para conseguir eso, cuando hace unos meses tuvimos una campaña electoral “errejonista” al 100% y el resultado fue 1 millón de votos menos y el PSOE aguantando el tipo mucho mejor de lo esperado.

    Dicho esto, que Borrell sea la gran esperanza del socialismo es muy indicativo del solar que es el PSOE, con dirigentes analfabetos y militantes buscando paguita a tiempo completo.

    Comentario escrito por Esteve — 29 de octubre de 2016 a las 11:33 am

  12. Qué cosa más reaccionaria, por favor.

    Éso sí, a diferencia de Pop (¡hola!), creo que Guillermo acierta en que Borrell tal vez conseguiría, si no reanimar al psoe, al menos sí mejorar sus perspectivas respecto al Susanato. Por eso espero y deseo que se esté quieto, no se meta en follones y se dedique a vivir tan rikamente lo que le queda. Que se compre un yate, joder (¿no tiene ya?). 85 escaños son más que suficientes, para votar lo mismo que el pp no necesitan más ni tampoco sería bueno que los tuvieran.

    Comentario escrito por Teodoredo — 29 de octubre de 2016 a las 3:21 pm

  13. Hola,

    En referencia al intervalo entre la defenestración del Jeremy Corbyn de Abengoa y su acceso a carguillo en Bruselas 5 años después, mi tesis es que tuvo mala suerte con el calendario -lo dimitieron en Mayo un mes antes de las europeas, así que tuvo que tirar de paciencia-.

    Sin embargo, en el intervalo pudo aportar sus ideas, su rigor y su honestidad desde el Congreso, donde revalidó escaño en la lista de Almunia en la mítica candidatura de 2000 con el tripartito Almunia- Frutos- García Lorca, escaño que abandonó en dirección a Bruselas donde su alto sentido de la integridad y la responsabilidad le llevó a pactar la presidencia del parlamento europeo con los Berlusconi, Mayor Oreja y compañía.

    P.S.: Hola Teodoredo!

    Comentario escrito por Popota — 29 de octubre de 2016 a las 4:14 pm

  14. “… del Jeremy Corbin de Abengoa”, ostras y después la gente se mete con Rufián por decir las cosas que dice.

    Un saludo Popota, veo que estás en forma.

    “85 escaños son más que suficientes, para votar lo mismo que el pp no necesitan más ni tampoco sería bueno que los tuvieran”. Ya lo decía Rajoy, “ETA es una gran nación”.

    Comentario escrito por Gekokujo — 01 de noviembre de 2016 a las 5:36 am

  15. Última hora: a ese prodigio de conocimientos y capacidad le “estafan por internet” 150k€.

    Más oxígeno pal socialismo ke lo salbamos.

    Comentario escrito por Teodoredo — 15 de noviembre de 2016 a las 2:40 pm

  16. No sé si es casualidad que ahora le sale un marrón a pobre Borrell…
    ¿He dicho pobre?
    Llámenme malpensado, pero Abengoa está en Andalucía ¿y quién manda en Andalucía?
    Todo es ETA

    Comentario escrito por Gekokujo — 16 de noviembre de 2016 a las 10:20 pm

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, aunque no aparece publicada)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI