Campaña autoparódica

Este remake de la campaña de diciembre llega con el público muy cansado: es demasiado pronto para una secuela, y tampoco es que la primera parte de la ¿trilogía? (tranquilos; el 27J ya estará totalmente claro que encauzamos cuatro años más de Rajoy) cautivase demasiado al espectador.

Algo hay que hacer para llamar la atención, y cada uno lo ha hecho, eso sí que hay que reconocerlo, a su inimitable estilo:

  1. Vacío. El pobre Vacío lo está pasando mal. Mayormente, porque las encuestas aportan datos extraordinariamente desagradables sobre sus expectativas electorales, sorpasso de Podemos-IU (en votos y quizás también en escaños) incluidos. Con ello, Vacío batiría su propio récord de diciembre, a su vez récord absoluto del PSOE como peor resultado de toda su historia en el actual período democrático. Así que Vacío ha respondido como mejor sabe hacer: buscando la opción que le ofrezca mayores posibilidades de garantizar su supervivencia en el sillón, en los términos que sean. Esa opción fue el pacto con Ciudadanos, y ahora… Si tiene que gobernar Rajoy, pues que gobierne, oiga. Pero no es una Gran Coalición, nada más lejos, qué va.
  2. PABLO. El viernes, Cuatro estrenaba un nuevo programa de entrevistas, presentado por el humorista Joaquín Reyes, consistente en que éste se mimetiza en el personaje invitado y, de facto, el invitado le entrevista a Joaquín Reyes como si fuera una entrevista a sí mismo. El resultado… a mí no me pareció gracioso, la verdad. Pero, sobre todo, el resultado es la quintaesencia de lo que es Pablo Iglesias, y por eso no extraña que comenzaran el programa con él. ¿Un programa en el que hablan de PABLO y la gente se disfraza de PABLO para que haya una entrevista de PABLO a PABLO? Más PABLO en vena, que teníamos poco. PABLO, PABLO, PABLO. Cada vez más omnipresente. Más PABLO. La cosa comienza a hacerse insoportable. En definitiva, PABLO tiene ya las bases de saturación necesarias para alcanzar el poder, por agotamiento. Pero antes…
  3. Rajoy. PABLO tendrá que esperar a que Rajoy gobierne una legislatura más. Eso, como mínimo. Y no me refiero a la que acaba de terminar, sino a la que se nos viene encima, con previsible Gran Coalición diluida (con el PSOE absteniéndose para guardar las apariencias). Mientras tanto, Rajoy calienta motores para la campaña más rajoyista, pasando de ir a mítines para ver partidos de La Roja o de Albania o de quien se tercie en la Eurocopa, con la declaración de intenciones más rajoyista, un momentáneo parón en el rosario de mensajes “MR” sobre fútbol que es la cuenta de Twitter del Presidente del Gobierno (se supone que el mensaje preludiaba un vídeo de campaña del PP, pero no se dejen engañar: rajoyismo puro).
  4. Por último, y sin duda es el menos importante, tenemos que hablar, aunque no creo que tengamos que seguir haciéndolo demasiado después del 26J, de Albert Rivera, Cuñado-Man. Ciudadanos está haciendo una apresurada carrera hacia su conversión en CDS y de ahí, a la irrelevancia. Los votantes prestados del PP tal vez huirán despavoridos ante un partido que les hizo guiños para que vinieran a un sucedáneo del PP, pero moderno y fresco, y se encontraron un pacto surrealista con Vacío para sumar 130 escaños. El resultado del 26J puede descender a Ciudadanos a los infiernos del 10%, preludio en España de la desaparición de toda fuerza de centroderecha que se precie, ya sea a nivel nacional o autonómico. Ya ni siquiera Metroscopia hincha descaradamente los pronósticos de sus encuestas. Y para evitarlo, Rivera hace lo que mejor sabe hacer: cuñadear. Ya fue muy espectacular su visita a Venezuela para denunciar a Maduro y al chavismo la semana pasada, pero el remate del vídeo de campaña de Ciudadanos supera todas las expectativas. Si en los anteriores eventos de campaña podían apreciarse ribetes autoparódicos, aquí… ¿de verdad que no es autoparódico? ¿De verdad? ¿Ni siquiera el señor mayor que suelta el Discurso Cuñao? ¿Ni siquiera en el momento en que dice que Ciudadanos va a transformar España, pausa dramática, y entonces apostilla: “para mejor, por supuesto” (¡menos mal que lo aclara! ¡Cuñamarca, no Cubazuela!)? ¿Ni siquiera en el papel estelar del malvado “Pablo Iglesias”, que viene a representar también a los votantes de Podemos, esos vagos que buscan paguita mientras juegan a las tragaperras? La estrategia más peculiar que hemos visto hasta el momento: buscar votos por la vía de insultar a los votantes de otros partidos.

 

 

 

 

 



12 comentarios en Campaña autoparódica »
  1. Me ha gustado el concepto “Cuñamarca”. :D

    Comentario escrito por Ibero Cainita — 31 de mayo de 2016 a las 9:28 pm

  2. El virus del rajoyismo se ha infiltrado hasta las raíces más profundas de LPD y le ha hecho perder la perspectiva: Rajoy no puede ser investido, si acaso si diera un gobierno de PP y C’s, que parece que es bastante improbable.

    El PSOE no puede investir a Rajoy, porque si no, ¿para qué se han repetido las elecciones? Para investir a Rajoy, el PSOE podía haber permitido la investidura de Rajoy en el último momento y hubiera controlado mucho mejor los daños, cuando ya se veía que la joint venture de Podemos con IU empezaba a tomar forma.

    Y luego, si invisten a Rajoy, desde luego no van a dejar en el PSOE que Vacío vaya de vicepresidente con Rajoy y dudo que Susanyahu se vaya a meter en un gobierno de GK que sería una casa de locos. Y si no hay GK, ¿qué leyes va a poder aprobar Rajoy? Es más probable que el Congreso se ponga como loco a aprobar leyes contra el PP, y a ver entonces cuanto aguantaría Rajoy.

    En las elecciones que hemos vivido últimamente, cuando las perspectivas de Podemos no eran tan positivas al inicio de la campaña, luego las ha mejorado mucho. Sin embargo, cuando las expectativas eran mucho más altas (Cataluña), luego han pinchado.

    Así que veremos si Podemos mejora sus perspectivas y empieza el asalto a los cielos… o para variar, llevarse una decepción al estilo de C’s o Catalunya Sí que es Pot. Hay votantes que tienen muy poca convicción, que votan porque no hay otra cosa, y un poco para incordiar, pero que tampoco están por premiar en exceso.

    Comentario escrito por alfonsotwr — 31 de mayo de 2016 a las 10:11 pm

  3. #2 Le espero en este mismo espacio a partir del 27J, para afearle su falta de fe en Rajoy :)

    Comentario escrito por Guillermo — 31 de mayo de 2016 a las 10:26 pm

  4. ¡Movida! ¡Movida!

    Yo estoy con Guillermo a muerte. El señor Alfonso volverá aquí el 27J cabizbajo y entonando alabanzas al Gran Mariano… ya verán ustedes, ya verán.

    Comentario escrito por Óscar L — 01 de junio de 2016 a las 12:05 am

  5. Les cuento brevemente lo que pienso que va a suceder:

    1. Sorpasso de la coalición IU-Podemos-Equo al PSOE

    2. Ciudadanos cae pero no muere

    3. Mariano se recupera pero no llega

    Creo que todo el mundo está de acuerdo con esto. También seguramente en que:

    1. Vacío no se va, salvo que le echen. Eso, ¿cambia algo? El PSOE puede apoyar una GK, pero sabe que es su desaparición ya no lenta, sino rápida. ¿Conocen de verdad a algún votante del PSOE que desee esa GK con Mariano al frente?

    2. Mariano no se va. Ni se le puede echar. Sigue con su estrategia, porque se le ha funcionado durante toda su vida, ¿por qué cambiarla ahora que tiene 60 años?

    3. Mariano, como hacía Induráin en las etapas de alta montaña, sigue a piñón fijo: Elecciones en diciembre.

    Resultado de las elecciones en diciembre:

    1. Participación del 55 % del electorado

    2. Victoria por mayoría absoluta de Mariano con 8 millones de votos. Y cuando digo “victoria de Mariano” digo “victoria de Mariano”. No del PP o de esto o de lo otro. “De Mariano”.

    Moraleja: el sistema es más resiliente de lo que nadie piensa. Caerá, pero no todavía. Es más. Si apostamos a quién morirá antes, sin Mariano o Pablo, ya les digo que Pablo. Y no me refiero sólo la muerte política. Me refiero incluso a la otra, a la que a casi todos nos habrá de llegar. Y digo “casi” porque con Mariano nunca se está seguro… igual si se reencarnan ustedes en el año 2558 se encuentran ustedes con que el Presidente es la cabeza de Mariano metida en un frasco ganando elección tras elección y además con el mismo discurso: la recuperación, la unidad de España, los catalanes, la ETA… Me juego la polla y los dos cojones.

    Comentario escrito por Oliveral — 01 de junio de 2016 a las 9:20 am

  6. Si esto va de escenarios futuros locos e improbables les cuento el mio:

    – Empate virtual en escaños entre P’s y el PSOE con cerca de 170 escaños entre los dos.

    – Acuerdo de coalición in exprmis por el que el PSOE acepta un gobierno conjunto a cambio de la presidencia para Vacío.

    – En cuanto la UE apriete (nos dejan este año de gracia), Iglesias se hace el ofendido y busca una excusa para romper la coalición, dejando al PSOE gobernando en solitario (o con C’s) con una oposición feroz.

    – En menos de dos años, nuevas elecciones.

    Comentario escrito por superpato — 01 de junio de 2016 a las 9:37 am

  7. #2 Pero, para investir a Naniano ¿No tendría este que haberse postulado primero?
    Si es que pasó hasta de hacer paripés, de reunirse, de simular nada, simplemente dijo nanay.
    Ya verán las risas el 27J….

    Comentario escrito por Berserker de corredoira — 02 de junio de 2016 a las 12:04 am

  8. Yo también he visto la luz del Marianismo: ese señor debe de ser el primer eslabón de una evolución de los sapiens! Nos lleva años de ventaja a todos!

    Si hubiera tenido la mala suerte de sumar con los Cuñados en las elecciones del 20D, tal vez le hubieran podido forzar a apartarse para salvar un gobierno del PP. Albert tenía esa baza.

    Pero si, como parece, el PP gana algun que otro escaño y algún tanto por ciento del voto, se verá con la fuerza moral para no moberse aunque un Ciudadanos mermado le ponga de condición su cabeza para investir a un presidente del PP. A santo de qué, si los Españoles habrán aumentado su confianza ciega en él?

    Comentario escrito por bamarch — 02 de junio de 2016 a las 12:20 pm

  9. #2 entonces Alfonso ¿tú crees que se retomará la operación Menina?

    Comentario escrito por Teodoredo — 03 de junio de 2016 a las 5:48 pm

  10. #8 Yo solo creo que investir a Rajoy es imposible; para lo demás tengo más dudas: el PSOE para apoyar al PP necesita vender algo, y que no sea Rajoy es condición necesaria pero dudo que suficiente. Si las elecciones resultan como dicen las encuestas al PSOE no le queda más que jugársela en unas terceras elecciones.

    Comentario escrito por alfonsotwr — 04 de junio de 2016 a las 11:41 pm

  11. Retomo y reitero: para que se pueda investir a Rajoi este tiene que presentarse. Con Cs casi suma, luego solo necesitaría a unos pocos patriotas, dispuestos a sacrificarse por España y el Ibex -y por un sueldo nescafé para jubilarse sin apreturas- y ya está, los hay que lo están pidiendo a gritos.
    Si, además, a Rajoi le enseñan la puerta, discretamente, desde Europa. lo veo más fácil.
    Todo depende del numero de patriotas antibolivarianos necesarios..

    Comentario escrito por Berserker de corredoira — 05 de junio de 2016 a las 11:56 am

  12. […] partido y persona? ¿Podría Podemos ser Podemos sin Pablo Iglesias? ¿O realmente hace falta esa continua y cargante presencia suya en los medios? Por otra parte, puede que la fagocitación de IU haya sido para Iglesias el […]

    Pingback escrito por Pablo Iglesias, el sueño de una noche en Vallecas « La Página Definitiva — 15 de junio de 2016 a las 10:12 am

Publicar comentario

(imprescindible)

(Imprescindible, aunque no aparece publicada)

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI