Menos samba y más trabayar

En esta sociedad claramente enferma –donde se llegan a decir barbaridades estilo: “El trabajo ennoblece”- sólo falta que llegue un mandamás como Rodrigo Rato para defender un aumento de la jornada laboral. “Jornada” y “laboral”. Esas dos palabras unidas constituyen una expresión terrorífica que ríete tú de los fantasmas de Ochate. Si le añadimos “completa” tenemos que hablar ya de pánico descontrolado. A pesar de todo, el trabajo sigue siendo una de esas actividades que gozan de un prestigio incomprensible, hasta el punto de que hay personas que hasta dicen realizarse con… con… con eso.

Ayer mismo, y tras recibir una maravillosa oferta laboral de sólo diez horas al día por menos de 900 euros al mes, uno de los agraciados con tal privilegio decía sonriente (tras haberle comentado con ingenuidad que pagaban poco ahí): “Pufff, que me vas a contar, que llevo cinco años. Es verdad que pagan poco y son muchas horas. Ayer empecé a las diez de la mañana y salí a las doce de la noche. Pero bueno, es un trabajo gratificante, y el ambiente es muy bueno, no sé, somos todos jóvenes y nos llevamos bien, vamos, que se trabaja a gusto”. Sinceramente, prefiero cagarme en los muertos de mis compañeros a diario mientras me paguen el triple, que ya me realizaré yo en mi casa –pensé-, pero no se lo dije porque llegaba tarde al trabajo.

El miedo y la ira me dispersan, así que vuelvo a Rodrigo Rato. Al parecer ha manifestado que Europa está a la cola de nosequé en comparación con nosecuánto, y que debido a eso tienen que trabajar más personas y más horas, porque si no los viejos se mueren a la mínima que les dispares. Esto lo podría explicar mejor si tuviese uno de esos asesores de ZP que te enseñan la bolsa de Londres en dos tardes, pero de momento es lo que hay.

La frase que verdaderamente me ha alarmado (y sobremanera, añadiría) es la siguiente, que saco de contexto para manipularla a mi antojo. Dijo Rato allí donde estuviese charlando: “En pocas palabras, que a aquellos que quieran trabajar más, no se les prohíba hacerlo”. La posibilidad de que alguien quiera trabajar más, e incluso de que insista a pesar de que traten de impedírselo, no me ha trastornado el sueño gravemente gracias a que he dormido a pierna suelta. Sin embargo, la inquietud persiste.

¿Qué tipo de sociedad es esa en la que algunas personas quieren trabajar más? ¿Qué planeta le vamos a dejar a nuestros hijos? ¿Y a los hijos de nuestras esposas? Si a todo esto le añadimos el fracaso de la jornada de 35 horas en Francia sólo podemos hacer una cosa: sollozar. Eso sí, sollozaremos a jornada completa.

Comments

  1. Caracartón wrote:

    Yo quiero trabajar las mismas horas que D. Rodrigo, pero con su sueldo. (Creo que en FMI cobra un pastón). A todos los neoliberales hispanos siempre se les ocurre la misma idea para mejorar la copetitividad, claro que con lo que invierten en I+D no vamos a crecer a base de tecnología.

  2. souptown wrote:

    LA tecnología no es tampoco la panaces, mira la justicia: PCs, impresoras y redes y sigue siendo un desastre. En España trbajamos mucho, pero trabajamos mal. Se pierde mucho tiempo, y la gente s elo toma con calma. En mi empresa la gente se queja, pero luego nadie quiere reducir las 2 horas para comer, y nada de dejar de bajar a desayunar a las 11 y volver a casi una hora después….

  3. Casiopeo wrote:

    Este Rato, parece mentira con el puestazo que tiene no se entera. Para que haya productores se necesitan consumidores y la economia munidal ahora mismo se sostiene porque hay un reparto de papeles en los que China produce y USA consume. Hay un pequeño desjuste contable, pero a quien le importa el color de unos numerajos, rojos o negros.

    Alguien tiene que estar a la bartola consumiendo para que el mundo marche, y en el pais de la fiesta y la siesta (Españaza) tenemos derechos historicos sobre el tema.

    PD pedantesca: creo que la etimologia de la palabra «trabajo» deja las cosas en su sitio. procede de TRIPALIUM, YUGO HECHO CON TRES PALOS A LOS QUE SE AMARRABA A LOS ESCLAVOS EN LA ANTIGUA ROMA PARA AZOTARLOS.

  4. The Blue Moods of de... wrote:

    A mi me gustaría ir al trabajo a echar un Rato. Por cierto, la oferta fue en Madrid. Sabina espera ansiono conocernos para lanzarnos al mundo del estrellado o estrellarnos una copa en la cara por pesados.

  5. Alemania wrote:

    En Ejpanya lo que tenemos es demasiado internet, lo dice uno que no esta alli pero como si lo estuviera (y como yo antes no «trabajaba» no puedo mas que preguntarme como vivia la gente antes y como es que queda trabajo por hacer si no podia uno pasarse las horas mirando porno y parloteando sobre temas intrascendentes, digo informandose y elaborando opiniones)

    PD: habeis visto las fotos de Paris Hilton?

  6. Alfredo M-G wrote:

    La economía actual requiere sin duda de una nueva perspectiva. Si hay gente que quiere trabajar, otros deberían cederles sus puestos a cambio de una subvención. Algo así como «Fondo de ayudas al trabajo a terceros». Yo cedo mi puesto ya por una cantidad módica que me permita dedicarme a la vida contemplativa mientras un adicto al trabajo se realiza. El sostendrá el país. A cambio yo contribuyo a la vida cultural de la nación con un ramillete de sonetos compuestos a la luz del atardecer.

  7. The Blue Moods of de... wrote:

    qué miedo! casi mejor que te tengan entretenido en calquier trabajo basura porque lo de los sonetos suena terrorífico.

  8. Fernando wrote:

    ¿Dónde poder uno encontrar esas fotos de Paris Hilton?

    Po’ favo’…