¿La culpa es de Canal 9?

Seguimiento de la campaña electoral valenciana (día 10) para El País Comunitat Valenciana

Hablábamos ayer de las perspectivas que para los partidos minoritarios avanzan las encuestas. Hoy el diario El País publica un nuevo sondeo que prácticamente calca el que comentábamos ayer. Victoria holgadísima del PP, que aunque sufre cierto desgaste, se dispara en diputados gracias a una caída en barrena (que Metroscopia cuantifica hoy en cifras por debajo, incluso, del 29% de los votos), mientras que Esquerra Unida recoge el apoyo del anterior pacto de izquierdas EU-Bloc y el nuevo Compromís está a las puertas de superar el 5% y entrar en les Corts. De manera que las reflexiones que hacíamos ayer se ven en todo punto confirmadas. No parerce que haya novedades en ese flanco.

Sí las hubo ayer en el de los mítines. Rodríguez Zapatero estuvo a mediodía en la plaza de toros de Valencia en un acto de afirmación de los socialistas valencianos. Como el Real Madrid ante la hegemonía del Barça, el PSPV está muy necesitado de chutes de autoestima en vena. Una victoria local sorprendente, aguantar bien en una ciudad grande e incluso una concentración como la de ayer, con gran éxito de convocatoria, son imprescindibles para levantar la moral de la alicaída tropa. A lo mejor un acto de campaña como el de ayer no es como ganar la Copa del Rey frente al eterno rival, pero algo es algo.

Y, sin embargo, incluso en lo mejor de la fiesta las cosas se pueden torcer. Como cuando aparece Mourinho acusando al árbitro de estar comprado, crispando y generando entre los fieles cierta división: unos siguen el discurso del líder y se unen a la indignada denuncia del robo del partido, otros sienten vergüenza por cómo se trata de desviar la atención sobre cuestiones esenciales (el juego desarrollado por uno y otro equipo). Mientras tanto, la gente más o menos neutral asiste entre abochornada y preocupada al espectáculo Mou. Y la imagen pública que queda de esas quejas es nítida: nos las habemos con un llorón y un mal perdedor.

Ayer el mítin permitió visualizar cómo la táctica seguida por el PSPV respecto de Canal 9 produce unos efectos semejantes. A la imagen de perenne quejica incapaz de sobreponerse a nada que transmite el PSPV sacando el tema de la manipulación de RTVV cada dos por tres (una televisión pública valenciana que, recordemos, apenas si tiene un 10% de audiencia y muy probablemente, en sus informativos, sólo de convencidos) se une el grado de lamentable crispación a que acaban conduciendo estas constantes quejas, algunas de ellas muy irresponsables por sus formas. Que el leit-motiv del mítin de ayer fueran los gritos contra Canal 9, pase. Es algo que, a fin de cuentas, afecta sólo a la imagen y estrategia del PSPV. Que de ahí degenerara la cosa en los gritos e insultos contra los periodistas de la televisión pública valenciana es, sin embargo, un salto cualitativo lamentable. Pero inevitable cuando un partido político opta por la estrategia del mourinhismo. No parece que sea éste un buen camino. Menos todavía si estamos hablando de un partido con aspiraciones de gobernar. Jorge Alarte, consciente de la toxicidad del ambiente y de la negativa deriva que supone que un partido como el PSPV dedique su acto de campaña a crucificar a los trabajadores de la televisión pública, hubo de tomar la palabra para detener la cascada de insultos e improperios dirigidos a los periodistas y pedir que se diferenciara entre ellos y los gestores de Canal 9, que son los responsables de orientar la política informativa de la cadena. En una línea semejante ha tenido que salir la Unió de Periodistes del País Valencià, que ha emitido un comunicado muy duro sobre lo ocurrido ayer (quien esté interesado lo puede leer aquí).

Canal 9 es una televisión de poca calidad. Sus informativos son de un partidismo impresentable, pero lamentablemente frecuente en España, que es un país con una calidad democrática muy mejorable. En este sentido, hay que reconocer que el PSOE en las dos últimas legislaturas ha dado un ejemplo de cómo se debe gestionar una televisión pública con RTVE. Es algo que nunca se había hecho en España y que tiene mucho mérito, pues significa renunciar voluntariamente a un instrumento partidista muy potente (porque TVE tiene audiencia, entre otras cosas, a diferencia de Canal 9). Y ha de ser reconocido y valorado. Chapeau. El propio PSPV debiera poner más en valor este logro, porque son éstas las cosas que, con un poco de suerte, marcan el legado de un Gobierno. Hay que confiar en que el ejemplo se consolide hasta el punto de que nadie pueda ya nunca revertir el modelo de televisión pública estatal. Y que poco a poco las Comunidades Autónomas no tengan más remedio, porque la presión de la opinión pública, alentada por la existencia de ejemplos virtuosos, sea cada vez mayor en la dirección de exigir una tele de calidad y digna, hayan de evolucionar en esa misma dirección.

Pero junto a las miserias de Canal 9, también hay que reconocer dos cosas. Que hace cosas (programación, series, informativos en valenciano y de proximidad) que si no existiera una televisión pública, con todos sus defectos, nadie haría. Y que, además, es nuestra, no del PP. No podemos ni debemos estigmatizar Canal 9 en sí mismo. Critiquemos la deriva de su programación, ataquemos con toda la dureza que merece la impresentable política de manipulación informativa de sus espacios de noticas. Pero tratemos, aunque sea difícil, de preservar el buen nombre de la casa, del ente y de sus trabajadores. Porque son nuestra televisión. Y porque una televisión pública no sólo es importante (obviamente, tanto más cuanto de más calidad sea) sino que está llamada a ser absolutamente esencial para nuestro país.

El PSPV está obsesionado ahora con «recuperar» espacios que perdió en el pasado por alejamiento, hostilidad o desprecio. Fallas, procesiones y demás. Lo que les lleva, incluso, a ir a la Ofrenda y cosas semajantes. Que no acabe ocurriendo que, después de una sucesión de cosas como esta, tenga que llegar el día en que haya que iniciar una campaña para «recuperar» también posiciones en la televisión pública valenciana porque se la hemos cedido voluntariamente a la derecha valenciana. No se trata de decir «yo nunca veo Canal 9» o «yo no la tengo ni siquiera sintonizada» sino, más bien, «Canal 9 también es mía, como de todos los valencianos, y exijo que sus contenidos den un verdadero servicio de país». Para lo cual hace falta no renunciar de antemano al instrumento ni estigmatizarlo como si por su propia naturaleza, per se, hubiera de ser siempre adicto a la derecha valenciana.

Porque, además de todo lo dicho, pues va a ser que no. La culpa no es de Canal 9, al igual que el Real Madrid no pierde la Liga contra el Barça por los árbitros. Así que mejor dejarse de tonterías.



8 comentarios en ¿La culpa es de Canal 9?
  1. 1

    No sé de quién es la culpa, pero lo que sé es que en la Comunidad Valenciana la televisión más vista es Televisión Española, la emisora más oída la SER, el periódico más vendido Levante-EMV…, si aún así el PP arrasa es porque ha construido una hegemonía que está por encima de “tonterías” (¿qué son tres trajes al lado de los ERES en Andalucía?), despilfarro en eventos de dudosa rentabilidad (pero que han conseguido que Valencia sea conocida en todo el mundo, mientras que con los socialistas Valencia no salía ni en el mapa), etc.… hasta el punto que conozco gente que afirman ser de izquierdas y votan al PP sin que eso les genere ningún tipo de contradicción. ¿Qué tiene que pasar a nivel político, económico o social si en las circunstancias actuales el PP no sufre desgaste?

    Comentario escrito por exili interior — 15 de mayo de 2011 a las 1:38 pm

  2. 2

    Moltes gràcies per la defensa dels treballadors de RTVV i de la pròpia casa. Ja estem farts d’haver sigut abandonats per l’esquerra oficialista com per a que ara ens insulten i llancen coses.

    Això és fer el joc a una dreta que no vol una RTVV pública i valenciana. Heu de defensar Canal 9 i criticar com es gestiona!

    Comentario escrito por treballadorcanal9 — 15 de mayo de 2011 a las 1:57 pm

  3. 3

    La gente que dice que ni tiene sintonizada Canal 9 está dejando claro a la derecha que pasa de que haya una televisión pública de calidad y que no le preocupa lo que hagan con RTVV porque ellos pasan. En realidad es dar razones para la privatización.

    También me han gustado los comentarios. Aunque hay que decir, ta que esto lo publica El País, que la OJD dice en sus últimos datos que quien más vende en Valencia no es Levante sino El País (aunque por los pelos y sólo desde hace unos meses).

    Comentario escrito por Joan B. G. — 15 de mayo de 2011 a las 2:19 pm

  4. 4

    Quienes estuvimos en la plaza tratamos de que eso no degenerara como degeneró, pero los ánimos estaban muy caldeados. Los trabajadores no tienen ninguna culpa y no se supo diferenciar entre la crítica a la manipulación y al propio medio. Luego están los lamentabilísimos insultos a los cámaras. Pero creo que Alarte sí que actuó muy bien, como verdadero «hombre de estado» (o «hombre de comunidad», si se quiere) para zanjar el tema.

    Enhorabuena por el blog, aunque a veces no estemos de acuerdo se agradece mucho el tono y la voluntad constructiva.

    Comentario escrito por PTG — 15 de mayo de 2011 a las 7:36 pm

  5. 5

    blog muy claro y correcto. me alegro de haberlo encontrado. por lo demas no veo canal 9, no fui a la plaza. no se trata de que me leas. gracias.

    Comentario escrito por salvate — 15 de mayo de 2011 a las 11:15 pm

  6. 6

    A lo mejor el problema real es que la izquierda en Valencia considera suya tv3 y pasa de la televisión valenciana canal nou. El catalanismo encubierto de parte de la izquierda valenciana es el elefante en la habitación que nadie del psoe quiere ver y que explica que en Valencia la gente prefiera el corrupto conocido del PP antes que al gestor catalanista de izquierdas por conocer.
    Quiere ganar la izquierda en Valencia? muy facil, fuera banderitas esteladas, fuera denominaciones como paisos catalans o país valenciá, libertad de elección de lenguas en la educación y la administración, defensa del sector audiovisual valenciano propio y no regalarle repetidores y dar publicidad al del canal vecino catalán…

    Comentario escrito por felix — 16 de mayo de 2011 a las 10:40 am

  7. 7

    A lo mejor el problema real es que la izquierda en Valencia considera suya tv3 y pasa de la televisión valenciana canal nou.

    Bueno, puede que, aun sin considerar nuestras TV3 y el 33, estemos hartos de los publireportajes que son los informativos, de tener horas y horas dedicadas a fallas, moros, belleas y romerias, de series costumbristas con los mismos actores, de programas de relleno donde todo es tan tan bonito en aquesta nuestra Comunitat….

    Quiere ganar la izquierda en Valencia? muy facil,
    -fuera banderitas esteladas…..OK
    -fuera denominaciones como paisos catalans…..OK
    -o país valenciá….¿Por que? ¿Va a ser la única comunidad multiprovincial sin nombre propio? ¿ Y «Lo Regne? ¿Valdría?
    -libertad de elección de lenguas en la educación…¿Como? ¿El bilinguismo a la gallega, por votación y si gana un 55% el otro 45% se joda? ¿Hacer más barracones para separar por lenguas?
    -y la administración….¿Más? Si todo se puede hacer en castellano y solo puntua un 5% en las oposiciones a la función pública
    – defensa del sector audiovisual valenciano propio y no regalarle repetidores y dar publicidad al del canal vecino catalán……..Pero si regalandoselos al vecino madrileño, pues no veo yo a Intereconomia con mucho acento en la realidad valenciana. Ni a las cadenas de horoscopos. Aparte ¿No se pagan los enlaces?

    Comentario escrito por galaico67 — 17 de mayo de 2011 a las 12:12 am

  8. 8

    A Canal 9 nadie lo quiere. El PSPV le da la espalda y prefiere sintonizar la TV3 catalana. El PP tampoco cree en Canal 9 y simplemente la utiliza en su propio beneficio (o lo intenta).

    Le pasa justo lo mismo que a la lengua valenciana, el PSPV la niega y sólo piensa en la lengua catalana, al PP le importa un carajo la lengua valenciana y sólo utiliza su cadáver putrefacto para sacar votos despistados del moribundo sector blavero, mientras su Canal 9 «trau la llengua» a los ciudadanos valencianos sin el menor rubor.

    Pobre lengua valenciana. Pobre Canal 9. Ambos tienen el mismo futuro, ninguno, cero, niente. Qué lastima Valencia en manos del bipartidismo PPSOE.

    Comentario escrito por Migouet — 18 de mayo de 2011 a las 4:33 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.

No se trata de hacer leer | RSS 2.0 | Atom | Gestionado con WordPress | Generado en 0,743 segundos
En La Red desde septiembre de 2006