Una alegría demoscópia para los partidos minoritarios

 Seguimiento de la campaña electoral valenciana (día 9) para El País Comunitat Valenciana

Ayer se conocieron los resultados de una encuesta que Demoscopia ha realizado para Antena 3 TV y Onda Cero. Los resultados, obtenidos a partir de un estudio de campo realizado hace apenas unos días con una muestra más o menos apreciable siguen la tónica de los estudios publicados hasta la fecha: el PP más o menos se mantiene holgadamente por encima del 50% de los votos, con algún desgaste, pero gana diputados por el desplome socialista, que caen al entorno del 30% de los votos, mientras que la pugna por ocupar el «tercer espacio» entre Esquerra Unida y Compromís se decidiría en favor de los primeros, que entrarían cómodamente en el parlamento valenciano, algo que, por el contrario, la coaliación de Bloc e Iniciativa del Poble Valencià no tiene, ni mucho menos, asegurado.

Sin embargo, y en comparación con los datos que más o menos habíamos venido recibiendo hasta ahora, esta encuesta tiene diferencias de matiz que son buenas noticias para los partidos minoritarios. Tanto Esquerra Unida como Compromís recibirían un caudal de votos, según esta encuesta, mucho mayor de lo que hasta la fecha se les venía asignando.

Esquerra Unida no sólo reeditaría los resultados de la lista de coalición con la que ambos partidos concurrieron en 2007, un resultado excelente, sino que incluso podría ganar dos diputados respecto de los siete que se lograron en la pasada convocatoria y llegar a nueve gracias, de nuevo, al desplome socialista (si otro partido pierde muchos votos y tú mantienen los tuyos, siempre y cuando no entre nadie más en el reparto, pues sacas más diputados). Los niveles de voto se acercarían a un 9% del total de los sufragios. Estamos hablando de cifras próximas a las de la época de Julio Anguita. Sería un resultado excelente para Marga Sanz y los suyos.

Precisamente ayer hacíamos referencia al histórico líder comunista cordobés y a su «Programa, programa, programa» para explicar la importancia de que los ciudadanos identifiquen una opción política con un proyecto alternativo. El PSPV no lo tiene y eso es un lastre dificilísimo de superar por mucho desgaste que sufra el PP y la figura de Francisco Camps. En cambio, no hay duda de que Esquerra Unida sí lo tiene. Suele decirse, desdeñosamente, que lo único con lo que cuenta la coalición, a estas alturas, es con «imagen de marca». Que simplemente recibe los votos de quienes están desencantados con el PSOE y sus políticas de centro-derecha. No entiendo muy bien que se pueda entender como una tara poseer, esencialmente, como opción política, «imagen de marca». Es decir, trasladado a términos políticos, un proyecto alternativo. Los ciudadanos, aunque EU tenga bien poca visibilidad en los medios de comunicación, sabemos que cuenta con una trayectoria consolidadísima de defensa de una serie de valores. Nos resulta por ello fácil identificar qué piensan sobre la reforma laboral, las jubilaciones, la sanidad pública, los conciertos educativos, la movilidad sostenible, las infraestructuras de transporte o, si hablamos de la Comunidad Valenciana, eso a lo que llamamos «señas de identidad» (lengua, país…). Esquerra Unida no engaña a nadie. Defiende sus ideas con coherencia y entrega. Tiene un proyecto. Y las circunstancias le pueden recompensar por haberse mantenido fiel al mismo, a la vista de cómo ha evolucionado la situación económica en todo el mundo, la evolución liberticida de las democracias occidentales o, si hablamos de nuestro país, el desastre en materia de crecimiento., solidaridad e igualdad a que el actual colapso del modelo de burbuja ladrillo + copazo (cuando no el propio modelo en sí mismo, aunque muchos se nieguen a verlo así) nos ha conducido.

Con muy poca atención por parte de los medios de comunicación, los resultados de Esquerra Unida, de confirmarse esta encuesta, demostrarían hasta qué punto es importante tener un proyecto sólido y con el que la ciudadanía, a base de trabajar años y años en la misma línea, te acaba identificando.

Por su parte, los resultados de la encuesta son también moderadamente satisfactorios para Compromís. Con la excepción del que publicó hace ya unas semanas el diario Público, ni un solo estudio demoscópico ha previsto que la coalición entre Bloc, Iniciativa y algunos socios menores pueda llegar al 5% de los votos requeridos para entrar en les Corts Valencianes.  Tampoco esta encuesta de Antena 3 y Onda Cero les garantiza la entrada. Pero es la primera en mucho tiempo que, al menos, no les sitúa en el entorno del 3% de los votos (lejísimos del objetivo marcado) sino más bien en el 4’5% (a punto de entrar en el parlamento valenciano, a falta de sólo unas decenas de miles de votos, y dentro del margen de error de la encuesta) que, por lo demás, eran los niveles de voto que el Bloc en solitario logró tanto en 1999 como en 2003. Así que esta encuesta, al menos, da esperanzas, si no ya de superar a Esquerra Unida en la lucha por liderar el «tercer espai», sí de entrar en el Parlamento y no perder durante cuatro años, de nuevo (y quién sabe por cuanto tiempo) la presencia pública que han logrado en esta legislatura gracias al paco con EU de 2007.

En Compromís confían en entrar porque dicen que los resultados finales del Bloc (por ejemplo el 4,1% de 1999 o el 4’8%, verdaderamente límite, de 2003) siempre son mejores que las encuestas. Esperan que, además, su labor de oposición política durante esta legislatura, muy visible en la labor de desgaste a Camps y al PP y un punto demagógica y populista, les dé el empujón final. También tienen depositadas muchas esperanzas en la movilización de los suyos (que es muy perceptible en Internet y las redes sociales) y en el voto joven, cuyos movimientos, especialmente si se alejan de la pauta histórica, son más difíciles de detectar por la encuestas. Por todo ello, conservan la ilusión de entrar, lo que sería en el fondo un gran resultado para ellos, dado que nunca lo han hecho en solitario. Pero es obvio que esa ilusión es más fácil mantenerla (y evitar fugas de voto «pseudo-útil» a Esquerra Unida) si las encuestas te dan en el entorno del 4’5% que en el del 3%.

La facilidad de Compromís para mantener un buen caudal de voto local y autonómico (aunque siempre insuficiente hasta la fecha para lograr la entrada en solitario en un Parlamento con una ley electoral muy dura con los minoritarios) probablemente nos informa también sobre un determinado proyecto más o menos sostenido en el tiempo y con el que se identifica, al menos, una parte de la población. Pero no una parte muy apreciable. Se puede optar por crecer ensanchando las bases del proyecto o realizando una labor pedagógica que convenza del mismo a cada vez más gente. Obviamente, algo así no es fácil. Requiere de tiempo, trabajo y también, probablemente, de talento. Y son imprescindibles las plataformas mediáticas que permitan que tu mensaje, al menos, vaya llegando poco a poco a la gente. Probablemente estos años, con diputados en les Corts y cierta visibilidad, eran un buen momento para acometer este reto. Sin embargo, la perenne oposición a Camps y al PP a partir de criterios de talante democrático ha desdibujado el discurso de Compromís. Sí, está claro que están contra el PP. Y mucho. Pero, ¿acaso no lo están también PSPV y EU? ¿Qué es lo que aporta de particular Compromís a ese modelo? Sus responsables lo han fiado casi todo para crecer a lomos de la imagen joven, fresca e ireverente de Mónica Oltra. Para dotar de visibilidad a ese aspecto de su labor, que genera filias potentes para también mucho rechazo entre las capas de población que conforman el mainstream de cualquier sociedad (que en el fondo aprecian los debates pausados, con contenido, mucho más de lo que creen los partidos políticos suelen creer), Compromís ha debido renunciar a exponer (e incluso a definir internamente) durante estos cuatro años su proyecto. Los ciudadanos, incluso sus votantes más fieles, ya no saben muy bien qué piensan Morera, Oltra y los suyos sobre la gestión privada de la sanidad, las infraestructuras, los problemas industriales del país… Y eso, en el fondo, es una losa importante. Porque a la hora de la verdad, como decía ayer, casi todos votamos proyectos de transformación y convivencia que se asemejan a nuestras ideas. ¿Alguien sabe exactamente cuál es el de Compromís? Porque estos años no los han sabido usar para aclararlo, para eliminar algunas de las brumas borrosas en torno al Bloc y al resto de la coalición. ¿Son de izquierdas? ¿De centro? ¿De centro-derecha? Defienden la lengua sí pero, además, en cuestiones incluso claves para el ideario nacionalista como el déficit fiscal valenciano, ¿qué proponen? ¿Alguien recuerda a Oltra o a Morera hablando durante esta legislatura de ese tema?

Es posible que Compromís entre a pesar de todo en las Cortes Valencianas, superando el 5% de los votos. Sin embargo, es evidente que van a sufrir hasta el último minuto. Probablemente tiene que ver esa dificultad con el no haber sabido aprovechar bien estos cuatro años de una presencia parlamentaria intensa como nunca habían podido disfrutar de ella. Porque con la crisis económica, el desgaste del PP de Camps, la incapacidad del PSPV de Alarte y todo lo que hemos vivido estos cuatro años, no lograr consolidar presencia en el Parlamento hablaría muy mal de cómo se ha programado la estrategia de fondo de la coalición. Entrar, aunque fuera por los pelos, paliaría algo el drama y la crítica a cómo ha gestionado la coalición su labor como oposición, pero no haría sino aplazar a 2015 esta misma cuestión. Si Compromís quiere hacerse mayor y convertirse en una alternativa, necesitan, también, más proyecto y menos camisetas.



11 comentarios en Una alegría demoscópia para los partidos minoritarios
  1. 1

    No le darán el Premio Nobel de Literatura porque la redacción no es buena pero es un texto «CCC»: concreto conciso y coherente y hace un analisis bastante real de la situacion actual aunque se basa en trabajos ajenos (encuestas de terceros)

    Comentario escrito por Anibal Vompla — 14 de mayo de 2011 a las 6:19 pm

  2. 2

    He llegado hasta este blog de rebote, y se sigue confirmando que el 99% de los blogueros son parasitos de información y datos elaborados por terceros y que se dedican a publicitar verdades de perogrullo como si hubiesen descubierto la cuadratura del circulo. No le daran el Nobel de Literatura ni el premio Abel de matemáticas. Afirmar «con una muestra más o menos apreciable» es una falacia matemática (estadística para ser más concreto). Lo dicho.

    Comentario escrito por Robert — 15 de mayo de 2011 a las 1:15 am

  3. 3

    «He llegado hasta este blog de rebote, y se sigue confirmando que el 99% de los blogueros son parasitos de información y datos elaborados por terceros»

    Si , parecen historiadores….(descontando a Josefo y al divino Julio, por supuesto)

    Comentario escrito por galaico67 — 15 de mayo de 2011 a las 9:34 am

  4. 4

    ¿Qué ideología tiene el Bloc? Buena pregunta. Dentro de los dos ejes principales en los que se dividen las opciones políticas valencinas (derecha-izquierda y nacionalismo-centralismo) solo sabemos que se situa dentro del ámbito del nacionalismo. Aunque cabe preguntarse donde se sitúa exactamente dentro de ese eje ¿cerca del catalanismo independentista? ¿cerca del blaverismo moderado? Pensemoslo dos veces antes de contestar ya que las apariencias engañan. Más difícil es situar al Bloc en el eje derecha izquierda. Alguna pista ya nos dio Pere Mayor cuando, para justificar sus pactos municipales con Zaplana dijo, que no debíamos confundir ser nacionalista con ser de izquierdas. Yo creo que el Bloc practica el marxismo adaptativo: sigue al pie de la letra la consigna de Groucho Marx: “Estos son mis principios, pero si no le gustan tengo otros”. En fin, si los hemos de conocer por sus obras el Bloc ha venido actuando como el Caballo de Troya del PP dentro de la izquierda valenciana.

    Pero no seamos demasiado severos con el Bloc y analicemos también a los otros partidos. El único partido que no engaña, salvo a los que se dejan engañar, es el PP. Dentro del eje nacionalismo-centralismo se sitúa nítidamente dentro del españolismo tabernario, adornado con ciertos toques de victimismo regionalista que desaparecen, como por arte de magia, cuando en Madrid gobiernan los suyos. En el eje derecha izquierda se sitúa claramente en la derecha pura y dura. Pero eso no es grave. El problema de Camps, Rus, Fabra y sus secuaces no es que sean de derechas, el problema es que representan una derecha corrupta, soez y clientelar.

    ¿Y que pasa con el PSPV? Si hay algo que le produce pánico a Alarte es que lo consideren catalanista. Y para evitar que ésto ocurra no duda en hacer el ridículo fotografiándose vestido de saragüells, de fallero o de cofrade de semana santa marinera. Creo que no dormirá tranquilo hasta que consiga hace desaparecer las letras PV de las siglas de su partido. En cuanto al eje derecha-izquierda, el PSPV-PSOE hace ya tiempo que perdió sus referentes ideológicos socialdemócratas para convertirse a la nueva fe del dios Mercado. De este modo, el PSPV se ha convertido en el último reducto de la derecha civilizada, lo cual no es poco, tal como está el patio.

    Esquerra Unida ha perdido parte de su atractivo inicial como coalición que agrupaba una pluralidad de opciones progresistas. Desde que sufrió la escisión de su sector crítico, con la hábil colaboración del Bloc, ha perdido su componente más valencianista y se ha convertido en poco más que una prolongación del PCE. Aunque, desde luego, es la única opción con posibilidades de obtener representación parlamentaria que defiende de forma coherente políticas y valores de izquierdas.

    En fin, ánimo y a votar el día 22.

    Comentario escrito por webmax — 15 de mayo de 2011 a las 11:15 am

  5. 5

    La verdad es que es muy, muy de agradecer, que El País haya enlazado un espacio de opinión como este, donde se habla sin el clásico apriorismo derecha=kk que tanto mal le ha hecho a la izquierda valenciana, instalada en una superioridad moral tal que le resulta incomprensible comprender que puede no tener siempre razón.

    Es muy curioso ver la diferencia entre el tono y los comentarios de los dos blogs de campaña y el tipo de gente que entra. En uno, intuyo, señores mayores, de esos que creen que siempre tienen razón porque trajeron la democracia. Intuyo que quienes esto leemos somos mucho más jóvenes que los del otro blog.

    Comentario escrito por Jota — 15 de mayo de 2011 a las 12:35 pm

  6. 6

    Home! Precissament sobre dèficit fiscal ja parlava la UPV quan no ho feia ningú. I la defensa de la sanitat pública i l’ educació (com la ILP per l’ educació infantil) han sigut eixos bàsics.

    Altra cosa és que als grans mitjans els interesse més vendre les bronques i les samarretes d’ Oltra, que per altra banda han sigut imprescindibles per indignar i mobilitzar a una part de l’ electorat (trist, sí, però funcionem així)

    Comentario escrito por Jordi — 15 de mayo de 2011 a las 5:47 pm

  7. 7

    Molt interessant, sí senyor! La tirereta de tòpics de tota la vida: en el BLOC no sabem si som carn o peix, no parlem del que no hem deixat de parlar en tota la puta vida, etc., etc. Mentrestant, EUPV són la mar de «coherents», coherència de pedra picada i tenen un «projecte sòlid» (!!!!!!!!!!!!). Sí, clar: vénen dient el mateix des de fa 25 anys. O més. Encara ens diran que el PV ha d’entrar al Pacte de Varsòvia! I, és clar, sobre les senyes d’identitat ho tenen claríssim: fer un discurs com si foren les CUP… en castellà!!! Però, ie!!, que són supercoherents, eh??

    Comentario escrito por Un del bloc que passava per ací — 15 de mayo de 2011 a las 11:29 pm

  8. 8

    Andrés, he estat alumna teua. I la veritat és que m’esperava més. Estic al 100% amb el comentari 7. La coherència d’un projecte no s’explica per les seues bases maximalistes (és molt fàcil arribar a les corts i fer un discurs) sinó per la seua praxi real. I ahí, el bloc, els seus 300 regidors, tenen un compromís continu i real amb les polítiques socials i d’esquerres. I no parlem per favor de pactes locals en el PP perquè ets massa intel·ligent com per caure en eixe argument. Quan vulgues parlem de polítiques concretes que apliquem dia a dia i et desmunte algun dels prejudicis que la gent que viviu al cap-i-casal i que no seguiu la política de comarques, on si que gestionem i podem explicar la nostra política, no teniu ni la responsabilitat de seguir.

    Comentario escrito por Joana — 16 de mayo de 2011 a las 12:36 pm

  9. 9

    ui, el mail d’abans m’ha quedat massa incendiari i no puc esborrar-lo! m’ha agafat en calent! en gelat, gràcies pel teu anàlisi! compartisc algunes crítiques, m’apunte algunes propostes i torne al curro, que al meu partit fem campanya quan eixim del treball!

    Comentario escrito por Joana — 16 de mayo de 2011 a las 12:52 pm

  10. 10

    Calla, calla, Joana, no t’ha quedat tan agressiu. No passa res! Estem ací justament per a aqueste coses. Per a generar debat i la idea és que els que no esteu d’acord amb el que jo escric pugau dir la vostra. Així que molt agraït pel comentari.

    Gràcies, de fet, a tots els que estu escrivint. Ho deia Jota dalt, la idea és conformar un espai on es puga parlar tranquilament. També, per descomptat, amb ànim una mica incendiari.

    Respecte del contigut dels comentaris sobre la meua apreciació en quant al Bloc, res del que esteu explicant és incompatible amb el que jo deia. Estic covençut que, en efecte, hi ha una línea política i que hi ha activitat en l’àmbit local ben interessant. Però això no lleva per a que les poques oportunitats d’aparèixer a la tele i als mitjans hagen estat orientades a la captació d’un determinat vot amb les actuacions diguem-ne efectistes de Mònica Oltra.

    Sincerament, crec que han estat 4 anys malbaratats que podrien haver servit a explicar i posar en marxa un projecte de país, o, com a mínim, per a fer-lo visible, per a fer-lo arribar als ciutadans. Entenc que la idea, com em deieu més dalt, és que s’ha fet d’aquesta manera perquè és el que la gent entèn. O el que és més eficaç. Però ja dic que, simplement, o hi estic d’acord.

    Crec sincerament que és millor parlar de les coses importants i aprofitar les oportunitats per tractar qüestions de fons. Crec, a més, que també acaba sent més rendible electoralment. Òbviament, com són coses que crec jo, és totalment normal que altres pugau estar en desacord. En canvi, hi haurà menys debat sobre que, en efecte, s’han deixat una mica a banda (o molt) estos anys passats.

    Dit tot això… ànim amb la campanya!

    Comentario escrito por Andrés Boix Palop — 16 de mayo de 2011 a las 2:01 pm

  11. 11

    No pot negar-se que entre els militants del Bloc hi ha una majoria de persones progressistes que impulsen polítiques socials d’esquerres. Però una miqueta de capacitat d’autocrítica no els vindria malament. L’ambigüitat política del Bloc no és un tòpic, sinó una percepció basada en l’evolució històrica d’aquest partit. I no es tracta d’una visió deformada des del cap i casal. Jo visc en un poble de La Plana i des de 1995 he vist com el Bloc decidia alcaldies a favor del PP en ajuntaments tan importants com els de Borriana, Vila-real, Betxí, l’Alcora… i s’integrava en el govern d’aquests municipis i en altres també governats pel PP com Benicàssim o la mateixa ciutat de Castelló. I açò no és una anècdota ni se circumscriu a la comarca de la Plana. Em consta que aquests pactes també han ocorregut en altres comarques. O és que ja ningú recorda com va ser apartat Manuel Girona de l’alcaldia de Sagunt o com es va impedir en 1999 que Francesc Romeu, amb un 42 % dels vots, arribara a l’alcaldia de Silla?
    Clar, després s’estranyen si l’electorat d’esquerres els torna l’esquena i passen de tindre 5 regidors en 1995 a no tindre’n cap, com ha ocorregut a Borriana. La història no s’esborra només amb pancartes d’ “Adéu PP”.
    En qualsevol cas, m’alegraré molt si la coalició Compromís supera la injusta barrera del 5% i l’opció valencianista i progressista que representa aconsegueix entrar a les Corts.

    Comentario escrito por webmax — 16 de mayo de 2011 a las 5:06 pm

Comentarios cerrados para esta entrada.

No se trata de hacer leer | RSS 2.0 | Atom | Gestionado con WordPress | Generado en 0,917 segundos
En La Red desde septiembre de 2006