- No se trata de hacer leer - http://www.lapaginadefinitiva.com/aboix -

Los brotes ERE

Tomando en parte prestada la manera irónica en que el blog Maketo Power [1]viene refiriéndose desde hace meses a los brotes verdes, he escrito en el El País, edición Comunidad Valenciana, una reflexión sobre la para mí insólita pervivencia, contra toda evidencia empírica, de que las sucesivas reformas que vienen “flexibilizando” el mercado laboral, i. e. elimando derechos de los trabajadores, sirven a crear empleo o que son capaces de combatir la temporalidad. Como es evidente, la apabullante exhibición de los fracasos que en los últimos 30 años estas políticas han cosechado no tiene que significar necesariamente que sus contrarias sean la respuesta. Tampoco el hecho de que en Europa haya una correlación evidente entre países con mayor protección para los trabajadores y menos tasas de desempleo (relación que también se da si metemos en juego la temporalidad) significa necesariamente que haya una relación directa entre una cosa y otra. Vale. En plan generoso podemos incluso aceptar eso. Pero lo que sí es alucinante es que estas tozudas realidades ni siquiera sirvan para defendernos frente a la lógica de que, antes al contrario, para crear empleo y riqueza hay que hacer cada vez el despido más fácil y más barato y hay que establecer una creciente subordinación de los trabajadores a los empleadores (a eso que en otros tiempos llamábamos patrón).

Pues nada, que lo disfruten (y por favor, no me llamen demagógico así como así, que el Expediente X de que sigamos diciendo, contra viento, marea, historia, ejemplos comparados y toda evidencia empírica que la manera de combatir el desempleo es ésta no lo tengo que desmontar yo sino, más bien, tendrían que demostrarlo quienes lo defienden):

Los brotes ERE


ANDRÉS BOIX 07/02/2011


Tengo 34 años y un trabajo estable. Como cualquier persona de mi generación habrá deducido rápidamente, soy funcionario. Y es que, lamentablemente, esa es la realidad de nuestro país hoy en día. Si tienes menos de cuarenta años, las posibilidades de disfrutar de un empleo no precario pasan por haber opositado o por tener un origen socioeconómico muy privilegiado que te garantice cierta indemnidad al margen de las marejadas del mercado laboral. Por supuesto, supongo que también habrá por ahí alguna excepción a esta regla, de igual manera que hay gente a la que le toca el Gordo de la Lotería de Navidad o, en tiempos de burbuja, había quien lograba una VPO. Pero la regla general es la que es. Y me parece sorprendente la facilidad con la que parecemos dar esta situación por irreversible.

Desde hace años venimos leyendo y oyendo la misma cantilena. España, y más en concreto el País Valenciano, tienen un problema agudo de desempleo debido a la “falta de flexibilidad de su mercado laboral”. Traducido al cristiano, eso quiere decir que no basta que el despido sea libre (como es y ha sido siempre en España) sino que además tiene que ser barato. Cada vez que sube el paro, el consenso de economistas, políticos y agentes sociales varios es siempre el mismo: hay que abaratar y facilitar más el despido. Así llevamos más de 20 años. Y el desempleo y la precariedad no hacen más que aumentar.

Pocas cosas resultan tan increíbles como la capacidad que tienen los prejuicios interesados para sobrevivir a las embestidas de la realidad. Ninguna de las sucesivas liberalizaciones del mercado laboral ha logrado que el diferencial de paro de España respecto de Europa desaparezca. Da igual. Los reiterados fracasos de la receta, al parecer, no son elementos a tener en cuenta para ponerla en duda. Tampoco el hecho de que las regiones de España con menores tasas de temporalidad y más estabilidad en el trabajo (Euskadi, por ejemplo) sean sistemáticamente las que más ocupación generan. Algo que, por cierto, también ocurre en Europa, donde la ecuación es la contraria de la que nos aseguran los doctores de la precarización: son los países que tienen más garantías y protegen más a sus trabajadores, como Alemania, los que destruyen menos empleo, mientras a los campeones de la temporalidad, como España, nos va como nos va.

Obviamente, para los sabios de turno estas objeciones y estos datos no tienen valor alguno porque, nos dicen, cada economía tiene sus peculiaridades y no se pueden comparar debido a las distintas características de cada sector productivo. Si esa es la clave, entonces, ¿tiene sentido centrar todos los esfuerzos en convertir a los trabajadores en carne de cañón? Sobre todo cuando, por cierto, habría que empezar a cuestionarse si un modelo de relaciones laborales regido por la temporalidad, la inestabilidad y la absoluta subordinación del empleado a sus jefes ayuda a construir un tejido productivo con más valor añadido. Parece evidente que es más bien lo contrario. No es arriesgado apuntar que cualquier trabajador cualificado y toda actividad puntera requiere de estímulos positivos y de cierta tranquilidad. No solo de miedo a perder el trabajo puede vivir la productividad. Sin embargo, esa es la realidad en la que quieren que toda una generación viva. Pero las razones que nos dan no se entienden. Por eso no podemos resignarnos.

Andrés Boix Palop es Profesor de Derecho Administrativo en la Universitat de València

Comments Disabled (Open | Close)

Comments Disabled To "Los brotes ERE"

#1 Comment By popota On 9 febrero 2011 @ 5:24 pm

Unos números para amenizar el debate una semana después de que hayamos sabido que Siemens busca 2.000 ingenieros del sur de Europa para trabajar en un país que paga 30 días de despido por año trabajado. En el Reino de España, con su nuevo modelo productivo y su ley de economía sostenible y modelo de Obama en sostenibilidad, la indemnización media por despido es de 19 días. Bueno, lo era antes de la contrarreforma laboral del año pasado, ahora supongo que será aun mejor:
[2]

Y se habla poco de las pérdidas que en términos de productividad supone para el país castigar a las empresas con trabajadores con condicionales laborales mínimamente dignas con la desleal competencia en términos de costes que suponen empresas creadas al albur de los sucesivos “avances” en materia laboral.

#2 Comment By gottlieb On 9 febrero 2011 @ 6:01 pm

El modelo de Zapatero no es Obama, sino China. Tenemos más o menos las mismas condiciones laborales y los mismos sueldos, y los sindicatos españoles es como si no existieran, como en China.
Los “vrotes berdes” son, que dentro de poco seremos la segunda economía mundial, gracias a ZP.

#3 Comment By John Constantine On 9 febrero 2011 @ 8:32 pm

¿Cual es, en suma , la estrategia de la clase política y empresarial de este país a todos los niveles? ¿Que en él solo queden los funcionarios y, a mayores, hordas incontables de chonis y peloceniceros mileuristas adictos a “Salvame” y Cr9 que les mantengan, de un modo u otro? ¿Y que la mano de obra cualificada que, en teoría, debería hacer despegar este país, emigre a Alemania? Me sigue pareciendo suicida… pero los hechos son tozudos.

Eso sí, en cuanto a tu primer párrafo, dissssiento ligeramente aunque creo que se debe a que pertenecemos a distintas generaciones de facto (servidor tiene 39 años). Soy hijo de padres requeteobreros y mi entorno de amiguetes mas o menos igual, y practicamente todos tenemos trabajo estable -toco maderitaaaaaa- desde hace un buen tiempo porque todos somos titulados universitarios, mayormente en económicas o informática (mi caso). Y es curioso porque tengo una buena cantidad de parientes con bastante mas pelas de origen que ahora están pasando las de Caín, mayormente por no haber estudiado una carrera… auqnue reconozco que de mis conocidos pocos, por no decir ninguno, se fueron por letras.

Y ya, aprovechando la innegable altura ética e intelectual (…..) de los habituales conterturlios, les preguntaría , sobre todo a los residentes allende los mares, por la conveniencia y/o oportunidad de pegarme un viajecito por Europa a ver que hay en cuestión de trabajo en un par años o así, que termine de pagar mi pisito de soltero, teniendo en cuenta que de momento uno sólo habla inglés a nivel medio/alto.

Saludos.

#4 Comment By Gabriel On 9 febrero 2011 @ 11:50 pm

Pongamos que hay una correlación positiva entre “derechos de los trabajadores” y “productividad”. Eso no permite concluir que hay una relación de causalidad entre aquéllos y ésta. A lo peor es al revés: los países más productivos son los que se pueden permitir más “derechos para los trabajadores”, más redistribución de la riqueza. Y si, tal vez, no nos podemos permitir los derechos laborales de los alemanes es porque, probablemente, no producimos tanto como ellos.

La cuestión, por otro lado, es dónde estaríamos ahora si no se hubieran adoptado las medidas que se han adoptado. O dónde podríamos estar si se hubieran tomado otras.

Las leyes laborales, por lo demás, no lo son todo. En Euskadi rigen exactamente las mismas que en Andalucía.

#5 Comment By Gekokujo On 9 febrero 2011 @ 11:53 pm

Efectivamente colegio con Gottlieb que en el fondo el modelo es China. Y lo es en virtud de un mercado abierto a la deslocalización y la libertad quasi absoluta de movimiento de capitales.
La verdad es que difícilmente se puede esperar un crecimiento de las pymes en un contexto de precarización cuando no de exportación del trabajo. La política fiscal tendente a perjudicar a las rentas del trabajo y a beneficiar las del capital no va a traer de vuelta esos empleos, como tampoco va permitir un estímulo del mercado interior.
Se ha llegado tarde y mal. Y las sucesivas reformas laborales apenas han incidido en la competitividad española pues no alcanzan, sólo parcialmente, los niveles de explotación chinos ni los niveles de especialización alemanes.

#6 Comment By Bah On 10 febrero 2011 @ 12:02 am

JC, yo diría que, en efecto, esa es la estrategia de nuestras élites. Hace poco, en un artículo publicado en un medio extranjero sobe el ligero paro juvenil en España, cierto profesor de la Carlos III, creo recordar, afirmaba que uno de las causas del problema es el exceso de titulados. Ahí tenemos un ejemplo del tal y como lo ven las élites españolas. El problema no es la falta de creación de empleos cualificados, que eso sería muy “primermundista” y supondría abordar cuestiones estructurales, aquí el problema es el exceso de mano de obra cualificada, que se enteren esos guiris. En resumen, la política de cantera del R. Madrid aplicada al Estado.

Un saludo.

#7 Comment By ruboslav On 10 febrero 2011 @ 12:22 am

No olvidemos un detalle: un servidor tiene 31 tacos y es diplomado en empresariales. Desde el momento en que te metes en el mercado laboral oyes eso de “es que los jóvenes de ahora se creen que por tener una carrera ya van a cobrar 3.000 € nada más empezar” Bien, llevo ya unos pocos años trabajando y puedo asegurar que no he cobrado jamás ni 3.000 €, ni 2.000 €. Es más, a medida que pasa el tiempo los sueldos son más exiguos porque las condiciones laborales van a peor. La duda que tengo: ¿cuando entonces cobraré un sueldo digno según esa gente que dice que estamos tan mal acostumbrados? ¿hasta cuando cobraré los 1.000 putos euros (y da gracias)? ¿cuando reventará todo esto? porque es obvio que una masa laboral que cobra 1.000 pavos no te va a poder consumir lo que se supone hay que consumir para tirar de la economía de un país de verdad.

En fin, si se me pemite pondré unas reflexiones (no tan profundas como las de Andrés, of course)sobre el rumbo que está tomando este país y algunos detalles que creo habría que tener en cuenta para salir del pozo de fango en el que llevamos metidos desde, calculo yo, 1812. Sin querer, por supuesto, tener ínfulas de gran analista político.

[3]

#8 Comment By Nacho Pepe On 10 febrero 2011 @ 4:21 am

Pues, Sr. Constantine, no sé cómo andará la cosa allá por Europa, pero aquí “allende los mares”, yo aconsejo a todo el mundo que no vuelva a España.
Claro que donde yo estoy debería usted hablar chino, pero con lo que usted controla (inglés), Australia que lo tengo no muy lejos parece ser un destino interesante y, si de verdad se anima con lo exótico, le diré que Singapur tiene una política de atracción de inmigración cualificada a la desesperada porque tienen problemas de escasez de recursos humanos.- Como lo oyen (y sí, con el inglés le basta, aunque tendrá que pasar un período de adaptación al “Chinglish” que hablan allí.china “desarrolladoa”
Y yo, Gottlieb, no me aventuraría mucho a decir que la temporalidad de la China “desarrollada” sea tan alta como la española. Y de paso creo que las condiciones laborales de China son mucho mejores que las de otros países con su nivel de renta, que parece que siempre tenemos que tomarla con ellos (y creo que es por las numerosas informacione sde los medios sobre las condiciones en China, curiosamente esos medios no entran nunca en las maquilas filipinas o mexicanas).

#9 Comment By Bunnymen On 10 febrero 2011 @ 10:31 am

Buenos días,

Yo Andrés, realmente dudo que haya ningún plan maestro, para mi es mucho más triste, la sociedad española es victima de la chapuza generalizada. Lo peor, es cuando alguien ha metido la pata, no lo reconoce y encima quiere hacer creer a los demás que la realidad no es la que es, y en esas estamos.

El problema creo que a estas alturas todo hijo de vecino, sepa mucho o poco de economía sabe por donde va, hipotecas y créditos para los particulares, subvenciones para empresas, a veces (muchas) montadas ad hoc para ello, y todos en busca del negociazo, lo que no tenga un 700% de beneficio no es negocio, curro “pa pringaos”.
Arabia Sauri tiene petróleo. En Colombia se planta y vende droga. Y aquí no hay coca, así que se encarece el suelo, que así además hay que comerse menos la cabeza.

También mencionar ya de pasada, lo que resulta especialmente asqueroso ante esta serie de medidas de rebaja, es el papel que ha tomado el jodido cuarto poder en esta historia, va desde el progresista El País, al casposo ABC o al diario el (in)Mundo (por citar tres de los de mayor tirada nacional), o radios con sus sempiternos tertulianos sabelotodo que, aunque ni un puesto de castañas hayan administrado en la vida, van repitiendo la urgente necesidad de aplicar estas medidas liberalizadoras.

Muy grave ya realmente repugnante, al hilo del ultimo párrafo, la labor de de ministerio de propaganda orweliana de desprestigio que montan, cada vez que un sector concreto levanta la voz (trabajadores de metro, controladores, funcionarios, etc) y triste, realmente triste, que buena parte de la sociedad se deje llevar por estos rencores que desde los media se promueven. A estas alturas de la película que seamos tan sensibles a la propaganda es básicamente culpa nuestra.

En vista de esta situación, yo creo que hay dos caminos, ya que creo que las terceras vías se quedan cortas. Una que se ha plantado ya en comentarios. Huye y no vuelvas la vista atrás. O dos, asumir, de una puta vez, que los políticos no están para servir al publico, ni saben y ni tienen interés en arreglar esta situación. Que además ya no aceptan críticas por parte de quien les vota, sino que sorprendentemente y para mayor perplejidad, además hasta se enfrentan, y echan en cara “privilegios”, por lo tanto, la gente debe madurar, votar en consecuencia, y empezar a organizarse al margen de instituciones oficiales.

Ejemplo de situación que trato de describir en los dos últimos párrafos, aunque hay decenas de estos:

[4]

Saludos a todos y perdón por el tocho.

#10 Comment By gottlieb On 10 febrero 2011 @ 1:50 pm

Nacho Pepe:

Admito que sea cierto lo que señalas, de las condiciones laborales de China con respecto a España y otros países. Pero yo me refería a que el modelo E.E.U.U. tiene las mejores universidades, apuesta de verdad por el I+D… Sin embargo, aquí los recortes sociales no parece que vayan a traer esa parte buena del capitalismo, que sí existe en USA. (Desconozco hasta qué punto en China)

Bunnymen:

Esa visión anarquista yo la defiendo, y me apunto donde sea. Pero creo que esta sociedad ha creado demasiados “peones”, y no creo posible que se puedan convertir en “damas”, por mucho que la partida vaya a acabar jaque mate en tres movimientos.

Por “peones” entiéndase “chonis” o “peloceniceros”, como escribió John Constantine.

#11 Comment By parvulesco On 10 febrero 2011 @ 4:10 pm

“En resumen, la política de cantera del R. Madrid aplicada al Estado.”
Bah, es la frase más descriptiva que he visto nunca de cómo España trata a sus jóvenes.

gottlieb,
Sobre China, allí sus reformas laborales son de corte socialdemócrata y no neofeudal como las españolas. Además, la inversión china en universidades y en ciencia es espectacular: [5]

geko,
¿pero usted sabe que en China tienen planes quinquenales?
¿”libertad quasi absoluta de movimiento de capitales”?
Después de la etapa neoliberal de gran influjo de capital extranjero que generó la evidente modernización de China, ahora empiezan a promover capital nacional en detrimento del extranjero…

#12 Comment By Oliveral On 10 febrero 2011 @ 4:35 pm

Confirmo las impresiones de John Constantine desde mi experiencia. Aunque a lo mejor sencillamente es casualidad, pero a mis 35 años, mi grupo de amigos, aunque desde nuestra adolescencia nunca he visto que paren de quejarse constantemente de todo lo que les rodea (excepto en los años de Aznar, que decían que todo iba muy bien) y que ven como un atentado a su libertad individual eso de tener que pagar impuestos para mantener prestaciones de las que supuestamente no ellos no se benefician (si las quitan, ya se buscarán ellos la vida porque es “su” vida y “su” problema así como “su” dinero) y que sólo sirven a chusma gitana, inmigrantes, culturetas, maricones y ecologistas, etc…pues observo que a todos esos amiguetes les va bastante bien, como en el círculo social del forero John Constantine. El único que se encuentra en situación de precariedad soy yo, que me fui por letras y que desde que terminé mis estudios no he hecho otra cosa que orientar todos mis esfuerzos a convertirme en funcionario, fin que todavía no he logrado. Aun así, voy tirando. Pero los otros, que tienen estudios de ingeniería, económicas y arquitectura (a uno de estos le va algo peor; cosas de la coyuntura, pero sobrevivir, sobrevive porque al fin y al cabo trabaja; por poco dinero, pero trabaja), a esos no les va nada mal, aun con su visión catastrofista de la España de ZP. Ganan buenos sueldos, tienen buenos coches y si viven con sus padres es por comodidad. Disfrutan de puestos medios en empresas privadas, y cuando uno habla con ellos, por su forma de hablar, sus ideas, su visión de las cosas, uno tiene la impresión de estar tomándose una caña con la pandilla de Botín, Pizarro o Bufrau.

Algunos viven con sus padres, a sus treinta y pico (un servidor incluido, al menos en épocas malas), otros no. Y es que ven como una aberración que si se independizan, no pueden suplir de golpe las comodidades del hogar paterno ni reproducirlo con todo lo que tiene: libre de hipoteca, tele de plasma, plaza de garage con coche de gama media-alta incorporado, electrodomésticos de última generación, amueblado… ya saben, esas cosas. Eso sí, no se paran a pensar que este hogar, este patrimonio de sus padres se ha ido formando por añadidura y acumulación de décadas de trabajo, ahorro y facturas pagadas. Vayan por Europa y vean cómo viven los hijos de clase media a sus veintipocos cuando se independizan del chalet unifamiliar paterno con todas las comodidades. Eso es algo que un joven español de mi generación y de clase media no está dispuesto a aceptar. Y mucho menos su padres, que tampoco desean ver cómo su hijo vive como un jipi. ¡qué va a pensar la gente! Cuenten los foreros cómo es el caso del mundo que les rodea, porque pienso que el entorno de John Constantine y el mío no son la excepción que confirma la regla. Otra cosa son los titulados técnicos de menos de treinta. Ya me empiezan a llamar para que les de clases de alemán, los muy ilusos….
Lo que observo, a fin de cuentas, (habría que hacer un estudio estadístico) es que la precarización afecta a los no titulados, a los titulados de letras no funcionarios y a los titulados de todo tipo menores de treinta años. Pero si miramos atrás vemos que ese círculo de amigos y conocidos, hace seis años, tampoco estaba donde está ahora. ¿Se irán incorporando a esos puestos menos precarios a medida que vayan haciéndose mayores? Habrá que verlo. Otra cosa, y concluyo, es si sólo los titulados y los que supieron acertar con su titulación (económicas, informática, ingenierías), que al fin y al cabo son una minoría, son los únicos que tienen derecho a disfrutar de cierta estabilidad laboral y de condiciones dignas. Sin el ingeniero no hay coche. Pero sin el tipo que atornilla el salpicadero tampoco hay coche. ¿Estamos evolucionando a una sociedad de castas en las que uno ya no sólo recibe menos salario, puesto que vale menos, sabe menos, sino que además debe ver empeorar todos y cada uno de los aspectos de su vida porque el sistema, sencillamente es así?

#13 Comment By oblongo On 10 febrero 2011 @ 5:14 pm

El problema del despido caro es que no permite echar a la calle al inutil y sustituirlo por alguien eficiente o preocupado por su trabajo. Es la funcionarización del mercado laboral.
Explica tu a un juez porque despides a un tio que no hace su trabajo bien pero que tampoco lo hace rematadamente mal: despido improcedente = 10% de todo lo que ha cobrado ese señor durante su relación laboral con la empresa(actualizado al convenio en vigor).
Si extrapolamos eso a la vida normal: compras una barra de pan al día, durante los últimos 8 años; un buen día decides que no quieres comer más pan, porque estas gordo o lo que sea; indemnización al panadero de un año de barras de pan. Lógico. Cuando tenga que despedir a su empleado para no hacer tu barra de pan tendrá que pagarle el 10% de lo que le ha pagado durante ese tiempo.
El despido y la contratación son algo natural en el mercado laboral. Lo que debe proveer el gobierno son las condiciones para que el trabajador tenga muchas opciones de trabajo: si no me gusta este empleador, la empresa no se adapta a mis necesidades, mis horarios o mis caprichos me voy a la de enfrente; en vez de la situación enfermiza de “un único amor y matrimonio durante toda la vida, sin posibilidad de divorcio”.
El problema es que aunque el trabajador tiene una protección equiparable a muchos paises de Europa, realmente se queda sin opciones cuando lo despiden, la empresa quiebra o tiene que irse por cualquier motivo personal.
No creo que el empleador pueda despedir a capricho pero tampoco estoy de acuerdo en que un trabajador deba tener un puesto en una empresa si esta no lo necesita o si no cumple con las expectativas del empleador.
Debe haber una indemnización razonable que te resarza de las incomodidades de perder tu puesto de trabajo.
Un despido es equiparable al divorcio.

#14 Comment By galaico67 On 10 febrero 2011 @ 7:28 pm

“El problema del despido caro es que no permite echar a la calle al inutil y sustituirlo por alguien eficiente o preocupado por su trabajo. Es la funcionarización del mercado laboral”

Oye ¿Donde has estado metido estos últimos diez años? Lo digo porque creo que hace más de diez años que no se contrata a nadie con 45 días de despido, suponiendo que se haga a alguien fijo si no ha demostrado que es la ostia ó familia del jefe.
Echar a alguien por “inutil”, en una empresa pequeña es caro teoricamente, pero fácil en la realidad. Tu salario base es una mierda y te pagan una parte importante en complementos ó, directamente, en negro. Asi que hacerte pedir la cuenta no es difícil, cerrandote el grifo.
En una empresa grande tampoco es difícil. El valor ejemplarizador cuenta y mucho. Yo conozco casos de gente que han despedido por quejarse de la comida en la cena de empresa. El gasto de despido se considera un gasto de funcionamiento y una partida a incluir en los costes de producción. Si se emplea no pasa nada y si no se emplea, más beneficios el año siguiente.
Realmente, hay cosas en la legislación que afectan más al empresario- sobre todo al pequeño- que el encabronamiento de tener que echar a alguien por inutil. La reclamación de impagos, los pagos a 180 días que se convierten en 219, el cobrar en pagares que se descuentan y no tienen fondos, el no poder recurrir al pleito porque se tarda meses ó años en resolver…

#15 Comment By galaico67 On 10 febrero 2011 @ 7:29 pm

Por cierto esto es genial:
“Lo que debe proveer el gobierno son las condiciones para que el trabajador tenga muchas opciones de trabajo”
Ya nos dirás como.

#16 Comment By Oblongo On 10 febrero 2011 @ 8:42 pm

Galaico67:
Pues haciendo fácil crear empleo a traves de empresas o empresarios. Sin hacer esperar meses por licencias de obra. Haciendo polígonos empresariales asequibles(aqui en Pontevedra llevamos 15 años sin un metro cuadrado de suelo industrial). Disminuyendo las cotizaciones racionalizando los subsidios.
Un ejemplo: le pagas a un mil eurista sus 1000 euros líquidos. Suma a esto 100 euros de IRPF. Le pagas 450 euros a la seguridad social. Y al señoriño le añades unos 300 euros de IVA, al final para que el mil eurista cobre 1000 euros tienen que cobrar 1850 euros.

#17 Comment By BunnyMen On 10 febrero 2011 @ 9:01 pm

oblongo,

“El problema del despido caro es que no permite echar a la calle al inutil y sustituirlo por alguien eficiente o preocupado por su trabajo. Es la funcionarización del mercado laboral.
Explica tu a un juez porque despides a un tío que no hace su trabajo bien pero que tampoco lo hace rematadamente mal:”

¿Hablas sacar a MAFO del Banco de España?, si esta jodido y ademas saldra por un pastón.

Pero salvo estos casos tipicos del “por que yo lo valgo” de directivo español, yo no se si vivimos en mundos distintos, pero en mi pueblo no cumplir con las expectativas pactadas de contrato supone causa de despido objetivo, y que yo tenga conocimiento esto se ha aplicado en la empresa privada sin contemplaciones, con crisis y sin ella. Concretamente el articulo 54 del estatuto de los trabajadores dice en uno de sus puntos,

“Disminución continuada y voluntaria en el rendimiento del trabajo normal o pactado.”

Ahora, si por inútil entendemos un hombre que cobra 1.800 € después de 20 años dedicados a la empresa, y por alguien eficiente el licenciado de treinta y pico que le cubrirá por 800 en régimen de obra y servicio, vale, sobre todo si es de esos que le mola vivir en casa de sus padres y va de privilegiado por la vida como los engendros que describen en comentarios superiores, aunque quizá yo pienso que es tener las expectativas, desde mi punto de vista, algo bajas.

“No creo que el empleador pueda despedir a capricho pero tampoco estoy de acuerdo en que un trabajador deba tener un puesto en una empresa si esta no lo necesita o si no cumple con las expectativas del empleador.”

Y esto igual, la ley ya contempla el despido objetivo por causas económicas, organizativas, técnicas o de producción. Ya sabes, los ERE del titulo del artículo.

No se quien os vende la burra de que existe eso y encima es lo generalizado… bueno, si lo se, pero que traguéis así con este tipo de harjumentario y encima lo repitáis como papagayos, joderse.

#18 Comment By BunnyMen On 10 febrero 2011 @ 9:07 pm

Galaico67,

“Lo que debe proveer el gobierno son las condiciones para que el trabajador tenga muchas opciones de trabajo”

Esta es fácil, promoviendo la subcontratación y la temporalidad, cada seis meses podrás ir de teleoperador a una compañía distinta, y alternar los veranos de camarero. Como en los gloriosos años del Aznarato que tantos echan de menos.

#19 Comment By l.g. On 10 febrero 2011 @ 9:08 pm

¡Bravo!

#20 Comment By John Constantine On 10 febrero 2011 @ 10:07 pm

Oblongo, a tenor de su comentario, acertadísimo,en el fondo, tengo la impresión de que el tema, al final, no es mas que una extensión de lo que es la filosofía de este país desde hace eones y que hace y hará que este país jamas se compare a eso que llamemos Europa: se trata de proteger al jeta y espabilado. Tanto si es un obrero jeta y escaqueador como si se trata de un empresario manirroto al que le apetece mandar a la puta calle a unos empleados aunque estoy hayan dado lo mejor de si mismo durante años. Al trabajador esforzado y al empresario cumplidor, que les den pol culo y si tienen ganas de innovar o arriesgar que se vayan a Finlandia (lo de “que inventen ellos”), que aquí estorban a mucha gente (Pajines, Chacones, Cospdeales, Duaranes…) y a sus recomendados.

#21 Comment By John Constantine On 10 febrero 2011 @ 10:11 pm

Digamos que teniendo en cuenta la socio-psicología de este país lo mejor en el tema laboral es tocar las cosas lo menos posible porque desde el momento en que favorezcas a una de las dos teóricas partes -ya sean empresarios o trabajadores- van surgir legión de aprovechados dentro de ese sectr que van a hacer su agosto. A la vista está. Nadie puede presumir de nada porque los casos están a lavista de todos. Y ya puestos en esta tesitura, lo único que se debería intentar hacer es proteger al más debil -o sea, lo contrario de lo que se lleva haciendo desde hace años-

#22 Comment By galaico67 On 11 febrero 2011 @ 9:20 am

“Pues haciendo fácil crear empleo a traves de empresas o empresarios. Sin hacer esperar meses por licencias de obra. Haciendo polígonos empresariales asequibles(aqui en Pontevedra llevamos 15 años sin un metro cuadrado de suelo industrial). Disminuyendo las cotizaciones racionalizando los subsidios.”

Bueeeno, aqui el Estado semos todos, por lo que veo.
Las licencias de obras dependen de a) Ayuntamientos b) CCAA. Aqui el Estado pincha poco.
Ah, Pontevedra…y su dedicación a la Citröen. Madre del amor hermosos, mira que hay sitio para hacer poligonos pero faltan conexiones por tren y enlaces con los puertos.Y la culpa va a ser del Estado. Lastima que esto no sea un pais comunista donde el Estado tiene que hacer los poligonos, sino un pais neoliberal donde se plantean pelotazos, hechos a mala leche contra los vecinos y pasa lo que pasa en Tomiño. Y más que tendría que pasar.
Disminuyendo las cotizaciones y racionalizando los subsidios.
Si, yo si que racionalizaria los subsidios. Los subsidios a la contratación temporal. Los subsidios a la economía sumergida, quitando de una vez los “modulos” y obligando a hacer una factura para cada tornillo vendido. Los subsidios a la gran empresa via subcontratación infinita y reformados de obra. Los subsidios a las empresas que entran en concursos restringido. Los subsidios a la Banca – quien pillara los 1100 millones de euros al 7% que le han dado a NCG-.
Si ya sabemos todos que la culpa es del currito, que cobra demasiado y no rinde.

#23 Comment By Otto von Bismarck On 11 febrero 2011 @ 2:06 pm

Pues hablando con gente de billetada la impresión que tenía es que había empresas que habían hecho sus deberes contratando bien a la gente. Pero ahora con la crisis habían quedado en desventaja competitiva con otras que tenían a sus curritos con contratos de mierda. Estas últimas perdieron lastre rápidamente y lo que yo percibía en las que lo habían hecho bien era: en adelante va a contratar bien Rita La cantaora.

Que la patronal ha aprovechado la coyuntura para colocar su programa de máximos está ya fuera de toda duda. Lo que yo juzgo como un aspecto notable es que la falta de conflictividad social parece estar basada en una especie de resignación. Pero creo que la resignación no viene de lo que dice Andrés como una especie de alienación de clase. Creo que sencillamente todos teníamos interiorizado que tal como estábamos no podíamos seguir. Y hablo de los bmw cada dos años, de tíos de 16 años que dejan los estudios para trabajar de paleta por 1500 pavos mientras los pringados estudian, etc. Cortar eso me parece un aspecto positivo de la crisis. La putada es que el cuarto poder no haya hablado de otros aspectos a reformar, particulamente la tributación de las rentas del capital y el fraude empresarial. Algo en plan: si reformamos, reformamos todos. Claro que teniendo en cuenta como tratan su masa laboral… Pero creo que esta crisis ha sido una magnífica oportunidad perdida para lograr acuerdos internacionales contra el fraude la evasión fiscal.

Con todo, hay unas cuestiones por las que yo estoy a favor de las reformas. Por supuesto son subjetivas y replicables. Resumiendo:
-Todas las medidas de ajuste no habrían sido necesarias si no gastáramos más de lo que ingresamos. El tema es que el crecimiento se ha basado en deuda privada y que con la caída de ingresos por la crisis en ¿2009? el estado gastó dos euros por cada euro que ingresó. Nos pongamos como nos pongamos eso… no puede ser, Mariateresa. Si tienes que pedir prestado el que te presta puede poner las condiciones que quiera.
-Con el historial de comemierdismo que arrastramos en nuestra tasa de paro… ¿qué podemos perder? Es cierto que se puede aprovechar la rebaja en las condiciones para depurar currantes con la indemnización por despido alta y sustituirla por currantes con la indemnización baja. Pero es que, con un 20% de paro, sinceramente, ¿qué podemos perder? Lo que no podemos hacer es no hacer nada, porque ya hemos visto que no funciona.
-Los de FEDEA, que sé que tienen mucho tirón por aquí propusieron un contrato único bastante bien fundamentado. Y las graficas que siempre ponen de ajuste de los salarios reales en países con menos destrucción del paro que aquí, donde los salarios seguían subiendo en plena crisis son muy difíciles de rebatir. Quiero que quien critique soluciones como un contrato único y romper el sistema de negociación colectiva con revisión únicamente por IPC, lo haga con números y cuentas, no basándose en impresiones y experimentos mentales.
-Sigo pensando que el principal problema de este país es la vivienda. Por una parte la necesidad de comprar te coarta la movilidad laboral, y por otra, los altos precios disminuyen la renta disponible para el resto de sectores productivos. Así tenemos unos bancos y constructoras que lo petan, y un resto de empresas de mierda. Lástima que lo primero que hará el PP será tumbar toda la política de vivienda del psoe para “liberalizar” el sector. Pero creo que un mercado de alguiler ágil hubiera sido un verdadero dinamizador de nuestro país. Eso sí, de aquí a 20 años.

Y ya me estoy alargando mucho pero creo interesante comentar una anécdota. Un amigo trabaja en una casa de semillas, me comentaba que llevaban año y medio vendiendo sus nuevas variedades con licencia provisional. Ellos presentaban sus papeles en Almería, donde nos sabían nada del procedimiento. De ahí van a sevilla, donde tampoco saben nada, y de ahí a madrid, con los que ni siquiera podía hablar. De ahí va a bruselas (creo) para la patente europea, y luego la respuesta tenía que desandar el camino. Los holandeses lo tienen en 6 meses. Me comentaba mi amigo: ¿no te parece raro, que siendo almería uno de los centros de producción hortícola más importantes, ninguna casa de semillas, salvo pequeñas casas locales, tenga su sede aquí? Hay que revisar el tema este de que el estado sea una fuente de problemas a la hora de innovar, en lugar de aportarte soluciones para comerle el terreno a nuestros competidores. De ir a juicio cuando los murcianos te han copiado ilegalmente la variedad usando cultivos in vitro hablamos otro día.